Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Caries dental (página 2)




Partes: 1, 2


1.2. ELEMENTOS

Para entender qué sucede cuando los dientes se deterioran, es provechoso saber lo que hay en la boca naturalmente. Estos son algunos de los elementos:

  1. Saliva: La boca y los dientes están constantemente bañados en saliva. Aunque nunca pensamos mucho en lo que escupimos, este líquido simple es notable por lo que hace para ayudar a proteger nuestra salud oral. La saliva mantiene los dientes y otros tejidos finos orales húmedos y lubricados, lavan algunas de las partículas de alimento que quedan después de que comemos, mantienen bajos los niveles ácidos de la boca, y protege contra algunos virus y bacterias.
  2. Película: Ciertas proteínas en la saliva (glicoproteínas) son absorbidas por la superficie de nuestros dientes, creando una microscópicamente fina, clara cubierta en los dientes llamada "película." La película comienza a formarse inmediatamente después que usted cepilla sus dientes; en sólo unos minutos, se puede sentir cómo la capa resbaladiza, húmeda en los dientes. La película ayuda a proteger los dientes contra el ácido que puede causar decaimiento. Sin embargo, la película también es una superficie preferida para que las bacterias y otros microorganismos se junten y conduzcan al desarrollo de la placa.
  3. La placa: La placa aparece como una sustancia suave que se pega a los dientes como la miel se pega a una cuchara. Es, en realidad, colonias de bacterias, protozoos, micoplasmas, levaduras y virus que se agrupan en un material orgánico gelatinoso. También en la mezcla están los subproductos de las bacterias, las células blancas de la sangre, desechos de alimentos y el tejido del cuerpo. La placa crece cuando las bacterias se pegan a la película y comienzan a multiplicarse. La placa se comienza a formar seis a siete horas después de que se limpian los dientes; en alrededor de una hora la placa aumenta hasta niveles medibles. Al pasar el tiempo, diversos tipos de microorganismos aparecen, y la placa espesa y puede comenzar a causar enfermedad.
  4. Cálculos: Si no limpia los dientes por bastante tiempo, la placa comienza a mineralizar y a endurecerse en cálculo o tártaro. El calcio, el fósforo y otros minerales de la saliva se incorporan a la placa; forman cristales y endurecen la estructura de la placa. La placa comienza a mineralizar en el plazo de 24 a 72 horas, y se endurece y se transforma completamente en cálculo en el plazo de 12 a 20 días. Más placa se forma encima del cálculo existente y esta nueva capa también puede calcificarse.
  5. Bacteria: Todos tenemos muchas diferentes familias de bacterias en nuestras bocas. Algunas bacterias son buenas; ayudan a controlar las bacterias destructivas. En lo que se refiere al decaimiento, el estreptococo mutans es la bacteria que hace la mayor parte del daño. Se pega fácilmente a los dientes y produce el ácido. Otras bacterias generadoras de ácido comunes, lactobacilo, son menos destructivas porque sólo se pueden pegar a la placa, no al diente sí mismo. Un tercer tipo de bacterias, actinomicetos, también desempeña un papel en la formación caries. Otras bacterias causan enfermedad periodontal, incluyendo los gingivalis de Porphyromonas, el Prevotella intermedia y el forsythus de Bacteroides.

1.3. FORMACIÓN DE LA CARIES

Si una persona nunca comiera alimentos y cepillara sus dientes dos veces al día, el proceso del decaimiento nunca lograría comenzar. Pero, el proceso de decaimiento empieza el minuto en que la persona pone alimento en su boca.

En una boca limpia, la película comienza a formarse después del cepillado; los microorganismos se unen a la película y se comienza a formar la placa.

El ácido de las bacterias hace decaer los dientes. Las azúcares, especialmente sucrosa, reaccionan con las bacterias produciendo el ácido. Y no estamos hablando sólo de caramelo y helados. Todos los alimentos con carbohidratos, mientras que se digieren, se separan en azúcares simples, tales como glucosa y fructosa. Algo de esta digestión comienza en la boca. Los alimentos que se desglosan en azúcares simples en la boca se llaman los "carbohidratos fermentables". Estos incluyen los alimentos azucarados obvios, tales como galletas, los pasteles, las bebidas y el caramelo suave, pero también las galletas saladas, los plátanos, las papas fritas y los cereales del desayuno. Las azúcares en estos alimentos se combinan con las bacterias normalmente presentes en la boca para formar los ácidos como subproducto. Estos ácidos causan que el pH de la boca baje y los cristales dentro de los dientes comienzan a disolverse.

Los niveles ácidos se miden en una escala de 1 a 14 llamados la escala del pH. Después de que usted se cepille los dientes, su boca tendrá un pH de cerca de 6,2 a 7,0. Un pH de 7 significa que una sustancia es neutral - ni ácida ni alcalina. Números más bajos en la escala indican una sustancia tiene más ácido y números más altos significan que la sustancia es más alcalina. En 6,2 a 7,0, el pH de la boca es bastante neutral y no se está haciendo ningun daño a los dientes.

Si el pH en su boca cae debajo de 5,5, el esmalte en sus dientes comienza a desmineralizarse, perdiendo algunos de los minerales dentro de la estructura del diente y comenzando a estropearse. Cuanto más tiempo el pH siga estando por debajo de 5,5, más daño habrá. Por eso, los alimentos altos en carbohidrato que se pegan a los dientes tienden a hacer más daño. Los dientes con superficies más irregulares, tales como las muelas, tienden a retener alimentos y así son más tendientes al decaimiento. También por eso es que el comer entre comidas conduce con frecuencia al decaimiento.

Pero no solamente se trata de lo que el individuo come, sino cuán frecuentemente lo hace. Cada vez que se come un carbohidrato fermentable, el pH sigue estando por debajo de 5,5 por 20 a 30 minutos, dependiendo de la calidad de su saliva. Las personas que beben sodas o café durante todo el día o quiénes comen muchos bocados pequeños de carbohidrato son más propensas a desarrollar cavidades debido a los constantes niveles ácidos. Lo que es peor es que algunas bacterias aman el azúcar, y prosperan y se multiplican en un ambiente ácido. Cuantas más bacterias usted tenga, más ácido producen cuando usted come azúcar. El ciclo se repite en sí mismo, creando un ambiente destructivo para los dientes.

1.4. INCIDENCIA DE LA CARIES

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la caries dental como:

Un proceso localizado de origen multifactorial que se inicia después de la erupción dentaria, determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y evoluciona hasta la formación de una cavidad.

Se considera que la caries es la enfermedad infecciosa más habitual en los niños (de 5 a 8 veces más que el asma), con un 8,4% de niños afectados menores de dos años y un 40,4% a los 5 años. De esos casos, un 47% de los niños entre dos y nueve años nunca recibe tratamiento. La caries en los dientes de leche es uno de los motivos principales de hospitalización en niños y tiene un elevado coste sanitario.

CAPÍTULO II

ANATOMÍA DE LOS DIENTES

2.1. COMPOSICIÓN DE LOS DIENTES

Para entender el color de los dientes es importante conocer sus tejidos y las modificaciones que sufren con el paso de los años. Los dientes están compuestos por:

2.1.1. TEJIDOS DUROS:

2.1.1.1. Esmalte: Es un tejido duro y normalmente translúcido (carece de color) que cubre la superficie de la corona del diente. El agente blanqueador debe ser capaz de difundir a través de él para poder reaccionar con la materia orgánica de la dentina responsable en la mayoría de los casos del color del diente. Contiene:

  • Un 96% de materia inorgánica (cristales de hidroxiapatita).
  • Un 4% de materia orgánica y agua.

2.1.1.2. Dentina: Es un tejido duro que está inmediatamente por debajo del esmalte y responsable en la mayoría de los casos del color del diente. Contiene:

  • Un 70 % de tejido inorgánico (cristales de hidroxiapatita).
  • Un 30% de materia orgánica (proteínas responsables del color de la dentina) y agua.

El agente blanqueador debe ser capaz de llegar hasta la materia orgánica de la dentina para poder reaccionar con ella y producir el efecto de blanqueamiento.

En su interior contiene gran cantidad de túbulos que pueden ocuparse con pigmentos y producir alteraciones del color del diente.

2.1.1.3. Cemento: Es un tejido duro, parecido al hueso, que rodea la superficie externa de la raíz.

Está en íntimo contacto con unas fibras llamadas ligamento periodontal que une unen este tejido al hueso.

2.1.2. TEJIDOS BLANDOS O TEJIDO PULPAR O PULPA:

2.1.2.1. Pulpa: Es un tejido blando y fibroso, muy vascularizado e inervado (muy sensible), formado por células conectivas.

Está localizado en el interior del diente, ocupando el interior de la corona y las raíces. Es responsable de:

  • La formación de dentina
  • Proteger al diente dando sensibilidad a la dentina (las fibras nerviosas en el interior de los túbulos de la dentina nacen en la pulpa).

Los dientes exentos de caries, enfermedad periodontal (enfermedades de los tejidos que rodean al diente) y no sometidos a traumatismos poseen una pulpa sana.

Cuando esta pulpa enferma por bacterias (caries) o traumatismos se produce una pulpitis. Si esta es irreversible se deberá de realizar un tratamiento de endodoncia.

2.1.3. LIGAMENTO PERIODONTAL:

Es un tejido conectivo de aproximadamente 0,2-0,3 mm. de ancho, que une el diente al hueso. Tiene como funciones:

  • Unir el diente al hueso.
  • Amortiguar las fuerzas durante la masticación: El ligamento periodontal es responsable de que el diente tenga cierta movilidad, aunque esta no sea apreciable por el ojo humano.

Se puede inflamar e infectar causando una periodontitis:

  • Debido a bacterias localizadas en la superficie de la raíz del diente.
  • secundaria a una pulpitis, debido a las bacterias que salen a través del extremo final o ápice de las raíces.

CAPÍTULO III

FACTORES CAUSANTES DE LA CARIES

3.1. FACTORES DE RIESGO

La caries dental es causada por una bacteria que interactúa con las partículas de comida que permanecen en la superficie de los dientes. La bacteria alimenta a los azúcares de la comida produciendo ácidos. Estos ácidos y la bacteria se combinan para formar una sustancia pegajosa llamada placa. La placa se adhiere a sus dientes y le permite a los ácidos acabar con la protección del esmalte de los dientes provocando así la caries.

Se ha demostrado la implicación de bacterias (estreptococos mutans, actinomices, lactobacilo, etc.) en su desarrollo.

La caries dental es una enfermedad bacteriana multifactorial que para su instalación necesita la interacción de tres factores básicos:

3.1.1. HUÉSPED (DIENTE):

Es sobre la estructura dura de los dientes que la dolencia se manifiesta y, para que esto ocurra, es necesario que el esmalte se torne susceptible de ser destruido, por los ácidos o por su propia configuración anatómica como en los casos de surcos, fisuras, y puntos. El punto de resistencia o potencial de resistencia del esmalte humano está alrededor de un Ph de 5,2.

De esta forma, el diente será susceptible cuanto mayor sea el número de surcos, fisuras y puntos existentes, defectos estructurales presentes, así como cuanto mayor para el pH de potencial de resistencia, el inverso también es verdadero pH resistencia esmalte.

Como los dientes deciduos sanos son menos mineralizados que los permanentes, lógicamente serán más susceptibles, ya que la resistencia del esmalte es menor a un pH más alto y franco, determinando que una acidificación más franca, pueden ocurrir lesiones más fácilmente en esmalte.

3.1.2. MICROFLORA (BACTERIA):

Se origina de una matriz glico-proteica donde el componente bacteriano se fija-coloniza y, cuando es criogénico y organizado, se puede convertir en una fuente generadora de caries dentaria.

Los Estreptococos mutans están relacionados con la caries o lesiones que ocurren en puntos, ranuras y fisuras; como también en las superficies lisa, sobre el cuello y raíz, por la acción formadora de glucanos que los habilita a adherirse en cualquier superficie.

Los lactobacilos acidófilos son también generadores de ácidos y de polímeros tipo frutanos y son los responsables por la mayoría de caries de surco y fisuras.

Sin la presencia de las bacterias no hay caries.

Como el niño nace sin bacterias criogénicas, la adquisición de ellas se hace por contacto del bebe con el ambiente familiar y esto comienza a ocurrir en el 1º año de vida. Por tanto, el período de mayor adquisición es definido como "ventana de infección" y ocurre en el periodo entre 19 y 28 meses. Parece que la erupción de los 1º molares deciduos está relacionada con este hecho.

En bebés es común también la aparición de una placa de color negra en la región cervical de los dientes. Esta placa negra está firmemente adherida y es de difícil remoción, sin embargo, como está compuesta por bacteroides melaninogenicus, después de la formación del pigmento, forman aminoácidos, ácidos francos como el butíricos y/o acéticos, así como el amonio que sirve para neutralizar el pH. Este hecho confiere a esos niños una relativa inmunidad a la caries dentaria.

3.1.3. SUBSTRATOS (AZÚCARES)

Siendo la caries una enfermedad bacteriana, estudios confirman sus características de infección y transmisibilidad. No obstante, la simple inoculación de bacterias cariogénicas no generan de por si la caries dental, siendo necesaria la presencia de un sustrato cariogénico constituido a base de carbohidratos refinados como la sacarosa, glucosa, fructosa y lactosa.

Los estreptococos mutans actuando sobre la sacarosa determinan la formación de glucano y la formación de ácidos. Cuando la acidificación es alta y el pH para menos de 5,2 existe la posibilidad de que ocurra desmineralización y consecuentemente la ruptura del esmalte y el inicio de la formación de una lesión cariosa. Como en la saliva y en la placa existen iones de Ca, P, y F, ellos producen un efecto de remineralización, que evita que la lesión se forme y cuando existe el desequilibrio este lleva por un lado a la cavitación y por otro a la remineralización.

3.1.4. TIEMPO:

La presencia y formación de caries en niños no está solamente relacionada con la cantidad de carbohidratos ingeridos, sino también por la consistencia del alimento y la frecuencia de ingestión. Como después de la ingestión de alimentos cariogénicos el pH baja al nivel de 5 y se mantiene aproximadamente 45 minutos, la frecuencia por encima de 6 ingestiones / día contribuyen para aumentar el riesgo de caries.

Cuando el consumo de alimentos ocurre entre las comidas, esto determina una acidificación de placa en forma continua que perturba la capacidad buffer, así como altera el mecanismo de REMI-DESMI, aumentando el riesgo de caries.

Este hecho es observado en lactantes e infantes con hábitos alimenticios inadecuados donde el uso frecuente y prolongado de biberón o de pecho materno y otros alimentos puede determinar el "Síndrome de caries de biberón" que es la primera señal de caries aguda en el ser humano.

3.2. CARIES CAUSADA POR BIBERONES

Una vez que los dientes empiezan a salir, una de las causas más habituales de su aparición se denomina caries del biberón, producida por un contacto frecuente con la leche o zumos, especialmente si se deja al bebé con el biberón para dormir, usándolo como un chupete. Si el bebé necesita del biberón para usarlo como chupete, es imprescindible que sólo contenga agua. Nunca se debe mojar con miel o azúcar.

3.3. CARIES CAUSADA POR LA LACTANCIA MATERNA

Habitualmente se considera que la lactancia materna es la causa de la caries dental, puesto que no se hace distinción entre las diferentes composiciones de la leche materna y artificial, y entre los diferentes mecanismos de tomarla. Al pecho, el pezón se sitúa al final de la cavidad bucal, evitando que la leche caiga alrededor de los dientes, a diferencia de cuando se succiona de una tetina. Sólo tenemos que considerar la abrumadora mayoría de niños amamantados con dientes sanos para saber que debe haber otros factores implicados.

La mayoría de dentistas y madres lactantes no se llevan muy bien porque los dentistas no acaban de creerse los estudios científicos que demuestran que la lactancia no contribuye a la caries." Aunque la leche humana no provoca caries, algunos estudios han mostrado que puede contribuir a su desarrollo en aquel pequeño porcentaje de niños que están en la zona de riesgo (por razones hereditarias, por ejemplo).

Según la Academia de Medicina de la Lactancia, "sería evolutivamente suicida que la leche materna causara caries porque la selección natural hubiera eliminado los casos más serios. Hay 4.650 especies de mamíferos y todos ellos amamantan a sus crías. La raza humana es la única con problemas serios de caries"

La Liga de La Leche insiste en que "un pequeño porcentaje de niños amamantados desarrolla caries a pesar de la leche materna, no por su culpa", y añade "cuando se plantea el destete, se debería tener en cuenta las múltiples ventajas de la leche materna frente a la leche artificial, por lo que se debería respetar la decisión de la madre. En lugar de proponer un destete por culpa de la caries, el dentista debería investigar la causa de fondo del problema."

CONCLUSIONES

PRIMERA: La consulta precoz es importante para evitar malas experiencias dentales.

SEGUNDA: Las enfermedades bucales en infantes se producen por mala higiene y malos hábitos de lactancia.

TERCERA: Hacer del cepillado de dientes una rutina.

CUARTA: Los dientes de leche son importantes como guía para los permanentes.

QUINTA: Los selladores ayudan a prevenir la caries dental.

RECOMENDACIONES

  1. Cambiar de cepillo dental cada tres meses.
  2. Cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día.
  3. Asistir a campañas de prevención de caries en centros médicos autorizados.
  4. Hay que cepillarse los dientes periódicamente todos los días con una pasta dental que tenga 1500 partes por millón de flúor y, 550 para niños menores de 6 años.
  5. Es aconsejable que el cepillado dure como mínimos tres minutos y se realice después del almuerzo y de la cena, y antes de irse a dormir.
  6. Evitar alimentos que contengan alto porcentaje de hidratos de carbono.
  7. Aplicar una técnica adecuada y saber utilizar el cepillo dental.
  8. Para una buena dentadura y sonrisa perfecta, se debe usar un buen cepillo en buenas condiciones y lavarse la boca en cada comida.
  9. La administración de flúor es beneficiosa contra las caries.
  10. En caso de personas que están constantemente en labor, cargar consigo un cepillo dental.
  11. Mantener una correcta higiene bucal, utilizando productos antibacterianos en forma de en cremas dentales o colutorios, que controlen los gérmenes responsables.
  12. Si no se puede cepillarse los dientes, masticar chicle sin azúcar, después de comer o de tomar algún refrigerio.
  13. Visitar al odontólogo por lo menos dos veces al año.

ANEXOS

BIBERÓN NOCTURNO

LIMPIEZA DESPUÉS DE CADA BIBERÓN

CARIES DE BIBERÓN

CARIES CRÓNICA

TÉCNICA DE CEPILLADO

CHARLA EDUCATIVA SOBRE PREVENCIÓN DE CARIES

TRATAMIENTO DENTAL

SALIDA DE CONSULTORIO DENTAL

BIBLIOGRAFÍA

  1. AYRTON DE TOLEDO, Orlando. 1996; Fundamentos para la Práctica Clínica. Odontopediatría. Bogotá, Colombia. Editorial Premier.
  2. BERNAT, María Cristina. 1966; Visión Básica de Psicología Pre Perinatal. Odonpediatría. Bogotá, Colombia: Editorial Premier.
  3. DE FIGUREIDO WALTER, Luis. 2000; Odontología para el bebé. Caracas, Venezuela: Editorial Artes Médicas Ltda.

 

Urrutia Arriola Matilde Paola


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.