Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Drogodependencias (página 2)




Partes: 1, 2

El sistema social.

Para poder hacer una contextualización, de la realidad actual, y de esta manera poder entender las dinámicas y los procesos históricos, necesitamos hacer referencia al sistema social, ya que es aquí donde podemos ver la relación de los grupos.

Para Parsons (Baró, 1989) el Sistema social, es una relación funcional, en el que existen varios subsistemas, y que estos a la vez se dan en una dinámica armónica, lo importante del planteamiento parsoniano no es la idea de Sistema Social, sino las subdivisiones que hace.

En este sentido menciona la existencia de cuatro subsistemas:

  1. El subsistema económico: es la parte del sistema que se encarga de garantizar la producción, y proveer lo necesario para poder vivir.
  2. Subsistema político: se refiere a la parte del sistema que se encarga de dirigir a toda la sociedad, desde aquí se toman las decisiones más adecuadas que beneficiarán al sistema social
  3. Subsistema comunitario: es la parte del sistema que se encarga de garantizar la convivencia, las personas deben de estar relacionadas de manera positiva, en cuanto a la función de sus roles
  4. Subsistema Cultural: esta parte del sistema que se encarga de garantizar la cohesión de los grupos, es desde aquí que se fortalece el sentimiento de la identidad, por medio de los valores, y los principios desde aquí se podría establecer las diferencias con otras sociedades.

Esta clasificación es la que nos interesa, sin embargo, no aceptamos el planteamiento de cómo funciona, ya que para Parsons las dinámica se da desde un equilibrio casi perfecto, como si existiese un espíritu que coordina todo.

Baró pone a dialogar este planteamiento con otro enfoque este es el Conflictivo, desde esta perspectiva son tres los aspectos esenciales para realizar un análisis del sistema social (Baró, 1989):

  1. La determinación de cuáles son las relaciones sociales principales en una sociedad
  2. El examen de la estructuración sistémica, sobre todo de la relación entre las estructuras socio-económicas y político-ideológicas
  3. Una comprensión de los procesos de cambio tal como ocurren en esa sociedad.

Cuando Baró habla de las relaciones más fundamentales son las relaciones "estructurales", aquellas que articulan el modo o los modos de producción predominantes en una sociedad y que configuran los comportamientos principales entre grupos y personas.

Además las clases sociales no son un dato estático, una realidad fija, sino que son grupos cuya configuración depende en cada momento de las relaciones entre los grupos involucrados en el proceso económico y político, es decir, cuya definición depende de la forma particular que en cada situación histórica adquiere la lucha de clases.

Sólo a partir de esta perspectiva podremos entender el orden social, ya que el grupo dominante necesita mantener su poder, por eso los modelos conflictivos de la sociedad son tres las principales formas como la superestructura ideológica realiza su función de justificar el ordenamiento imperante y ayudar a imponer a la totalidad social los intereses de las clases dominantes (Baró, 1989):

  1. Mediante la universalización de los intereses propios de la clase en el poder
  2. Mediante la negación de las contradicciones sociales
  3. Mediante la naturalización del presente.

En este sentido podríamos decir que cualquier enfoque, que haga un análisis del tema de investigación que hemos escogido y no tome estos parámetros, estará contribuyendo a lograr los objetivos de la superestructura ideológica, al servicio del grupo que domina.

El sistema económico-político

Martín Baró analizó, ciertos comportamientos, desde la psicología de clase. Una categoría que para mi juicio estaba muy influenciada por las ciencias sociales de aquella época, como la influencia de Webber. Sin embargo el problema de esa categoría es que en el fondo se reduce una forma de ver la realidad, muy influenciada por la economía como factor predominante, y concretamente hacemos referencia al modo de producción, en el modo de producción se diferencian claramente dos clases antagónicas, y estas clases tendrán sus comportamientos que estarán determinados por una realidad material, sobre todo el lugar que ocupa en la cadena productiva, este análisis no hay que dejarlo, es necesario tomarlo en cuenta, pero no tomarlo como un todo para explicar ciertos fenómenos y sobre todo el de la drogodependencia.

Cuando hacemos referencia a la categoría "SISTEMA" , no estamos hablando de un gobierno en específico, nos estamos refiriendo a la categoría que el filosofo Wallerstein utiliza: "SISTEMA MUNDO", esta categoría hace referencia a una predominancia en el mundo una predominancia de cultura, de moneda, mercado, poder militar, medios de comunicación etc. Y esta predominancia hace que exista cierta superioridad ontológica en el ser humano, y por lo tanto diferencias bien grandes, no es casual ver la diferencia entre los países del norte y el sur.

Partiendo de esa categoría podríamos tomar de referencia a otros autores, como Franz Hinkelamert, quien critica al Estado de Derecho, entendiendo la categoría de sistema, para él, lo fáctico nos indica que hay mas que un Estado de Derecho, un "ESTADO DE MERCADO" en donde lo que predomina no es el interés por solventar las necesidades del ser humano, sino la de solventar las necesidades de las empresas que tienen el control, por eso para este autor, muchos gobiernos, no buscan gobernar para conseguir el bien común, sino que lo hacen para buscar la eficacia de las empresas, en este sentido, muchos gobernantes sólo reciben ordenes de la empresa.

Este es un factor muy importante, la categoría sistema, es la que nos puede explicar la exclusión social, la marginación el descuido, y una persona en condiciones muy negativas, es más fácil que caiga en las drogas, porque los estresores externos pueden llevar a niveles grandes de desesperación, para explicarnos esto basta hacer referencia al concepto de salud mental en Martín Baró (1990) decía, la salud mental no constituye fundamentalmente un estado psicológico interno cuanto un reflejo de las relaciones sociales mediatizadas en un contexto histórico específico. Es decir, la convivencia humana en Baró es fundamental, por eso escribía también sobre la necesidad de la reconstrucción del tejido social, en un momento histórico. Para nosotros eso implica hacer una nueva lectura de la realidad-histórica actual, y la prevalencia del mercado sobre el ser humano es un signo muy claro, que ha destruido la convivencia social, ahora bien es necesario dejar claro la categoría aquí empleada, porque no estamos hablando de clases sociales, pueden haber drogadictos en una u otra clase, lo que aquí refutamos es la categoría "SISTEMA" y allí se ven afectadas las dos clases sociales y los estratos en general.

Por ejemplo, en nuestro país, se han realizado estudios sobre la violencia, y se ha llegado a la conclusión, que uno de los factores fundamentales, que explican los niveles de violencia, es el uso de armas, la pregunta es, si esa es la conclusión ¿por qué no se desarma a la población? Pareciera sencilla la solución, sin embargo no lo es, porque surge la otra pregunta ¿quiénes se benefician con la venta de armas?, eso no lo sabemos aquí, pero sería adecuado realizar una investigación sobre ese tema, en todo caso se menciona para explicar la orientación del mercado, y vemos que esta realidad afecta tanto al pobre como a la clase pudiente.

En conclusión si hay exclusión, en la que se excluye a la persona por darle realce a la mercancía, no hay salud mental, este fenómenos difícilmente se podrá evitar.

El capital financiero y las drogas.

Como hemos señalado anteriormente el sistema mundo, tiene también su orden, y este orden es para mantener el poder, en este sentido necesitamos ver cual es la relación del mercado negro o el capital informal, con el poder formal y el capital formal, este debe tener una relación lógica.

En un estudio desde Deusto, dirigido por L. Pantoja, entre otras cosas se menciona lo siguiente:

  • El tráfico de drogas presenta una característica particular entre todas las actividades criminales: no puede ejercerse más que con la ayuda casi diaria de un sector económico legal que es el sector bancario. Sin duda alguna, los banqueros son también útiles a los traficantes de armas y a los terroristas; pero ni el tráfico de armas, ni las actividades terroristas poseen el carácter de constancia o las necesidades relativas al capital que presenta el tráfico de droga.
  • Frente a la necesidad que tienen los traficantes de recurrir al sector bancario, el rechazo de los banqueros suizos a transformarse en "policías" es muy paradójico, ya que si hay empresas que desde siempre se han arrogado el derecho de investigar las actividades económicas y profesionales de sus clientes, éstas son los bancos. Sin embargo, estas investigaciones las han realizado los bancos cuando los clientes venían a solicitar y no a traer el dinero, cuando estos eran deudores potenciales y no depositantes.
  • Finalmente, la estrategia instaurada en los Estados Unidos desde hace quince años consistente en pedir a los bancos que se sitúen en primera línea en la lucha contra los traficantes también es algo paradójico. En la década que va de 1910 a 1920, Occidente se embarcó en una nueva forma de enfocar la toxicomanía: en lugar de dejarlo, como se venía haciendo, en manos de los médicos, decidió implantar la prohibición de las drogas y pedir a los policías y a los jueces el situarse en primera línea. Pero desde finales de los años 70 ante el fracaso de esta política de represión llevada por los servicios de policía y los tribunales, los Estados Unidos han sido los primeros que han concluido que hacía falta pedir a los bancos unirse a la lucha.

Estas afirmaciones nos remiten a otro tema que también es abordado de la misma fuente, y es el negocio de la droga: socio del neoliberalismo.

Y nos dice la fuente que desde 1984, cuando el presidente Ronald Reagan lanzó la "Estrategia Nacional para la prevención del abuso y tráfico de drogas", el narcotráfico sustituyó a las "subversión" como el principal demonio latinoamericano.

La seguridad Nacional es una mala palabra en América Latina, que evoca dolores profundos y ahonda heridas nunca cerradas. Esto es porque aun después de las dictaduras, todavía encontramos algunas intimidades del terrorismo de Estado, entre ellas el papel que jugó el narcotráfico para financiar verdaderos genocidios domésticos y para torcer el rumbo de la historia.

Hay toda una corriente de análisis en América Latina, que sostienen la tesis de que las dictaduras militares constituyeron la condición necesaria para la imposición de una estrategia económica, que aún está vigente, y cuyo principal objetivo es la transferencia neta de capitales.

Ahora bien en este contexto, la lógica del mercado engendra una lógica del poder. En América Latina, la producción de cocaína, su exportación y su transporte, y la distribución al por mayor en los mercados consumidores, permitió a los narcotraficantes una vertiginosa acumulación de capital. Su inserción en el mercado internacional, ocupando posiciones de privilegio, facilitó la conexión con otros grupos económicos. Constituidos en un grupo de poder, que simultáneamente se legaliza y se legitima reproduciendo los mismos comportamientos y valores de las clases dirigentes, se convierten en proveedores de capitales, y como tales, en protagonistas principales dentro de un esquema que apuesta al crecimiento por la vía de la iniciativa privada y la competencia despiadada entre los agentes.

La concepción neoliberal desplegada en América Latina instaló una estrategia de crecimiento económico por la vía de la expansión de las exportaciones en un marco de apertura y liberalización. En ese sentido, la producción y comercialización de cocaína como proceso económico de ciclo corto se inscribe en los lineamientos generales de la lógica de mercado que se peconiza. El narcotráfico se ha beneficiado de la tendencia predominante que libera los mercados, exalta la competencia y reduce los controles.

Ahora bien sabemos que la expansión de las exportaciones está vinculada a otros dos objetivos: la reducción de los déficit fiscales y la reducción del papel del Estado. Los ajustes fiscales tienen un fuerte componente de violencia que se abate sobre los sectores más desposeídos; ahondan las injusticias sociales, generan tensiones y exhiben, como único recurso, la represión frente a la resistencia. La violencia es otro elemento vinculante entre las concepciones neoliberales y el narcotráfico.

Las acciones dentro de un marco ideológico e histórico.

Los apartados anteriores, nos ilustran un contexto histórico, nos hace una profundización para caracterizar el momento histórico, esto lo podemos entender a nivel sistémico, y a partir de aquí podemos entonces comprender las acciones y no las conductas, para Baró había una diferencia, las acciones son ante todo ideológicas (Baró 1989), y responden a un marco ideológico que esta ligado a la vez a un marco histórico.

Ahora bien, entiende esto, podemos también comprender mejor que hay expectativas sociales, si vemos como el mercado ha influido en las sociedades, desde las políticas estatales hasta las normas culturales y las normas individuales o los procesos psíquicos en todos los niveles, para comprender estas acciones "inadaptadas" revisaremos a Valverde, en el proceso de inadaptación: lo que mas resalta el enfoque sociológico es el concepto de "anomia" (Valverde, 1996), este se basa en la separación estructural entre medios y metas que es típica de la vida de determinados individuos y grupos en función de su pertenencia a un entorno social carencial.

Merton (Citado en Valverde) nos dice que todos los sistemas sociales tienen dos aspectos fundamentales:

  1. un conjunto de metas, propósitos e intereses culturalmente establecidos, aceptados como objetivos legítimos por todos sus miembros o por la mayoría de ellos. Se trata de las metas culturales a las cuales van dirigidos los comportamientos de la gran mayoría de los miembros de esa cultura.
  2. un segundo aspecto es el que define y controla los medios aceptables para llegar a esas metas. Es decir, una meta culturalmente deseable puede ser conseguida por diversos caminos, pero solo algunos de ellos son considerados legítimos y, como tales, están permitidos.

Esta perspectiva sociológica, nos ayuda de manera implícita a comprender los procesos psíquicos de las personas, y es desde aquí que podemos entender que las acciones "inadaptadas" antes de ser inadaptadas son ideológicas, haya algo que motiva, y hace que las acciones se den en la magnitud y el tiempo, podemos comprender que la tendencia que hay en las personas drogodependientes, es una búsqueda de aceptación, ya nos lo menciona Valverde en el capitulo de la personalidad del menor inadaptado, (Valverde, 1996) en este capítulo nos hace un descripción del comportamiento del menor inadaptado, y menciona que producto de lata vulnerabilidad, estos niños desarrollan algunos comportamientos, como la carencia de intimidad, la no expresión de afecto, pero lo más fuerte que se nota, es una fuerte necesidad de ser aceptados, lo que unido a un bajo nivel de autoestima, les lleva frecuentemente a comportamientos desadaptados con el objetivo exclusivo de conseguir la aceptación de los demás.

Las drogas en este caso sería una forma de, en primer lugar, por la ausencia de referencias paternales, identificación con un líder no positivo, no aceptado, pero "reconocido" y además "respetado", al fin y al cabo lo que estos niños buscan es eso, aunque no les importe cómo.

Objetivos de la investigación

Investigar la influencia de las normas culturales en la drogodependencia.

Encontrar la influencia de las políticas estatales para resolver el problema de la drogodependencia, ver si estas ayudan o no a erradicar el fenómeno.

Hacer un análisis sistémico de la problemática, es decir, ver cómo los diferentes subsistemas influyen entre si para el aparecimiento del problema.

Encontrar la relación entre el mercado negro, y el capital financiero.

Descripción metodológica

Nuestro método se basa en la información bibliográfica, buscar explicaciones del fenómenos a partir de herramientas teóricas desde la Psicología Social, encontrando así la mejor forma de explicar este fenómeno.

Tiene una fase de documentación sistemática de las publicaciones en los medios de comunicación oficiales, que nos brinden de manera fidedigna, el discurso oficial respecto a la problemática, en este sentido, nos interesa la posición de los funcionarios y de las instituciones gubernamentales.

Finalmente, hacer un contraste con fuentes de información alternativos, es decir, medios de comunicación, como revistas, que planteen una posición crítica respecto al discurso oficial del fenómeno.

Y de manera transversal, la discusión, el análisis de la información, con el grupo de analistas.

Presentación de resultados

Entre los factores de riesgo según el perfil realizado por FUNDASALVA son: sexo femenino, tener menos de 30 años, ser soltero (5 de cada 10), nivel socioeconómico medio o bajo, estar esempleado (un 69% de estos se drogan), pertenecer a una familia familia desintegrada desde antes de los 12 años (4 de cada 10), 16% expuestos a sitaciones de guerra, 3 de cada 10 emigraron de EEUU, 2% comerciantes o expendedores de drogas, 99% utiliza 2 o más drogas simultáneamente, tener como droga de preferencia el crack y la cerveza, usar como droga de inicio: tabaco y licor (frecuentemente antes de los 15 años), problemas asociados: detenciones policiales, violencia intrafamiliar, accidentes, 4 de 10 con padres alcohólicos (FUNDASALVA, 2004)

Según el estudio de FUNDASALVA, el problema de las drogas esta relacionado con el crimen, con las pandillas y otras practicas ilícitas.

"El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, aseguró hoy que existe "mucha voluntad" de parte de Estados Unidos para ayudar a combatir las pandillas en El Salvador y otros países centroamericanos. Saca dijo, en un mensaje dominical transmitido por cadena de radio, que esa voluntad fue mostrada con la visita que realizó el pasado lunes al país el secretario de Justicia de Estados Unidos, Alberto Gonzáles, con quien abordó el tema de las pandillas y del terrorismo internacional" (Fecha de actualización: 2/11/2007 10:58:17 AM? La Prensa Gráfica)

"El Presidente Antonio Saca anunció ayer que fundará en 2007 un Ministerio de Seguridad Pública y Justicia y dotará de un refuerzo presupuestario de 80 millones de dólares a la Policía Nacional Civil.

Los fondos son parte de un crédito de 100 millones de dólares que se gestionó con el Banco Mundial y que actualmente está siendo estudiado en la Asamblea Legislativa.

El Presidente Saca explicó a El Diario de Hoy que esta iniciativa gubernamental busca, entre otros objetivos, darle fuerza al trabajo de seguridad con rango ministerial, vincular de mejor manera el Ejecutivo con el Órgano Judicial y hacer más eficiente el trabajo de seguridad tanto represivo como preventivo.

"No estamos buscándole un jefe al Director de la PNC --esta depende de la Presidencia--, sino generar las condiciones para crear una política integral y mucho más permanente y con rango ministerial de la seguridad pública", dijo Saca" (Publicada 5 de diciembre de 2006 , El Diario de Hoy)

"Carlos Amilcar Avelar Deras, alias Calcañal, y Saúl Elías Ramos Carpio, alías, El Maligno, ambos de 27 años y miembros de pandillas, fueron asesinados el lunes por la noche en el interior de los baños del Centro de Readaptación y Cumplimiento de Penas,, ubicado en la cabecera departamental.

Debido a ello se decretó emergencia durante 15 días, indicó Gilbert Cáceres, subdirector de centros penales.

