Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Minería y contratos de estabilidad tributaria (Perú)




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Diagnóstico de la explotación minera en el Perú
  3. La actividad minera en la actualidad
  4. Importancia de la minería y de la recaudación tributaria
  5. Exportaciones mineras y canon
  6. Regalías, canon e impuestos a la renta
  7. Los precios de los minerales por las nubes
  8. Se incrementa el canon minero
  9. Incentivos a la minería
  10. Los incentivos a la reinversión: Cerro Verde
  11. Las regalías mineras y los contratos de estabilidad tributaria
  12. La controversia sobre la estabilidad
  13. Encarando los contratos de estabilidad
  14. El tribunal constitucional, las regalías mineras y la estabilidad tributaria
  15. Conclusiones
  16. Alternativas
  17. Bibliografía

"Nada por encima del ser humano y ningún ser humano por debajo de otro, sintetiza todo esto. Si se pone como valor central a Dios, al Estado, al dinero o a cualquier otra entidad, se subordina al ser humano creando condiciones para su ulterior control o sacrificio". SILO

Resumen.-

La minería es la principal fuente de riqueza de nuestro país, somos por historia un país exportador de esta legendaria riqueza que desde antaño nos dejo nuestros incas, hoy esta riqueza no se invierte en el desarrollo de las regiones donde se explota estos minerales, por esta razón hay un descontento de la población respecto a este tema y no solo a él sino también a la contaminación ambiental, los precios de los minerales hoy están en la cima de su precio histórico, hecho que permite mayor inversión en el desarrollo de estas ciudades a través de políticas de estabilidad tributaria que permita un equilibrio socioeconómico en un país democrático y de derecho y a la vez que permita seriedad y sobre todo seguridad jurídica a los inversores lo que convertirá a nuestro país atractivo en la inversión de sus capitales.

1.- INTRODUCCIÓN.-

Raymondi decía hace muchos años que el Perú era un mendigo sentado en un banco de oro. Y muchos han dicho que el Perú es un país minero. Sin embargo, y  a pesar de que la minería es un gigantesco negocio en el Perú, y aun más ahora, con los altísimos precios que tienen los minerales, la minería le deja poco al Perú. Porque no compra ni maquinaria ni materias primas del país; Segundo, porque no se industrializa o transforma los minerales  que se extraen del Perú, exportándolos como materia prima.

Por eso, la minería ocupa apenas 80 mil trabajadores directos en todo el país, a pesar de representar más de la mitad de las exportaciones del Perú, y aún más, hoy las mineras no quieren pagar las regalías, no quiere renegociar los contratos de estabilidad tributaria ni los privilegios que ellas tienen; y no quiere cumplir con pagar un impuesto por las sobre ganancias que están teniendo y sustituirlo por una contribución  voluntaria de estas empresas. Y en los últimos años, el país ha sido testigo del sensible aumento de conflictos en las zonas de actividad minera.

En consecuencia se trata de un tema hoy polémico y vigente, y que a través de este modesto trabajo monográfico mas que dar una solución certera, se pretende compartir algunas reflexiones.

2.- DIAGNÓSTICO DE LA EXPLOTACIÓN MINERA EN EL PERÚ.

Cada vez más en la imaginación popular existe una fuerte tendencia a asociar el "BOOM" MINERO con lo sucedido en tiempos de la conquista española, debido a los enormes impactos negativos sobre el medio ambiente, los recursos naturales y en el aspecto sociocultural, generados en todo el territorio Latinoamericano . El Perú no deja de ser extraño frente a este acontecimiento por ser un país históricamente con inmensas riquezas mineras. Las reservas probadas y probables de minerales son variadas y extensas, incluyendo 570 millones de toneladas de reservas de fosfatos (el segundo lugar en el mundo), 850 millones de onzas de plata, 27 millones de toneladas de cobre y 10 millones de toneladas de zinc; estas reservas aseguran al país un lugar destacado durante muchos años entre los principales países mineros del mundo. Además de ser uno de los mayores productores de metales básicos, Perú posee una de las más importantes concentraciones de depósitos minerales de distintos tipos. La continua producción de acero, molibdeno, tungsteno, cadmio, bismuto y otros (antimonio, telurio y selenio) muestran la amplia variedad de minerales del inventario nacional.

En cualquier caso, los principales minerales explotados son el cobre, el zinc, el plomo, la plata y el hierro. Los principales yacimientos de cobre actualmente en explotación se encuentran en el sur: Toquepala, Cuajone y Cerro Verde, existiendo además otros yacimientos importantes aún no explotados o privatizados. El zinc se encuentra en casi toda la región andina, especialmente en las zonas centro y sudeste; las reservas probadas son de 5 millones de toneladas y las probables de más de 11 millones de toneladas.

Los yacimientos de este metal son frecuentemente poli metálicos; como ejemplo, en el yacimiento de Antamina, situado en la cordillera Blanca, existen reservas probadas de 166 millones de toneladas al 1,3% de cobre, 1,1% de zinc, 0,04% de molibdeno y 16 g/t de plata. En el caso del zinc, el plomo se encuentra en yacimientos poli metálicos que se extienden a lo largo de casi toda la región andina, los yacimientos de este mineral se encuentran principalmente en el departamento de Arequipa, siendo los de Caylloma, Aracata y Orcopampa los más importantes.

En varias zonas de la región andina existen también yacimientos de oro, concentrados en el área de Palaz, al noroeste del país, y al sur, en la zona entre Nasca y Caravelí. Respecto al carbón, el mayor y mejor explotado yacimiento es el de Alto Chicama, a 140 Km. al norte de Trujillo, aunque existen otros en la cuenca de Santa, al norte, y en las de Goyllarisquiza y Jatun Huasi en el centro; todos ellos elevan las reservas probadas de carbón a más de 104.000 toneladas y a casi 2,3 millones de toneladas las probables.


3.- LA ACTIVIDAD MINERA EN LA ACTUALIDAD.

En los últimos años, el país ha sido testigo del sensible aumento de conflictos en las zonas de influencia de la actividad minera. Diversas poblaciones se han movilizado reclamando la afectación de sus derechos económicos, sociales y culturales por parte de las empresas mineras. Los pueblos constatan que la minería no aporta suficientes recursos fiscales y compromete seriamente la biodiversidad, los ecosistemas y la salud. El marco legal y la institucionalidad implementada a inicios de la década pasada para favorecer el desarrollo de la inversión minera ha colapsado frente a los conflictos y no se percibe una clara voluntad política de las autoridades para defender los derechos de las poblaciones o introducir las reformas necesarias.

La alta tecnología y los compromisos de venta de las empresas mineras a países industrializados, hace que las compras se realicen en Lima y en el exterior, sin posibilidades de darle mayor valor agregado. No hay duda que la minería tiene una importancia fundamental en lo que podría aportar a la economía peruana. Sin embargo, la limitada participación de la minería en el PBI que llegó al 6,2% en el 2004 y su aporte al 55% al ingreso de divisas, contrasta con la escasa generación de empleo, el reducido pago de impuestos y regalías así como por el costo del impacto ambiental y social que deja en las localidades donde actúa.

De 1998 al 2004, el impuesto a la renta promedio pagado por las empresas mineras solo alcanza al 3,25% del total de las exportaciones. Igualmente, el Canon Minero que reciben las regiones es pequeño (el 1% de las exportaciones en promedio de 1998 al 2004) y solo aumentó en el 2003 y 2004 por los altos precios de los minerales. Esto se debe, sobretodo, al marco legal existente desde principios de la década del 90: 1) depreciación acelerada en 5 años; 2) que el canon minero dependa del pago del impuesto a la Renta; 3) reinversión de utilidades con exoneraciones en 80% del pago de impuesto a la renta, vigente hasta el 2000; 4) el uso de normas ilegítimas y cuestionadas (DS 120-94 por la minera Barrick) y; 5) la invocación de los contratos de estabilidad tributaria para beneficiarse de los incentivos a la reinversión ya derogados en el 2000 (Yanacocha en el 2002, Cerro Verde en el 2004). Recientemente, las empresas mineras se opusieron a la Ley de Regalías Mineras aprobado por el Congreso de la República en el 2004, acusándola de inconstitucional, lo que les fue negado por el Tribunal Constitucional. Habiendo perdido en ese terreno, ahora invocan los contratos de estabilidad tributaria para no pagar las regalías. Así, las regalías solo son pagadas por dos empresas de la gran minería y no pagan las grandes empresas como Antamina, Yanacocha, Pierina, Barrik Doe Run, Tintaya y Cerro Verde. Los problemas ambientales denunciados por las comunidades son minimizados por las empresas con respaldo de una débil fiscalización del Ministerio de Energía y Minas, y la ausencia de normas que garanticen una verdadera participación ciudadana. Los estudios de impacto ambiental (EIA) son aprobados aún cuando se han hecho serias observaciones y no consideran los impactos sobre los cuerpos receptores ni evaluaciones de costo beneficio local en los aspectos económicos y sociales. Lo más grave, no se toma en cuenta las opiniones y decisiones de las poblaciones locales. Preocupa igualmente que frente a la proliferación de los conflictos mineros, el Estado solo intervenga cuando estos ya estallaron, buscando encontrar culpables en las poblaciones o sociedad civil organizada, y no en todos los problemas que hemos reseñado y menos tomado en cuenta las agendas planteadas por las poblaciones locales y diversas organizaciones comprendidas con el desarrollo humano integral y la construcción de la democracia en el país.

En su Mensaje a la Nación del 28 de julio pasado, el Presidente Alan García dijo: "…en los últimos años, los precios de los minerales han aumentado mucho, y esto no podían anticiparlo ni el Estado peruano ni las empresas que no esperaban una ganancia tan grande al contratar. Entonces, si las empresas ganan más por esta situación que no depende de su propia tecnología y competitividad, es justo que esa ganancia deba beneficiar algo más al país" . Así mismo invoco a las mineras a que hagan un aporte extraordinario, señalando el contraste que existe entre las ganancias extraordinarias que vienen obteniendo gracias al aumento de los precios de minerales, y la pobreza que aflige a 13 millones de peruanos y peruanas, buena parte de los cuales viven en las zonas en las que precisamente se desarrolla la actividad minera.

Por tanto, es necesario definir mecanismos que sean totalmente transparentes para hacer efectiva una más justa contribución de las empresas mineras a la inversión social que el país necesita.

4.- IMPORTANCIA DE LA MINERÍA Y DE LA RECAUDACIÓN TRIBUTARIA.

El cielo es el límite. Es lo que nos estaría diciendo el extraordinario "boom" de los precios de los minerales de los últimos días, continuando la carrera alcista que comenzó hace dos años. En estos momentos, el cobre está en US$2,22 la libra, lo que triplica el precio más bajo de los últimos 10 años: US$ 0,71/libra en 1999. El oro está en US$ 559/onza, duplicando el precio más bajo de los últimos 10 años, que fue US$ 271 en el 2001. También el zinc está por las nubes, a US$ 1,03/libra, lo que triplica el precio más bajo de los últimos 10 años: US$ 0,35 en el 2002. Los precios seguirán altos mientras dure el auge de la economía mundial, impulsado, en gran medida, por la demanda china. Cuando llegue la desaceleración ó recesión, la disminución de la demanda hará que bajen los precios. Por eso, es importante que los países productores, como el Perú, aprovechen al máximo esta coyuntura, guardando pan para mayo en las arcas fiscales. Eso nos permitirá tener una política contracíclica, gastando esos recursos cuando lleguen las vacas flacas.

Esto es perfectamente posible porque existe la renta minera, que es la diferencia entre el precio internacional y el costo de producción. En el Perú, las extraordinarias bondades de la geología nos convierten en una de las principales "provincias mineras" del mundo, a las que se suman los adelantos tecnológicos, así como la calidad de nuestros ingenieros, obreros y empleados. Así, el "Costo cash" (también llamado C1, que incluye el Costo Mina, el Costo Planta, los Gastos Generales y de Venta, pero excluye la Depreciación y Amortización de los activos fijos) de las minas peruanas es uno de los más competitivos del mundo. En el caso de las 4 minas más grandes del país (ver cuadro), el C 1 ha sido siempre inferior al precio internacional, lo que arroja una importante renta diferencial (RD).

Ahora que los precios tocan el cielo, también lo hace la RD. Si en el 2006 los precios del cobre se mantuvieran en US$ 2,22/libra, la renta diferencial de Southern y Antamina aumentaría 10.3 y 5.6 veces con respecto a 1999. Ni más ni menos.

Para Barrick (Pierina) y Yanacocha, la RD aumentaría 1,8 y 2,4 veces. Este menor aumento no significa menor ganancia, ya que, en ambas minas, el "Costo Cash" siempre fue de los mejores del mundo y, por tanto, estaba lejos por debajo del precio internacional. El C 1 de Pierina de US$ 42/onza de 1999 fue todo un record, habiendo aumentado a US$ 130 en el 2005 porque la mina se está agotando. Las empresas mineras, entonces, están obteniendo ganancias extraordinarias ó "sobreganancias", debido a los inauditos precios internacionales.

Por tanto, los países poseedores de los recursos mineros debieran beneficiarse de esta excepcional coyuntura, no solo con el impuesto a la renta (que aumentará por las mayores utilidades), sino con un impuesto a ese ingreso extraordinario. En el 2005 las exportaciones mineras fueron USS 9,724 millones. Este impuesto no tiene nada de "subjetivo", como han dicho algunos. Es tan objetivo y concreto como lo son las "sobreganancias" que ingresan a la contabilidad de las empresas. En estos tiempos en que los precios de los metales tocan el cielo, esta discusión debiera ser prioridad, al igual que las regalías mineras que no se están pagando.

5.- EXPORTACIONES MINERAS Y CANON.

  • En los últimos años la Minería Peruana se ha expandido enormemente.
  • Sin embrago, este auge no ha reflejado de forma debida en los recursos para las regiones mineras.
  • Así el canon minero repartido entre 1992 y el 2004 (US$ 422 millones) alcanza sólo al 1% del valor de la exportación minera en ese mismo periodo.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda