Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La prensa escrita como fuente para la reconstrucción de la historia

Enviado por María Aguirre



Partes: 1, 2

  1. Prensa escrita y discurso político: apuntes teóricos y metodológicos.
  2. Algunas reflexiones para la investigación de la prensa escrita en el perú
  3. Conclusiones

Algunas reflexiones teóricas y metodológicas para su estudio en el Perú

Ponencia expuesta en el XI Simposio Internacional de Estudiantes de Historia, organizado por la Universidad Nacional de San Agustín en Arequipa, entre el 20 y 22 de septiembre del 2006. Asimismo, el trabajo fue publicado, en su primera versión, en las Memorias del Simposio. Finalmente, esta investigación que ahora publicamos ha sido corregida y aumentada, luego de varias conversaciones entre los autores. Dichas reflexiones forman parte de la tesis de licenciatura que cada uno de nosotros viene desarrollando y cuya fuente principal de análisis es la prensa escrita. Este trabajo final se ha publicado en Praxis en la Historia. Revista del Taller de Estudios Histórico – Filosóficos. Año IV. Número 5. Diciembre del 2006. UNMSM. Lima

1. INTRODUCCIÓN

Las sociedades humanas en el proceso de su desarrollo histórico han plasmado todas sus manifestaciones y también sus ideas fundamentales de sí mismas en algún tipo de evidencia material o de soporte oral. Dichos testimonios nos permiten apreciar la forma de vida de aquella sociedad, las relaciones de poder, los discursos y conflictos, por el cual pasan los hombres en sus relaciones sociales que establecen entre sí. Estas evidencias denominadas fuentes pueden ser de diferentes tipos y clases de acuerdo al grado de desarrollo y las costumbres de las sociedades que expresan sus ideas y su forma de vida. Es así, que su utilización requiere de distintas técnicas y procedimientos que se encontrarán en estrecha relación al tema y problema de investigación a la cual nos dediquemos.

En ese sentido, en esta oportunidad, nuestras indagaciones nos obligan el necesario desarrollo de la forma cómo podemos manejar un determinado tipo de fuente para la historia. Particularmente, nos interesa ofrecer un modelo inicial para el análisis de la prensa escrita. No obstante, sabemos que estamos planteando la reflexión de una de las fuentes para la reconstrucción de la historia tal vez tradicional (pues casi la mayor parte de historiadores lo han utilizado en alguna ocasión), pero que no ha sido analizada a profundidad ni valorada realmente.

Por ello, creemos en la importancia de la prensa como fuente esencial para reconstruir la historia de cualquier sociedad humana en un determinado tiempo y espacio. Así, consideramos que los periódicos representan una evidencia base de la vida inmediata de los hombres. Un medio a través del cual se informa del acontecer diario y de los acontecimientos más resaltantes que se desarrollan a nuestro alrededor. Es decir, es una especie de sociología de la realidad social.

Al respecto y rescatando la importancia de la utilización de nuevas fuentes, el historiador francés Lucien Febvre afirmó:

"Hay que utilizar los textos, sin duda. Pero todos los textos. Y no solamente los documentos de archivo [...] También un poema, un cuadro, un drama son para nosotros documentos, testimonios de una historia viva y humana, saturados de pensamiento y de acción en potencia [...] Porque la historia se edifica, sin exclusión, con todo lo que el ingenio de los hombres puedan inventar y combinar para suplir el silencio de los textos, los estragos del olvido."

Entonces, actualmente, es sorprendente apreciar en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos el interés historiográfico por trabajar y utilizar un tipo de fuente particular como es la prensa escrita. Aquella incesante búsqueda por el análisis de la prensa como fuente es evidente en la Escuela de Historia de San Marcos. Los nuevos historiadores hemos empezado a mirar otra vez con buenos ojos, pero ahora en forma más analítica, la información, el discurso y el trasfondo de los periódicos que circularon por todo el territorio de nuestro país.

En esa línea de análisis, recientemente, en el mes de junio, fue sustentada la tesis de licenciatura Libertad de imprenta y prensa en Lima, 1884 – 1904, de Juan José Pacheco Ibarra. El autor en su tesis ubica más de 250 periódicos y detalla en líneas generales la temática de muchos de dichos papeles impresos. Deja sentada las bases iniciales para la investigación de diferentes temas de la historia peruana de aquella etapa. Así, aquel esfuerzo de este joven historiador pone en evidencia el trabajo que se viene realizando en San Marcos por comprender la historia a partir de los periódicos. Entonces, no solo contamos ahora con los últimos trabajos de los ya conocidos Luis Miguel Glave, Juan Gargurevich Regal y Claudia Rosas Lauro, sino, además, existen trabajos concretos y prometedores como el de Pacheco y el fuerte estímulo de futuras investigaciones que se encuentran en proceso y algunas por concluir de los nuevos historiadores de San Marcos.

Así, en el camino de estas nuevas investigaciones, presentamos a continuación un esquema tentativo del marco teórico y metodológico que se podría utilizar para el tratamiento de la prensa escrita. Igualmente, realizamos un alcance historiográfico de algunos textos que indagan sobre dicho aspecto de la prensa. Además, en la parte final del trabajo, explicamos breves ideas de nuestras propias tesis en elaboración, y lanzamos algunos posibles temas de indagación histórica en el cuál los periódicos son esenciales e importantes.

2. PRENSA ESCRITA Y DISCURSO POLÍTICO: APUNTES TEÓRICOS Y METODOLÓGICOS.

2.1. Breve reflexión bibliográfica

Es realmente difícil encontrar en los libros de historia, que se han dedicado al análisis de la prensa escrita, un marco referencial para su manejo adecuado. Solo podemos leer fragmentos o pequeños artículos referentes al tema. En su gran mayoría las investigaciones solamente nos presentan la exposición del contenido de la prensa y cuáles son las temáticas de la información expuestas en las mismas.

Connotados historiadores como Jorge Basadre y Raúl Porras Barrenechea en algunos de sus trabajos, han lanzado solo pequeñas ideas para el manejo de la prensa como fuente histórica. Lamentablemente, estos científicos sociales no han ahondado en su reflexión profunda y crítica. Basadre señala el cuidado que deberíamos tener cuando se analiza este tipo de fuente. Para él es provechoso su utilización si se trata de los aspectos políticos e ideológicos de una determinada sociedad. Porras también ahonda sobre el particular, en su caso realiza investigaciones en torno a los ideólogos y personajes ligados al periodismo peruano para entender el porqué de la manifestación de su discurso materializado en la prensa escrita.

Por su parte, Juan Gargurevich Regal, investigador cuyo campo de acción está fuertemente vinculado a la historia del periodismo peruano, nos ha brindado, en sus diferentes libros, visiones generales de la prensa escrita en el Perú. Incluso, recientemente, ha publicado un texto en donde realiza un análisis detallado de uno de los periódicos claves en la segunda mitad del siglo XX en nuestro país como fue Ultima Hora. Pero, en todo lo que hemos podido observar en sus textos, no expone abiertamente un marco teórico y metodológico base para el análisis de este tipo de fuente escrita (aunque en algunos de sus trabajos deja ver algunos apuntes de referencia).

En forma contraria y llenando el vacío dejado por todos los investigadores anteriores, Luis Miguel Glave, si ha insistido en la importancia y el manejo adecuado de este tipo de fuente. El primer capítulo de su libro, sobre la prensa regional en el Cuzco, nos presenta una explicación de los periódicos y su lectura. El autor rescata esta forma distinta de trabajar la historia de las sociedades. Los aspectos sociales, culturales y políticos marcan la línea directriz de sus indagaciones.

En ese sentido, los periódicos ofrecen un manantial de informaciones contemporáneas al hecho mismo que se describe y expresan una determinada opinión sobre lo que se informa. Los periódicos vienen a convertirse entonces en una especie de tribuna política en donde la clase o grupo político que tiene el poder de la comunicación, por lo tanto de la prensa escrita, expresan sus ideas fundamentales.

Otros investigadores como Pablo Macera, Ascensión Martínez Riaza, Víctor Peralta Ruiz, Claudia Rosas Lauro, Carmen Mc Evoy Carreras, también, en sus respectivos trabajos, han ofrecido algunos alcances en torno al análisis de la prensa escrita como fuente para la historia. Por ejemplo, Carmen Mc Evoy en un sucinto artículo reflexiona en torno a la prensa republicana y el cambio social en Lima por aquellos años de transición de la colonia a la republica.

A pesar de las limitaciones y los errores que pueda tener su investigación, rescato personalmente su idea relacionada al análisis del lenguaje y su variación en la historia para entender el cambio social en un determinado espacio. Por aquel motivo, Mc Evoy pone en evidencia que "la historia del pensamiento político es la historia del idioma o de los idiomas políticos desarrollados a través del tiempo." Entonces, es explícito que en la prensa escrita se va a materializar un discurso que utiliza un determinado lenguaje, cuyo análisis es necesario para entender la historia política, sus variaciones y cambios, en cualquier sociedad. De ahí, que la propuesta de la autora es novedosa y a la vez provocadora.

Por su parte, Ascensión Martínez Riaza ahonda más en la relación de los periodistas y los periódicos junto al poder estatal. Por ello, rastrea las biografías de los principales redactores e intelectuales que expresaban sus ideas y argumentos en las páginas de la prensa escrita, para entender, precisamente, su discurso y los intereses por el cual escriben.

Víctor Peralta Ruiz aborda la problemática a partir de las relaciones políticas y culturales en que se encuentran las diferentes sociedades. Para él son los espacios públicos los motores y la razón de ser de los discursos contenidos en la prensa escrita. Pues es allí donde se difunde y se pone en público las ideas antes privadas. Es un medio efectivo de socialización entre los seres humanos. Dichos espacios como los cafés, las librerías, la existencia de bibliotecas particulares, el teatro, las plazas, los parques, el mercado y las chicherías, ayudan ha formar una opinión pública que se puede encontrar, muchas veces, fuera del control del gobierno. De ahí que su análisis sea esencial para la comprensión del comportamiento de los actores sociales de toda la sociedad.

Últimamente, la historiadora peruana Claudia Rosas Lauro, también viene reflexionando sobre la temática. Ella a través de sus investigaciones señala la existencia de un periodismo moderno y, al igual que Peralta Ruiz, la existencia de espacios públicos de socialización, en donde el contenido de la prensa era difundido a una cantidad mayor de personas. En sus propias palabras, el periódico se transforma en un soporte de memoria. Asimismo, concuerda con Glave al señalar que el periódico puede ser analizado ahora como objeto de estudio y verdaderos actores de la historia. No obstante, en nuestra opinión personal, discrepamos con la autora cuando señala que las clases bajas (para el caso del Cuzco) se apropian del discurso ilustrado, es decir, de la cultura que supuestamente era patrimonio sólo de la elite. Así, en su apreciación, la gente común tuvo una activa participación en la difusión del contenido de los periódicos de la época, y más aún, utilizan ese discurso como medio de representación para expresar sus demandas sociales. Aquella afirmación puede ser correcta, pero está todavía por probarse. Es distinto en cambio la situación para el periodismo de fines del XIX y comienzos del siglo XX en el Perú. Porque son años en los cuales aparece la prensa obrera (que pertenece al pueblo) y que populariza un discurso totalmente distinto al oficial.

En el caso de Pablo Macera es interesante el alcance que hace sobre el problema fundamental en el análisis de la prensa escrita. Para él dicho obstáculo radicaba en que todavía no se podía averiguar y resolver la procedencia de los capitales de operación de los periódicos, sus costos, ganancias y sus beneficios si los hubo. Porque "de saberlo sería posible detectar algunas vinculaciones entre las posturas ideológicas de cada periódico y determinados grupos locales de presión." Además, para Macera los periódicos pueden ayudar a crear una conciencia nacional entre los habitantes de una determinada sociedad.

Con algunas consideraciones semejantes Gabriela Machuca, en su investigación sobre la prensa popular en los inicios del siglo XX, ahonda en las definiciones de aquella forma de periodismo de los sectores obreros. Consideramos que esta investigación se acerca más al análisis teórico y metodológico en la medida que aborda (a diferencia de otros textos) a la prensa obrera en toda su magnitud. Es, realmente, el trabajo de Machuca un intento por comprender un campo hasta ahora poco estudiado a profundidad por la historiografía peruana y extranjera.

Además, es interesante el desarrollo que realiza sobre las conceptualizaciones del periodismo obrero, a partir del cual establece una clasificación de acuerdo a la tendencia que identifica en los escritos aparecidos en sus páginas. Para ello, recurre al análisis de contenido, pues a través de él intenta lograr enlazar el periódico a su contexto social. Lamentablemente, Machuca no logra aquel objetivo por completo. Lo que sí creo que debe destacarse de su estudio es el espacio que dedica a cada uno de los periódicos objeto de su análisis. No obstante, aquella labor es, realmente, por ahora, un gran aporte historiográfico.

Finalmente, como hemos podido apreciar, a través de este breve balance bibliográfico, es mínima la reflexión teórica y metodológica de la prensa escrita como fuente para la historia en el Perú. Entonces, ante aquella insuficiencia hemos tenido que recurrir al texto de Camilo Taufic, Periodismo y lucha de clases, para poder diseñar y orientarnos en el manejo adecuado de este tipo de fuente. La investigación de Taufic expone la base teórica para el análisis de la prensa escrita. La relación entre el poder político, el discurso, la prensa y los intereses de las diversas clases sociales, que se encuentran inmersas en el desarrollo histórico de una determinada sociedad, son claves para entender los diversos comportamientos de las personas.

El autor expone en su texto que el periodista es el agente difusor de ideas y argumentos que expresan los intereses de una clase social dominante, es el agente de enlace entre la vida social y los intereses puestos en juego de los que producen y difunden el discurso en los periódicos. Más adelante se ahondará al respecto. Solo deseamos indicar que no existe para el caso peruano una explicación clara del manejo adecuado de los órganos periodístico de prensa. Por ello, lo que viene a continuación, es sólo un esbozo referencial de análisis de este tipo de fuente. Las limitaciones, así como las ventajas de nuestro modelo de reflexión tienen que ser entendidas como el resultado de un proceso de aprendizaje y desarrollo que se encuentra en constante modificación y mejoramiento.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda