Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El desarrollo tecnológico y su impacto en el medio ambiente en diferentes etapas de la historia (página 2)

Enviado por Raúl Calvo Gómez



Partes: 1, 2

Esta actividad se fue perfeccionando con el desarrollo ulterior del cerebro, hasta alcanzar su pleno desarrollo con el advenimiento de los hombres de Cro - Magnon (hombre nuevo). Sin lugar a dudas, con la aparición del hombre nuevo el equipo instrumental se comenzó a diversificar y se hizo cada vez más complejo, proceso que en nuestros días se perfecciona continuamente.

La fabricación de instrumentos es un proceso específicamente humano, y fue sin dudas, el que permitió el nacimiento de la tecnología y la civilización humana, teniendo sus matices propios en cada momento histórico concreto, dados por el modo de relación entre el hombre y la naturaleza a través de un determinado sistema tecnológico.

Dicho intercambio se efectúa sobre la base de relaciones que garantizan la unidad dialéctica hombre – naturaleza, las que se pueden tipificar como:

  • Relaciones naturaleza – naturaleza, que se establecen entre los componentes abióticos y bióticos que conforman el subsistema naturaleza.
  • Relaciones naturaleza – sociedad, mediante el condicionamiento o aptitud funcional de los elementos naturales para distintos tipos de modificación antrópica o de asimilación socioeconómica del paisaje.
  • Relaciones sociedad – naturaleza, que se verifican mediante las modificaciones o impactos generados por las diversas acciones humanas (elementos socioeconómicos) y que determinan cambios o transformaciones en las características naturales.

En los momentos actuales la tecnología, según Arnold Pacey:

"es mucho más que una suma de aparatos cada vez más caros y sofisticados. La tecnología es una práctica social… que tiene… dimensiones:

La dimensión técnica: conocimientos, capacidades, destrezas técnicas, instrumentos, herramientas y maquinarias, recursos humanos y materiales, materias primas, productos obtenidos, desechos y residuos.

…La dimensión ideológica – cultural: finalidades y objetivos, sistemas de valores y códigos éticos; creencia en el progreso, etc. " 8.

  • Cambios en el medio ambiente con el desarrollo del sistema instrumental del nomadismo.

Muchos espacios del planeta donde la vegetación que predomina son las hierbas, deben su existencia al fuego que provocaron antiguas civilizaciones con motivo de subsistencia, que son testimonio de las modificaciones que introducían en su medioambiente natural.

La caza y la recolección silvestre que se desarrollaba provocaron de manera excepcional la pérdida de algunas especies vegetales y animales. El desarrollo de una tecnología extraordinariamente rudimentaria en los albores de la humanidad hacía a los hombres muy dependientes de la naturaleza.

La interacción con el medio ambiente estaba reducida al consumo directo de las condiciones naturales. "El hombre primitivo, según Lenin, se hallaba totalmente abrumado por el peso de la existencia, por las dificultades de la lucha contra la naturaleza" 9.

  • Cambios en el medio ambiente con el desarrollo del sistema instrumental propio del sedentarismo.

El surgimiento de la agricultura y la ganadería suprimió el carácter, hasta ese momento existente, de la relación del hombre con el medio ambiente, lo que sentó las bases para el perfeccionamiento del sistema tecnológico para la siembra y el cultivo de especies vegetales, y la domesticación.

Las alteraciones de la naturaleza fueron notándose cada vez más, pues al roturar espacios vírgenes se requería de la tala y la quema de los bosques, lo que unido al fomento de la ganadería incidió en el deterioro de los suelos y en la pérdida de la vegetación natural; mas el desarrollo de la agricultura marcó la expansión de las comunidades humanas sobre el espacio geográfico.

Con el devenir de los años, el sistema instrumental se fue desarrollando con el labrado y fundición del hierro, en tanto fueron apareciendo problemas más serios que tenían que ver con la intensificaron la explotación de la naturaleza.

El surgimiento de las ciudades agregó otros problemas ambientales que se fueron haciendo marcadamente visibles en la salud humana, como los del tipo higiénico – sanitario. En el siglo XV, por ejemplo, Europa Medieval quedó desolada por enfermedades, entre las que prevaleció la peste.

