Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La ética en los Sistemas de Información

Enviado por emicrespo



INTRODUCCION
DESARROLLO
1.
LOS VALORES ETICOS EN LOS SISTEMAS DE INFORMACION
2
. LAS LEYES Y LOS CODIGOS ETICOS.
3.
LA CIENCIAS FILOSOFICAS Y LA ETICA
4.
LA CORRUPCION Y LOS SISTEMAS DE INFORMACION
5.
EL SUJETO Y OBJETO ETICO DE LOS SISTEMAS DE INFORMACION
6.
SIGNOS DE UNA NUEVA ETICA

BIBLIOGRAFIA

INTRODUCCION

¿Qué estudia la Ética en los sistemas de información?

La Ética en la informática estudia la forma de transparentar y idoneizar los métodos que son utilizados para transformar la información, los mecanismos que permiten realizar las transformaciones, la valoración de los modos de comunicación más apropiados entre las personas y los que hacen de la información su filosofía de vida.

La informática como recurso, fundado en la lógica y las matemáticas debe estar sustentada en lo religioso, lo ético y lo económico, produciendo una escala de valores de hechos y formas de comunicación dentro de una sociedad democrática.

Actualmente, los flujos de información o fuentes, como redes informatizadas y medios de radiodifusión, han trastocado los valores naturales, y actúan en forma deficitaria cuando deben responder a los principios éticos y morales naturales de la vida.

El peligro que ello significa, no solo pasa por la transformación o modernización de los sistemas de información, pasa porque no se ha respetado al ser humano en sí, con sus defectos y virtudes y se ha permitido ir chocando contra la ley natural de la vida.

Este enorme cambio tecnológico que se ha producido en el mundo y que nos cuesta adaptarnos a el, no ha tenido en cuenta las necesidades principales del ser, y esta destruyendo en forma avanzada a las generaciones que se deben adoptar a ella.

Los problemas que plantea la difusión acelerada de la información no son en esencia diferentes a los que plantea el desarrollo de toda ciencia. Son problemas morales que han ido sumergiendo a una sociedad en una profunda corrupción; debido a las políticas neoconservadoras y poco claras que han tapado la transparencia y la honestidad de las antiguas generaciones.

Por lo tanto, ¿Cómo llegará el hombre a mantener su integridad frente a este shock de futuro?, es la cuestión a la que haremos referencia y debemos entender que los medios de comunicación son las que proveen al ser humano de información permanentemente para que el mínimo evalúe conforme a su conciencia.

Por eso los medios de comunicación son imprescindibles para la existencia y el desarrollo de la vida social, pero en una sociedad mediatizada es necesario velar para que cumplan con sus genuinos objetivos, haciendo posible la libertad de expresión con el derecho a una información veraz y ética.

DESARROLLO

1. LOS VALORES ETICOS EN LOS SISTEMAS DE INFORMACION

Los cambios tecnológicos y la proliferación de la información han sido las herramientas fundamentales para la apertura de las fronteras en todo el mundo.

Los valores religiosos, éticos y económicos debido al proceso de globalización se fueron alternando uno con otro hasta terminar siendo inversamente proporcionales a lo que la sociedad hoy más demanda, transparencia y idoneidad.

Hoy la importancia del dinero está por encima de todo lo demás, dejando de lado la vida y su comportamiento.

La información en la actualidad es el medio por el cual grandes empresarios ganan fortunas sin tener en cuenta el valor que ella significa y que no tiene ningún tipo de respaldo por los gobiernos democráticos de todo el mundo. La ambición de generar cada vez más poder a sobrepasado las barreras de la vida del ser humano y en nuestra legislación actual no existe protección para la persona en común en contra de los actos corruptos y las formas ilegales que se obtiene la información perjudicando en la mayoría de las veces a la vida humana.

Las Redes informáticas, la Radio y la Televisión han llegado tan lejos que la moral y los valores éticos de la profesión han sido dejados de lado por estos sistemas de comunicación que buscan abaratar los mercados con productos basura que le venden as la gente, generando violencia en sus programas, llevando a la sociedad a producir más delincuencia juvenil y crímenes horrendos por parte de niños y jóvenes que se ven obligados a recibir inconscientemente un metamensaje que los lleva a cometer actos totalmente fuera de la ley penal y que alejan al niño del hogar y a la formación normal de una familia.

El ingreso a este nuevo cambio en el mundo, que se ha producido durante estos últimos años, ha marginado y ha estrechado cada vez más la brecha que existe entre los ricos y los pobres, provocando la falta de educación en sectores más carenciados y la ambición económica en los sectores más ricos.

Entonces como se explica esto, una sociedad que se encuentra totalmente enferma, debido a las políticas neoconservadoras que se fueron aplicando en todas partes del mundo, en busca de un mejor rendimiento económicos y que hoy se ve reflejado en todos los hogares del mundo, preguntándose ¿Qué pasará mañana con nosotros? ¿Tendré trabajo para poder comer?.....

Es difícil responder a esto cuando se sabe que en una sociedad globalizada, donde el desempleo es el SIDA que nos ataca permanentemente y no nos deja rescatar los valores esenciales de la vida, es muy difícil producir un cambio. Entonces el hombre empieza a sustentarse al no encontrar una solución en lo espiritual en lo metafísico, no habiendo poder solucionar su vida recurre a los valores religiosos a Dios, tratando de buscar una solución a su problemas.

Es cuando la información o los medios de información empiezan a ser una ruleta rusa para el hombre, donde este cambio al cual no nos podemos acostumbrar nos divide la vida en dos; los bueno y lo malo, pero que es lo bueno y lo malo para el hombre, es difícil de contestar a veces cuando los valores dejan de existir en una comunidad y empiezan aparecer sectas religiosas que juegan con lo religioso, actos de corrupción en los gobiernos, crímenes horrendos, enfermedades incurables y una pobreza absoluta. Entonces ¿Este es un cambio o estamos destruyendo a la sociedad en su conjunto?.

Sólo el cambio de nuestra forma de pensar y de actuar nos ayudará a poder formar quizás una nueva civilización dependiente del cuarto poder que son los medios de comunicación, si no cambiamos interiormente es muy difícil que se produzcan los cambios exteriormente, para ellos debemos por empezar por nosotros mismos y dejar de lado lo material para poder empezar a valorar lo fundamental que es la esencia de la vida.

2. LAS LEYES Y LOS CODIGOS ETICOS.

Es muy difícil poder describir el funcionamiento de una Ley Ética que se encargue de regular los sistemas de información actual.

La ética en la función pública, y la moral en la administración de los negocios del Estado, siguen siendo los pilares fundamentales de todo orden republicano y democrático que se precie de tal.

Para ello, es necesario un funcionamiento acorde a la legislación actual regida por códigos y reglamentos que le permitan a la ciudadanía elegir a los mejores profesionales.

Pero en esta nueva era que se acerca, los cambios que se producirán serán mucho más pronunciados que los que estamos viviendo en la actualidad. La formación de una nueva civilización informatizada necesitará de leyes viables que la sustenten y que cumplan con todos los requerimientos legales posibles.

La ética como ciencia teórica y práctica trata hechos, pero de hechos con relación a una norma o ley que dice lo que se debe hacer y lo que se debe evitar, no como un catalogo estático de deberes sino desde su utilización práctica, aplicando esos principios básicos a la conducta humana cotidiana.

En la actualidad, nuestro país no cuenta con leyes éticas que permitan controlar los sistemas de información correctamente. Solo una Ley de Ética Pública y diferentes reglamentos se encargan de regular el comportamiento moral de los profesionales y los funcionarios públicos. Son la única arma de control que tiene la ciudadanía para reclamar, controlados a su vez por un Consejo de Ética y reglamentos totalmente ineficientes que se demuestran claramente en el funcionamiento de la administración de nuestro país y que no son aplicados en la mayoría de los casos de corrupción y de actos inmorales.