Todas las actividades fueron suspendidas, incluso las audiencias de algunos internos. Y se prohibieron las visitas personales a los internos" (Publicada 15 de noviembre de 2006 , El Diario de Hoy)

"Cuatro centros penales se encuentran en alerta. Ayer cuatro internos de la penitenciería de Ciudad Barrios, San Miguel, fueron asesinados; al igual que dos reos del Centro de Readaptación y Cumplimiento de Penas, de Chalatenango. Mientras que el director del penal de San Francisco Gotera, Morazán, Nelson Hernández, y Francisco Penado, del Consejo Nacional de Criminología, sufrieron un atentado" (Publicada 15 de noviembre de 2006 , El Diario de Hoy)

Discusión y análisis

Podríamos tener una riqueza de temas en cuanto a las áreas que aborda el tema central, sin embargo nos ha interesado abordar tres ejes; como podemos ver en la información sacada de las diferentes fuentes de los medios de comunicación oficial:

  1. El manejo del problema desde la perspectiva de FUNDASALVA, esta es una institución gubernamental, exclusivamente para combatir este, problema, y la posición que esta institución tome, las valoraciones etc. Reflejan directamente la posición del gobierno.
  2. De manera secuencial, lo antes mencionado nos lleva a analizar, gracias a las sugerencias de FUNDASALVA, la relación del tema con la delincuencia, las acciones ilícitas y las pandillas.
  3. Si esto según el gobierno se relaciona, casi por sentido común, se debe analizar el sistema penitenciario y las políticas para combatir "el crimen", por esta razón citamos las declaraciones respecto al tema.

Para comenzar, FUNDASALVA, tiene una posición exactamente clínica del problema, para esta institución, los drogodependientes, son enfermos, y estos enfermos ya están marcados, algunos por razones genéticas y otros por el organismo, la influencia del ambiente, la ven en términos de la familia, es decir las relaciones primarias, y además hacen mención de algún trauma como los liciados físicamente o psicológicamente, producto de la guerra u otras exposiciones difíciles.

Es claro que este enfoque, no ayuda mucho a encontrar las soluciones reales del problema, ya que este enfoque no toma en cuenta que el individuo, incluso la familia, están en una realidad histórica concreta, forman parte de un Sistema Social, por lo que para entender a la familia hay que comprender al Sistema Social.

Nos preguntamos si FUNDASALVA, no se habrá preguntado si ¿es casual o no, que este problema se agrave en una condición social desfavorable? De hecho consideramos que no hay ingenuidad en el tema, porque incluso, a la hora de caracterizar a las personas drogodependientes, ponen la clase social como un factor importante, en este sentido no se ignora el tema, y al parecer para poder categorizar a las personas lo retoman, el problema es que para proponer soluciones, no se retoma nuevamente, parece que no hay una coherencia metodológica.

A partir de este vacío, consideramos que esta institución debe tomar en cuenta el aporte sociológico del problema, y específicamente enfocarse en las demandas y las expectativas que exige el sistema social, y los medios con que se cuentan para poder alcanzar o poder llegar a cumplir estas expectativas.

Esto nos podría dar una explicación satisfactoria de por qué, la clase social juega un papel importante, es claro que las familias de una clase social desfavorecida, no tienen como alcanzar esas expectativas, es decir, no encuentra los medios indicados para poder integrarse a la red social "normal", entonces al no poder incorporarse o al no poder ser aceptados, algunos al menos buscan tener reconocimiento.

Por esta razón, un enfoque integral para prevenir la drogodependencia, debe enfocarse en garantizar un nivel de vida distinto, una real reincersión en la cadena productiva y en las redes sociales.

En el apartado anterior encontramos que el gobierno, casi no establece diferencias entre pandillas, delincuentes y drogodependientes, al parecer el consumo de drogas nos lleva a una relación cognitiva inmediata, con las otras ideas y conceptos, es decir, que pandillas es igual a consumo de drogas, y consumo de drogas es igual a pandillas y a delincuencia.

Esta categorización sabemos que es simplista y poco seria, respecto a un buen análisis científico, y podríamos creer que son solo disparates. Sin embrago este disparate es algo serio, porque las políticas gubernamentales, las aplican de verdad, entonces es necesario ver por qué se da esta visión, ¿por ignorancia del tema? O ¿por estrategias políticas?.

Difícilmente podríamos visualizar una estrategia política, porque como nos lo recalca la revista ECA de 1996, el poder real se encuentra en otro sitio y obedece a una dinámica específica que escapa a la lógica de la política. Este corrimiento impide que los políticos puedan discutir los problemas nacionales y cuando lo hacen, sus conclusiones son irrelevantes para determinar el curso del país. Por la misma razón, la clase política no puede recuperar el espacio perdido ni puede experimentar nuevos tiempos y así poder reasumir la dirección de los destinos del país. En esa misma mediada, tampoco representa ni coordina los intereses generales. Desplaza del poder real, sus iniciativas no prosperan o abortan por carecer de fuerza. De esta manera, el círculo se cierra: la praxis política es desplazada del centro de la vida nacional y se vuelve irrelevante, pero eso mismo le impide transformarse y recuperar la dirección perdida.

Con la pérdida de centralidad, la clase política también perdió su poder para integrar y unificar la sociedad.

Esto nos sugiere que el problema que tenemos aquí, y no solo este sino muchos problemas, como las pandillas y el crimen organizado, se escapa de las manos de la clase política, no hay soluciones porque sencillamente no hay poder real para hacerlas, es solo un poder formal, de manera que ver este problema desde la perspectiva que acabamos de analizar, la relación de pandillas a drogas, y de drogodependientes a pandillas, es decir, hacer un solo problema de varios problemas, simplifica de alguna manera el mayor problema y este es la incapacidad de gobernar, o la ingobernabilidad, entonces al analizar de manera simplista cada problema de nuestra sociedad, tiene un objetivo político, que es no demostrar que no hay objetivo político, porque no hay poder.

Y esto se complica si queremos hacer una relación entre la política y la economía, porque desde la economía si hay algo articulado, pero no en función de un proyecto de Nación, sino en función e un proyecto empresarial, y en este proyecto empresarial la nación es solo un medio para lograr los objetivos del mercado.

Según el artículo de la ECA, cuando más se necesita de una dirección política creativa y decidida, ésta se muestra más débil y desorientada, tanto que ya no puede responder con certeza por la dirección de El Salvador. Esta imposibilidad para dar cuenta del país se vuelve más acuciante en la esfera económica. En efecto, la economía ha roto con la praxis política, erigiéndose en un campo de actividad por derecho propio. A ello han contribuido los tecnócratas que consideran que la economía es una ciencia pura, en cuyos misterios sólo pueden participar los iniciados, la velocidad de los cambios tecnológicos y la necesidad del capital transnacional por encontrar rápidamente lugares donde revalorizarse. Por lo tanto, mientras la clase política se debate por recuperar la dirección perdida de los asuntos públicos, la economía se mueve velozmente, siguiendo su propia dinámica.

Ahora bien como ya lo mencionamos en el apartado del marco teórico, las decisiones económicas no están al alcance de los círculos tradicionales del poder nacional, sino que estás son adoptadas por los grandes consorcios del capital transnacional. Por eso se ha vuelto tan difícil determinar el rumbo del desarrollo económico nacional y, en consecuencia, formular un proyecto de nación.

Como vemos bajo la lógica de no existencia de un proyecto político de Nación, es entendible el sincretismo en el tema, y la poca profundización desde la ciencia, pero es necesario que si veamos el tema político dentro de las empresas que si tienen el control económico.

Por esta razón nos enfocaremos en el estudio de Deusto, en el que se afirma que el tráfico de drogas presenta una característica particular entre todas las actividades criminales: no puede ejercerse más que con la ayuda casi diaria de un sector económico legal que es el sector bancario; aquí si podemos encontrar una relación objetiva entre todas las actividades criminales, y entonces podemos entender por qué para la empresa es necesario entender este problema como la suma de otros problemas qué es a la vez un problema intocable, lo tratan de volver abstracto, para que al fin y al cabo deje de comprenderse y así dejarlo como parte del estatus quo, o normalizarlo.

Quino.

Finalmente nos interesa el tema del sistema penitenciario, no vamos a entrar en materia de lo que dice la noticia, citada en los resultados, sería interesante, pero nuestro interés actual es solo demostrar una cosa: el enfoque punitivo, esta perspectiva de la sociedad y dels er humano, las cárceles en función de qué y para qué, dentro de un esquema de pensamiento punitivo, los presos son presos porque son delincuentes, son drogadictos, "son malos"; por lo tanto hay que castigarlos hay que hacerlos sentir mal.

Las personas que llegan a la cárcel, son vistas como algo que casi llega a ser humano, pero entra en otra categoría, la etiqueta que se les pone, los marca, esta perspectiva es retrograda, pero es una realidad y prueba de ello es el expresar del sentir popular, la mayoría de gente, actualmente avalaría un proyecto genocida para llevar a cabo una "limpieza social", y esto no es casual, tiene mucho que ver con la visión institucional, del delincuente, como si este es el causante de los desordenes sociales, cuando en realidad él es producto de los desordenes sociales, y estos desordenes sociales producto de las diferencias entre los grupos, por un lado los que poseen los medios de producción y por el otro los desposeídos.

La realidad empírica nos da una lección de por qué, consideramos que el sistema penitenciario es deficiente y no solo eso, sino que la visión del ser humanos desde lo punitivo, no contribuye y lejos de ayudar a combatir estos problemas sociales, más los agudiza.

En este sentido queremos describir la entrevista que se le realizó al padre Morataya (Pepe), nos narró una anécdota: nos dijo que, el tiene alrededor de trescientos reos en el Polígono Industrial don Bosco, estos reos tienen una sentencia y están pagando por ello, pero el Polígono los acoge como parte de la familia empresarial, estos jóvenes tienen la posibilidad de aprender un oficio, pero además de este oficio que aprenden, les enseñan a asociarse y les dan la posibilidad de poner su empresa, de manera que no se está preparando mano de obra barata, sino empresarios. El punto de esta anécdota esta en un incidente, el padre Morataya, solicitó a el jefe de la policía, que le permitiera dejar ir de vacaciones por un mes a los presos, ya que el consideraba que era necesario hacerlo, el jefe de la policía le dijo que eso no era posible, y que si lo hacía lo mas seguro era que se le iban a escapar, el padre insistió hasta que le hicieron firmar un documento en el que se responsabilizaba por cualquier situación. El padre Morataya firmó y estuvo dispuesto a asumir las consecuencias.

Sin embargo, cuando pasó el mes de vacación, todos los presos regresaron al polígono ninguno, se escapó, ni mucho menos.

Este ejemplo de la realidad empírica, nos da un lección, y nos afirma, que efectivamente Valverde tiene razón en su planteamiento sociológico, es claro que los presos que están el polígono, no son vistos como los presos de las cárceles publicas, en el polígono, estas personas tienen la posibilidad de alcanzar las expectativas sociales, porque los medios que tienen les permite hacerlo.

Esto es una lección al sistema penitenciario de nuestro país, y es una lección a la visión del "delincuente" que efectivamente no contribuye a la resolución de este tipo de problemas sociales, el gobierno debería de dejar las etiquetas, y ver en el drogadicto una persona, como cualquier otra persona, sólo que con menos oportunidades o con otras condiciones no tan favorables.

Conclusiones

En primer lugar es necesario mencionar, que las drogas, la delincuencia y las pandillas, son temas relacionados, pero no son la misma cosa, y que hacerlo ver como un solo concepto es estratégico para no abordar el problema

Y si no se aborda es porque el tráfico de drogas presenta una característica particular entre todas las actividades criminales: no puede ejercerse más que con la ayuda casi diaria de un sector económico legal que es el sector bancario.

Es necesario considerar que no contamos con un autentico plan de Nación que nos plantee objetivos para la erradicación de este y otros problemas sociales, sino más bien, hay interese del mercado que utilizan al Estado como un medio para alcanzar sus objetivos

Los ajustes fiscales tienen un fuerte componente de violencia que se abate sobre los sectores más desposeídos; ahondan las injusticias sociales, generan tensiones y exhiben, como único recurso, la represión frente a la resistencia.

La visión de ser humano respecto a los drogadictos y delincuentes, cambia, de manera que hay una categorización que implica una inferioridad ontológica de algunos; y que dicha perspectiva, donde se basa el sistema penitencial, lejos de ayudar combatir el problema, más lo agrava, aunque paradójicamente, esta visión la crean para erradicar el problema.

No puede hablarse de una recuperación o de una prevención, sino se toma en cuenta encontrar un equilibrio, entre las expectativas sociales y los medios para lograrlos.

Recomendaciones

Una buena propuesta de política de seguridad ciudadana se sustenta en el respeto a los derechos humanos, la defensa de la Constitución y la promoción de la democracia, tal como lo mandan los Acuerdos de Paz. Rechazamos totalmente la política de seguridad nacional que conduce al autoritarismo.

Por ello se debe:

? Reorientar las instituciones, principalmente de justicia, fiscalía general y PNC, y fortalecerlas para la defensa de los derechos de los ciudadanos, la efectividad de las penas y la reinserción social.

? Rescatar a la PNC en su doctrina original y reforzar su presupuesto.

? Fortalecer el papel de la Procuraduría de Derechos Humanos.

? Destinar más recursos a los gobiernos locales (FODES-FOVIAL) para la prevención de violencia y desarrollo social local.

? Resolver problemas de exclusión social. Hacer énfasis en la solidaridad.

? Fortalecimiento del sistema de justicia para reducir la impunidad.

El tema del consumo de drogas según estudios realizados por el IUDOP, en cuanto a las características de las pandillas, tiene mucho que ver con las acciones violentas, este estudio nos indica que las pandillas reaccionan de manera más violenta, cuando han consumido drogas, por lo tanto necesitamos:

1- Desechar la política de seguridad nacional que conduce al autoritarismo y adoptar una política democrática de seguridad ciudadana. Los Acuerdos de Paz y la Constitución definen a la PNC como un cuerpo civil y democrático que debe basar su accionar en el respeto a la promoción de los derechos humanos

2- Para promover el control de la violencia deben repensarse las condiciones en que las instituciones de seguridad se insertan en la sociedad e intervienen evitando los conflictos o profundizando la propagación social de la violencia.

3- Los gobiernos municipales deben ser un factor de primer orden en la tarea de prevención del delito, coordinando esfuerzos con el sistema de justicia, el sistema de seguridad publica. Es necesario trabajar en las ciudades, donde están los sitios más sensibles a la inseguridad y con poblaciones o grupos que sean victimas frecuentes o con autores de actos delictivos en las zonas marginales, los barrios, medios de transportes, deportados, las mujeres y los niños.

4- La implementación de mecanismos participativos y autogestionarios de resolución democrática y pacifica de conflictos en barrios con altos índices de violencia; esto con el propósito de reconstruir vínculos sociales que la exclusión económica y social deterioraron. Una relación eficiente entre políticas de seguridad y políticas sociales implica necesariamente superar la visión punitiva de la seguridad, que incrementa el conflicto social y provoca la violación de los derechos de las personas.

5- Debe desecharse la distorsionada relación que se plantea entre políticas sociales y de seguridad al enfocar la problemática de la protesta social como sinónimo de delito. La huelga y la protesta callejera es un derecho de los trabajadores y los excluidos.

La recién aprobada ley anti terrorista es una ley que garantiza la seguridad del Estado pero criminaliza al pueblo. Es, en pocas palabras, la guerra del Estado contra el pueblo.

Es necesario poner atención a otros esfuerzos que se comprometen con la realidad de este país, como el caso del Polígono Industrial don Bosco, en donde pueden surgir propuestas para elaborar un Plan de Nación.

Bibliografía

  • Aarón ,T, Beck, Fred, D, Wright.( 1999). Terapia cognitiva de las drogodependencias. Ediciones Paidos, España.
  • Asociación Psiquiátrica Americana. (1994). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. DSM IV. Masson. Madrid, España.
  • Beck A., Wright F., Newman C. y Liese B. (1999). Terapia Cognitiva de las Drogodependencias. Piados. Barcelona, España.
  • El Diario de Hoy. Febrero de 2007.
  • Estudios Centroamericanos (ECA). Debate para un El Salvador viable. Septiembre 1996.
  • Gabriel G. Nahas (1976). Cuidado con la yerba. Los efectos destructivos de la marihuana. Edamex, México.
  • Ignacio Martín Baró (2001). Acción e ideología. UCA editores San Salvador.
  • II Congreso Mundial Vasco. (autores no definidos), (1988). Drogazaletasun Biltzarra: (Batzar-agiriak): disziplinarteco azterketa = Congreso de Drogodependencias análisis Multidisciplinar.
  • Instituto Deusto de Drogodependencias (edición a cargo de L. Pantoja) (1995). Drogas, Desarrollo y Estado de Derecho. Universidad de Deusto, Bilbao.
  • Irene E. Barchetti; Jorge Helman; José Cao; Daniel Ojeda; David Maldavsky; Miguel Arnedo; Floreal Ferrara. (1988). Estudios sobre drogadicción. Editorial Malabia: Buenos Aires, Argentina
  • José Luis Henriquez (2005). Lecturas de psicología del comportamiento anormal. UCA Editores. San Salvador.
  • La Prensa Gráfica. Febrero de 2007, y diciembre de 2006
  • Martín Baró, I. (1989). Sistema, grupo y poder. Psicología Social desde Centroamérica II. San salvador: UCA Editores.
  • Martñin Baró, I. (2003). Poder, ideología y violencia. Madrid: Trotta.
  • Organización Mundial de la Salud. (1992). CIE ? 10 Trastornos mentales y del comportamiento: Descripciones clínicas y pautas para el diagnóstico. Meditor, España.
  • Papalia, D.E., Wendkos, S. (1993) Psicología del Desarrollo de la Infancia a la Adolescencia. Mc Graw-Hill, México.
  • Portillo, Gaborit, Cruz. (compiladores) (2005) Psicología social en la posguerra: Teoría y aplicaciones desde El Salvador. 1 edición, san salvador, UCA Editores.
  • Valverde, J. (1996). Proceso de Inadaptación Social. Madrid: Editorial Popular.

PÁGINAS WEB CONSULTADAS.

.

http://www.psicomundo.com

http://www.cannabinoidsociety.org/

http://www.eocweb.com/

www.socesfar.com

http://www.invivo2006.com/

http://www.fens2006.neurosciences.asso.fr/

http://www.nida.nih.gov/ResearchReports/Marihuana/marihuana3.html

http://www.fundasalva.org.sv/home/



 

 

Autor:

Nelson Salinas.

CATEDRATICO:

LIC. OSCAR VAZQUEZ

DEPARTAMENTO DE PSICOLOGÍA.

MATERIA: INADAPTACIÓN SOCIAL

SAN SALVADOR, 12 DE FEBRERO DE 2007.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.