Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Los objetivos y las tareas de la investigación, su relación con la estructura de la tesis (página 2)

Enviado por Anna Beltrn



Partes: 1, 2

La investigación educacional y pedagógica.

El desarrollo acelerado de la ciencia contemporánea y su influencia creciente en todas las esferas de la vida social, son rasgos característicos del mundo actual. La sociedad requiere más que nunca en la historia el desarrollo intensivo de la técnica, la ciencia, la educación y la cultura, en este contexto la investigación educacional desempeña un papel esencial en el perfeccionamiento del sistema educativo, de sus fines, contenidos, métodos, medios, formas de organización, propuestas educativas, formales y no formales y en el estudio en la actividad de los educandos y su proceso de desarrollo bajo la influencia educativa de la actividad de los educadores, de este modo la investigación educacional al contribuir al perfeccionamiento del sistema educativo, posibilita elevar el nivel científico – técnico, profesional, cultural y la formación integral de las nuevas generaciones.

La investigación educacional presenta una serie de características que la hacen compleja, una de las cuales es el hecho de que estudia fenómenos sociales, que constituyen sistemas abiertos, contradictorios, integrados por muchos componentes abiertos y multideterminados

Los fenómenos educacionales no están sujetos a un determinismo rígido y univalente (como es el caso de la mecánica) sino que son procesos dialécticos y multicondicionados, por lo que las regularidades que los rigen constituyen "leyes que se manifiestan como tendencias" a través de un gran número de factores causales y singulares.

Una comprensión integral de la investigación educacional lleva a la conclusión de que ella es una sola que cumple con la unidad de ,los diversos y está formada por un sistema de principios y categorías metodológicas que orientan estratégicamente el uso de los diferentes paragdimas y métodos, atendiendo a los objetivos que se persiguen en las condiciones que se tiene que desarrollar la investigación y permitiendo un estudio más abarcador en las diferentes dimensiones y componentes del fenómeno abordado.

Otra característica importante en la investigación educacional es su carácter lógico -dialéctico y complejo lo que está condicionado por la propia complejidad de la realidad que estudia, y todo ello condiciona que la investigación educacional sea un proceso lógico-dialéctico del conocimiento que se desarrolla en forma de espiral con períodos de cambios evolutivos y momentos de saltos cualitativos de surgimiento de ideas más nuevas y profundas.

Actualmente existen algunas tendencias a separar las investigaciones en pedagógicas y educacionales, con relación a los tópicos que abordan cada una de ellas.

La investigación educacional se proyecta hacia el análisis de la educación en relación con otras prácticas sociales y por la comprensión de ésta desde una dimensión global de la sociedad, el estado y las organizaciones sociales. Va a la búsqueda de soluciones a los problemas de la educación en relación con los múltiples factores económicos, políticos y sociales que inciden sobre ella.

Los tópicos que abarca son los siguientes:

  1. Papel de la institución educacional y de los docentes a la luz de las últimas transformaciones socio-culturales.
  2. Relación entre cultura escolar y extraescolar.
  3. Factores socioeconómicos que inciden en la educación.
  4. Relación de la educación con la producción y el trabajo.
  5. Los medios de comunicación y la escuela.
  6. Educación y medio ambiente.
  7. Relación entre educación, escuela y ciudad.

Por su parte, la investigación pedagógica hace énfasis en el análisis de los procesos comprometidos en la enseñanza y el aprendizaje. Aborda la elaboración conceptual y epistemológica en la perspectiva de la ampliación y consolidación del saber pedagógico como soporte intelectual del maestro; está dirigida hacia la formación de una actitud científica.

Aborda, entre otros, los siguientes tópicos:

  1. Enseñanza de las ciencias.
  2. Procesos curriculares (contenidos, objetivos, métodos).
  3. La evaluación.
  4. Uso de medios y materiales didácticos.
  5. Problemas del saber pedagógico y formación del personal.
  6. Producción de conocimientos en el aula.
  7. Pedagogía y lenguaje.
  8. Epistemología y pedagogía.
  9. Formación de valores.

Independientemente de esta distinción, la investigación como proceso está dirigida a generar soluciones alternativas y en modo alguno la investigación educacional y pedagógica aborda problemas excluyentes. Unas se nutren de los resultados de las otras y se complementan en la búsqueda de soluciones a los problemas de la educación de la personalidad y la instrucción. (Ángel Quirós Espinosa y María Elena Perdomo López, Una introducción a la investigación pedagógica. (s. /f.) p 2-3)

Importancia de los objetivos para la investigación

Los objetivos poseen una gran importancia para la investigación, ya que constituyen la guía, el derrotero por donde va a transitar la investigación, una errónea formulación de los mismos nos conducirían irremediablemente al fracaso. Si no sabemos hacia donde queremos llegar, es como si nos estuviéramos guiando por una brújula defectuosa que lo mismo indica al norte que al sur.

Según Sampieri (2005) los elementos para plantear un problema son tres y están relacionados entre sí

  • Los objetivos que persigue la investigación
  • Las preguntas de investigación
  • La justificación del estudio

En primer lugar es necesario establecer que pretende la investigación, es decir cuales son sus objetivos. Hay investigaciones que buscan ante todo contribuir a resolver un problema, en especial en este caso debe mencionarse cuál es y de que manera se piensa que el estudio ayudará a resolverlo y otras que tienen como objetivo principal probar una teoría o aportar evidencia empírica a está.

CONCEPTOS Y CARACTERÍSTICAS DE LOS OBJETIVOS.

