Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
Partes: 1, 2

10. Efectos de la lluvia ácida en los ecosistemas terrestres

Efectos en los bosques: Los bosques de Canadá, Estados Unidos y Escandinavia tiene una enorme importancia económica. Cientos de miles de personas son empleadas por las diversas industrias asociadas con la madera y los bosques. Uno de cada 10 canadienses trabaja de manera directa o indirecta en este tipo de industrias, y Suecia y Noruega tienen un perfil de empleo similar. Además, los bosques y lagos de estos países son importantes áreas turísticas y recreativas. La lluvia ácida plantea una amenaza insidiosa y potencialmente devastadora para nuestros bosques. Se ha demostrado que la lluvia moderadamente ácida (pH 4.6) daña las plantas recién nacidas. Los investigadores están comenzando a evaluar el papel de la lluvia ácida en el aumento de vulnerabilidad de los árboles ante enfermedades e insectos. No se observa un daño directo y visible al follaje por la lluvia ácida, pero la dramática y sorprendente muerte y marchitamiento de lo árboles en Europa central es un catalizador de este tipo de preocupaciones. Miles de hectáreas de bosques de piceas y abetos en Checoslovaquia y de Alemania oriental han muerto en los últimos 20 años. Los bosques de las montañas Hartz y de la Selva Negra de Alemania occidental también tienen problemas, pues las hayas y piceas mueren o su crecimiento se reduce en los suelos menos amortiguados. A partir de 1990 se ha advertido cierta recuperación de los bosques de piceas.

Según Bernhardt Ulrich de la Univesidad de Gotinga, la mayor acidez de la lluvia en Alemania a lo largo de los últimos 25 años, combinada con las fuertes y ácidas nevadas en las áreas montañosas, ha causado deslave del calcio y magnesio de los suelos; al mismo tiempo, ha aumentado la concentración de aluminio en los solutos del suelo. En consecuencia, se ha reducido la proporción Ca/Al. Cuando esta relación molar es inferior a 1.0 se favorece la incorporación de aluminio en las finas raíces absorbentes, donde se manifiesta la toxicidad de este elemento, capaz, de matar las raíces o reducir su vigor. La incidencia de concentraciones altas de aluminio en la solución del suelo ha sido especialmente notoria por años, en los cuales se han producido graves sequías estivales, como en 1975 y 1976 en Europa. En estas circunstancias, la concentración de aluminio aumenta como consecuencia de la concentración de los solutos del suelo inducida por la sequía. Sin duda las tasas de decadencia de los bosques de Alemania occidental se han acelerado notoriamente desde 1975. Se piensa que el alto nivel de actividad industrial en Alemania occidental y sus alrededores es un factor fundamental para esto, como lo es la elevada precipitación pluvial en las áreas de montaña, donde los efectos son más severos. En los bosques de mayor altitud, las aguas de nubes ácidas envuelven los árboles en niebla durante largos periodos cada año.

Una de las mayores dificultades que enfrentamos al estudiar el crecimiento forestal y los posibles efectos de la lluvia ácida en éste es la muy considerable variación anual en cuanto a crecimiento, causada por fluctuaciones climáticas normales y por el ataque de insectos. El crecimiento puede diferir en varios tantos de un año a otro. Por consiguiente, es muy difícil identificar tendencias pequeñas en la reducción del crecimiento forestal en un periodo corto. Las evaluaciones de este tipo se han basado en la anchura de la madera depositada en los troncos de los árboles cada año en forma de anillos. Esta clase de estudios se han llevado a cabo en Estados Unidos y Noruega. Todos ellos han utilizado cantidades limitadas de datos, han tenido dificultades para tomar en cuenta el crecimiento normal en edades diferentes dentro de una misma especie, y no han llegado a conclusiones concretas. Un estudio estadounidense sugiere que "la lluvia ácida amerita una consideración importante como factor supresor del crecimiento en los Pine Barrens de Nueva Jersey", pero otros sugieren que es imposible inferir conclusiones con base en esos datos. Así pues, tenemos una situación muy frustrante, en la cual podríamos estar enfrentando una reducción grave del vigor forestal, pero en el momento actual somos incapaces de poner en orden las diversas explicaciones alternativas.

Se han hecho experimentos rociando ácido en el campo o en condiciones controladas de laboratorio (invernadero). Varios de estos estudios han mostrado un crecimiento mayor al aumentar la acidez del rocío hasta 3.0 de pH.

11. Efectos sobre la salud humana

No esta del Todo claro que las aguas subterráneas ácidas sean por si mismas nocivas para la salud. Pero si se conoce el efecto negativo de los metales como el aluminio y el cadmio que se libera en la tercera etapa a pH inferiores a 5. Aunque se ha encontrado casos altos de niveles de plomo zinc y cadmio aun a pH superiores (entre 5.2 y 6.4)

Con respecto a los metales tenemos:

Cadmio: ES el más móvil de los metales pesados comunes y debido a las latas concentraciones presentes en los países industrializados, es necesario alertar sobre su presencia. El cadmio se acumula en la corteza renal causando graves lesiones. Las principales fuentes son los fertilizantes y las debidas a la acidificación de las aguas subterráneas.

Cobre: Debido a que es el metal con el cual se construye la mayoría de las cañerías, cuando las aguas se tornan corrosivas dicho elemento es disuelto. Uno de los efectos más comunes sobre la es la diarrea infantil.

Aluminio: Es el más común en la corteza terrestre y si bien está unido a los minerales que constituyen la misma, la acidificación lo torna soluble. El aluminio penetra en la corriente sanguínea en forma directa pasando las barreras de protección normales del ser humano y provocando graves daños al cerebro y al sistema óseo. Si la concentración es muy elevada puede causar demencia senil y muerte.

Plomo: También se libera por acidificación de las aguas y en los países donde este elemento es utilizado para la construcción de las cañerías de agua la situación se puede tornar bastantes peligrosa. Dicho elemento provoca daños considerados a nivel cerebral, sobre todo en los niños.

12. Efecto de la acidificación sobre los bosques

Los árboles dañados exhiben una serie de síntomas pero es muy dificultoso establecer una conexión entre cada tipo de daño y las causas correspondientes. El aire contaminado afecta directamente e indirectamente los árboles.

Los efectos directos consisten en daños sobre las hojas debido a que la capa de grasa protectora es corroída por el depósito seco de dióxido de azufre, la lluvia ácida o el ozono.

Además de las membranas constituyentes de la estructura interna del árbol son atacadas provocando la pérdida de nutrientes.

Los efectos indirectos están relacionados con la acidificación del suelo lo que produce una reducción de nutrientes y una liberación de sustancias perjudiciales para el árbol como lo es el aluminio.

La sensibilidad de las diferentes especies frente a los contaminantes atmosféricos varía de acuerdo con la superficie de las hojas y la caducidad de las mismas.

El daño sobre los abetos se traduce en un color marrón amarillento de sus hojas, pérdidas de las mismas y deterioro de sus raíces.

Los pinos sufren también decoloración con estrechamiento de su extremo cónico superior por pérdida de sus hojas.

Incidencia de los deterioros sobre los bosques

La forestación en Escandinavia es importante para toda Europa Occidental dado que es la mayor fuente de materia prima en la industria de la madera. Cerca del 80% de sus producción está destinada a la exportación.

Además los bosques son el ambiente natural para varias especies de insectos, pequeños animales, plantas y mamíferos de mayor tamaño.

Por último no se debe olvidar la función que desempeñan en el mantenimiento de la economía del agua y en la regulación de los climas tanto locales como regionales.

13. Efectos en los Cultivos.

Aunque la sensibilidad hacia el daño foliar directo por la lluvia ácida de algunos cultivos parece ser mayor que la de muchas especies de árboles, no existen pruebas sólidas de que las hojas de los cultivos hayan sido dañadas por gotas ácidas en el campo (NATO, 1980). No obstante, algunos estudios detallados han comenzados a insinuar que incluso en un sistema agrícola bien amortiguado la lluvia ácida puede ser perjudicial. En un estudio realizado por Lee y Neely (1980) a 27 plantas agrícolas cultivadas en tiestos y expuestas a lluvia ácida simulada con un intervalo de pH de 2.5 a 5.7, aparecieron lesiones visibles y desagradables en el follaje en 21 cultivos a un pH de 3.0, el cual se presenta con una frecuencia de precipitación de 0.5 a 1.0% en las regiones afectadas de Norteamérica. Los estudiosos de cultivos importantes de Ontario realizados por Hutchinson (1981) mostraron que las lluvias con pH entre 2.5 y 3.0 afectaban seriamente la lechuga, el betabel, la cebolla, la soya, el fríjol pinto y el tabaco. Cultivos como el tabaco, la lechuga y la espinaca dependen de un follaje saludable para su venta. Por toro lado, los estudioso realizados en el Brookhaven National Laboratory de Estados Unidos (Evans et al.,1983) demostraron que las plantas expuestas a precipitaciones ácidas simuladas de un pH de 4.2, 3.8 y 3.5 tuvieron rendimientos de semilla menores en 2.6, 6.5 y 11.4% respectivamente, en comparación con plantas expuestas solo a precipitación ambiental. Estos daños de semilla en un cultivo importante, como la soya, equivaldrían a pérdidas de muchos millones de dólares al año en Estados Unidos.

De manera experimental se ha demostrado que la etapa crítica del ciclo vital de las plantas, en la cual el polen se transfiere a la flor hembra y lo fertiliza para producir un largo tubo (de polen), es muy sensible a un pH bajo (sidhu, 1983). En general la germinación y el crecimiento del tubo plìnico de manzanas y uvas se reducen con un pH igual o menor a 3.5. en estudios de especies forestales boreales (Cox, 1983) se encontró que el polen de abedul es muy sensible, en tanto que el polen de un buen fruto en el tiempo de la polinización, la lluvia ácida plantea un peligro que no ha sido evaluado.

En resumen, queda claro que los sistemas terrestres son menos sensibles a la sedimentación ácida que los sistemas acuáticos. Algunos efectos a corto plazo de la lluvia ácida pueden ser benéficos, probablemente a causa de las aportaciones de nitrógeno fertilizante. Sin embargo, a largo plazo es muy posible que se produzcan efecto dañinos. Sin duda se afectarán los ciclos y los equilibrios de los nutrientes en el bosque, y el crecimiento de los árboles puede menguar.

14. Efectos sobre la fauna y flora

Con respecto a las plantas, las especies que se ven más afectadas son los líquenes y los musgos que toman directamente el agua a través de sus hojas. Además estas especies son indicadores directos de la contaminación atmosférica como es el caso de los líquenes respecto a las emisiones de SO2.

También en el caso de los pájaros pequeños que viven cerca de aguas acidificadas se ve afectada su reproducción.

Los huevos de varias especies de pájaros aparecen con paredes muy delgadas debido al aluminio ingerido a través de los insectos de los cuales se alimentan. Dichos insectos precisamente se desarrollan en aguas acidificadas.

Los animales herbívoros se ven afectados ya que al acidificarse los suelos, las plantas que aquellos ingieren, acumulan una mayor cantidad de metales pesados (aluminio, cadmio, etc.)

Resumiendo lo anterior, se puede afirmar que la fauna también se verá afectada por los cambios en la composición y estructura de la vegetación.

Si, por ejemplo, los bosques son dañados, se producirán grandes cambios en las especies animales que integran el ecosistema forestal.

15. Efectos sobre las aguas subterraneas

Parte importante de las precipitaciones penetran a través del suelo y cuanto más permeable sea el mismo, más profundidad alcanza.

En áreas donde el suelo está densamente compactado, la casi totalidad del agua caída fluye hacia los lagos y otras corrientes.

El agua que ha percolado alcanza por último, niveles donde el suelo está completamente saturado pasando a formar parte de las aguas subterráneas que son la principal fuente de suministro de agua.

Las aguas en los lagos son siempre más ácidas que las aguas subterráneas debido a la función de filtro que desempeña el suelo, removiendo así gran parte del ácido.

Si el suelo está constituido por material finamente granulado y el pozo de atracción es lo suficientemente profundo, el agua de lluvia ha sido neutralizada y al ser extraída no presenta problemas de acidificación.

La acidificación de las aguas subterráneas se realiza en tres etapas.

  1. Primero disminuye la capacidad de los suelos de neutralizar las precipitaciones. Aumentan los niveles de sulfato, calcio y potasio, en las aguas subterráneas, no existiendo ningún otro efecto que altere la calidad del agua. En esta etapa el agua se torna corrosiva y ataca las cañerías.
  2. Luego de esta etapa la acción neutralizante del suelo decae aún más y el efecto buffer de las aguas subterráneas comienza a disminuir. Se nota en esta etapa un aumento en el poder corrosivo sobre metales y concreto.
  3. Por último, la capacidad neutralizante del suelo desaparece y los valores de pH descienden con un aumento en las concentraciones de metales en las aguas de los pozos, tornándose aún más corrosivos.

16. Efectos en construcciones, materiales y pinturas.

Las construcciones, las estatuas y los monumentos de piedra sufren erosión por efecto de diversos contaminantes que arrastra el aire, entre ellos la lluvia ácida. Los materiales de construcción como acero, pintura, plásticos, cemento, mampostería, acero galvanizado, piedra caliza, piedra arenisca y mármol también están expuestos a sufrir daños. La frecuencia con la que es necesario aplicar nuevos recubrimientos protectores a las estructuras va en aumento, con los consecuentes costos adicionales, los cuales se estiman en miles de millones de dólares anuales.

Los efectos de los diversos contaminantes todavía no se pueden separar unos de otros de manera confiable. Sin embargo se acepta que el principal agente corrosivo individual de los materiales de construcción es el dióxido de azufre y sus productos secundarios.

Las piedras arenisca y caliza se han utilizado con frecuencia como materiales para monumentos y esculturas. Ambas se corroen con más rapidez en el aire citadino cargado de azufre que en el aire campestre libre de azufre. Cuando los contaminantes azufrados se depositan en una superficie de piedra arenisca o caliza, reaccionan con el carbonato de calcio del material y lo convierten en sulfato de calcio (yeso), fácilmente soluble, que se deslava con la lluvia. En el Informe sobre lluvia ácida, encargado por el gobernador de Ohio en 1980 (Scientifie Advisory Task Force, 1980), el comité afirma que "la lluvia ácida es motivo de preocupación especial a causa de sus efectos en estructuras de importancia arqueológica o histórica". La desfiguración y disolución de famosas estatuas y monumentos, como la Acrópois de Atenas y tesoros artísticos de Italia se ha acelerado considerablemente en los últimos 30 años, en muchos casos en obras que han estado en pie por siglos. Esto es una tragedia de la cual no es posible hacer un análisis económico.

17. Soluciones

Con respecto a las medidas a tomar para evitar la acidificación de las aguas, la solución a largo plazo es la reducción de las emisiones.

Con respecto las medidas a corto plazo tenemos la neutralización de lagos y demás corrientes de aguas, mediante el agregado de una base, lo que provoca un aumento de pH. La acción anterior causa la precipitación de aluminio y otros metales que luego sedimentan en el fondo y además está relacionado con la disminución en los niveles de mercurio en los peces.

Si bien la medida antes mencionada permite restituir las condiciones de vida de flora y fauna en esas aguas, aparecen problemas por la acumulación de metales tóxicos en los lechos de los cursos.

