Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La televisión que mira la televisión




Partes: 1, 2, 3

  1. Presentación del objeto de estudio
  2. El problema del Género
  3. Antecedentes históricos
  4. Marco teórico e investigación de campo
  5. Entrevistas
  6. Conclusiones

1. Presentación

El oráculo había determinado que Narciso viviría muchos años únicamente si se abstenía de contemplarse a sí mismo. Pero como entonces no existían espejos se supuso que nada perturbaría su sereno envejecimiento. Sin embargo el muchacho no encontraba sosiego, pues su belleza provocaba amores turbulentos que él no retribuía de tan ocupado que estaba en preocuparse por sí mismo. Hasta que una de las ninfas rechazadas clamó venganza a los dioses y sus plegarias encontraron eco. Narciso fue atraído al centro de una laguna espejada, se inclinó fascinado ante el reflejo de su propia imagen y se precipitó en ella. El presagio se cumplió, por contemplarse murió.

Libro tercero de las Metamorfosis de Ovidio

En la tradición griega, se llamaba narcisismo al amor a sí mismo. En 1914, en "Introducción del narcisismo" Sigmund Freud, definió el narcisismo como la actitud resultante de la reconducción sobre el yo del sujeto de las investiduras libidinales, antes dirigidas a objetos del mundo externo. Freud se ve llevado a considerar la existencia permanente y simultánea de una oposición entre la libido del yo y la libido de objeto, y a formular la hipótesis de un movimiento de balanceo entre una y otra, de modo que si una se enriquece la otra se empobrece, y recíprocamente. Desde esta perspectiva, la libido objetal en su máximo desarrollo caracteriza el estado amoroso, mientras que a la inversa, la libido del yo en su mayor expansión da fundamento al fantasma del fin del mundo en el paranoico.

Realizando una traslación a otro marco de este concepto, podemos declarar que desde hace un tiempo en la televisión ha crecido progresivamente una tendencia narcisista. Desde hace algunos años la televisión empezó a autorreferirse; desde algún programa se realizaba un comentario acerca de otro. Podríamos citar como pionero en este tipo de discurso a "Almorzando con Mirtha Legrand", donde acorde a la naturaleza del invitado (esto es si pertenecía al medio, y de que manera) las conversaciones podían vincularse al marco televisivo. También fueron un aporte los programas vinculados a la farándula, como el lejano "Indiscreciones" de Lucho Avilés, aquí el comentario podía dirigirse a una figura en particular, pero también podía juzgarse el capitulo de ayer de la novela del momento. Susana Giménez empezó a mirar a Susana Giménez equivocarse en las "Perlitas" de los viernes. Chiche Gelblung a elaborar polémicos informes acerca de las figuras de la televisión que conjugaban entrevistas en el piso con imágenes de archivo.

Todos se fue dando poco a poco. Hasta llegar a un momento donde la televisión podía generar un formato enteramente dedicado a sí misma, sin la necesidad de aludir a la realidad o crear una mediante la ficción.

Cómo se llegó a esto parece ser una una conjugación de factores que se dieron al mismo tiempo, y un ojo avizorado supo aprovecharlos. Muchos se refieren a esta televisión como "la televisión del menemismo" , y no podemos juzgar esa expresión como errónea, dado que es cierto que nace con la democracia –es sabida la imposibilidad de acceder o generar un archivo durante los períodos de la dictadura sin que sufriera censura-; y también es cierto que responde a los modelos de la privatización y el deterioro de la economía en los noventa: la realización de este tipo de formato es mucho más económica que cualquier otra, fue una forma de combatir la barata importación de los "enlatados", así como también solventó el desapego que comenzaba a surgir de parte de la audiencia para con los programas locales, con la llegada de la televisión por cable. No se puede pasar por alto tampoco la estrecha relación que mantiene este tipo de formato con la legislación acerca del derecho de propiedad intelectual, en más de una dirección: el desamparo legal que deja excluido este tema en la reforma constitucional del 94, y la pelea que se mantiene acerca de quién es el "creador" –si es que acaso se puede decir que exista- del formato, con la batalla legal que llevaron adelante Portal –Gvirtz. Por último cabe destacar otro factor que contribuye al despliegue de este tipo de discurso "autorreferencialista" de los medios, que es la vinculación de este nuevo modelo al nacimiento de los multimedios, que se genera en la misma época cuando se levantan las restricciones antes existentes que dictaban que un mismo grupo no podía llevar adelante un diario, un canal, y una radio.

Por último queda plantearse este modelo de televisión como un reflejo filosófico-social de la época. Un modelo absolutamente posmodernista, generado por un hombre light , que lleva por bandera una tetralogía nihilista: hedonismo- consumismo- permisividad-relatividad. Todos ellos enhebrados por el materialismo. Es un producto generado para un público ávido de información, a quien todo le interesa pero sólo a nivel superficial; no es capaz de hacer la síntesis de aquello que percibe (de ahí que busca formatos con opiniones ya "dirigidas"). La sociedad reclama entonces una televisión también light donde todo sea suave, ligero, sin riesgos, con la seguridad por delante. Si seguimos la hipótesis de los "usos y gratificaciones" vemos claramente que el hombre se acerca hacia la televisión exclusivamente en búsqueda de divertimento y distensión, la televisión cumple con lo prometido a cambio de generar una cierta dependencia, un efecto "narcotizante".

Es sabido que la televisión hoy lo llena todo, se transforma para muchos en el único sustento intelectual, de ahí la seriedad con que se debe afrontar el tema. El público esta completamente asociado a la cultura del Zapping, la televisión le responde con un modelo de exactas características: un discurso absolutamente fragmentado donde ni siquiera debe tocar el control remoto, la selección ha sido previamente editada bajo el lema de "lo más interesante", evitándole al hombre la fatiga de generar un juicio propio.

1.2 Elección del tema

La propuesta era realizar un trabajo de investigación vinculado a los medios. Nos pareció interesante reflexionar acerca de los fenómenos que se producen en los medios como consecuencia de su vertiginosa expansión constante, y de esta forma nos dimos cuenta que el medio se "autoabastecía", lograba generar productos en su propio seno.

1.3 Hipótesis

Esta temática nos lleva a plantearnos:

¿Si la televisión mira la televisión, no mira la realidad? Diríamos que retroalimenta su mundo pero no establece conexión alguna con el objeto.

¿Este fenómeno tiene relación con la creación de los multimedios? Podría pensado como una gran forma publicitaria.

¿Es capaz de establecer una autocrítica? Esto es "mirarse" con el propósito de mejorar su calidad.

¿Es posible adjudicarle a este formato algún género? ¿Es posible generar un producto a partir de otro ya creado?

¿Cómo queda vinculado al "tratamiento de archivo" el problema de propiedad intelectual?

1.4 Objetivos y Justificación

Partimos de la base que vivimos en una cultura de masas. Algunos autores hablan de los medios como una industria cultural -Theodor W. Adorno y Max Horkheimer-, por otra parte está la formulación de Umberto Eco, en su Apocalípticos e integrados, en la medida en que entiende tal proposición como una categoría antropológica, un estado de cosas en lo económico-social, mundo éste en el que el desarrollo capitalista les permite a las clases populares acceder a una participación más equitativa en el reparto de la riqueza.

Nosotros nos situamos pensando en la televisión como una realidad, algo que existe de tal forma que es imposible negarla, tal como dice el Lic. Manuel Barcia "La imagen de TV completa al sujeto en los términos de la identificación primaria, identificación narcisista en la que se confunden Yo y no-Yo, Yo y mundo exterior; ya en cuanto al sonido, por ejemplo, la voz de los comunicadores no sólo forma opinión, sino que, gracias a la identificación, promueve comportamientos más o menos funcionales a la organización social".

Entendemos de esta forma que el mensaje televisivo adquiere una gran importancia social. Como futuros profesionales de los medios, es nuestra responsabilidad reflexionar acerca de los contenidos que se manejan.

Si la televisión pierde su conexión con la realidad para fluctuar en un mundo donde sólo importa su propio discurso, pierde la característica que la define como medio: la capacidad de comunicar.

Nuestro objetivo es lograr por medio de este trabajo una reflexión consciente respecto a esta nueva temática de la televisión. Investigar aquellos textos, aunque muy escasos, que de alguna forma se hayan publicado al respecto, haciendo hincapié en el hecho de que la Argentina sea el único país en el mundo donde se presente este fenómeno. Y así generar un discurso crítico que promueva el incremento de la calidad televisiva.

2. Presentación del objeto de estudio

Nuestro objeto de estudio es la televisión pero en su forma exponencial, la televisión al cuadrado; aquella que se genera a partir de su propia existencia, reflejando los hechos que le acontecen internamente en su calidad de medio.

Es difícil trazar un límite para nuestro objeto de estudio porque hoy en día prácticamente todo el discurso de los medios gira en torno a la televisión. Hay referencias en cualquiera de los programas que se emitan al aire, hasta en las ficciones (y podría pensarse esto como una forma de PNT para los institucionales de los canales) se filtran referencias a otros programas de televisión, ya sea desde los diálogos de los personajes, o por la colaboración de determinada "figura" del medio invitado a participar en algún capitulo desde su condición de "figura", y no para representar ningún personaje. Hoy en día los noticieros "informan" acerca de lo acontecido en ciertos programas, así como también presentan "avances". Pero no sólo eso desde los diarios se realiza seguimientos que han convertido los suplementos de "espectáculos" enteramente en una referencia a la televisión, pormenorizando cualquiera de las otras actividades en la rama. Ni siquiera el medio considerado más reacio se ha salvado, gran parte del discurso de la Radio gira también entorno a la televisión, ya no asombra si de hecho en algún flash informativo nos encontramos con una noticia de tipo televisiva.

Pareciera que cualquiera que se arriesgue a evitarlo, lo hace a sabiendas de que corre el riesgo de perder actualidad, la televisión ha logrado generar una dependencia informativa.

Pero a fin de restringir y otorgarle un marco a nuestra investigación, decidimos hacer hincapié sobre todo en los programas de televisión realizados sobre la base de archivos televisivos, mediante su re-edición; que se presentan como una hipérbole del discurso autorreferencialista del medio.


Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda