Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Vestimenta - Enfermería hospitalaria (página 2)

Enviado por Gonzalez, Erica



Partes: 1, 2

La cama del enfermo

La comodidad del enfermo depende del estado de su cama, en particular si pasa en ella periodos prolongados. Necesita una cama limpia, pulcra y sin arrugas. Las camas se hacen por la mañana, después de bañar al enfermo. Se cambian las sabanas sucias y se ventilan y arreglan nuevamente. También es muy importante cambiar las sabanas siempre que se ensucien. La ropa húmeda o sucia o sucia predispone a alteraciones e infecciones de la piel.

Tipo de cama según propósito

La cerrada: se hace cuando el paciente se da de alta.

La cama abierta: es la que se ha asignado a un paciente, puede prepararse para un nuevo enfermo o cualquiera que no esta acostado.

La cama ocupada: como su nombre lo indica, es aquella en que el paciente se encuentra acostado. Es importante cambiar con suavidad y rapidez estando el paciente acostado.

La cama de anestesia o de recuperación: Se utiliza para enfermos inmediatamente después de la cirugía. Su propósito es tener un área limpia en la que se mueva con facilidad un paciente. También es importante que puedan cambiarse fácilmente las sabanas, molestándolo lo menos posible.

La cama diagonal: esta diseñada para exponer la pierna del paciente y proporcionarle al mismo tiempo calor y recubrimiento adecuados. Utilizada para ventilar enyesados húmedos y para enfermos con miembros inferiores en tracción.

Lencería de la cama de hospital

Consiste en dos sabanas dos fundas para almohada, una sabana para tracción (llamada también sabana clínica o salea) de plástico o caucho (opcional), una sabana de algodón para tracción (opcional) una o dos frazadas y una colcha (las frazadas son también opcionales.

Las sabanas de algodón y de caucho para tracción son mas fáciles de cambiar que las de abajo y protegen el colchón (se encuentran el uso de colchones con cubiertas de plástico).

Las frazadas están hechas de algodón suave o una combinación de franela y algodón. Deben soportar lavados frecuentes sin dañarse ni encogerse. La misma frazada no debe utilizarse en más de un paciente por el peligro de transmitir microorganismos. Las adicionales pueden arrollarse y conservarse en los pies de la cama, o en el buró o el armario por si el paciente desea utilizarlas.

Cambio de la cama de hospital

Hay dos procedimientos básicos para cambiar las ropas de una cama de hospital; desvestirla y hacerla. Cuando la enfermera cambia una cama una cama, debe recordar que hay microorganismos en el ambiente y conocer los métodos por los que se diseminan. Es necesario que no olvide los siguientes principios:

  • Hay microorganismos en la piel y el ambiente en general.
  • Algunos microorganismos son oportunistas (causan infecciones cuando las condiciones son favorables)
  • Los enfermos suelen resistir menos las infecciones que las personas sanas, por el estrés que causa el proceso patológico.
  • Enfermería debe evitar sostener las ropas sucias contra su uniforme, nunca agitarlas y lavarse las manos antes de atender a otro paciente.

Recomendaciones:

  • Conservar una buena alineación corporal.
  • Utilizar los músculos grandes del cuerpo en lugar de los pequeños.
  • Trabajar con uniformidad y en forma rítmica.
  • Tirar o empujar en lugar de levantar, porque requieren menos esfuerzo.
  • Utilizar el propio peso para contrarrestar el de un objeto disminuye el esfuerzo y la tensión.

Desvestir la cama

Se necesita quitar todas las ropas de la cama y el equipo desprendible.

  • Enfermería suele llevar consigo las ropas y el equipo necesarios para hacer la cama al mismo tiempo que la desviste. Las ropas limpias se colocan en una silla cercana a la cama, en el orden en que se utilizaran. Para desvestir una cama solo suele necesitarse un recipiente para las ropas sucias. Si no se cuenta con estos aditamentos, enfermería puede tirar la colcha por las esquinas hasta los pies de la cama y utilizarla para envolver las ropas sucias. Si se colocan en el piso aumenta la posibilidad de diseminar microorganismos.
  • Quitar el equipo de la cama
  • Quitar las ropas de la cama comenzando por la cabecera, la enfermera afloja las ropas de arriba y abajo quitándolas del colchón mientras camina alrededor de la cama
  • Voltear el colchón una vez que se han quitado las ropas de la cama, puede voltearse el colchón de un lado a otro.
  • Una vez que se ha terminado de desvestir la cama y antes de colocar las ropas limpias, la enfermera debe lavarse las manos. Las sabanas sucias y el colchón alojan microorganismos que no deben transmitirse a las limpias.

Colchón

Hay muchos tipos de colchones para fines terapéuticos y de comodidad. Los de uso regular en hospitales son duros y con frecuencia están recubiertos con un material plastificado. Se usan los de espuma de caucho (hulespuma). Se amolda un poco a su cuerpo. La ventaja de hacer menos presión en las salientes óseas. Se utiliza con frecuencia para la prevención de ulceras por decúbito.

Colchón de presión alternativa, operado con un pequeño motor. Este colchón puede llenarse con aire o agua se infla y desinfla alternativamente áreas del colchón y con ello hay cambio continuo de presión en las diversas partes del cuerpo. Advertir al paciente y al personal de que tengan cuidado de no pinchar el colchón con imperdibles o instrumentos agudos. Esta cama es más eficaz cuando solo se coloca una sabana entre el colchón y el paciente. Es necesario tener cuidado de no obstruir o desconectar el tubo que va a al motor al hacer la cama.

Colchón de aire fluidificado, utiliza el principio de flotación para proporcionar apoyo uniforme a todo el cuerpo. El colchón de la cama esta hecho de esferas muy finas de vidrio óptico de grado medico. Se sopla aire a través de estas esferas para conservarlas en movimiento constante y el paciente experimenta una sensación cómoda de flotación sin sentirse inestable.

Aun es necesario voltear con frecuencia a los pacientes, cuidar bien la piel y colocarlos en una posición adecuada.

Armazones para la cama

El principal objeto de estos armazones es evitar que el paciente reciba el peso de las ropas de cama que lo cubre.

Tablillas para los pies

Es un dispositivo que se coloca en él píe de la cama para apoyar los pies del enfermo. Algunos se ajustan al marco o "tambor" de un lado al otro del pie de la cama; otros se fijan a los lados del marco de la cama y en esta forma pueden descansar sobre el colchón en un punto a lo largo de la cama. Las tablillas para los pies suelen ser de madera, plástico o lona dura.

Normalmente, los pies de los pacientes acostados en posición dorsal se doblaran hacia las plantas. Sino se ejercita o apoyan, con el tiempo pueden fijar fijos en flexión plantar (pie péndulo).

El pie péndulo suele tratarse con fisioterapia, pero en ocasiones solo la alivia la cirugía.

Tabla para fracturas

La tabla para fracturas (tabla para la cama) es un soporte que se coloca debajo del colchón para darle mayor rigidez. Suele ser de madera o madera y lona y se construyen para ajustarse a las camas estándar de hospital.

La tabla para fracturas se utiliza cuando el paciente requiere apoyo adicional para la espalda. En enfermos con lesiones del caquis, el medico ordena con frecuencia tablas para fractura.

Marco de Balkan

Es un marco de madera o metal que se extiende a todo lo largo de la cama apoyado en ambos extremos por un poste. Puede fijarse un trapecio al marco, arriba de la cabeza del paciente, para ayudarlo a que se levante solo en la cama.

Con frecuencia, el marco sirve para fijar las poleas y pesas del equipo de tracción que se utiliza en pacientes con fracturas de los miembros inferiores, en particular el fémur.

Marco de Bradford

Suele utilizarse para inmovilizar pacientes con lesiones de la columna (raquis).

En muchas camas para fracturas el marco esta recubierto con tiras de lona para facilitar los cuidados del enfermo.

Una de las responsabilidades de la enfermera es asegurar al paciente que no es probable que se caiga del marco y que debe reposar tranquilo.

Colocación del paciente

Por lo general, los enfermos asumen las posiciones que les son mas cómodas. El uso adecuado de almohadas y una base firme ayudara a que se conserven cómodos. Los pacientes se colocan en una posición determinada por indicaciones terapéuticas y por comodidad. Hay muchas posibles razones para lo primero: algunas son conservar una buena alineación corporal, evitar contracturas, promover el drenaje, facilitar la respiración y evitar alteraciones de la piel sobresalientes óseas.

La valoración inteligente de los problemas de un enfermo y el conocimiento de la anatomía y fisiología son bases importantes para estos juicios.

A continuación se indican los principios que la enfermera debe tener presente al ayudar a los pacientes a asumir diferentes posiciones:

  • Cuanto más similares sean a la posición anatómica básica, tanto mejor será la alineación corporal, lo que es, por supuesto, muy deseable.
  • Las articulaciones anatómicas deben conservarse en ligera flexión. La extensión prolongada origina tensión y distensión muscular indebidas.
  • Deben cambiarse con frecuencia, cuando menos cada 2 horas. La presión prolongada en un área de la piel puede causar alteraciones, con las consiguientes ulceras por presión (ulceras por decúbito). Por lo general, no se conoce la tolerancia de la piel de los distintos pacientes.
  • Todos los enfermos necesitan ejercicios diarios, a menos que estén contraindicados médicamente.
  • Cuando un paciente cambia de posición, las articulaciones deben moverse en toda su extensión, a menos que este contraindicado médicamente.

Prevención de accidentes de naturaleza mecánica

Entre los accidentes mecánicos que ocurren con mayor frecuencia se encuentran las caídas. Las de la cama, sillas, al caminar o al meterse o salir de una tina de baño no son raras, pero generalmente pueden prevenirse.

Las camas que se levantan o bajan, pueden dejarse en la posición más baja cuando la enfermera no está en la habitación. A este nivel es posible que el paciente se acueste o levante con mayor seguridad.

La enfermera puede utilizar dispositivos específicos:

  • Barandillas: Las barandillas de la cama peden impedir que el paciente ruede y caiga. Se requieren en camas de pacientes ciegos, inconscientes, sedados o con incapacidad muscular o convulsiones.
  • Chalecos de seguridad y cinturones de Posey: es un camisón sin mangas con ataduras largas cruzadas enfrente y detrás que pueden fijarse a ambos lados de la cama. Los nudos se aseguran al marco, fuera del alcance del paciente. Ambos dispositivos permiten que el enfermo se mueva con relativa libertad en la cama, pero impiden que trepe por las barandillas y caiga posiblemente al piso.
  • Inmovilizadores para brazos y piernas: Durante la venoclisis puede estar indicado inmovilizar el brazo.
  • Mitones: Es un guante suave que acojina la mano del paciente, también pueden hacerse utilizando cojincillos de apósitos, vendas de gasa y tela adhesiva. Están indicados para enfermos confusos o semiconscientes que pueden tirar de sus apósitos, sondas o tubos.

Fajas

Pueden usarse para fijar apósitos, hacer presión, apoyar un área del cuerpo y proporcionar comodidad. Están hechas de algodón fuerte, durable.

Aplicación de fajas:

  1. se aplican de tal forma que hagan presión uniforme sobre el área deseada.
  2. Deben apoyar las regiones del cuerpo en su posición anatómica normal, con ligera flexión articular.

    Tipos de fajas:

    • Faja en T: la parte superior pasa alrededor de la cintura del paciente y el tallo se coloca entre las piernas del enfermo y enseguida se fija al frente en la cintura. Se utiliza para retener apósitos perineales.
    • Faja abdominal recta: se utiliza para conservar apósitos abdominales, hacer presión y apoyar el abdomen.
    • Faja Escultetus o de colas múltiples: suele utilizarse para apoyar al abdomen, pero también para fijar apósitos, se ajusta estrechamente a los contornos del cuerpo. Está recubierta de franela que absorbe la humedad y las hace más cómodas.
    • La faja para mama: suele tener cintas que se ajustan sobre los hombros y se adhieren a la faja en el frente.
    • Cabestrillo: es una faja triangular para apoyar un miembro, asegurar la férula y fijar apósitos

    Problemas relacionados con el uso de fajas:

    Una faja debe cambiarse o reacomodarse con la frecuencia necesaria para conservar su esperada función de apoyo, comodidad o presión. Su ensuciamiento también es un problema. Como una faja sucia puede causar irritación e infección, es esencial cambiarlas de inmediato

    Vendaje

    Una venda es una cinta de tela que se utiliza para envolver una parte del cuerpo, se aplican con los siguientes propósitos:

    1. Limitar la movilidad
    2. Dar calor
    3. Fijar un apósito
    4. Conservar férulas en posición
    5. Proporcionar apoyo
    6. Aplicar presión a fin de controlar una hemorragia, promover la absorción de líquidos tisulares, o evitar su pérdida.

    Materiales utilizados para el vendaje

    Uno de los materiales que se utilizan con mayor frecuencia es la gasa de tela suave de algodón, porosa, no voluminosa, ligera, que se amolda fácilmente a cualquier contorno y además es desechable.

    Las gasas Kling y de Kerlix están tejidas de tal forma que se estiran y en consecuencia se amoldan a los contornos del cuerpo. Su textura es corrugada y tiende a adherirse, lo que ayuda a conservarlas en su sitio una vez aplicadas.

    La franela permite hacer vendajes suaves y adaptables. Es gruesa y conserva el calor del cuerpo.

    La crinolina es una gasa de trama floja, de textura gruesa y fuerte, impregnada con yeso para utilizarse como base en la aplicación de enyesados y puede impregnarse de vaselina para usarla en heridas abiertas.

    La muselina es un algodón grueso y fuerte, no flexible. Se utiliza para apoyo, como en férulas, o para limitar el movimiento.

    Las vendas elásticas están hechas de algodón con alma elástica, se utilizan con frecuencia como vendas tensoras para aplicar presión.

    La adherente elástica es una venda con un lado adherente. Se aplica para proporcionar apoyo en caso de asegurar apósitos.

    La adherente de plástico es una venda impermeable con un lado adherente, es poco elástica y puede utilizarse para hacer presión y al mismo tiempo conservar seca un área.

    Principios relativos al vendaje

    Las vendas sólo se aplican es áreas limpias. Los microorganismos proliferan en áreas calientes, húmedas y sucias. Las superficies de la piel deben estar secas y limpias, si se colocan sobre una herida abierta debe recubrirse de antemano en forma aséptica.

    Vueltas fundamentales en un vendaje

    L a circular se utiliza para vendar una parte cilíndrica del cuerpo o asegurar una venda en los extremos inicial o terminal que no se sitúan sobre la herida, la parte del cuerpo se envuelve en tal forma que cada vuelta cubra exactamente a la anterior.

    La vuelta en espiral se utiliza para vendar una parte del cuerpo de circunferencia no uniforme. La venda se lleva hacia arriba en un ángulo ligero de tal manera que forme un espiral alrededor de la zona vendada. Cada vuelta es paralela a la precedente y se superpone en dos tercios del ancho de la venda. Esta vuelta se utiliza en regiones como dedos, brazos y piernas.

    La vuelta de espiral inversa se utiliza para vendar porciones cilíndricas del cuerpo de circunferencia variable, como la pierna.

    Para hacerla se coloca el pulgar de la mano libre en el extremo superior de la vuelta inicial, sosteniendo firmemente la venda. Se desenrolla ésta unos 15 cm y enseguida se voltea la mano de tal forma que la venda se dirija hacia abajo, paralela al borde inferior de la vuelta anterior, cubriendo dos tercios de su ancho. El rollo se pasa enseguida alrededor del miembro y se hace otra vuelta inversa en el mismo sitio de tal forma que las vueltas se encuentren alineadas y uniformes.

    La vuelta en ocho suele utilizarse en articulaciones pero también puede emplearse para toda la longitud de un brazo o vendar una pierna. Consiste en vueltas oblicuas repetidas que se hacen alternativamente arriba y debajo de una articulación, en forma ocho. En consecuencia, las vueltas se hacen hacia arriba y hacia abajo y cada una recubre dos tercios del ancho de la anterior.

    La vuelta recurrente se utiliza recubrir las porciones distales del cuerpo, como la punta de un dedo. Una vez que se fija la venda con una vuelta circular, se gira el rollo y se lleva directamente sobre el centro de la punta que se recubrirá. En seguida, se fija en la parte inferior y se dan vueltas alternadas, primero hacia la derecha y después a la izquierda, sobre la vuelta original, cubriendo la punta de tal forma que cada vuelta sostenga arriba y abajo. En cada vuelta, la venda cubre dos tercios del ancho de la anterior. La venda se asegura con vueltas circulares que reúnen los extremos.

    Medias antiembolia

    Expulsan la sangre de los vasos sanguíneos más pequeños hacia las venas más profundas y también evitan su estancamiento en las piernas. Las medias se quitan varias veces al día para revisar el color de la piel; color de la uña puede revisarse con mayor frecuencia a través de la abertura de la punta, para comprobar que no estén haciendo mucha presión y disminuyendo la circulación de las piernas.

    Guantes estériles

    Para cambiar un apósito y asear una herida abierta se utilizan guantes estériles que se colocan después de quitar los apósitos sucios.

    Para colocarse los guantes estériles toman el interior del manguillo doblado de este guante, lo extraen de la bolsa y deslizan la mano en su interior con los dedos rectos. Luego ya puede colocarse el segundo guante. Los dedos de la mano enguantada se deslizan debajo del borde del manguillo doblado del guante para extraerlo de la bolsa. En seguida, cuidando de no tocar la piel de la mano o el uniforme, se desliza cuidadosamente la mano en el interior del guante, tirando del manguillo sobre la muñeca con la mano enguantada, que aún se encuentra debajo de él. A continuación, se coloca sobre la muñeca el manguillo del guante deslizando los dedos de la otra mano ya enguantada, debajo del manguillo doblado del guante y llevándolo cuidadosamente sobre la muñeca. Una vez colocados los dos guantes, la enfermera puede ajustar los dedos en la misma forma que lo haría con un par de guantes comunes.

    Principios de limpieza y atuendo quirúrgico

    • Atuendo: por ningún motivo se utiliza ropas de calle en quirófano, sino el atuendo idóneo, limpio y aprobado. De manera semejante, dicho atuendo no se emplea fuera de el. Es necesario cambiar todo atuendo mojado o manchado, y colocarse otro limpio, cada vez que la persona entre en el quirófano; cuando se quita el atuendo, se coloca en la cesta para ropa sucia y se envía a la lavandería.
    • Mascarilla: el personal debe utilizarla cuando entre al quirófano, para así llevar al mínimo la contaminación de los microorganismos que viajan por el aire. No debe permitir las fugas de aire y ha de cubrir por completo la zona de nariz y boca. Pierde gran parte de su eficacia cuando se humedece.
    • Gorra: debe cubrir por completo el cabello de manera que no caigan madejas de pelo, ganchos, sujetadores o partículas de caspa o polvo en el campo estéril. Son desechables.
    • Zapatos: deben ser cómodos y brindar apoyo; no se permiten zapatos de tenis, sandalias ni botas, porque no son seguros y es difícil limpiarlos.

    La prioridad para todo el personal es evitar las complicaciones en el paciente, lo que incluye protegerle contra infecciones. El acatamiento estricto de los principios de asepsia es inherente a este objetivo

    Colocación de la bata quirúrgica

    Una vez lavados las manos y brazos con un detergente antiséptico, se colocan bata y guantes estériles. Se usan para participar en la operación u observarla en tanto se conserva el estado de asepsia en la forma mas practica posible.

    • La bata estéril se toma de un paquete abierto o puede darla alguien que se haya lavado.
    • La bata esta doblada de adentro hacia fuera (para así no tocar la porción exterior o frente), por lo que es necesario sostenerla por el cuello y permitir que se desdoble. Al desdoblarse aparecerán los orificios de las mangas. Las manos se sostienen hacia arriba y se deslizan por los orificios, pero solo hasta el manguito del puño.
    • La enfermera circulante puede auxiliar al tirar del interior de la bata y hacer que los puños de la bata queden sobre las manos. (Los puños son restirados a las manos, pero no sobre ellas. Cuando se utiliza la técnica de colocación cerrada de guantes.
    • A fin de asegurar la bata, se anudan las cintas de la porción posterior; si hay alguna cinta en la cintura, la enfermera circulante busca sus puntas sin tocar la bata, las lleva hacia atrás y las anuda.

     

    INTEGRANTES:

    Adet, Andrea

    Borda, Melisa

    Cano Santos, Norma

    Carbajal, Rosario

    Choque, Cristina

    Dominguez, Paula

    Gonzalez, Erica

    Lopez, Margot

    Mierez, Carolina

    NOVIEMBRE 2006-

  3. Se aseguran firmemente de modo que no causen fricción, y que irritara la piel o las mucosas.

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.