Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Sexualidad en adolescentes, riesgo para VIH/SIDA: ¿Problema ético o moral? (página 2)




Partes: 1, 2


EL RIESGO DE LA SEXUALIDAD

Significado de la sexualidad

De las principales conductas de riesgo para el contagio de las ITS y el VIH/SIDA son la vida sexual coital, y el uso de drogas intravenosas en adolescentes y jóvenes -y en los no jóvenes también. Una y otra vez, de manera constante, los medios difunden las diferentes campañas de prevención manteniendo la alerta entre la población a nivel mundial.

De manera enfática, el análisis correspondiente se enfoca desde la perspectiva de una sexualidad irresponsable, como la causante en la incidencia de las ITS y el VIH/SIDA entre adolescentes y jóvenes. Por ello, es importante enseñar a los adolescentes y jóvenes, el correcto significado de la sexualidad. Que los padres tomen la responsabilidad de explicarles a los adolescentes los cambios que conlleva su desarrollo biológico; específicamente, los cambios que comienzan a surgir con respecto a su sexualidad. Hacerles ver que hacerse adulto es, entre otras cosas, un proceso mediante el cual los individuos dicen sí o no a la sexualidad y al amor, de acuerdo a sus convicciones íntimas.

Una de las finalidades de la educación en cuanto al desarrollo de las relaciones personales es ayudar a crear una ética personal. Al tener un fundamento ético en su formación los adolescentes pueden entender que la sexualidad no es solamente el ejercicio de los actos sexuales, pero estos también, en sus aspectos positivos, pueden entrañar amor, diversión, identidad o deseo de reproducirse, pero no tienen porque ser todo a la vez. Si esta es la cuestión, entonces cabe sentido preguntarse: ¿cuál es entonces el valor de las prácticas sexuales?

La respuesta a esta pregunta implica algunas consideraciones pertinentes. A saber, el impulso sexual se desarrolló durante el proceso evolutivo como medio de asegurar la reproducción. Por lo tanto el deseo de reproducirse puede dar un significado especial a la sexualidad. Este punto de vista se acomoda más a la forma de ver la reproducción en las sociedades occidentales del pasado inmediato. Pero, actualmente la sexualidad ha alcanzado su propio significado, independientemente del deseo de reproducirse1.

La actual perspectiva de la sexualidad (vida sexual coital y no coital) es más bien egoísta y carente de valor (en cuanto a lo que vale y en cuanto a lo moral), no un fin en sí misma - desde el punto de vista constructivista en una relación de pareja - sino un medio para obtener el personal beneficio del placer (hedonismo) reflejado en la propia experiencia (egoísmo) de una satisfacción sexual pasajera.

El verdadero significado de la sexualidad se fundamenta, por tanto, en una educación sexual que se basa en argumentos científicos, que expliquen el desarrollo y cambios biológicos de la naturaleza humana en adolescentes y jóvenes. Así como, el desarrollo de la propia personalidad que se fundamenta en una moral bien encauzada. Sobre todo esto último, como lo explica Leandro Romero en su documento < Sexualidad y Educación sexual irresponsable >:

" Desde la perspectiva de la promoción del bienestar sexual será mucho más importante educar aprender a amar, para aprender actitudes, valores y habilidades para la maternidad responsable y eficaz, para ser padre y madre como consecuencia de una opción consciente, para ser padres y madres de mayor calidad, para aprender a ser mejores hombres y mujeres, para aprender a ser mejores parejas, para ser seres felices y realizados a partir de la sexualidad, el afecto, el amor y el erotismo" 2.

La educación sexual

Primeramente consideremos una definición, entre otras, acerca de Educación Sexual:

La Educación Sexual es la parte de la educación general que incorpora los conocimientos bio-psico-sociales de la sexualidad, como parte de la formación integral del educando. Su objetivo básico es lograr la identificación e integración sexual del individuo y capacitarlo para que se cree sus propios valores y actitudes que le permitan realizarse y vivir su sexualidad de una manera sana y positiva, consciente y responsable dentro de su cultura, su época y su sociedad3.

Tomando como base la anterior definición, es lamentable darnos cuenta que el significado de la sexualidad se ha tergiversado, en mayor parte, por una ‘educación’ sexual basada en experimentos científicos y fraudulentos, como dicen Chaviano-Llaguno-Castañeda en su documento < El Fraude de Kinsey y sus consecuencias para la sociedad >:

"… lo que ha servido como base para los programas de "educación" sexual en las escuelas públicas, tuvo sus raíces en experimentos científicos fraudulentos y depravados, y en actividades inmorales y hasta crueles por parte de los investigadores.

Les sorprenderá saber que el primero de estos "investigadores" fue Alfred C. Kinsey, seguido por sus colaboradores y colegas, Wardell B. Pomeroy, Clyde E. Martin y Paul Gebhard. Sin lugar a dudas, sus investigaciones y estudios moldearon las actitudes y creencias en lo que concierne a la sexualidad humana, y pasaron a formar parte de los actuales programas de "educación" sexual, no sólo en los países "desarrollados", sino también en los del tercer mundo4."

Ante tal realidad no nos queda más que asumir, cada uno de nosotros (individuos, familia, instituciones, estado, sociedad), la tarea que nos corresponde en nuestra responsabilidad en la educación sexual.

La responsabilidad primaria en la educación –en los aspectos básicos- para la formación de los individuos que han de llegar a ser los adultos del mañana, es la familia. Es necesario abiertamente conversar sobre temas, que quizás todavía sean tabú. Así como, obtener información actualizada, con fundamento y que pueda ilustrar con realidad la problemática cuando se vive una sexualidad irresponsable5.

Las escuelas e instituciones de salud, en base a los lineamientos gubernamentales (estado), deben dar seguimiento en la formación de de valores familiares, de conducta e identidad individual entre los adolescentes y jóvenes. Por último y de igual importancia, también la sociedad en general debe fomentar una cultura centrada en la promoción de valores y actitudes para una sexualidad responsable, realizante y constructiva6.

ELECCIÓN POR EL HEDONISMO

Definición

¿Por qué los adolescentes y jóvenes –hombres y mujeres- (y las personas de cualquier edad) se dejan llevar fácilmente por la gratificación temporal que ofrece la sexualidad sin considerar los riesgos…? Para entender mejor la manera de pensar, y por lo tanto de actuar, de los adolescentes y jóvenes es necesario hacer un breve análisis de la moral que rige la conducta en un gran número de ellos. Conducta que tiene fundamento en una de las doctrinas filosóficas más antiguas: el hedonismo.

El Hedonismo es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer y la supresión del dolor como objetivo o razón de ser de la vida7. Epicuro de Samos (341-270 AC) se lo considera universalmente como el filósofo campeón del hedonismo. Abogaba por una vida de continuo placer como la clave para la felicidad -el objetivo de sus enseñanzas morales. El hedonismo es una teoría moral que constituye al placer (hedoné) el bien último o supremo fin de la vida humana. Infiere que el individuo encamina todos sus esfuerzos en la búsqueda del placer8.

No es difícil entender que las personas equivocan, al elegir el placer como meta final en la vida. Si hemos de confrontar el peso del "placer" contra el peso de la "felicidad", fácilmente podemos darnos cuenta del valor que cada concepto contiene en sí mismo. Por un lado el placer es fugaz, mientras que la felicidad es duradera. El placer se vuelve adicción mientras que la felicidad nos permite gozar de libertad. Los placeres, por si solos, no garantizan felicidad alguna. Ese es el error cuando las personas eligen el placer por la felicidad9.

Su influencia en la actualidad

Ante la fuerza que vemos de tan persistente doctrina y la facilidad con que es asimilada por una generación que esta mas acostumbrada a imitar (copiar) que a reflexionar, podemos entender que es difícil a los tales, esquivar sus impactos. El hedonismo nos rodea por completo en nuestra actual civilización. La mercadotecnia y su acoso directo al "ego", en términos morales, sugieren de manera preponderante la adquisición del placer. Sea por la elección del mejor o el más caro producto, o sea pregonando un estilo de vida "más" fácil, con una conducta laxa y no comprometida, irresponsable.

Al considerar tal doctrina podemos fácilmente identificarla como algo prioritario en el patrón de vida del adolescente; demostrando así un común denominador universal. Donde la vida se toma como se la presenta, en su andar cotidiano, atento a su "ego" e indiferente a lo(s) demás. La mayor parte del tiempo, influenciado por los diversos medios que pregonan la cultura del placer fácilmente asequible. Y alejados totalmente de la realidad de la vida. En la actualidad, "…los teóricos no-hedonistas… comparten el rasgo común de afirmar que el fin de la vida humana no es la obtención del placer, sino alcanzar otras metas que no siempre proporcionan una satisfacción sensible…"10.

VIH/SIDA: ¿PROBLEMA ÉTICO O MORAL?

La Ética como Filosofía de la moral

La ética es la parte de la filosofía que se dedica a la reflexión sobre la moral. Al ser de esa manera le ayuda al individuo a investigar el por qué de sus actos, llegando así a dar razón de la moral. La ética, la Filosofía moral, nos ayuda a conocernos a nosotros mismos en relación a los actos que hacemos o dejamos de hacer; la expresión de la moral en sí misma. La ética es ese saber que pretende orientar las acciones de los seres humanos11.

Es interesante señalar que el hombre por su capacidad racional no puede evitar el pensar. En su libro Un Enfoque Cristiano a la Filosofía, Warren C. Young (1986) hace esta reflexión y comienza citando a Aristóteles cuando dijo: "Queramos o no filosofar, tenemos que filosofar"12. Así, el hecho de pensar ubica al hombre como un ser muy especial en la creación. Su capacidad intelectual, por tanto, le permite llegar a encontrar las soluciones a los problemas que se le presenten en la vida diaria. Lo cual lo hace responsable de sus actos.

La conversión hacia una alta moral implantada en la esencia misma del ser –ya sea por un fundamento ético y/o valores morales bien inculcados, o el apego a la ética según los preceptos divinos (ética cristiana)- ha de señalar la solución a la problemática del individuo; quien con sus propias debilidades y fortalezas, es y será el actor principal de una sociedad propositiva, inteligente, y constructiva. Es el hombre, y la mujer, que ha de actuar teniendo como base los valores morales y cuya meta final es alcanzar el bienestar, la felicidad, y el éxito en todo lo que se propone así para el progreso de la colectividad, tanto como de sí mismo - recordando que la esfera completa de su ser no solo es física y emocional, sino también espiritual.

¿Ética o moral?

Es obvio que las conductas de riesgo para VIH/SIDA en adolescentes es un problema de salud pública. ¿Pero qué dio origen a la problemática? En realidad, siendo sinceros, no fue un problema de salud lo que origino la epidemia del SIDA. Y aunque nos pese decirlo, la verdad sea dicha, el problema surge cuando los principios morales fueron quebrantados y la moralidad se identifico de manera negativa, incriminatoria, en aquellos primeros reservorios de la infección. Lo demás, es historia… por ello, hemos de referirnos al asunto que nos concierne, desde la perspectiva de… si no es, acaso, un problema ético o moral.

Al hablar de valores o de normas, estamos entrando en el campo de la filosofía. Hunter Mead habla de la filosofía diciendo que es "en esencia la búsqueda del conocimiento completo relacionado con el carácter, el significado y, acaso, el valor de la experiencia"13. Y aunque el asunto que nos compete no es un estudio sobre la filosofía, no obstante, es interesante hacer notar su importancia pues de ahí surge la ética. Antonio Caso, por ejemplo, nos dice que, la Filosofía tiene que responder fundamentalmente a éstas dos grandes preguntas… "¿qué es el ser?" y…"¿qué valor tiene el ser? La respuesta a la primera interrogación constituye la Ontologíaóntos, ser- y la segunda engendra la Axiologíaaxú, pesar, medir-14. Tanto la ética (del griego ethos: costumbre o modo de ser) como la moral (del latín: mor, moris: carácter o modo de ser) dan las pautas en la realización del ser como individuo útil, de beneficio, tanto en su entorno próximo como en la sociedad en que se desenvuelve. La primera, estableciendo lo que "debe ser", y la segunda dictando a la conciencia lo que "es"15.

Una sexualidad responsable se da cuando las personas se hacen sordas a los gritos comunes, de personas mediocres, que a toda costa tratan de arrastrar a todo aquel que puede. La conciencia de aquel que vence la mediocridad esta gratamente saturada de los principios morales -su propia ética- que rigen y conforman su personalidad. Si los valores morales persisten en la razón y norman las acciones de cada individuo, la ética ha cumplido su parte. Por el contrario si la acción carece de moral, es reprobada y merece el calificativo de inmoral16.

CONCLUSIÓN

No es congruente pregonar el éxito en todos los ámbitos del positivismo humano cuando el ser interior convive consigo mismo -y con quienes le rodean- inmerso en un negativismo que le lleva cuesta abajo en una carrera marcada por el deterioro de sus propios valores morales. Tal perspectiva revela la frustración del ser. Ese ser que convive arraigado a los vicios, ignorancias, y mitos mal trazados en una sociedad, desde ya, nombrada postmoderna y que nos lleva a pensar en la ausencia misma de esa modernidad que nos hace enorgullecernos como seres exitosos.

En una nueva educación sexual, fundamentada en una ética vinculada a los derechos humanos, se propone enseñar que la sexualidad es algo maravilloso que merece vivirse, no de cualquier forma, o de manera mediocre, sino de manera responsable.

Podemos decir que se vive una sexualidad en forma responsable cuando en base a una moral bien aprehendida…

  • La persona (adolescente, joven o adulto) se hace cargo de los propios actos y decisiones.
  • Tiene en cuenta los riesgos y consecuencias de los propios actos sobre sí mismo y los demás.
  • Cuando se toma en cuenta los propios sentimientos, valores y actitudes para tomar decisiones respecto a la vida sexual coital o no coital.
  • Cuando se tiene el valor para decidir aplazar el placer y la gratificación en situaciones que ocasionarían problemas y consecuencias negativas para sí mismo y otras personas; mayormente ante el riesgo de contagio para ITS y el HIV/SIDA en la actualidad.
  • Cuando decide libre, consciente y autónomamente, como resultado de una adecuada autoestima.
  • Cuando la propia vivencia sexual está asociada a un sentido que le da significado a la experiencia sexual y amorosa.
  • Cuando decide mantener relaciones sexuales con una sola persona toda la vida.
  • Cuando su conducta se rige por la moral que la ética le dicta, o la inculcación de los valores morales familiares, o los valores apegados a la ética cristiana.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Barranco C. Enriqueta. Manual de Salud Reproductiva en la Adolescencia. España. INO Reproducciones, S.A. 2001. Cap. 17 p. 623
  2. Romero S., Leonardo (2006) Sexualidad y educación sexual irresponsable, Documento, Barranquilla - Colombia.
  3. EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO DEL INSTITUTO NACIONAL DE EDUCACION SEXUAL: Metodología y Educación Sexual.Editor INES.Vol. VII.Sto.Domingo.1976. p. 14
  4. Chaviano, R., Llaguno, M., Castañeda, A. Documento: El fraude de Kinsey y sus consecuencias para la sociedad. Website: "The Truth About Alfred Kinsey": y el de la Dra. Judith A. Reisman, experta en este tema: www.drjudithreisman.org.
  5. http://www.cenesex.sld.cu/webs/diversidad/hablar%20si%20da.htm CENESEX. Centro Nacional de Educación Sexual y Centro Nacional de Prevención ITS-VIH/SIDA.
  6. Romero S., Leonardo (2006) Sexualidad y educación sexual irresponsable, Documento, Barranquilla – Colombia.
  7. Wikipedia, la enciclopedia libre.
  8. http://www.atomic-swerve.net/jardin/hedonismo.html El Hedonismo y la Vida Feliz: La teoría epicúrea del placer.
  9. Interrogantes.net (2000-2006) Sexo, Placer y Felicidad, Documento, Madrid – España.

(10) Cortina A. y Martínez E. ETICA. Madrid, España: Ed.AKAL. Cap. II p. 34

(11) Mismo autor. Cap. I p. 9

(12) Young, W. C. Un Enfoque Cristiano a la Filosofía. Grand Rapids, Mi: Editorial Mundo Hispano, 1986. p.13, 14.

(13) Mismo autor. P. 17.

(14) Baeza, L. ETICA. México: Editorial Porrúa, S.A. 1959. p. 27, 28.

(15) Mismo autor. p. 29.

(16) Cortina A. y Martínez E. ETICA. Madrid, España: Ed. AKAL. Cap. I p.1

 

Autores:

Dra. Yadira Salazar Vásquez

Maestría: Salud Ocupacional. Universidad Autónoma de Tamaulipas (U.A.T.)

Salud Pública (en curso). Instituto Nacional de Salud Pública.

Coordinador de: Salud Rural y Programa Oportunidades, Jurisdicción No. IV. Reynosa, Tam.

Atención de pacientes en consulta privada

Actualización Médica continua en: Congresos, Talleres, Diplomados, Cursos y Conferencias.

Miembro activo del Colegio de Médicos Generales de Reynosa A.C.

Q.F.B. Juan Constantino Torres

Licenciatura: Químico Farmacéutico Biólogo. Universidad Autónoma de Tamaulipas (U.A.T.)

Maestría en Teología. Universidad Logos. Florida, USA.

Miembro activo del Colegio de Químicos Clínicos del Noreste A.C.

Director de Laboratorio de Análisis Bioclínicos LAB. Cd. Reynosa, Tam.

Educación continua de Química Clínica en: Congresos, Cursos, Diplomados, Talleres, y Conferencias.

Lugar de origen: Cd. Reynosa, Tamaulipas (México)

Fecha elaboración del trabajo: Mayo de 2007


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.