Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La obra historiográfica de Rufino Blanco Bombona (página 2)




Partes: 1, 2

En 1912, escribe el libelo antigomecista "Judas Capitolino", el cual es una réplica a los ataques calumniosos en su contra promovidos, según él, por el dictador Juan Vicente Gómez, y testimonio de su recrecido odio a éste.

Dentro de la atmósfera de fervor hispanoamericanistas, venezolanista y bolivariana, suscitada por la celebración del primer centenario de la Declaración de la Independencia venezolana, publica en 1911; "La evolución política y social de Hispano – América", texto en el que reúne dos conferencias pronunciadas en Madrid, en las que afirma la unidad espiritual de los países hispanoamericanos , la revelación de la misma en su literatura, el grave peligro en que está por la hegemonía de unos países sobre otros, derivada de la desigual distribución de la población y los recursos .

Su visión satírica se hace especialmente virulenta en los textos que, directa o indirectamente, se refieren al dictador general Juan Vicente Gómez y su entorno. El odio acumulado por Rufino Blanco Fombona desde la toma del poder por el amo de Venezuela se vuelca en su obra "La máscara heroica" publicada en 1923, un nuevo libelo político subtitulado "Escenas de una barbarocracia"; su publicación en la capital española suscita la protesta oficial del gobierno dictatorial venezolano, la persecución del libro por las autoridades españolas, y las manifestaciones de solidaridad con el escritor de muchos intelectuales españoles ideológicamente afines al autor.

Su oposición al dictador Juan Vicente Gómez alcanza su punto crítico en 1929 , cuando participa activamente en la expedición armada, preparada en Europa y dirigida por el general Román Delgado Chalbaud, que habría de ser el más importante movimiento insurreccional contra el régimen del dictador. A principios de ese año, se fundó en París el "Partido de Liberación Nacional", cuya Junta Directiva Suprema de Gobierno, estuvo integrada por Santos Domínici (Presidente), Alberto Smith (Vicepresidente), Rufino Blanco Fombona (Secretario), Pedro José Jugo Delgado (Tesorero), José Rafael Pocaterra, Nestor Luis Pérez, Manuel Flores Cabrera, Pedro Elias Aristeguieta Rojas y Atilano Carnevali (Vocales), constituiría el nuevo gobierno provisional de Venezuela. Con la ayuda de consorcios europeos y venezolanos residentes en el viejo continente, entre ellos el magnate petrolero Antonio Aranguren. Delgado Chalbaud fletó y armó un viejo buque de 1200 toneladas de la armada alemana el Falke, el cual había participado en el bloqueo de las costas venezolanas de 1902-1903 durante la dictadura de Cipriano Castro. La expedición resultaría un rotundo fracaso, resultado muerto Delgado Chalboud en tierras orientales.

La sátira contra el general Gómez y contra el clima de terror , corrupción, egoísmo, ambición , astucia, hipocresía, oportunismo, etc, etc., que Blanco Fombona Consideraba inherente a la dictadura , se combina, en las novelas "La mitra en la mano"(1927) y "La Bella y la fiera" (1931), con la vieja tesis del triunfo de los peores , los más viles, y con lo mostrativo de los estrechísimos nexos entre sexo y poder.

Rufino Blanco Fombona, ejerció en Europa varios cargos públicos; fue cónsul del Paraguay en Toulouse entre 1918 y 1925, en Lyon en 1927 y en Lérida, España, entre 1928 y 1932.

La proclamación, en España, en 1931, de la Segunda República (1931-1936), lo colma de júbilo. Ha estado inmerso, como un español republicano más, en la efervescencia política que ha precedido y apresurado el fin de la monarquía. Con respaldo del Partido Radical (Liberal y Republicano) es designado gobernador civil de la provincia española de Almería en 1933 y de Navarra entre 1933 y 1934.

El 17 de diciembre de 1935 muere el dictador general Juan Vicente Gómez; Venezuela sale de 35 años de dictaduras si sumamos los 8 años de Cipriano Castro quien inaugura el siglo XX y los 27 de Gómez. Rufino Blanco Fombona vuelve a su patria y dejará a tras, allá en España, una guerra civil: 1936-1939 y la inauguración de otra dictadura de 1939 hasta 1975, treinta y seis años, la era del generalísimo Francisco Franco.

Con la muerte de Gómez se inicia en Venezuela una transición hacia la democracia de la mano de Eleazar López Contreras. En febrero de 1936, con sesenta y dos años a cuestas, al cabo de más de un cuarto de siglo de exilio político regresa Blanco Fombona y ya es hora que salga del exilio cultural e intelectual en el cual lo hemos tenido.

Pero la Venezuela que encuentra esta en otra atmósfera política, esta naciendo nuevos partidos políticos, se produce un enfrentamiento con la joven intelectualidad; él con un pensamiento muy firme en el liberalismo y marcado antimarxismo, y los jóvenes que han comenzado a sobresalir en la vida política y cultural del país, marxistas en su mayoría, o simpatizantes del marxismo.

Pero a nivel gubernamental y el académico tradicional, si le dan un buen recibimiento. Será elegido miembro de la Academia Nacional de la Historia (fundada el 28 de octubre de 1888 por el presidente doctor Juan Pablo Rojas Paúl). Fue designado presidente del estado Miranda: 1936 – 1937. Posteriormente enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en Uruguay de 1939 a 1941, retornando al país, a consecuencia de una antigua dolencia cardíaca.

Tercero. – Labor periodística y editorial.

Se inicia en el Cojo Ilustrado (1892) y Cosmopolis (1894). Ejercerá el periodismo en Santo Domingo por breve tiempo en 1898.

En su estadía europea 1901-1904, será colaborador en algunas revistas literarias. Fue columnista de importantes diarios españoles entre ellos La Voz y El Sol.

En 1908, publicará en Europa una recopilación de artículos, aparecidos en revistas venezolanas, españolas y francesas.

En el año de 1915, funda la editorial América, mediante la cual, durante casi dos décadas, realiza una importante labor difusora de la historia, la literatura y el pensamiento panamericanos. Con más de 600 títulos publicados. En una conferencia dictada en la ciudad española de Barcelona, por invitación de la Cámara Oficial del Libro, dijo Rufino Blanco Fombona: " Advertí, apenas llegué a España en 1914, que en España había un filón por explotar con el libro de América. Y me convertí en editor. He publicado, sólo de libros americanos, cientos de volúmenes de 1915 a la fecha...".

En 1930, publica "Motivos y letras de España", recopilaciones de ensayos y artículos muchos publicados con anterioridad en revistas o periódicos hispanoamericanos o españoles, y de breves notas, o "notículas" extraídas de su Diario, sobre una gran variedad de temas, principalmente literarios. Rufino Blanco Fombona, fue ante todo un literato y quien funda en el siglo XX el ensayo como género periodístico en prosa por obra de una definición inorgánica que justifica casi todos sus artículos. A esta nueva generación la llamó "Notícula" (término desconocido en español e italiano), vos latina que los franceses, con mejor acuerdo que italianos y españoles, han adoptado: Notule. Nota, según la Real Academia de la Lengua Española (1992), 2// Reparo que se hace a un libro o escrito, que por lo regular se suele poner en los márgenes 3// Advertencia, explicación, comentario o noticia de cualquier clase que en impresos o manuscritos va fuera del texto. Pero Blanco Fombona decide crear el término "Noticula". Tales opiniones están contenidas en su libro "La Lámpara de Aladino" (1915).

Realizó una singular actividad editorial con la publicación de colecciones como la Biblioteca América, la Biblioteca Andrés Bello y la Biblioteca Ayacucho.

Cuarta.- Su obra literaria.

En este punto daré una visión muy general, una especie de sinopsis, primero por lo extenso del tema y segundo no deseo incursionar en un área que no es de mi especialidad o mejor dicho no soy especialista de la hermenéutica de Blanco Fombona, me apoyaré en las obras leídas a través del tiempo y en la bibliografía consultada.

Estando Rufino Blanco Fombona en Filadelfia, envía en 1894 el extenso poema "Patria" a un certamen literario promovido en Venezuela con motivo de la celebración del centenario del nacimiento del Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, y obtiene el primer premio. Cuatro años más tarde la revista El Cojo Ilustrado, organizó un certamen de cuentos donde resultó ganador el cuento " Juanito" de Blanco Fombona, y se otorgó una mención de reconocimiento el cuento "Flor de la selva", de Luis Manuel Urbaneja Achelpohl. Este concurso dio un impulso definitivo al cuento venezolano, pues desde entonces no dejaron de publicarse cuentos, en las páginas de esa revista. Otro de sus cuentos más conocidos es "El Catire" que se ha mantenido como uno de los cuentos más representativos, por lo que en él se aúna maestría descriptiva y hondo contenido existencial y moral. Pero en líneas generales, sus textos breves aluden invariablemente a los temas de la maldad, la estulticia, la fe o el amor, siempre con un toque de escepticismo.

Rufino Blanco Fombona, formará parte de la "generación modernista" que empieza su destino dicha generación en las páginas de dos grandes órganos de la prensa venezolana: El Cojo Ilustrado, semanario de larga y fructífera vida, fundado y dirigido por Jesús María Herrera Irigoyen (1847 – 1929), el primero de enero de 1892 y desapareció el primero de abril de 1915, y Cosmopolís, magistral revista que se inicia el primero de mayo de 1894 dirigida y redactada por Pedro César Dominici (1873 – 1954) , Pedro Emilio Coll ( 1872 – 1947 ) y Luis Manuel Urbaneja Achelpohl ( 1873 – 1937 ). Con la colaboración estas revistas y la publicación de su poema Patria en 1895, se inicia su larga y fecunda trayectoria de escritor.

A lo largo de su vida escribirá un diario (Diario de mi vida), novelas cuentos, poemas, impresiones de viajes, ensayos entre los que sobresalen los de tema históricos y los de crítica literaria, algunos libelos, y prólogos y notas a numerosos textos de interés para la historia y la cultura hispanoamericana. En toda su obra, estará plateada sus características más resaltantes del escritor, las que en conjunto, configurarán su perfil peculiar dentro del modernismo hispanoamericano. En el aspecto formal, en sus escritos se contraponen espontaneidad y artificio, prosaísmo y lirismo. Y se evidencia la firme voluntad de un estilo muy personal, insumiso a tradiciones, modas, escuelas, academias, reglas, entre otras.

Carlos Marx decía que: "Las ideas dominantes de cada época son las ideas de la clase dominante". Pero esta frase determinista y lapidaria, tiene sus excepciones; entre ellas a Blanco Fombona. En tal sentido se tiene que el entorno político, social y cultural asfixiante presente en Venezuela y en los países latinoamericanos, provoca en él , como en sus contemporáneos modernistas, una violenta reacción hostil, acentuada en su caso por el dolor y la ira que le ocasiona contrastar aquel entorno, para él abyecto, con el brillante pasado histórico lleno de heroísmo, no tan lejano para él, recordemos que sangre patriota corren por sus venas. Pues bien, como a todos los modernistas, el repudio de la mediocridad del medio lo hace muy receptivo respecto a la pluralidad de autores y corrientes literarias, históricas y de pensamiento filosófico de su época, como por ejemplo:

Post-romanticismo: Lo asumirá como el rescate de las antiguas tradiciones nacionales, las costumbres, los cultos, la poesía nacional y ,en general lo que se considera como constitutivo del alma de los pueblos, pero desde una perspectiva hispanoamericana.

Realismo: que toma los hechos tal como ellos son, sin subordinarlos a preceptos o interpretaciones que lleguen a falsearlos. Es una actitud que supone que la verdadera realidad son las cosas, ser real significa ser por sí, independientemente del sujeto.

Naturalismo: que niega la existencia de lo sobrenatural al reducir la realidad existente y cognoscible a la naturaleza y a los seres naturales.

Positivismo: lo real en oposición a lo quimérico, lo útil en contraste con lo ocioso, lo cierto en contraste con lo indeciso, lo preciso en oposición a lo vago, lo afirmativo en oposición a lo negativo y lo constatable a lo que no lo es.

Evolucionismo: que considera a la evolución como el rasgo fundamental de todo tipo o forma de realidad, explicando las formas superiores de lo real a partir de formas inferiores.

Pesimismo: actitud que parte de la idea de que el mundo en general y la naturaleza humana en particular se rigen por el egoísmo, situación que es imposible de modificar o reformar sustancialmente.

Todas estas corrientes estuvieron representadas por:

Hippolyte Taine (1828-1893), historiador y crítico francés, y uno de los principales representantes del positivismo.

Charles Darwin (1809 – 1882) creador el moderno evolucionismo.

Herbert Spencer (1820 – 1903) interpretó el hecho sociológico desde el punto de vista del darwinismo.

Arthur Schopenhauer (1788 – 1860) representante del pesimismo, así como del romanticismo y del irracionalismo.

Friedrich Nietzsche (1844 – 1900) filólogo, vitalista e irracionalista, que propugnaba la tramutación de todos los valores, con el fin de establecer las bases para hacer posible el "Super – Hombre".

Tomas Carlyle (1795 – 1881 ) su interpretación de la historia es, ante todo, individualista y opuesta al naturalismo y al materialismo resumidos en el utilitarismo inglés. Sus principales obras: Sartor resartus, sobre los héroes, el culto de los héroes y lo heroico en la historia.

Ralph, Emerson (1803 – 1882) para él en el fondo de todo ser humano existe una luz interior que es guía del pensamiento y de la vida.

Pero en oposición a la mayoría de los modernistas, que buscaban evadirse de la mediocridad del medio, que los cubría, recluyéndose en el culto a la belleza, Rufino Blanco Fombona se proyecta en la afirmación de su propio yo. En la exaltación de la vida, los resentimientos y la pasión en toda su plenitud e intensidad. En el rechazo de las sociedades corruptas como juzgaba a la caraqueña contemporánea suya, en las que el triunfo es el de los peores, los más viles; aunque atenúa el pesimismo de esta visión demoledora reconociendo y subrayando el poder de la inteligencia y la voluntad y advirtiendo que no siempre la bondad o la maldad de los actos humanos dependen de los móviles que los originan.

Se proyecta a sí mismo en el empeño de transformar la Hispanoamérica que es en lo que puede y debe llegar a ser, coincidiendo en esto con otros modernistas eximios entre ellos: el uruguayo, José Enrique Rodó ( 1871- 1917) ; el argentino Domingo Faustino Sarmiento (1811 – 1888); el ecuatoriano Juan Montalvo (1832-1889); el puertorriqueño, Eugenio María Hostos (1839- 1903); el peruano Manuel González Prada (1844- 1918); el cubano, José Julián Martí (1867-1895).

En el año de 1895 publica su primer escrito impreso, el poema "Patria". En 1897, publicó un estudio sobre el poeta francés Alfredo de Musset. En el año de 1899 publica en Caracas su primer libro "trovadores y Trovas" con unas páginas iniciales de Manuel Díaz Rodríguez (1871-1927) escritor, médico, periodista y político; considerado como uno de los mayores representantes de la prosa modernista hispanoamericana. En dicho libro reúne textos en prosa y verso.

En el año de 1900, publica un primer libro de relatos, "Cuentos de Poeta", y dos breves libelos; uno en contra del expresidente Andrade: "Una pagina de historia; Ignacio Andrade y su gobierno"; y otro "De cuerpo entero; el negro Benjamin Ruiz", contra el turbio personaje que había sido en Maracaibo su superior, y al que juzgaba, además de indigno, culpable de los lamentables hechos ocurridos. Estos dos libelos, antes mencionados, estarán cargados de subjetividad y sectarismo, para decir lo menos.

En 1901, estará de nuevo en Europa. Y en París y Madrid hará entonces amistad con escritores importantes del momento, principalmente hispanoamericanos y modernistas; entre otros, al nicaragüense Ruben Darío (1867 – 1914 ); al guatemalteco Enrique Gómez Carrillo (1873- 1927) y al colombiano José María Vargas Vila (1860-1933). Mientras se encuentra en Europa publica, en 1902, el folleto: "La americanización del mundo", refutación de un libro recien publicado en inglés en el que abogaba por la alianza de Gran Bretaña y los Estados Unidos de Norte América, con el fin de imponer la hegemonía mundial de estos últimos. En 1903, con prólogo de Enrique Gómez Carrillo, "Más allá de los horizontes", libro como otros suyos posteriores, heterogéneo, compuesto de sus viajes por Europa y los Estados Unidos. Y en 1904, un segundo libro de cuentos, "Cuentos Americanos". Y con prólogo de Ruben Darío, "Pequeña opera lírica", colección de poemas que señala un nuevo hito, respecto a la segunda parte de "Trovadores y Trovas".

Preso político en ciudad Bolívar (1905), escribe su primera novela, "El Hombre de Hierro", publicada en Caracas en 1907; libro cruel por lo pesimista y por la duda cínica que lo orienta, sirve al autor para presentar uno de los personajes más logrados y recordados de la novela nacional: Crispin Luz, quien, víctima del adulterio de su esposa María, es asimismo víctima de todas las inquietudes. Esto le permite al autor representar la tesis según la cual la virtud y la debilidad son términos sinónimos que producen al mismo efecto, así como apoyar su creencia de que la personalidad y la manera de actuar de Crispin estan muy relacionados con la "ética cristiana", que predispone al sacrificio y a la pasividad.

Al salir de la cárcel en 1907, se marcha de nuevo a Europa. En París aparece, "Más allá de los horizontes – pequeños poemas líricos" (1908), edición bilingüe, en español y francés, de poemas seleccionados de "Trovadores y trovas y Pequeña Ópera Lírica", y de otros nuevos que posteriormente formarán parte del libro "Cantos de la prisión y del destierro". Y aparece también "Letras y letrados de Hispanoamérica" (1908), recopilación de artículos y notas, de temas predominantemente hispanoamericanos, publicados con anterioridad en revistas venezolanas, españolas y francesas.

De vuelta a Europa para su largo destierro. Publica en 1911: "Cantos de la Prisión y del Destierro", título suficientemente explícito de unos poemas, según su autor, "escritos con sangre, con llanto, con hiel". En 1913, "Cuentos Americanos", edición aumentada de la colección del mismo título publicado en 1904.

Como producto del suicidio de su esposa, brota: "Cancionero del amor infeliz" , formado, en parte, por nuevos poemas, y, en parte, por poemas relacionados con el tema del "Amor Infeliz" extraídos de sus poemarios anteriores. Sigue a este libro la reedición, corregida, y en un solo volumen, de sus primeras colecciones juveniles de versos, "Pequeña Ópera Lírica", "Trovadores y Trovas" (1919).

El interés por lo hispanoamericano, y la defensa del criollismo, de una "literatura nacional que sea de nuestra sangre, tan nuestra como nuestros ríos, llanuras y montañas", anima sus ensayos de crítica literaria, en los que, como en sus estudios históricos, no rehuye el enfoque subjetivo, ni la apreciación vivificada por la emoción y la pasión, y en los que otorga atención especial a los aspectos psicológicos y sociales. En "Grandes escritores de América", publicada en el año de 1917 reúne ensayos sobre el venezolano-chileno Andrés Bello, de Sarmiento, Hostos, González Prada, Montalvo. Escritores representativos por ser espíritus y hombres libres, que prueban que hispanoamérica en el siglo XIX tuvo pensadores y artistas vivieron por elevados ideales, al igual que los tendrá en siglo XX y con plena seguridad en este siglo que se inaugura.

En el año 1929, publica "El modernismo y los poetas modernistas" parte de la convicción de que el escritor hispanoamericano ha de mantener una relación estrecha con el continente y con sus países. Nosotros tenemos la ventaja de una cultura sincrética o como diría García Canclini una cultura Híbrida. Ese interés prestado por Blanco Fombona a lo hispanoamericano incluyendo lo español, lo encontramos en sus obras: "La Lámpara de Aladino" (1915) y "La espada del Samurai" (1914).

Al otro lado del charco, mantendrá su visión satírica de la sociedad caraqueña, de su tiempo, que bien podría extenderse a toda Venezuela, persiste en la obra narrativa que publica durante el exilio. En 1915, aparece su segunda novela "El Hombre de Oro", cuyos protagonistas, una pareja de ambiciosos sin escrúpulos, son aupados a la riqueza y el poder por la conjunción de su voluntad y bajeza y la bajeza de los que los rodean. Y en los relatos de "Dramas mínimos" de 1920 y en 1928 "Tragedias Grotescas".

En Rufino Blanco Fombona, encontramos una acentuada tendencia al autobiografismo puesta de manifiesto indirectamente en casi toda su obra, y directamente en la publicación, desde sus años juveniles , de fragmentos de su diario, en El Cojo Ilustrado, y en los volúmenes de "Más allá de los horizontes" (1902) y "La lámpara de Aladino" (1915), tiene nuevos cauces de expresión en "Por los caminos del mundo " , publicado en 1926, y en los dos primeros volúmenes del "Diario de mi vida", que abarcan, el primero, " La novela de dos años" (1929), de 1904 a 1905, y el segundo, "Camino de imperfección " (1933), de 1906 a 1914.

Rufino Blanco Fombona fue postulado en el año de 1927, a la candidatura al premio Nobel de Literatura.

En el año de 1933, formando parte del gobierno republicano español, como ya se dijo anteriormente, publicará su última novela "El secreto de la felicidad", en la que da un nuevo enfoque a su vieja tesis del tiempo de los peores. El triunfo insiste una vez más, es de éstos sino se les opone inteligencia y voluntad. Pero la felicidad no es de nadie, pues nadie posee su secreto, nadie está en capacidad de afirmar que ella le pertenece, nadie tiene la seguridad de ser feliz.

En el año 1937, ya en Venezuela, aparece en Santiago de Chile; "El espejo de tres faces", una nueva recopilación de los artículos y ensayos, en la que, como en las anteriores, resalta la variedad temática, el interés por lo hispanoamericano (incluido lo español) y por lo universal.

En el año de 1943, reúne en "Mazorcas de oro" un grupo de poemas nuevos, aproximadamente la mitad de los contenidos en el libro, y en una relación de sus obras poéticas anteriores. Pone fin con este libro a la trayectoria que había iniciado casi medio siglo antes con el poema "Patria".

Quinta.- Su obra historiográfica.

Ramón Díaz Sánchez (1956), clasificaba la obra de Rufino Blanco Fombona como "historiografía tradicional". Calificándola como "viriles ensayos". En líneas generales de dicha obra señalaba: "culto arrebatado de los héroes guerreros y descripción hiperbólica de la batallas".

De su obra historiográfica representada por 16 obras de labor propia y 84 entre prólogos de editor y obras editadas – anotas. Analizaremos en honor al tiempo, las más conocidas y representativas, en tal sentido tenemos: La parte más considerable de la producción total de Rufino Blanco Fombona está constituida por sus trabajos históricos, aquellos dedicados al Libertador, que le han valido el título antonomástico de "el biógrafo de Bolívar . De acuerdo a él, brillante pasado heroico , no tan lejano ( y que fluye en su sangre), de la época de Simón Bolívar; debería reivindicarse para superar la mediocridad del medio. Enaltecer, como personificación del héroe, de Simón Bolívar, Libertador por excelencia, y forjador del "panhispanismo", contrapuesto por Blanco Fombona al "panamericanismo" al que atribuye raices, raigambre estadounidenses imperialistas. Pero encontraremos contradicción en esa línea de pensamiento, ya que él , le da valoración y trascendencia a los conquistadores españoles del siglo XVI, pese al lastre de crueldad (aunque él lo reconoce, pero en una minoría), genocidio y codicia de la mayoría de ellos, como fundadores de la comunidad de pueblos que han dado vida a las nuevas repúblicas americanas. Recordemos que Blanco Fombona se sentía orgullo de sus antepasados conquistadores, pero también recordemos que las riquezas amasadas por los Blancos Criollos era el producto del despojo territorial efectuado en contra de las comunidades indígenas. Aunque suene un contra sentido él será hispanófilo y bolivariana. En su obra histórica, no rehuye en ningún momento al enfoque y apreciaciones subjetivas.

Dentro de la atmósfera de fervor bolivariano, y con el propósito de liberar a Simón Bolívar de la mitificación a que lo habían sometido en las décadas finales del siglo XIX (objetivo que nunca logró, es más el fomentará el culto y el mito pero en el siglo XX), edita en el año de 1913 con prólogo de José Enrique Rodó y extensas notas propias, el primer volumen de "Cartas de Bolívar 1799 – 1822". En el mismo año, con prólogo suyo, Bolívar escritos, los "Discursos y proclamas de Simón Bolívar", y en mismo año 13, con prólogo suyo en que expone su interpretación de la Guerra a Muerte, la "Biografía de José Felix Ribas", del escritor venezolano Juan Vicente González (1810-1866).

En 1914, publica la compilación "Simón Bolívar, Libertador de América del Sur ", por los más grandes escritores americanos, selección de textos de ecuatoriano Juan Montalvo, del político y escritor cubano José Julián Martí (1853 – 1895 ); del crítico y ensayista uruguayo, José Enrique Rodó (1871 – 1917 ) etc., con prólogo del filósofo y ensayista español Miguel de Unamuno ( 1864 – 1936 ).

En 1938, una nueva edición, prologada, anotada y muy corregida también por Blanco Fombona, de la "Vida del Libertador Simón Bolívar", del músico, abogado, periodista y político Felipe Larrazábal ( 1816 – 1973 ) quien fue el principal forjador en el siglo XIX del culto bolivariano.

Las conmemoraciones de los centenarios de las victorias de Carabobo y Ayacucho y de la muerte de Simón Bolívar ( 1921 – 1924 y 1930 respectivamente ) y del sesquicentenario del nacimiento del Libertador en 1933; contribuyen sin duda a que dé nuevos frutos en el interés de Rufino Blanco Fombona por Simón Bolívar y por cuanto pueda ayudar a su mejor conocimiento. Publica con extensas notas dos nuevos volúmenes del epistolario bolivariano: "Cartas de Bolívar – 1823 – 1824 – 1825 -", publicado en 1921 y "Cartas de Bolívar – 1825 – 1826 - 1827 ", publicado en 1922.

En el año de 1921, publica también "El conquistador español del siglo XVI" . Es un fervoroso alegato sobre las virtudes del conquistador español, expresivo del neohispanísmo presente en la historiografía venezolana a partir de la guerra de España y Estados Unidos en 1898. Esta obra es considerada su más importante ensayo histórico, en el que, partiendo de la convicción de que ese personaje es forjador de Hispanoamérica, analiza la psicología del pueblo del que surge, la época en que vive y su ambiente social. Repudia su crueldad y su codicia ( no mayores , sin embargo, que las de otros que tenía que arrostrar) elogia su valor, y el que llevara a cabo, sin proponérselo y sin pensarlo una obra civilizatoria.

En esta obra encontramos su concepción de la historia cuando expresa: "La historia no se cultiva por el placer baldío de condenar ni de exaltar. Se cultiva para aprovechar sus lecciones y atesorar experiencia; para conocer el mensaje de cada época y cada raza legan a la humanidad".

Cuando se incorpora a la Academia Nacional de la Historia, en el año de 1939, en el acto de recepción pronunciará el discurso: "La inteligencia en Bolívar". Con el calor de la patria después de 27 años de exilio, hay un nuevo e intenso brote de fervor bolivariano. En 1942 publica la "Mocedades de Bolívar" en donde estudia al héroe "antes del heroísmo". En el mismo año, selecciona y prologa "El pensamiento vivo de Bolívar" textos fundamentales del Libertador. Publica También "Bolívar y la guerra a muerte", el cual fue el período más sangriento y decisivo de la guerra nacional por la independencia, cuando Boves terminó con las aspiraciones de aquel momento. Al año siguiente, en 1943, publica "El espíritu de Bolívar", en donde lleva a cabo un ensayo de interpretación psicológica del héroe. Póstumamente se ha publicado "Bolívar".

BIBLIOGRAFÍA

. Aloy, Miguel Angel (1975). Rufino Blanco Fombona: homenaje de un recuerdo. Caracas. Oficina Central de Información.

. Barradas de Tovar, Aura (1985). Rufino Blanco Fombona: de el hombre de hierro al hombre de oro. Caracas. Fondo Editorial Lola de Fuenmayor.

. Carmona N,Francisco et.al. (1944). Rufino Blanco Fombona: su vida, su obra. Caracas. Editorial Cecilio Acosta

. Castellanos, Rafael (1975). Rufino Blanco Fombona, estudio bio-bibligráfico. Caracas. Congreso de la República.

. _______________ (1975). Prólogo. Cuentos venezolanos. Antología I. Caracas. Publicaciones españolas.

. Díaz Sánchez, Ramón (1956).Evolución de la historiografía venezolana. Colección Letras Venezolanas N° 3. Caracas. Ministerio de Educación.

. Díaz Seijas, Pedro (1960). Historia y antología de la literatura venezolana. 3ra. Edic. Caracas. Jaimes Villegas, editor.

. Rivas, Rafael A. (1979). Fuentes para el estudio de Rufino Blanco Fombona 1874-1944. Caracas. Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos.

Referenciales

. Diccionario Enciclopédico de las Letras de América Latina (1975). Caracas. Biblioteca Ayacucho. Monte Avila Editores Latinoamericana.

. Diccionario de Historia de Venezuela (1997). 2da. Edic. Fundación Polar. Caracas.

. Gran Enciclopedia de Venezuela (1998). Caracas. Editorial Globe.

 

Por:

Luis Rafael García J.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.