Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Infecciones de las vías urinarias (página 2)




Partes: 1, 2


Otras causas pueden ser:

  • El crecimiento de la próstata; lo cual quiere decir que se destruye el paso de la orina hacia el exterior, produciéndose un estancamiento de la orina, esto condiciona el desarrollo de la infección, ya que permite un excelente caldo de cultivos de gérmenes.
  • El estreñimiento pertinaz por que este facilita el paso de los gérmenes del intestino grueso a las vías urinarias.
  • Los cálculos urinarios (renales).
  • Malformaciones de las vías urinarias de nacimiento.
  • Padecer de diabetes mellitus, sobre todo si no esta adecuadamente controlada.
  • Estar en la etapa de la menopausia.
  • Ser una persona sexualmente activa o practicar las relaciones sexuales en una forma no natural (anal).
  • Tener el sistema inmunológico debilitado.
  • Tener una historia clínica de transplante de riñón.
  • Los malos hábitos higiénicos- dietéticas.
  • Cuando el paciente presenta litiasis.
  • El uso de espermicidas durante el contacto sexual.
  • Estar en la etapa de gestación lo cual produce cambio de tracto urinario, entre las modificaciones fisiológicas, el más importante es el aumento de la filtración plomenular, que determina decencia de glucosa en la orina lo cual favorece la presencia de gérmenes.
  • Tumores vesicales.
  • Cuando se usa el diafragma como método anticonceptivo a los denominados sprays íntimos.
  • Transfusión sanguínea (sangre infectada).
  • Los parásitos también causan infecciones.

2.- Patogenia de las infecciones del tracto urinario

En las infecciones urinarias la patogenia será variable; por ejemplo existen algunos gérmenes que en su primer estado (no siempre son patógenos), colonizan habitualmente el meato y el área peri-uretral; la vagina y el intestino desde donde alcanzan la luz uretral, la vejiga y el resto del tracto urinario; a este nivel se multiplican y resultan patogénicas en circunstancias apropiadas.

Las infecciones de las vías urinarias son provocadas por bacterias provenientes del intestino o de la vagina pero en este caso será un hongo llamado candida (levadura que causa candidiasis), que aumentara rápidamente en su producción, lo cual permitirá cuan rápido se desarrolle una patología en los riñones.

Hay ciertos parásitos (lombrices), que pueden provocar grandes infecciones como la esquistosomiasis, la cual afecta a los riñones, los uréteres y la vagina, es causante frecuente de insuficiencia renal grave. Causa infecciones persistentes de la vejiga que pueden finalmente terminar en cáncer.

La tricomoniasis, causado por un protozoo, es una enfermedad transmitida por la vía sexual que puede producir un copioso flujo espumoso de color amarillo verdoso por la vagina. Esta infección en los varones, generalmente no produce síntomas aunque pueden provocar la infección de la próstata.

Casos de patogenias

  • Patogenia de la uretritis.- Es una infección de la uretra que puede ser causada por bacterias, hongos o virus. En las mujeres generalmente, los microorganismos se desplazan a la uretra desde la vagina, en algunos casos llegan desde el intestino grueso y alcanzan la vagina desde el ano. En los varones se presentan con una secreción burulenta de la uretra, Cuando la causa es el microorganismo llamado gonococo o de mucosidad cuando se trata de otros microorganismos.

Esta infección provoca ardor y dolor durante la micción. Una infección por gonococo en la uretra que se trata de una manera inapropiada o no se trata, puede causar a largo plazo estrechamiento (estenosis) de la uretra. La estenosis alimenta el riego de producir una uretritis más aguda.

  • Patogenia de la cistitis.- Infección de la vejiga urinaria que genera una necesidad de orinar y una sensación de ardor o dolor durante la micción (la cual se da mayormente en la noche), también un dolor en la parte inferior de la espalda. A menudo la orina es turbia y aproximadamente el 30 % de los casos contiene sangre visible, más adelante puede desarrollarse incontinencia urinaria.
  • Patogenia de la ureteritis.- Infección de una o ambas uretras. La extensión de una infección proveniente de los riñones o de la vejiga es la causa más frecuente. Otra causa es el rechazo del flujo de orina debido a una actividad nerviosa defectuosa de una parte del uréter.
  • Patogenia de la pielonefritis.- Infección bacteriana de uno o de ambos riñones. La escherichia coli es la bacteria que provoca mayormente las infecciones al riñón.

Aproximadamente un tercio de las personas que sufren infecciones del riñón tienen también síntomas de una infección de las vías urinarias inferiores, incluyendo micción frecuente y dolorosa. Los riñones pueden estar agrandados y adoloridos en la región lumbar del lado afectado, a veces se experimenta episodios de dolor intenso provocados por los espasmos de una de los uréteres (cólico renal).

En la pielonefritis bacteriana aguda, el riñón suele estar aumentando de peso. El parénquima muestra amplia destrucción de tejido por el proceso inflamatorio agudo, sobre todo en la corteza. Arterias, arteriolas y glomérulos muestran considerable resistencia a la infección. Aparecen células inflamatorias crónicas a los pocos días y pueden descubrirse abscesos medulares y necrosis aguda de tejido papilar. Los epitelios de pelvis y cálices muestran inflamación aguda. Una característica importante del riñón con pielonetritis es la distribución en focos dispersos que presenta la enfermedad.

3.- Características clínicas y complicaciones

A continuación se enumeran las características más comunes de la infección del tracto urinario. Sin embargo cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente.

  • Necesidad frecuente y urgente de orinar.
  • Orinar cantidades pequeñas (polaquiuria).
  • Dolor en el abdomen o área pélvica.
  • Dolor y sensación de ardor al orinar.
  • Orina turbia con olor desagradable (puede haber presencia de sangre).
  • Necesidad mayor de levantarse de noche para orinar.
  • Dolor en la espalda o lateralmente debajo de las costillas.
  • Fiebre, escalofríos, nauseas, vómitos y en ocasiones diarreas.
  • En ocasiones la orina es hematúrica y purulenta.
  • Suele haber hipersensibilidad costo vertebral en el lado infectado.

Las complicaciones:

  • Edema.
  • Retención de líquidos en miembros inferiores por complicaciones nefríticas.

4.- Diagnóstico de laboratorio de las infecciones del tracto urinario

El diagnóstico es un examen simple de orina, lo cual muestra una cantidad de glóbulos blancos aglutinados (pus) en algunos casos y que se confirma con un cultivo de orina (urocultivo), lo cual permitirá identificar el germen causante y que antibiótico podrá usarse.

  • Diagnóstico de la infección urinaria en la vejiga.- El médico puede diagnosticar una infección de la vejiga basándose solo en los síntomas característicos.

Se recoge una muestra de orina (en envase esterilizado) evitando la contaminación con bacterias de la vagina o pene. El sujeto comienza a orinar dentro de un inodoro, interrumpiendo la micción durante un momento, para finalizarla dentro de un envase esterilizado. Se examina microscópicamente la muestra de orina para ver si contiene glóbulos rojos, blancos y otras sustancias. Se encuentra presente un gran número de un tipo concreto de bacteria.

En los varones por lo general, una muestra del flujo medio de la orina es suficiente para el diagnóstico. En las mujeres, estas muestras están a veces contaminadas por bacterias de la vagina. Para asegurarse que la orina no este contaminada, con frecuencia el médico debe obtener una muestra de orina directamente, de la vejiga con una sonda.

Debe tenerse en cuenta que la orina deberá ser tomada de preferencia en la mañana y que el paciente haya realizado el aseo de sus genitales antes de sacar la muestra.

5.- Tratamiento de las infecciones de las vías urinarias

El tratamiento específico para la ITU será determinado por el médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada esta la enfermedad.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.
  • Iniciar el tratamiento inmediatamente después de hacer las formas microbiológicas.

Antibióticos utilizados en ITU

  • Quinolonas, el ácido nalidíxico fue el primer quinolona de uso clínico. Es activo a bacilos Gram. negativos. Junto con el ácido pipemídico las cuales integran la primera generación de quinolonas.

Hay quinolonas de segunda generación que tienen un aspecto de acción más

amplio y mejores propiedades y son derivados de los fluorados (F.Q. , ciprofloxacina,

pefloxacina, norfloxacina). Son antibacterianos, bactericidas activas contra la

mayoría de enterobacteriaceae y otros bacilos Gram. negativos

  • Aminoglucósidos, son antibacterianos, bactericidas, particularmente activos contra bacilos Gram. negativos aerobios. Mayormente se les utiliza asociados, en infecciones urinarias puede utilizarse en monoterapia para tratar pielonefritis de origen comunitario. Otros prefieren asociarlo a un betalactanico a F.Q. por sus efectos tóxicos deben ser dados por breves períodos. Esta modalidad de tratamiento aun no se aconseja para las enfermedades graves o los pacientes neutropénicos, tampoco se recomienda usarlo durante el embarazo.
  • Aminopenicilinas, (ampicilina y amoxicilina) asociados o inhibidores betalactamasa (IBL). Pero no tiene actividad contra bacilos Gram. negativos productores de betalactamasa. En general no se recomienda para iniciar un trabajo empírico de I.U. ya que últimamente los enterobacilos tienen un alto nivel de resistencia a estos agentes.
  • Cefalosporinas, son antibióticos bacterianos de amplio aspecto y con escasos efectos colaterales o tóxicos. Las cefalosporinas de tercera generación son activos contra bacilos Gram. negativos aeróbicos. Casi todas las especies de enterobacteriaceae son susceptibles.
  • Ceftazidime, es especialmente activa contra aeroginosa y otros bacilos Gram. negativos multirresistentes. Por lo que debe reservarse para situaciones en que se sospecha infecciones por dichos agentes. Las cefalosporinas de primera generación no se incluye en los planes de tratamiento empírico contra bacilos Gram. negativos aeróbicos, aunque pueden ser indicadas en la infección orinaría de la embarazada por su inocuidad, o cuando se confirma que el germen aislado es sensible.
  • TMP/SMX, es muy usada en años anteriores, no esta indicado para un tratamiento empírico por el elevado número de cepas resistentes, sin embargo son útiles por vía oral para continuar un tratamiento iniciado con otro agente de administración parenteral, una vez que el enfermo esta mejor y se conoce el estudio de sensibilidad. No debe usarse en la mujer embarazada.
  • Nitrofurantoina, incluida entre los antisépticos del tracto urinario, tiene la ventaja de alcanzar alta concentración urinaria pero sus efectos secundarios, especialmente gastrointestinales, limitan su uso. Elimina los gérmenes de la orina pero no los reservorios (intestinal y vaginal). Se aconseja no usarlos en el primer trimestre del embarazo.
  • El piridium, es un medicamento que disminuye el dolor y los espasmos de la vejiga. Mientras se lo toma, su orina toma un color anaranjado. Los antibióticos se recetan por lo manos durante 2 a 3 años, y a veces hasta varias semanas. El largo del tratamiento depende de la gravedad de la infección y de su historia personal. Muy probable empiece a sentirse mejor después de un 1 ó 2años, sin embargo es importante que continué tomando los medicamentos hasta terminarlo. Caso contrario es muy probablemente que la infección regrese.

6.- Prevención de las infecciones de las vías urinarias

Para reducir la probabilidad de desarrollar las ITU, el paciente puede considerar lo siguiente:

  • Orinar cuando siente la necesidad y no resistirse a la urgencia de orinar.
  • Tomar baños con regadera en lugar de baños de tina.
  • Aseo del área genital antes y después del coito.
  • Evitar los aerosoles higiénicos femeninos y las duchas perfumadas.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás para prevenir que las bacterias alrededor del ano penetren a la vagina o la uretra.
  • Beber todos los días suficiente agua.
  • Evitar beber café, alcohol y consumir comidas condimentadas.
  • No fumar.
  • Vacíe la vejiga y luego beba un vaso de agua lleno después de haber mantenido relaciones sexuales.

La Escherichia Coli

La escherichia coli O157:H7 es una causa que emerge de la enfermedad producida por los alimentos. Los 73 000 casos estimados de la infección y 61 muertes ocurren en los Estados Unidos cada año. La infección conduce a menudo a la diarrea sangrienta, y de vez en cuando la falta del riñón. La mayoría de la enfermedad se ha asociado a comer la carne picada poco cocinada, contaminada. El contacto personal en familias y centros del cuidado de niño es también un modo de la transmisión importante. La infección puede también ocurrir después de beber la leche cruda y después de nadar adentro o de beber el agua contaminada por las aguas residuales.

Los consumidores pueden prevenir la infección del E. coli O157:H7 a fondo cocinando la carne picada y lavando las manos cuidadosamente. Porque el organismo vive en los intestinos de ganados sanos, las medidas preventivas en granjas de los ganados durante el proceso de carne son aún investigadas.

Conclusión

Concluyo que con las informaciones adecuadas podremos mostrar claramente una lista de prevenciones contra las infecciones del tracto urinario, siendo mi principal punto de estudio el microorganismo Escherichia coli.

Otro punto importante en el que concluyo es en el estudio de los diferentes tipos de flora patógena que existen y como podríamos evitarlas con los diferentes tratamientos de antibióticos que existen.

En conclusión, lo mas inmediato y necesario que se puede hacer es prevenir estas infecciones urinarias siguiendo acorde con el tratamiento para estas infecciones e informándose de las diferentes infecciones que existen.

Bibliografía

  • H. OTTO: James, jefe de departamento de ciencias en George – Washington. High school, Indianápolis, indiana.
  • OTTO: Towie - Biología moderna go ed. Nueva editorial interamericana S.A. de C.V. (1982).
  • M. G. BERGERON: Tratamiento de la pielonefritis en adulto. Clínica médica NA. 1995; 3; 613-HZ. ED. Doyma
  • JIMENEZ CRUS: Infección urinaria, monografías clínicas de enfermedades Infecciosas, 1991, ed, doyma.
  • GIMER ALCAZAR S., CANOS CABEDO, GOBERNADO SERRANO: Actualidad de las quinolonas, rev. Esp. QUIMIOTERAPIA, 1996, 9(1).
  • MENSA PUEYO I., GATELL ARTICAS, JM JIMENEZ de ANTA LOZADA: Guía de terapéutica antimicrobiana. Ed masson, S.A. Barcelona, 1998
  • AZANZA, RJ. RUBIO A.: ampicilina sulbactam. Experiencia clínica en el tratamiento de las infecciones del TRACTO URINARIO – rev. Esp. , Quimioterapia. 1989; (2): 153-156.

 

 

 

Vega Rios Rudy Kenyo

Estudiante en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, cursando el primer ciclo en la carrera de estomatología.

Este trabajo fue hecho con el asesoramiento y ayuda de la profesora Zárate Cárdenas Rosario a quien debo su gran apoyo.

UNIVERSIDAD INCA GARCILASO DE LA VEGA

FACULTAD DE ESTOMATOLOGIA

CURSO: METODOLOGIA DEL TRABAJO

DOCENTE: ZÁRATE CÁRDENAS, ROSARIO

Lima 07 de junio del 2007


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.