Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Objeto y método de la antropología




Partes: 1, 2

  1. Abstract
  2. Objeto de la antropología
  3. El Método
  4. El método de la ciencia natural de la sociedad
  5. Taxonomía (clasificación de las sociedades)
  6. Análisis de sistemas
  7. Los determinantes de la cultura
  8. Contenido y forma
  9. El determinismo en la ciencia natural de la sociedad
  10. Causa
  11. Lo determinante y lo experimental
  12. Conclusiones
  13. Referencias

Abstract

El autor pone en contexto tres de las principales teorías de los fenómenos socio-culturales: el funcionalismo, la teoría de los sistemas sociales y el marxismo. Analiza y compara especialmente, sus métodos y el tratamiento del objeto de estudio, destacando como un fenómeno poco común en el ámbito de las ciencias sociales, la propuesta dialéctica de Radcliff-Brown, que contrasta fuertemente con la metafísica de Malinowski.

Palabras clave: Métodos antropológicos, objeto de estudio, sistemas sociales, epistemología.

Introducción

Acostumbrados a la mistificación de la realidad, duro es aceptar, que la ciencia es lacónica en sus juicios y en la definición de sus conceptos. Por ello, no tiene nada de raro, que después de muchos años de universidad, todavía para la mayoría de estudiantes de antropología y para no pocos antropólogos, sea difícil referirse a la cultura de forma escueta, y contextualizando el concepto dentro de una teoría antropológica específica, para evitar ambigüedades. La claridad no es una cualidad que se valore en esta época de idiolectos postmodernos. Sin embargo insisto en ella.

Objeto de la antropología.

Es común la divagación alrededor de este concepto y las acepciones pueden ser incontables, desde la definición de diccionario, pasando por confundir a un grupo de personas con el objeto de estudio, hasta lo más aceptable y aproximado: la cultura como objeto de estudio de la antropología. Sin embargo, con ese objeto ningún etnógrafo podrá describir fenómeno cultural alguno. Sólo si alude a la conducta humana, podrá comenzar a trabajar en la etnografía del caso. En esto están de acuerdo al menos las escuelas empiristas; con excepción del materialismo cultural, cuyo concepto tiene connotación etologista; o sea, que la conducta es innata.

¿A qué tipo de conducta nos referimos?

El funcionalismo (Malinowski) y la teoría de los sistemas sociales (Radcliff-Brown), son muy concisos: la cultura es la conducta tipificada; pero ¿qué es la conducta? La conducta de un organismo, es su respuesta para la satisfacción de sus necesidades. La satisfacción es el fin, y la cultura (conducta) son los medios materiales, cognitivos y sociales para alcanzarlo. La respuesta materializada en esos medios, es una respuesta cultural.

El concepto de necesidad es fundamental para la teoría de la cultura de Malinowski, en virtud de que las necesidades, son determinantes de la conducta, y por ende, de la cultura. Lo más importante aquí, es la premisa de Malinowski: "La ciencia de la conducta humana, comienza cuando esta se organiza". Este análisis de la conducta organizada, parte de un principio metodológico fundamental: el discernimiento entre lo real(razón práctica) y lo ideal(razón pura). Pues es imprescindible distinguir entre el cuerpo de normas como objetivo y orientación de un grupo, y la función como resultado integral de las actividades; o sea, diferenciar la idea que los miembros de una institución tienen de ésta, del papel que la misma juega dentro del esquema total de la cultura. Al respecto dice Malinowski:

"El examen de este ideal con referencia a la realidad presente, es una de las tareas más importantes del antropólogo o del sociólogo dedicado al trabajo científico de campo. Por eso hemos distinguido siempre en nuestro análisis, clara y explícitamente, las reglas o normas, de las actividades (Malinowski, 1.948)".

Ejemplo:

La diferencia entre lo que la gente dice y hace con respecto al tabú del incesto.

La conducta organizada le da vida a la institución, como unidad de análisis:

"El rasgo esencial de la cultura tal como la vivimos y experimentamos, como la podemos observar científicamente, es la organización de los seres humanos en grupos permanentes. Tales hechos están relacionados por cierto acuerdo, por leyes o costumbres tradicionales, por algo que corresponde al contrato social de Rousseau (Malinowski, 1.948)".

Sin organización, los hombres no pueden alcanzar sus fines, así que se organizan mediante estructuras definidas que poseen rasgos universales, puesto que se reconocen en todos los grupos humanos organizados. A tales unidades, Malinowski propone darles el nombre de instituciones, concepto que de suyo implica un acuerdo tácito o explícito, acerca de un sistema axiológico tradicional, principio axial en el que cooptan los seres humanos.

Malinowski propone definir un espacio concreto de la realidad:

"Por el momento deseo principalmente insistir en que, a menos que el antropólogo y su colega el humanista se pongan de acuerdo en aislar algo definido en la concreta realidad cultural, nunca existirá una ciencia de la civilización. Por lo tanto, si conseguimos tal acuerdo, si podemos desarrollar algunos principios de acción institucional, universalmente válidos, habremos echado una vez más, los cimientos científicos para nuestras indagaciones empíricas y teóricas (Malinowski, 1.948)".

Sin embargo aclara, que no pretende que todas las culturas sean iguales, y que sólo haya que ocuparse de las semejanzas en detrimento de las diferencias; pero sí que éstas, pueden ser comprendidas con base en una medida común de comparación. Desde los evolucionistas hasta Radcliff-Brown, el método comparativo fue de primordial importancia, y Malinowski no constituyó la excepción:

"Pero seanos permitido recordar, que el método comparativo debe seguir siendo la base de cualquier generalización, principio teórico o ley universal aplicables a nuestro asunto (Malinowski, )".

Malinowski siempre estuvo en contra de los antropólogos que atribuían las diferencias entre los grupos humanos, a la existencia de un genio nacional o tribal característico. Tales diferencias tienen sentido, porque son la razón de ser de algunas instituciones organizadas con base en principios axiológicos muy especializados. Advertía contra el peligro de la ideología nazi en la antropología, mediante conceptos como el de genio de la cultura. Boas y Morgan coquetearon con algunas de esas ideas, en el caso de Morgan mucho más chovinistas. Malinowski se refiere a ese riesgo, en los siguientes términos:

"Estamos peligrosamente cerca de la concepción del volgeist o la volkseele, el inmaculado genio tribal del pueblo germano, o a la abuela judaica que gobierna estrictamente. Así que, esta es la preservación de la pureza de la raza y de su geniom cultural, sobre el cual, los modernos profetas del tercer Reich están construyendo una cultura pura (Malinowski, Myth Sex and culture)

Sin embargo, Malinowski aclara que la postura ideológica de Boas es tan hitleriana como la suya, y atribuye este error a un lapsus metodológico, pues según Malinowski, Boas olvidó que la única salvación de la ciencia social está en alejarse de hipostasías como las de "penetrar en el espíritu de las culturas", o en los "genios tribales", para centrarse en la legítima tarea del antropólogo: la búsqueda de leyes generales. Para Malinowski, aún lo más sui generis, es susceptible de reducirse a una ley general:

"Pero debe quedar claro, para alguien con trayectoria en la ciencia natural o en una perspectiva científica en asuntos culturales, que el fenómeno más trivial, lo más concreto y complejo, los factores que entren en esta compostura, lo mínimo, será la oportunidad de su conversión en leyes generales, el resultado de principios universalmente válidos. La ciencia comienza y termina con el establecimiento de principios generales válidos para todos los fenómenos, los cuales caen dentro de esta condición. La ciencia de la conducta humana, o sea, de la cultura, no es una excepción a esta regla (Malinowski, 1.948)".

La gente se organiza para llevar a cabo unas actividades que satisfacen sus necesidades, estas son acciones en las que el hombre entra en relación con la naturaleza, lo que implica la existencia de un equipo material de trabajo. Aquí radica la diferencia entre el concepto malinowskiano de actividad y el marxista. De la pluma de Malinowski leemos:

"Los vemos siempre cooperando entro de un determinado ámbito material: un sector de un ambiente geográfico reservado para su uso, un equipo de herramientas y artefactos, una porción de riqueza que les pertenece por Derecho (Malinowski, 1.948 )".

