Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Centros turísticos de Panamá (página 2)

Enviado por bombom_pma



Partes: 1, 2

La construcción del canal por los Estados Unidos data del 4 de mayo de 1904. Durante este nuevo periodo de construcción se logra erradicar de forma permanente la fiebre amarilla en el Istmo como resultado de los estudios y esfuerzo del equipo del Dr. William Crawford Gorgas. El 1 de abril de 1914 deja de existir la Comisión del Canal Ístmico y fue establecida oficialmente la nueva administración bajo el Gobernador de la Zona del Canal, el Coronel Goethals.

El 15 de agosto de 1914 se celebró oficialmente la apertura del Canal de Panamá con una modesta feria con el barco transportador de cemento del Canal, el Ancón. El Canal de Panamá costó a los estadounidenses aproximadamente $375,000,000, incluyendo los $10,000,000 pagados a Panamá y los $40,000,000 pagados a la compañía francesa.

En 1977, Estados Unidos y Panamá firmaron los Tratados Torrijos-Carter en el cual ambos países se unieron en una asociación para la administración, operación y mantenimiento del Canal de Panamá y entraron en vigor el primero de octubre de 1979 finalizando así la a la antigua Compañía del Canal de Panamá junto a la antigua Zona del Canal y su gobierno. La misma fue reemplazada por la Comisión del Canal de Panamá, una agencia del gobierno de los Estados Unidos, operó el Canal durante la transición de 20 años hasta el 31 de diciembre de 1999.

ARCHIPIÉLAGO DE LAS PERLAS

Más de 30 islas principales con 83 playas de primera calidad.
Pesca deportiva excepcional.

Arrecifes coralígenos ideales para el buceo.

Junto con Tabóga es el lugar del Pacífico panameño donde existen mayor infraestructura dedicada al turismo y al buceo especial. Para llegar allí existen dos medios: avión (sin uno no viaja con su propio tanque) o en bote desde la ciudad de Panamá.
Varios sitios vecinos a Contadora permiten la visita de pequeños arrecifes coralinos y el encuentro con representantes del reino animal submarino, la mayor parte de las veces de buen tamaño: tiburones, tiburones ballena, manta rayas, delfines, meros.

LAS ISLAS PANAMEÑAS

Las islas panameñas, provocativas, tesoros escondidos para aquellos que buscan aventuras en sus viajes. Algunas tienen aguas tranquilas mientras que otras ofrecen oportunidad de deslizarse sobre las crestas de las olas en tablas hawaianas.

Donde quiera que usted mire en estas islas encuentra playas grandes sensuales, populares, vírgenes; donde la gente disfruta a plenitud.

Entre las islas más populares y visitadas podamos mencionar:

CIUDAD DE PANAMÁ

La Ciudad de Panamá, es la capital de nuestro país. Desde su descubrimiento en 1502, la ciudad se convirtió en el centro de comercio del Istmo iniciándose así, la llegada extranjera de grupos humanos de casi todas partes del mundo. La Ciudad de Panamá nos presenta una variedad de contrastes entre lo historico y el modernismo – desde el afamado Puente de las Américas hasta las Ruinas de Panamá La Vieja, la que una vez fue la ciudad más importante del continente.

Panamá La Vieja (1519-1671)

 

La primera ciudad del litoral Pacífico del nuevo continente fue fundada por Pedro Arias de Avila para servir de capital a Castilla de Oro. Al destruir los piratas esta rica e importante ciudad se ordenó su traslado a una pequeña península a cinco millas de distancia del antiguo emplazamiento. En Panamá La Vieja quedan ruinas muy interesantes de esa época de hierro y fuego.

El Casco Viejo (1673)

En lo que hoy es el casco de la ciudad colonial, que se inicia en la Plaza de Francia, aún pueden verse los restos de las sólidas murallas, minúsculas fortalezas, en las que otrora vigilaban los centinelas. Allí se alza también el monumento en honor a los ingenieros franceses, iniciadores en la construcción del Canal Interocéanico. Ese monumento fue inaugurado el 4 de diciembre de 1923, siendo su constructor, el ingeniero Leonardo de Villanueva Meyer. Los bajos relieves en bronce son del escultor francés Nicalusse. Y en las doce lápidas de mármol que allí se encuentran, Octavio Méndez Pereira, en admirable síntesis, nos narra la historia del Canal.

Ayer, como hoy, la imponente Catedral Metropolitana, frente a la Plaza de la Independencia, domina el área en que se yerguen, unas en uso, otras en ruinas, maravillosas construcciones de la época colonial.

Ciento ocho años se invirtieron en la construcción de calicanto de la Catedral, consagrada en 1798. Sus torres adornadas con madreperlas, fulguran al ser besadas por el sol, como si la fe del pueblo panameño, predominantemente católico, se transformara en destellos nacarados mientras, en la oquedad de sus campanarios, tres de las campanas que desde lo alto de la Catedral de Panamá La Vieja fueron ayer testigos del esplendor, la gloria y la destrucción de la antigua ciudad, siguen vibrando hoy con los sus bronces seculares.