Según Grau, Correa y Rojas (1999) Los Objetivos de Investigación son la guía del estudio; expresan de manera muy sintética qué se pretende con la investigación… y guardan relación directa con las actividades, comenzando con un verbo en infinitivo o señalando una intención de cambio o afectación de algún aspecto de interés en particular. Si hay un objetivo general, éste tiene relación directa con el problema de investigación y debe ser redactado en un solo párrafo que responda a las preguntas ¿qué se pretende? ¿Dónde, con quién o con qué? ¿Cómo se pretende? ¿Para qué? Ver por ejemplo, el siguiente objetivo general.

Ejemplo del objetivo de una investigación:

Determinar hasta que punto, las técnicas estadísticas de una parte, y las técnicas de inteligencia artificial, de otra, son igualmente potentes en el diagnóstico epidemiológico de cáncer de mama en mujeres de 20 a 50 años, mediante la comparación de la eficiencia del diagnóstico utilizando ambos tipos de prueba, con vistas a seleccionar una presumiblemente mejor para el diagnóstico preventivo de esta enfermedad.

Según Ortiz Ocaña(s/f) El objetivo es la aspiración, el propósito, que presupone el objeto transformado, la situación propia del problema superado.

Según Herrera, L. (2006) Objetivo es la categoría que refleja el propósito o intencionalidad de la investigación (el para que), lo que debe lograrse, de modo que se transforme el objeto y se solucione el problema. El objetivo expresa los límites del problema y orienta el desarrollo de la investigación al precisar que se pretende, por tanto el título del proyecto de investigación o trabajo científico debe surgir del objetivo del para que.

Según Sampieri (2005) los objetivos son las guías de estudio que durante todo el desarrollo del mismo deben tenerse presente,

Según Álvarez, C (1997) El objetivo es la aspiración, el propósito, el resultado a alcanzar, el para qué se desarrolla la investigación, que presupone el objeto transformado, la situación propia del problema superado, como resultado del conocimiento del objeto de estudio que se investiga en el Proceso de Investigación Científica.

Cualidades de los objetivos:

  • El objetivo es orientador, ya que es el punto de referencia a partir del cual se desarrolla la investigación, a cuyo logro se dirigen todos los esfuerzos y que expresa tanto la objetividad del posible objeto modificado, como la subjetividad del investigador que piensa, de acuerdo a su criterio, que ese debe de ser el logro a alcanzar.
  • Se declara en forma clara y precisa donde no quede lugar a dudas el resultado al cual se quiere arribar como conclusión de la investigación. Es tan prolífero como sea necesario, ya que se apoya en el posible modelo teórico específico que se aspira a formular y argumentar, en que está presente el aporte teórico. Esto último aparece en detalle en el modelo teórico, pero en el objetivo es muy breve.
  • En la formulación del objetivo debe quedar expresado de forma sintética y totalizadora el resultado concreto y objetivo de la investigación, que debe ser ponderado en la solución del problema planteado y que posee un carácter práctico, aplicable al proceso objeto de estudio y que se precisa en guías metodológicas, programas, textos u otro objeto real que constituye su significación práctica.
  • El objetivo debe quedar limitado por los recursos humanos y materiales con los que se cuenta para realizar la investigación.
  • Debe ser evaluable, ya que la evaluación de toda investigación tiene que estar encaminada a la solución o no del problema formulado a resolver, tanto a través de la argumentación teórica, como a través de su introducción en la práctica histórico social

Según Fuentes, H. (2004) El objetivo de la investigación es la configuración del proceso que refleja la aspiración, el propósito de la investigación y que, por tanto, presupone el objeto transformado, la situación del problema superada. De ello se deriva que ante todo se investiga para resolver el problema, para transformar el objeto de investigación. Es una construcción del investigador, resultado de la caracterización del objeto y el problema de investigación. Constituye, al igual que las restantes configuraciones, un aspecto dinámico que se perfecciona y ajusta constantemente conforme a la propia dinámica del proceso de investigación, que responde a un desarrollo dialéctico en espiral (p. 77).

Según Lanuez Bayolo, M. Y Fernández Rivero, E. (1997). Los objetivos constituyen los fines que se persiguen con la investigación, plasmando la intencionalidad consciente o resultado final esperado. Deben estar relacionados directamente con el tipo de problema, sea descriptivo o explicativo y con la estrategia general de la investigación. En su formulación se sugiere tener en cuenta:

1. Expresión clara, precisa, sin términos vagos ni juicios de valor.

2. Explicar claramente los resultados a alcanzar.

  1. Relacionar lógicamente los términos del problema, la hipótesis, las variables y los nexos entre estos.

Es imprescindible determinar el objetivo general o fundamental de la investigación, y algunos parciales o específicos.

Según Castellanos, S. (1998) Los objetivos son los fines que se persiguen con la investigación, plasmando la intencionalidad.

Deben estar relacionados directamente con el tipo de problema descriptivo o explicativo y con la estrategia general de la investigación. En su formulación se sugiere tener en cuenta:

 expresión clara, precisa, sin términos vagos no juicios de valor.

 explicitar claramente los resultados a alcanzar.

 relacionar lógicamente los términos del problema, la hipótesis, las variables y la relación entre estas.

El objetivo central o final debe recoger el aporte, descubrimiento, solución o resultado esperado al finalizar la investigación.

Según Córdova C. Opinamos que en una investigación debe existir un solo objetivo fundamental y que los objetivos específicos, dirigidos al cumplimiento de dicho objetivo central, deben tomar la forma de tareas científicas y ser consignados como tales.

El objetivo fundamental debe ser la guía rectora en la solución del problema de la investigación. El mismo debe plantear el medio a través del cual nos proponemos solucionar el problema, ejemplos:

Diseño de un Modelo Pedagógico que contribuya a la formación de valores de identidad en los estudiantes de Secundaria Básica, a partir de los contenidos históricos locales en el proceso de enseñanza–aprendizaje de la Historia de Cuba.

Presentación de un estudio integrador de los presupuestos filosófico–educativos contenidos en la obra de Félix Varela, en función del aprovechamiento de sus potencialidades formativas para el desarrollo de las actuales proyecciones de la Pedagogía cubana.

Según Rosales, E. V. (2002) Después de haber definido claramente el problema (¿Por qué?) y el objeto (¿Qué?) con el correspondiente campo de acción, tengo definido donde el problema está incidiendo por lo que tengo determinado donde voy a realizar el estudio, es necesario conocer ¿Para qué? hago la investigación, es decir, el objetivo de la investigación.

El objetivo de la investigación plantea la aspiración, el propósito, el fin que se plantea al desarrollar la investigación. Para solucionar el problema, el logro del objetivo es lo que nos permite obtener el resultado deseado.

El objetivo sirve de orientador tanto para la proyección como para la realización de su actividad en su conjunto. De ahí la necesidad de su determinación con calidad y precisión, pues este será el resultado que prevee a la solución del problema, ya que el objetivo plantea una nueva forma de relación o una modificación a la situación del objeto que elimina la contradicción planteada por el problema en el objeto de investigación.

Hay autores que plantean poner el objetivo o los objetivos y otro aspecto llamado resultados esperados, otros plantearlo unidos.

Formulación del Objetivo:

a) Se expresa en forma afirmativa.

b) De forma clara y precisa sobre todo el resultado que se quiere lograr.

c) Tener en consideración los recursos materiales y humanos de que se dispone.

d) Debe ser evaluable.

e) Se debe precisar lo más posible el campo de acción al cual se dirige la investigación.

Según Notario, A. (1999).El objetivo de la investigación es la aspiración, el propósito, para qué se desarrolla la investigación que presupone el objeto transformado, la situación problémica superada.

De ello se deriva que ante todo se investiga para resolver el problema, para transformar el objeto.

El objetivo es uno de los principales conductores del problema de investigación científica (PIC) por lo que para cumplir su función debe observar las siguientes cualidades:

Orientador.

Expresa de modo sintético y generalizador las cualidades del objeto.

Se formula en tono afirmativo.

Se declara en forma clara y precisa.

Se limita a los recursos disponibles.

Debe poder ser evaluable, mesurable, verificable, comprobable.

En esencia sus cualidades explican que el objetivo debe declararse de modo preciso y en función de la solución del problema científico formulado. El grado de precisión permitirá conducir el PIC y evaluar su cumplimiento. Por otra parte debe reflexionarse que nadie se propone metas evidentemente inalcanzables. De ahí que, al formular el objetivo, el investigador debe tener en cuenta la disponibilidad de recursos humanos y materiales lo cual incluye las limitaciones intelectuales o de cualquier otro tipo.

Según Carbonel, A. (2005) Algunas características a la hora de formular los objetivos

  • Su formulación debe comprender resultados concretos en el desarrollo de la investigación.
  • Deben redactarse pocos objetivos o en todo caso, uno general y varios específicos
  • El alcance de los objetivos debe estar dentro de las posibilidades del investigador.
  • Los objetivos de una investigación se redactan como los objetivos de muchas otras actividades. Se formulan comenzando con un verbo en infinitivo.
  • El alcance de los objetivos debe estar dentro de las posibilidades del investigador.
  • El objetivo general debe ser redactado en un solo párrafo que responda a las preguntas ¿qué se pretende? ¿Dónde, con quién o con qué? ¿Cómo se pretende? ¿Para qué?
  • Los objetivos específicos deben ser más concretos, estar interrelacionados entre sí y con el objetivo general.
  • Verbos que pueden utilizarse para enunciar los objetivos:
  • Analizar
  • Calcular
  • Comprobar
  • Compilar
  • Completar
  • Consolidar
  • Consultar
  • Contribuir
  • Cuestionar
  • Diseñar
  • Describir
  • Determinar
  • Establecer
  • Especificar
  • Evaluar
  • Estandarizar
  • Examinar
  • Formular
  • Indicar
  • Iniciar
  • Inventariar
  • Hacer
  • Motivar
  • Presupuestar
  • Programar
  • Planear
  • Producir
  • Presentar
  • Pensar
  • Proveer
  • Proporcionar
  • Propiciar
  • Plantear
  • Verificar

Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles de alcanzarse… evidentemente, los objetivos que se especifiquen han de ser congruentes entre sí

Los objetivos tratan de establecer anticipadamente que resultados se esperan de la investigación, es decir los objetivos nos dicen con exactitud que conocimientos pretendemos obtener en una investigación.

Evidentemente los objetivos de acuerdo con la definición expresada en el párrafo anterior están relacionados con la limitación del problema, pues ellos son una forma de expresar los límites que se le han puesto a la investigación.

Para lograr una limitación exacta del problema los objetivos deben ser coherentes con respecto a la fundamentación de nuestro problema, es decir, deben fijar metas que indiquen los aspectos esenciales que esperamos de la solución del problema.

Para plantear los objetivos de la investigación es imprescindible conocer con todo los detalles y exactitud el problema que queremos estudiar, e incluso tener una idea clara de los instrumentos que vamos a utilizar y sus limitaciones, y aún las condiciones materiales con que contamos con vista a fijar los objetivos de tal forma que sea realmente alcanzables .