Los hombres, al entrar en relación con la naturaleza, se relacionan entre sí, dando origen a relaciones sociales de producción, que se distinguen de las relaciones técnicas y jurídicas. Estas últimas, expresión superestructural de las relaciones materiales de los hombres, de acuerdo con cada modo de producción específico.

Lo crítico es que Malinowski, como otros antropólogos soslayan adrede las relaciones de producción; arguyen que éstas son sólo relaciones jurídicas. El Derecho según Malinowski es muy claro en este tópico: los hombres para satisfacer sus necesidades actúan sobre la naturaleza, y en este proceso entablan relaciones jurídicas. De ahí que muchos antropólogos insistan en el estudio de las instituciones jurídico-políticas; en este contexto tiene importancia la obra "Crimen y costumbre en la sociedad salvaje", donde pone todo su interés en el Derecho civil primitivo, como también al punitivo. La costumbre (conducta estandarizada), tiene para Malinowski, el mayor peso en la cooperación institucional. Asimismo, separa la producción como ámbito del conocimiento, de las prácticas mágico-religiosas, como ámbito de la organización social, incluyendo en éste, la moral. Reduce así, las relaciones de producción a relaciones cognitivas:

"En esa cooperación, ellos siguen tanto las reglas técnicas de su status o profesión, las normas sociales de etiqueta y consideraciones consuetudinarias, como las costumbres religiosas, jurídicas y morales que informa su conducta (Malinowski, pág.56)".

Hay algo muy importante para la antropología y la psicología social: la objetivación del individuo en la cultura, su relación concreta con la sociedad; lo único que lo hace culto. La preocupación de Malinowski por la relación entre el sistema individual y el social, lo lleva a considerar en primera instancia, cuáles son las condiciones que permiten que la iniciativa privada, se convierta en un hecho cultural. Para que las invenciones, inspiraciones, obsesiones, revelaciones, iluminaciones y movimientos estéticos se traduzcan en hechos culturales, deben convertirse, en objetos de un sistema organizado de actividades cooperativas.

Malinowski define el cuerpo de normas que constituyen una institución como el sistema de valores (fin), para el cual las personas se organizan o entran en organismos sociales. Según él, el elemento humano de la institución es el grupo humano que se regula mediante principios de autoridad, división de funciones, distribución de privilegios y deberes.

Las reglas de una institución son las destrezas técnicas, los hábitos, los preceptos legales o mandamientos éticos, que los miembros aceptan o le son impuestos. Estos tres elementos que componen la institución están en una interpenetración de mutua dependencia, en donde la constitución normativa subordina al conjunto humano y a las reglas. Toda institución necesita de una base material conformada por una riqueza, unos instrumentos y una parte de los beneficios que crece a consecuencia de las actividades conjuntas:

"Organizado sobre la base de un cuerpo de normas, actuando de acuerdo con la cooperación social, siguiendo las reglas de su ocupación específica, usando y disponiendo de un equipo material, el grupo se empeña en el cumplimiento de sus actividades(Malinowski, 1.948 )".

Para Malinowski, como principio de método, la distinción entre actividades y reglas es esencial. Las actividades están en dependencia directa de la pericia, el poder, la honestidad; y de las buenas intenciones de los miembros. Mientras que las reglas son lo ideal, que se expresa en preceptos, textos y regulaciones.

Sabemos ya qué es lo que observa el antropólogo; pero no sabemos cómo lo observa. Para esto se necesita un método.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Arqueología

    Identidad. La construcción del pasado. Interfase. Si nos atenemos estrictamente a la etimología, la arqueología (gr. ar...

  • Antropología

    El debate posmoderno, como modo de pensar. La mundialización-globalización, como contexto. Latinoamérica, como lugar de ...

  • El hotel de inmigrantes

    Monumento Histórico. Un proyecto valioso. Testimonios literarios. Periodismo y otras fuentes. En este trabajo me refier...

Ver mas trabajos de Antropologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda