Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El SIDA / VIH (página 2)




Partes: 1, 2


1.1. ¿ EL ORIGEN DEL VIRUS DEL SIDA ?

El SIV, virus de la inmunodeficiencia en simios

Según un estudio publicado en la revista Nature en febrero de 1.999, puede haberse identificado la fuente original del VIH-1 en una subespecie de chimpancés que habita el oeste de África ecuatorial. Hasta la publicación de este estudio, el origen del VIH-1 estaba confuso: aunque la fuente en primates del VIH-2 ya se había identificado y se sabía que algunos chimpancés son portadores del virus de la inmunodeficiencia de los simios (SIV), algunos de éstos aislados de SIV eran tan diferentes del VIH-1 que aunque se sospechaba una relación entre ellos ésta no había podido confirmarse.

Los autores del estudio publicado en Nature identificaron un cuarto chimpancé infectado con una variedad del virus de la inmunodeficiencia de los simios, y utilizaron esta oportunidad para examinar mediante análisis molecular y sofisticadas técnicas genéticas a los aislados de virus hallados en los 4 chimpancés y a los mismos primates. Los aislados de virus fueron comparados con varios aislados de VIH-1 extraídos de humanos.

Los investigadores determinaron también la subespecie a la que pertenecían los chimpancés infectados con el SIVcpz: tres de ellos eran primates de la subespecie "Pan troglodyrtes troglodytes", mientras que el chimpancé infectado con un tipo de virus más lejano al VIH-1 pertenecía a la subespecie "Pan troglodytes schweinfurthii".

Los resultados del estudio demostraron que los tres aislados de la subespecie "Pan troglodytes troglodytes" se parecían mucho a los diferentes subgrupos del VIH-1: el subgrupo M y los subgrupos N y O. La investigación también reveló que alguno de los aislados eran resultado de recombinaciones genéticas en los chimpancés antes de infectar a los humanos. Es significativo que el hábitat natural de estos chimpancés coincide con las pautas de la epidemia por VIH-1 en esta parte de África.

1.1.1 Transmisión al ser humano

Tomando todos estos datos en consideración, los autores concluyen que la subespecie de chimpancés "Pan troglodytes troglodytes" ha sido la fuente de al menos tres casos independientes de transmisión viral entre especies, de chimpancés a humanos. El estudio teoriza que el VIH-1 puede haberse introducido en humanos cuando cazadores de chimpancés se expusieron a sangre de chimpancés infectada: además, señalan que los humanos pueden encontrarse aún en riesgo de transmisión de diferentes virus desde los chimpancés, dado que la caza de estos animales, para destinar su carne al consumo humano, es una práctica habitual en el oeste de África ecuatorial.

Por otro lado, según un estudio publicado en febrero de 1.998 en la revista Nature, la muestra documentada más antigua del virus causante del SIDA procede de un análisis de sangre realizado en 1.959 y podría tratarse de un antepasado común del VIH-1; los autores del estudio señalan que el análisis genético sugiere que dos de los principales subtipos del VIH-1, y posiblemente todos ellos, se desarrollaron a partir de una familia única que afectó a la población africana. Los científicos descubrieron evidencias del VIH en una muestra de sangre que le fue tomada en 1.959 a un bantú habitante de la actual República Democrática del Congo. El virus de esta muestra fue identificado como VIH-1, pero el material genético al estar muy degradado complicaba su comparación con otros tipos conocidos del VIH. Se determinó que era, probablemente, un antepasado común de los dos principales subtipos del VIH-1, el B y el D. Los investigadores piensan que, dado que se cree que el VIH cambia con una progresión constante, el virus contenido en la muestra es probable que pasara de los monos al hombre en los 10-20 años anteriores y que posiblemente los principales subtipos del VIH-1 se desarrollaron en la especie humana a partir de este virus común y no a partir de contactos con monos que tuviesen diferentes variantes del virus.

Un nuevo estudio publicado en Science en junio de 2000, sin embargo, adelanta la fecha de transmisión del virus a los seres humanos. Los autores calculan que la mejor estimación para localizar el ancestro común del VIH-1 es los principios de la década de los 1930, lo que implicaría que la transmisión a los humanos se hubiera producido con anterioridad, posiblemente en el siglo XIX o principios del XX. También es posible que el virus infectara a los humanos alrededor de 1930 y a partir de entonces comenzara a expandirse.