Los objetivos solo pueden trazarse luego de un estudio profundo del problema, su instrumentación y las condiciones materiales que tenemos para solucionarlo, es decir deben ser vistos como un resultado de este proceso de análisis

Los objetivos no está de más decirlo, deben ser claramente redactados y no tener ningún tipo de ambigüedad para que ayuden realmente a conducir la investigación.

Es conveniente también destacar que en la formulación de los objetivos jamás debemos plantear metas que el contenido de nuestra investigación no vaya a abordar.

(Hiran Valdés Casal, Introducción a la investigación científica aplicada a la educación y el deporte, tema 6, p 98.99)

Según Grau, Correa y Rojas (1999) Deben redactarse pocos objetivos o en todo caso, uno general y varios específicos ya que éstos constituyen los resultados tangibles de investigación y son el material utilizado para la evaluación de los reportes finales de investigación.

Según Sampieri (2005) Los objetivos deben expresarse con claridad para evitarse posibles desviaciones en el proceso de investigación y deben ser susceptibles de alcanzarse… evidentemente los objetivos que se especifiquen han de ser congruentes entre sí.

Según Gallo, J. y González, E.(2000).Definir los objetivos de la investigación consiste en decir de forma clara y concisa qué es lo que se pretende obtener y qué hacer con los resultados de la investigación.

Se conocen dos tipos de objetivos: los generales y los específicos, la diferencia entre ellos está en el nivel de especificación y no en la forma.

Objetivo General:

Ejemplo "Apreciar los problemas que se presentarían para reducir los costos unitarios en educación, sin perjuicio de la calidad de la educación".

Es un objetivo general, porque no establece soluciones concretas, no especifica los tipos de problemas a resolver.

Objetivos Específicos:

Ejemplo • "Proponer procedimientos para mejorar la organización y funcionamiento de la escuela"

• Reducir el costo de los insumos escolares, mediante una combinación más eficiente de los recursos"

Son objetivos específicos, porque las proposiciones expresan con bastante claridad qué es lo que se va a hacer con los resultados de la investigación.

Un objetivo específico también puede estar referido a la obtención de resultados o a la realización de operaciones, como por ejemplo:

"Estimar, el número de estudiantes que terminan con éxito sus estudios universitarios en el período regular de la duración de la carrera".

No existe regla alguna para diferenciar con exactitud un objetivo general de uno específico, pero hay ciertos elementos que pueden ayudar a hacer la distinción. Uno de estos elementos es el verbo, aunque no es categórico, sin embargo es utilizado para expresar el uso que se dará a los resultados.

"Es importante tener en cuenta que los objetivos específicos, se deben deducir de los objetivos generales".

Verbos utilizados en la redacción de objetivos:

Objetivos generales

Objetivos específicos

- Saber - Averiguar - Conocer –Preparar- Apreciar - Exponer - Buscar

Calcular - Comparar - Deducir - Analizar -

- Proponer - Estimar - Resolver -Inferir

 

Por ejemplo:

• "Conocer los índices de deserción escolar". Es un objetivo general.

• "Proponer métodos para disminuir la deserción escolar". Es un objetivo específico.

La relación que existe entre los objetivos generales y los específicos, es que estos últimos se deben deducir de los objetivos generales. Ejemplo:

Objetivo general: "Estudiar la evolución y tendencia del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público"

Objetivos específicos:

• "Estimar los ingresos familiares de los trabajadores del sector público"

• "Comparar los ingresos y egresos de los trabajadores"

• "Proponer alternativas de reajuste de ingresos".

Los objetivos constituyen los fines que se persiguen con la investigación plasmando el resultado final esperado.

Formulación:

• Expresión clara, precisa, sin términos vagos ni precios de valor. Tono afirmativo.

• Carácter orientador. Explicar claramente los resultados a alcanzar.

• Relacionar lógicamente los términos del problema, la hipótesis, los medios y los nexos entre ellos.

• Debe quedar limitado los recursos humanos y materiales con que se cuenta para realizar la investigación.

• Debe ser evaluable.

Según Manuscritos del ICCP. MINED (s. /f.) los objetivos pueden tener distinto nivel de formulación: los de carácter más general, que precisa el problema, y los de carácter más específico y parcial, que ayudan a la estructuración del sistema de tareas.

Ejemplos de objetivos pueden ser:

  • Determinar las condiciones que permitan utilizar distintas formas organizativas del proceso de enseñaza, teniendo en cuenta el nivel superior para el cual debe prepararse a los alumnos.
  • Verificar el nivel de desarrollo intelectual alcanzado por los alumnos de un nivel de enseñanza determinado, en relación con los programas establecidos y los métodos de enseñanza utilizados.
  • Determinar un sistema de medidas eficaces para garantizar la atención individual de los escolares en el proceso docente.

CONCEPTOS Y CARACTERÍSTICAS DE LAS TAREAS.

Según Herrera, L. (2006). Las tareas de investigación se definen como un conjunto de acciones que se plantea el investigador para tener nuevos conocimientos sobre el objeto que se estudia.

Ejemplos: Revisión de literatura (con el propósito de fundamentar la investigación)

Estudio del diagnóstico (para conocer el grado actual del problema)

Según Ortiz Ocaña(s/f) Las tareas son las acciones que desarrolla el investigador en correspondencia con el objetivo, de acuerdo con las condiciones en que se encuentra el objeto y los métodos que desarrolla el investigador, para resolver el problema, para superar la contradicción.

Según Lanuez Bayolo, M. Y Fernández Rivero, E. (1997) las Tareas de la investigación expresan las necesidades cognitivas y prácticas que resultan indispensables resolver para desarrollare el proceso, cumpliendo importantes funciones ya que:

1. Posibilita organizar la acción en una planificación y organización armónicas.

2. Permiten controlar y evaluar el proceso cognitivo.

Las tareas deben formularse a manera de orientaciones concretas, en función de los conocimientos y de los resultados parciales que se van a alcanzar con su cumplimiento, y se sugiere tener en cuenta al determinarlas, cada una de las etapas de la investigación, pudiendo formularse una o varias tareas para cada etapa, según las necesidades específicas.

Según Ruiz, A.( ) El número de tareas depende de la complejidad de la investigación y de las propias tareas, de la duración, del enfoque, de la estrategia y por supuesto de los recursos humanos y materiales, pues en dependencia del tipo de investigación es posible realizar, por ejemplo, un corte transversal para constatar el estado del fenómeno con varias muestras al mismo tiempo, en diferentes territorios, sólo cuando hay suficiente personal para hacerlo.

Mientras más compleja sea la investigación más tareas requiere, pero mientras más complejas sean las tareas menos pueden ser éstas, pues ellas por si mismas requieren mucho tiempo y esfuerzo.

Para determinar el número de tareas se hace necesario establecer primero su relación e interdependencia, pues muchas veces la solución de una tarea depende la realización previa de otras.

Por ejemplo no se puede determinar la influencia de un determinado método de enseñanza en un grupo de alumnos sin conocer previamente entre otros:

  • El estado de salud de los alumnos (capacidad de trabajo físico e intelectual).
  • Sus experiencias cognoscitivas en la disciplina.
  • Sus particularidades etáreas.

No debe confundirse las tareas de investigación con las actividades empíricas que debe realizar el investigador para cumplimentarlas.

Las tareas son a mi juicio, objetivos parciales derivados de los objetivos generales de la investigación, y por tanto siempre tienen que tener determinados resultados.

Por ejemplo si la tarea se denomina:

  • Determinar los criterios de diferentes autores latinoamericanos sobre el concepto educación, es necesario realizar diferentes actividades que nos conduzca a ello, por ejemplo:
  • Buscar en las fuentes bibliográficas quienes han escrito sobre el concepto educación.
  • Definir su grado de actualidad (tal vez por año de su publicación).
  • Definir su nivel de veracidad (tal vez por la versión de la obra original, traducción, referencia).
  • Pudieran hacerse encuestas, entrevistas, etc.

En sentido general el número de tareas debe ser relativamente pequeño, aunque lo suficiente para darle respuestas a los objetivos, pero las actividades pueden ser múltiples y diversas, todas las necesarias para satisfacer las tareas.

Según Gastón Pérez et al (2002) La realización del trabajo de investigación y la solución del problema científico implican el cumplimiento de determinadas tareas que expresan las necesidades cognoscitivas y prácticas que es necesario resolver para llevar a cabo la investigación. Se formulan en el diseño como orientaciones concretas que persiguen determinados fines. Las tareas posibilitan organizar toda la acción del investigador o colectivo de trabajo en una planificación armónica que permita controlar y valorar el proceso de investigación, sus resultados parciales y finales.

En el proceso de investigaciones presentan una importancia especial las tareas cognoscitivas siguientes:

Tareas empíricas: Está relacionada con la descripción rigurosa y sistemática de los hechos. Comprenden la selección o elaboración de los métodos empíricos de investigación, su aplicación sistemática al estudio del fenómeno, la fijación y generalización empírica de los resultados de la observación experimental, entreverlas con la ayuda del lenguaje científico.

Tareas teóricas: Tienen como objetivo descubrir y exponer las relaciones esenciales de los fenómenos, los factores causales que lo condicionan y sus leyes de funcionamiento y desarrollo no observable directamente.

Las tareas teóricas persiguen profundizar y reflejar la esencia de lo real, de esta manera completan las tareas empíricas al explicar los hechos establecidos por estas.

Tareas lógicas: Comprenden los procesos o etapas siguientes:

  1. El análisis lógico de los conocimientos científicos, el lugar que ocupa una determinada formulación teórica (concepto, ley, hipótesis) en el nivel de cumplimiento de las exigencias lógicas en la teoría que permita confirmar empíricamente el sistema de conocimiento en cuestión.
  2. El proceso de construcción de teorías, conceptos, leyes, hipótesis etc., en el cual se deben cumplir las exigencias formales de no contradicción, precisión, interdependencia lógica entre los elementos de la teoría y entre estos y sus formulaciones empíricas.

El investigador se plantea estas tareas lógicas fundamentalmente cuando busca puntos de partida para establecer inferencias teóricas o utilizar una teoría como esquema referencial para emprender nuevas investigaciones o en el proceso de construir una nueva teoría.

Las tareas lógicas también surgen en la organización de los diferentes momentos y actividades del proceso de investigación, en el desarrollo histórico de las ciencias se van formando las exigencias metodológicas para la solución de las tareas teóricas, lógicas, empíricas.

Esto se revela con la presencia de las condiciones siguientes:

  1. Se incrementa el volumen de conocimientos que es necesario dominar para realizar estas tareas.
  2. Se modifica la concepción del objeto de estudio, lo que incide en la realización de la tarea teórica.

Según Córdova C.( ) … los objetivos específicos deben tomar la forma de tareas, pues están dirigidos a dar cumplimiento al objetivo fundamental.

Ejemplos de tareas científicas contenidas en tesis de pedagogos cubanos:

De la tesis de Amauris Laurencio.

  1. . Realizar un estudio crítico de los diferentes tópicos de la investigación, que comprende el desentrañamiento epistemológico de la problemática axiológica, el análisis teórico del fenómeno de la Identidad Cultural y la valoración de la funcionalidad valoral identitaria de la Historia de Cuba en Secundaria Básica.
  2. Precisar las potencialidades formativas que ofrece la Historia Local, en el ámbito de su vinculación con la Historia de Cuba, a partir del estudio de las diferentes concepciones pedagógicas esgrimidas al respecto y la determinación de las posibles formas de instrumentación didáctica de sus contenidos.
  3. Elaborar un Modelo Pedagógico, que sustentado en la relación Historia Universal–Historia Nacional–Historia Local, contribuya a la formación de valores de identidad en los estudiantes de Secundaria Básica, a través de la enseñanza- aprendizaje de los contenidos de la Historia Local.
  4. Aplicar el Método Delphy, o de Criterio de Expertos, con el propósito de someter el Modelo Pedagógico al análisis y valoración de un grupo selecto de especialistas competentes en el tema, en función de su retroalimentación y perfeccionamiento estructural y funcional.
  5. Proceder a la implementación escolar del Modelo Pedagógico, en función de la evaluación de su pertinencia educativa.

De la tesis de José Sánchez:

  1. Proceder al análisis de las concepciones ilustradas sobre la educación en Cuba y el papel de la obra de Varela en este contexto.
  2. Efectuar un estudio integrador de los presupuestos filosófico-educativos presentes en la obra de Varela, donde se caracterice la pluralidad dimensional y se evidencie la dialéctica relacional de sus postulados.
  3. Valorar críticamente la proyección teleológica del pensamiento filosófico educacional de Varela, en función de racionalizar su trascendencia y aplicabilidad en el contexto pedagógico cubano.
  4. Demostrar las potencialidades formativas que ofrecen las concepciones filosófico–educativas de Félix Varela para el desarrollo de nuestra pedagogía actual.
  5. Establecer criterios metodológicos orientadores para la contextualización formativa de la obra de Varela en el ámbito de la educación en valores.

De la tesis de Odalis Piñero:

  1. Realizar un estudio crítico de los presupuestos epistemológicos y didácticos que sustentan el desarrollo de la Educación Ambiental.
  2. Precisar las potencialidades que ofrece la enseñanza de las Ciencias Naturales para el desarrollo de la dimensión ambiental en Secundaria Básica.
  3. Diagnosticar la problemática de la dimensión ambiental en el área de las Ciencias Naturales en Secundaria Básica.
  4. Elaborar una alternativa didáctica para favorecer la dimensión ambiental en el área de Ciencias Naturales en Secundaria Básica, acompañado de una propuesta de tareas docentes integradoras para la concreción formativa de la alternativa.
  5. Evaluar la factibilidad educativa de la alternativa didáctica a partir de la aplicación del método de criterio de expertos.
  6. Proceder a la implementación escolar de la alternativa didáctica en función de su constatación en la práctica educativa.

Se recomienda que en el objetivo fundamental el verbo aparezca de forma substantivada y en las tareas en infinitivo, pues en el primer caso significa el logro final y en el segundo el proceso. Debe existir una estrecha relación ente las tareas y los epígrafes; así de una tarea puede derivarse uno o más epígrafes o por el contrario dos tareas pueden constituir un epígrafe.

Según Manuscritos del ICCP. MINED(s./f.) las tareas son el conjunto de actividades que se plantea el investigador para obtener nuevos conocimientos sobre el objeto que estudia; por lo tanto, constituyen las vías y modos concretos de resolver el problema planteado y están llamadas a reflejar de manera íntegra los objetivos de la investigación.

La formulación de las tareas debe ser precedida de un análisis teórico del problema y de la valoración de las formas en que se presenta en la práctica pedagógica. Ello contribuye a evitar repeticiones, a intentar descubrir lo ya descubierto y, por otra parte, permite precisar los objetivos.

Un correcto y adecuado planteamiento del problema y la concreción y precisión de las tareas se encuentran en estrecha correspondencia con los objetivos de la investigación que se pretende realizar y la formulación de la hipótesis de la cual se parte y que se somete a comprobación.

Según Baxter Pérez y Ruiz Aguilera (s. /f.) en sus Consideraciones sobre la determinación de las tareas:

Todos los temas de investigación pueden tener diferentes formas de solución en dependencia de:

- Tipo de problema

- Los objetivos

- El tiempo para su solución

- Los recursos humanos y materiales y de

- las condiciones objetivas y subjetivas en que se inserta el objeto de estudio, de las que se desprenden un número determinado de tareas, que generalmente, no pueden realizarse simultáneamente por una persona ni aun por un colectivo de investigadores.

El número de tareas depende de la complejidad de la investigación y de las propias tareas, de la duración, del enfoque, de la estrategia y por supuesto de los recursos humanos y materiales, pues en dependencia del tipo de investigación es posible realizar, por ejemplo, un corte transversal para constatar el estado del fenómeno con varias muestras al mismo tiempo, en diferentes territorios, sólo cuando hay suficiente personal para hacerlo.

Mientras más compleja sea la investigación más tareas requieren, pero mientras más complejas sean las tareas menos pueden ser éstas, pues ellas por si mismas requieren mucho tiempo y esfuerzo.

Para determinar el número de tareas se hace necesario establecer primero su relación e interdependencia, pues muchas veces la solución de una tarea depende la realización previa de otras.

Por ejemplo no se puede determinar la influencia de un determinado método de enseñanza en un grupo de alumnos sin conocer previamente entre otros:

- El estado de salud de los alumnos (capacidad de trabajo físico e intelectual).

- Sus experiencias cognoscitivas en la disciplina.

- Sus particularidades etáreas.

No debe confundirse las tareas de investigación con las actividades empíricas que debe realizar el investigador para cumplimentarlas.

Las tareas son a mi juicio, objetivos parciales derivados de los objetivos generales de la investigación, y por tanto siempre tienen determinado resultado.

Por ejemplo si la tarea se denomina:

- determinar los criterios de diferentes autores latinoamericanos sobre el concepto educación, es necesario realizar diferentes actividades que nos conduzca a ello, por ejemplo:

- Buscar en las fuentes bibliográficas quienes han escrito sobre el concepto educación.

- Definir su grado de actualidad (tal vez por año de su publicación).

- Definir su nivel de veracidad (tal vez por la versión de la obra original, traducción, referencia).

- Pudieran hacerse encuestas, entrevistas, etc.

En sentido general el número de tareas debe ser relativamente pequeño, aunque lo suficiente para darle respuestas a los objetivos, pero las actividades pueden ser múltiples y diversas, todas las necesarias para satisfacer las tareas.

RELACIÓN DE LOS OBJETIVOS Y TAREAS CON EL CUERPO DE LA TESIS.

Según Ortiz Ocaña, (s/f) El problema inherente al objeto delimita el campo de acción de la investigación, ya que para resolverlo el hombre abstrae aquellas partes, cualidades, propiedades, leyes del objeto que, en su sistematización, le posibilita desarrollar un proceso en que se debe alcanzar el objetivo. La relación entre estos tres conceptos está dada en que la necesidad: el problema, precisa, dentro del objeto, el campo de acción; la solución de la necesidad, precisa el objetivo. El problema, por su carácter objetivo, en tanto existe en la realidad, es siempre rico y multifacético, por otra parte es la necesidad que el sujeto siente, su posible satisfacción en el objetivo, la que precisa, en el objeto de estudio, un sólo campo de acción de la investigación.

Las tareas de una investigación educativa se corresponden con el problema que se investiga, de aquí que cada investigación tendrá sus tareas específicas. Sin embargo, la práctica muestra una determinada generalización de las mismas, cuya regularidad establece cierta estructura de dichas tareas.

Todos los elementos estructurales mencionados hasta aquí posibilitan encontrar el ema de la investigación que esté muy vinculado con la esencia de su objeto, de su objetivo.

La práctica ha demostrado, que dicha denominación se va modificando paulatinamente, acercándose a la que finalmente mejor expresa la intención del proceso investigativo.

Los objetivos específicos, deben ser más concretos, estar interrelacionados entre sí y con el objetivo general; de una manera simple, podemos decir que los específicos son subproductos que nos acercan al desarrollo de nuestro propósito general y casi siempre deben contener explícitamente la medida de su realización.

Según Rosales, E. V. (2002) La relación entre el problema, el objeto y el objetivo se puede ver de la siguiente forma:

La necesidad (el problema)

|

| ------ Precisa

|

Objeto y Campo de Acción

|

| ------ Soluciona la necesidad

|

Objetivo

Ejemplo.-

Problema:

La necesidad presente en la EPC de instrumentar un sistema investigativo condicionador de la formación de un trabajador con las habilidades, conocimientos y cualidades profesionales que satisfagan con carácter flexible y creciente la cambiante demanda.

Objeto:

El trabajo científico técnico en la EPC.

Campo de Acción:

El desarrollo de las actividades científico técnicas en el PPP de la EPC.

Objetivo:

Modelar un sistema de trabajo investigativo para la EPC con la flexibilidad necesaria de acuerdo a las características de cada centro y condicionador de la formación de un trabajador con las habilidades, conocimientos y cualidades profesionales que satisfagan la creciente cambiante demanda de la cultura científico técnica de la sociedad.

Según Notario, A. (1999). Relativo a la relación problema-objeto-objetivo:

En la investigación científica la tríada dialéctica formada por el problema, el objeto y el objetivo constituyen un conjunto inseparable pues no es posible referirse a uno de ellos sin hacer alusión a los otros.

El problema se manifiesta en un objeto, mientras que el objetivo pretende resolver el problema, o sea, transformar el objeto. De aquí que existe entre estos tres elementos una relación dialéctica con carácter de ley.

En el PIC se observa no sólo un carácter objetivo sino también un carácter subjetivo dado que el investigador influye de modo decisivo con sus puntos de vista, enfoques, formación cultural previa, etc.

Según Álvarez, C. (1997) La relación problema, objeto (campo de acción) y objetivos, es una relación que, con carácter de ley, de naturaleza dialéctica, se presenta en el proceso de Investigación Científica, y que establece vínculos esenciales y obligatorios entre estas tres características.

Obsérvese que en el objetivo aparece siempre tanto la significación práctica de la investigación, concretada en el resultado a obtener: guías metodológicas, textos y otros; como el principio teórico más general que la fundamenta, que en los ejemplos anteriores se refiere: a la concepción topográfica de la enseñanza de la anatomía, y en el segundo ejemplo al modelo comunicativo bilingüe. La mera relación problema, objeto, no debe entenderse como una sola relación; sino dada su naturaleza dialéctica, hay que vincularla con un tercero: el objetivo. Justamente, se puede determinar un solo campo de acción como resultado de conjugar este par objeto-problema, con el objetivo.

El objetivo desvinculado del problema, resulta indeterminado. El problema sin objetivo no genera la actividad del investigador. Ambos, sin tener en cuenta el objeto excluye el contenido a investigar, es decir, la propia investigación.

Al precisar el objeto en su interrelación con el objetivo y el problema, posibilita establecer el campo de acción, y delimitar aún más el objeto: el conjunto de elementos, estructura y su movimiento.

Según Herrera, L. (2006) la relación problema-tareas-objetivos se puede representar según el siguiente esquema:

  1. Fundamentación teórica sobre como se ha dado respuesta a la problemática bajo estudio en el extranjero y sobre todo en el país.
  2. Diagnóstico en el campo seleccionado para estudiar en el contexto natural el comportamiento de la problemática y sus posibles vías de solución.
  3. Elaboración de las propuestas de solución más viables bajo nuestras condiciones particulares.
  4. Instrumentación de la propuesta seleccionada para solucionar el problema.

5. Validación del procedimiento utilizado mediante el criterio de expertos.

Como se puede apreciar, las tareas guardan una relación muy estrecha con ambas categorías (problema-objetivo), ya que los capítulos del trabajo se diseñan de forma tal que se parte del conocimiento existente sobre la problemática, se diagnostica después el estado en el objeto (campo de acción), para elaborar las propuestas de solución y la instrumentación de las mismas, haciendo posible alcanzar los resultados (objetivos) que permiten la solución del problema investigado

CONCLUSIONES.

Los objetivos se relacionan:

al plantear un problema con la pregunta de investigación y la justificación del estudio.

el objeto, el campo de acción, la solución del problema, las actividades y el título del proyecto.

El objetivo general tiene una relación directa con el problema de investigación y responde a las preguntas ¿Qué se pretende?

¿Dónde, con quién o con qué? ¿Cómo se pretende? ¿y para qué?

Los objetivos específicos deben ser más concretos, estar interrelacionados entre sí y con el objetivo general, conteniendo explícitamente la medida de su realización.

Las tareas de investigación se relacionan con:

el objetivo según las condiciones del objeto y los métodos para resolver los problemas.

el problema investigativo, por tanto cada investigación tendrá sus tareas específicas.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.

  • Álvarez, C. (1997) Como Se Modela La Investigación Científica. Capítulo 1. La Universidad y sus procesos. p.16. Editorial Academia.
  • Baxter Pérez, E. y Ruiz Aguilera A. (s. /f.) Metodología de la Investigación II. Profundización en los aspectos esenciales del proceso investigativo educativo. ICCP – MINED. Cuba
  • Carbonel, A. (2005) Postgrado sobre Metodología de la Investigación.
  • Castellanos Simons, B (1998). Material de apoyo al Curso de Investigación Educativa. La Planificación de la Investigación Educativa. Instituto Superior Pedagógico "Enrique José Varona"
  • Córdova Martínez Carlos A(s/f). Consideraciones sobre Metodología de la Investigación. Universidad de Holguín "Oscar Lucero Moya" Centro de Estudio sobre Cultura e identidad.
  • Fuentes González, H.C, Matos Hernández, E.C. & Cruz Baranda, S. S.(2004). La diversidad en el proceso de investigación científica. Reto actual en le formación de investigadores. Santiago de Cuba. Universidad de Oriente. Centro Manuel Gran.
  • Gallo Pimentel, J. y González Díaz, E.(2000). Introducción a la Metodología de Investigación Pedagógica y Técnica. Ciudad de La Habana. Cuba.
  • Grau, A. R; Correa, V. C. y Rojas, B. R. (1999) Metodología de la Investigación.
  • Corporación Universitaria de Ibagué. Centro de Investigaciones, Consultoría y
  • Extensión a la Comunidad.
  • Hernández Sampieri, R. (2005) Metodología de la Investigación. I Parte.
  • Herrera, L. (2006) Maestría en Ciencias de la Educación. 4ta Edición.
  • Lage, A. (2002)
  • Lanuez Bayolo, M. Y Fernández Rivero, E. (1997) Material Docente Básico del Curso Metodología de la Investigación Educativa II. Capítulo 4. El diseño de la Investigación Educativa. Cátedra UNESCO en Ciencias de la Educación. Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. La Habana, Cuba.
  • Manuscritos del ICCP. MINED (s. / f.) Consideraciones acerca del papel de las investigaciones en el desarrollo de las ciencias pedagógicas
  • Notario de la Torre, A.(1999 ) Apuntes para un Compendio sobre Metodología de la Investigación Científica. Universidad de Pinar del Río, Cuba. Abril de 1999.
  • Ortiz O. A. (s. / f.) ¿Cómo investigar en Educación? Universidad Pedagógica "José de la luz y Caballero" Holguín. (Versión digital)
  • Pérez, R. G; García B. G; Nocedo de León I. y García I. M. (2002) Metodología de la
  • Investigación. I Parte.
  • Quirós, E. A. y Perdomo L. E. (s. / f.) Una Introducción a la Investigación Pedagógica.
  • Rosales Echarri V. (2002) La Metodología de la Investigación Educativa para la Formación del Profesional. La Habana, Cuba.
  • Ruiz Aguilera, A. (s/f ). La Investigación Educativa. Versión digital.
  • Valdés C. H. (s. / f.) Introducción a la Investigación Científica Aplicada a la
  • Educación Física y el Deporte. Tema 6, pp. 96-99.

 

Enviado por

Anna Beltrán

 

 

Autor:

Ing. Antonio R. Javib Peraza.

Lic. Osvaldo Salazar Guerra.

Lic. Carlos Q. Cardoso Luis.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.