Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Donde se Examinan las Enfermedades Venéreas, se Habla de Los Comportamientos Sexuales Seguros, de la Hernia Umbilical y de Otros Asuntos de Interés? (página 2)

Enviado por Felix Larocca



Partes: 1, 2


¿Cómo se diagnostican las enfermedades venéreas?

Cuando un médico sospecha que un paciente puede haber contraído una enfermedad transmitida sexualmente, el diagnóstico se hace mediante la prueba de sangre o el análisis de los cultivos del líquido o el tejido tomado del sitio de la infección. Cuando hay razón para sospechar la gonorrea, la sífilis o la clamidia o una exposición a cualquiera de estas enfermedades, los médicos habitualmente realizan pruebas para la detección de las tres. Es posible tener más de una enfermedad venérea a la vez.

El día después. Edvard Munch (1863-1944)

¿Pueden curarse las enfermedades venéreas?

Si el tratamiento comienza temprano, la mayoría de las enfermedades venéreas pueden curarse, con pocos o ningún efecto grave o permanente para la salud. Dos excepciones son el herpes simple y el SIDA. El herpes simple no puede ser curado, pero puede ser tratado y controlado a través de cambios en las medicaciones y en el modo de vida. El SIDA, la enfermedad venérea más grave que el mundo enfrenta hoy, ya que es últimamente mortal.

El SIDA y el Herpes genital ya han sido estudiados previamente.

La clamidia

Es una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Clamidia trachomatis.

Causas:

La infección clamidial es la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos. Las personas sexualmente activas y aquéllas que tienen múltiples compañeros sexuales están mucho más expuestas a la enfermedad, la cual se puede adquirir juntamente con la gonorrea y/o la sífilis.

La clamidia no tratada puede llevar a infección pélvica y esterilidad.

Síntomas y exámenes:

HOMBRES:

  • Sensación ardiente al orinar
  • Secreción por el pene
  • Dolor o sensibilidad testicular
  • Dolor o secreción rectal

MUJERES:

  • Secreción vaginal.
  • Sensación urente al orinar
  • Relación sexual dolorosa
  • Síntomas de enfermedad inflamatoria pélvica, salpingitis o peri-hepatitis
  • Dolor o secreción rectal

El diagnóstico de la infección por clamidia incluye muestras de secreción uretral en los hombres o secreción cervical en las mujeres. En caso de que una persona tenga relaciones sexuales anales, pueden también requerirse muestras del recto, las cuales pasan por una prueba de anticuerpo fluorescente o monoclonal o cultivo celular. Algunas de estas pruebas también se pueden realizar con muestras de orina.

Tratamiento:

El objetivo fundamental de la terapia de la enfermedad incluye tratamiento adecuado con antibióticos como: tetraciclinas, azitromicina o eritromicina. Se debe analizar todo tipo de contacto sexual para detectar la clamidia y se deben tratar los compañeros sexuales para prevenir la transmisión de la infección una y otra vez.

No existe inmunidad permanente para la clamidia.

Se debe realizar una evaluación de seguimiento a las 4 semanas para determinar si la infección ha desaparecido.

Pronóstico:

El tratamiento oportuno con antibióticos suele tener mucho éxito y puede prevenir el desarrollo de complicaciones a largo plazo. Sin embargo, la falta de tratamiento de la infección, puede generar enfermedad inflamatoria pélvica, cicatrización y finalmente esterilidad.

Complicaciones:

  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Salpingitis
  • Esterilidad
  • Embarazo ectópico

La sífilis

Definición:

La sífilis es una enfermedad compleja, pero generalmente curable, causada por un espiroqueta conocido como el Treponema pallidum.

Síntomas y exámenes:

  • Etapa primaria

Cerca de diez días a seis semanas después de la exposición al espiroqueta, una herida o úlcera roja llamada un chancro aparece donde la enfermedad se introdujo al cuerpo. El sitio más común es los genitales, pero pueden ser afectadas otras áreas del organismo, como la lengua. Pueden agrandarse los ganglios linfáticos cerca del lado de las infecciones (en la ingle o en el cuello, por ejemplo). Las lesiones causadas por la sífilis desaparecerán sin tratamiento, pero la enfermedad no será curada.

  • Etapa secundaria

Dos a 12 semanas después que el chancro desaparece, una erupción cutánea [de la piel] de granitos rojos costrosos y pequeños que no causan comezón aparece, generalmente en las palmas de las manos y en la región de las plantas de los pies. Lesiones rosadas o grises pueden brotar en las membranas mucosas de la boca, de la vulva y del pene. Tanto la erupción como las lesiones son sumamente contagiosas. Síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, dolores generalizados, dolor de cabeza, náusea y pérdida de peso, también suelen estar presentes. Sin tratamiento, desaparecerán estas molestias y síntomas, pero el paciente no se curará.

  • Etapa latente

Con el tiempo, desaparecen las erupciones y otros síntomas. Aunque la infección todavía está presente, la persona ya no es contagiosa. Casi dos terceras partes de las personas con sífilis no tratada permanecen en esta etapa latente, que puede durar 20 años o más, hasta su muerte.

  • Etapa final

Cerca de una tercera parte de los pacientes no tratados con sífilis llega a esta etapa. La enfermedad hace erupción nuevamente sin preludio. Puede atacar cualquier órgano del cuerpo, causando parálisis, ceguera, psicosis y la muerte.

La sífilis congénita
Las futuras madres que sufren de sífilis pueden transmitir la enfermedad a través de la placenta al bebé. La sífilis congénita es una condición grave, debilitante y a menudo potencialmente mortal para el bebé, ya que cerca de la mitad de todos los niños infectados con esta enfermedad durante la gestación mueren poco antes o después del parto.

Los niños que sobreviven desarrollan síntomas de sífilis en etapa temprana o sífilis tardía. Los síntomas de la sífilis temprana son irritabilidad, retraso del desarrollo y inespecífica. Algunos bebés presentan una erupción o lesiones en los bordes de la boca, el ano y los genitales. Algunas se asemejan a las lesiones tipo verruga de la sífilis en adultos. Un pequeño porcentaje de niños tienen secreción nasal sanguinolenta y una nariz deformada en silla de montar. Las lesiones óseas son comunes, en especial en la parte superior de los brazos.

Los signos tardíos aparecen como anomalías dentales (dientes de Hutchinson), cambios óseos, compromiso neurológico, ceguera y sordera. A pesar del hecho de que la sífilis se puede curar con antibióticos si se detecta de manera temprana, su creciente tasa de incidencia entre las mujeres embarazadas en los Estados Unidos ha incrementado el número de niños que nacen con sífilis congénita.

Dientes de Hutchinson…

La gonorrea

La gonorrea es una enfermedad curable causada por una bacteria, el gonococo de Neisseria.

Causas:

Contacto sexual con una persona infectada.

Síntomas y exámenes:
Las señales y síntomas de la gonorrea generalmente aparecen dos semanas después del contagio. La gonorrea temprana a menudo pasa ignorada en las mujeres. El sitio más común de la infección en ellas es el cuello uterino. Una mujer infectada puede notar un exudado vaginal blanco o amarillo.

En los hombres, el sitio más común de la infección es la uretra. Un hombre infectado puede presentar dolor durante la micción, una necesidad más frecuente de orinar y una secreción blanca o amarilla del pene. Si está infectada la uretra de una mujer, ella también puede experimentar micción incómoda y más frecuente, y asimismo una secreción de pus de la uretra. Si está infectado el ano, los hombres y las mujeres pueden presentar inflamación del mismo, evacuaciones intestinales dolorosas y una descarga rectal que parece pus.

Si está infectada la garganta, ésta estará adolorida.

Gonorrea en los recién nacidos
La gonorrea puede transmitirse a un recién nacido durante el parto, causando ceguera en el recién nacido. Para prevenir esto, las gotas de nitrato de plata se colocan habitualmente en los ojos de todos los recién nacidos. Un bebé nacido con gonorrea puede curarse sin efectos adversos adicionales de la enfermedad.

El Herpes Genital

El herpes genital es causado por un virus conocido como HSV-2. El virus es incurable y no responde a los antibióticos. Puede controlarse la enfermedad, sin embargo, con asistencia médica. El medicamento aciclovir [acyclovir] puede prescribirse para aliviar el malestar y reducir la duración de los primeros y recurrentes episodios del herpes genital.

Esta condición ha sido descrita en lecciones previas.

Herpes en los recién nacidos
El herpes puede ser transmitido a un recién nacido durante el parto si el bebé se pone en contacto con la lesión herpética activa de la madre. Existe alguna evidencia de que la enfermedad puede transmitírsele al bebé mientras todavía está en el vientre. El herpes congénito puede tener muy graves consecuencias, incluyendo la ceguera, el daño cerebral e inclusive la muerte.

Cuando una mujer embarazada que se aproxima al final de su término se diagnostica con herpes genital activo, el parto por cesárea puede reducir el riesgo de infección. El aciclovir no ha resultado ser seguro para uso durante el embarazo.

Las verrugas genitales

Definición:

Es una enfermedad viral de la piel caracterizada por una protuberancia verrugosa blanda en los genitales. En adultos, el trastorno se considera una enfermedad de transmisión sexual.

Causas:

Las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Los virus papiloma producen pequeños crecimientos (verrugas) en la piel y membranas mucosas. La infección de las regiones anal y genital con VPH puede producir verrugas en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y alrededor del ano.

Se han clasificado y enumerado más de setenta tipos de VPH. Varios tipos, entre ellos el 6, el 11 y el 42 están asociados con verrugas genitales levantadas, rugosas, fácilmente visibles, especialmente en las mujeres.

Verruga genital…

Otros tipos se asocian con verrugas planas. Lo que es más importante, varios tipos se asocian con cambios pre-malignos y malignos en el cuello uterino (frotis de Papapanicolaou anormal) y comprenden los tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51 y 52. Las investigaciones también han demostrado que la presencia conjunta del VPH y del virus del herpes es un buen indicador de riesgo de cáncer cervical.

Las lesiones de los genitales externos se reconocen fácilmente. En el pene, las verrugas genitales tienden a estar más secas y más limitadas que en los genitales femeninos o alrededor del ano de cualquiera de los dos sexos.

Las lesiones crecen mejor en la zona genital húmeda y son tumores levantados, rugosos, de color carne con apariencia "verrugosa" que se pueden presentar individuales o en grupos. Las verrugas alrededor del ano y vulva que se dejan sin tratamiento pueden crecer rápidamente, adquiriendo una apariencia como de "coliflor". Puede ser difícil mantener seca el área infectada, ya que las verrugas generalmente son húmedas.

En mujeres, el VPH puede invadir la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales. Dado que el VPH puede conducir a cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El frotis de Papanicolaou realizado en forma periódica es importante para detectar el VPH.

La infección con VPH es muy común, aunque la mayoría de las personas no presentan síntomas. En varios estudios efectuados en mujeres universitarias, casi la mitad fueron positivas para VPH; aunque sólo del 1 al 2% tenían verrugas visibles y menos del 10% habían tenido alguna vez verrugas genitales visibles. La incidencia de las verrugas genitales parece incrementarse rápidamente, aunque esto parece ser un resultado del aumento de la capacidad de diagnóstico y del conocimiento que se tiene de la enfermedad.

Los factores de riesgo para verrugas genitales son, entre otros, tener múltiples compañeros sexuales, tener compañeros que no sean conocidos, iniciar temprano la actividad sexual, tabaquismo, indiscreciones dietarias, estado nutricional precario, condiciones hormonales, estrés e infecciones virales concurrentes (como influenza, VIH, Epstein Barr y herpes).

En niños, aunque el virus se puede transmitir sexualmente, es posible la transmisión no sexual, particularmente si el niño aún está en pañales. La presencia de verrugas genitales debe plantear el interrogante de abuso sexual.

  • Las verrugas aparecen distantes de los orificios anal o vaginal
  • Las verrugas están presentes en contactos cercanos (especialmente verrugas genitales en la madre o quien cuida al bebé)
  • El niño es menor de nueve meses en el momento en que aparecen las primeras verrugas

Síntomas y exámenes:

  • tumores elevados de apariencia 'verrugosa' en los genitales
  • lesiones elevadas de color carne
  • lesiones genitales
    • úlceras genitales (mujer)
    • úlceras genitales (hombre)
    • verrugas anales
  • crecimientos con apariencia de coliflor alrededor del ano o genitales femeninos.
  • aumento de la humedad en el área de los crecimientos
  • prurito del pene, escroto, área anal o prurito vulvar
  • aumento del flujo vaginal
  • sangrado vaginal anormal (no asociado con el período menstrual) o después de relaciones sexuales

Un examen genital revela lesiones de color carne a blanquecinas, planas o elevadas, únicas o en grupos en cualquier parte de los genitales externos. En mujeres, un examen pélvico puede mostrar crecimientos en las paredes vaginales o el cuello uterino y la magnificación con el colposcopio permite ver lesiones que son invisibles a simple vista. El tejido de la vagina y el cuello uterino se puede tratar con ácido acético para hacer visibles las verrugas.

Pruebas adicionales para las mujeres:
Un frotis de Papanocolaou puede mostrar los cambios asociados con VPH. Se puede efectuar una colposcopia para observar lesiones genitales externas o internas que son invisibles a simple vista.

Tratamiento:

Los tratamientos tópicos aplicados por el médico para erradicar las lesiones son, entre otros, ácido tricloroacético, podofilina y nitrógeno líquido. En el hogar, el medicamento de prescripción Imiquimod se puede aplicar a la lesión varias veces por semana.

Los tratamientos quirúrgicos comprenden criocirugía, electro cauterización, terapia láser o escisión quirúrgica.

Un médico debe examinar y tratar a los compañeros sexuales si se descubre que tienen verrugas.

Se recomienda que el médico realice exámenes de control algunas semanas después del tratamiento inicial, luego se puede iniciar el auto examen y en caso de la reaparición de las verrugas el paciente debe consultar de nuevo con el médico.

Las mujeres con antecedentes de verrugas genitales y las mujeres cuyos compañeros sexuales tengan la misma condición deben acudir a que les realicen los frotis de Papanicolaou al menos cada 6 meses (a las mujeres afectadas se les puede recomendar efectuarse frotis de Papanicolaou cada 3 meses después del tratamiento inicial de las verrugas cervicales).

Pronóstico:

Generalmente se pueden controlar los brotes por VPH mediante la identificación y tratamiento adecuados. Las lesiones reaparecen frecuentemente después del tratamiento. El tratamiento actual para las lesiones asociadas al VPH puede reducir, pero probablemente no eliminar, la capacidad de infectar de las verrugas genitales.

La piel normal y la mucosa alrededor de las lesiones asociadas con VPH con frecuencia contienen VPH. Se ha pensado que es probable que la reactivación de la infección latente sea la responsable de la recurrencia y no la re-infección, pero esto aún se desconoce. Sigue sin estar claro si el tratamiento de las lesiones tiene algún impacto sobre la futura transmisión.

Complicaciones:

Se han identificado al menos 70 tipos del virus del papiloma humano, varios de los cuales han sido asociados con cáncer cervical y vulvar. Las lesiones se pueden multiplicar y agrandar, lo cual requiere tratamiento más extenso y procedimientos de control.

Prevención:

Al igual que con todas las enfermedades de transmisión sexual, la abstinencia total sigue siendo la única forma garantizada en un 100% de evitar esta condición. Una relación sexual monógama con un compañero que se sabe que está sano es la forma más práctica de evitar las enfermedades de transmisión sexual.

De acuerdo con las investigaciones de la Asociación Estadounidense contra el Cáncer (American Cancer Association) y de los Centros para el Control de Enfermedades, la investigación reciente ha demostrado que los condones no pueden proteger contra la infección con VPH.

Esto es debido a que el VPH puede transmitirse con cualquier contacto de piel en cualquier parte del cuerpo infectada con VPH, tal como la piel de las áreas genital o anal que no están cubiertas por un condón. Sin embargo, aún se recomiendan los condones, ya que pueden evitar la transmisión de otras enfermedades de propagación sexual que pueden coexistir con el VPH.

La ausencia de verrugas visibles no debe ser usada para decidir si se justifica adoptar precauciones, ya que el VPH se puede transmitir a otra persona aun cuando no existan verrugas visibles u otros síntomas. El VPH puede estar presente por años sin producir síntomas.

Órganos genitales masculino y femenino…

La tricomoniasis

Definición:

Es una infección vaginal causada por un organismo parasitario transmitido sexualmente.

Causas:

La tricomoniasis es causada por el Tricomona vaginalis, parásito protozoario unicelular de cola tipo látigo que utiliza para impulsarse a través del moco de la vagina y la uretra. Esta enfermedad transmitida sexualmente se presenta a nivel mundial.

En los Estados Unidos, la mayor incidencia ocurre en mujeres entre los 16 y 35 años de edad. Este protozoario causante de la enfermedad no puede sobrevivir en la boca ni en el recto y, por lo tanto, se transmite durante las relaciones sexuales del pene a la vagina o por medio del contacto de vulva a vulva de la pareja infectada.

Los síntomas de la enfermedad son bastante diferentes en hombres y mujeres. En los hombres, la infección, a menudo, no presenta síntomas, y desaparece espontáneamente en algunas semanas. Los hombres sintomáticos pueden experimentar una picazón uretral leve, o secreción y ardor ligero después de orinar o eyacular y a veces pueden presentar prostatitis o epididimitis por la infección. Las mujeres presentan una secreción vaginal espumosa blanca-verde o amarillenta, de olor fétido. El volumen de la secreción puede ser considerable. Puede ocasionar picazón en los labios y parte interna de los muslos, y los labios pueden inflamarse.

La información sobre la incidencia y presencia de la tricomoniasis no es tan completa como la de gonorrea y sífilis. Las cifras indican que es una infección que se encuentra frecuentemente y que más de la mitad de mujeres con gonorrea también presentan tricomonas. Con frecuencia, las personas con una enfermedad de transmisión sexual diagnosticada, tienen una o mas infecciones transmitidas sexualmente.

Síntomas y exámenes:

En la mujer:

  • Incomodidad durante el coito
  • Picazón vaginal
  • Secreción vaginal profusa, amarillo-verdosa, espumosa con olor fuerte o fétido
  • Inflamación de los labios o picazón en la vulva
  • Picazón en el interior de los muslos

En los hombres:

  • Sensación de ardor después de orinar o eyacular
  • Picazón en la uretra
  • Leve secreción de la uretra

Un examen pélvico revela ronchas rojas en la pared vaginal o cuello uterino. También podría revelar un cuello uterino inflamado, con el aspecto característico de una "fresa".

  • Una preparación húmeda microscópica de la secreción, revela tricomonas que se mueven rápidamente en la secreción vaginal.
  • Un frotis de Pap puede también detectar la presencia del organismo.

En los hombres la enfermedad puede ser difícil de diagnosticar si no se realizan las técnicas de cultivo apropiadas, pero el tratamiento es posible si la enfermedad se diagnostica en las compañeras sexuales. El tratamiento también se puede realizar en los hombres, si se presentan síntomas continuos de sensación urente o picazón a pesar de haberse tratado la gonorrea y la clamidia.

Tratamiento:

Se prescribe tratamiento con antibióticos para curar la infección y el metronidazol es el más comúnmente usado.

Es importante evitar las bebidas alcohólicas durante el curso del tratamiento y hasta 48 horas después de haber terminado los antibióticos. Las bebidas alcohólicas mezcladas con el metronidazol pueden provocar náuseas y vómito severos. Así mismo, se deben evitar las relaciones sexuales hasta terminar el tratamiento.

La pareja sexual debe considerarse infectada y debe recibir el tratamiento al mismo tiempo, incluso si no presenta síntomas.

Pronóstico:

Se anticipa un excelente resultado si la condición se trata adecuadamente.

Complicaciones:

Si la infección se prolonga puede causar cambios en el tejido de la superficie cervical. Estos cambios se pueden observar mediante un frotis de Pap de rutina. En tales casos, debe darse inicio al tratamiento y se debe repetir el examen de tres a seis meses después de completar un tratamiento exitoso.

Es importante tratar esta enfermedad para prevenir los síntomas y que los compañeros sexuales se contagien, la tricomoniasis puede también aumentar la probabilidad de adquirir el VIH de un compañero infectado.

Prevención:

La tricomoniasis está presente en la población sexual activa de todas las edades y la relación monógama con una pareja sana y conocida es la mejor manera de reducir el riesgo de ésta y todas las demás enfermedades de transmisión sexual.

A excepción de la abstinencia total, los condones siguen siendo la mejor protección y la más confiable contra ésta y otras enfermedades de transmisión sexual y se deben usar consistente y correctamente.

La Hepatitis B

Cien veces más contagiosa que el SIDA, la Hepatitis B pasa de persona a persona por medio del sexo sin protección, compartiendo agujas infectadas, o por medio de instrumentos que perforen la piel. Del 90 al 95% de los niños de madres infectadas, la adquieren.

La Hepatitis B causa complicaciones severas en el hígado.

Afortunadamente existen métodos de vacunación.

Fin de la Lección


El Buzón Universitario

Comportamientos sexuales seguros

Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS)

Definición:

Es una enfermedad contagiosa que puede ser transmitida a otra persona a través de una relación sexual u otro contacto sexual.

Transmisión de la infección:

Muchos de los organismos que causan las enfermedades de transmisión sexual viven en las membranas mucosas que recubren la uretra, la vagina, el ano y la boca. Algunas también viven en la piel.

La mayoría de los organismos infecciosos son propagados por el contacto directo con una úlcera o lesión en los genitales o la boca. Sin embargo, algunos organismos pueden vivir en los líquidos corporales sin causar una lesión visible y se contagian por contacto con dicho líquido. Las enfermedades de transmisión sexual se adquieren mediante las prácticas tanto heterosexuales como homosexuales y pueden ser pasadas a otra persona durante relaciones sexuales orales, vaginales o anales. Algunas de estas prácticas, como el sexo anal, representan un mayor riesgo de contagio con ciertas enfermedades que otras prácticas sexuales.

Algunas ETS también pueden adquirirse de forma directa, por contacto no sexual con tejidos o líquidos infectados. Un medio de contagio común no sexual es el contacto con sangre infectada, como en los casos en los que se comparten las agujas al consumir drogas IV, lo que constituye la principal causa de transmisión de VIH y hepatitis B. Otros medios no sexuales de contagio son las transfusiones de sangre o productos sanguíneos contaminados, a través de la placenta de la madre al feto y, algunas veces, a través de la leche materna.

Comportamientos sexuales de alto riesgo

Definición:

Son todas aquellas prácticas que aumentan el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Los comportamientos de alto riesgo incluyen:

  • Tener múltiples parejas sexuales.
  • Tener antecedentes de cualquier ETS.
  • Tener una pareja con antecedentes de cualquier ETS.
  • Tener una pareja con antecedentes desconocidos de ETS.
  • Consumir drogas o alcohol en situaciones que puedan terminar en una relación sexual.
  • Tener una pareja que consume drogas IV.
  • Sexo anal.
  • Tener relaciones sexuales sin protección (sexo sin el uso de un condón masculino o femenino) con una pareja desconocida.

El consumo de alcohol o drogas aumenta el riesgo, ya que estos comportamientos incrementan las probabilidades de que una persona participe en una actividad sexual de alto riesgo. Además, algunas enfermedades pueden ser transmitidas al compartir las agujas usadas u otra parafernalia de las drogas.

Los grupos de alto riesgo incluyen las personas que se involucran en relaciones sexuales con varios compañeros, los consumidores de drogas intravenosas que comparten agujas, las parejas sexuales de personas que pertenecen a grupos de alto riesgo, los niños nacidos de madres con una ETS y las personas que han recibido transfusiones de sangre o agentes coagulantes entre 1997 y 1985 (antes de la existencia de los métodos estándar de tamizaje del virus VIH en la sangre).

Comportamientos sexuales seguros

Definición:

Toma de precauciones al participar en relaciones sexuales que disminuyen el potencial de transmisión o contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

La abstinencia es una respuesta absoluta para la prevención de las ETS, pero no siempre es práctica ni deseable.

Una relación sexual monógama con un individuo que se sepa que no sufre de ninguna ETS es probablemente el enfoque menos riesgoso que las personas sexualmente activas pueden adoptar. Se debe conocer a la pareja. Antes de tener una relación sexual con una persona nueva, es prudente que ambos individuos se hagan un examen para la detección de ETS, en especial para el VIH y la hepatitis B y compartan los resultados de dichas evaluaciones entre ellos.

El uso de condones, tanto masculinos como femeninos, disminuye el chance de transmisión sexual, pero los condones deben usarse correctamente. El condón debe estar colocado en su lugar desde el principio hasta el final de la actividad sexual y debe usarse CADA vez que un individuo participe en una actividad sexual con una pareja no monógama u otra pareja sospechosa.

Otras medidas:

  • conocer a la pareja.

Muchas personas se involucran en actividad sexual sin haber establecido primero una relación formal en la que exista confianza y una comunicación abierta. La persona debe ser capaz de discutir con su pareja sexual sobre antecedentes sexuales y cualquier exposición previa a una ETS o al uso de drogas IV, así como del estado de salud actual. Debe existir la oportunidad de iniciar o terminar una actividad sexual, sin sentirse presionado o forzado a continuarla.

  • Usar barreras para evitar el contacto con el semen, líquidos vaginales o sangre.

EL USO CORRECTO Y CONSISTENTE DE UN CONDÓN (condones femeninos o masculinos) es imperativo. El uso adicional de lubricantes puede disminuir la posibilidad de una ruptura de la barrera. Sin embargo, se deben usar sólo lubricantes con base acuosa, pues los que son a base de aceite o vaselina pueden producir debilitamiento y finalmente ruptura del látex. Se recomienda el uso de condones de látex tanto en el sexo vaginal como oral.

  • Mantenerse sobrio.

El consumo de alcohol o drogas puede afectar el juicio, la capacidad de comunicación y la coordinación que se necesita para usar correctamente los dispositivos de barrera y los lubricantes. El alcohol y las drogas pueden anular la capacidad de tomar las decisiones acertadas con respecto al sexo.

  • La persona debe ser considerada con su pareja.

Las personas con SIDA o con infección VIH no deben donar sangre, plasma, órganos corporales ni espermatozoides. Desde el punto de vista legal, ético y moral, deben advertir a cualquier posible pareja sexual de su estado de VIH positivo. No deben intercambiar líquidos corporales durante la actividad sexual y deben usar todas las medidas preventivas que estén a su alcance (como un condón de látex) para asegurar una mayor protección de la otra persona.

  • Si se está embarazada, se deben tomar precauciones.

Las mujeres con ETS deben ser asesoradas sobre los riesgos que corre el bebé, antes de quedar embarazadas. Ellas deben informarse sobre los cuidados médicos que puedan ayudar a prevenir el contagio del feto. Las mujeres con VIH positivo no deben amamantar a sus bebés.

RESUMEN
En resumen, la implementación de comportamientos sexuales seguros exige que la persona disponga de una información precisa, una planificación previa y una comunicación óptima con su pareja. Con estas medidas ambos participantes pueden disfrutar de los placeres de una relación sexual, mientras minimizan los riesgos potenciales involucrados.

  • Nota:
    En algunos casos, se puede preferir ampliar la definición de comportamientos sexuales seguros incluyendo las precauciones que deben tomarse para evitar embarazos no deseados. Sin embargo, este texto sólo enfatiza la prevención de enfermedades.

Temas actualizados

Asuntos de salud en breve…

La hernia umbilical

Es una protuberancia del peritoneo y su líquido, el omento o una porción de los órganos abdominales a través del anillo umbilical, que es el tejido muscular y fibroso alrededor del ombligo.

La hernia umbilical en un bebé es causada por el cierre incompleto del anillo onfálico, a través del cual pasaban los vasos sanguíneos para proveer de nutrientes al feto en su desarrollo intrauterino.

La hernia generalmente aparece como una pequeña hinchazón bajo la piel que sobresale con frecuencia cuando el niño llora o hace un esfuerzo. Dependiendo de la severidad, el tamaño puede variar de menos de uno a cinco centímetros de diámetro. Las hernias pequeñas (menos de 1 cm.) usualmente se cierran a los 3 ó 4 años de edad sin tratamiento alguno, pero las que no cierran pueden requerir cirugía. Por lo general, las hernias umbilicales no son dolorosas, son comunes en los bebés y ocurren con una frecuencia ligeramente mayor en los bebés de descendencia afro-americana. Su incidencia exacta se desconoce, pero puede ser de 1 en cada 6 bebés.

La gran mayoría de las hernias umbilicales no están relacionadas a ninguna condición patológica; sin embargo, pueden estar asociadas con enfermedades raras, como la enfermedad de almacenamiento de muco polisacáridos, el síndrome de Beckwith-Wiedemann, el síndrome de Down y otros.

Síntomas y exámenes diagnósticos:

  • una protuberancia suave sobre el ombligo
  • puede ser plana cuando el bebé está sobre su espalda y quieto, pero protruye cuando el bebé se incorpora, llora o hace esfuerzo

Tratamiento:

Generalmente, no se requiere tratamiento a menos que el defecto persista después de los dos años de edad. En algunos casos extraños, el tejido del intestino u otros tejidos protruyen y se estrangula (por falta de flujo sanguíneo en una sección del intestino). Entonces, debe realizarse una intervención quirúrgica, de forma inmediata.

Asuntos de mucho peso

Los gordos piensan en que su autoestima es muy baja. Lo piensan así, porque si no fueron gordos de nacimiento, todavía recuerdan, no cuando fueran delgados, sino cuando no eran gordos.

Muy gordo… Candidato para la diabetes y muchas otras complicaciones…

La gordura interfiere con todos los aspectos de la vida y le roba significado a la misma.

No es eso lo que nos venden los programas dietéticos impersonales nos dicen. Ellos nos convencen de que la gordura es un asunto de naturaleza mecánica y que se conquista con "la fuerza de voluntad" y con la dieta que nos ofrecen.

Nada más falso e improbable. Los programas dietéticos comerciales se aprovechan de los incautos, que desean, o que necesitan ser delgados, por medio de la decepción y del abulto promocional.

Entra Karina, escuchemos su historia.

Karina

Veinticuatro años de edad y doscientas cincuenta libras de sobrepeso --- Karina era enorme…

Pero, en su manera de ser, era agalluda --- lo que en yiddish llaman chutzpah.

Karina era gorda y fumaba. Karina era gregaria y era popular. Karina se jactaba de haber dormido con más hombres que todas sus amigas delgadas, "puestas juntas".

Pero, Karina era imprudente, por eso saldría embarazada sin pensar en el uso de la contracepción… porque no calculaba las consecuencias de sus comportamientos.

Un aborto lo resolvió. Se reía cuando decía, "lo arregló el cura párroco de mi pueblo…" Lo arregló, porque él era el padre del niño que nunca naciera.

Por esa razón comía sin pensar. Y comer, era lo que mejor hacía.

¡Karina, comía… y comía!

Karina, comía, aún cuando no tuviera hambre y aunque no hubiera la necesidad de comer.

Karina…

¿Qué piensan los gordos y que piensa Karina?

Esta meta-análisis no se hace en los sistemas dietéticos comerciales, porque no es mecánico. Porque para hacerlo, toma que se piense en Karina como persona y no como Karina, "la gorda que no tiene fuerza de voluntad y que no quiere perder de peso…"

A Karina la asistimos nosotros, manténganse en sintonía, para que aprendan de ella en la próxima lección.

 

Dr. Félix E. F. Larocca


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.