Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Establecimiento de cría y entrenamiento de caballos pura sangre de carrera




Partes: 1, 2

  1. Establecimiento de cría
  2. Suelo
  3. Topografía
  4. División de piquetes
  5. Vías de circulación
  6. Construcciones
  7. Pabellones de boxes
  8. Pasturas
  9. Clima
  10. Fotoperiodicidad
  11. Disposiciones y reglamentos
  12. Instalaciones mínimas necesarias para ser autorizado a inscribirse como haras
  13. Plantel mínimo para ser reconocido como haras
  14. Inspección veterinaria previa a la inscripción en el registro de haras
  15. Formulario a presentar para la inscripción en el registro de criadores y haras
  16. Inscripción en el registro de haras
  17. Conclusiones
  18. Bibliografía y fuentes

INTRODUCCIÓN:

Con la crisis económica que nos toco vivir en nuestro país a partir del año 1996, la actividad hípica como la mayoría de las actividades económicas se vieron ampliamente perjudicadas en su crecimiento y desarrollo. A partir del año 2002, con la nuevas medidas económicas ( devaluación, pesificación, tipo de cambio favorable a las exportaciones, etc.), la venta de caballos al exterior a crecido en forma creciente en estos últimos años, no ya solo con los ejemplares mas destacados, sino, también ejemplares de cortas campañas y potros sin domar.

En cuanto a la actividad deportiva, las mayores recaudaciones en los hipódromos, la instalación de tragamonedas en el Hipódromo Argentino, que en gran parte á contribuido a los incrementos en los premios obligando a los otros hipódromos a elevarlos, pese a las desventajas competitivas. Esto á logrado que el parque caballar en las villas hípicas de los hipódromos de San Isidro y Argentino de Palermo y La Plata haya crecido a tal punto que ya no es posible el ingreso de más animales, sobre todo en los primeros mencionados, que no tienen posibilidad de albergar caballos fuera de los límites del hipódromo, lo que imposibilita el aumento del parque caballar, siendo este un factor limitante de crecimiento de difícil resolución.

Esto motiva la urgente la creación de nuevos centro de entrenamiento, muy pocos en la actualidad, siendo esta una nueva actividad económica de prestación de servicios no ejecutada como tal hasta el momento.

El presente trabajo trata de exponer la conveniencia, beneficios y viabilidad de un emprendimiento conjunto, que facilite a los propietarios y profesionales un espacio donde se abarque toda etapa productiva, desde el servicio a la yegua hasta toda etapa deportiva del animal.

ESTABLECIMIENTO DE CRÍA

La Republica Argentina posee importantes ventajas naturales para la cría de caballos, por condiciones climáticas, extensión de tierras con gran aptitud y fertilidad para la siembra de las distintas especies de pastos, herbáceas o gramíneas, lo que permite tener disponer de alimentos todo el año, aunque en épocas invernales se hace necesario la utilización de pastos secos, pero no en grandes cantidades . A continuación enumerare algunos puntos importantes a tener como en cuenta para la instalación de un haras.

SUELO

La clave del éxito de una explotación equina está directamente relacionada con la fertilidad de la tierra. Esta característica cualitativa aportará pasturas ricas y abundantes, desde el punto de vista económico. Además de la fertilidad, deben ser consideradas las características físicas y topográficas.

Desde el punto de vista físico, no son recomendables los suelos extremadamente arcillosos y arenosos, o con piedras. Los primeros, por presentar una compactación que afecta tanto a los cascos y aplomos de los animales como al desarrollo radicular de las pasturas. Los segundos, por ser muy abrasivos y de escasa retención de nutrientes y agua, afectando el desarrollo de los pastos.

TOPOGRAFÍA.

Con relación al relieve del terreno son preferibles los planos y los levemente ondulados, pues favorecen los aplomos correctos y el buen desarrollo muscular. Los terrenos accidentados son peligrosos y difíciles para manejar, pues siempre hay grandes riesgos de pérdidas de nutrientes por lixiviación (pérdida de sales minerales) y erosión.

Estos tres aspectos fundamentales —fertilidad, características físicas y topográficas— pueden ser observados fácilmente por un profesional competente. Los árboles, pastos e hierbas dañinas indican suelos ricos o pobres. Por otro lado, el análisis de las condiciones físico-químicas del suelo es fundamental para ayudar en una decisión. Con relación a la forma geométrica, son preferibles los terrenos cuadrangulares, por su facilidad de estructuración —división de piquetes y vías de circulación.

Por último es importante poner de relieve la valorización de las tierras en regiones con buenos suelos, llegando los criadores a destacar en sus catálogos los lugares en donde fueron criados sus animales: Kentucky y Ocala en los Estados Unidos, Normandía en Francia, Mar del Plata, Luján y Capitán Sarmiento en la Argentina. Tales regiones son sinónimos de buenos suelos, clima y pasturas, factores estos básicos y fundamentales para la cría del sangre pura de carrera.

AGUA.

Sin lugar a dudas, uno de los puntos clave a tener en cuenta. La calidad del agua es fundamental, por ser un factor decisivo en la vida y en la salud de los animales. Es importante la realización de análisis físico químicos (relativos a los nutrientes) que definen la calidad, como de análisis bromatológicos para verificar la presencia de microorganismos que puedan in viabilizar la potabilidad. Además del agua para el consumo de los animales, otras fuentes como ríos, canales y represas son importantes —siempre que se encuentren libres de residuos industriales y/o pesticidas agrícolas— por ser útiles en los sistemas de irrigación.

INFRAESTRUCTURA DE APOYO:

Son las autopistas, las rutas, los caminos transitables durante todo el año, la proximidad de ciudades, los centros proveedores de materiales de construcción, medicamentos, personal para los distintos trabajos, ingeniero agrónomo, veterinario, transportes y comunicaciones. Estos factores facilitan la instalación y el futuro manejo del haras.

NÚMERO DE YEGUAS:

Existe una correlación orientativa entre el área y el número de yeguas. Generalizando, podemos decir que la relación es de una yegua y su producto por hectarea. De esta forma un haras de 50 hectareas podrá tener en régimen semi extensivo 50 yeguas y su producción de hasta 2 años, partiendo de una preñez del 80 % e implicando, por lo tanto, en esta estimación a 40 potrillos de año y 40 de sobre año, es decir, un total de 140 animales. La calidad del suelo, las pasturas, las condiciones climáticas, el sistema de manejo, etc., son los factores que pueden afectar esta regla.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda