Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Enfermedades profesionales, respiratorias y de la piel (página 2)

Enviado por Franco vincenzi diaz



Partes: 1, 2, 3

A menudo es difícil determinar la causa de las enfermedades relacionadas con el trabajo, entre otros motivos por el período de latencia (es decir, el hecho de que pueden pasar años antes de que la enfermedad produzca un efecto patente en la salud del trabajador). Cuando se detecta la enfermedad, puede ser demasiado tarde para tratarla o para determinar a qué riesgos estuvo expuesto el trabajador en otros tiempos. Otros factores, como el cambio de trabajo, o el comportamiento del personal (p. ej., fumar o ingerir bebidas alcohólicas) agravan aún más la dificultad de vincular las exposiciones acaecidas en el lugar de trabajo a la aparición de una enfermedad.

Aunque hoy día se conocen mejor que anteriormente algunos riesgos laborales, todos los años aparecen nuevos productos químicos y tecnologías que presentan riesgos nuevos y a menudo desconocidos para los trabajadores y la comunidad. Estos riesgos nuevos y desconocidos constituyen graves problemas para los trabajadores, los empleadores, los instructores y los científicos; es decir, para todos los que se ocupan de la salud de los trabajadores y de las consecuencias que los agentes de riesgo tienen en el medio ambiente.

EXPOSICIÓN LABORAL A AGENTES BIOLÓGICOS

Los contaminantes biológicos son seres vivos (bacterias, virus, protozoos, hongos, gusanos, parásitos...) que se introducen en el organismo humano causando enfermedades de tipo Infeccioso o parasitario.

  • Virus. Son las formas de vida más simple. Son agentes infecciosos de estructura subcelular. Una vez que penetran en la célula insertan su información genética en el DNA celular y, a través de la información que le transfieren, la propia célula fabrica los componentes constitutivos de nuevos virus o proteínas que producen el daño celular. Gripe, rabia, hepatitis B, Sida, etc.
  • Bacterias. Son las células vivas más pequeñas que se conocen. Tienen estructura de célula procariota, con núcleo rudimentario, sin membrana, con un solo cromosoma compuesto por un largo filamento de DNA. Además, tienen citoplasma y membrana citoplásmica. Carbunco, tétanos, tuberculosis, fiebres de malta, etc.
  • Protozoos. Son animales microscópicos, constituidos por una sola célula, algunos de los cuales pueden infectar al hombre. Amebiasis, toxoplasmosis, etc.
  • Hongos. Son formas de vida de carácter vegetal que se desarrollan constituyendo filamentos. Pueden atacar a través de la piel o de distintos órganos. Candiasis, pie de atleta, histoplasmosis, etc.
  • Gusanos. Son organismos animales de tamaño apreciable (miden varios milímetros) que desarrollan alguna de las fases de su ciclo de vida en el interior del cuerpo humano. Penetran en el organismo por vía dérmica, respiratoria o digestiva, fijándose en determinados órganos, como los pulmones o el intestino. En algunos casos, al reproducirse poniendo huevos, estos son expulsados por las heces, que una vez en el exterior desarrollan larvas que repiten el ciclo.

Están presentes en trabajos en minas, túneles, pozos, etc. Anquilostomiasis, etc.

CONTAMINANTES BIOLÓGICOS Y QUÍMICOS

  • GRUPO DE RIESGO

Los contaminantes biológicos se clasifican en cuatro grupos, según su diferente índice de riesgo de infección. El grupo 1 incluye los contaminantes biológicos que resulta poco probable que causen enfermedad en el ser humano. El grupo 2 incluye los contaminantes biológicos patógenos que puedan causar una enfermedad en el ser humano; es poco probable que se propaguen a la colectividad y, generalmente, existe una profilaxis o tratamiento eficaces. Pertenecen a este grupo las bacterias causantes de la Legionelosis o el tétanos, y los virus de la gripe o del herpes, entre otros. El grupo 3 comprende los contaminantes biológicos patógenos que puedan causar una enfermedad grave en el ser humano; existe el riesgo de que se propaguen a la colectividad, pero generalmente, existe una profilaxis o tratamiento eficaces. Las bacterias causantes de la tuberculosis o el ántrax, y los virus de la hepatitis o el SIDA pertenecen, entre otros, a este grupo. El grupo 4 comprende los contaminantes biológicos patógenos que causen enfermedades graves en el ser humano; existen muchas probabilidades de que se propaguen a la colectividad, no existe, generalmente, una profilaxis o tratamiento eficaces. Ejemplos de este grupo son los virus de Ébola y de Marburg.

Las vías de entrada de los contaminantes biológicos en el organismo son las mismas que las de los contaminantes químicos, es decir:

  • Vía inhalatoria, a través de la nariz, boca, pulmones.
  • Vía dérmica, a través de la piel.
  • Vía parenteral, a través de heridas, pequeños cortes, pinchazos, etc.
  • Vía digestiva, a través de la boca y tubo digestivo.

Algunos ejemplos de trabajos con riesgo de contaminación biológica son: Los que se realizan en ciertos laboratorios e industrias microbiológicas; hospitales; curtidurías; recogidas de basuras; trabajos en escombreras, eliminación de residuos y tratamiento de aguas residuales; procesado de alimentos; trabajos agrarios o en los que existe contacto con animales y/o sus productos.

Clasificación de los agentes biológicos en función del riesgo de infección

  • MEDIDAS DE PREVENCIÓN QUE SE PUEDEN APLICARSE
    • ACCIÓN SOBRE EL FOCO DE CONTAMINACIÓN
  • Tiene por objeto evitar la presencia de microorganismo o evitar que pasen al medio ambiente:
  •  Selección de equipos de trabajo adecuados.
  •  Sustitución de microorganismos.
  •  Modificación del proceso.
  •  Encerramiento del proceso.
  • ACCIÓN SOBRE EL MEDIO AMBIENTE
  • Pretende evitar a proliferación y extensión de los organismos en el ambiente:
  •  Limpieza y desinfección.
  •  Ventilación.
  •  Control de vectores (roedores, insectos, etc.)
  •  Señalización.

ACCIÓN SOBRE EL RECEPTOR

Las actuaciones sobre el personal expuesto complementan a las otras medidas preventivas y en algunos casos son imprescindibles:

  •  Información sobre riesgos.
  •  Formación sobre los métodos de trabajo aplicables.
  •  Disminución de personas expuestas.
  •  Ropa de trabajo de diseño especial.
  •  Vigilancia médica, vacunaciones, etc.
  • EXPOSICIÓN LABORAL A LOS AGENTES QUÍMICOS

Se considera contaminante químico o agente químico a toda materia inerte, natural o sintética, que durante su fabricación, manejo, transporte, almacenamiento o uso puede incorporarse al ambiente en forma de polvo, humo, gas o vapor, y provocar efectos negativos en la salud del trabajador.

Estos contaminantes pueden producir una serie de daños para la salud a corto o largo plazo. Así, hablaremos de efectos agudos cuando éstos sean inmediatos a la exposición (intoxicación aguda) y de efectos crónicos cuando los síntomas se presenten después de largos periodos de exposición (intoxicación crónica).

  • VÍAS DE ENTRADA DE LOS AGENTES QUÍMICOS

Los contaminantes o agentes químicos pueden penetrar en el organismo a través de diversas vías, entre las que destacan:

  • La vía respiratoria: Es la vía de penetración más importante. Los contaminantes suspendidos en el aire pueden entrar en los pulmones acompañando al aire que inspiramos. Los filtros naturales de todo el aparato respiratorio no son suficientes para frenar la entrada de vapores, polvos, gases, aerosoles y fibras.
  • La vía dérmica: Muchos agentes penetran a través de la epidermis hasta llegar al torrente sanguíneo, al perderse la totalidad o parte de los aceites protectores de la piel con el simple contacto. Esta vía comprende toda la superficie del cuerpo humano.
  • La vía digestiva: La ingestión de agentes químicos por el aparato digestivo suele producirse debido a malos hábitos higiénicos, como por ejemplo comer, beber o fumar en el lugar de trabajo.
  • La vía parenteral: Es una forma directa de contaminación (no muy común). Es precisa la existencia de heridas para que pueda tener lugar una infección.
  • EFECTOS DE LOS AGENTES QUÍMICOS

Los efectos de los contaminantes químicos dependen en gran medida de la concentración del agente (cantidad de agente químico en el aire) y del tiempo de exposición a que esté expuesto el trabajador. Cuanto mayor sea la concentración del contaminante o el tiempo de exposición más nocivos serán sus efectos.

Los agentes químicos se pueden clasificar según los efectos que producen en:

  • Anestésicos y narcóticos. Son capaces de disminuir la actividad del sistema nervioso central, produciendo un efecto sedante.
  • Asfixiantes. Impiden la respiración, bien desplazando el oxígeno, o bien impidiendo la función física de la respiración, anulando el aporte de oxígeno a la sangre.
  • Cancerígenos. Son aquellos agentes que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea pueden producir cáncer o aumentar su frecuencia de aparición.
  • Irritantes. Tienen la facultad de producir reacciones locales en la epidermis o en las mucosas al entrar en contacto con ellas.
  • Mutagénicos. Alteran la cadena genética.
  • Neumoconióticos. La única vía de penetración es la inhalación, por lo tanto afectan directamente a los pulmones (partículas sólidas).
  • Sensibilizantes. Productos que dan lugar a reacciones alérgicas.
  • Sistémicos. Producen alteraciones en órganos o sistemas específicos.
  • Teratógenos. Tienen influencia en la reproducción masculina o femenina. Afectan al feto.

TIPO DE EFECTO:

CONTAMINANTE

NEUMOCONIOTICOS

Sílice. Mianto. Polvo de algodón

 

 

Irritantes:

Tracto Respiratorio Superior

Acido sulfúrico. Acido Clorhídrico. Acido Nítrico. Hidróxido Sodico Formaldehído.

 

Tracto Respiratorio Superior y Tejido Pulmonar

Ozono. Cloro. Dióxido de Nitrógeno. Fosgeno. Sulfato de Etilo.

Asfixiantes:

Simples

Dióxido de Carbono. Butano. Nitrógeno.

Químicos

Monóxido de Carbono. Acido Cianhídrico. Plomo.

ANESTESICOS Y NARCOTICOS

Tolueno. Xilenos. Acetona. Etanol. Propano. Isobutanol. Tricloroetilieno. Éter Etílico.

SENSIBILIZANTES

Isocianatos. Fibras Vegetales. Formaldehído. Polvo de Madera. Aminas Aromáticas.

CANCERIGENOS

Benceno. Cloruro de Vinilio. Amianto. Bencidina y Derivados. Cadmio y Compuestos. Berilio.

 

 

 

TOXICOS SISTEMICOS

Sistema Nervioso Central

Alcohol Metilico. Mercurio. Manganeso. Sulfuro de Carbono.

Riñón

Cadmio y Compuestos. Manganeso y Compuestos. Plomo y Compuestos.

Hígado

Cloroformo

Nitros aminas

CORROSIVOS

Ácidos

Álcalis

  • EFECTOS SOBRE EL CUERPO HUMANO

Cuando se ha identificado al agente responsable, se ha observado que la frecuencia de la enfermedad que provoca está relacionada de forma directa con la intensidad y la gravedad de la exposición. Las lesiones cutáneas son muy frecuentes en el medio laboral y se deben a múltiples causas; las enfermedades pulmonares se relacionan con la inhalación de distintas partículas, como el polvo de carbón (pulmón negro), polvo de algodón (pulmón pardo), fibras de asbesto (asbestosis) o polvo de sílice (silicosis). Los agentes ambientales son capaces de producir cambios biológicos en el individuo sin que existan manifestaciones clínicas: es el caso de las alteraciones cromosómicas debidas a la radiación. En esta situación el sujeto no es consciente del daño causado. La importancia de estos cambios está aún por determinar.

El control de las actividades ambientales y ocupacionales en distintos países está coordinado a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los países en vías de desarrollo, este control internacional resulta imprescindible ya que el proceso de industrialización en estas regiones se sitúa en un contexto de pobreza y crecimiento de la población.

ENFERMEDADES PROFESIONALES RESPIRATORIAS

  • FISIOLOGIA DEL APARATO RESPIRATORIO

La respiración se efectúa gracias a la expansión y contracción de los pulmones; el proceso y la frecuencia a la que sucede están controlados por un centro nervioso cerebral.

En los pulmones el oxígeno penetra en los capilares, donde se combina con la hemoglobina contenida en los hematíes o glóbulos rojos y es transportado a los tejidos. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, que pasa a la sangre en su recorrido por los tejidos, se difunde desde los capilares hacia el aire contenido en los pulmones. La inhalación introduce en los pulmones aire con una concentración elevada de oxígeno y baja en dióxido de carbono; el aire espirado que procede de los pulmones tiene una concentración elevada de dióxido de carbono y baja en oxígeno. Los cambios en el tamaño y capacidad del tórax están controlados por las contracciones del diafragma y de los músculos intercostales.

  • ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

  Todas las llamadas enfermedades respiratorias, son diferentes combinaciones  de unos cuantos síntomas: Tos, mocos, flemas, dificultad respiratoria,... Síntomas que manifiestan el intento del organismo para librarse de las sustancias tóxicas acumuladas a lo largo del tiempo en las enfermedades agudas, y la aceptación y tolerancia del acumulo tóxico y desequilibrio, alternada de pequeñas crisis curativa que intentan sacar al cuerpo de la enfermedad crónica.

Las causas infecciosas se asocian a microorganismos como:

  • Virus: adenovirus, rhinovirus, influenza y parainfluenza.
  • Bacterias: M catarralis, S. pneumoniae.
  • Hongos: como el aspergillus, etc.

Las de origen mecánico-obstructivo a exposición a contaminantes de la atmósfera y al hábito tabáquico, entre otros; y las de origen alérgico a una respuesta inmunológica a compuestos como el polen, polvo por citar unos ejemplos.

Dentro de éstas, tiene particular importancia por las características de presentación la Influenza.

  • CAUSAS DE LOS PROBLEMAS RESPIRATORIOS EN EL TRABAJO

Hay un mayor número de bronquitis crónica debido a la inhalación, especialmente en el medio laboral, de humos y vapores diversos como disolventes, barnices, productos de limpieza, aguafuerte,  e isocianatos. El aguafuerte, que contiene cloro, es un producto muy perjudicial para las vías respiratorias. Hemos visto más de una persona quedarse casi sin aire por limpiar en sitio cerrado con aguafuerte concentrado. También hay una gran  proporción de bronquitis crónica en las personas que trabajan con granos de cereales, paja,...

Las reacciones que se producen en las vías respiratorias y los pulmones de los trabajadores que inhalan sustancias y partículas en su trabajo se dividen en tres categorías principales:

  • Muchas enfermedades conocidas, como la asbestosis o la silicosis, son provocadas por fibras y partículas que se depositan en el conducto respiratorio.
  • Diversos tipos de agentes naturales y sintéticos utilizados en el lugar de trabajo pueden provocar también enfermedades respiratorias de tipo alérgico, asma de origen laboral, rinitis o alveolitis, las cuales han aumentado de forma constante en los últimos años.
  • Las sustancias irritantes del aparato respiratorio, como el humo del tabaco en el ambiente, el cloro, el polvo en general e incluso el aire frío puede provocar crisis en personas que ya padecen asma. En estos casos, aunque la persona no muestra una hipersensibilización ante el agente específico, la crisis sigue estando relacionada con el trabajo.
  • ENFERMEDADES PULMONARES  PROFESIONALES.
  1. SILICOSIS.

            La silicosis aparece principalmente por aspiración de polvo de cuarzo, arena y granito. Debido al depósito de partículas de Sílice, en el pulmón ocasiona la destrucción del mismo y formación de fibrosis (cicatrización) de los tejidos pulmonares incluidos los vasos sanguíneos y linfáticos.

Los síntomas aparecen tras más de 10-20 años de exposición. Y el más frecuente es la dificultad respiratoria.

En el peor de los casos, comienza con una silicosis simple y progresa hacia una condición conocida como silicosis conglomerada, en la que nódulos de fibras individuales se unen y forman grandes masas de tejido cicatrizante. Este tipo de silicosis impide al pulmón tomar la cantidad de oxígeno necesaria para el organismo. Con el tiempo, esto causa complicaciones severas, como el enfisema, dolencia en la que los alvéolos pulmonares pierden su elasticidad y funcionalidad. La tuberculosis pulmonar también es una complicación frecuente.

  • CONSIDERACIONES

Hay tres tipos de silicosis. Son clasificados según la concentración en el aire de sílice cristalina a la que un trabajador estuvo expuesto:

  •  Silicosis Crónica, ocurre normalmente después de 10 años o más de sobre exposición.
  •  Silicosis acelerada, resulta de la exposición a altas concentraciones de sílice cristalina y se desarrolla de 5 a 10 años después de la exposición inicial.
  •  Silicosis aguda, ocurre donde las exposiciones son las más altas y puede causar el desarrollo de síntomas entre algunas semanas y 5 años.
  • CAUSAS

La causa directa es la inhalación de sílice que queda en el aire cuando se extraen minerales de rocas que contiene cuarzo. Los mineros de oro, plomo, zinc y cobre corren el riesgo de desarrollar silicosis, así como aquéllos que trabajan con antracita y otros carbones bituminosos. También están expuestos al polvo de cuarzo quienes trabajan en limpieza con chorro de arena, cerámica o porcelana, extracción de granito, pulimiento de piedras y ciertos tipos de fundición.

  • ¿QUIÉN CORRE UN RIESGO?

El trabajo en un ambiente polvoriento donde existe la sílice cristalina puede aumentar el riesgo de silicosis. Si varias personas trabajan en un tal lugar y una es diagnosticada con silicosis, las otras deben hacerse un examen para averiguar si ellas también la han contraído.

Los siguientes son ejemplos de industrias y actividades en mayor riesgo de exposición:

  •  Construcción (el limpiar con un chorro de arena, el trabajo con un martillo neumático, y la construcción de socavones).
  •  La minería (el cortar o taladrar arenisca y granito).
  •  El trabajo en una fundición (el moler moldura) la fabricación de vidrio, cerámica y arcilla.
  •  La agricultura (condiciones polvorientas por el distribuir la tierra, como durante el arar o la cosecha).
  •  La fabricación de jabón y detergentes la construcción naval.
  •  El cortar piedras (el aserrar, limpiar abrasivo con un chorro, astillar, y moler) el ferrocarril (poner las vías).
  •  La fabricación y el uso de abrasivos.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Los principales síntomas manifestados en la silicosis son:

  •  Falta de aire.
  •  Tos, normalmente con esputos.
  •  Bronquitis crónica.
  •  Enfisema.
  •  Dolor en el pecho.
  •  Labios y lóbulos de las orejas azulados
  • TRATAMIENTO

El tratamiento se realiza básicamente con:

  •  Broncodilatadores.
  •  Muco líticos.
  •  Oxigenoterapia.
  •  Antibióticos (en los casos de infección respiratoria).
  • CUIDADOS

Frecuentemente, esta enfermedad puede ser evitada si usted y su empleador siguen las reglas de seguridad en el trabajo establecidas por el Gobierno.

Si usted trabaja expuesto a polvo de cuarzo, es esencial que use una mascarilla o dispositivo que purifique el aire, pero el tipo de protección que necesita, depende del trabajo que realice.

Otros métodos preventivos incluyen humedecer los materiales antes de trabajar con ellos, trabajar bajo un resguardo que suministre aire limpio y remover el polvo de lugar donde trabaja.

  1. LA TUBERCULOSIS

Es una enfermedad pulmonar que ocasiona infección en los pulmones y da lugar a la formación de granulomas.

  • ¿CÓMO SE PROPAGA LA TUBERCULOSIS?

La enfermedad se propaga a través del aire al pasarse las bacterias de la tuberculosis de los pulmones de una persona a otra al toser, estornudar, o hablar. Las personas que inhalan estas bacterias pueden infectarse.

Las bacterias de la tuberculosis se transmiten a través del aire.

Para contraer la tuberculosis debe haber generalmente contagio cercano diario con una persona que tenga la enfermedad. Por esta razón, la mayoría contrae la enfermedad de personas con quienes comparte mucho tiempo, como por ejemplo, miembros de la familia, amigos, o compañeros de trabajo.

No es común contagiarse porque alguien tosa en un restaurante, ni se transmite por el uso de platos, vasos, sábanas o colchones utilizados por personas infectadas.

  • ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA TUBERCULOSIS?

La tuberculosis puede atacar cualquier parte del cuerpo, pero los pulmones son el blanco más común. Las personas con tuberculosis pueden presentar algunos de estos síntomas o todos ellos:

  1.  Cansancio constante.
  2.  Pérdida de peso.
  3.  Tos persistente que no se quita por semanas.
  4.  Fiebre.
  5.  Sudores nocturnos.
  6.  Pérdida del apetito

Si la tuberculosis está en estado avanzado, es posible que al toser haya manchas de sangre en el esputo.

Muchas veces, la persona tiene tuberculosis pero los síntomas que presenta son leves. Es posible que de esta manera esté propagando las bacterias sin sable que está enferma.

  • ¿QUÉ EXÁMENES SE HACEN PARA SABER SI TIENE TUBERCULOSIS?
  1. La prueba cutánea de la tuberculina por el método de Mantoux PPD muestra si usted ha sido infectado.

  2. Si está infectado se le hará una radiografía (placa) del tórax. Ésta mostrará si las bacterias han causado algún daño en los pulmones.
  3. En un examen del esputo se verá si hay bacterias de la tuberculosis en el líquido espeso que una persona bota al toser.

  • ¿QUIÉNES DEBEN HACERSE UN EXAMEN PARA DETECTAR LA TUBERCULOSIS?
  •  Personas que hayan tenido contacto diario muy cercano con alguien que tenga la enfermedad de la tuberculosis activa. (Puede ser un miembro de la familia, un amigo o un compañero de trabajo).
  •  Personas que tengan síntomas de tuberculosis
  •  Personas a las que se lo exigen para un empleo o para la escuela.
  •  Personas que tienen un sistema inmunológico débil o ciertos problemas de salud.
  • ¿CÓMO PODEMOS COMBATIR LA TUBERCULOSIS?

La mejor manera de combatirla es asegurarse de que las personas que necesitan tomar medicinas lo hagan regularmente. En este grupo están:

  1. Las personas con tuberculosis. Estas personas tienen bacterias activas que pueden infectar a otros. La única forma de que se curen es tomando la medicina como se la recten.
  2. Las personas que no están enfermas pero que han sido infectadas. Estas personas tienen bacterias inactivas rodeadas con "paredes". Es posible que no estén enfermas en la actualidad, pero las bacterias de la tuberculosis pueden reactivarse y hacer que se enfermen en un futuro. La mejor manera de deshacerse de las bacterias y prevenir la tuberculosis es tomando las medicinas todos los días como lo recete el médico.
  3. Las personas que estén en contacto cercano con alguien que tenga tuberculosis--sin importar la edad--deben tomar medicinas para prevenir la tuberculosis, de acuerdo con las instrucciones del médico.
  • ¿PUEDEN LOS PACIENTES CON TUBERCULOSIS INFECTAR A OTRAS PERSONAS?

La mayoría de los enfermos con tuberculosis dejan de propagar las bacterias después de tomar la medicina por dos a tres semanas. Un médico le hará una prueba al paciente para saber si la enfermedad no seguirá propagándose. Casi todos los pacientes viven en sus hogares y llevan a cabo sus actividades normales ya que están tomando su medicina para la tuberculosis.

  1. LA BERILIOSIS

La Beriliosis es una inflamación pulmonar causada por la aspiración de polvo o vapores que contienen berilio.

En el pasado, el berilio se extraía de las minas para su uso en las industrias químicas y electrónicas y en la fábrica de lámparas de luz fluorescentes en la actualidad, se usa principalmente en la industria aeroespacial, tanto con los trabajadores de estas industrias, algunas personas que vivían cerca de las refinerías de berilio también desarrollan la beriliosis.

La diferencia entre la beriliosis y las demás enfermedades pulmonares ocupacionales es que los procesos pulmonares parecen producirse solamente en individuos sensibles al berilio y que representan aproximadamente el 2% de los que están en contacto con el, la enfermedad puede manifestarse incluso en aquellas personas que han sufrido una exposición relativamente breve al berilio y los síntomas pueden tardar en aparecer de 10 a 20 años.

  • SÍNTOMAS Y DIAGNOSTICO DE LA BERILIOSIS

En algunas personas, la beriliosis se produce de repente (beriliosis aguda), principalmente en forma de una inflamación del tejido pulmonar (neumonitis). Las personas con berilillos aguda tienen acceso repentino de tos, dificultad para respirar y perdida de peso. La beriliosis aguda puede también afectar a la piel y a los ojos.

Otros sujeto padecen beriliosis crónica, caracterizada por la formación de un tejido anormal en los pulmones y por el aumento del tamaño de los ganglios linfáticos. En estas personas, la tos, la dificultad respiratoria y la perdida de peso se desarrollan de forma gradual.

El diagnostico se basa en la historia personal de exposición al berilio, en los síntomas y en las alteraciones características que se pueden observar en la radiografía de tórax. Sin embargo las radiografías de beriliosis se parecen a las de otra enfermedad pulmonar, la sarcoidosis, de ahí que puedan necesitarse pruebas inmunológicas complementarias.

  • PRONÓSTICO Y TRATAMIENTO

La beriliosis aguda puede ser grave, incluso mortal. Sin embargo, por lo general, los individuos se restablecen, a pesar de estar muy enfermos al principio por la rigidez de los pulmones y la alteración de la función pulmonar. Con un tratamiento adecuado, como la respiración asistida y los corticosteroides, el paciente se recupera habitualmente al cabo de un periodo de 7 o 10 días, sin efectos residuales.

Cuando los pulmones están gravemente afectados por la beriliosis crónica, el corazón puede sufrir debido a un esfuerzo excesivo, provocando insuficiencia cardias y muerte. A veces los corticosteroides, como la prednisona oral, se prescriben para la beriliosis crónica, aunque infortunadamente no son muy útiles.

  1. LA BISINOSIS

La bisimosis es un estrechamiento de las vías respiratorias causado por la aspiración de partículas de algodón, lino o cáñamo.

Aunque la bisinósis se produce casi exclusivamente en las personas que trabajan con el algodón sin procesar, quienes trabajan con lino y cáñamo pueden también desarrollar este tipo de afección. Los obreros que abren fardos de algodón en rama o que trabajan en las primeras fases del procesamiento del algodón parecen ser los más afectados. Aparentemente, algún elemento del algodón en rama provoca el estrechamiento de las vías aéreas en las personas propensas.

  • SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

La bisinosis puede causar sibilancias al respirar y opresión en el pecho, por lo general durante el primer día de trabajo después de un descanso. A diferencia del asma, los síntomas tienden a disminuir tras una exposición repetida y la opresión en el pecho puede desaparecer hacia el final de la semana de trabajo.

Sin embargo, cuando se trata de una persona que ha trabajado con algodón durante muchos años, la opresión en el pecho puede durar 2 o 3 días o incluso la semana completa. La exposición prolongada al polvillo del algodón aumenta la frecuencia de las sibilancias pero no evoluciona hacia una enfermedad pulmonar discapacitante.

El diagnostico se establece mediante una prueba que muestra la disminución de la capacidad pulmonar a lo largo de la jornada laboral; por lo general, esta disminución es mayor durante el primer día de trabajo.

  • PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

El control del polvo es el mejor modo de prevenir la bisinosis. La respiración sibilante y la opresión en el pecho se pueden tratar con los mismos fármacos utilizados para el asma. Los fármacos que abren las vías aéreas (broncodilatadores) pueden administrarse en un inhalador (por ejemplo, el albuterol) o en comprimidos (por ejemplo, la teofilina).

Para los casos más severos los broncodilatadores y corticosteroides. suelen mejorar los síntomas y p corticosteroides.

Los programas de ejercicios físicos, ejercicios de respiración y los programas de educación del paciente suelen ser de gran ayuda para las personas con una enfermedad pulmonar crónica.

  1. ASMA OCUPACIONAL

El asma ocupacional es un tipo de asma causado por la exposición a irritantes inhalados en el lugar de trabajo. El asma ocupacional es a menudo una enfermedad reversible, lo que significa que los síntomas pueden desaparecer cuando se evitan los irritantes que causaron el asma. Sin embargo, puede producirse un daño permanente si la persona experimenta una exposición prolongada. Ejemplos de irritantes en los lugares de trabajo incluyen:

  •  Polvo.
  •  Gases.
  •  Humos.
  •  Vapores.

Otros agentes son productos animales, desechos de pájaros, polen de plantas, enzimas biológicas (detergentes), metales, humos, drogas (penicilinas, cefalosporinas, metildopa, tetraciclina).

En 1980se conocían ya más de 200 agentes capaces de provocar asma en el medio laboral, pero es difícil conocer su prevalencia e incidencia.

Se estima que la prevalencia de asma en la población general es de un 5-10% y, que de éste, un 5% puede ser de tipo ocupacional.

  • FACTORES DE RIESGOS AMBIENTALES
  •  Concentración de los agentes: Cuanto mayor sea, aumentará el riesgo de sensibilización a la sustancia.
  •  Tiempo de exposición: Es necesario para que se desarrollen los mecanismos inmunitarios en los trabajadores.
  •  Ventilación y aireación del lugar de trabajo: Las condiciones deficitarias favorecerán la sensibilización.
  • FACTORES DE RIESGO DE SUSCEPTIBILIDAD INDIVIDUAL
  •  Asociación de Atopías y agentes de elevado peso molecular EPM: La mayoría de los agentes ocupacionales de elevado peso molecular inducen asma por este mecanismo. La asociación previa de ambos facilita la aparición del asma. Ejemplos de exposición a alérgenos de BPM son: Ganadería, Agricultura, Trabajadores portuarios, de silos y molinos, panaderías, industria alimentaría, cervecera, de fertilizantes Avicultores, pescadores industria de jabones, de aceites. Floristerías, imprentas, etc.
  •  Asociación de Hiperreactividad bronquial (HRB) previa y agentes de bajo peso molecular BPM: Muchos de los agentes manejados en el medio laboral pueden ser irritantes para las vías respiratorias, sobre todo los de bajo peso molecular. Ejemplo de exposición a alergeno de BPM son: Manufactureras de colorantes, industria química, fotocopiadoras, anatomía patológica, personal sanitario, insecticidas, industria textil, industria de poliuretano, laboratorio.
  •  Hábito de fumar y otros antecedentes: El riesgo de padecer asma laboral. Antecedentes personales como inhalación de drogas, infecciones respiratorias de repetición, reflujo gastroesofágico y asma bronquial previos pueden asociarse con hiperreactividad bronquial facilitando el desarrollo de asma laboral.
  • SÍNTOMAS

El asma ocupacional a menudo comienza con tos u otros síntomas del asma, tal como respiración sibilante y opresión en el pecho, que pueden ocurrir durante la exposición al irritante o irritantes en el trabajo. Algunas veces, los síntomas del asma ocupacional no aparecen hasta varias horas después de la exposición, incluso cuando está en su casa después del trabajo. En el inicio de la enfermedad, los síntomas pueden aliviarse durante los fines de semana y las vacaciones. Sin embargo, durante las últimas fases del asma ocupacional, los síntomas de asma pueden empezar a ocurrir durante la exposición a otros desencadenantes más comunes del asma, tales como el humo, el polvo y los cambios de temperatura.

  • CAUSANTES DEL ASMA OCUPACIONAL

Aunque todos los días se desarrollan nuevas sustancias que pueden producir asma ocupacional, algunos irritantes presentes en el aire del lugar de trabajo incluyen:

Irritante

Ejemplos

Tipos de trabajos/Ambientes de riesgo

Polvos y vapores químicos

Isocianatos, ácido trimelítico, ácido ftálico.

Fabricantes de colchones de espuma y tapicería, aislantes, materiales para empaquetar, plastificadores, pintura de poliuretano

Sustancias animales

Polvos de bacterias, caspa, pelo, ácaros, polvos de proteína, insectos pequeños

Granjas, adiestradores de animales, trabajadores de residencias caninas, jockeys, veterinarios

Polvo orgánico

Cereales, café, harina, granos, té

Molineros, panaderos, y otros procesadores de alimentos

Algodón, lino y polvo de cáñamo

Polvo del algodón y la industria textil

Trabajadores de algodón y trabajadores de la industria textil

Metales

Cromo, sulfato de níquel, platino, humos de fundición

Fabricantes de metales y refinerías

  • TRATAMIENTO

El tratamiento para el asma ocupacional usualmente incluye el evitar la sustancia que desencadena el ataque o los síntomas del asma. Las personas con asma ocupacional deben evitar la inhalación de gases tales como el cloro, el dióxido de ornitrógeno y el dióxido de azufre, ya que estas sustancias pueden agravar los síntomas del asma. Otro tratamiento puede incluir los medicamentos para controlar el asma. Si el asma ocupacional está avanzada, el tratamiento puede también incluir:

  •  Medicamentos.
  •  Terapia física.
  •  Dispositivos o aparatos para asistencia respiratoria
  • PREVENCIÓN

El evitar los desencadenantes es la mejor prevención frente al asma. Si tiene síntomas de asma ocupacional, puede que necesite cambiar de trabajo para evitar la exposición. Sin embargo, ciertas medidas tomadas en el lugar de trabajo pueden ayudar a reducir el riesgo de asma ocupacional:

  •  Cambie el proceso de trabajo para manejar mejor la exposición al irritante.
  •  Utilice técnicas de higiene industrial que sean apropiadas para el tipo de irritante al que usted está expuesto y que mantendrá los niveles de exposición al mínimo.
  •  Hágase revisiones médicas periódicas para identificar un posible daño que pueda ocurrir en los pulmones u otras condiciones médicas relacionadas específicamente con la exposición al irritante.
  •  Sea consciente de cualquier antecedente personal o familiar de asma que pueda ponerle en mayor riesgo de padecer asma ocupacional en ciertas industrias.
  1. NEUMONITIS

Neumonitis química aguda o neumonitis química crónica, es la inflamación de los pulmones (neumonitis) o dificulta respiratoria causada por inhalación de químicos nocivos.

  • CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

Muchas sustancias químicas de uso casero e industrial pueden producir una forma aguda y crónica de inflamación en el pulmón. La neumonitis química aguda causa edema (inflamación) del tejido pulmonar, movimiento de líquido en los espacios de aire del pulmón y capacidad disminuida para absorber el oxígeno y liberar dióxido de carbono. En casos severos, puede ocurrir la muerte a causa de falta de oxígeno en los tejidos (hipoxia).

La causa más común de la forma aguda es la ingestión o inhalación de hidrocarbono. La neumonitis química crónica es consecuencia de niveles bajos de exposición a irritantes pulmonares por períodos de tiempo prolongados. Esto causa fibrosis (cicatrización) con disminución del intercambio de oxígeno y rigidez del pulmón. Si no se controla, esta condición puede conducir finalmente a un trastorno respiratorio. Las sustancias químicas como el cloro (producidas en el hogar cuando se mezclan accidentalmente algunos desinfectantes de inodoro con otros limpiadores clorinados), berilio (encontrado en lámparas fluorescentes de estilo más antiguo) y cloruro de metileno (encontrado en desprendimientos de pinturas) pueden causar neumonitis química y fibrosis pulmonar. Muchos otros químicos caseros pueden causar problemas pulmonares.

  • PREVENCIÓN

Los químicos caseros deben usarse de manera directa y siempre en áreas bien ventiladas. Deben seguirse las normas laborales con respecto al uso de máscaras protectoras y deben utilizarse las máscaras apropiadas. Las personas curiosas que siguen a los vehículos de bomberos deben evitar inhalar derrames químicos debido a que los agentes industriales pueden causar neumonitis.

  • SÍNTOMAS

Agudos:

  •  Sensación inusual en el pecho (posiblemente ardor).
  •  Dificultad respiratoria.
  •  Necesidad de aire.
  •  Tos.
  •  Posible respiración con sonido de tipo borboteo o líquido (sonidos respiratorios anormales).

Crónicos:

  •  Falta de alimento al hacer sólo ejercicio leve.
  •  Respiración rápida (taquinepa).
  •  Puede o no haber tos.
  •  Discapacidad progresiva (relacionada con la falta de aliento).
  • SIGNOS Y EXÁMENES

Algunos de los exámenes que se practican para determinar la gravedad del compromiso pulmonar son:

  •  Radiografía de tórax para evaluar los pulmones.
  •  Gases en la sangre.
  •  Estudios de la función pulmonar.
  • TRATAMIENTO

El tratamiento se debe centrar en reducir los síntomas. La terapia con oxígeno puede ser útil. La administración de corticoesteroides es una opción para reducir la inflamación.

  • COMPLICACIONES
  •  Puede presentarse insuficiencia respiratoria.
  •  Situaciones que requieren asistencia médica.

Se debe llamar al médico si el paciente experimenta dificultad respiratoria

después de la exposición (o sospecha de exposición) a cualquier tipo de sustancia inhalada

  1. BRONQUITIS

Aspergilosis alérgica broncopulmonar; aspergilosis bronco pulmonar alérgica, es la inflamación de las vías respiratorias principales de los pulmones de los trabajadores expuestos a polvos, emanaciones de humo, vapores o brumas.

  • CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO   

La exposición a polvos, emanaciones de humo, ácidos fuertes y otros químicos que transporta el aire causan este tipo de bronquitis. El consumo de cigarrillo es un factor coadyuvante. La exposición ocupacional a polvos de asbestos, talco, sílice, algodón, lino y carbón en el sitio de trabajo es un factor de riesgo.

Las enfermedades asociadas son, entre otras: asma ocupacional, bronquitis crónica, neumoconiosis de trabajadores de carbón

, silicosis y asbestosis.

  • SÍNTOMAS   

Dificultad para respirar:

  •  Tos continua que produce esputo.
  •  Sibilancias.
  • SIGNOS Y EXÁMENES   

El examen físico revela sibilancias. Los exámenes son, entre otros:

  •  Exámenes de función pulmonar.
  •  Radiografía de tórax.
  • TRATAMIENTO   

El objetivo del tratamiento es evitar el irritante causal. Los casos agudos siguen su curso y no requieren tratamiento, pero las personas que están en riesgo o han experimentado el problema y fuman deben dejar de fumar.

Las medidas de apoyo son, entre otras: reposo, aumento en la ingestión de líquidos y aire humedecido para ayudar a remover las secreciones de las vías respiratorias.

  • COMPLICACIONES   

Las complicaciones varían y son producto de las enfermedades asociadas. Ocasionalmente, la bronquitis industrial llega a convertirse en un daño respiratorio permanente como enfermedad pulmonar obstructiva crónica o fibrosis pulmonar.

  • SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA   

Se debe buscar asistencia médica si la persona está regularmente expuesta a polvos, humos, ácidos fuertes o sustancias químicas que puedan afectar los pulmones e igualmente si se desarrollan síntomas de bronquitis.

  • PREVENCIÓN   

Es esencial el control del polvo en las instalaciones industriales (máscaras faciales, ropa protectora, tratamiento de textiles) y se debe dejar de fumar si se presenta riesgo. A aquellas personas que corren riesgo de contraer la enfermedad, se les aconseja someterse a una prueba de detección temprana con un médico.

  • CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

La exposición a polvos, emanaciones, ácidos fuertes y otros químicos causan este tipo de bronquitis. El humo del cigarrillo es un factor coadyuvante. La exposición ocupacional al polvo en el sitio de trabajo es un factor de riesgo. Las enfermedades asociadas son, entre otras: bronquitis crónica, neumoconiosis de trabajadores del carbón, silicosis y asbestosis. La incidencia es de 1 en cada 1.000 personas

  • SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA

Se debe consultar al médico si el paciente está expuesto a polvos, humos, ácidos fuertes o sustancias químicas en los sitios de trabajo y si se observan síntomas de bronquitis.

La bronquitis es la inflamación de los bronquios, que son los pasajes principales del aire hasta los pulmones. Por lo general, aparece después de las infecciones virales de las vías respiratorias y entre los síntomas están la tos, la falta de aliento, el jadeo y la fatiga.

  1. NEUMOCONIASIS

Enfermedad del pulmón negro; neumoconiosis, es una enfermedad respiratoria causada por la inhalación del polvo del carbón por períodos prolongados.

  • CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO   

La neumoconiosis de los trabajadores del carbón se presenta en dos formas: simple y complicada (fibrosis masiva progresiva) y es causada por la inhalación del polvo de carbón. La forma simple normalmente no incapacita a la persona, pero la forma complicada sí. El hábito de fumar no aumenta la frecuencia de esta enfermedad, pero puede provocar un efecto perjudicial adicional sobre la función pulmonar. El riesgo de desarrollar la enfermedad se relaciona con la duración y magnitud de exposición al polvo del carbón. La mayoría de los trabajadores afectados tienen más de 50 años. La incidencia es de 6 por cada 100.000 personas.  

SÍNTOMAS
  • Dificultad respiratoria.
  • Tos crónica.

SIGNOS Y EXÁMENES   

  • Radiografía de tórax.
  • Pruebas de la función pulmonar.
TRATAMIENTO   

No hay ningún tratamiento específico para este trastorno que no sea el tratamiento de las complicaciones. Se recomienda evitar la exposición extensa al polvo del carbón.

COMPLICACIONES   

  • Insuficiencia cardiaca derecha.
  • Tuberculosis pulmonar.
SITUACIONES QUE REQUIEREN ASISTENCIA MÉDICA   

Se debe consultar al médico si se desarrollan síntomas que sugieren neumoconiosis en trabajadores del carbón.

PREVENCIÓN   

El respeto de los niveles máximos de polvo permitidos en los sitios de trabajo y el uso de máscaras protectoras son medidas preventivas usadas para minimizar la exposición laboral al polvo de carbón.

Esta radiografía de tórax muestra los pulmones de un minero. A ambos lados de los pulmones hay áreas difusas, pequeñas (de 1 a 3 mm. cada una) y claras. Las enfermedades que pueden explicar estos hallazgos en una radiografía son la neumoconiosis del minero (NCM) etapa I, silicosis simple, tuberculosis miliar, histiocitosis X (granuloma eosinofílico) y otras enfermedades pulmonares infiltrativas difusas.

  1.   La palabra enfisema viene del griego, significa insuflación. En este trastorno los alvéolos finales están dilatados, el pulmón además pierde su elasticidad,  queda permanentemente expandido por dilatación o destrucción de las paredes de los alvéolos y no se repliega, quedando siempre bastante aire en su interior. Es el tórax en tonel.

                Aparece sobre todo entre los 55-65 años y es tres veces más frecuente en el hombre que en la mujer.

                Al igual que en la bronquitis crónica, afecta principalmente a los fumadores y profesionales que trabajan a la intemperie (albañiles, campesinos, peones) o a los que respiran polvo (mineros, picapedreros o canteros, panaderos).

                El pulmón pierde su capacidad retráctil (de replegarse) por la destrucción del tejido pulmonar. Se reduce su elasticidad.

                Hay un trastorno obstructivo y la persona afectada tiene que hacer mayor esfuerzo para respirar. Hay dificultad respiratoria al esfuerzo corporal, a veces mínimo (vestirse o agacharse a atarse los zapatos). Otros se fatigan al hablar y les falta aliento al subir escaleras.     

                La dificultad de expulsar el aire puede ser tan grande en los casos graves que no llegan a apagar una vela colocada a 20 cms. de distancia.

                El pecho esta muy abombado, en inspiración permanente, con las costillas  elevadas.

  2. ENFISEMA
  3. LA ASBESTOSIS

La asbestosis es una fibrosis pulmonar causada por la inhalación de polvo que contiene fibras de amianto.

Las personas que presentan mayor riesgo a padecer asbestosis son las que trabajan en las minas donde se obtiene este mineral y en las industrias donde se manipula, como las de fabricación de productos de fibrocemento, de productos textiles ignífugos, la industria del automóvil y la industria naval.

Las personas que, por motivos laborales, están más expuestas a la asbestosis deben evitar el tabaquismo, porque el amianto potencia los efectos cancerígenos del tabaco. Es recomendable que las personas que manipulan materiales con amianto eviten llevar a su casa las ropas de trabajo, porque pueden contener fibras cuya inhalación podría producir asbestosis a sus familiares.

No se entiende totalmente el proceso debilitante de la asbestosis todavía, pero aparentemente las fibras del asbesto en los pulmones causan irritación e inflamación. El cuerpo trata de neutralizar estas fibras extrañas de varios modos complicados, y algunos, o todos de estos procesos conllevan a una adicional inflamación y destrucción celular. Finalmente, se desarrolla una fibrosis o tejido cicatrizado en los espacios intersticiales al rededor de los pequeños conductos de aire y los alvéolos. El engrosamiento y la cicatrización impiden que el oxigeno y el bióxido de carbono viaje entre los alvéolos y las células de la sangre, y la respiración se vuelve menos eficiente. La asbestosis a menudo existe sin síntomas, y luego se detecta sólo por radiografía. Sin embargo, los síntomas de la asbestosis incluyen típicamente la falta de aliento y la tos. Al paso que progresa el mal, los síntomas pueden empeorarse. Puede ser una enfermedad progresiva, lo cual significa que puede seguir empeorándose aunque el contacto con el asbesto haya cesado. En casos raros, puede causar la muerte.

El engrosamiento y la cicatrización pueden verse en radiografías o tomografías. También, si causa una reducción en el buen funcionamiento pulmonar, puede detectarse la asbestosis por un examen de la respiración o de la función pulmonar (PFT).

Se puede hacer el diagnóstico solamente cuando hay una historia de contacto con el asbesto y resultados positivos de un examen clínico, radiografía, tomografía y/o examen de la función pulmonar (PFT). También se puede identificar conclusivamente por biopsia.
La asbestosis afecta los dos pulmones (es bilateral) y, aunque se encuentra principalmente en el campo inferior de los pulmones, generalmente se extiende mucho.

Los casos graves de la asbestosis se deben a un contacto fuerte y prolongado con el asbesto, por ejemplo un trabajador de muchos años de una fábrica de textiles de asbesto, y/o un contacto menos prolongado, pero más intenso, como, por ejemplo él de un trabajador en los cuartos del caldero o de la máquina de un barco bajo construcción durante la Segunda Guerra Mundial.

Esto no quiere decir que todo el mundo que haya tenido un contacto fuerte con el asbesto contrae la asbestosis, sólo que todo el mundo que contrae la asbestosis sí estuvo en contacto con cantidades grandes de fibras de asbesto. Al parecer, la variedad de la fibra de asbesto a la cual el trabajador fue expuesto no es significativa para el desarrollo de la asbestosis.

Es recomendable que las personas expuestas a la asbestosis se efectúen anualmente una revisión médica rutinaria, para poder detectar precozmente la enfermedad, incluso antes de que origine a síntomas.

La única forma de detener el progreso de la enfermedad y su evolución a una insuficiencia respiratoria es evitar la exposición al amianto en cuanto aparecen las primeras alteraciones de la asbestosis.

Las personas expuestas deben consultar al médico si presentan sensación de dificultad respiratoria, porque puede ser el primer síntoma de la asbestosis.

Puede evitarse la asbestosis adoptando las precauciones que indique el servicio de medicina laboral en cada empresa, como puede ser la utilización de mascarillas.

  • EXPOSICIÓN A GASES Y A SUSTANCIAS QUÍMICAS

Muchos tipos de gases como el cloro, el fosgeno, el dióxido de azufre, el sulfato de hidrogeno, el dióxido de nitrógeno y el amoniaco, pueden liberarse de repente por un accidente industrial e irritar gravemente los pulmones.

Los gases como el cloro y el amoniaco se disuelven con facilidad e irritan inmediatamente la boca, la nariz y la garganta. Las partes inferiores de los pulmones se ven afectadas solo cuando el gas se inhala profundamente. Los gases radiactivos, que se liberan en el accidente de un reactor nuclear, pueden provocar cáncer de pulmón y otras formas de cáncer que pueden tardar años en desarrollarse. Algunos gases como el dióxido de nitrógeno no se disuelven fácilmente. Por consiguiente no producen señales iniciales de exposición, como irritación de la nariz y de los ojos, y son más propensos a ser profundamente inhalados en los pulmones. Dichos gases pueden causar la inflamación de las vías aéreas pequeñas (bronquiolitos) o causar la acumulación de líquidos en los pulmones (edema pulmonar).

En la enfermedad de los trabajadores de los sitios, que se produce por inhalación de vapores que contienen dióxido de nitrógeno liberado por el moho de los silos, puede que el liquido no aparezca en los pulmones hasta después de 12 horas de la exposición; la afección puede mejorar transitoriamente y luego reaparecer al cabo de entre 10 y 14 días, incluso aunque no haya habido un nuevo contacto con el gas. Dicha recurrencia tiende a afectar a las pequeñas vías aéreas (bronquiolos).

En algunas personas puede aparecer bronquitis crónica a causa de la exposición a pequeñas cantidades de gas u otras sustancias químicas durante un periodo prolongado. Además, se cree que la exposición a ciertas sustancias químicas (los compuestos de arsénico y los hidrocarburos), provocan cáncer en algunas personas. El cáncer puede desarrollarse en los pulmones o en cualquier parte del organismo, dependiendo de la sustancia inhalada.

  • SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

Los gases solubles como el cloro produce graves quemaduras en los ojos, la nariz, la garganta, la traquea y en las grandes vías aéreas. A menudo producen tos y sangre en el esputo (hemoptisis), siendo también frecuentes las nauseas y el ahogo. Los gases menos solubles como el dióxido de nitrógeno producen ahogo, en ocasiones grave, al cabo de 3 o 4 horas.

Una radiografía de tórax puede evidenciar si se ha producido edema pulmonar o bronquiolitos.

  • PRONÓSTICO, PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

La mayoría de las personas se recupera completamente de una exposición accidental a gases. La complicación más grave es la infección pulmonar.

El mejor modo de prevenir la exposición es obrar con extrema cautela cuando se manipulan gases y sus sustancias químicas.

En caso de un escape accidental, deben estar disponibles las mascaras de gas con su propia provisión de aire. Los granjeros en los silos necesitan estar informados sobre el peligro de las exposiciones a gases tóxicos.

El oxigeno es la base del tratamiento. Cuando la lesión pulmonar es grave, la persona puede necesitar respiración artificial. Los fármacos que abren las vías aéreas, los líquidos por vías intravenosas y los antibióticos pueden ser útiles.

A menudo se prescriben corticosteroides como la prednisona para reducir la inflamación de los pulmones.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Columna Lumbar

    Inserciones. Desarrollo y osificación. El Dolor lumbar o lumbago. Causas de dolor lumbar....

  • Anatomía de superficie

    Niveles anatómicos de las vértebras. Proyección de vértebras y esternón. Relación de pleura con las costillas y lineas a...

  • Tejido Epitelial

    Especializaciones de la Superficie Lateral. Adhesión Celular y Moléculas de Adhesión Celular. Especializaciones de la Su...

Ver mas trabajos de Anatomia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.