Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El problema de la homosexualidad como conducta desviada dentro de nuestra localidad (Sicuani - Perú)




Partes: 1, 2

  1. Planteamiento de estudio
  2. Marco teórico conceptual
  3. Metodología, población y muestra
  4. Aspecto administrativo
  5. Cronograma de acciones
  6. Datos estadísticos de la investigación
  7. Conclusiones
  8. Bibliografía

CAPÍTULO I.

PLANTEAMIENTO DE ESTUDIO

1.- FORMULACIÓN DEL PROBLEMA.

El problema surge a raíz de que la conducta hoy en día de nuestra población se ve cada vez más orientada a la homosexual, para lo cual veremos las múltiples influencias en la sociedad en donde vivimos.

2.- DELIMITACIÓN DE OBJETIVOS.

Comprobar la conducta de la Homosexualidad en la población de Sicuani.

3.- JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA.

El presente trabajo se justifica en que se DEBE EVITAR ESTAS CONDUCTAS DESVIADAS porque es un problema social, que para evitar debemos de brindar orientaciones en el aspecto de la SEXUALIDAD.

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL.

1.- Perspectiva Histórica Homosexualidad

De acuerdo con la evolución cultural del hombre, que se sobreañade a la evolución biológica, y de acuerdo con las diferentes normas morales que se han desarrollado, la sociedad mantiene diferentes posturas frente a la homosexualidad, calificándola como "delito", "pecado", "enfermedad", "condición", "forma alternativa de comportamiento sexual", etc. Para muchos se trata de una condición irregular de la personalidad, de un trastorno mental, mientras que para otros no es más que una elección adoptada libremente, fruto de la libertad humana.

El espíritu vanguardista de la sociedad americana, y las presiones de los grupos sociales interesados, indujo a que en 1980, la American Psychiatric Association decidiese sacar la homosexualidad del catálogo de enfermedades mentales, y del Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Enfermedades Mentales, en los EE.UU.

La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’ (CDF, decl. "Persona humana" 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso ().

Los antiguos hebreos ya conocían la homosexualidad y la castigaban severamente, en Levítico aparecen 2 versículos en los que se habla de ella:

Posteriormente en el Nuevo Testamento aparece de nuevo la palabra homosexual, el Apóstol Pablo en su primera Carta a los Corintios, escribió.

¿Acaso no saben que los perversos no heredarán el reino de Dios? No se engañen; los Inmorales, idólatras, adúlteros, homosexuales, ladrones,... no heredarán el Reino de los Cielos.

Aunque el cristianismo rompió con algunas de las formas de pensar de los judíos antiguos y estos a su vez de los hebreos, es notable como esta forma de pensar nunca se erradicó. Con el advenimiento del cristianismo, se acompañó de una condena de la conducta homosexual. San Agustín (354-430 d.C.) por ejemplo, declaró la homosexualidad, crimen contra natura y los homosexuales eran quemados en la hoguera().

La actitud hacia la homosexualidad ha variado a lo largo de las diferentes épocas y entre los diversos grupos y subgrupos culturales, oscilando entre la aceptación (en la antigua Grecia), la tolerancia (en el Imperio Romano) y la condena absoluta (en muchas sociedades occidentales y orientales).

Sin embargo, gran parte de la incomprensión y de los prejuicios existentes contra la homosexualidad proceden de su clasificación como enfermedad en el siglo XIX. El neuropsicólogo alemán Richard von Krafft-Ebing la consideró una "degeneración neuropática hereditaria" que supuestamente se agravaba por una excesiva masturbación.

El psiquiatra austriaco Sigmund Freud postuló la existencia de una predisposición constitutiva, aunque también destacó el efecto determinante de experiencias durante la infancia (como, por ejemplo, la falta de un progenitor del mismo sexo con el cual poder identificarse) y la frecuencia de experiencias homosexuales masculinas durante la adolescencia, que consideró como desviación sexual.

La publicación de dos estudios sobre el comportamiento sexual en hombres y mujeres, que llevó a cabo el biólogo estadounidense Alfred Charles Kinsey, rebatió la hipótesis de la enfermedad. Pruebas psicológicas realizadas a homosexuales y a heterosexuales mostraron que entre ellos no había aspectos patológicos diferenciadores.

Aunque existen algunas evidencias —en estudios de gemelos y mellizos— que sugieren que los genes pueden ser un factor en la orientación sexual, otras teorías afirman que es más probable que los factores determinantes sean las experiencias vividas durante la infancia. En 1973, la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales y, en 1980, del DSM, Manual de Clasificación de las Enfermedades Mentales de la OMS ()

¿Como ha evolucionado en lesbianismo en la actualidad?
Desde comienzos de la década de 1970 las mujeres lesbianas de Estados Unidos, Europa occidental y Australia han adoptado una postura activa para reclamar sus derechos legales y desafiar al hasta entonces "invisible lesbianismo" a salir a la luz para defender su reconocible identidad. Lentamente, el movimiento se ha ido extendiendo hacia Oriente, a países como la India, aunque permanece oculto en países como China.

La campaña por los derechos de las lesbianas comenzó en Estados Unidos con el auge del feminismo y con el movimiento de liberación gay (). Sin embargo, siempre han existidos detractores frente a estos movimientos, como la Iglesia Católica, la que si bien es cierto promueve el respeto a estos grupos minoritarios, no acepta esta forma de vida, por ser antinaturales, a lo que sustenta la sagrada escritura. Un cura europeo dijo una vez en respuesta a una protesta homosexual: "Dios creo a Adán y Eva, no a Adán y Esteban", estás frases, denotan las diversas posturas frente al tema.

2.- TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN FÍSICO DE LA HOMOSEXUALIDAD.

2.1.- HOMOSEXUALIDAD DEBIDO A LA ACTIVIDAD HORMONAL.

«El investigador inglés D.J.West considera que son tres las teorías principales sobre el origen físico de la homosexualidad, y refuta las tres.

La primera de ellas intenta establecer que la conducta sexual anormal proviene de un desequilibrio de la proporción de hormonas masculinas y femeninas, presentes ambas en la sangre de los dos sexos. Pero los test directos efectuados en homosexuales no han arrojado un resultado que confirme la teoría, es decir, no ha demostrado una deficiente distribución hormonal. Según comprobaciones del doctor Swyer, en su trabajo "Homosexualidad, los aspectos endocrinológicos", la medición de niveles hormonales en homosexuales y heterosexuales no ha revelado diferencias.

Además, si la homosexualidad tuviese un origen hormonal -las hormonas son segregadas por las glándulas endocrinas-, se la podría curar mediante inyecciones que devolviesen el equilibrio endocrino. Pero no ha sido posible, y en su trabajo Testosterona en homosexuales masculinos psicóticos, el investigador Barahal explica que la suministración de hormonas masculinas a homosexuales hombres, solamente ha dado como resultado el aumento del deseo que siente el individuo por el tipo de actividad sexual a que está habituado.

En cuanto a los experimentos efectuados con mujeres, el doctor Foss, en "La influencia de andrógenos urinarios en la sexualidad de la mujer", dice que las grandes cantidades de hormonas masculinas administradas a mujeres producen en sí un notable cambio en dirección a la masculinidad, pero sólo en lo que concierne al aspecto físico: voz más profunda, barba, disminución de senos, crecimiento del clítoris, etc.

En cuanto al apetito sexual, aumenta, pero continúa siendo normalmente femenino, es decir que el objeto de su deseo sigue siendo el hombre, claro está si no se trata de una mujer ya con costumbres lesbianas. Por otra parte, en el hombre heterosexual, la administración en cantidad de hormonas femeninas no despierta deseos homosexuales, sino que redunda en una disminución de la energía sexual. Todo lo cual indica que la aplicación de hormonas masculinas a las mujeres y de hormonas femeninas a los hombres no revela una relación entre el porcentaje de hormonas masculinas y femeninas en la sangre y los correspondientes deseos sexuales.

Se puede aseverar entonces que la elección del sexo del sujeto amoroso no guarda relación demostrable con la actividad endocrina, es decir las secreciones hormonales.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda