Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El perfil del técnico de enfermería en Lima - Perú (página 2)




Partes: 1, 2

La importancia pedagógica de los valores reside en su triple posibilidad de poder descubrirse, realizarse e incorporarse al ser humano a través de la educación. Estos 3 aspectos constituyen los pilares básicos de la tarea educativa, según afirman algunos autores, la educación la conciben como un proceso de realización de valores, y subrayan la trascendencia de la llamada pedagogía de los valores o educación ética. Carreras y otros (1999).

M. A. Marín, citado en Padilla, 1996 plantea que: "Educar en valores significa liberar las fuerzas existentes en la persona, despertar o avivar su capacidad de hacer opciones libremente, tomando en peso la responsabilidad inherente a cada elección...En definitiva, ayudarle a descubrir los valores que viven, a analizarlos, criticarlos, hasta que lleguen a ser verdaderamente suyos". (Agramante del Sol, 2005).

La calidad en la formación del profesional depende no solo de los conocimientos y habilidades que desarrolla en el curriculum universitario, sino también de los intereses y valores que regulan su actuación profesional. El amor a la profesión, la responsabilidad, el humanismo y la honestidad constituyen valores esenciales, reguladores de la actuación de un profesional competente, que se reflejan en cada persona de manera diferente, en función de su historia individual, sus intereses y capacidad. Es decir, que no siempre los valores jerarquizados oficialmente por una sociedad como los más importantes son asimilados de igual manera por sus miembros.

Esto ocurre porque la formación de los valores en lo individual no es lineal y mecánica, sino que pasa por un complejo proceso de elaboración personal en virtud del cual, los seres humanos en interacción con el medio histórico-social en el que se desarrollan, constituyen sus propios valores. En el sistema de valores a considerar dentro del proceso de atención de enfermería están los valores éticos y bioéticos. Urbina Laza (2004)

La responsabilidad profesional del personal de Enfermería consiste en aplicar en todo ámbito, los principios de protección de la humanidad, deben como defensores de los seres humanos, ayudar a los pacientes a encontrar un significado o un propósito a su vida o a su muerte. El respeto al ser humano es el fundamento de las relaciones humanas y constituye un deber moral de cada hombre que, en el caso de los profesionales de la salud en Cuba adquiere una connotación mayor, porque la propia sociedad les ha asignado un importante encargo: la protección de la salud de grandes masas. Sánchez(1999). La meta del profesional de Enfermería es el fomento de la salud, lo cual produce cambios para fomentar el bienestar.

La utilización del método científico permite y obliga a la vez a reconsiderar los principios éticos, ya que en cada una de las etapas del proceso de atención de enfermería debe tenerse presente que: La validez de la ética del cuidado tiene que ver con el valor de la intimidad de la persona como ser único, que toma decisiones desde sus propios ideales, sus mitos, sus símbolos y su propia visión de la realidad. La relación entre el que cuida y el que es cuidado se establece en el reconocimiento del ser humano en la otra persona, ya que cada uno proyecta en el otro su inquietud abierta y comunicativa, propia de los seres humanos. La utilización de la otra persona como mero instrumento del cuidado, la desposee de su propia esencia y la convierte en objeto. Duran (1999).

Por lo tanto, la ética trata de alcanzar aquello que va más allá de los intereses particulares, y de la condición del hombre como ser vivo, aquello a lo que todos los seres humanos aspiran. Los momentos que está viviendo la humanidad, en los cuales la Enfermería está inmersa, ameritan que se haga una reflexión seria y profunda sobre el rumbo que está tomando la sociedad con los adelantos técnicos y científicos nunca antes desarrollados que pueden ser comunicados con la rapidez de estos tiempos en los cuales los valores humanos, éticos y morales están siendo soslayados. Se hace necesario pues, meditar para poder actuar con responsabilidad profesional. Urbina (2004).

La falta de conocimiento y el desinterés por el código de ética que reglamenta cada profesión, se hacen presentes en demasía, lo que puede provocar innumerables problemas. Reflexionando sobre ese riesgo, debemos difundir en el técnico de enfermería sus derechos y deberes, perfeccionando su comportamiento ético a partir de la construcción de una conciencia al mismo tiempo individual y colectivo, creando la necesidad de un compromiso social y profundo.

No basta sólo conocer el Código de Ética, su asimilación, la maduración y la utilización de tales normas son fundamentales para la aparición del pensamiento ético, resultado de la evolución profesional y de una profunda humanización. Ese pensamiento ético motiva nuestras acciones automáticamente, impidiendo cometer cualquier infracción del código en cuestión, haciéndonos personas mejores y respetando más al ser humano. Barbosa (2003).

El código de Ética de Enfermería se centra en los aspectos de conducta y en las implicaciones legales de una práctica de riesgo. En él están reunidas normas, principios, derechos y deberes pertinentes a la conducta ética que deberá ser absorbida y aplicada por todos los profesionales de enfermería, siempre teniendo en cuenta el derecho a la asistencia de enfermería de la población, los intereses del profesional y de su organización, teniendo en cuenta que los trabajadores de enfermería deben estar aliados con los usuarios reivindicando una asistencia de calidad y accesible. La exigencia de la intensificación de la responsabilidad moral, como contribución a la ubicación de los recursos en salud, se fundamenta en dos principios éticos: el de la dignidad humana y el de la participación. Neves (2004).

Una de las principales causas de las deficiencias mostradas por los profesionales en el aspecto de cualidades y valores es la vocación. La actitud hacia la profesión se desarrolla a partir de motivaciones, entre otras que inclinan positiva o negativamente al individuo. Muchas veces la inclinación o vocación por una carrera está dada por la influencia de familiares cercanos, amistades o el grado de conocimiento social que de ésta posee, Petrovski (1979). Sin embargo, ocurre en ocasiones que una vez dentro de ellas se producen frustraciones por falta de una verdadera información, lo que no solo lleva a la deserción sino, en el peor de los casos a la formación de profesionales mediocres.

Por otra parte resulta paradójico el consenso sobre la eficacia y la eficiencia de la formación profesional; mientras que en la sociedad en general se sostiene una desconexión entre el mundo laboral y estos estudios. Esta idea social de inadecuación entre los estudios profesionales y sus salidas laborales, se funda en dos aspectos: 1. Un fuerte desajuste entre las ofertas educativas por perfiles profesionales con respecto a las demandadas por el mundo productivo. 2. Desde una perspectiva endógena, se percibe que la Formación Profesional, carga de forma excesiva las tintas en contenidos eminentemente teóricos relegando los de tipo práctico y la relación con la realidad nacional.

No hace falta una exhaustiva investigación para darse cuenta que en la actualidad existe un llamado social hacia una búsqueda de soluciones a los problemas laborales existentes. Si bien es cierto, la falta de trabajo es un problema difícil de resolver, es también un problema de debemos dejar de crear. Las instituciones de Educación Superior siguen formando profesionales bajo los lineamientos obsoletos en los que no se ha establecido aún un sistema que nos permita asegurar un campo laboral para estos futuros profesionales. Es así que el problema del desempleo lejos de irse solucionando, se va acrecentando día a día con nuevas generaciones de graduados que tienen poca o nula esperanza de conseguir sus metas profesionales.

Los empleadores y jefes de los servicios de salud en general refieren la falta de creatividad, iniciativa, habilidades comunicativas, hábitos de trabajo en equipo, ética profesional y capacidad de reconversión de los profesionales que se encuentran laborando. Es necesaria pues la readecuación de la formación profesional de un ser humano con cualidades personales y profesionales que respondan a éstas demandas. Necesitamos profesionales que se identifique con el país, que se comprometan en la solución de los problemas de salud nacional.

En este sentido, los autores consultados manifiestan que el Perfil Profesional debe responder a la realidad y necesidades de la sociedad, es decir del país.

Propiciar una transformación profunda de los currículos de Enfermería de manera que los nuevos profesionales, estén en capacidad de asumir de manera competente y responsable los compromisos que le demanda la construcción de una nueva sociedad, estos cambios deben buscar la apropiación del nuevo paradigma del siglo XXI, "la construcción de una sociedad del conocimiento", lo cual implica realizar cambios a nivel del enfoque, el contenido de los cursos y la forma pedagógica. Se refiere a una enseñanza centrada en los fundamentos del saber de Enfermería y no simplemente a nivel de procedimientos y técnicas, como ha sido tradicional, hacer énfasis en la relación entre teoría y práctica y en la capacidad del egresado para adaptarse a los innumerables cambios de la sociedad.

EXIGENCIAS DE LA PROFESIÓN

El técnico de enfermería se puede desempeñar en el campo asistencial, administrativo, comunitario y de investigación. En el campo asistencial entre sus funciones se encuentran realizar el proceso de Atención de Enfermería, como método científico de la profesión, ejecutar técnicas y procedimientos de enfermería en el ámbito de su competencia, participar y controlar el cumplimiento de los principios de asepsia y antisepsia, cumplir los principios éticos y bioéticos. Torres (2004).

El cumplimiento de los principios de asepsia es uno de los puntos críticos en el actual desempeño de los técnicos de enfermería y los profesionales de salud en general. Así lo confirma un estudio realizado en el año 2000 en el Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo (HNAAA) General, que consideró como grupo prioritario en los conocimientos y aplicación de las medidas de bioseguridad al personal de enfermería y técnicos de enfermería, por ser los que reportaban mayor número de accidentes por agujas durante su labor, lo que puede acarrear problemas legales de tipo laboral a la institución. Por lo que, recomendó lograr la concientización adecuada del personal que trabaja en áreas de alto riesgo del hospital sobre la importancia del cumplimiento de las normas de bioseguridad, pues si bien tienen un grado de conocimiento alto, contrasta mucho con el nivel de cumplimiento de las mismas y a pesar de ser conocido hay que insistir principalmente en: no consumir alimentos dentro de su centro de trabajo, en las áreas y servicios de alto riesgo, realizar una correcta clasificación de los residuos para su adecuado manejo en bolsas correspondientes y desechar agujas u otros objetos punzo-cortantes sin reencapuchar en recipientes cerrados, rígidos, rotulados y no perforables, pues de otro modo se tendría Problemas serios en la salud de los trabajadores Asistenciales. Soto y Olano (2004).

Acerca del trabajo de enfermería, la OMS, inquieta por la disminución del personal de enfermería, del número de candidatos para estudiar la profesión y por las consecuencias que para el futuro esto ocasionaría, insta a los estados miembros a que tomen medidas para evitar la escasez de este personal en el futuro, a mejorar la calificación del personal de enfermería, a que estas sean nombradas en altos puestos de liderazgo y gestión, que apoyen la realización de investigaciones sobre métodos más eficaces para utilizar estos recursos humanos, y a que proporcionen el apoyo necesario a este personal para la realización de las actividades. (OPS. 1992).

En la medida que los años pasan la situación se torna aún más crítica por la escasez persistente de personal, lo que hace necesario formar, contratar, retener y motivar a las enfermeras, y además atender las necesidades presentes y futuras de las comunidades. En consecuencia con esto, en la asamblea número 45 (año 1992) de la OMS, se dicta la Resolución WHA 45,5 que insta entre otros puntos, a los estados miembros a: Determinar las necesidades de este personal, Reforzar la capacidad gerencial y fortalecer la posición del personal de enfermería, Promulgar disposiciones legales que aseguren buenos servicios de enfermería, Fortalecer la enseñanza de enfermería y que se adecuen los planes de estudio de acuerdo con las estrategias de salud, Apoyar las investigaciones sobre servicios de salud que aseguren la contribución óptima de enfermería. Velar porque sean adecuadas las condiciones de trabajo, con el fin de sostener la motivación del personal y mejorar la calidad de los servicios.

Como se observa, en diferentes reuniones internacionales celebradas en las últimas décadas por la OMS y el CIE se ha insistido a los gobiernos a desarrollar estrategias que fortalezcan estos servicios, para contribuir a satisfacer las necesidades de salud de los individuos de la familia y de la comunidad, así mismo para apoyar eficazmente la gestión y el desarrollo de los sistemas y servicios de salud, en especial, en los países de la región de las Américas, si se tiene en cuenta que, tanto en sus características socioeconómicas particulares, como en las reformas de los servicios de salud, se aboga porque se integre definitiva y firmemente como líderes y administradores del equipo de APS, al profesional de enfermería. OPS (2000).

Según el MINSA (Ministerio de Salud de Perú), la descentralización de la salud en el Perú está en vías de desarrollo. Es así que hay un nuevo discurso en las estrategias de políticas de salud que enfatiza el control de factores de riesgo en la acción y concientización de individuos, familias y comunidades, y privilegia modelos de intervención centrados en los estilos de vida y el autocuidado. Así la dimensión colectiva y social de la salud se sustituye cada vez más por la esfera individual y el Estado se encarga más de regular que de actuar directamente sobre el control de factores de riesgo.

Es bien sabida y documentada la relación entre salud y condiciones de vida. En Perú ser habitante de la zona rural, ser joven, ser mujer y pertenecer a una minoría étnica y si además se es pobre, representa una clara desventaja ante la vida y probablemente -aunque no se dispone de información específica y desagregada en salud- una mayor vulnerabilidad ante la enfermedad y la muerte evitables.

La enfermería comunitaria, en su actual concepción, es el reflejo de las transformaciones que el concepto de salud ha sufrido en el transcurso de los años. Este personal ha tenido una actuación consecuente en el contexto actual con importantes aportes a la salud de la población, hecho que lo distingue como promotor del desarrollo humano, que produce no solo cuidados de salud, sino además valores, cualidades que van hacia el mejoramiento de la salud de las personas. Las funciones propias del personal de enfermería en la APS (Atención Primaria de Salud) están dirigidas a la consecución de la promoción de la salud, la prevención, la recuperación y la rehabilitación de las enfermedades, de forma tal que sitúe los servicios al alcance del individuo, la familia y la comunidad, para satisfacer así las demandas de salud a lo largo del ciclo vital. Torres (2004).

Este resultado está en consonancia con las posiciones internacionales, pues en el informe de 1998 de la OMS, se cita que hay evidencias en muchos países, incluyendo Cuba, donde los profesionales de enfermería han mostrado un alto grado de experiencia en los aspectos de prevención de las enfermedades y de la promoción de salud, las enfermeras ofrecen servicios en una amplia variedad de formas, diagnostican problemas de salud, proveen enseñanza a los pacientes y sus familias, realizan consejería, hacen seguimiento de los cuidados, colaboran con otros profesionales, remiten pacientes, administran y controlan tratamientos, entre otros.

Muchas enfermeras que laboran en zonas rurales y aisladas cumplen este papel con más amplitud e independencia ejecutando acciones encaminadas al control del medio ambiente y al logro de un entorno saludable. Se incluyen entonces, por primera vez, funciones que le confieren al personal de enfermería una mayor independencia y autonomía en la toma de decisiones en el cuidado de individuos, familias y comunidades, lo que refuerza su posición dentro del equipo de salud y le posibilita desempeñar un papel más activo dentro del mismo, dado el nivel alcanzado por la profesión. Torres(2004).

La finalidad de la enfermería comunitaria es entonces la aplicación de la política de Atención Primaria de Salud (APS), que contempla la priorización de grupos en riesgo, la formación de personal formal e informal de salud y la participación activa de la población como un componente esencial del quehacer sanitario. Pero en la formación que reciben los estudiantes de enfermería técnica, si bien existen contenidos curriculares que orientan hacia los postulados de la APS persisten aún conocimientos poco adecuados en lo referente a la aplicación de conceptos esenciales de Trabajo Comunitario. Motta F, Frisancho A (1992).

Por otro lado, la enfermería se encuentra relacionada a la investigación, por lo que al técnico de enfermería le compete: Participar en investigación en enfermería y otras áreas con el objetivo de contribuir al desarrollo profesional y mejoramiento de la salud de la población. Divulgar y aplicar los resultados de las investigaciones a fin de contribuir a mejorar la atención de salud, la atención de enfermería y el desarrollo profesional. Participar en la ejecución de ensayos clínicos en centros de investigación. Torres (2004).

En enfermería se realiza función investigadora mediante todas aquellas actividades que van a fomentar el que la enfermería avance mediante investigaciones, estableciendo los campos en que se considera que enfermería desee trabajar (en colaboración con los otros equipos de salud). Permite aprender nuevos aspectos de la profesión. Permite mejorar la práctica.

La enfermería como ciencia tiene un cuerpo de conocimientos que le es propia y específica y que le crea la necesidad de trasmitirla. Por una parte en la formación de los futuros profesionales y por otra parte, como profesional sanitario intervine en el proceso de educación para la salud con: educación sanitaria a personas, familias, núcleos sociales y comunidad. Educación del equipo sanitario, capacitado para cumplir las actividades de su competencia. Formación continuada, favoreciendo un alto nivel de conocimientos de todo el personal sanitario mediante cursos, charlas, conferencias, etc. Educación permanente, es la obligación que tienen todos los profesionales para seguir auto educándose siguiendo el avance de la ciencia.

Como vemos, la Enfermería hoy implica cualidades muy especiales: requiere crear y construir permanentemente la profesión; fuerza para mantenerse frente al dolor de otros; imaginación crítica para adaptar a la organización de los servicios de salud un entorno favorecedor del cuidado de las personas. Requiere por tanto de una preparación y un talento científico, técnico y humano para enseñar y para ayudar a suplir las necesidades de cuidado de cada individuo como ser único e incorporarlo a su entorno, la familia y la comunidad (Durand). Por lo tanto la Enfermería es una profesión dinámica y la práctica de esta ocupación se encuentra en constante cambio.

Aunque no se han realizado investigaciones con respecto a la pertinencia del perfil del técnico de enfermería en el Perú, se consultó un estudio realizado en la escuela de enfermeros profesionales y distintos otros estudios en el perfil del enfermero en la región de países de idioma español. Todos los estudios encontrados, sugieren que el profesional de enfermería requiere de ciertas modificaciones en su formación profesional, entre las que destacan: la falta de sensibilidad para responder ante las necesidades sociales, la falta de identificación cultural, la necesidad de actualización permanente, entre otras.

González Rodríguez Adriana y colaboradores (México, 1999) realizaron un estudio transversal, descriptivo, prospectivo y directo para responder a la pregunta ¿Tiene relación el desempeño profesional del pasante de enfermería con la caracterización del perfil real al egreso de su escuela de enfermería? Y llegaron a la conclusión que el sistema de salud actual confronta serios problemas, como resultado, por un lado, de cambios radicales en el perfil epidemiológico y demográfico de la población, y por el otro, de una organización y estructura que ya no es capaz de satisfacer con calidad y eficiencia las demandas crecientes en la materia y sobre todo las que habrán de presentarse en los próximos años.

(México 2002), realizó una investigación que persiguió describir el desempeño profesional del egresado de la carrera de Técnico Superior en Enfermería a través del procedimiento aleatorio simple. Los resultados permitieron evidenciar que, a pesar de existir algunas debilidades en el desempeño profesional del técnico superior en enfermería egresado, éste tiende a cumplir satisfactoriamente con las tareas y funciones en su campo laboral. Por tanto, recomienda que los egresados realicen cursos de perfeccionamiento profesional en relación con las fallas que se detectaron en su desempeño.

Muñíz Zavala María, (México, 2000) realizó un estudio Descriptivo, Comparativo, Correlacionar, Prospectivo y Transversal, cuyo objetivo general fue identificar los factores socioculturales y su relación con el humanismo del profesional de enfermería la selección de la muestra fue de conveniencia. Los resultados obtenidos muestran que los factores socioculturales como la edad, la escolaridad y la antigüedad se relacionan con la opinión que tienen los profesionales de enfermería del humanismo, la población de estudio se preocupa por dar respuesta a las necesidades actuales de la sociedad y del avance tecnológico, con plena conciencia en su actuar buscando la calidad en las acciones. Sin embargo, en la identificación de las necesidades básicas del individuo según Maslow, los resultados muestran una asociación débil con las necesidades de amor, de pertenencia y trascendencia. Haciendo necesario reforzar el aspecto dimensional de la persona humana, es decir, al hombre en su totalidad.

Auccasi Rojas Marcelino (Lima, 2001) en su anteproyecto de un  perfil profesional (organización y estructuración curricular), concluye que el Enfermero es un profesional altamente competente con una sólida formación tecno-científico, filosófico y humanístico que presta atención /cuidados en forma oportuna, contínua y de alta calidad al individuo sano o enfermo frente a las experiencias humanas que ocurren a lo largo del ciclo vital humano en forma creativa e innovadora para fomentar, mantener, recuperar y/o rehabilitar la salud reduciendo y previniendo las alteraciones en forma activa con participación inter- multidisciplinario para responder a los desafíos sociales, políticos y económico que la sociedad exige.

La Escuela de Enfermería de la UNMSM en su documento curricular, Lima 2004, sostiene que la enseñanza debe estar basada en:

1.   Un curriculum que permita la formación de profesionales versado en ciencias básicas, humanas, sociales y aspectos éticos morales inherentes a su quehacer profesional.

2.   Con enfoque humanístico que ofrece oportunidad de enseñanza-aprendizaje en todo el sistema de servicios de salud, la comunidad, las instituciones educativas y organizaciones comunales respondiendo a su reto histórico determinado.

3.   Una práctica de Enfermería con mayor énfasis en la prevención primaria que la secundaria, centrada en la atención a la familia sana y sociedad con un nivel desarrollo sostenido.

4.   Participación de alumnos y docentes en las actividades de salud de la comunidad mediante el examen de las necesidades y/o problemas sanitarios

El profesional de enfermería egresado tiene una formación integral basado en principios científicos-tecnológicos y humanísticos capacitados para dar atención integral de alta calidad al paciente, familia y la comunidad en el proceso de salud-enfermedad en todas las etapas del ciclo vital humano.  

Integrar y realizar actividades de gran complejidad preventivo promocional- recuperativo con el equipo multi e interdisciplinario para dar la solución a la problemática sanitaria y mejorar la calidad de vida de la población contribuyendo en forma significativa al desarrollo nacional.

El egresado debe ser capaz de asumir un visión transformadora y altamente comprometido con la solución de problemas de salud del país acorde con las exigencias sociales actuales y futuras desde el contexto de la realidad socio-sanitaria generando conocimientos y tecnologías apropiadas que promuevan la salud integral y el desarrollo nacional a partir de las investigación inter y multidisciplinarias a nivel de los servicios donde les toca laborar. Estas observaciones a las que llegó el autor, nos sugieren que existe el interés por modificar la formación del Profesional de salud que ha sido de tipo tradicionalista, para llevarla hacia su meta real, el compromiso social, la respuesta a los desafíos que nos plantea la problemática actual de salud.

Así mismo se consultaron otros perfiles del Técnico de Enfermería en países de habla española.

Empezando en Lima Perú, se hace énfasis en el rol del técnico d enfermería proponiendo competencias específicas según el área de trabajo y las cualidades personales que debe reunir como veracidad, pulcritud, disposición para el trabajo, control emocional, precisión, confiabilidad y aceptación de la autoridad.

La Universidad de Guadalajara en México menciona que le técnico de Enfermería debe ser un profesional competente poseedor de conocimientos científicos, habilidades y destrezas, actitudes y valores positivos que le permitan tomar decisiones en la solución de problemas de manera multi e interdisciplinaria; capaz de influir en su entorno social ambiental e histórico; aplicar y generar el auto cuidado, nuevos conocimientos y el uso de tecnología que incidan en la salud del individuo y familia en las diversas etapas de la vida, así como en la comunidad y en condiciones de desastres, en el ámbito de su ejercicio profesional.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, en el Perfil del Técnico en Enfermería, fomenta en el estudiante su compromiso social, valores éticos y humanísticos de respeto al ser humano y a la vida; desarrollando su conciencia de acrecentar su nivel académico, para elevar la calidad del cuidado de la salud, y con ello, lograr una mejor proyección personal y profesional, en contribución a la mejora permanente de los servicios de salud. El propósito es formar Técnicos en Enfermería para que realice práctica profesional interdisciplinaria en el "Cuidado de la Salud Humana", en organismos sociales, bajo la supervisón y/o asesoría del profesional superior de enfermería, con el fin de lograr el bienestar del individuo o grupo social sano o enfermo.

La Universidad Santo Tomás de Chile, en su perfil del Técnico de Enfermería señala como aspectos del perfil del estudiante:

  • Interés y vocación por el área de la salud.
  • Buena disposición para atender y prestar cuidados a personas enfermas.
  • Estabilidad emocional para enfrentar situaciones críticas y de emergencia, donde la seguridad y precisión son factores fundamentales.  
  • Amplio sentido de la responsabilidad y la confidencialidad.
  • Aptitud para el trabajo en equipo. 
  • Salud compatible con el desempeño laboral.

La Universidad Arturo Prat, Chile, en su perfil del Técnico Superior de Enfermería agrega a lo anterior:

• Espíritu de superación para alcanzar metas.

• Disciplinado en su quehacer profesional.

• Interés por la capacitación continúa.

• Sólidos principios éticos y valóricos en relación al trabajo con personas

El colegio paramédico de chile en el perfil ocupacional del Técnico de nivel superior de Enfermería señala, entre otras, las siguientes conductas y actitudes:

- Calidez (afectiva, cariñosa, capaz de entregar ternura)

- amabilidad

- compañerismo

- espíritu o vocación de servicio

- sociabilidad (participativo)

- estabilidad emocional o equilibrio en sus actuaciones

- tacto

- tolerancia

- asertividad (poseer seguridad en su quehacer )

- creatividad

- criterio

- disposición positiva al trabajo

- eficacia y eficiencia en el destino y uso de materiales

- escrúpulos

- iniciativa

- ordenado

- organización

- paciencia

- perseverancia

- tender a la actualización permanente

- autocrítica

- autodisciplina

- cuidado en su presentación personal

- demostrar respeto (por el paciente y por la jerarquía)

- ética (honradez, honestidad, responsabilidad, lealtad, veracidad)

- humanitarismo

- objetividad

- optimismo

- puntualidad

- tener orgullo de la función

También señala las siguientes habilidades y aptitudes:

  • Autocontrol y serenidad para enfrentar situaciones difíciles
  • Capacidad para priorizar y decidir
  • Destreza y habilidades manuales necesarias para:
  • Manejo de maquinas de esterilización
  • Manejo de material contaminado y de desecho
  • Manejo de material estéril
  • Suministro de medicamentos
  • Toma de muestras
  • Uso de herramientas quirúrgicas
  • Uso de instrumental de curaciones
  • Ductibilidad para la adquisición de nuevas tecnologías
  • Internalización de principios de asepsia y antisepsia
  • En el desarrollo de sus tareas
  • Habilidades motoras, kinésicas, fuerza, precisión y coordinación
  • Necesarias para:
  • Atender al recién nacido
  • Cambiar de posición a enfermos
  • Hechuras de camas
  • Inmovilización
  • Realizar curaciones, poner inyecciones y punciones
  • Realizar tareas de higiene y confort del paciente
  • Habilidades relacionales para:
  • Comunicarse bien con pacientes, familia y comunidad
  • Trabajar en equipo
  • Manejar situaciones de conflictos
  • Atender necesidades de cuidado, atención y afecto del pacientes
  • Memorización
  • Orden
  • Organizar el trabajo, cuidar, mantener y optimizar recursos
  • Rapidez psicomotora
  • Resistencia a la fatiga y control de stress

En consecuencia de todo lo investigado como marco teórico, el problema de investigación planteado fue ¿Se adecua el perfil del Técnico de Enfermería a las necesidades de la profesión?

La hipótesis que se propuso para la investigación fue que el perfil profesional actual del técnico de enfermería, no responde a las necesidades de la profesión. Para ello se conceptualizaron:

  • EL PERFIL DEL TÉCNICO DE ENFERMERÍA.

Es la caracterización de la profesión dentro de las condiciones políticas, económicas y sociales del país y contiene las exigencias y demandas de la sociedad, sirviendo de referencia para la valoración de un profesional. (Mohar, 2004)

Cabe señalar que para efectos del estudio, se analizará el perfil que se viene aplicando a los estudiantes de enfermería técnica bajo las directivas del Ministerio de Educación (Anexo 1).

  • NECESIDADES DE LA PROFESIÓN.

El perfil exige una contextualización que integre las exigencias sociales, las que se clasifican en tres tipos: exigencias de la época teniendo en cuenta el contexto de globalización y acelerado desarrollo científico - tecnológico, las exigencias propias del país y la región considerando que el Perú es un país multicultural y las exigencias específicas de la profesión. Talizina (1993)

II CAPITULO

METODOLOGÍA

El modelo del presente estudio responde a un enfoque cuali – cuantitativo, en el se midieron datos objetivos como las respuestas concretas de los expertos e involucrados en el estudio acerca de lo que debería incluir el perfil profesional y datos subjetivos como la percepción de los clientes sobre las cualidades y valores que reúne el técnico de enfermería.

El diseño del estudio es de tipo descriptivo, corto, simple, de corte transversal, en el que se realiza la constatación de las cualidades y valores que reúne el técnico de enfermería según el paciente. Así mismo se realiza el análisis del contenido del perfil actual del técnico de enfermería en relación a los aspectos que, según la opinión de los entrevistados y los resultados del estudio en general, debe contener el perfil. Se hizo un corte transversal en el que el instrumento se recolectó en una fecha determinada y todo el estudio de investigación en general duró tres meses.

Debido a que el estudio pretende conocer si el perfil actual del técnico de enfermería responde a las necesidades de la profesión, la elaboración del instrumento se basó en el contenido del perfil actual del técnico de enfermería propuesto por el Ministerio de Educación de Perú, al que se le agregaron otras variables propuestas por los perfiles consultados de los países de México, chile y Perú.

Para determinar la unidad, población y muestra de estudio se ha tomado la opinión de Hernández (2004) quien menciona que las posibles fuentes de información para la elaboración de un perfil profesional coherente con los retos del escenario actual son los profesores, los estudiantes, los profesionales recién graduados, los jefes o empleadores y los documentos o investigaciones existentes. En consecuencia, para este estudio se ha tomado la opinión de los expertos (docentes y empleadores), los estudiantes, los egresados y se incluyó además a los usuarios o pacientes quienes reciben los cuidados del técnico de enfermería.

Para el estudio, en vista de las múltiples diferencias entre los institutos de educación superior en Lima Perú, se decidió tomar como referencia al INSTITUTO DE EDUCACION SUPERIOR DANIEL A. CARRION, reconocido como el primer instituto de salud del Perú, único revalidado por el Ministerio de Educación y en proceso de acreditación, que goza de prestigio y de mayor número de estudiantes, egresados y plazas ocupadas en el campo de enfermería técnica en el Perú, es aquí donde se entrevistaron a la mayoría de expertos, estudiantes y egresados. Así mismo se decidió tomar como fuente de información acerca de la opinión de los pacientes el Hospital Arzobispo Loayza en Lima, debido a que es en este hospital donde se encuentran laborando actualmente los egresados encuestados, en este hospital también se consultaron a un menor número de expertos.

La unidad de estudio está comprendida por los expertos del área de enfermería (docentes, directores de institutos y empleadores), los estudiantes de últimos ciclos enfermería técnica, los egresados de los 2 últimos años y los pacientes o usuarios que reciben los cuidados de los enfermeros técnicos.

