Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Genocidio en Ruanda (África): el trasfondo de un grave problema étnico (página 2)

Enviado por Yris Neida Cuevas A.



Partes: 1, 2


CAUSAS DEL CONFLICTO

    1. La caída del precio del café en un 50% hizo que Ruanda perdiera el 40% de sus ingresos en exportaciones.
    2. La peor crisis alimentaria que hubo en 50 años antes del 1989
  1. Factor económico
    1. La pugna por posesión de tierra entre hutus agricultores y tutsis ganaderos
    2. La densidad de población en las tierras útiles llega a 380 habitantes por km2.
    3. El miedo de los hutus a ser explotados, y el miedo de los tutsis a ser eliminados.
  2. Factor social
    1. El poder que los belgas le dieron a los tutsis
    2. El poder del Estado que deseaban tener cada etnia.
    3. Estado Fallido
  3. Factor político

CARÁCTER DEL CONFLICTO

Es un Conflicto Interno de carácter no-Internacional y un conflicto desestructurado.

Los conflictos desestructurados son producidos por grupos armados que aprovechan el debilitamiento parcial o total de las estructuras estatales, para intentar tomar el poder. Esos enfrentamientos actuales han recibido la denominación de "nuevos" por 3 razones:

  1. Son contiendas no estructuradas,
  2. Sus víctimas son principalmente civiles; y
  3. Se libran con armas y métodos no convencionales, incluido el terrorismo.

CRONOLOGÍA DEL GENOCIDIO EN RUANDA

  • 6 de abril de 1994. El avión en el que viajaban los presidentes de Ruanda, Juvenal Habyarimana, y de Burundi, Ciprian Ntayamira, fue alcanzado por dos misiles en el momento en que iba a aterrizar en el aeropuerto de Kigali., lo que ocasiona el inicio de una masacre cruel en todos los rincones de Rwanda.
  • 7 de abril. La primera ministra Agathe Uwlingiyimana y 10 soldados belgas de las fuerzas de la ONU que la custodiaban, fueron asesinados por la guardia presidencial. A causa de esto, se ordenó la retirada de los cascos azules, dejando a la población civil sin protección. Esta situación fue aprovechada por los radicales hutus para comenzar el genocidio.
  • 8 de abril. El Frente Patriótico Ruandés lanza un ataque en los alrededores de Kigali.
  • 9 de abril. Se formó un gobierno interino presidido por Jean Kambanda, con la característica principal de que no incluía a ningún tutsi ni hutu moderado o de la tendencia cercana al FPR entre sus filas.
  • 9 de abril. Bélgica y Francia, sacan del país a todos sus nacionales, sin preocuparse de los ruandeses, ni siquiera de los que trabajaban en sus empresas.
  • 11 de abril. Un comunicado de la Cruz Roja Internacional estima que decenas de miles de ruandeses han sido asesinados en tan solo unos días. Mientras tanto, la misión de pacificación de Naciones Unidas MINUAR, no hacía nada.
  • 14 de abril. El contingente belga se retira. Aun así el general Dallaire, al mando, podría haber protegido a la población civil, al menos en Kigali, pero se vio frenado por órdenes directas del Cuartel General de la ONU. El ex-secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, le ordenó mantenerse al margen.
  • 17 de abril. Lejos de Kigali y concretamente en la población de Kibuye, fue el día en el que comenzaron las labores de exterminio de la población tutsi en aquel condado. Durante los tres siguientes meses, murieron o desaparecieron casi 250.000 personas. Varios miles fueron asesinadas en la iglesia de Kibuye en una sola masacre.
  • 20 de abril. Boutros Ghali, consciente de la situación en la que se encuentra toda Ruanda ordena un: "inmediato y masivo refuerzo de MINUAR para parar la contienda y las masacres, requiriendo varios miles de tropas adicionales y reforzar los poderes.
  • 21 de abril. El Consejo de Seguridad vota de forma unánime reducir, paulatinamente, la Misión UNAMIR de 2,539 soldados a 270.
  • 21 de abril. La Cruz Roja Internacional emite otro comunicado donde advierte de que el número de asesinados no era de decenas de miles sino cientos de miles.
  • 4 de mayo. Boutros Ghali va más lejos y utiliza, por primera vez, el término "Genocidio" para describir lo que estaba ocurriendo en Ruanda, lo que coloca a Bill Clinton, junto a otros importantes dirigentes internacionales, en una situación embarazosa.
  • 13 de mayo. El secretario general de la ONU anuncia una votación para restaurar la misión UNAMIR en Ruanda. Sin embargo, Madeleine Albright retrasa esta votación por cuatro días. Cuando por fin es aprobada, los tutsis, ahora, atacan por el norte dejando desolación a su paso.
  • 19 de mayo. Un comunicado emitido por la Cruz Roja estima en 500.000 ruandeses asesinados. Sorpresivamente, ningún dirigente político internacional había utilizado todavía la palabra genocidio.
  • A principios del mes de junio, el FPR, que se organiza en el nordeste del país, lanza un ultimátum a todos los extranjeros residentes en Ruanda para que abandonen el país en menos de tres días al anunciar un ataque inminente. En el oeste, se crea una guerrilla tutsi llamada Ejército de Liberación de Ruanda (ALIR).
  • 22 de junio. El Consejo de Seguridad autoriza, de forma temporal, al gobierno francés a ocuparse de establecer el orden y crear un área de seguridad en la zona sur-oeste del país.
  • A mediados del mes de julio, el Frente Patriótico Ruandés se apodera de Kigali obligando al gobierno hutu radical a huir del país en dirección al Zaire seguido de al menos dos millones de hutus que crearon el campo de refugiados más grande de la historia en Goma, "la ciudad de los muertos". Esta fecha es considerada el fin del Genocidio.

LA RESPONSABILIDAD DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Aunque los agentes directos de las matanzas fueron los mismos ruandeses, no menos cuestionado ha sido el papel de la comunidad internacional que ha influido activa y pasivamente en el clima de violencia interno que azotó al país en las últimas décadas.

Bélgica, potencia colonizadora, desde el principio de su dominio privilegio a la minoría Tusis, denominándolos como la clase elite. Mientras la iglesia hizo expandir su dominio respecto a los Hutos y los colocó en los mejores puestos de la administración publica. En 1992, ya Bélgica se había enterado a través de su embajador en Ruanda, que se preparaba una solución definitiva al problema étnico, pero nada hizo por evitarlo.

Participación de Francia:

Francia firmó un acuerdo de suministro armamentístico con Ruanda en 1975. Durante ese tiempo, Francia no hizo nada por evitar lo que se veía venir, y además siguió apoyando a ese Gobierno aún sabiendo que financiaba a las milicias radicales.

 A fines de 1990, concede un préstamo de 84 millones de dólares "para el desarrollo" y, más tarde un segundo préstamo de 49 millones, "para la realización de diferentes proyectos".

Iniciado el proceso de genocidio, Francia realiza una breve intervención militar los días 7 y 8 de abril mediante la cual evacúa al personal internacional, pero también a unos 400 ruandeses familiares de la élite genocida en el poder, que fueron llevados a París.

En el verano de 1994, Francia interviene militarmente en el momento en que el avance hacia Kigali de los tutsis del Frente Patriótico Ruandés había puesto en desbandada al Gobierno hutu. Esa intervención francesa salvó la vida de algunos tutsis pero, al mismo tiempo, apoyó la huida de los genocidas al este del Zaire.

Estados Unidos:

Ninguno de sus principales gobernantes, durante el tiempo que duro el genocidio, uso esa palabra para definir lo que ocurría en Ruanda. En su lugar hablaban de "actos de genocidio", peor aún, mucho tuvo que ver las discrepancias que Estados Unidos sostuvo con el entonces Secretario General de al la ONU, Boutro Gali, para que este organismo no interviniera más rápidamente a detener el conflicto.

El Papel de la ONU

La ONU, en 1993 envió al país la misión (MINUAR) con la finalidad de contener la escalada de violencia que se estaba dando, pero cuando se inició el genocidio, visiblemente preparado y cuidadosamente organizado, el organismo optó por la pasividad.

Las fuerzas de MINUAR no recogieron las armas que se distribuían entre los milicianos, a pesar de tener el mandato correspondiente y, en el momento inicial de las matanzas, evacuan el terreno y dejan desprotegidas a las víctimas.

A pesar de todas las evidencias, la ONU no califica las matanzas de genocidio, no fue hasta el 25 de mayo cuando reconocen que hubo un genocidio, pero ya buena parte de las masacres se habían consumado.

El genocidio fue financiado, por lo menos en parte, con el dinero sacado de programas de ayudas internacionales, tales como la financiación proporcionada por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional bajo un Programa de Ajuste Estructural. Se estima que se gastaron 134 millones de dólares en la preparación del genocidio -- ya de por sí una de las naciones más pobres de la Tierra -- con unos 4,6 millones de dólares gastados sólo en machetes, azadas, hachas, cuchillos y martillos.

Los países occidentales, tanto Francia como Estados Unidos, prefirieron negar el genocidio y aceptaron la tesis del gobierno ruandés de que lo que estaba ocurriendo era una vuelta a la guerra civil.

EL ROL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El nombre de una emisora "La Radio de las Mil Colinas", conocida también como la "Radio del Odio", todavía retumba en las silenciosas calles de un país de huérfanos y viudas.

La Radio Television Libre des Mille Collines (RTLM) comenzó a emitir en agosto de 1993. En los primeros meses, hasta el inicio del genocidio de abril de 1994 difundió de manera divertida y sutil propaganda anti-tutsi. La evidencia de que era divertida es que las guerrillas tutsi del Frente Patriótico de Ruanda preferían escuchar RTLM en vez de su propia estación de radio.

Una vez que se inició el genocidio, cambió el carácter de las transmisiones y empezó a dar detalles de aquellos que debían ser acosados y asesinados al punto de ofrecer descripciones individuales y número de placas de automóviles.

El rol de los medios de comunicación de occidente a la hora de cubrir esta crisis dejó mucho que desear. Se dio a conocer la situación del país en torno a la hambruna que se había generado y la necesidad de colaboración de los organismos internacionales, pero en ningún momento se habló de las causas de esa hambruna y el genocidio que se estaba perpetrando.

LA EXPANSIÓN DEL CONFLICTO

El genocidio trajo consigo graves consecuencias para la región de los Grandes Lagos. Poco tiempo después del término de la crisis local, ésta se trasladó a los vecinos Zaire, Burundi y Uganda. El más afectado por esto fue Zaire, que ya vivía una crisis interna producto de la desestabilización generada por el desastroso gobierno de Mobutu Sese Seko. La llegada de millones de refugiados se convirtió en el caldo de cultivo que desataría la Primera y la Segunda Guerra del Congo, que dejaría el trágico saldo de 3.8 millones de muertos.

CONSECUENCIAS

Negativas

  • Se calculan entre 800.000 y 1.000.000 muertos aproximadamente, que equivaldrían al 11% del total de la población rwandés y 4/5 de los tutsis que vivían en el país -hay que contar con los tutsis de Burundi y de los países vecinos en que se habían exiliado-.
  • La situación económica es grave: el 70% de la población vive bajo el nivel de la pobreza.
  • A partir de 1997 se instala una población desplazada en campos vigilados
  • Hasta el 2000, se calculaban 600 mil personas desplazadas.
  • Se crea el campo de exiliados más grande en Goma, Zaire.
  • Hasta el 2004, 2/3 partes de la población femenina que fueron violadas son seropositivas, lo que ha influido en un aumento en el índice de personas viviendo con VIH y SIDA, hasta el punto de que en Ruanda existe un mas de un 30% de la población afectadas.
  • Se calcula que alrededor de 101.000 niños y niñas encabezan aproximadamente 42.000 hogares.

Positivas

  • El Tribunal Penal Internacional para Ruanda, fue creado por la Resolución Nº955 del 8 de noviembre de 1994 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y fue modificado el 30 de abril de 1998 por la Resolución 1165 del mismo organismo. Tiene como base una estructura similar al del Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia.

Tiene su sede en la ciudad de Arusha, en Tanzania, y su presidente es Erik Møse, de Noruega. En cuanto al tiempo, son los delitos cometidos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 1994. Y en cuanto a los intervinientes, pueden ser tanto ruandeses como extranjeros que se encontraban en Ruanda al momento de cometerse los crímenes.

En este Tribunal se aplica el Artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra y al Protocolo II de 1977.

A fines de octubre de 2005, el Tribunal había ordenado la detención de más de 500 personas, de las cuales 71 habían sido puestas a su disposición. De todas ellas 6 estaban cumpliendo sentencia firme en Malí, mientras que el resto (salvo 6 que fueron liberados) se encontraba pendiente de juicio o sentencia.

Los acusados en lo que se ha llamado el proceso a los medios son Ferdinand Nahimana y Jean-Bosco Barayagwiza, que fundaron y controlaron la información en una emisora de radio, y Hasan Ngeze, un antiguo editor de un diario. Los fiscales les acusan de haber orquestado un minucioso plan destinado a multiplicar el odio étnico y para persuadir a la gente a asesinar a sus enemigos tutsis y hutus moderados. Como pruebas han presentado cerca de cincuenta mil documentos, más de seiscientas horas de grabaciones con las consignas lanzadas desde la siniestra Radio Mil Colinas y copias del diario Kangura, plagado de ilustraciones y textos racistas.

  • Se ha trabajado mucho en la reconstrucción de casas.
  • Proliferan las asociaciones de ciudadanos comunes y corrientes: de mujeres (a menudo solas y con experiencias horrendas a cuestas), de defensa del medioambiente, las cooperativas de crédito, etc. Pero la más influyente es la de las víctimas, "Ibuka" ("Recuérdalo"), que trabaja contra el olvido y el negacionismo y mantiene algunos lugares como recordatorio, como la iglesia de Nyamata y Murambi.

VIOLACIÓN AL DIH

  1. Violación al articulo 3 común a los Convenios de Ginebra de 1949
  2. Violación al II protocolo de 1977
  3. Violaciones masivas mujeres y niñas.
  4. Desplazamientos forzados
  5. Atentados contra la vida y la integridad personal
  6. Hambruna provocada

CONCLUSIÓN

Los conflictos como el de Ruanda, que resultan del debilitamiento del poder estatal, el cual es el encargado de preservar las leyes y garantizar la justicia, ocurren en medio de Estados fallidos. Esa situación es la incubadora perfecta de la violencia interna generalizada, tanto previo a los conflictos como durante y después de los mismos. Es en acontecimientos como estos donde el Derecho Internacional Humanitario juega un rol preponderante. Sin embargo, no hay formas seguras de aplicarlo ni resguardarlo.

Partiendo del hecho de que los conflictos de esta naturaleza surgen cuando el Estado falla, al investigar con cierta profundidad este tema, entendemos que, se han modernizado muchas cosas en el mundo actual, aun se necesitan grandes esfuerzos para mantener y preservar el Estado como punto de referencia central del sistema internacional. En virtud de que las causas de los conflictos son casi siempre de índole endógena, hay que crear en cada nación las condiciones internas para lograr la recuperación.

A partir del caso de Rwanda, consideramos que si bien es cierto que los conflictos que surgen de esta naturaleza, no anuncian el fin del Estado como tal, no es menos cierto que debemos tomar carta en el asunto para evitar que los mismos sigan surgiendo, o por lo menos cesar los que ya están en proceso.

A pesar de los acuerdos internacionales para detener el surgimiento de diferencias entre seres humanos y de los grandes avances a que ha llegado el hombre para mejorar su calidad de vida y habitar un mundo en paz, aun persisten muchas dudas en torno a la futura paz de la Tierra. En fin, aun nos preguntamos si llegará el momento en que la evolución de las instituciones tenga en cuenta las limitaciones de la raza humana en nuestro tiempo, a la vez que nos ofrezca un Estado moderno, basado en principios de tolerancia y compromiso y fomentando la cultura política y la identificación con la colectividad.

ANEXOS

BANDERA DE RWANDA

MAPA DE RWANDA

COLLAGE DE FOTOS

POBLACION RWANDES 1961-2003

INTERNETGRAFÍA

http://www.unicef.org/spanish/infobycountry/rwanda_20245.html

http://www.ub.es/conflictes/conflictes/paisos/rwanda/rw_sint.htm

http://www.hrw.org/reports/1999/rwanda/

es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_de_Ruanda

www.geocities.com/capitolhill/senate/7345/ensayos/rwanda.htm

blogs.periodistadigital.com/microfono.php/2006/04/08/ipuede_la_radio_incitar_al_genocidio –

http://es.wikipedia.org/wiki/Frente_Patri%C3%B3tico_Ruand%C3%A9s

www.ub.es/solidaritat/observatori/esp/lagos/datos/stma-politic.htm

www.icrc.org/Web/spa/sitespa0.nsf/html/5W3JUY

es.wikipedia.org/wiki/Tribunal_Penal_Internacional_para_Ruanda

Los sustentantes de este trabajo son cursantes de la especialidad en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario impartida por la Escuela de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de las Fuerzas Armadas Republica Dominicana.

 

Yris Cuevas


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.