En todo caso la expansión del virus habría sido lenta ya que el VIH existía en humanos desde 1930-1950 pero no se generalizó hasta los 1970: la epidemia habría explotado en los años 50 y 60, coincidiendo con el fin del colonialismo en África, varias guerras, el crecimiento de grandes ciudades en África, la introducción de programas de vacunación generalizada en el continente, y el crecimiento de los viajes desde y hacia África.

1.2. ¿ DE DÓNDE VIENE EL VIH ?

No se sabe con absoluta certeza.

  1. ¿ ES UNA MUTACIÓN ?

Una mutación habría ocasionado el aumento del poder patógeno del virus; la mutación simultánea de dos virus con códigos genéticos algo lejanos es difícil de aceptar.

  1. ¿ HA SIDO PRODUCIDO ARTIFICIALMENTE POR EL HOMBRE ?

Los primeros casos de SIDA se han encontrado por los años setenta; en esta época probablemente no se podían realizar manipulaciones genéticas.

Queda la hipótesis de que un virus circunscrito en un lugar aislado se hubiese diseminado como consecuencia de los cambios de vida y, quizás, se hubiese vuelto más activo.

El VIH 1 es probable que provenga del chimpancé y podría haber existido hace largo tiempo en poblaciones humanas que lo toleraban relativamente bien. El VIH 2 es un pariente próximo del virus de los monos africanos. El VIH 2 causa también SIDA pero su transmisión es más difícil y causa la enfermedad con menor frecuencia y menor rapidez que el VIH 1.  

2. ¿ QUÉ SIGNIFICAN LAS SIGLAS VIH Y SIDA ?

2.1. VIH:    Virus de la Inmunodeficiencia Humana

V irus
I nmunodeficiencia
H umana

2.2. SIDA: Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida
S
índrome de Conjunto de síntomas y signos derivados de un
Inmuno Deficiencia debilitamiento importante del sistema inmunitario que se ha Adquirida contraído por el enfermo durante su vida, que no es congénito.

En inglés: AIDS, HIV

3. ¿QUÉ ES EL SIDA?

El SIDA es una enfermedad causada por un virus llamado VIH que ocasiona la destrucción del sistema inmunitario de la persona que la padece.

El sistema inmunitario defiende al organismo de las agresiones que le ocasionan diferentes tipos de microorganismos e impide, a su vez, la proliferación de células malignas. Este sistema actúa en todo el cuerpo por medio de un tipo especial de glóbulos blancos, los linfocitos. De estos existen dos grandes grupos: Los linfocitos T atacan directamente a los invasores y los linfocitos B producen unas substancias que llamamos anticuerpos que son específicas para cada microbio

4. ¿CÓMO SE TRANSMITE EL VIH?

4.1. En la práctica existen tres modos fundamentales de transmisión del

VIH:

Transmisión sexual, transmisión parenteral por el uso compartido de agujas o jeringuillas, instrumentos contaminados, transfusión sanguínea, etc. y transmisión vertical o de la madre al feto.

A ello se unen unas condiciones que modifican la transmisión:
El virus de SIDA es débil y sobrevive mal fuera del cuerpo por lo que debe penetrar en el interior del organismo.
Parece que la transmisión requiere una cantidad mínima de virus por debajo de la cual el organismo podría liberarse del VIH y explicaría el por qué algunos líquidos orgánicos que contienen el virus no lo transmiten.

4.1.1. TRANSMISIÓN SEXUAL

Las relaciones sexuales con penetración vaginal o anal, heterosexuales u homosexuales, pueden transmitir el virus del SIDA. Los contactos oro-genitales pueden transmitir el VIH si hay lesiones en cualquiera de las dos zonas.

  • Todas las prácticas sexuales que favorecen las lesiones y las irritaciones aumentan el riesgo de transmisión.
  • Las relaciones anales son las más infecciosas porque son las más traumáticas y la mucosa anal es más frágil que la mucosa vaginal.
  • El riesgo de infección aumenta con el número de relaciones sexuales, pero una sola puede ser suficiente. El riesgo de transmisión es mayor en el sentido hombre-mujer que en el contrario, mujer-hombre.
  • El riesgo aumenta si la mujer tiene la regla

Los besos profundos y la masturbación entre la pareja no transmiten el SIDA siempre que no existan lesiones sangrantes que puedan poner en contacto sangre contaminada con lesiones del eventual receptor.

4.1.2 TRANSMISIÓN SANGUÍNEA

La transmisión del VIH por la sangre es, en la actualidad, el principal modo de transmisión del SIDA en España ya que la mayoría de portadores de anticuerpos VIH son UDVP. Las jeringuillas y agujas contaminadas que son compartidas pueden transmitir el VIH; además los objetos que se utilizan para la preparación de la droga también pueden estar contaminados.

La transmisión del VIH por transfusiones o inyecciones de productos derivados de la sangre es en la actualidad prácticamente nula ya que existe la obligatoriedad de detectar anticuerpos anti-VIH en todas las muestras de sangre desde 1.987 y para estos fines sólo se utilizan muestras que son seronegativas.

  • Toda persona que piense que ha tenido un comportamiento de riesgo en los últimos meses debe de abstenerse de dar sangre u órganos.
  • Los elementos de cuidado corporal presentan un riesgo teórico de transmisión del VIH ya que pueden entrar en contacto con la sangre. Su empleo exige la limpieza con una solución desinfectante o su calentamiento.
  1. TRANSMISIÓN MADRE - HIJO

Puede producirse durante el embarazo, a través de la placenta, o en el momento del parto.

  • Se desaconseja a la mujer seropositiva que se quede embarazada.

Amamantar al recién nacido es una potencial vía de transmisión; por lo tanto también se desaconseja la lactancia materna cuando la madre es seropositiva.

5. LOS VIRUS DEL SIDA

5.1 Los retrovirus

Los virus del SIDA pertenecen a una familia de virus animales, los retrovirus.
Desde hace casi 100 años se tiene el conocimiento de que algunos tipos de cánceres de especies animales están ocasionados por virus lo que ha servido de estimulo durante muchas décadas en la búsqueda de estos virus por los virólogos, especialmente en la década de los 50-60 con los adelantos en microscopía electrónica y en la de los 70 con la demostración de la existencia de la transcriptasa inversa.

Consecuencia de esta búsqueda se aisló en 1.980 el primer retrovirus humano descrito, el HTLV-I. Este virus ocasiona la leucemia de células T del adulto, enfermedad que Takastsuki en Japón había observado que presentaba una distribución geográfica que hacía pensar en la posibilidad de que se debiese a un agente transmisible. De otro lado el descubrimiento de la interleucina 2 o factor de crecimiento de las células T permitió mantenerlas en cultivo durante largos períodos de tiempo. En 1.982 se aisló otro virus relacionado, el HTLV-II, a partir de un enfermo con leucemia de células peludas.

Poco después, en 1.983, el equipo de Montagnier aisló otro retrovirus que denominó LAV a partir de un ganglio linfático de un paciente que presentaba una linfoadenopatía persistente generalizada y en 1.984 el equipo de Gallo descubrió otro retrovirus que denominaron linfotrópico humano de células T y al que correspondía el numeral III. Posteriormente se comprobó que ambos virus eran en realidad el mismo e internacionalmente se acordó denominarlo virus de la inmunodeficiencia humana 1 o VIH-1 para diferenciarlo de otro retrovirus similar que aislado en 1.986 se denominó VIH-2.

En 1.987 se describió otro retrovirus asociado con un subgrupo de linfomas cutáneos de células T, el HTLV-V. En la presente década se han aislado otros retrovirus asociados, posiblemente, con enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren, la enfermedad de Graves, la esclerosis múltiple o el lupus eritematoso, pero cuya relación etiológica no se conoce perfectamente.

Los retrovirus están constituidos por un ácido ribonucleico (ARN) que debe copiarse en ácido desoxirribonucleico (ADN) bicatenario para poderse integrar en el núcleo de la célula huésped; por lo tanto su material genético es ARN en la partícula viral y ADN cuando se encuentran en la célula que infectan. El proceso de conversión de ARN en ADN es una característica principal de los retrovirus que se lleva a cabo mediante acciones enzimáticas

Secuenciales; la propiedad de replicarse a través de la trascripción inversa les da su nombre, pero esta propiedad la comparten otros virus animales, como los que producen las hepatitis B, y vegetales.
Además de ocasionar enfermedades en humanos y otros animales, aunque no todos los retrovirus ocasionan enfermedad, son virus importantes en biología molecular, biotecnología (producción de ADNc a partir de ARNm y en experimentación en terapia genética y producción de animales transgénicos.

5.2. El VIH-1

Una característica importante del VIH es su extremada variabilidad genética por lo que el VIH-1 forma parte de una población viral heterogénea que dificulta la compresión de algunos de los mecanismos de ínteractuación entre el virus y su huésped.

En unas condiciones idóneas, académicas, se considera que el VIH es una partícula esférica con un diámetro entre 80 y 110 manómetros. Esta partícula presenta tres capas concéntricas: la capa interna contiene una especie de nucleoide con forma de cono truncado constituido por el ARN del virus y la nucleoproteína con las enzimas; la capa intermedia es la nucleocápside icosahédrica; la capa externa o envoltura es una bicapa lipidia derivada de la célula huésped; está constituida por la inserción de glucoproteínas del virus constituidas por trímeros de gp120 formando 72 proyecciones y por una alta concentración de proteínas celulares entre las que destacan antígenos de histocompatibilidad de clases I y II.

El genoma del VIH-1 es un ARN de cadena única constituido por 2 hebras idénticas de 9,8 kb y de polaridad positiva que posee diferentes genes encargados de codificar distintas proteínas.
Existen genes encargados de codificar los componentes de la partícula vírica y de regular la expresión de los mismos.

Los tres genes principales, que codifican las proteínas respectivas correspondientes a los antígenos internos, son comunes a todos los retrovirus y son los que se denominan gag, pol y env. De los genes estructurales el gen gag codifica las proteínas del core, el gen pol codifica, fundamentalmente, las enzimas como la transcriptasa inversa y la proteasa y el gen env las proteínas de la envoltura vírica. Entre las funciones principales del gag se encuentra la de constituir la mayor parte de la estructura del virión participando en la síntesis de ADN y su integración, además de contribuir al ensamblaje de las partículas víricas y su salida de la célula, el pol participa en la síntesis de ADN y su integración en el genoma celular mientras que el env participa en la asociación y entrada del virus en la célula por lo que se considera como el antígeno de entrada.

En contraposición con otros retrovirus, como los HTLV que sólo poseen tres, los VIH poseen al menos 7 genes reguladores que entre otras funciones tienen la de expresar el material genético viral integrado en la célula, lo que los une de un modo importante

CAPÍTULO II

2.¿ EL SIDA TIENE CURA, O NO?

En términos generales, la respuesta es no. Una vez que la persona se ha infectado de VIH, no hay quien se lo quite. Lo que es cierto, es que afortunadamente, sobre todo en los países desarrollados, se dispone de medicamentos que frenan la reproducción del VIH, logrando con ello que en muchas personas no les sobrevenga el SIDA. En esas personas, la infección por VIH se convierte en una enfermedad crónica. Si una persona infectada no recibe ningún tipo de tratamiento, lo normal es que en 6 ó 10 años se le desarrolle el SIDA y fallezca. Si recibe tratamiento, no está exenta de la posibilidad de efectos secundarios negativos.
El desarrollo de la enfermedad se produce de forma distinta en los países ricos que en los pobres; en los primeros, los enfermos pueden acceder desde 1996 al tratamiento antirretroviral, mientras que los segundos no pueden costearse los fármacos. Es por ello, por lo que se demanda un esfuerzo de solidaridad por parte de compañías y gobiernos, hacia los países pobres, para que puedan disponer de fármacos a precios asequibles.

Las personas con SIDA precisan de todo el apoyo de familiares, amigos y organismos asistenciales, para sobrellevar esta enfermedad sin cura, pero ante la que una actitud animosa de lucha puede ser decisiva

2.1. ESTIMACIÓN MUNDIAL. DATOS GLOBALES

Se estima que al 1 de diciembre de 1996 se habían producido más de 8,4 millones de casos de SIDA desde el comienzo de la epidemia mundial. Sin embargo, en razón de un reconocimiento y una notificación insuficientes y retrasos de las notificaciones, los países han comunicado oficialmente a la OMS sólo 1,5 millones de casos acumulativos de SIDA en adultos y niños.

Debido al prolongado periodo que media entre la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y, finalmente, el desarrollo del SIDA, un indicador más útil de las tendencias actuales de la epidemia mundial es el número de infecciones nuevas por el VIH. Según estimaciones del ONUSIDA, en 1996 se han producido más de 3,1 millones de infecciones nuevas por el VIH, a razón de 8.500 infecciones por día, 7.500 en adultos y 1.000 en niños.

En 1996, las enfermedades asociadas al VIH/SIDA ocasionaron aproximadamente 1,5 millones de defunciones, entre ellas 350 000 infantiles.

Se cree que desde el comienzo de la epidemia mundial han sido infectadas por el VIH casi 30 millones de personas, entre ellas 26,8 millones de adultos y 2,6 millones de niños.

De ese total se estima que han muerto 5 millones de adultos y 1,4 millones de niños.

Se calcula que hoy día hay 22,6 millones de personas que viven infectadas por el VIH o con SIDA, entre ellas 21,8 millones de adultos y 830.000 niños.

Aproximadamente el 42% de los 21,8 millones de adultos que viven con el SIDA son mujeres, y la proporción está en aumento.

La mayor parte de los adultos recién infectados son menores de 25 años de edad.

2.2. PREVENCIÓN DEL VIH/SIDA: RAYOS DE ESPERANZA

La situación muy grave del África subsahariana en su conjunto enmascara importantes diferencias regionales de la epidemia. Es alentador observar que la prevalecía del VIH se ha mantenido relativamente baja (entre 2% y 5%) y más o menos estable en la población adulta de varias ciudades africanas (por ejemplo Cotonú (Benin), Libreville (Gabón) y Yaundé (Camerún). Los estudios recientes sobre las razones de esa prevalecía baja y estable indudablemente contribuirán a encontrar métodos de prevención más eficaces en otros lugares.

Hay buenos indicios de que la infección concomitante por enfermedades de transmisión sexual, en particular las caracterizadas por úlceras genitales, facilita la transmisión del VIH y de que el tratamiento de esas enfermedades hace disminuir la transmisión del VIH. En un estudio aleatorio en la región de Mwanza (Tanzanía), se consiguió reducir las nuevas infecciones por el VIH casi un 40% gracias a la aplicación de un programa integral de prevención y atención de las enfermedades de transmisión sexual.

Las tendencias registradas recientemente entre las mujeres que acudieron a varios consultorios de atención prenatal en Uganda muestran una disminución significativa de la prevalecía del VIH. Entre 1990-1993 y 1994-1995, la prevalecía del VIH registrada entre las embarazadas en puestos de vigilancia disminuyó en general un 29%. Hay un dato más alentador aun: la prevalecía disminuyó un 35% entre las jóvenes de 15 a 19 años y de 20 a 24 años. Como los niveles de infección de estos grupos de edad reflejan tendencias más recientes, esos datos sugieren que ha habido una reducción sustancial de la tasa de infecciones nuevas entre los jóvenes ugandeses. Las encuestas de esas poblaciones sugieren que las disminuciones notificadas probablemente obedezcan a cambios comportas mentales.

En Tailandia, la prevalecía del VIH entre los reclutas militares disminuyó de 3,6% en 1993 a 2,5% en 1995. Hay indicaciones de que los esfuerzos de prevención están surtiendo efecto. En encuestas nacionales realizadas en 1990 y 1993, el porcentaje de hombres que visitaban a trabajadores sexuales disminuyó de 22% a 10%. La utilización del preservativo en las transacciones sexuales comerciales ya se ha impuesto como norma.