En un principio, y en los umbrales de las sociedades clasistas los impactos en el medio ambiente tenían un carácter local o regional, y las soluciones estaban asociadas a cambios tecnológicos.

Con el advenimiento del capitalismo en Europa la tecnología se acrecentó como resultado del gradual desarrollo que fue experimentando la ciencia. Entre los siglos XVI al XVII, se desarrolla en Europa la llamada Revolución Científica. En este período se desarrolló la primera Revolución Industrial (Italia e Inglaterra).

En la segunda mitad del siglo XIX se produjo la Segunda Revolución Industrial en Europa (Francia y Alemania). Este proceso de desarrollo de la ciencia y la tecnología sentó las bases para el inicio de una creciente explotación de los recursos naturales, principalmente, los no renovables y su consecuente manifestación en la salud humana.

El aumento de la producción a gran escala y su concentración monopolista condicionó el desarrollo de numerosos procesos dañinos al medio ambiente, y el deterioro de los recursos naturales e históricos – culturales, y una urbanización desmedida, donde son deprimentes las condiciones de saneamiento y de calidad de vida, los que alcanzaron su mayor colofón a fines de la década del sesenta del siglo pasado (XX).

La etapa señalada arriba ha sido considerada la cumbre de las brillantes realizaciones de la ciencia y la técnica, ya que creó las condiciones para que en 1970 se produjera la Tercera Revolución Industrial. Los avances de la ciencia, alcanzaron entonces dimensiones planetarias.

Esto motivó una mejoría en las condiciones de vida que produjo un impresionante crecimiento de la población junto con el aumento de las necesidades humanas. Todo ello unido con el desarrollo y la expansión de la cultura consumista del capitalismo y la intensificación de la explotación de los recursos naturales.

El proceso de contaminación del medio ambiente alcanzó las mayores proporciones en los países capitalistas industrializados, aunque no siempre puede vincularse esta únicamente con el capitalismo, pues "No está determinado sólo por factores sociales, sino también, por tecnológicos..." 10.

Algunos autores se han referido a que los problemas del medio ambiente no son consecuencia de las relaciones del hombre con la naturaleza, sino de la sociedad con la naturaleza; principalmente un tipo de sociedad humana conocido hoy como civilización occidental, muy difundida en el mundo.

  • Crecimiento de la producción, desarrollo y progreso. El desarrollo sostenible como alternativa.

El desarrollo ha sido analizado históricamente como sinónimo de progreso, sin embargo este ha traído aparejadamente, la crisis ambiental contemporánea. La misma se caracteriza por su amplitud planetaria, y está ocurriendo bajo el paradigma de producción y consumo que ha gobernado a la humanidad.

Este modelo está basado en la equivalencia insostenible entre el desarrollo y el crecimiento económico ilimitado, y sostiene la visión de que el proceso de desarrollo se alcanzaría al conquistar, someter y dominar a la naturaleza salvaje y la sociedad a la razón humana.

Siempre se había pensado que los recursos eran infinitos, y no se incluían en su explotación variables ambientales para medir el impacto, que a la larga implica grandes costos. Engels, afirmó: "sin embargo no nos dejaremos llevar del entusiasmo ante nuestras victorias sobre la naturaleza. Después de cada una de estas victorias sobre la naturaleza toma su venganza" 11.

En la evolución del planeta se han sucedido varias crisis ambientales por causas naturales; actualmente asistimos a una que tiene sus orígenes en la acción antrópica, siendo evidente su existencia en la manifestación de los problemas ambientales de carácter global.

Los impactos negativos del hombre en la naturaleza que resultan más significativos han ocurrido en las últimas décadas, lo que demuestra que se están superando las posibilidades de restablecimiento.

Algunos justifican la inexistencia actual de una crisis ambiental, alegando que muchas de las catástrofes que ocurren pueden ser adsorbidas por el planeta, y que la existencia de epidemias, y de grandes y devastadoras guerras actúan como herramientas de la evolución y que atenúan el crecimiento de la población; criterio, este último, que no se comparte porque justificaría la permanencia de los grandes problemas sociales y es una barrera para la implementación del desarrollo sostenible.

En todo este proceso de deterioro tiene una gran incidencia el proceso de globalización erguido sobre los avances científicos – técnicos y las corrientes neoliberales en muchas áreas geográficas, las que promueven el libre mercado, el aumento de la productividad, de la producción y el consumo para el bienestar solamente de la minoría, a expensas del aumento de las presiones sobre el medio ambiente.

Este es el modelo desarrollista que se está exportando a los países en vías de desarrollo. "La globalización de la economía mundial es como tutora de todas las otras abundantes globalizaciones: ... e, incluso, la globalización de los modos y maneras de destruir el medio ambiente" 12. Ella impide por su propia naturaleza la equidad, y produce un incremento de la pobreza. De ahí, que la llamada tecnofobia, trate de minimizar el valor de la ciencia y la tecnología.

Hoy estos problemas se han multiplicado, y en muchos casos, regiones o países enteros sufren las consecuencias. De modo que los problemas ambientales pasaron de una escala de manifestación local, a las escalas regionales y, principalmente, global. La desertificación; la deforestación; las lluvias ácidas, y otras formas de deterioro ambiental como la pobreza, el analfabetismo, la insuficiente cooperación científica y financiera, la droga, la superpoblación, el terrorismo, son, entre otros ya referidos, dimensiones de los problemas ambientales en sus diferentes escalas de manifestación espacial.

Todos estos problemas ambientales tienen una gran relación con los modelos de desarrollo que se aplican, lo que fue señalado desde 1987, en el Informe «Nuestro Futuro Común», a la vez que se formula una propuesta de acción que se basa en un nuevo concepto denominado "desarrollo sostenible" . Este tipo de desarrollo promueve la armonía entre los seres humanos y entre la sociedad y la naturaleza.

La implementación del desarrollo sostenible implica «Pensar globalmente y actuar localmente». Los inconvenientes que se presentan para la ejecución de este tipo de desarrollo en el contexto mundial, donde dominan las condiciones del orden económico internacional prevaleciente, condujeron a ECO – 92 en Río de Janeiro, Brasil, en junio de 1992, para meditar colectivamente sobre las relaciones desarrollo – medio ambiente y establecer una alianza mundial nueva y equitativa, a partir de nuevas formas de cooperación en todos los niveles.

Se destacó en tal sentido el foro denominado Cumbre de la Tierra o Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD), cuyos resultados están plasmados en la Declaración de Río, donde se concretan varios principios relacionados con el desarrollo sostenible, específicamente en la Agenda 21, donde se definieron las metas a alcanzar para el siglo XXI. En la misma se rescatan el contenido y los conceptos del "Informe Brundtland" (Nuestro Futuro Común).

Además, se hacen referencias a las causas determinantes de los cambios ecológicos: la población, el consumo y la tecnología. También se enfatiza en la necesidad de reducir los hábitos de consumo excesivos y con elevados niveles de desperdicios, mediante el fomento de un desarrollo sostenible. El cual, según este programa, es la vía para luchar contra la pobreza y la destrucción del medio ambiente.

En la mencionada declaración, se proclamaron varios principios sobre el medio ambiente y el desarrollo. Algunos de ello son:

"Principio 4: para llegar a un desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente debe ser parte integrante del proceso de desarrollo y no puede considerarse en forma aislada...

Principio 10: la mejor manera de tratar las cuestiones del medio ambiente es asegurar la participación de todos los ciudadanos involucrados, al nivel adecuado..."13.

En la actualidad el mayor imperativo consiste en integrar factores económicos, sociales y ambientales para conservar el medio ambiente en las condiciones que posibiliten la existencia de la especie humana, mediante la evaluación del impacto ambiental, que posibilite "llegar a un grado de conciencia tal que permita valorar las implicaciones de cada acto de consumo sobre el medio ambiente" 14.

El desarrollo sostenible es el "proceso de elevación sostenida y equitativa de la calidad de vida de las personas, mediante el cual se procura el crecimiento económico y el mejoramiento social, en una combinación armónica con la protección del medio ambiente, de modo que satisfagan las necesidades de las actuales generaciones, sin poner en riesgo las de futuras generaciones" 15.

El desarrollo sostenible implica acciones, entre otras, de:

" _ ... generar patrones de consumo más eficientes;

_ aprovechar racionalmente los recursos naturales." 16.