 También frente a la plaza, está el histórico Palacio Municipal, donde se firmó el 3 de noviembre de 1903, el Acta de la Independencia. En 1909 fue reconstruído y es de admirarse la linda escultura ejecutada por el italiano Enrico Biaga, de Milán, y un hermoso óleo del panameño Ivaldi, que representa el acto de bendición de la primera bandera panameña, en diciembre de 1903. En una avenida lateral, cercana a la plaza, se levanta la Iglesia de San José, que data de 1671. Allí se encuentra el famoso Altar de Oro, de estilo barroco, que decoraba el templo de los religiosos Agustinos en Panamá La Vieja y que fue salvado de la codicia de los piratas cubriéndose con albayalda. En la misma avenida, desafía a los siglos el famoso Arco Chato, de 50 pies de largo por 35 de alto, maravilla de ingeniería que fue sostén del desaparecido coro del Convento de la Orden de los Dominicos. Se dice que la decisión final de construir el Canal por Panamá se debe al Arco Chato, prueba inequívoca de que Panamá, además de su pisición geográfica ofrece la ventaja de no sufrir de temidos terremotos. Al lado se encuentra el Museo de Arte Religioso Colonial.

Palacio Presidencial

También en el Palacio Presidencial, con su patio morisco, en torno a cuya fuente deambulan majestuosas las blancas y altivas garzas, pueden admirarse bellos murales de Roberto Lewis. El Palacio de las Garzas se construyó en la nueva ciudad de Panamá en 1673, siendo reconstruído en 1921. Es la residencia y oficina del Presidente de la República.

Podemos apreciar también el Teatro Nacional, El Museo Bolivariano, la iluminada Torre de la Iglesia de San Francisco de Asís, la cual crea un ambiente de increíble belleza y que puede ser apreciada inclusive desde otros puntos de la ciudad.

La Avenida Central, hacia el antiguo centro de la capital, se caracteriza por ser un paso peatonal con calles de ladrillo y edificios al estilo colonial. En éste sector encontramos almacenes de prestigio y miles de personas que a diario visitan este afamado y pintoresco barrio comercial. Después de visitar este paso peatonal podemos acercarnos al Museo Antropológico Reina Torres de Arauz ubicado en la Plaza 5 de Mayo y posteriormente al Mercado de Buhonería donde podrá encontrar pequeños puestos comerciales con venta de artesanías.

La ciudad cosmopolita, es un centro de compras donde el visitante puede encontrar mercancías de todas partes del mundo. Entre los centros más populares podemos mencionar la Vía España, centro comercial turístico de la capital. Su diversificación de almacenes y restaurantes le darán la bienvenida a una ciudad relativamente pequeña pero con un ambiente como el de las grandes metrópolis de mundo. En este sector están ubicados muchos de los hoteles cinco estrellas de la ciudad.

El centro comercial El Dorado en la Avenida Ricardo J. Alfaro y sus alrededores es otro punto de comercio masivo. El sector está compuesto de modernas edificaciones comerciales tipo Malls donde encontrará tiendas de alto prestigio, franquicias internacionales de restaurantes adornan las principales arterias de este sector comercial.

En las antiguas áreas revertidas nos encontramos con el centro comercial Los Pueblos 2 - Albrook Mall y la moderna Terminal Nacional. Otro punto estratégico para las compras es el novedoso Multicentro en una de las áreas mas exclusivas de la ciudad, Paitilla. Hacia las afueras de la ciudad, y a pocos minutos del aeropuerto internacional de Tocumen, el centro comercial Los Pueblos constituye ser un punto fundamental para las compras y muy ameno por su gran extensión y variedad de tiendas.

PUERTOS

Panamá ha abierto sus puertos en el Mar Caribe y el Océano Pacífico a la industria de los cruceros. Los puertos como Colón, Cristóbal y fuerte Amador han demostrado tener buenas infraestructuras. Los turistas encuentran un destino, seguro y diferente, donde todo está cerca y el hacer compras es maravilloso.

La creatividad de los empresarios panameños ha sido espectacular. Han diseñado giras rodeadas de mágicos escenarios como: el Lago Gatún, las Esclusas del Canal de Panamá, las viejas fortalezas españolas en Portobelo y San Lorenzo, el Casco Antiguo ó Panamá Viejo y la Ciudad de Panamá. Los visitantes tienen contacto real con culturas indígenas y el rico folklore de una alegre ciudad como Colón.

