Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Lombricultura (página 2)

Enviado por Surima Orta Pozo



Partes: 1, 2


  1. DESARROLLO

Las lombrices se adaptan a distintos tipos de desechos y se convierten en un recurso valioso en la piscicultura -como alimentación y como carnada-; reducen, además, malos olores, moscas y poblaciones de microorganismos dañinos para la salud humana y, también, pueden atenuar los efectos de la contaminación por desechos orgánicos.

En el mundo existen aproximadamente más de 6000 especies, solamente 12 de ellas se utilizan para la producción del humus de lombriz, pero en nuestro país y en otros de América Latina las especies más utilizadas son la lombriz roja africana (Eudrilus eugeneae) y 2 especies de lombrices rojas californianas (Eisenia andrei y Eisenia foetida).

La experiencia que se ha obtenido para la cría de estas especies de lombrices en el Jardín Botánico Orquideario Soroa se ha hecho extensiva para las comunidades, por su fácil producción y rápidos resultados, ya que los campesinos de la zona utilizaban el estiércol directamente al cultivo sin su transformación, por lo que los resultados no han sido favorables. Su elaboración es muy sencilla, con materiales de fácil acceso que se encuentren al alcance de las posibilidades de cada cual, por lo que no se deben utilizar cajas de cartón porque las lombrices necesitan de humedad, las dimensiones son variadas y se debe disponer de agua suficiente para mantener la humedad debida. Esta técnica permite aprovechar materia orgánica tal como estiércoles de animales, basureros urbanos, residuos orgánicos industriales y lodos de las plantas de tratamientos residuales.

4.1. Técnica utilizada para la producción de humus de lombriz

  1. Selección del lugar: El lugar debe ser sombreado, con buen drenaje, llano y con agua disponible. Se deben establecer las canoas o canteros de norte a sur, con una altura de 70 cm y 1 m de ancho. La longitud del cantero es acuerdo a la amplitud del lugar (en este caso utilizamos para confeccionar los canteros fibras como se observa en las fotos).

  2. Colocación de una capa fina (10 cm) de sustrato (estiércol, desecho de cosecha, cachaza, etc.), en el fondo de la superficie del terreno seleccionado y se siembra 1 kg de lombrices por m2.. Al transcurrir un tiempo de 7 a 8 días se puede observar la aparición de unos tabaquitos negros con la apariencia de la borra de café en su textura lo que indica que el estiércol ha sido convertido en humus de lombriz. Asimismo se podrán apreciar las lombrices en la superficie, esto significa que necesitan alimentarse de nuevo y se debe agregar otra capa más de 10 cm de sustrato, por lo que se repite la actividad tantas veces como sea posible hasta alcanzar la altura diseñada en el cantero.
  3. Aplicación de riego superficial. Las lombrices (por su morfología), deben evitar la luz e introducirse en el sustrato, por lo que se mantiene la humedad uniformemente en dependencia de la temperatura, evitando encharcamientos o goteo por exceso. Si llueve sobre la superficie no se debe regar.
  4. No es aconsejable tapar el cantero con sacos de yute, ya que por nuestra experiencia tienden a ser hospedero de algunos insectos que son dañinos para la lombriz.
  5. La cosecha se realizará utilizando el método con malla, que es muy fácil de aplicar, por lo que se coloca una malla en la superficie del cantero y se deposita el alimento fresco sobre ésta, al cabo de 3 o 4 días cuando las lombrices suban a comer se retira la malla y con ellas las lombrices. Esta operación se repite cuantas veces sean necesarias.
  6. Almacenaje del humus de lombriz. Este se debe efectuar después que el humus este seco, no menos del 40 % de humedad, puesto que todavía existe actividad microbiana la cual tributa a la calidad del lombrihumus, Se pude almacenar también en sacos que tengan aireación y bajo sombra. Se ha demostrado que, una vez cosechado después de los 8 meses, se producen pérdidas en la calidad del mismo.

El manejo de estiércol o sustrato es el elemento de mayor importancia dentro del cultivo de lombrices, por lo que se debe tener en cuenta que debe estar maduro el estiércol, más o menos de 10 a 20 días de haber sido producido por el animal, de color verde oscuro o pardo, su olor es soportable y el pH se encuentra estabilizado. Se debe tener en cuenta para el manejo de estiércol 3 factores importantes como la temperatura, la humedad y el pH (acidez, alcalinidad).

4.2. Factores a tener en cuenta en la producción del humus de lombriz

En cuanto a la humedad es un factor que influye en la reproducción y fecundación de las cápsulas. Un exceso de humedad es muy dañino para las lombrices ya que entran en un periodo de dormición en donde se afecta la producción del humus y la reproducción. Para medir el porcentaje de humedad en el sustrato se aplica una técnica muy práctica y fácil como la prueba del puño, la cual consiste en agarrar una cantidad del sustrato que alcanza con el puño de la mano y se le aplica fuerza lo normal del brazo y sale de 8 a 10 gotas por lo que la humedad se encuentra a un 80 % aproximadamente.

En cuanto a la temperatura también influye en la reproducción, en la producción del humus y la fecundidad de las cápsulas, ésta debe oscilar entre 20 a 25 0 c que conlleva al máximo rendimiento de las lombrices. Cuando la temperatura desciende de los 20 0 C a 15 0 C las lombrices entran en un periodo de latencia dejando de reproducirse, crecer y producir lombrihumus.

El factor pH mide lo alcalino o ácido del sustrato, es un factor que depende de la humedad y temperatura, si éstos son manejados adecuadamente se controla el pH. La lombriz acepta sustratos con un pH de 5 a 8.4, por debajo o pasándose de esta escala la lombriz entra en un periodo de dormición.

4.3. Proceso de fermentación

Antes de depositar el sustrato en el cantero, debe ocurrir una preparación del mismo mediante la fermentación aeróbica. Esta fermentación no es más que el resultado de la actividad de una serie de microorganismos de diferentes grupos, por lo que el tiempo de duración depende de los factores (pH, humedad, temperatura) y el tipo de sustrato.

Para comenzar este proceso de fermentación es necesario que el sustrato esté fresco (acabado de ser producido), por lo que se comienza dándole vuelta de 1 a 2 veces al día y regándole agua (80 % de humedad) para evitar un calentamiento del sustrato y propiciar que se multipliquen bacterias aeróbicas que comienzan a degradar el sustrato. En el estiércol bovino el tiempo de preparación es de 10 a 15 días para estabilizarlo, tomando una coloración de café oscuro, no presentan mal olor y al tacto son semi-pastosos, esto indica que el pH, humedad y temperatura están en condiciones para ser utilizados como alimento en los canteros por lo que se dice que el sustrato está maduro.

La lombriz de estiércoles es el único animal que no padece ni es capaz de transmitir enfermedades (Cuevas, 1991).

Pero sí existe un síndrome conocido como Gozzo Ácido o Síndrome proteico que lo afecta: se debe a que a la lombriz se le suministran sustratos que son altos en proteínas (por ejemplo frijoles), que son degradados por enzimas que poseen en su sistema digestivo y dan una alta producción de amonio, presentando la lombriz inflamaciones y muriendo a las pocas horas.

La carne de lombriz tiene un alto contenido de proteínas del 62-82 %, además tiene una buena composición de aminoácidos, contiene todos los aminoácidos esenciales superando a la harina de pescado y soya.

La harina de lombrices ha sido utilizada en ensayos de alimentación de peces, aves y otros animales domésticos, incluso en la alimentación humana, también se han desarrollado experimentos en la alimentación de cerdos, observándose una mejor conversión alimenticia que los alimentos en forma tradicional. La ventaja de la proteína de la lombriz es que se sintetiza a partir de desechos orgánicos, no así las otras proteínas que son sintetizadas sobre la base de alimentos mucho más costosos. Experiencias locales nos dicen que suplementando gallinas de patio con tres lombrices diarias se logra un aumento significativo en la producción de huevos.

En cuanto a las plagas se conocen los pájaros, hormigas, ratones, insectos y la planaria por lo que caracterizan los siguientes:

Las aves pueden acabar poco a poco con un lombricero, pero esta plaga se puede controlar fácilmente poniendo un manto de pasto de 10 cm sobre la cama de las lombrices o cercar el perímetro del área de los canteros (foto 1). 

En el caso de las hormigas rojas, son depredador natural de la lombriz, y esto puede acabar en poco tiempo, no dejándonos una sola lombriz en nuestro criadero. La misma es atraída principalmente por el azúcar que la lombriz produce al momento de deslizarse por debajo del sustrato, llegando las hormigas y atacándolas (a las lombrices). La hormiga se puede controlar sin necesidad de químicos, con sólo que la humedad de la cama se encuentre en el 80 %. O sea que si en nuestras camas encontramos hormigas es un parámetro para diagnosticar que nuestra humedad está baja.

La planaria es la plaga de mayor importancia dentro de los criaderos de lombrices, es un gusano plano que puede medir de 5 a 50 mm, de color café oscuro, con rayas longitudinales de color café, que se adhiere a la lombriz por medio de una sustancia cerosa que el platelminto produce, y posteriormente introduce en la lombriz un pequeño tubo de color blanco succionando todo el interior de la lombriz hasta matarla. Esta plaga se controla con manejo del sustrato regulando el pH de 7.5 a 8 y manteniendo la humedad adecuada (80 %). En pH bajos, la planaria se desarrolla y comienza su actividad de depredador natural de las lombrices. Se recomienda no usar estiércoles viejos y si hay plaga dar de comer a las lombrices estiércol de 10 días de fermentación, no permitir una larga estadía de los canteros sin cosechar.

 El ratón es otra plaga muy peligrosa para el cultivo de lombrices, pero se puede controlar al igual que las hormigas manteniendo la humedad alta, en un 80 %.

En el caso de las cochinillas, pequeñas larvas e insectos que son detritófagos compiten con la lombriz por el alimento sin causar daño directamente.

Una agricultura orgánica debidamente gestionada reduce o elimina la contaminación del agua y permite conservar el agua y el suelo en las comunidades, además la aplicación del humus de lombriz es un proceso ecológico donde no hay contaminación del medio ambiente a corto ni a largo plazo.

4.4. Aplicación del humus de lombriz

La aplicación del humus de lombriz al sistema radical es una rápida ayuda para la obtención de una planta más vigorosa y con magníficos resultados, hemos hecho aplicaciones tanto en el Orquideario como en las comunidades para el uso de plantas ornamentales, frutales, aromáticas, hortalizas por lo cual le hacemos referencia de algunas de ellas.

En el caso de macetas: una capa de dos centímetros sobre la tierra, cuidando de dejar libre el tallo de la planta, a fin de evitar el posible desarrollo de hongos. En el caso de un trasplante, se debe agregar una parte por cada cuatro de tierra. Se regará moderadamente al colocarlo, repitiendo según las modalidades de cada planta. Lo óptimo es abonar al comienzo de cada estación y agregar dos cucharadas por mes.

En el caso de canteros: tres centímetros de abono en la cazuela de cada planta Se riega copiosamente apenas colocado y luego, según las necesidad de cada ejemplar. Lo más adecuado es colocarlo en los meses de octubre-noviembre y abril-mayo.

Césped: abonar con 1,5 dm3 por metro cuadrado, en los meses de octubre-noviembre y abril-mayo.

Rosales y leñosas: en los meses de octubre-noviembre y abril-mayo, 1,5 dm3 por planta.

Plantas aromáticas: se recomienda el uso de este fertilizante en dos partes por cada tres de tierra, regándolo posteriormente.

Frutales: se considera adecuado entre 2 y 3 dm3, con una frecuencia mensual.

Hortalizas: de 2 a 4 veces en cada ciclo, colocar 1 cucharada por plantón.

Bibliografía.

  1. Colectivo de autores. Caminos alternativos. Consejo de Iglesias de Cuba. Habana, 9-14, 2003.
  2. Colectivo de autores. Manual básico de Lombricultura para condiciones tropicales. Nicaragua.2005.
  3. Gandarilla, R/et al/. Alternativas para la nutrición de los cultivos en Organopónicos. III Humus de lombriz. En: Memorias del 1er Taller sobre mejoramiento y conservación de suelos.90 p, 1994.
  4. Gandarilla J.L y Martínez, F. Manipulación y uso de humus de lombriz en Cuba. En el IV encuentro de Agricultura orgánica, ACTAF La Habana, 289 p, 2001.
  5. Martínez, C y Martínez J.C. Lombricultura y Agricultura Orgánica. En: IV Encuentro de Agricultura Orgánica. ACTAF La Habana, 293-294 p, 2001.
  6. Martínez, C y Martínez J.C. Lombricultura. Técnica mexicana, México. En: IV Encuentro de Agricultura Orgánica. ACTAF La Habana, 289-290 p, 2001.
  7. Martínez Rodríguez Francisco, /et al/. Basura Urbana, lombricultura y el peligro de contaminación de sus productos. En: 2do Congreso Iberoamericano de Química y Física Ambiental. Varadero, 102 p, 2001.
  8. Ortega Sastrigues, F Composición fraccional del humus en suelos de Cuba. En: Tesis para opción de grado de Doctor en Ciencias Agrícolas. Instituto de Suelo, La Habana, Cuba. 1985.
  9. Peña /et al/ (2002). Manual para la producción de abonos orgánicos en la agricultura urbana. INIFAT – Grupo Nacional de Agricultura urbana, 68 – 98 p, 2002.
  10. Toledo L, Silvera J, Batista A. uso del humus de lombriz en la CPA "Mártires de Cumanayagua" para el cultivo del tabaco (Nicotiana tabacum). En: IV Encuentro de Agricultura Orgánica. ACTAF La Habana, 299 P, 2001.

 

 

Lic. Surima Orta Pozo

Sede Universitaria Municipal "San Cristóbal" Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saiz Monte de Oca".

Pinar del Río.

CUBA

Curso la maestría de Agroecología y Desarrollo Sostenible.

Año de la realización 2006.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Agricultura y Ganaderia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.