La prensa, la radio y la televisión están al servicio del orden libre y democrático, así lo formula el lenguaje jurídico. En términos prácticos, la base de legitimación de la profesión está firmemente inserta en el entendimiento de democracia con las obligaciones que de ella se deducen, y que ciertamente no se pueden forzar política ni jurídicamente, sino que, a pesar de su gran relevancia, sólo contienen un compromiso moral y quieren ser aceptadas por voluntad propia.

Por eso, la libertad, y la ética son fuerzas tan decisivas e imprescindibles para plasmar y controlar una figura normativa, que se pierden de vista alguna vez. Una práctica humana es una práctica democrática con el respeto de la dignidad personal y humana como máximo precepto. Por cierto, la libertad de los sistemas de información no es ilimitada. En una autodeterminación libre y democrática, cada uno y todos nosotros nos fijamos límites y las obligaciones, respetando la conciencia y la libertad de otros.

Respecto del estado de corrupción generalizado en el que vivimos, que comienza en los niveles más altos del poder y se proyecta hacia el resto de la sociedad que, en unos casos asiste inerte a su consumición y en otros sigue su mal ejemplo.

Pero lo más rescatable de todo esto es que si existiera una política adecuada para iniciar una fuerte reforma en este tema, no existirían propuestas abstractas de reforma ni proyectos de prevención para el futuro.

El ejemplo más claro de la falta de control en los sistemas de información que podemos citar es la continua proliferación de delitos informáticos en el mundo, los Hackers o más conocidos piratas de la informática día tras día roban información permanentemente de las diferentes computadoras estatales e instalan virus informáticos para su posterior destrucción.

¿Qué podemos hacer para solucionar este problema?

Es difícil contestar a esta pregunta cuando sabemos que, los gobiernos del mundo y millones de hogares están sometidos al uso permanente de los sistemas de información y especialmente al uso de las redes informáticas como es el caso de la Red Internet.

Solo una legislación fuertemente respetada por la ciudadanía, permitiendo que se cumplan cada una de las normas establecidas al pie de la letra posibilitaría tener algún tipo de control sobre este tipo, sumándole un cambio de actitud por parte de la sociedad, respetando el accionar de la misma.

Pero la falencia de su accionar no solo perjudica a las grandes empresas multinacionales, sino que también restringe la generación de nuevos puestos de trabajo y el enorme déficit fiscal que hay actualmente acompañado por los hechos de corrupción sustentados por el poder económico y político de las instituciones del estado.

¿Por qué necesitamos una ética para los sistemas de información?

El hecho de que exista una nueva coyuntura para el tema de la ética en los sistemas de información se debe a una serie de motivos. Entre ellos figura, como ya se ha dicho, la crisis generalizada de la legislación actual ante el trasfondo de una impugnada fe en el progreso.

El progreso informativo también se ve comprometido en estas dudas, si acaso no trae lo contrario de lo que promete a las personas en la sociedad altamente industrializada ¿Por qué necesitamos más programas y nuevos medios de comunicación? No estoy seguro de si las consecuencias de un progreso científico éticamente no responsable, va mucho más allá de lo que los sistemas de información pueden causar. La degeneración del lenguaje y de la comunicación pública, si bien no extingue la existencia física, puede tener consecuencias devastadoras para la vida intelectual.

Toda la tradición de la ética y filosofía moral se puede reducir a las dos palabras ¨bueno¨ y ¨deber¨.

Hoy en día se muestra como la relación entre los sistemas de información es una realidad, uno depende del otro. bajo el aspecto de acuñaciones e influencias normativas, o sea en el contexto de lo ¨bueno¨ y el ¨deber¨, pasa a constituir paulatinamente el centro de las consideraciones sociológicas y políticas. No existe un uso valóricamente neutro de los sistemas de información, de modo que la ciencia o la investigación de los efectos pudiera decir así es ¨correcto¨, así está ¨mal¨. Toda nuestra comprensión de la realidad siempre es también la comprensión de valores y ellos determinan el campo del efecto, si se llega a aquel combate de opiniones que en la democracia es imprescindible.

Ante este trasfondo de interrogantes, temas como ¨Los sistemas de información y el cambio de valores¨ ¨Los sistemas de información y los patrones culturales políticos¨, ¨Los sistemas de información y la formación de juicios morales¨ o la problemática general de las versiones de la realidad, requieren más la atención.

3. LA CIENCIAS FILOSOFICAS Y LA ETICA

Durante mucho tiempo, la ética debió haber sido el tema más aburrido del mundo para la ciencia empírico-analítica de la comunicación. ¨Es tal cual es¨ -descubrir esto empíricamente y traerlo a la luz del análisis exacto, valía la pena- El mundo del deber estaba en un planeta totalmente distinto y para el tipo de ciencia predominante irrelevante. La ética era ¨habladurias¨ y en el mejor de los casos se tildaba de tema de ensayo. No se puede desconocer el cambio de espíritu, tiene como trasfondo el cuestionamiento de los postulados racionales de la ciencia en su totalidad. En el apremio por las nuevas preguntas, se articula un conservadurismo ético y ya casi un culto de lo irracional. La ética aplicada está en boga y para que no sea una coyuntura engañosa, esta requiere el cuidado y la fundamentación científica.

En la comprensión, las ciencias filosóficas hasta hoy se denominan ¨moral sciencies¨. La cultura intelectual del humanismo con su moralidad específica forma el fundamento en que está enraizada la ética filosófica desde Aristóteles. El discurso actual en torno a la ética, que se observa en muchos ámbitos del saber y la ciencia, se basa en estos fundamentos y no puede prescindir de ellos. La ética, como ciencia, se alimenta del fundamento de sus conocimientos y tradiciones del pensar. Se trata ahora de hacer más aplicable que nunca la ética filosófica.

La ética en los sistemas de información es una ética aplicada. El intento de una aplicación tal sobre la base de la ciencia de la comunicación. Si bien los medios de comunicación tiene como requisito las metas del sistema, en su subjetividad sobrepasa las metas meramente técnicas hacia un más.

4. LA CORRUPCION Y LOS SISTEMAS DE INFORMACION

La corrupción es un vocablo que irrita y desata pasiones porque alude a un aspecto fundacional: hace a la esencia de la democracia y de la justicia. No es sólo un asunto económico sino también el abuso de poder, la mentira, el acomodo la prebenda y el amiguísimo.

La Argentina es un país que tiene concepciones muy contradictorias respecto de la ética, y de ellas derivan conductas paradójicas. Como que aquí se estima muchísimo la ética, pero sobre todo se la estima en los demás. De hecho, prácticamente nadie se considera corrupto en la Argentina, pero casi todos, a la vez que se espantan por el auge de la corrupción, muchas veces parecen consentirla. ¿No será que muchos argentinos aman la Ética como un valor en los demás porque sienten que ellos mismos la han perdido dentro de sí?.

Es difícil poder saber si la aman o es un valor que se fue perdiendo, lo único que podemos saber que el argentino hoy la odia y la rechaza, pero lo que no sabemos si los medios de comunicación también se corrompen o son el instrumento en la actualidad para poder luchar contra ella.

En un país en el que toda corruptela es justificada en aras del realismo, el pragmatismo o el mercado, no queda otra que resistir siendo decente y exigente. Por eso entre las propuestas para salir de la corrupción destaca el sostenimiento de una prensa absolutamente libre, investigativa, tenaz, agresiva y soportada por las autoridades.

El déficit o retraso en el arraigo de una cultura democrática -cultura que requiere el consciente convencimiento del valor del orden jurídico y su conveniente y espontáneo cumplimiento, genera amplias zonas de ajuridicidad.

Es una realidad también que en las democracias se desarrollan en forma creciente conductas antijurídicas entre ellas actos de corrupción con una gravedad y generalización mucho más grande que lo que se conoce y admite. Son deficiencias en la materialización de las democracias que imponen una coexistencia parasitaria.

Y sus efectos no producen una destrucción del sistema democrático donde rige, sino una constante erosión y degradación.

En las autocracias los actos de corrupción son centralizados, disimulados y ocultos. En democracia por los controles políticos y por la libertad de expresión y comunicación se conocen y se denuncian. Pero en general no se investigan ni se resuelven produciendo un desaliento y un descrédito en el Sistema y en la Justicia.

Las Generalización de la corrupción y su impunidad desnaturalizan las funciones de los medios de comunicación y el Estado. Todo poder tiende a corromper, ya que se abusa de ella y no se lo utiliza correctamente. El drama del poder es que pone a personas ordinarias ante tentaciones extraordinarias.

El soborno es la forma más rápida en que el poder del dinero y el de la autoridad armonizan sus diferencias. En los sistemas de información es fácil ver cuando existe una investigación sobre un hecho político o social que perjudica a una persona que tiene poder, entonces esa persona le entrega dinero a cambio de la información para que este no la haga conocer o la publique y perjudique a esta persona seriamente.

La corrupción es la hija de las relaciones clandestinas entre el poder de la autoridad y el del dinero.

El funcionario o empresario del cual depende una decisión goza de la suma del poder en la definición del tema y se corrompe abandonando por dinero el cuidado de los intereses públicos por los que debe velar. La distorsión de los incentivos económicos que producen el mal manejo de los fondos públicos conduce a que los sectores productivos se preocupen más por los favores políticos que por su renovación tecnológica.

Es valor entendido que la corrupción es un fenómeno mundial, pero lo importante es poder determinar el grado de corrupción que padece la sociedad y en particular los sistemas de información. Un grado bajo de corrupción para algunos teóricos es recomendado como forma de incentivar actitudes innovativas o destrabar obstáculos. Pero cuando la corrupción traspasa cierto umbral no solo impide el buen funcionamiento del conjunto social y de sus instituciones incluyendo el proceso democrático y el sistema económico, sino que adquiere un carácter dificilmente reversible, pues se alimenta a si misma y afecta a los mecanismos designados para evitarla o contenerla.

Cuando se habla de corrupción, generalmente se hace referencia a la que se produce en el ámbito público aunque también es muy importante la que se da en el sector privado. Ambas tienen en común que cada vez que hay un funcionario o empleado corrupto hay un ciudadano o consumidor que también lo es.

La corrupción se instala y se expande en la medida en que existan oportunidades y estas dependen de la discrecionalidad de los funcionarios y de la falta de trasparencia de los actos y procedimientos de la Administración. También por la ausencia de controles externos y la limitación del número de funcionarios que pueden tomar decisiones importantes, y cuando la detección de la corrupción es difícil por mala investigación o control, por debilidad de los medios de comunicación o de la opinión pública.

La responsabilidad civil contra el Estado y contra el funcionario que incurrió en la irregularidad casi nunca es hecha efectiva, porque la sociedad no recurre a los Poderes Judiciales por su lentitud inaccesibilidad de los trámites procesales y sus magros resultados.

El régimen de designación promoción y remoción de magistrados y funcionarios por captación, familismo o amiguísimo estructura una administración flexible al servicio de los órganos políticos. Administración flexible con trámites de secuencias interminables en las diferentes vías jerárquicas, sin soluciones alternativas, son modalidades que generan también comportamientos corruptos.

En la madurez y en la memoria es donde se anida la esperanza. Para que no nos de lo mismo ser derecho que traidor.

5. EL SUJETO Y OBJETO ETICO DE LOS SISTEMAS DE INFORMACION

LLevando la cuestión de los sujetos de la información a una reflexión más profunda, debemos decir que la persona humana es el sujeto fúndante de la información y el pueblo o la sociedad el sujeto próximo o destinatario inmediato. Así vistas las cosas se consigue superar la superposición artificial de las mentalidades personalista y colectivista con lo cual se evita al mismo tiempo el riesgo de caer tanto en el despotismo socialista como en el libertinaje liberal en materia de información. El servicio al bien común y a los intereses de la sociedad general no puede efectuarse atropellando los derechos inviolables de las personas físicas. Igualmente decimos que el respeto a los particulares no debe ser excusa para atropellar los intereses de los demás, que son nuestros semejantes. Este equilibrio aparece como un desiderátum implícito en todos los códigos éticos.

El concepto de objetividad aplicado aquí a la información está lejos de la creencia ingenua en la capacidad absoluta de saberlo todo. Pero tampoco es compatible con el escepticismo epistemológico, que propugna la objetividad imposible en un mundo en el que todo es relativo.

La verdad objetiva se mantiene como ideal supremo del buen informador. Se rechaza el escepticismo filosófico frente a la posibilidad de conocer y comunicar la verdad como reflejo de la realidad, pero sin utopismos ingenuos. No aparece el término manipulación, pero utiliza el equivalente, que es distorsión. No pone de relieve suficientemente la distinción entre hechos, informaciones y opiniones, pero admite la compatibilidad de la objetividad más severa con la libertad creativa más generosa. Destacando la capacidad creativa del informador sale al paso del mecanismo informativo. La verdadera información debe ser humana. Es decir, no reducirse a una mera transmisión mecánica de información, sino que debe realizarse utilizando oportunamente los géneros literarios más aptos para reflejar al máximo posible la realidad objetiva. Está claro que un mínimo de objetividad es indispensable para justificar éticamente los actos informativos.

La consecuencia inmediata de esto es que el decir la verdad objetivamente, como reflejo de la realidad pura y limpia de manipulaciones arbitrarias, constituye el ideal supremo al auténtico no debe renunciar nunca, al menos como guía interior de su trabajo informativo. Por lo mismo, toda deformación deliberada de la verdad, a la que la sociedad razonablemente tenga derecho a conocer, constituye una inmoralidad profesional.

Un mínimo de verdad es indispensable para justificar una información, que honestamente no puede claudicar de ella amparándose en teorías filosóficas escépticas radicales en materia de conocimiento.

¨La función social de la información es exigida de modo especial¨.

La responsabilidad informativa en cuestión no está referida a un concepto de sociedad abstracto. La sociedad a la que se presta el servicio informativo son grupos concretos frecuentemente en conflicto en razón de diversos intereses sociales, económicos y políticos que se deben respetar. La información social hoy en día pasa irremediablemente por la organización empresarial y los informadores que tienen que aprender a estar dentro del engranaje como su ámbito natural. En cualquier caso, el enfoque radicalmente humanista de su trabajo debe guiar de tal manera al informador que se sienta suficientemente liberado de presiones ideológicas, políticas y económicas para poder ofrecer un servicio de información lo más objetivo y respetuoso posible con las instituciones sociales públicas y las personas privadas. La apelación de la conciencia del que informa, para resolver correctamente las situaciones creadas por los conflictos de intereses, presupone una adecuada formación ética del mismo. No es razonable pensar que las decisiones en los casos conflictivos hayan de tomarlas con mala conciencia ética.

Respetar a la vida privada y a la dignidad de la persona humana debe formar parte de las normas éticas. La difamación, la calumnia, la injuria y la insinuación maliciosa forman parte de lo inmoral, de lo perverso y con esto solo se busca hacer daño al que informa por eso la información debe ser pura, realista y objetiva.

Así también el respeto a la intimidad y a la vida privada en el ejercicio de la información se debe plantear ética y jurídicamente frente a la sociedad. Sobre todo teniendo cuenta de la existencia de medios cada vez más sofisticados para detectar y controlar la vida ajena. Está en juego también el derecho a la propia imagen moral de cada uno de nosotros, que no ha de ser socavada ni con el desprestigio programado ni por las injerencias injustas en la vida de los demás.

Por ello es necesario insistir en que el problema clave para el tratamiento, tanto ético como jurídico, de los medios de comunicación reside en resolver la naturaleza jurídica de los medios de comunicación tanto públicos como privados, así como su organización interna. en relación con los medios públicos, es urgente que se perfile y establezca un nuevo modelo que concrete los contenidos que exige el servicio público.

Ya que en el tratamiento de los medios de comunicación existe una gran hipocresía y un gran miedo para efectuar análisis claros y profundos. Los poderes públicos están mediatizados por el poder de los medios de comunicación y no se atreven a clarificar el complejo campo de los medios e comunicación. Tampoco otros poderes, como el caso de la Iglesia más interesada en poseer medios de comunicación que en predicar el ejemplo a través de un tratamiento ético y jurídico ejemplar de los propios medios que dependen de las autoridades eclesiásticas. También los intelectuales se encuentran mediatizados, ya que quienes no tiene la posibilidad de escribir o de salir en los medios de comunicación, son desconocidos y es muy difícil mantener independencia como intelectual sabiendo que sus propuestas, si son independientes, van a tener escaso eco.

Por eso, es necesario insistir en el gran protagonismo que deben tener los ciudadanos en el tratamiento de los medios de comunicación a través del fomento de asociaciones de usuarios que velen por la protección de los derechos del ciudadano. Por ello es también importante insistir en la necesidad de que se implante una asignatura en los estudios de enseñanza media sobre la educación en los medios de comunicación.

Es paradigmático que, mientras se avanza hasta el infinito en el perfeccionamiento técnico de la información a través de las nuevas tecnologías que están desarrollando nuevos planteamientos a través de las autopistas e la información, sin embargo el tratamiento de los medios se encuentra estancado en relación con las garantías de la veracidad y de la ética en la información.

6. SIGNOS DE UNA NUEVA ETICA

Hasta hace poco la ética -teoría de la moral- fue ocupación exclusiva de los filósofos, se desinteresaban por los problemas éticos y hasta desterraban por no considerarlos abordables con las herramientas de la lógica y de la ciencia. Atribución al problema y los defectos de los especialistas en ética.

Los científicos se interesaron por los problemas de la conducta moral desde que advirtieron con que facilidad pueden prostituirse la ciencia. En nuestro país, las exigencias de adhesión a regímenes autoritarios plantearon parecidos problemas de conciencia moral.

Los filósofos analíticos empiezan a comprender que la teoría emotivista de los valores y de las normas -teoría que habían abrazado casi todos ellos con más pasión que conocimiento -no agota el problema ni contribuye a racionalizar la vida, puede servir para justificar cualquier arbitrariedad. Tampoco se comienza tímidamente a admitir que los juicios de valor y las normas poseen un interés particular, para dejar que constituyan monopolio de mentes ilógicas.

Tampoco es nueva la preocupación por los problemas morales de filósofos con inclinación científica o analítica; basta recordar a escrúpulos de conciencia brotaron durante la Primera Guerra Mundial, cuando se produjeron el avasallamiento de la ciencia. Lo interesante de la época, en lo que respecta a la ética, es la particular intensidad y confluencia de las tres corrientes mencionados, que llamaremos ética descriptiva, ética analítica y ética de la ciencia.

Esta confluencia de experiencia y razón, de investigación empírica y análisis lógico y metodológico, es un fenómeno nuevo y característico de la cultura, aunque ello no parece haber sido advertido por los éticos acientificos que siguen jugando con normas universales y con teorías generales de los valores concebidos como objetos extramundanos y opacos a la razón. Estamos comprometidos en la crisis moral que acompaña a las convulsiones sociales y espirituales; no debe extrañar , quienes son especialistas en ética tengan problemas éticos (teóricos), puesto que tiene problemas morales (prácticos).

La intensificación de la reflexión moral y la confluencia de las tres corrientes éticas signadas por la ciencia- hacen concebir la esperanza de que se deje de considerar la ética como un muestreo de opiniones y se la tome con respeto y educación dejando de lado la hipocresía y la soberbia emanada de las fuentes inmorales.

Por eso la ética en los sistemas de información como en todos los campos de la vida cotidiana deben ser utilizados como una herramienta más para la formación de una sociedad globalizada y tecnificada que va cambiando su rumbo y que se encuentra en un signo de pregunta que todavía no podemos develar.

CONCLUSION

Después de un análisis profundo de la influencia de la ética en los sistemas de información se pueden sacar muchas conclusiones debido a enorme cantidad de campos que la misma abarca ya que el ser éticos y que los medios de comunicación lo sean depende de cada uno, depende de la sociedad en conjunto.

Es por ello, que la información debe ser clara y precisa, trasparente y real posible, no nos pueden vender algo que no haya sido rectificado y tiene el sello de calidad, por que sino estaríamos destruyendo algo que ha ido construyendo poco a poco y es el de un sistema democrático joven, sano y fuerte.

Tampoco hay que dejar de lado que la información es una herramienta fundamental para el conocimiento del ser humano. Mientras tanto esa información se maneje dentro de los parámetros morales y se respeten los principios éticos que dentro de un marco normativo es aceptado por la sociedad, entonces estaremos llevado por el camino correcto, y esa información estará basada en la verdad y le permitirá al ser humano enriquecerse intelectualmente, tomando esa información como elemento de su propio conocimiento siéndole útil para la convivencia con los demás.

Por todo esto se deberán asimismo modificarse los sistemas de gestión, aspirando a la calidad total de la información simplificando la administración monopólica de los sistemas de información y restableciendo la Ética y la Moral en la Función Pública y privada. Los recursos humanos deberán resultar de selecciones que aseguren idoneidad y excelencia para la función. Para garantizar calidad en la gestión se realizarán controles independientes y eficaces que permitan reducir al más bajo nivel posible de corrupción.

Pero lo más importante y concluyendo con este concepto será necesario y de suma utilidad que para poder respetar y seguir los pasos de un marco normativo correcto la sociedad y los sistemas e información en su conjunto deberán hacer cumplir los siguientes requisitos, para que podamos luchar contra la corrupción y empezar a trasparentar los lados oscuros de la Administración pública y privada.

los siete requisitos a cumplir son los siguientes:

- un entorno social favorable para la democracia.

- una ley constitucional que regularice los sistemas de información.

- una infraestructura técnica adecuada para su funcionamiento.

- un financiamiento confiable y trasparente.

- medios de producción adecuados.

- colaboradores motivados y capacitados y

- un programa aceptado por el espectador.

Si logramos poder hacer cumplir los requisitos que fueron trascribidos anteriormente podremos lograr una sociedad moral y éticamente fuerte en todos los sectores, una justicia independiente y un estado trasparente, ya sea en un manejo equitativo de los recursos financieros como en el buen comportamiento de sus funcionarios públicos.

BIBLIOGRAFIA

GARROTE, Ángel Fermín. ¨La corrupción como factor de descrédito y desintegración democrática¨. Edit: Revista Da OAB. Nº 62. Brasil. junio 1996.

BONETE PERALES, Enrique. ¨Eticas de la información y Deontologías del Periodismo¨. Edit: Tecnos. Madrid. 1995.

GIARDINELLI, Mempo. ¨Las medidas de la ética¨. Edit: Diario Pagina 12. Contratapa. Buenos Aires. 25 de septiembre de 1997.

BOVENTER, Hermann. ¨La impotencia de los Medios de comunicación¨. Edit: Konrad Adenauer. Berlin. 1993.

HANS, Jonas. ¨Charlas en Hoechst. Francfort. 1983. p.16.

LUBBE, Hermann. ¨El triunfo de la orientación política sobre la fuerza del juicio. Berlin. 1987.

TOFFLER, Alvin y Heidi. ¨La creación de una nueva civilización¨. Edit: Plaza Janes. Washington D.C. 1993.

BUNGE, Mario. "Etica, Ciencia y Técnica". Edit: Sudamericana. Buenos Aires. 1986.

  

 

 

Autor:


Emilio C. Crespo.
25 años
Técnico Superior en Informática
Argentino.
emicrespo[arroba]latinmail.com


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda