Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La deserción escolar en la institución educativa "Estados Unidos" del distrito de Comas (Perú) (página 2)




Partes: 1, 2, 3, 4


CAPÍTULO I

PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN

    1. El Artículo 2º de la Ley General de Educación Nº 28044, conceptúa a la educación como un proceso de aprendizaje y enseñanza que se desarrolla a lo largo de toda la vida y que contribuye a la formación integral de las personas, al pleno desarrollo de sus potencialidades, a la creación de cultura, y al desarrollo de la familia y de la comunidad nacional, latinoamericana y mundial. Se desarrolla en instituciones educativas y en diferentes ámbitos de la sociedad.

      Para el Dr. Walter Peñaloza (Rossi, 2003), la Educación es "el moverse o fluir que brota del ser de las personas; es un desenvolverse de sus potencialidades físicas, anímicas y espirituales". Afirma que la Educación es un proceso que va de lo interior a lo exterior y que fundamentalmente "es el despliegue de la propia persona para que el educando pueda llegar a ser persona a plenitud". Ello "implica su autonomía y libertad; su capacidad de aprehender los valores, la mirada inquisitiva y sin prejuicios al medio físico, y su poder creativo"

      Delors (1996), sostiene que la Educación debe sustentarse en cuatro (04) pilares llamados "aprendizajes": aprender conocer, aprender hacer, aprender estar o convivir, aprender a ser o ser humanista.

      En síntesis, podemos considerar a la educación, como la apropiación de saberes culturalmente organizados, como los conocimientos, creencias y actitudes que los grupos sociales consideran valiosos para su existencia y desarrollo; complementándose con la capacidad de crear y desarrollar la capacidad de gestionar la información, dándole sentido y significado a fin de desarrollar una series de competencias que permitan al educando prepararlo para vivir en sociedad.

    2. Educación

      La palabra deserción se deriva del vocablo desertar que a su vez etimológicamente, viene del latín "Desertare", que significa abandonar.

      Desde el punto de vista general, la deserción escolar se relaciona con la fuga de los alumnos de la escuela, después de haber asistido algún tiempo a ella.

      El alumno abandona sus estudios huyendo de las clases para no regresar. Como se puede apreciar la deserción escolar implica abandono en forma definitiva del Centro Educativo, después de haber matriculado y por tanto no puede concluir el grado o nivel de estudio.

      Por deserción escolar se entiende el abandono del sistema educativo por parte de los alumnos, provocado por una combinación de factores que se generan tanto en la escuela como en contextos de tipo social, familiar e individual (Gaviria y Cols, 2006)

      Se define como Tasa de deserción escolar a la "Proporción de alumnos que abandonan las actividades escolares por un año o más, antes de haber concluido el nivel educativo que se hallaban cursando el año anterior, respecto a la matrícula del grado en que se encontraban matriculados dicho año." (Ministerio de Educación – UEE, 2005)

      La deserción estudiantil es un retiro definitivo, rara vez es un evento inesperado. Se presenta más bien como una cadena de hechos que van elevando el riesgo de deserción a medida que se avanza en edad y se experimentan crecientes dificultades de rendimiento y de adaptación, especialmente cuando se transmite del ciclo primario al secundario (Espíndola y León 2002).

    3. Deserción Escolar y Conceptos
    4. Deserción Escolar como problema
  1. Bases Teóricas

La deserción escolar es un problema socio-educativo, y se refiere a la masa de estudiantes que han abandonado sus estudios en cualquier momento del año escolar.

Esta asistencia completamente irregular, reiterada y discontinua se mantienen en unos, otros se ausentan definitivamente. Esto ocurre en todas las poblaciones donde funcionan escuelas y ocasionen grave perjuicio para el desarrollo normal del proceso educativo y para el funcionamiento regular de las escuelas de manera general.

Por esta razón la deserción escolar o ausentismo es considerada como una de las causas del proceso escolar que requiere abordar en forma efectiva y sistemática que erradique de una vez por todas este problema.

La deserción es una de las muchas dificultades, como las constantes repeticiones e incluso con el abandono temporal de las aulas.

  • Desde el punto de vista general, la deserción escolar se relaciona con la fuga de los alumnos de la escuela después de haber asistido algún tiempo a ella.
  • Desde el punto de vista estrictamente educativo la deserción escolar, se conceptúa como "Un Problema de Índole Psicosocial" que implica la modificación de la conducta del educando en relación a su presencia en el proceso educativo que lo lleva al abandono de clases y cuyo retorno se hace difícil " (Goicovic, 2002).

Se puede afirmar que el ausentismo en el campo educativo, es como el termómetro en el campo físico que mide el grado de desarrollo cuantitativo y cualitativo de los centros educativos. Si la asistencia es normal, ósea del 100% , entonces la escuela tiene gran poder o capacidad de retención, si es menor a estos porcentajes o va bajando la asistencia de los alumnos en los Centros Educativos, que va perdiendo su capacidad de retención, y desde luego ir aumentando el índice de deserción convirtiéndose en una de las causas de subdesarrollo, del atraso, de la dominación y dependencia. (CEPAL, 2002).

  • La deserción es un problema psicosocial. Esto significa que hay un compromiso en la esfera actitudinal- emocional y cognitiva del educando.

Generalmente los alumnos que abandonan el centro educativo tienen evidencias, actitudes negativas con respecto a su colegio y a la educación en general y de esta situación tiene conocimiento de las consecuencias. Pero muchos de ellos han tomado esta decisión en base a factores generalmente extremos de su dimensión psicológica de índole social, como por ejemplo, ingresar a otros menesteres: trabajo, delincuencia, maternidad, enfermedad, etc.

Como puede apreciarse, la deserción no es un problema simple sino más bien complejo, tanto en sus características como en los factores que los condicionan; por ello el docente no solamente debe concretarse a informar y describir el problema de la deserción, sino conocer sus causas, para poder preveerlo, a través de su acción orientadora a los alumnos.

  1. Según CEPAL (2002), el 37% de los adolescentes (entre 15 a 19 años) latinoamericanos abandonan la escuela antes de completar el ciclo escolar secundario. Casi la mitad de ellos deserta tempranamente, sin terminar la educación primaria, pero en varios países la mayor parte de la deserción se produce durante el primer año de enseñanza media. El abandono escolar es mucho más frecuente en las zonas rurales que en las urbanas.

    Las tasas de deserción escolar siguen siendo muy altas, pese a la elevada cobertura de la educación básica (casi de 90%), al incremento de la matrícula en educación secundaria (alrededor del 70%) y a la reducción del abandono escolar en casi todos los países durante la década pasada.

    La tasa global de deserción entre los adolescentes antes de completar la educación secundaria era inferior a 20% en las zonas urbanas de Bolivia (9%), Chile (14%), Perú (16%) y República Dominicana (19%). En Argentina (23%), Brasil (23%), Colombia (24%) y Panamá (25%) fluctuaba entre un 20% y un 25%. En ocho países afectaba a un porcentaje de entre 25% y 35% de los adolescentes: Costa Rica (30%), Ecuador (28%), El Salvador (30%), México (35%), Nicaragua (34%), Paraguay (32%), Uruguay (32%) y Venezuela (35%), afectaba a un porcentaje, en Honduras y Guatemala la tasa de deserción escolar urbana alcanzaba a 40% y 47%, respectivamente. Con todo y a pesar de los avances logrados a fines de la década pasada, el rezago de las zonas rurales en comparación con las urbanas seguía siendo muy elevado. En 10 de 124 países examinados, la tasa global de deserción rural rebasaba no menos de 20 puntos porcentuales, la tasa urbana, y en cinco la superaba en 30 o más puntos. Sólo en Brasil y en la República Dominicana y en menor medida en Chile y en Panamá, esas diferencias eran menores, aunque igualmente preocupantes.

    Las altas tasas de deserción escolar registradas en la gran mayoría de los países se traducen en un bajo número de años de educación aprobados, muy por debajo del ciclo secundario completo, considerado como el capital educativo mínimo necesario para insertarse en empleos urbanos con altas posibilidades de situarse fuera de la pobreza.

    Una novedad: en las zonas urbanas las niñas abandonan la escuela con menos frecuencia que los niños y, además, muestran un menor índice de repetición que les permite completar la educación secundaria sin retraso. En cambio, en las zonas rurales las mujeres tienden a dejar de estudiar antes que los hombres, sobre todo en los primeros años de la primaria.

    Por otro lado, el abandono escolar es mucho más frecuente entre los adolescentes de los hogares de menores ingresos, y ésta es una de las principales vías a través de las cuales se reproducen las desigualdades sociales.

    En 11 de 17 países, más de la mitad del total de niños que no terminan el ciclo primario pertenecen a hogares de menores ingresos. En su salida influyen también otros factores, como el trabajo, el embarazo precoz y la falta de recursos. Mientras en las zonas urbanas el 53% de los jóvenes que trabajan no terminan la educación secundaria, en las zonas rurales el porcentaje asciende al 71%.

    La baja educación de la madre (cinco o menos años de estudio) incrementa el riesgo de deserción en más de un 170%, y la monoparentalidad en casi un 40%. Ver Tabla Nº 01.

    Ambos factores anteceden a la inserción educativa de los jóvenes, y son, por ello, netamente adscriptivos.

    Esto lleva a considerarlos claves en la reproducción de las condiciones de desigualdad socio-económica, sobre todo la escolaridad de la madre

    El estudio muestra que en siete países (Bolivia, Brasil, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela), entre 40% y más de 70% de los estudiantes abandonan antes de completar el ciclo primario. En otros seis (Chile, Colombia, México, Panamá, Perú y Uruguay), en cambio, entre el 50% y 60% se produce en el transcurso de la secundaria y, con excepción de Chile, en todos ellos la deserción se concentra más en el comienzo que en el final del ciclo. En cinco países (Argentina, Costa Rica, Ecuador, Honduras y Paraguay) más de la mitad y hasta el 60% de los que abandonan la escuela lo hacen al finalizar el ciclo primario.

    Si bien solo cinco países concentra la mayor parte de la deserción al finalizar la primaria, el abandono escolar, en esta etapa es importante en las zonas urbanas, ya que en otros nueve países el porcentaje de retiro de la educación formal, completado dicho ciclo, fluctúa entre el 23 y el 35%.

    En las zonas rurales, en cambio, la deserción ocurre casi totalmente o con mucha mayor frecuencia, durante el ciclo primario, y en algunos de los estados un porcentaje muy bajo de los niños logra completar dicho ciclo (Brasil, República Dominica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Venezuela). Solo en Chile, Colombia, México, Panamá y Perú – países en los que una fracción relativamente más alta de los niños de zonas rurales logra acceder a la Educación Secundaria, entre un 20 y un 40% de ellos, abandonan la escuela en el transcurso de ese ciclo.

    Corresponde destacar que la falta de interés por los estudios, como razón principal del abandono, se aduce con mayor reiteración y los problemas de desempeño escolar, aunque sin duda ambos factores, están estrechamente relacionados. Tanto en las zonas Urbanas, como en las rurales los varones mencionan con más frecuencia que las mujeres haber desertado por falta de interés en los estudios.

    Eso esta en consonancia con la evidencia del superior tiempo de permanencia en la escuela y con el mayor rendimiento que están logrando los adolescentes en comparación con los jóvenes, especialmente en la enseñanza secundaria. En Chile, Nicaragua, Paraguay y Perú entre un 10% y un 25% de los adolescentes de ambos sexos señalan su falta de interés como principal razón del retiro de la escuela. En la República Dominicana y Venezuela esos porcentajes son más altos: Entre un 25 y un 48%. En cuanto a las razones que tienen que ver con el desempeño o con el rendimiento escolar, solo en Chile un porcentaje relativamente alto de los jóvenes desertores entre 15 y 19 años de edad (entre el 6% y el 12% del total) mencionan este como motivo de abandono.

    CUADRO Nº 01
    América Latina: Tasa global de deserción y tasa de deserción temprana entre

    jóvenes de 15 a 19 años según diversos factores, 1999

       

    Jóvenes que viven con sus padres

    Condición

    de pobreza

    Trabajo

    Educación de

    la madre

    Composición

    familiar

    Pobres

    No

    pobres

    Ocu-

    Pados

    No ocu-

    pados

    5 o menos

    años de

    estudio

    Más de 5 años de estudio

    Mono-

    parental

    Bi-

    parental

    Tasas de deserción temprana

    Zonas urbanas

    13

    6

    18

    6

    15

    3

    10

    7

    Zonas rurales

    30

    21

    35

    19

    29

    12

    26

    24

    Tasas globales de deserción

    Zonas urbanas

    37

    23

    53

    19

    41

    15

    30

    22

    Zonas rurales

    55

    48

    71

    38

    55

    34

    53

    48

    Se puede afirmar que los programas sociales destinados a reducir el abandono escolar temprano debieran ocupar un lugar prioritario en las agendas de los gobiernos de la región. Los esfuerzos destinados a elevar los índices de retención en la primaria, junto con el mejoramiento de la calidad de la educación, son decisivos para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio.

    Las políticas tendientes a mejorar la retención de los niños y niñas en la escuela, no solo rinden en términos de menores costos sociales, sino que producen significativos impactos en materia de aumento de los ingresos laborales; y asimismo las mayores oportunidades y acceder a trabajos mejor remunerados que se traducen en un menor número y duración de periodo de desempleo, para quienes logran completar el ciclo secundario y pueden continuar sus estudios, así como menores pérdidas salariales al obtener los nuevos empleos. Los beneficios del aumento de la eficiencia interna de los sistemas educacionales se expresan también en importantes ahorros de recursos públicos, por cuanto los repitentes y los receptores se concentran en los establecimientos gestionados y/o financiados por el estado.

    No menos importante es la consideración de que la disminución drástica de niños y niñas que abandonan la escuela antes del término del ciclo básico o una vez completado este, es la principal vía para evitar el trabajo infantil y para cumplir con los acuerdos internacionales consagrados en la Convención de los Derechos del Niño.

    Sin embargo, los esfuerzos para evitar la deserción escolar, a fin de que los jóvenes de hoy puedan alcanzar mayores niveles de educación y unos ingresos laborales futuros más altos, que les permitan mantener a sus familias fuera de la pobreza, no rendirán sus frutos, si las políticas educacionales cuyos efectos potenciales sobre el bienestar y la equidad son a largo plazo y no van acompañadas de una dinámica de generación de empleos de calidad y de una adecuada protección social, que permitan absorber productivamente las mayores calificaciones comprensivas

  2. Deserción Escolar en América Latina

    En el año 2002, la tasa de deserción fue de aproximadamente 4 por ciento en el nivel primario, mientras que se acercó al 7 por ciento en el nivel secundario. Este nivel significativamente superior de la tasa de deserción de secundaria parece reflejar las mayores posibilidades de los alumnos de este nivel para dedicar el tiempo a actividades que involucran algún tipo de remuneración, sobre todo si se considera la situación de pobreza y el importante problema de extraedad entre la población escolar peruana.

    La mayor deserción de primaria y secundaria se produce en el primero y en el último grado. En ambos niveles se observan ligeras diferencias entre géneros, desfavorables a la población femenina en primaria y a la población masculina en secundaria.

    Entre 1993 y 2002 –y principalmente entre 1993 y 1998-, se redujo fuertemente la deserción en los primeros grados de ambos niveles, así como entre la población masculina en primaria y entre la población femenina en secundaria, revirtiéndose las ventajas según género al inicio del período.

    CUADRO Nº 02

    Perú: Tasa de deserción escolar en niños y adolescentes de 6 a 19 años por condición de Pobreza, según Departamento – 1993.

    CUADRO Nº 03

    Perú: Tasa de deserción escolar según grado y género.

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa.

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

    Fuente: MINISTERIO DE EDUCACIÓN - Censo Escolar 1993, 1998 y 2002.

    Elaboración: MINISTERIO DE EDUCACION - Unidad de Estadística Educativa

  3. Deserción Escolar en el Perú
  4. Metodología para determinar la tasa de deserción escolar
  • Fuente de información

Los datos para calcular la deserción escolar se obtienen del Censo Escolar del Ministerio de Educación, que captura cada año los resultados del ejercicio educativo anterior, así como la condición en que retornan los alumnos al sistema educativo el año de referencia.

  • Método de cálculo

En general, el que deserta de un cierto nivel es aquel que habiendo estado matriculado en el grado g en el año t no se matricula el año t+1 en el grado que le corresponde, según el resultado obtenido al final del año t. Así, el número de desertores del nivel se obtiene como la diferencia entre la matrícula del año t en el grado g y la sumatoria del número de aprobados en t que son promovidos al grado g+1 en t+1 y el de desaprobados y retirados en t que vuelven a cursar el grado g en t+1.

Los alumnos que concluyen primaria y no se matriculan en secundaria no son considerados desertores, por lo que para el caso del último grado del nivel (g*), el número de desertores se obtiene como la diferencia entre el número de desaprobados y retirados en el grado g* durante el año t y el número de desaprobados y retirados en t que vuelven a cursar el grado g* en t+1.

  • Ventajas y limitaciones

La comparabilidad internacional y la disponibilidad de series de tiempo desagregadas por género, son las dos ventajas principales en el uso de este indicador. Sin embargo, debido a que actualmente no se cuenta con un sistema que permita hacer un seguimiento de los alumnos que se trasladan cada año a otro centro educativo, este indicador no puede ser desagregado por región, provincia o distrito.

    1. Factores Pedagógicos
  1. Factores que determinan la deserción escolar

Una serie de factores conspiran contra el aprovechamiento del potencial de los niños y niñas desde temprana edad, sus efectos negativos se acumulan a lo largo del ciclo escolar, incidiendo de manera muy desigualen las oportunidades de bienestar, sobre todo entre los sectores más pobres. Entre ellos tenemos:

  • Repetición y retraso escolar
  • Bajo nivel de aprendizaje de los contenidos básicos de la enseñanza
  • Falta de motivación e interés para realizar la tarea escolar, pudiendo ser por la labor docente, discriminación de compañeros o problemas personales.
  • Problemas de conducta, que muchas veces, han sido factor de una serie de expulsiones de diversas instituciones educativas.
  1. Factores Familiares

La familia juega un rol preponderante en el futuro de la inserción del adolescente en la sociedad; por lo tanto, un inadecuado cumplimiento de su rol influirá en la deserción escolar. Entre los factores que inciden tenemos:

  • Desintegración Familiar: el adolescente vive con familiares o terceros, alejado de sus padres; o pueden vivir sólo con el padre o la madre por el abandono de uno de ellos.
  • Hijos de padres con nivel educativo básico.- Muchos padres pretenden que sus hijos sólo tengan su mismo nivel básico (secundaria) para afrontar la vida, teniendo como meta hacerse de alguna carrera técnica o laborar dependiente de alguna fabrica, establecimientos de negocios o simplemente vendedor formal o informal.
  • Composición familiar numerosa.- Cuando el número de integrantes de la familia es numerosa, diversos factores incidirán en la insatisfacción de sus necesidades básicas que no obligará a sus integrantes a trabajar y dejar de lado su superación académica.
  • Problemas de salud, discapacidad o muerte.- Producidos generalmente por una alimentación inadecuada, viviendas precarias o ubicadas en zonas de alta contaminación, labores nocturnas, consumo de sustancias tóxicas y/o accidentes.
  • Embarazo precoz del adolescente
  • Tareas del hogar que tienen que cumplir por ausencia de los padres a fin de atenderse y atender a sus familiares menores de edad. Muchas veces, las adolescentes se ven obligados a cumplir la función de madre sustituta por la ausencia de la madre de familia, sea por muerte, abandono o trabajo.
  • Alcohólicos y/o drogadictos en la familia.
  1. Factores Sociales

El hombre es un ser eminentemente social, por lo tanto, se verá afectado de una serie de factores que van a obstaculizar su desarrollo, tal es así que van a incidir en la deserción escolar. Entre estos factores tenemos:

  • Problemas con la justicia por verse involucrado con pandillaje o actividad delictiva a fin de solucionar sus problemas familiares o necesidades personales.
  • Consumo de alcohol, tabaco y estupefacientes
  1. Factores Económicos

El aspecto económico juega un papel preponderante en la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano:

  • Condición económica de los padres.- Determinada por el ingreso económico familiar.
  • Trabajo estable de los padres.- La estabilidad laboral de los padres permite solventar los gastos básicos del hogar.
  • Trabajo del estudiante.- Las horas de trabajo, escasa atención que prestan debido al cansancio y escasa calificación se ven traducidas en repitencia y escaso aprovechamiento escolar; hecho que genera a su vez frustración e indisposición para que los adolescentes no asistan la escuela; al no estudiar, se dedican a trabajar.

Se estima que de cada 4 niños, tan solo 1 termina su educación escolar: De los cuatro, tres acaban la educación primaria. De estos tres sólo uno acaba la educación secundaria.

El trabajo infantil en el Perú se encuentra en crecimiento. Mientras que el 1993, 8 % de los niños entre 6 a 17 años trabajaba, en el 2001 los hacía el 27% y en el 2005 fue alrededor del 35%.

Según la Encuesta Nacional de Hogares del segundo trimestre del 2003, el 15% de niñas entre 3 a 16 años no asiste a la escuela, frente a un 10% de varones. Existe una clara relación entre género y deserción escolar. Asimismo, el 30% de los niños y niñas entre 11 a 16 años, en la etapa de educación secundaria, no asiste a la escuela. La educación secundaria deja de ser una prioridad para las familias.

La asociación trabajo infantil e inasistencia escolar se confirman al revisar los motivos de inasistencia a la escuela: 26% de encuestados aducen no ir a la escuela por problemas económicos y porque trabajan

  1. En América Latina una de las principales fuentes de información para el análisis de los diversos factores asociados a la deserción escolar es la de las encuestas de los hogares de los países. Ellas pueden proporcionar dos tipos de evidencias:

    La que se refiere a los motivos que han conducido a los jóvenes a abandonar sus estudios, suministrados por ellos mismos o por quien responde a la encuesta, ante una o más preguntas, acerca de las razones de la inasistencia escolar o el retiro de la escuela; y la que surge del examen de ciertos factores asociados a la deserción escolar (situación de pobreza), características familiares u otros, y cuya importancia se puede analizar mediante la comparación de las frecuencias de abandono escolar entre los jóvenes, según presenten o no dichas características.

    Por lo general, y en relación con el primer tipo de información, las zonas o "causas" del abandono escolar pueden clasificarse en: razones económicas, que incluye tanto las faltas de recurso del hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia, a la escuela como el abandono que se produce para trabajar o para buscar empleo; problemas relacionados con la oferta o por la falta de establecimientos; problemas familiares, que comprenden las razones más frecuentemente mencionadas por las niñas y las adolescentes: la realización de quehaceres d el hogar, el embargo y la maternidad; aquellas asociadas a la falta de interés, incluida la carencia de importancia, que dan los padres; problema de desempeño escolar: bajo rendimiento, problemas de conducta y otros asociadas con la edad; y otras razones : discapacidad, servicio militar, enfermedad o accidente, asistencia a cursos especiales, etc.

    CEPAL (2002) en la investigación "Panorama Social de América Latina (2001-2002)", concluye que "…alrededor del año 2000 la tasa global de los adolescentes entre 15 y 19 años de edad era inferior a 20% en las zonas urbanas de Bolivia, Chile, República Dominicana y Perú. En Argentina, Brasil, Colombia y Panamá comprendía entre un 20 y 25%...", asimismo, "…en Bolivia, El Salvador, Nicaragua y Paraguay más del 70% de ellos señala haberse retirado por dificultades económicas o porque se encuentran trabajando o buscando empleo, y en Chile, Perú y Venezuela, esas mismas razones concentran más de la mitad de las respuestas. Sin embargo, no todos los casos el motivo fundamental es el desempeño de un trabajo: en Paraguay y Perú el 50% o más de los desertores escolares indica como motivo principal las dificultades económicas del hogar para emprender el costo de la inserción educacional de los jóvenes. Entre los adolescentes los factores económicos son también importantes, pero las tareas del hogar, el embarazo y la maternidad se mencionan con mucha frecuencia…"

    Lafuente (2006), sostiene la existencia en Paraguay de un alto índice de deserción escolar: sólo 30 de cada 100 niños que ingresan a la educación escolar básica, culminan el ciclo secundario. Es evidente que la tasa de deserción escolar y repitencia de los grados están muy ligados a las condiciones socioeconómicas de la familia, por lo cual allí entra a tallar la pobreza que afecta a mucha gente en este país; dado a que el 32,1 por ciento de los paraguayos vive en condición de pobreza.

    Fry, R. y el Centro Hispano Pew (2003), en la investigación "Latinos: Menos deserción escolar" en Estados Unidos, afirma que uno de cada tres jóvenes latinos "son educados en el extranjero y la mayoría en este grupo viene a EEUU en busca de trabajo". Sin embargo, la cifra para estudiantes latinos entre las edades de 16 y 19 que estudian y después dejan el sistema educativo en EEUU es un 15%, la mitad de lo que se pensaba antes.

    Esa cifra todavía es alta, visto que es doble la de los jóvenes blancos. El estudio dice que 40% de estos estudiantes no dominan el inglés. También demuestra que entre los que no dominan el inglés, 59% dejan la escuela.

    El estudio concluye diciendo que se necesita buscar formas para ayudar a los estudiantes latinos quedarse en la escuela, porque todo estudiante que deja o no asiste a la escuela no lo hace por querer.

    Según la Organización CUBANET (2005), un elevado porcentaje de los jóvenes cubanos que estudian en el nivel preuniversitario abandonan el curso antes de terminarlo, se reveló en una reunión a la que asistió el ministro de educación. Entre las causas se identificaron la insuficiencia de la enseñanza la falta de autoestudio y el fraude académico, viejos problemas que por décadas arrastra la segunda enseñanza.

    Lavado y Gallegos (2004), en la investigación "La dinámica de la deserción escolar en el Perú: Un enfoque usando modelos de duración", concluye: "…Aún cuando en la década de los noventa en Perú se observó una mejora en matrícula escolar, desempeñándose incluso mejor que sus pares latinoamericanos, las tasas de atraso escolar y deserción persisten impidiendo un incremento sustancial en el nivel educativo de la sociedad. La presente investigación trata de analizar la dinámica de la deserción a lo largo del ciclo escolar y, a su vez, caracterizar a aquellos niños que son más propensos a dejar la escuela. Los resultados arrojan que las restricciones económicas, principalmente en las zonas rurales y en los niños urbanos, y los problemas no económicos, básicamente para las niñas urbanas, son los principales factores que determinan la interrupción de la educación. Asimismo, los resultados de la simulación de un programa de transferencias monetarias inducen a pensar que éste tendría un efecto sobre la deserción, disminuyéndola entre 14% y 36%. Finalmente, si se acompaña dicho programa con políticas de reducción de la entrada tardía al primer año de primaria, la deserción disminuiría entre 50% y 78%..."

  2. Antecedentes de la investigación
    1. Problema
  3. Planteamiento del Problema

La deserción escolar es un problema educativo que repercute en el desarrollo del país. Una alta tasa implica el riesgo de contar en el futuro cercano con recursos humanos de baja calidad y eficiencia (mano de obra barata), por ende, continuación en la pobreza en perjuicio de la familia, comunidad y del país.

La tasa de deserción escolar en el Perú en el nivel de educación secundaria ha sido de 7.8, 7.4 y 6.8 en los años 1993, 1998 y 2002 respectivamente; reportándose la tasa de 6.5 en el sexo femenino y 7.1 en el sexo masculino en el año 2002.

Entre los diversos factores asociados a la deserción en el país y en América Latina, tenemos básicamente, las dificultades económicas y la desintegración familiar, así como la repetición y retraso escolar, problemas de conducta, problemas de salud, trabajo infantil, embarazo precoz y pandillaje entre otros.

En el nivel de educación secundaria de la Institución Educativa "Estados Unidos" del distrito de Comas, durante años 2001 y 2005 se han observado el incremento de escolares retirados, que van desde 3.9% a 5.9%:

CUADRO Nº 04

Estadística Académica Comparativa 2001- 2005

VARIABLES

MATRÍCULA DE ALUMNOS

2001

%

2002

%

2003

%

2004

%

2005

%

Total

2653

100.0

2427

100.0

2425

100.0

2498

100.0

2316

100.0

Aprobados

1532

57.7

1413

58.2

1393

57.4

1386

55.5

1365

58.9

desaprobados

243

9.2

223

9.2

222

9.2

268

10.7

207

8.9

Recuperación

775

29.2

676

27.9

680

28.0

707

28.3

607

26.2

Retirados

103

3.9

115

4.7

130

5.4

137

5.5

137

5.9


Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.