Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La amenorrea, la dismenorrea, el síndrome premenstrual y las disorexias revisitadas (página 2)

Enviado por Felix Larocca



Partes: 1, 2


¿Cómo se diagnostica la amenorrea?

El diagnóstico comienza con la evaluación de los antecedentes médicos por parte del ginecólogo y con un examen físico completo que incluye un tacto vaginal. Sólo se puede estar seguro del diagnóstico de amenorrea cuando el médico descarta otros trastornos menstruales, cuadros clínicos o medicamentos que podrían estar causando o agravando el trastorno. Además, para un diagnóstico de amenorrea, es necesario que una mujer no haya tenido al menos tres ciclos menstruales consecutivos, sin estar embarazada. Las jovencitas que no han tenido su primer ciclo menstrual a los 16 años de edad deben ser evaluadas con prontitud, puesto que es muy importante diagnosticar y comenzar el tratamiento lo más pronto posible.

Tratamiento para la amenorrea

El tratamiento específico para la amenorrea será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos, i.e:
  • la gravedad del trastorno
  • la causa del trastorno (primaria o secundaria)
  • su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia. Esto indica, si la paciente desea el uso de píldoras contraceptivas.

El tratamiento para la amenorrea puede incluir

  • suplementos de progesterona (tratamiento hormonal)
  • anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación)
  • modificaciones en su dieta (para incluir un aumento en la absorción de calorías y grasa). Las pacientes con anorexia, bulimia u obesidad, rechazarán este método.

En una mayoría de los casos, los médicos inducirán la menstruación a las mujeres que no están embarazadas y que no han tenido dos o más períodos menstruales consecutivamente, debido al peligro que representa para el útero no expulsar los óvulos que no han sido fertilizados, así como el revestimiento del endometrio. Sin esta expulsión mensual, el riesgo de cáncer uterino aumenta.

Ahora sigamos con una revisión de otro aspecto de la salud de la mujer joven

La Dismenorrea

¿Qué es la dismenorrea?

La dismenorrea es un trastorno menstrual caracterizado por dolores menstruales severos y frecuentes asociados con la menstruación. La dismenorrea puede clasificarse como primaria o secundaria.

  • dismenorrea primaria - se presenta desde el comienzo y suele durar toda la vida, causando dolores menstruales severos y frecuentes provocados por contracciones uterinas severas y anormales.
  • dismenorrea secundaria - se presenta a raíz de alguna causa física y suele iniciarse más tardíamente; períodos menstruales dolorosos provocados por otra patología clínica (por ejemplo, enfermedad pélvica inflamatoria, endometriosis).

¿Cuáles son las causas de la dismenorrea?

La causa de la dismenorrea depende de si el trastorno es primario o secundario. En general, las mujeres con dismenorrea primaria experimentan contracciones uterinas anormales como resultado de un desequilibrio químico en el cuerpo (particularmente la prostaglandina y el ácido araquidónico - ambas sustancias químicas controlan la contracción del útero). La dismenorrea secundaria es causada por otros trastornos clínicos. El más frecuente es la endometriosis. Trastorno en el cual un tejido similar al del endometrio se implanta fuera del útero, generalmente en otros órganos genitales dentro de la pelvis o en la cavidad abdominal, provocando frecuentemente sangrado interno, infección y dolor pélvico. Otras posibles causas de la dismenorrea secundaria incluyen:

  • la enfermedad inflamatoria pélvica (su sigla en inglés es PID)
  • los fibromas uterinos
  • un embarazo anormal (por ejemplo, abortos espontáneos, ectópicos)
  • las infecciones, los tumores o los pólipos en la cavidad pélvica

¿Quiénes corren riesgo de sufrir dismenorrea?

Si bien todas las mujeres corren el riesgo de sufrir dismenorrea, las siguientes mujeres son más propensas a padecer este trastorno:

  • mujeres que fuman
  • mujeres que beben alcohol durante el período menstrual (el alcohol tiende a prolongar el dolor menstrual)
  • mujeres con sobrepeso
  • mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 11 años de edad
  • mujeres que sufren del estrés y de la bulimia

¿Cuáles son los síntomas de la dismenorrea?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la dismenorrea. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir: 

  • cólicos en la parte inferior del abdomen
  • dolor en la parte inferior del abdomen
  • dolor lumbar
  • dolor irradiado hacia las piernas
  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea o estreñimiento
  • fatiga
  • debilidad
  • desmayos
  • dolores de cabeza

Los síntomas de la dismenorrea pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos.

¿Cómo se diagnostica la dismenorrea?

El diagnóstico comienza con la evaluación de los antecedentes médicos por parte del ginecólogo y con un examen físico completo que incluye un tacto vaginal. Sólo se puede estar seguro del diagnóstico de dismenorrea cuando el médico descarta otros trastornos menstruales, cuadros clínicos o medicamentos que podrían estar causando o agravando la patología. Además, los procedimientos para el diagnóstico de la dismenorrea pueden incluir:

  • ecografía (También llamada sonografía.) - técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de las diversas regiones.
  • imágenes por resonancia magnética (IRM) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de magnetos, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • laparoscopia - procedimiento de cirugía menor en el cual se inserta un laparoscopio, tubo pequeño con una lente y una luz, dentro de una incisión en la pared abdominal. Utilizando el laparoscopio para ver dentro del área pélvica y abdominal, el médico con frecuencia puede detectar crecimientos anormales.
  • histeroscopía - examen visual del canal cervical y del interior del útero usando un instrumento para ver (histeroscopio), insertado a través de la vagina.

Tratamiento para la dismenorrea

El tratamiento específico para la dismenorrea será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la gravedad del trastorno
  • la causa del trastorno (primaria o secundaria)
  • su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno

El consejo de su médico sobre los síntomas puede aumentar su entendimiento y llevarle a practicar actividades para el control del estrés. Otros posibles protocolos de tratamiento para manejar los síntomas de la dismenorrea en las mujeres jóvenes incluyen:

  • inhibidores de la prostaglandina, es decir, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (su sigla en inglés es NSAID), como la aspirina o el ibuprofeno, para reducir el dolor
  • acetaminofén
  • anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación)
  • progesterona (tratamiento hormonal)
  • suplementos vitamínicos
  • ejercicio regular
  • almohadilla térmica sobre el abdomen
  • baño o ducha caliente
  • masaje abdominal

Finalmente, haremos una revisión del síndrome premenstrual (PMS)

El Síndrome Premenstrual (PMS)

¿Qué es el síndrome premenstrual?

La mayoría de las mujeres experimenta algún síntoma desagradable o molesto durante su ciclo menstrual. En algunas, los síntomas son significativos, no obstante se presentan durante un período corto y no les impide continuar con sus rutinas. Otras, sin embargo, pueden experimentar uno o más de una amplia serie de síntomas que alteran su actividad normal transitoriamente y que pueden durar desde unas pocas horas hasta varios días. El conjunto de estos síntomas se denomina síndrome premenstrual (su sigla en inglés es PMS) y los tipos e intensidad varían según cada mujer. Los síntomas a menudo cesan con el comienzo del periodo menstrual, sin embargo, en algunas mujeres pueden persistir durante y después de la menstruación.

¿Quiénes se ven afectadas por el síndrome premenstrual?

Hasta un 75 por ciento de las mujeres experimenta, durante sus años reproductivos, algunos de los síntomas comunes asociados con el PMS. Además, alrededor de un 30 a un 40 por ciento de ellas experimentan síntomas tan agudos que llegan a afectar sus actividades diarias. Se estima que menos de un 10 por ciento de las mujeres padecen síntomas tan extremos que se las considera incapacitadas por el trastorno. Si bien el PMS se presenta normalmente en mujeres de más edad, las adolescentes también pueden verse afectadas.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del síndrome premenstrual. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas (que son típicos de la presencia del estrés) pueden incluir:

Síntomas psicológicos

  • irritabilidad
  • nerviosismo
  • falta de control
  • agitación
  • enojo
  • insomnio
  • dificultad para concentrarse
  • letargo
  • depresión
  • fatiga considerable
  • ansiedad
  • confusión
  • mala memoria
  • disminución de la autoestima
  • paranoia
  • hipersensibilidad emocional
  • episodios de llanto
  • mal humor
  • alteraciones del sueño

Retención de líquido

  • edema (hinchazón de los tobillos, las manos y los pies)
  • aumento periódico de peso
  • oliguria (disminución de la cantidad de orina)
  • inflamación y dolor de los senos

Problemas respiratorios

  • alergias
  • infecciones

Molestias en los ojos

  • alteraciones de la visión
  • conjuntivitis

Síntomas gastrointestinales

  • cólicos abdominales
  • distensión gaseosa
  • constipación
  • náuseas
  • vómitos
  • pesadez o presión en la pelvis
  • dolor de espalda

Problemas cutáneos

  • acné
  • neurodermatitis (inflamación de la piel con comezón)
  • empeoramiento de otros trastornos cutáneos, incluido el herpes labial

Síntomas neurológicos y vasculares

  • dolor de cabeza
  • vértigo
  • síncope (desmayo)
  • entumecimiento, sensación de punzadas, hormigueo o aumento de la sensibilidad de brazos y, o piernas
  • moretones
  • palpitaciones
  • espasmos musculares

Otros

  • disminución de la coordinación
  • menstruación dolorosa
  • disminución de la libido (deseo sexual)
  • cambios en el apetito
  • antojos de comidas
  • sofocos

Los síntomas del síndrome premenstrual pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos.

¿Cuáles son las causas del síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual parece estar relacionado con la fluctuación en los niveles de estrógeno y progesterona del organismo y no implica necesariamente una deficiencia en el funcionamiento de los ovarios. A continuación se enumeran algunos de los factores que se han sugerido como posibles causas del PMS:

  • desequilibrio estrógeno-progesterona
  • hiperprolactinemia (secreción excesiva de prolactina, la hormona que estimula el desarrollo de los senos)
  • exceso de aldosterona (su sigla en inglés es ADH, la hormona cuya función es regular el metabolismo del sodio, el cloruro y el potasio)
  • cambios en el metabolismo de los hidratos de carbono, principalmente si la paciente consume azúcar en exceso
  • retención de sodio y agua por los riñones
  • alergia a la progesterona
  • factores psicogénicos. Los más comunes y los más ignorados.

¿Cómo prevenir los síntomas del síndrome premenstrual?

Llevar a cabo una seria simple de cambios en el estilo de vida puede ayudar a ciertas mujeres a reducir la aparición de los síntomas del síndrome premenstrual. Estos cambios pueden incluir una o más de las siguientes opciones:

  • ejercicio regular (de 3 a 5 veces por semana)
  • dieta equilibrada. Generalmente, se recomienda que las mujeres con síndrome premenstrual aumenten el consumo de granos enteros, vegetales y frutas, y que disminuyan el consumo de sal, azúcar, cafeína y alcohol.
  • sueño y descanso adecuados
  • Disminución o reducción del estrés

¿Cómo se diagnostica el síndrome premenstrual?

Además del examen físico y tacto vaginal y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para diagnosticar el PMS son aún muy limitados. Su médico puede recomendarle una evaluación psiquiátrica para obtener un diagnóstico diferencial y descartar otros posibles trastornos. Es posible también que le solicite llevar un registro o un diario de sus síntomas durante varios meses para poder evaluar más eficientemente la frecuencia, la gravedad, el inicio y la duración de ellos.

Tratamiento para el síndrome premenstrual

El tratamiento específico para el síndrome premenstrual será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • si no existe evidencia de bulimia o de dieta restrictiva excesiva
  • la gravedad del trastorno
  • la gravedad de los síntomas
  • su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno

Consultar a su médico acerca de los síntomas suele resultar beneficioso, ya que puede no sólo ayudarla a comprenderlos mejor sino también guiarla hacia actividades favorables para el control del estrés. Entre otros de los posibles tratamientos para sobrellevar los síntomas del síndrome premenstrual se pueden incluir los siguientes:

  • administración de diuréticos con anticipación al momento en el que normalmente se presentan los síntomas (para reducir, de antemano, la retención de líquidos). Este método en las pacientes con bulimia o anorexia está contraindicado por el estado de los electrolitos
  • inhibidores de la prostaglandina (es decir, antiinflamatorios no esteroides [AINES] como por ejemplo, analgésicos o el ibuprofeno), para reducir el dolor
  • anticonceptivos por vía oral (inhibidores de la ovulación). Los riesgos existentes hay que explicarlos a la paciente y a sus familiares
  • progesterona (tratamiento hormonal)
  • calmantes
  • modificaciones en la dieta, siempre útil
  • suplementos vitamínicos (por ejemplo, vitamina B6, B12, calcio y magnesio)
  • ejercicio regular
  • antidepresivos (u otros medicamentos) si los receta un psiquiatra calificado

En resumen

Las tres condiciones descritas en esta sección son altamente complicadas, ya que representan a la vez la esencia de lo que conocemos acerca de la medicina psicosomática, y de lo que desconocemos acerca del hipotálamo cerebral y de sus funciones regentes. Los que nos deja perplejos y careciendo aun de soluciones ciertas.

Sin embargo, algunos reconocemos que sólo con el tratamiento dirigido a la persona y no al cuadro clínico de presentación se podrán aliviar los síntomas de la paciente y mejorar su perspectiva emocional.

Bibliografía

Larocca, F.E.F: CONCURRENCE OF TURNER’S SYNDROME, ANOREXIA NERVOSA AND MOOD DISORDERS: CASE REPORT, J. of Clin. Psych. Vol. 46, No. 7, July 1985, pp.296-97

Amplia selección de artículos técnicos y de información general se pueden obtener por solicitud.

 

Dr. Félix E. F. Larocca


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.