Sin embargo, para María Novo, "... las respuestas dominantes del capitalismo a las crisis ambiental continúan estando basadas en un tratamiento instrumental." 17. En este sentido el desarrollo sostenible requiere el desarrollo de tecnologías que no sean agresivas al medio ambiente.

En la Cumbre de Río, Fidel Castro, expresó: "... las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente..."18.

Actualmente el consumo, como emblema del capitalismo, ha alcanzado niveles tan elevados en algunos países que generan las llamadas enfermedades del consumo. Son ejemplos de estos males el tabaquismo, la obesidad, la disminución de las relaciones sociales, entre otras.

El crecimiento no es sinónimo de desarrollo ni un indicador de la felicidad humana. El llamado cuarto mundo es el ejemplo más fehaciente de ello. De ahí que la integración de factores económicos, sociales y ambientales y sus indicadores básicos como la esperanza de vida al nacer, la tasa de analfabetismo en adultos y el ingreso per cápita, así como otros que incluyen la población con acceso a servicios de salud y agua potable, entre otros, son los que verdaderamente pueden expresar un nivel de desarrollo real que no esté basado solo en el crecimiento de la producción.

Conclusiones.

_ Cada civilización ha estado identificada por un sistema instrumental.

_ La ciencia y la tecnología alcanzaron su mayor esplendor en el capitalismo.

_ En las sociedades de consumo le atribuyen el papel fundamental del crecimiento económico al sistema tecnológico.

_ El crecimiento económico desmedido sobre la base de la razón instrumental ha estado ocasionando problemas irreversibles al medio ambiente.

_ El deterioro ambiental es un problema sociopolítico cuya solución exige una nueva escala de valores y una nueva ética, profundamente humana y de dimensión social.

_ La integración de factores económicos, sociales y ambientales son los que pueden expresar un nivel de desarrollo real que no esté basado solo en el crecimiento de la producción (desarrollo sostenible).

Referencias

1 Citado de: Más que una Tecnología, una Actitud. Metánica. Revista de la industria cubana Siderúrgica y Mecánica, p. 10. Año VIII. N0. 1/ enero – abril. Editorial PUBLISIME. Ciudad de La Habana. Cuba. 2002.

2 Roque, Marta. Fundamentos éticos y teórico – metodológico de la Educación Ambiental desde una perspectiva cubana. Centro de Información, Gestión y Educación Ambiental. Agencia de Medio Ambiente. Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente. Memorias del IV Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo y del IV Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental "UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE", 2003. Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba. CITMA. En CD – ROM. S/p.

3 Ley 81. Gaceta Oficial de la República, viernes 11 de julio de 1997, año XCV, número 7. Citado en: Mc Pherson Sayú, Margarita. La educación Ambiental en la Formación de docentes. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2004. p. 299.

4 Novo, María. La Educación Ambiental. Bases éticas, conceptuales y metodológicas. Editorial Universitas, S.A. Madrid, 1998. P. 116.

5 Citado por: IVAN FROLOVC. La Concepción marxista – Leninista acerca del problema ecológico, en La Sociedad y el Medio Ambiente. Concepción de los Científicos Soviéticos. Editorial Progreso. Moscú, 1981. p. 14.

6 C. Marx y F. Engels: El Papel del Trabajo en la Transformación del Mono en Hombre. C. Marx y F. Engels. OE en dos tomos. T-II. Editorial Progreso. Moscú, 1971. p. 74.

7 Citado por: F. Niéstorj, M. en El Origen del Hombre. Editorial MIR. Moscú, 1984. p. 143.

8Núñez Jover, Jorge:. en Tratando de conectar las dos Culturas. Una tesis para discutir. La ciencia y la tecnologia como procesos sociales. Ed. Félix Varela. La Habana, 1999. (Soporte digital).S/p.

9Citado por: F. Niéstorj, M. en El Origen del Hombre. Editorial MIR. Moscú, 1984. p. 312.

10 Oldak, Pavel. La Concepción marxista – Leninista acerca del problema ecológico, en La Sociedad y el Medio Ambiente. Concepción de los Científicos Soviéticos. Editorial Progreso. Moscú, 1981. p. 103.

11 Citado por: F. Niéstorj, M. en El Origen del Hombre. Editorial MIR. Moscú, 1984. p.312.

12 Martínez Martínez, Osvaldo: Globalización. Revista Cuba Socialista. Revista trimestral editada por el Comité Central del Partido Comunista de Cuba: 3ª época, No 2 de 1996, La Habana, Cuba, 1996. p. 12.

13 G.N. Ayes, Ametller. Medio Ambiente, Impacto y Desarrollo. Editorial Ciencia y Técnica. La Habana, 2003. p. 10 – 11.

14 R. Balari, Eugenio. En CD - ROM sobre Memorias del IV Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo y del IV Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental " UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE", del 2 al 6 de junio 2003. Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba. S/p.

15 Ley 81. Gaceta Oficial de la República, viernes 11 de julio de 1997, año XCV, número 7. Citado en: Mc Pherson Sayú, Margarita. La educación Ambiental en la Formación de docentes. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2004. p. 302.

16 G. N. Ayes, Ametller. Medio Ambiente, Impacto y Desarrollo. Editorial Ciencia y Técnica. La Habana, 2003. p. 169.

17 Citado en La Educación Ambiental. Bases éticas, conceptuales y metodológicas. Editorial Universitas, S.A. Madrid, 1998. P. 138.

18 Castro Ruz, Fidel "Discurso pronunciado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, 12 de junio de 1992, Río de Janeiro, Brasil, en "Para que no se pierda la vida". Editora Política, La Habana, 1992, 64 pp.

Bibliografía

1. Ayes Ametller, G.N. Medio Ambiente, Impacto y Desarrollo. Editorial Ciencia y Técnica. La Habana, 2003.

2.-Bernal, J:. Historia de la ciencia. Editorial C. Sociales; La Habana; 1986.

3. Colectivo de autores. La Sociedad y el Medio Ambiente. Concepción de los Científicos Soviéticos. Editorial Progreso. Moscú, 1981.

4. C. Marx y F. Engels. OE en dos tomos. T-II. Editorial Progreso. Moscú, 1971.

5. Castro Ruz, Fidel:. "Discurso pronunciado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, 12 de junio de 1992, Río de Janeiro, Brasil, en "Para que no se pierda la vida". Editora política, La Habana, 1992.

6. F. Niésturj:. El Origen del Hombre. Editorial MIR, Moscú, 1984.

7. Introducción al conocimiento del Medio Ambiente:. Curso Universidad para Todos. Editorial Academia S/a.

8. La Sociedad y el Medio Ambiente:. Concepción de los Científicos Soviéticos. Editorial Progreso. Moscú, 1981.

9. Memorias del IV Convención Internacional sobre Medio Ambiente y Desarrollo y del IV Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental "UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE", 2003. Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba. CITMA. En CD – ROM. S/p.

10. Mc Pherson Sayú, Margarita et al :. La Educación Ambiental en la Formación de Docentes. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2004.

11. Metánica. Revista de la industria cubana Siderúrgica y Mecánica. Año VIII. N0. 1/ enero – abril. Editorial PUBLISIME. Ciudad de La Habana. Cuba. 2002.

12. Novo, María:. La Educación Ambiental. Bases éticas, conceptuales y metodológicas. Editorial Universitas, S.A. Madrid, 1998.

13. Núñez Jover, Jorge:. La ciencia y la tecnología como procesos sociales. Ed. Felix Varela. La Habana, 1999.

14. Revista Cuba Socialista. Revista trimestral editada por el Comité Central del Partido Comunista de Cuba: 3ª época, No 2 de 1996, La Habana, Cuba, 1996.

 

 

 

Autor:

Lic. Raúl Calvo Gómez

Profesor asistente en la especialidad de Geografía del departamento de Ciencias Naturales.

MsC. Marcia Macías Concepción.

Profesora asistente en la especialidad de Biología del departamento de Ciencias Naturales


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Tecnología

    Prehistoria. Edad Antigua. Edad Media. Edad Moderna. Edad Contemporánea. Arado, Escritura, Fuego, Rueda, Herramientas d...

  • El nuevo milenio

    El progreso técnico y científico. La revolución de las comunicaciones. Un Mundo Global. Los problemas del comienzo del n...

  • Recipientes de almacenamiento

    Almacenamiento de líquidos. Almacenamiento de gases. Tanques atmosféricos. Tanques elevados, abiertos. Tejados flotantes...

Ver mas trabajos de Tecnologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.