Un reciente estudio internacional ha mostrado que es posible prevenir la transmisión del VIH entre los consumidores de drogas inyectables si se aplican de forma temprana y enérgica actividades de prevención tales como divulgación en la comunidad y programas de intercambio de jeringas.

Se ha notificado sobre la propagación del VIH por el equipo de inyección compartido entre los consumidores de drogas inyectables en 80 países y recientemente se han producido brotes explosivos de infección por el VIH en Asia y Europa. En muchos países, las modalidades arriesgadas de inyección de drogas se han identificado no sólo como un factor directo de propagación del VIH sino también como un facilitador de la transmisión heterosexual, especialmente a las parejas femeninas de los hombres que se inyectan drogas.

Sin embargo, hay maneras de prevenir que el VIH se propague entre quienes se inyectan drogas y que de ellos se propague a otros grupos. Se ha demostrado que estos métodos son eficaces si se aplican temprana y enérgicamente.

Se realizó un estudio internacional (Des Jarlais et al., 1995) en cinco ciudades donde el SIDA se hallaba presente entre quienes se inyectaban drogas, pero donde la prevalencia del virus se había mantenido no obstante baja (por debajo del 5%) durante por lo menos cinco años. Esas ciudades son: Glasgow (Escocia), Lund (Suecia), Sidney (Australia), Tacoma (EE.UU.) y Toronto (Canadá).

Se prepararon estudios de situación sobre cada ciudad. Mediante entrevistas a consumidores de drogas inyectables se recogieron datos sobre los niveles actuales de comportamiento arriesgado en cada ciudad. En el estudio se examinó la medida en que se aplicaban los diversos métodos de prevención (acceso fácil a equipo de inyección estéril, divulgación comunitaria, ampliación del alcance del tratamiento de la drogadicción, distribución de hipoclorito de sodio y apoyo psicológico vinculado a la realización de pruebas de detección del VIH) y se determinó el momento en que se habían iniciado dichas actividades.

En el estudio se llegó a la conclusión de que las cinco ciudades tenían en común tres componentes de prevención:

  • despliegue de actividades de prevención cuando la prevalencia era baja todavía;
  • programas de intercambio de agujas/jeringas en que los consumidores de drogas cambiaban el equipo de inyección usado por otro estéril;
  • divulgación comunitaria a los consumidores de drogas inyectables.

Este estudio ha mostrado que es posible prevenir la transmisión del VIH entre quienes se inyectan drogas. Así pues, idealmente, todo programa encaminado a prevenir nuevas infecciones entre los consumidores de drogas debería tener estos tres componentes de prevención: comienzo temprano, divulgación comunitaria y acceso fácil a equipo de inyección estéril.

CONCLUSIONES

  • Que el SIDA es una enfermedad devastadora y que puede acabar con muchas vidas sino se controla.
  • Que hay miles de personas que están infectadas de este mal y consecuentemente son marginadas.
  • Que el SIDA te puede causarte un grave daño físico como psicológico.
  • Que el contagio de SIDA se puede controlar formando sociedades de ayuda o información

RECOMENDACIONES

Para lograr vivir más tiempo si tienes el VIH:

*Aceptar la realidad: es tomar conciencia de tu diagnostico, no negar que estas infectado.

*tener voluntad de vivir: es posible vivir bien y no solo sobrevivir.

*tener sentido de permanencia: no suspendas tus planes ni metas. No regales tus cosas más queridas. No hay razón para actuar de esta manera le hace daño A TU SALUD.

*Tener Un Objetivo: Reconoce Tu Realidad Y Realiza Cosas Que Estuviste posponiendo.

Por ningún motivo te encierres en ti mismo la vida es siempre maravillosa, no la desperdicies en lamentaciones.

BIBLIOGRAFÍA:

1.- Bono S. Lidia. …………………………………. "SIDA Perfil de una epidemia"-

OMS-Ginebra- 1995:107.

2.- Daniels, Victor G ……………………….. "SIDA : Síndrome de Inmunodeficiencia

Adquirida "Edit. Manual Moderno –

México -1985:2234

A MIS PADRES POR SU

INVALORABLE APOYO EN MI REALIZACIÓN

COMO PROFESIONAL

 

Magno Rojas Jauregui


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.