La actividad de los cruceros promete seguir creciendo gracias al apoyo del gobierno nacional que ha sido el protagonista en sus inicios. Cada vez son más las empresas, hoteles y gente que participa; además de que el nombre de Panamá junto a su oferta turística se benefician del poderoso engranaje con lo que las líneas de cruceros promocionan sus destinos.

Aunque los puertos panameños están recibiendo cruceros durante todo el año, y el Canal de Panamá es considerado el punto más atractivo de las travesías, se busca aumentar las frecuencias de las llegadas y afrontar nuevos retos, con la convicción de que están plenamente capacitados para ello. Los cruceros llegaron para quedarse.

ZONA LIBRE DE COLÓN

La Zona Libre de Colón fue creada como una Institución autónoma del estado, el 17 de junio de 1948, bajo la Ley No 18. La misma cuenta con un área de 400 hectáreas localizada en la entrada del Canal de Panamá en el sector caribeño, Provincia de Colón. Es considerada la segunda Zona Franca más grande del mundo y la primera en el Hemisferio Occidental. Es un Centro Logístico Global para el mundo con m á s de 2,000 empresas establecidas, 250,000 visitantes anuales y transacciones comerciales anuales que generan $11,000 mil millones en importaciones, exportaciones y re-exportaciones.

Por su inigualable posición geográfica y su acceso a los puertos mas importantes tanto en el Caribe y en el Pacifico del Istmo (Manzanillo Internacional Terminal, Colón Ports Terminal, Colon Container Terminal y el Panama Ports Company), la convierten en un centro portuario internacional. Esta zona franca cuenta tambien con los siguientes servicios de transporte: Aeropuerto de France Field, Terminal del Ferrocarril de Panamá, Acceso a Autopista Panamá-Colón, Terminales de Cruceros y la Terminal de Transporte Terrestre .

La Zona Libre de Colón ofrece a los inversionistas una la eficiente infraestructura marítima; un excepcional sistema de tributación libre de impuestos en importación, exportación, re-exportación, manufactura y demás actividades; el dólar como moneda de curso legal; bajos costos de alquiler en locales y terrenos; un sistema de reconocimiento de inversión; protección y tutela de los derechos de propiedad intelectual; y una sofisticada red de comunicaciones son algunos de los factores que contribuyen a facilitar las operaciones desde la Zona Libre de Colón y que hacen de ésta un centro ideal para el Comercio Internacional.

LAS PLAYAS PANAMEÑAS

 Es una realidad que en América el sol se levanta por el Océano Atlántico y se oculta por el Pacífico. Pero en Panamá es diferente; aquí tenemos el amanecer por el Pacífico y el ocaso por el Mar Caribe, con un sol tonificante que se refleja en las arenas de nuestras playas doce horas diarias y más, durante todo el año.

Con cualquier bronceador, basta un par de horas al sol de Panamá para adquirir ese tono canela que distingue a las personas que le hacen honor a nuestras playas. Elija la que prefiera: tranquila o concurrida, acondicionada o en estado natural, de arenas blancas, amarillas o grises; grande o pequeña; absolutamente desierta o con un pueblo cercano; de aguas agitadas o tranquilas; profundas o no; con mareas o sin ellas. En todas tendrá muy cerca el sol, detrás un cinturón de cocoteros y al frente un mar lleno de vida tropical. Tenemos decenas de kilómetros de playas repartidas en dos costas diferentes con las características del mar. En el Caribe panameño las playas son pequeñas o medianas y todas tienen arrecifes coralinos cercanos; siempre están próximas a la desembocadura de un río y casi todas han sido formadas por acumulaciones de coral. También resultan un paraíso para el coleccionista de conchas y caracoles multicolores, corales y estrellas de mar.

Hay turiscentros en playas muy concurridas a escasos quince minutos de la ciudad de Panamá y otros un poco más distantes, pero en ninguno de ellos se confrontan problemas de espacio.

En Panamá nunca podrá estar lejos del agua. Tiene dos costas excelentes, donde hay kilómetros y kilómetros de playas. Los océanos Atlántico y Pacífico están a unos cuantos minutos de los principales centros urbanos del país.
Puede descubrir un coral único en el mundo o visitar cada una de las islas de los tres archipiélagos. Hay brisa, gente amable, buenos hoteles y horas y horas de sol.

LOS PUEBLITOS

Mi Pueblito:



Las tradiciones folclóricas, especialmente de las provincias de Herrera y Los Santos, están presentes en el primer complejo turístico construido en las faldas del cerro Ancón.
Con Mi Pueblito se deseaba plasmar una representación de una plaza de un pueblo del interior del país, cuna de muchas tradiciones y bailes que en la actualidad reflejan parte de la identidad del panameño.

La iglesia, la exhibición de polleras, la fuente, el restaurante y las réplicas del correo y telégrafo, un dormitorio, una sala, un estudio y una cocina fueron edificadas para que el visitante nacional y extranjero conociera algo de nuestras tradiciones.
La exhibición de polleras y accesorios, como los tembleques, fue diseñada para que el visitante conozca más del traje típico, considerado uno de los más bellos y costosos de todo el mundo.

Pueblito Afroantillano:



Los visitantes, además de conocer una réplica de un pueblo del interior, pueden conocer el pasado y por qué y cómo llegaron los afroantillanos al istmo de Panamá.
Los afroantillanos, un grupo étnico compuesto en la actualidad por profesionales que aportan sus conocimientos y experiencias en campos tan importantes como la medicina y la educación, llegaron al país para la construcción del Canal de Panamá por iniciativa de los estadounidenses, responsables de la obra.El grupo provenía de Barbados, Antigua, Dominica, San Vicente, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, y llegó al istmo buscando trabajo, ya que en sus islas la pobreza era extrema.
Los afroantillanos unieron sus esfuerzos al de los estadounidenses, europeos, chinos y panameños en la construcción de una obra gigantesca no solo por lo que representa para el transporte marítimo mundial, sino por la gran labor que esta conllevaba.
El Pueblito Afroantillano muestra los aspectos más sobresalientes de la cultura caribeña. Su arquitectura es principalmente de madera y se ha realizado utilizando patrones de estructuras ya conocidas como la Casa Müller, ubicada originalmente en Calidonia.

Dentro del complejo hay un restaurante donde se podrá probar toda la variedad de la comida afroantillana compuesta por platos confeccionados en su mayoría con mariscos.
Una capilla está ubicada en el punto más alto del complejo con una vista panorámica de los barrios de Santa Ana, San Felipe y El Chorrillo y la entrada del sector Pacífico del Canal de Panamá.


Pueblito Indígena:

El aporte de los primeros pobladores de Panamá es recordado en Pueblito Indígena, donde hay réplicas de las viviendas y una muestra de las costumbres de los ngobe, buglé, emberá, wounann y kunas.

Para construir el centro turístico se utilizaron en su mayoría materiales naturales con el fin de que no perdieran su autenticidad.

La Casa del Congreso o sede del gobierno kuna es una copia de las que existen en las comunidades de la comarca de Kuna Yala y en la provincia de Darién.
Ahora a usted solo le resta buscar un medio de transporte, dirigirse a las faldas del cerro Ancón y visitar un complejo turístico, donde están disponibles todos los elementos para que usted pase un buen momento.

EL VALLE DE ANTÓN

A dos horas de la ciudad de Panamá, encontramos el Valle de Antón. Ubicado en el cráter de un volcán, es de agradable clima, gente amable y eternos verdes que decoran el paisaje. Aquí encontramos, una actividad que cada día cobra más adeptos entre los aventureros. el "trekking", o senderismo, va más allá, invitándole a recorrer grandes distancias, en pleno contacto con la naturaleza y alejados de las grandes ciudades. Si usted desea una descarga de adrenalina, una aventura a través del "Canopy Toor" en un escenario natural, será una experiencia impresionante. Alquile un caballos, o si gusta, una bicicleta, y de un paseo por las veredas y caminos. Desde el momento que pisen este encantador lugar, será preciso que lo recorran hasta su último detalle, observará gratas imágenes naturales como el Chorro de las Mozas, el Chorro El Macho, con impresionantes caídas de agua; los Petroglifos, el parque zoológico el Níspero, la Iglesia de San José.

Aquí la jardinería cobra un lugar preponderante. Existen gran cantidad de viveros por cualquier rincón, rosas, orquídeas, helechos y un sin fin de plantas, que son parte del atractivo del lugar.

El Valle le ofrece confortables y acogedores hoteles tipo campestres y cabañas que harán de su estadía una experiencia placentera, todos ellos rodeados de una vista más que fascinante

En el mercado artesanal se venden toda clase de productos locales, verduras, vegetales, frutas, carnes. El toque especial lo añade la gran cantidad de artesanía, estatuillas de piedra de jabón, tejidos, hamacas, pulseras hechas a mano, mesitas de madera, y todo tipo de artesanías con bambú.

Muchos de los productos de El Valle son llevados también a la ciudad de Panamá.

Una de las más enigmáticas herencias de los primeros pobladores de El Valle de Antón, hasta nuestros días, fueron los "petroglifos". Ubicadas en la comunidad de la Pintada, de donde se origina su nombre, se encuentra en una gran roca que se desprende de un cerro. La historia y las leyendas locales dicen que los indios acampaban alrededor de la Piedra Pintada para celebrar ritos religiosos y que esta esconde un tesoro vigilado por un indio quien es su guardián.

A la derecha del Chorro de La Pintada está ubicada "La Piedra del Sapo", llamada así por el glifo en forma de sapo o rana. Existen otros lugares en El Valle donde podemos encontrar otros glifos, como El Potosí.

Luz Serrano


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Turismo

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.