Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Horario de estudios (página 2)

Enviado por Maritza Guerra



Partes: 1, 2


  • Recomendaciones en el momento de establecer horarios:
  • Revisar cuidadosamente los materiales de estudio y evaluar las actividades de aprendizaje que se deben realizar.
  • Establecer una programación juiciosa que incluya tiempos de lectura, de investigación, de interacción a través del aula virtual, desarrollo y revisión de actividades de aprendizaje, entre otros.
  • Establecer horarios de estudio regulares, de acuerdo con la disponibilidad personal y velar por su cumplimiento.
  • Implementar métodos de lectura y de conceptualización (mapas conceptuales, cuadros sinópticos, esquemas, etc.) que faciliten la asimilación de conocimientos.
  • En la medida de lo posible, establecer grupos de estudio que sirvan de soporte y apoyo tanto en el plano académico como personal.
  • Generar procesos de autorregulación que permitan identificar debilidades con el fin de implementar las acciones de mejoramiento respectivas.

2.1. Cómo Planear El Horario De Estudio Y Ponerlo En Práctica:

  • Se deberá hacer un listado de las actividades que se deberá realizar diaria o semanalmente, calculando el tiempo que requerimos para ayudarnos a establecer prioridades y poder construir un horario personal y realista.
  • Planear un horario semanal, tomando en consideración que no todas las semanas son iguales, y que debemos adecuar el horario a fiestas, compromisos familiares, u otros acontecimientos. Lo mejor es empezar a planear por semana.
  • Poner tareas concretas. En lugar de una nota general donde diga "estudiar matemáticas", establecer concretamente qué se estudiará: "repasar las tablas", estudiar el capítulo 5 del libro, etc.
  • Dedicar los mejores espacios en el horario a las tareas más difíciles. Siempre será mejor empezar por las tareas que nos cuestan más trabajo, y dejar al final las difíciles.
  • Modificar el horario en el caso de que considere que esos cambios pueden ser positivos para el desempeño.
  • Procurar que las horas de estudio sean siempre las mismas y en el mismo lugar para crear un hábito de estudio.
  • Premiar el cumplimiento: Es importante que se ponga alguna marca positiva sobre el horario escrito.

Cuando se planea un horario de estudio y se cumple con él de forma constante, se aprenderá rutinas que serán útiles para realizar su trabajo de manera ordenada, acostumbrándonos a un ritmo de trabajo y de descanso, para poder aprovechar al máximo las horas de estudio y las de recreación para un mejor desarrollo personal.

  1. Programación a largo plazo: Se puede realizar de forma estrechamente general planificando por evaluaciones, con el fin de saber cómo, cuándo debemos estudiar y que dificultades debemos superar. Mediante un cuadro nos obligamos a incluir todo lo relacionado con cada asignatura (Temas que han de estudiarse en cada mes, fechas de los exámenes, fechas de los trabajos,…)
  2. Programación a corto plazo: La programación a corto plazo se puede dividir en dos, como lo son la planificación semanal que consiste en estudiar bien durante toda la semana y descansar los sábados por la tarde y los domingos (para relajar la mente y comenzar la semana en plena forma física); por ultimo el plan diario de trabajo que se encarga en realizar un plan de actividades para realizarlas cada día. Es importante que este plan sea por escrito, así las actividades pueden ser revisadas.
    • En un lugar que sea cómodo y agradable, sin malos olores, bien ventilada, sin molestias de ruidos, ni otro tipo de distracciones como la televisión, la radio, etc.
    • Poseer una mesa de trabajo en donde puedas tener encima todo el material que vas a necesitar.
    • Tanto la mesa y la silla siempre deberán ser acorde a nuestro tamaño.
    • La iluminación ha de ser buena y por la izquierda (si eres diestro). Por ejemplo es buena idea una lámpara con una ampolleta azul de 60 w . El resto de la habitación ha de tener una luz tenue.
    • Estudia en tu habitación. No en la cocina, ni en el comedor. Si no tienes sitio en casa búscate una biblioteca más cercana.
    • La zona de estudio debe estar ventilada. Tus neuronas necesitan oxígeno.
    • La mesa ha de estar limpia y despejada de aquello que pueda distraerte (tele, equipo de música, juguetes, revistas, muñecos). Pero el lugar de estudio debe ser agradable.
    • No se estudia con música. Solo puedes escuchar música suave cuando hagas tareas rutinarias y que no requieran casi nada de concentración.
    • Prepara todo aquello que puedes necesitar para luego no tener excusas para levantarte. Bolígrafos, agua, libros...
    • Es mejor el estudio individual
    • Planifica el estudio: hazte un horario de estudio para diario y uno especial para la semana.
    • Ten tu horario en lugar bien visible.
    • Que tus periodos de estudio sean de unos 50 minutos alternando con 10 minutos de descanso. No prolongues ni un minuto los periodos de descanso que te fijes. Casi nadie puede estudiar, por ejemplo, dos horas seguidas sin descansar. Aprovecha los periodos de descanso para: ir al servicio, merendar, llamar a los amigos, hacer recados.
    • No abuses de la tele. Si hay algún programa que quieras ver, inclúyelo en tu horario de estudio como un periodo de descanso.
    • Si estás inseguro y crees que te faltará fuerza de voluntad, pide a tus padres que te ayuden a cumplir el horario.
    • Tus padres te pueden ayudar también, por ejemplo, tomándote la lección.
    • ¿Cuánto estudiar a diario?. Entre 2 y 3 horas al día y 5 ó 6 días a la semana.
    • Pase lo que pase NUNCA duermas menos de 6 horas por la noche. El cansancio te hará rendir menos.
    • Evita que tus amigos llamen durante el estudio. Diles cuáles son tus ratos de descanso para que te llamen en ese momento.
    • Es muy importante que antes de ponerte a estudiar hagas una reflexión sobre todo lo que vas a necesitar y lo coloques o en la mesa.
    • A la hora de hacer tu horario piensa cual es el mejor momento para estudiar.
  1. Donde estudiar y Como estudiar:

    4.1. Factores que favorecen la atención y la concentración:

    • Interés y voluntad a la hora de estudiar
    • Planifica el estudio de un capítulo o del desarrollo de un problema de forma muy concreta, para un espacio de tiempo corto, no mas de 30 minutos.
    • Transcurridas dos horas de estudio descansa brevemente para relajarte de la concentración mantenida hasta ese momento.
    • Cambia la materia de estudio: así podrás mantener por más tiempo la concentración. Si dedicas una hora a una asignatura haciendo dos descansos de 5 minutos puedes dedicar otras dos horas a asignaturas distintas, con descansos un poco más prolongados de 8-10 minutos sin que descienda tu concentración
    • Tomar apuntes: Si durante las explicaciones del profesor esta atento a sintetizar mentalmente y por escrito en frases cortas los detalles de interés, ejercitarás la atención.
  2. La atención y la concentración: La atención es el proceso a través del cuál seleccionamos algún estímulo de nuestro ambiente, es decir, nos centramos en un estímulo de entre todos los que hay a nuestro alrededor e ignoramos todos los demás. Solemos prestar atención a aquello que nos interesa, ya sea por las propias características del estímulo (tamaño, color, forma, movimiento…) o por nuestras propias motivaciones. Así pues, la atención y el interés están íntimamente relacionados, al igual que la atención y la concentración. 

    Hemos dicho que su aplicación en el ámbito de los estudios provoca ciertas controversias. Es claro que su utilización de forma mecánica provoca la repetición de conceptos que no siempre se han comprendido.

    Sin embargo, cuando se pone al servicio del aprendizaje, constituye una de las herramientas más poderosas con que puede contar el estudiante.

    • Con la memoria repetitiva acumulamos datos sin conexión ni contexto.
    • La memoria comprensiva asocia, relaciona, conserva los conocimientos.

    Para conseguir un proceso de memoria comprensiva, debemos contemplar tres pasos o fases de la memorización:

    • Fijar: Adquirir los contenidos y fijarlos en nuestra mente. Constituye la primera lectura o acercamiento al tema. En esta fase utilizaremos subrayados, esquemas y resúmenes.
    • Retener: La retención está íntimamente ligada a la atención. También puede adquirirse con la repetición. La relectura se hará a partir de los subrayados y notas anteriores.
    • Evocar o rememorar: Aquello que hemos almacenado se encuentra en algunos de los "cajones" de nuestra mente. Para utilizarlo precisamos sacar a la luz los conocimientos que ya hemos aprehendido a través de la fijación y la retención.
      • Comprensión: supone la observación a través de los sentidos y entender esa información.
      • Fijación: se adquiere con la repetición. Es imprescindible fijar antes de recordar una información que nos interesa.
      • Conservación: esta fase está en función del interés, la concentración y el entrenamiento de la persona, y de todos estos factores dependerá el modo en que se memoriza.
      • Evocación: significa sacar al plano de la conciencia los conocimientos almacenados.
      • Reconocimiento: consiste en la interrelación de los conocimientos nuevos y previos.
    1. Fases De La Memorización: Una vez que percibimos algo, comienza un proceso que conduce a la memorización de esa información. Esto se consigue con las siguientes fases:
      • Mejora la percepción defectuosa: intenta que en el aprendizaje intervengan todos los sentidos consiguiendo la máxima atención y concentración.
      • Ejercita la observación y entrénate para captar detalles contrastados y otros no tan evidentes.
      • Pon en práctica el método de clasificación: se retiene mejor los elementos de un conjunto si procedemos a su clasificación.
      • Capta el significado de las ideas básicas de un tema.
      • Procura pensar con imágenes, ya que la imaginación y el pensamiento están unidos.
      • Para conseguirlo hay tres principios:
      • Exagerar determinados rasgos como si se tratase de una caricatura
      • Captar los novedoso
      • Dar movimiento a nuestras imágenes pensadas como si fueran una película
      • Fija contenidos con la repetición y procura repetir las ideas evitando la asimilación mecánica.
      • Haz pausas mientras lees o estudias para recordar lo que vas aprendiendo.
      • Si aprendes algo justo antes de dormir se recuerda bastante bien a la mañana siguiente. Esto se explica porque durante el sueño no se producen interferencias.
      • Revisa lo antes posible el material estudiado a través de esquemas o resúmenes. Así se aumenta el número de repeticiones-fijaciones consiguiendo que el olvido se retrase.
    2. Desarrollo de la memoria: Si quieres potenciar tu capacidad de memorizar te aconsejo estés atento a lo siguiente:
      • Falta de concentración.
      • Poca o mala compresión de lo estudiado.
      • Ausencia de repasos o repasos tardíos y acumulados.
      • Estudio superficial y pasivo, con poca reflexión y esfuerzo (no hay manejo de la información en resúmenes, esquemas, subrayados).

      8.1. ¿Por qué olvidamos?

      Está demostrado que olvidamos de una manera ordenada y de acuerdo a unos principios establecidos.

      Una de las investigaciones sobre el olvido dio lugar a la curva del olvido de Ebbinghaus. El experimento trató de que Ebbinghaus aprendió 13 sílabas. A los 20 minutos ya había olvidado el 40%. Tras una hora había olvidado el 66%, y a las seis días había olvidado el 75%, y un mes después el 80%.

      Al continuar el experimento, repasó las 13 sílabas 30 veces más, lo que derivó en un mejor recuerdo. Esto demuestra que el dedicar más tiempo al aprendizaje servía para recordar mejor. Pero los del reaprendizaje van disminuyendo poco a poco, hasta que llega un momento en que el repaso se vuelve ineficaz.

      8.1.2. Teorías sobre las causas del olvido

      - Olvido motivado: represión.

      Según este planteamiento, olvidamos material que hay en la memoria a largo plazo por beneficio personal.

      El olvido producto de la represión se materializa en olvido de sucesos dolorosos. Sin embargo, mantenemos en la memoria aquellos recuerdos que sirven para materializar una imagen ideal de nosotros mismos.
      - Decaimiento del trazo de memoria:

      La pregunta crucial sobre los olvidos no motivados es si olvidamos porque la memoria del hecho se deteriora, o porque, aunque la memoria de éste permanezca, posiblemente durante toda la vida, no podamos llegar a él para recuperarlo.

      Atkinson y Shiffrin piensan que el olvido es debido a la dificultad de recuperación. Sin embargo, otros psicólogos opinan que el trazo de memoria (huella o rastro que el aprendizaje deja en el sistema nervioso) persistirá mientras sea utilizado, pero desaparecerá con el tiempo si no se usa.
      Algunas razones para que se produzca el decaimiento de memoria son:

      Percepción débil: impresión débil. Lo percibido, por diferentes factores, no se conserva en la memoria. A esto le afectan factores externos (ruido, etc.) y factores internos (distracción).

      Imposibilidad de repasar: Aplicable sólo a la memoria a corto plazo.
      - Interferencia:

      Según este planteamiento, la razón por la cual olvidamos es que otra información, aprendida antes o después, interfiere nuestros recuerdos. Esto sucede en la memoria a corto plazo (cuando algún material similar nos impide repasar) y en la memoria a largo plazo, por dos procesos de interferencia: Interferencia proactiva: Describe una situación en la cual la información que se aprendió con anterioridad interfiere con la habilidad para recordar la información nueva.

      Interferencia retroactiva: La información que aprendemos después produce una barrera de memoria que interfiere el recuerdo del material aprendido previamente.
      - Fallo en la recuperación:

      Se produce un olvido de pendiente de las claves. Por tanto, dependemos de las claves que nos ayudan para la recuperación y, cuando estas no están presentes, el recuerdo es inaccesible.

      Promover el uso de distintos métodos de estudios, que permita la fijación de conocimiento y su posterior aplicación

      1. Métodos de Estudios:

      El método de estudio que utilicemos a la hora de estudiar tiene una importancia decisiva ya que los contenidos o materias que vayamos a estudiar por sí solos no provocan un estudio eficaz, a no ser que busquemos un buen método que nos facilite su comprensión, asimilación y puesta en práctica.

      Es fundamental el Orden. Es vital adquirir unos conocimientos, de manera firme, sistemática y lógica, ya que la desorganización de los contenidos impide su fácil asimilación y se olvidan con facilidad.

      Recomendaciones para diseñar un buen método de estudio:

      • Organización del material de trabajo. "Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa"
      • Distribuir el tiempo de forma flexible, adaptada a cambios y a circunstancias.
      • Tener en cuenta las dificultades concretas de cada materia.
      • Averiguar el ritmo personal de trabajo
      • Ser realista y valorar la capacidad de comprensión, memorización, ...
      • Comenzar por los trabajos más difíciles y dejar los más fáciles para el final.
      • Memorizar datos, entenderlos y fijarlos.
      • No estudiar materias que puedan interferirse: Ej, vocabulario de ingles con el de alemán.

      El método que aquí os propongo consta de siete fases que a lo largo de las distintas sesiones iremos analizando y practicando:

      1. Prelectura

      2. Notas al margen

      3. Lectura comprensiva

      4. Subrayado

      5. Esquema

      6. Resumen

      7. Memorización

      Prelectura:

      La prelectura es ese primer vistazo que se le da a un tema para saber de qué va y sacar así una idea general del mismo. Idea que frecuentemente viene expresada en el título.

      Conviene hacerla el día anterior a la explicación del profesor pues así nos servirá para comprenderlo mejor y aumentará nuestra atención e interés en clase.

      Lectura comprensiva:

      Consiste en leer detenidamente el tema entero. Las palabras o conceptos que se desconozcan se buscarán en el diccionario o en la enciclopedia.

      Las notas al margen:

      Son las palabras que escribimos al lado izquierdo del texto y que expresan las ideas principales del mismo. A veces vienen explícitas otras tendremos que inventarlas.

      El subrayado:

      Consiste en poner una raya debajo de las palabras que consideramos más importantes de un tema.

      El esquema:

      Trata de expresar gráficamente y debidamente jerarquizadas las diferentes ideas de un tema. Es la estructura del mismo. Existen diferentes tipos de esquemas.

      Resumen:

      Es extraer de un texto todo aquello que nos interesa saber y queremos aprender. Se escribe lo subrayado añadiendo las palabras que falten para que el texto escrito tenga sentido.

      Memorizar:

      Es grabar en la memoria los conocimientos que queremos poseer para después poder recordarlos.

      1.1. Organización, comprensión y memorización son los tres pilares básicos para dominar una asignatura:

      Para aprender a estudiar hay que aprender a organizarse. Distribuir el tiempo entre las asignaturas que se deben dominar, hacer esquemas con las ideas fundamentales de cada materia, realizar una lectura comprensiva, fijar la información y, finalmente, repasarla.

      Se trata de un proceso largo que dura todo el curso académico pero que, si se sigue, prácticamente garantiza el aprobado final. En él están implicados tanto los profesores como los padres y, sobre todo, el alumnado, que cuenta con diversas técnicas de aprendizaje para facilitar la tarea.

      1.1.2. El primer paso es la organización:

      Con el inicio de un nuevo curso escolar, es necesario ser consciente del mayor grado de dificultad de cada asignatura. Conocer el programa académico y la bibliografía correspondiente ayuda a hacerse una idea del esfuerzo necesario para superar cada materia pero, sobre todo, el primer paso para conseguir el aprobado final es la organización.

      El primer paso para conseguir el aprobado final es la organización. Dentro de ella se incluye el seguimiento de las clases, la atención a las explicaciones del profesor o profesora y el trabajo en casa, que implica un estudio regular de todo lo que cada día se enseña en el aula. Para Lina Prats, directora del Servicio de Orientación Universitaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, la tarea en el hogar debe ser "cada día diferente, de acuerdo al ritmo que marca cada asignatura". En este sentido, destaca la importancia de "hacer una distribución razonable del tiempo y tratar de organizarse los objetivos de cada semana".

      Fijar un horario semanal de estudio y cumplirlo es, por lo tanto, la primera regla. "La segunda -según Prats- es no dejarse condicionar por comentarios de alumnos de cursos superiores y que sea el propio alumno quien valore la dificultad de una materia".

      En el primer caso, el horario debe recoger un tiempo determinado por asignatura, de acuerdo a la importancia que tenga cada una, las fechas de entrega de posibles trabajos y la complicación que suponga para el estudiante su asimilación. En el segundo caso, las variables que hay que tener en cuenta son "la atención en clase, aclarar las dudas preguntando al profesor, la participación en el aula de manera activa, sentirse a gusto en la escuela para abrir las puertas a la inteligencia y hacer los deberes en casa con el fin de enfrentarse a solas con las asignaturas y demostrar que somos capaces de superarlas", describe Bernabé Tierno, psicólogo, pedagogo y escritor de un total de 44 libros sobre educación y técnicas de estudio.

      Si se siguen estos consejos, el estudiante estará mejor preparado para afrontar los temidos exámenes de junio, en los que, reconoce Bernabé Tierno, "siempre se está más cansado por el esfuerzo de todo el curso, frente a los exámenes de septiembre, en los que el alumno sabe que se la juega".

      La clave, según este profesional, está en que "el alumno o alumna vaya convencido de que ha preparado las materias". "En el caso de los universitarios, siempre tienen menos tiempo para preparar los exámenes de septiembre que los de febrero o junio, pero eso no debe condicionarles, lo importante es que insistan en la organización y que revisen sus apuntes, porque si suspendieron antes es posible que tuvieran lagunas, que no comprendieran algo o que sus apuntes no fueran correctos", advierte Lina Prats.

      1.1.3. Técnicas de aprendizaje:

      Una vez que el alumno organiza su tiempo de estudio y encuentra espacio también para el ocio llega el momento de comenzar a asimilar los conocimientos. Para ello, existen diversas técnicas en función de las asignaturas y de su dificultad. Según Bernabé Tierno, "el truco más importante es entender aquello que se está estudiando y traducirlo a lenguaje coloquial,

      "El truco más importante es entender aquello que se está estudiando y traducirlo a lenguaje coloquial"

      porque hasta que no somos capaces de explicarnos algo a nosotros mismos, no se lo podemos explicar a los demás. Es lo que se llama 'papilla mental', la materia debe estar masticada". Los tres pasos principales son: lectura, comprensión y relación de los nuevos conocimientos con otros anteriores. Una táctica para conseguirlo es 'ejercer' de profesor de uno mismo y explicarse lo que se acaba de aprender. "En la medida en que algo se comprende, se aprende y se puede añadir a ese conocimiento que tenemos otros nuevos conocimientos", insiste Tierno.

      Cada persona debe crear las condiciones más adecuadas que favorezcan su atención y aprendizaje. Mientras que algunos expertos aseguran que se obtiene un mejor rendimiento durante la mañana, porque la persona está más 'fresca' y descansada, otros recomiendan la noche, cuando hay más silencio y más posibilidades de concentración. En cualquier caso, aprendida una lección, el alumno debe valorar si le han quedado "puntos negros o vacíos de contenido que debe rellenar con conocimientos profundos y serios", ya que, subraya Tierno, "según la materia, por ejemplo matemáticas o lenguaje, no vale dejar huecos, hay que conocer lo inmediatamente anterior para avanzar, hay que saber sumar y restar para poder hacer un logaritmo". Cuanto más cuesta aprender una materia, hay que hacer mayor hincapié en ella y "pedir a alguien en casa que nos controle y nos tome la lección, si es necesario", sugiere el psicólogo.

      Otra posibilidad es grabar en una cinta magnetofónica aquello que cuesta más aprender, como fórmulas químicas o asignaturas más densas, para escucharlo en cualquier momento y aprenderlo de manera progresiva.

      "A los temas más difíciles hay que desenmascararlos, hay que darles por todas partes, lo peor que se puede hacer es asustarse. Ese reto, ese desafío, ponerse chulo con la asignatura, es lo aconsejable", señala Bernabé Tierno. "Basta que una asignatura sea difícil para decir 'voy a ir a por ti' y enfadarse con la asignatura, diseñar los medios para asimilarla y ponerlos en marcha", añade. Entre esos medios para superar las asignaturas que se resisten (y todas en general) destacan, según Lina Prats, la comprensión y la esquematización, a los que sigue una importante tarea de memorización, que se divide en memorización significativa y memorización mecánica. "La primera sirve para recordar a largo plazo y es la que hay que hacer valer. Por su parte, la memorización mecánica ayuda a afianzar aquellos datos que nos resultan más difíciles de recordar", describe Prats.

      Para la Asociación Andaluza de Psicología Educativa y Psicopedagogía, "la memorización no es una tarea obsoleta o superada, puesto que si una persona no sabe memorizar es muy difícil que sepa estudiar". Por ello, asegura que la memorización es el impulso necesario para acceder al segundo escalón: la fijación, que se adquiere con la repetición. Conservar los conocimientos está en función del interés, la concentración y el entrenamiento de la persona, que puede recurrir a las denominadas reglas mnemotécnicas (de memorización):

      • En materias de matemáticas o química, resulta muy práctica la asociación de abreviaturas o números a los datos que se deben aprender. Por ejemplo, si se debe recordar una fórmula compuesta por Carbono, Nitrógeno y Neón, se puede memorizar como la fórmula 'CNN'.
      • Otra alternativa es construir una historia a partir de varios elementos, como una serie de números, esto es: a la hora de recordar que el número Pi es igual a 3,1416 se puede inventar una historia con estos datos, "hace tres años yo tenía 14 años y mi hermana mayor 16".
      • También se puede asociar cada elemento con una imagen, con un lugar que resulte familiar o inventar una oración en la que se incluyan todos aquellos elementos que se deben memorizar.

      1.1.4. La importancia del repaso:

      Las principales causas de olvido son la falta de concentración, una deficiente compresión y la falta de repaso. Por muchas horas que se inviertan en el estudio, nunca hay que fiarse de que se tiene la materia dominada, puesto que es fácil olvidar lo aprendido si no se refresca. "Es muy importante repasar cada cierto tiempo para evitar lo que se llama 'curva del olvido', es decir, que si no se repasa lo aprendido, se olvida. Hay que dar una vueltecilla a la materia cada semana para que se fijen bien los conocimientos", recomienda Bernabé Tierno.

      En este aspecto, juega un papel fundamental la motivación, sentir que la asignatura es atractiva y que aprenderla tiene ventajas. "Hay que disfrutar con cada asignatura. El profesor debe transmitir ese disfrute y contagiar positivismo", considera Tierno, que también reconoce el papel fundamental de los padres como "ejemplo a la hora de leer en casa, hablar con los profesores o preguntar a sus hijos cómo les va con sus estudios".

      Es fundamental repasar un rato cada día o un tiempo más largo durante el fin de semana y hacerlo relacionando unas ideas con otras para que a la hora de realizar el examen la mente no se quede en blanco y tenga recursos suficientes para contestar. También ayuda utilizar exámenes corregidos, para que el estudiante sepa si es capaz de responder correctamente, dedicar más tiempo a aquello en lo que el profesor ha hecho más hincapié durante el curso, hacerse a uno mismo posibles preguntas de examen, estar animado y repasar de acuerdo al modelo de examen, ya que no es lo mismo enfrentarse a un test que a una prueba en la que hay que desarrollar cada respuesta.

      Por último, no es necesario repasar toda la asignatura, sino los puntos fundamentales de cada tema que están recogidos en esquemas y resúmenes, lo que también resulta muy útil si se carece de tiempo para echar de nuevo un vistazo a todo el libro.

      Una buena distribución del tiempo es, también en este caso, clave a la hora de repasar. El objetivo es que una semana antes del examen se domine la materia y que la noche anterior se descanse suficientemente. El trabajo con antelación permite acudir a un examen con más seguridad e incrementa las probabilidades de aprobar.

      1. Método EPL2R: Exploración, Preguntas, Lectura, Respuestas, Revisión:
      • Exploración: consiste en saber de que va el texto antes de ponernos a trabajar en el.
      • Preguntas: en esta fase nos planteamos una serie de preguntas, fundamentales a cerca del texto que creemos que tenemos que saber responder después de la lectura. Lectura: esta es la fase propia de la lectura, que debe ser con el ritmo propio de cada uno, haciendo una lectura general y buscando el significado de lo que se lee.
      • Respuestas: una vez terminada la lectura analítica anterior, pasa a contestar las preguntas que te planteabas anteriormente.
      • Revisión: consiste en una lectura rápida para revisar el texto, o tema, leído.

      Conclusión

      El horario para el estudio es la mejor forma de organización para cada persona ya que con el podemos utilizar las horas libres para estudiar. Las horas libres es considerado un tiempo ocioso que no ha sido utilizado eficientemente al utilizar este tiempo para estudiar en un ambiente sin ruido y con una buena iluminación se garantiza el éxito en el aprendizaje

      Referencias

      Maritza Guerra

      Naskary Granadillo

      República Bolivariana De Venezuela.

      Universidad Nacional Experimental Politécnica De La Fuerza Armada.

      Cátedra: Planificación Estudiantil

      Caracas, 29 de Marzo de 2007


    3. Principales causas del olvido:
  3. Memorización: La memoria es la facultad de retener imágenes de objetos, experiencias, sentimientos o ideas en ausencia de las fuentes que les dieron origen.
Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.