La población está conformada por 847 personas:

  • Expertos:

Los docentes de enfermería técnica que laboran en el Instituto Daniel A. Carrión, cuya profesión es enfermería: 45 docentes.

Directora de Enfermería y Coordinadora de estudios generales del Instituto Daniel A. Carrión: 2

  • Todos los profesionales egresados entre los años 2004 a 2005 que culminaron su internado en los hospitales: 400 egresados.
  • Los pacientes que en el momento de la aplicación del instrumento se encuentren bajo los cuidados de los egresados encuestados (en el Hospital Arzobispo Loayza): aprox. 100 usuarios.
  • Los actuales estudiantes de la enfermería técnica que cursan el sexto ciclo del instituto Daniel A. Carrión: 300 estudiantes.

* Cabe mencionar que inicialmente se había considerado como parte de la población a los empleadores representados por las jefas de enfermería de los hospitales San José, Dos de Mayo y Arzobispo Loayza, sin embargo se presentaron inconvenientes como falta de tiempo por parte de éstas para desarrollar los instrumentos, falta de coordinación e interés entre otros, lo cuál se solucionó incluyendo a las dos únicas encuestadas en el grupo de los expertos.

La selección de la muestra fué tomada teniendo en cuenta a las personas más relacionadas con el perfil y las necesidades del perfil del técnico de enfermería.

La muestra fué de 365 participantes en total, conformados por:

  • 24 expertos del área de enfermería técnica que representan el 51.1% de la población de expertos, conformados por:

20 docentes enfermeras que representan el 44.4 % de la población, para el criterio de inclusión tenían que poseer experiencia en la elaboración de silabus de cursos de la carrera y un mínimo de tres años en experiencia docente de cursos de enfermería, todas de sexo femenino debido a que son enfermeras en su totalidad.

Directora de Enfermería del Instituto Daniel A. Carrión, de profesiones enfermera y médico, y Coordinadora de estudios generales, de profesión bióloga: 2, representan el 100% de la población, ambas de sexo femenino.

2 Enfermeras jefes de los servicios de medicina y cirugía del Hospital Arzobispo Loayza, quienes tienen a su cargo a egresadas del Instituto Carrión y se consideraron dentro del grupo de los expertos al ser las únicas que accedieron al estudio, ambas son de sexo femenino.

Cabe destacar que todos los expertos son profesionales del área de salud, con grado o estudios de maestría y que actualmente ocupan un cargo ya sea como docente, directivo o jefa de área.

  • 200 egresados del año 2005, que representan un 50% de la población, el criterio de inclusión para ellos fue que hayan participado en el examen de grado, debido a que es en el momento de su preparación para el mismo en que se les reunió para aplicar el instrumento.
  • 200 estudiantes del último ciclo, representan el 66.6% de la población, el criterio de inclusión fue que se tomó el aula que posee mayor número de alumnos por turno de mañana tarde y noche.
  • 50 pacientes que representan el 50% de la población, se consideró a los pacientes atendidos por los técnicos egresados del Instituto Carrión, considerando que no deberán tener menos de 3 días de hospitalización en los servicios de medicina y cirugía del Hospital Loayza.

Todos los integrantes de la muestra son personas mayores de edad, no se tomó en cuenta características adicionales a los criterios de inclusión mencionados para cada caso. Los egresados, estudiantes y pacientes representan a ambos sexos de manera indiscriminada a diferencia de las expertas que por las características de ser enfermeras o desempeñar cargo directivo, sólo se pudieron acceder a las de sexo femenino.

Debido a que este es un estudio exploratorio se aplicó la encuesta como instrumento de recolección de datos. La técnica empleada para los estudiantes y egresados fué de una aplicación por grupos de estudiantes en los que se les daba las orientaciones, se les proporcionaba la encuesta y un tiempo de 20 minutos para resolverlo de manera anónima y devolverlo.

Para el caso de los expertos se aplicó la encuesta de forma individual y el tiempo proporcionado era de 20 minutos. A los usuarios se le aplicó la técnica de la entrevista, por el que el entrevistador era quien hacia las preguntas y marcaba las respuestas en el instrumento según la opinión de los pacientes, entonces fue de manera individual y tomó 30 minutos por encuestado.

Para la recogida de datos se emplearon los siguientes métodos empíricos que están indicados cuando se requiere tomar datos de la realidad sin producir ninguna alteración en ella:

  • Instrumento 1: Encuesta a expertos para determinar cuales son, en su opinión, las necesidades de la profesión que se deben contemplar en el perfil del técnico de enfermería.
  • Instrumento 2: Encuesta a estudiantes y egresados para determinar cuales son, en su opinión, las necesidades de la profesión que se deben contemplar en el perfil del técnico de enfermería.
  • Instrumento 3: Encuesta para determinar las percepciones del usuario con respecto a las cualidades y valores que reúne el egresado.

* El instrumento 1 y 2 evalúan los mismos indicadores, mientras que el instrumento 3 toma en cuenta sólo los indicadores correspondientes a las cualidades y valores del técnico de enfermería.

A partir de estos instrumentos se utilizó como métodos teóricos la inducción y deducción para percibir las exigencias o necesidades que se exigen del perfil profesional, así como el análisis para determinar si estas exigencias están incluidas o excluidas en el actual perfil profesional.

La validación se realizó mediante los grupos conocidos en los que se aplicó una prueba piloto con 25 instrumentos.

El procesamiento de los datos se realizó de manera manual y en cuanto al análisis estadístico, pese a que se había planificado utilizar la estadística descriptiva para identificar las necesidades de la profesión y la estadística inferencial para analizar la pertinencia del actual perfil de enfermería técnica; sin embargo se optó por realizar el análisis por porcentajes para luego asignar valoraciones a las cifras obtenidas de manera que se puedan uniformizar los resultados.

Para la interpretación, debido a que se pretende conocer si el perfil actual responde a las necesidades de la profesión, en un primer momento se han analizado las valoraciones obtenidas clasificadas como de alta, mediana y baja necesidad de inclusión en el perfil; posteriormente se han analizado estas necesidades de acuerdo a si son consideradas o no dentro del actual perfil del técnico de enfermería propuesto por el ministerio de educación.

El estudio se organizó en tres pasos:

  • Primero, se seleccionó la población y la muestra.
  • Segundo, se aplicó el instrumento.
  • Tercero, se realizaron el procesamiento, las interpretaciones, conclusiones y elaboración de informe final.

CAPITULO III

RESULTADOS

TABLA 1. NECESIDADES DEL PERFIL DEL TÉCNICO DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS EXIGENCIAS DE LA ÉPOCA.

VALORACION

M+M+M = M

A+A+M = A

A+M+M = A

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

Los encuestados asignan a todas las variables valores entre medianamente y altamente necesarios en el perfil del técnico de enfermería. Sin embargo se observan indicadores, que según la opinión de la mayoría de expertos son calificados como de alta necesidad, tal es el caso de conocimientos de computación (en lo que coinciden los egresados), trabajo en equipo, habilidades comunicativas y capacidad de toma de decisiones.

Coinciden con estos resultados el estudio realizado en Salta, Argentina en el 2000, en donde en cuanto a la importancia de incorporar la informática en el curriculum de Enfermería el 97% opina afirmativamente, manifestando la conveniencia de hacerlo como otra asignatura. Acosta y colab. (2000).

Así mismo Torres manifiesta que las exigencias de la época para el técnico de enfermería incluyen también alcanzar en el ejercicio profesional un enfoque interdisciplinario, un comportamiento multiprofesional y el trabajo en equipo. (Rev Cubana, 2004), es decir que el profesional forme parte del equipo interdisciplinario e intersectorial participando en el cuidado integral de las personas, familias y comunidades.

El actual perfil del técnico de enfermería no contempla ninguno de los indicadores mencionados.

TABLA 2. NECESIDADES DEL PERFIL DEL TÉCNICO DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS EXIGENCIAS DEL SISTEMA SOCIAL.

VALORACIÓN

M+B+B = M

A+M+A+M = A

A+A+A+M = A

A+B+B+M = M

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

Los indicadores clasificados como de mediana necesidad en el perfil del técnico de enfermería son el idioma quechua, las cualidades de pulcritud, control emocional, precisión, aceptación de la autoridad y el compromiso con la solución de los problemas de salud del país.

Los indicadores clasificados como de alta necesidad en el perfil del técnico de enfermería son las cualidades de: desempeño bajo las normas éticas, vocación, disposición para el trabajo, confiabilidad, relaciones humanas agradables y los valores de puntualidad, respeto, honradez, responsabilidad y orden.

Cabe destacar que todos los valores fueron clasificados como de alta necesidad de inclusión en el perfil del técnico de enfermería, así como todos los encuestados coinciden en la alta necesidad de incluir los valores y cualidades mencionados dentro del perfil, pero especialmente inciden en esta necesidad los expertos y los usuarios quienes manifiestan que no evidencian estas cualidades y valores en el desempeño laboral y la práctica profesional de los técnicos de enfermería.

Por otro lado todos coinciden en la necesidad de que la modalidad de ingreso a los estudios de enfermería técnica sea por examen de admisión, lo cual se relaciona a la necesidad de selección de los estudiantes según sus cualidades y vocación que le permitan desarrollarse con éxito.

Motta y Frisancho (1992) demostraron que la falta de conocimiento de la realidad sociogeográfico-cultural, así como la ausencia de manejo del idioma local (Quechua, Aymara, dialectos), la falta de conocimientos adecuados en Medicina Tradicional entre otros, traen consigo la desadaptación del joven profesional cuando se encuentra en el trabajo rural.

Por otro lado Castro, Villagarcia y Saco (2003) a partir de sus estudios de satisfacción del usuario recomiendan entre otros puntos mejorar las relaciones interpersonales con los usuarios, mediante la mejora del trato, la empatía y la amabilidad del personal y organizar actividades de capacitación en relaciones humanas y calidad de atención al personal tanto asistencial como administrativo.

En la configuración de un nuevo perfil de prioridades para las universidades en América Latina. García Guadilla, propone, entre los aspectos a tener en cuenta para obtener para la formación profesional de los estudiantes, los siguientes: "Autonomía, responsabilidad, hábitos de trabajo en grupo, transdisciplinariedad...y formación autónoma y participativa..." y agrega: "Los elementos señalados no tendrían mucho valor en nuestros países si no van acompañados de una ética cívica del profesional consustanciada con una cultura de solidaridad y de servicio a la sociedad..."

S. Jerez en 1996 coincide diciendo: "Más que enseñar valores lo importante es vivirlos, configurar un mundo humano, en el cual los valores sean una guía a lo largo del camino". El amor a la profesión, la responsabilidad, el humanismo y la honestidad constituyen valores esenciales, reguladores de la actuación de un profesional competente, que se reflejan en cada persona de manera diferente, en función de su historia individual, sus intereses y capacidad.

En el sistema de valores a considerar dentro del proceso de atención de enfermería están los valores éticos y bioéticos. (Urbina, 2004)

Los autores consultados manifiestan que el Perfil Profesional debe responder a la realidad y necesidades de la sociedad, es decir del país, recomiendan propiciar una transformación profunda de los currículos de Enfermería de manera que los nuevos profesionales, estén en capacidad de asumir de manera competente y responsable los compromisos que le demanda la construcción de una nueva sociedad, estos cambios deben buscar la apropiación del nuevo paradigma del siglo XXI, "la construcción de una sociedad del conocimiento", lo cual implica realizar cambios a nivel del enfoque, el contenido de los cursos y la forma pedagógica. Se refiere a una enseñanza centrada en los fundamentos del saber de Enfermería y no simplemente a nivel de procedimientos y técnicas, como ha sido tradicional, hacer énfasis en la relación entre teoría y práctica y en la capacidad del egresado para adaptarse a los innumerables cambios de la sociedad.

El actual perfil del técnico de enfermería no incluye ninguna cualidad ni valor de los mencionados.

TABLA 3. NECESIDADES DEL PERFIL DEL TÉCNICO DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS EXIGENCIAS DE LA PROFESIÓN.

VALORACIÓN

A+M+A = A

A+M+M = M

B+B+M = B

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

A pesar de que los expertos clasifican la mayoría de estos indicadores como de alta necesidad en su inclusión en el perfil del técnico, se llegó a la conclusión que son de mayor necesidad los requisitos de conocimientos científicos básicos y desempeño según la estrategia de APS.

Cabe destacar que los estudiantes y egresados coincidieron en que la necesidad de conocer acerca del mantenimiento de materiales y equipos, así como de realizar actividades de difusión dentro de la estrategia de APS son bajas, lo cual indica la necesidad de reforzar la concientización de la importancia de estas actividades dentro del desempeño profesional.

Así mismo los estudiantes refieren que el participar en los cuidados del moribundo y la atención del cadáver, como conocer el manejo del autoclave y otros equipos tecnológicos tienen una baja necesidad de inclusión dentro del perfil, lo cual nos indica la necesidad de promover estas actividades en ellos, relacionándolos más con la realidad debido a que estas funciones si son clasificadas como necesarias por los otros encuestados.

Por otra parte, los egresados clasifican las actividades de participación en el inventario y abastecimiento de equipos, ropa y materiales como de baja necesidad de inclusión dentro del perfil. Se presume que esto es debido a que en la práctica, no han requerido realizar estas actividades, sin embargo es de conocimiento que es parte de sus funciones establecidas en os manuales de normas y procedimientos hospitalarias, por lo que se debe profundizar más acerca de la relación entre lo estipulado y lo que se ejerce en la práctica.

Es de especial interés la calificación de baja necesidad de inclusión en el perfil profesional los aportes científicos con estudios de investigación, en la que sólo los estudiantes la clasifican como de mediana necesidad. Muchos de los expertos coincidieron que el rol del técnico de enfermería sería circunscrito a la participación en los estudios de investigación y aportes científicos como parte del equipo multidisciplinario, debido a que no tiene una formación universitaria profesional.

Un estudio realizado en el año 2000 por Soto y Olano en el Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo (HNAAA) General coincide con que el cumplimiento de los principios de asepsia es uno de los puntos críticos en el actual desempeño de los técnicos de enfermería y los profesionales de salud en general donde un grupo prioritario en los conocimientos y aplicación de las medidas de bioseguridad fue el de los técnicos de enfermería, por ser los que reportaban mayor número de accidentes por agujas durante su labor. Por lo que, recomendó lograr la concientización adecuada del personal sobre la importancia del cumplimiento de las normas de bioseguridad.

Torres (2004) coincide que las funciones propias del personal de enfermería en la APS (Atención Primaria de Salud) están dirigidas a la consecución de la promoción de la salud, la prevención, la recuperación y la rehabilitación de las enfermedades, de forma tal que sitúe los servicios al alcance del individuo, la familia y la comunidad, para satisfacer así las demandas de salud a lo largo del ciclo vital. Mientras que Motta y Frisancho (1992) refieren que en la formación que reciben los estudiantes de enfermería técnica, si bien existen contenidos curriculares que orientan hacia los postulados de la APS persisten aún conocimientos poco adecuados en lo referente a la aplicación de conceptos esenciales de Trabajo Comunitario.

Si bien es cierto, el actual perfil del técnico de enfermería incluye la mayoría de los indicadores mencionados, obvia la necesidad de actualización permanente en temas de salud, las actividades según la estrategia de APS, la aplicación de los principios de bioseguridad y las actividades según protocolos de enfermería.

TABLA 4. NECESIDADES DEL PERFIL DEL TÉCNICO DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS EXIGENCIAS DE LA ÉPOCA, EL SISTEMA SOCIAL Y LA PROFESIÓN.

VALORACIÓN

A+A+A+A = A

A+M+M = M

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN

Los expertos consideran que todas las exigencias son altas. Sin embargo se priorizó como necesidades altas las exigencias del sistema social debido a que coinciden en esta afirmación tanto los expertos, estudiantes, egresados y usuarios. Mientras que se consideraron de mediana necesidad las exigencias de la época y de la profesión.

Las exigencias del sistema social hacen especial énfasis en la necesidad de formar un profesional que reúna ciertas cualidades y valores que lo califiquen en términos de calidad personal y no solo profesional.

Aunque no se han realizado investigaciones con respecto a la pertinencia del perfil del técnico de enfermería en el Perú, se consultó un estudio realizado en la escuela de enfermeros profesionales y distintos otros estudios en el perfil del enfermero en la región de países de idioma español. Todos los estudios encontrados, sugieren que el profesional de enfermería requiere de ciertas modificaciones en su formación profesional, entre las que destacan: la falta de sensibilidad para responder ante las necesidades sociales, la falta de identificación cultural, la necesidad de actualización permanente, entre otras.

CONCLUSIONES.

Los expertos coinciden en que es altamente necesario que el perfil del técnico de enfermería responda a las necesidades de la época respecto a las habilidades comunicativas, trabajo en equipo, capacidad de toma de decisiones y conocimientos de computación, en esto último también coinciden los egresados.

Es necesario incluir el desarrollo de cualidades y valores que le permitan desempeñarse adecuadamente al profesional dentro del perfil del técnico de enfermería, pero es prioritario incidir en las cualidades de: desempeño bajo las normas éticas, vocación, disposición para el trabajo, confiabilidad, relaciones humanas agradables y los valores de puntualidad, respeto, honradez, responsabilidad y orden.

Todos coinciden en la necesidad de que la modalidad de ingreso a los estudios de enfermería técnica sea por examen de admisión, lo cual se relaciona a la necesidad de selección de los estudiantes según sus cualidades y vocación que le permitan desarrollarse con éxito.

Son de alta necesidad dentro del perfil los requisitos de conocimientos científicos básicos, desempeño según los principios de bioseguridad, desempeño según la estrategia de APS y necesidad de constantes capacitaciones en el área de salud.

Existen discrepancias debido a que los estudiantes y egresados consideran de baja necesidad la inclusión en el perfil del técnico el mantenimiento de materiales y equipos, así como realizar actividades de difusión dentro de la estrategia de APS, participar en los cuidados del moribundo y la atención del cadáver, conocer el manejo del autoclave y otros equipos tecnológicos, participación en el inventario y abastecimiento de equipos, ropa y materiales.

La mayoría coincide en que el rol del técnico de enfermería sería circunscrito a la participación en los estudios de investigación y aportes científicos como parte del equipo multidisciplinario

En conclusión, queda demostrada la hipótesis que el actual perfil de enfermería técnica propuesto por el Ministerio de educación del Perú no responde a las necesidades del sistema social al no incluir variables especialmente relacionadas a las cualidades y valores que debe reunir el técnico de enfermería.

Este resultado se consolida con lo expresado por los autores consultados que manifiestan que el Perfil Profesional debe responder a la realidad y necesidades de la sociedad, es decir del país. Ellos recomiendan propiciar una transformación profunda de los currículos de Enfermería de manera que los nuevos profesionales, estén en capacidad de asumir de manera competente y responsable los compromisos que le demanda la construcción de una nueva sociedad, estos cambios deben buscar la apropiación del nuevo paradigma del siglo XXI, "la construcción de una sociedad del conocimiento", lo cual implica realizar cambios a nivel del enfoque, el contenido de los cursos y la forma pedagógica. Se refiere a una enseñanza centrada en los fundamentos del saber de Enfermería y no simplemente a nivel de procedimientos y técnicas, como ha sido tradicional, hacer énfasis en la relación entre teoría y práctica, la formación de la personalidad y en la capacidad del egresado para adaptarse a los innumerables cambios de la sociedad. Cabe mencionar que existen otros perfiles en los países como México, Chile y Argentina en los que los perfiles del enfermero técnico incluyen aspectos que no considera el perfil peruano.

RECOMENDACIONES

Adaptar el perfil actual del técnico de enfermería a las necesidades estudiadas según las exigencias de la época, el sistema social y la profesión.

Incluir en el perfil actual del técnico de enfermería conocimientos de computación, habilidades comunicativas y capacidad de toma de decisiones y trabajo en equipo; conocimientos científicos básicos, desempeño según los principios de bioseguridad, desempeño según la estrategia de APS y necesidad de constantes capacitaciones en el área de salud.

Se deben buscar las estrategias necesarias para lograr que las cualidades y valores que requiere incluir el perfil del técnico de enfermería no sólo sea un eje temático teórico más, sino que se cumpla en la práctica moldeando la forma de vida y la personalidad del técnico de enfermería con el ejemplo y experiencia propia.

Se recomienda hacer los estudios pertinentes acerca de la factibilidad de proponer la modalidad de ingreso por examen de admisión que mida las cualidades y vocación de los aspirantes a enfermería técnica.

Es necesario reforzar los contenidos y despertar el interés del estudiante por comprender la importancia de conocer acerca del mantenimiento de materiales y equipos, conocer el manejo del autoclave y otros equipos tecnológicos, participar en el inventario y abastecimiento de equipos, ropa y materiales, así como realizar actividades de difusión dentro de la estrategia de APS.

Se deberán establecer las estrategias necesarias para que el estudiante comprenda la necesidad de conocer y se vea motivado en participar en los cuidados del moribundo y la atención del cadáver,

Proponer el inicio de los procedimientos que conlleven al cambio del perfil del técnico de enfermería que se utiliza a nivel nacional, actualizando el propuesto por el Ministerio de Educación de acuerdo a las necesidades de la profesión.

Será necesario ampliar el estudio de investigación a las necesidades que expresan los empleadores y los actores involucrados en el área comunitaria y no sólo en el área hospitalaria.

BIBLIOGRAFÍA

  • Agramonte Del Sol, Alain, Melon Rodriguez, Raquel G y Peña Fernandez, Ángel J. Propuesta de guía metodológica para la formación de valores en los estudiantes de enfermería. Rev Cubana Enfermer. [online]. Mayo-ago. 2005, vol.21, no.2 [citado 20 Agosto 2006], p.1-1. Disponible en la World Wide Web: <http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192005000200007&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0864-0319.
  • AMARO CANO, María del Carmen. Florence Nightingale, la primera gran teórica de enfermería. Rev Cubana Enfermer. [online]. sep.-dic. 2004, vol.20, no.3 [citado 20 Agosto 2006], p.0-0. Disponible en la World Wide Web: <http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192004000300009&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0864-0319.
  • Barbosa, D. Responsabilidades éticas no cuidar en enfermería, 2003. Disponible en www.nursingcare.com.br/etica.  Acesso en 14 enero 2006.
  • Boff, L. Saber cuidar - ética do humano, compaixão pela Terra. 9ª edição Petrópolis: Vozes, 2003.
  • Bonfim E Torrez - Ministério da Saúde-Fundação Oswaldo Cruz EAD/ENSP-Especialização em Educação Profissional de Nível Técnico na Área de Saúde - Enfermagem: uma alternativa viável: Disponível em www.ead.fiocruz/profae , acesso em 13.jan.2006.
  • Carreras LL. y otros. Cómo educar en valores morales. En: Textos, recursos, técnicas. 7ma. ed. Ed. Narcea; 1999.p. 56 C.
  • De La Luz y Caballero J. Elencos y discursos académicos. La Habana: Editorial de la Universidad de la Habana; 1952.
  • DELORS J.- Educação um tesouro a descobrir: Relatório para a UNESCO da Comissão internacional sobre educação para o século XXI. 3ª ed., São Paulo: Cortez-MEC, 1999.
  • Duran E M. La intimidad del cuidado y el cuidado de la intimidad. Una reflexión desde la ética. Rev Rol de Enferm 1999; 22(4): 45-49.
  • García Guadilla en: Conocimiento, educación superior y sociedad en América Latina. Centro de estudios del Desarrollo, CENDES: Ed. Nueva Sociedad; 1996, http://www.colegiodeenfermeras.cl/eleccion.html
  • Geovanini T, et al História da Enfermagem versão e interpretações. Rio de Janeiro: Revinter, 1995.
  • Gómez Robles, F.J.; Domingo Pozo, M.; Gabaldón Bravo, E.M.; Terrés Ruiz, C. Actas de la Iª Conferencia Nacional de revistas de enfermería y afines. Granada, 25 y 26 de abril de 1997. La investigación en el curriculum de enfermería: opinión de los alumnos de la E.U.E. Alicante.
  • González Rodríguez, Adriana y colab. Caracterización del perfil del egresado de las diferentes instituciones formadoras y su relación con el desempeño laboral. Hospital Metropolitano Dr. Bernardo Sepúlveda, Servicios de Salud de Nuevo León. México 2003.
  • Hernández Díaz, Adela "EL PERFIL PROFESIONAL", del Texto Currículo y Formación profesional CEPES, La Habana 2004,
  • http://fmc.encolombia.com/medicina/enfermeria/enfermeria6203-herencia1.htmRev Cubana Med Gen Integr 2005;21(3-4)
  • http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVRevistas/Anales/v65_n2/enPDF/a04.pdf Anales de la Facultad de Medicina Vol. 65, Nº 2 – 2004. ISSN 1025 – 5583. Vol. 65, Nº 2 – 2004. Págs. 103 – 110. Anales de la Facultad de Medicina. Universidad Nacional Mayor de San Marcos 2004. Conocimiento y cumplimiento de medidas de bioseguridad en personal de enfermería. Hospital Nacional Almanzor Aguinaga. Chiclayo 2002. VÍCTOR SOTO, ENRIQUE OLANO.
  • http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVrevistas/epidemiologia/v05_n2/experiencia_serums.htm. Revista Peruana de Epidemiología - Vol. 5 Nº 2 Noviembre 1992 La Experiencia Serums y La Formación Profesional, Motta F, Frisancho.
  • http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVRevistas/situa/2004_n23/enPDF/a09.pdf, Satisfacción del usuario de los servicios de hospitalización del Hospital Antonio Lorena: mayo-agosto del 2003 Melvin Ricalde Castro Prieto, Hugo Villagarcia Zecereda, Santiago Saco Méndez.
  • http://usuarios.lycos.es/enfermeriaperu/eduenfer/perfilprof1.htm. Auccasi Rojas Marcelino. Anteproyecto de un  perfil profesional, organización y estructuración curricular, Lima 2001.
  • http://www.buap.mx/aspirantes/licenciaturas/enfermeria/tec_enfe.htm
  • http://www.colegioparamedico.cl/perfil.htm
  • http://www.informaticamedica.org/I04/papers/wigodskisirebrenik_57.pdf La informática en el Pre grado de Enfermería en Universidades de Chile
  • http://www.luz.edu.ve/Facultades/Medicina/Facultades+y+N%C3%BAcleos+-+Facultad+de+Medicina+-+Pregrado.htm
  • http://www.marina.mil.pe/centros/sanidad/sanidad.htm
  • http://www.upoli.edu.ni/pregrado/enfermeria.html
  • http://www.upsp.edu.pe/escuelas/ciencias_salud/Enfermeria.htm
  • http://www.ust.cl/ust/Carreras/160Iinst-SCEPSAS.html
  • Jerez S. Perspectivas antropológicas de una educación en valores. Revista Pensamiento Educativo. Educación de Valores. 1996;18:10.
  • Leddy S y Pepper JM. Bases conceptuales de la enfermería profesional. Filadelfia: J.B. Lippincott Company; 1989. http://www.bvs.sld.cu/revistas/ems/vol17_3_03/ems02303.htm
  • Ley no. 717 del 12 de enero de 1960. Gaceta Oficial del 26 de enero de 1960. La Habana, Cuba.
  • Lic. Maricela Torres Esperón. ENSAP. Calle Línea esq. I, Vedado, municipio Plaza, Ciudad de La Habana, Cuba.
  • Lic. Omayda Urbina Laza. Escuela Nacional de Salud Pública. Calle I No.202 esq. Línea. El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba.
  • Lic. Ramos. Lic. Acosta. Lic. Ayala. Profesores de la Carrera de Enfermería Universitaria de la Universidad Nacional de Salta. Realidad informática en las carreras de enfermería de Salta-Argentina-2000. Proyecto ciunsa Nº 887. incorporación de los recursos informáticos en el curriculum de la licenciatura de enfermería.
  • Mohar Hernández Feliberto. EL DISEÑO CURRICULAR. CEESA. Universidad de Agraria de La Habana, 2004.
  • Muñíz Zavala María Guadalupe. La bioética como propuesta en la humanización en el profesional de enfermería. Hospital Metropolitano Dr. Bernardo Sepúlveda. Servicios de Salud de Nuevo León. México 2003.
  • Neves, M C. P. Alocação de recursos em saúde considerações éticas. Disponível em www.cfm.org.br, acesso em 14.Jan.2004.
  • OPS 1999, Serie No. 16. OPS. Reunión del grupo de consulta sobre el papel de enfermería en el desarrollo de los SILOS. San Salvador, 1992.
  • OPS OMS. División de sistema y servicios de salud. Proyecto subregional de desarrollo de la capacidad gerencial de los servicios de salud de Centroamérica. Washington, 1993.
  • OPS. Plan estratégico del grupo de profesionales de enfermería de Centroamérica y el Caribe: 2001-2005. Tegucigalpa, 2000.
  • Padilla Garrido A. Educación en valores y su sentido. Revista Pensamiento Educativo, Educación de Valores. 1996;18:25.
  • Petrovski AV. Psicología general. La Habana: Pueblo y Educación, 1979.
  • Sánchez L. Introducción a la Medicina General Integral. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1999.
  • Sanz Cabrera Teresa y otros. TEORIA Y DISEÑO CURRICULAR. CEPES. La Habana Cuba, 2004.
  • Wigodski Sirebrenik J. INFORMEDICA 2004 INFORMATION & COMMUNICATION TECHNOLOGIES IN HEALTHCARE DEVELOPMENT 3rd VIRTUAL CONGRESS IN INTERNET: March 1ST to 30th, 2004
  • Yaracuy Sánchez, Ananys Mercedes. Desempeño profesional del técnico superior en enfermería egresado del Instituto Universitario Tecnológico del Estado, México 2002.

"Pienso que en este mundo competitivo, la mejor herramienta que nos permite a los profesionales dar lo mejor de nosotros y desempeñarnos con eficiencia, eficacia y calidad, es la capacitación constante y la conciencia plena que el desarrollo de nuestra sociedad depende de la calidad de vida que propiciamos en la población y de la calidad de profesionales que formamos en las Instituciones de educación superior, con el conocimiento, la práctica, las aptitudes., pero sobre todo, con el ejemplo".

 

DATOS DE LA AUTORA

Srta. Janet Mercedes Arévalo Ipanaqué

AV. BRASIL 387 – JESUS MARIA

Licenciada en Enfermería, nacida en la ciudad de Huacho Perú en el año 1997. Especialista en Docencia Universitaria, egresada de la Especialidad en Gestión Educativa. Egresada de la Maestría en Salud Pública y Maestría en Pedagogía Superior y Docencia Universitaria por las Universidades Federico Villarreal y La Habana Cuba. De 29 años de edad, ha realizado además diplomados en Docencia Universitaria y Pedagogía Superior, Teoría y Práctica Pedagógica y en Investigación Educativa y Currículo Universitario en las Universidades Enrique Guzmán y Valle y La Habana de Cuba.

Se ha desempeñado en las distintas actividades que permite la profesión, como el área asistencial (atención integral, actividades preventivo promocionales y capacitación), administrativa (jefe de Enfermería y manejo de programas de salud), de investigación y, hace cuatro años que realiza la labor docente en Institutos de Educación Superior.

Ciudad de Lima, Julio del 2006


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.