Con respecto a las aguas subterráneas la acidez se puede combatir colocando un filtro de carácter básico cerca del fondo del pozo para que actúe como neutralizante. Alternativamente el suelo cercano a la zona del pozo puede ser tratado con una sustancia básica.

Peor si solo se desea contrarrestarse la corrosión, esto puede ser realizado mediante la sustitución del cobre por otro material menos susceptible en la construcción de las cañerías.

Este tipo de soluciones, como dijimos al principio son efectivas para un corto periodo de tiempo y por lo general son caras, teniendo en cuenta que quien las paga no fue quien realmente causó el problema.

Para lograr el objetivo de limitar las emisiones se debe usar la tecnología más adecuada para la combustión así como de limpieza de los gases desprendidos.

La mayor parte del azufre emitido sobre Europa provine de la combustión de carbón o combustibles líquidos en plantas de generación de energía. Existen métodos para limitar las emisiones antes, durante y después de la combustión.

Una alternativa es el uso de combustibles con bajo contenido de azufre. En el caso de los óxidos de nitrógeno se puede reducir mediante el cambio en los métodos de combustión, un ejemplo son los quemadores de baja producción de NOx los que requieren menor exceso de oxigeno, tiempos más cortos de combustión y menores temperaturas.

Alternativamente se puede purificar los humos mediante métodos catalíticos los cuales permiten la reacción de los óxidos de nitrógeno con amoníaco convirtiéndose en nitrógeno gas y agua.

Debido a que un alto porcentaje de los óxidos de nitrógeno provienen de los vehículos de motor, las medidas a tomar son la reducción del tránsito carretero, establecimiento de límites de velocidad y la imposición de obligatoriedad en el uso de convertidores catalíticos.

Con respecto a los gases de escape de los automotores veremos las diferentes formas de reducir los escapes de óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y monóxido de carbono.

Lo primero que hay que tener presente es un diseño adecuado del motor que permita una combustión lo más completa posible. Con la recirculación de los gases de escape las emisiones de óxidos de nitrógeno pueden en parte reducirse.

La inyección controlada del fuel permite a su vez evitar la emisión de partículas que son producto de una combustión incompleta.

Para reducir las emisiones de hidrocarburos los autos deben ser equipados con un catalizador para oxidación. El sistema más eficiente para la purificación de los gases de escape de los automotores es el convertidor catalítico el cual transforma más del 90% de los óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y monóxido de carbono en nitrógeno, dióxido de carbono y agua.

18. Medidas de remedio y control.

Puesto que es indudable que se está causando un daño bastante considerable a nuestro medio, es claro que se necesita actuar para remediarlo. Debemos estar conscientes de la complejidad del problema, con sus ramificaciones e interacciones en el aire, el suelo, el agua y los sedimentos, así como sus efectos en las plantas, los animales y los microbio. Si es probable que ciertas acciones reparadoras tengan altos costos asociados con ellas, es necesario tener la seguridad de que estos costos se justifican y que la acción va a ser eficaz.

No pueden haber soluciones rápidas. La limpieza puede tomar décadas, aun si comenzamos ahora. En los últimos años hemos establecido los requisitos fundamentales para la acción:

  • El reconocimiento de que la lluvia ácida es un problema grave.
  • El conocimiento de que la reducción de las emisiones es la mejor solución.

Los óxidos de azufre se producen en la quema de combustibles, en la fundición de minerales y en otros procesos industriales. Las emisiones de dióxido de azufre se pueden reducir si se toman las medidas siguientes antes, durante y después de la combustión.

ANTES DE LA COMBUSTIÓN

Cambio de combustible

Mezclado de combustibles.

Desulfuración de petróleo.

Lavado del carbón (limpieza física del carbón).

Limpieza química del carbón.

Cambio de los combustibles con alto contenido de azufre a otros con menor contenido de azufre.

Mezclado de combustibles con contenido de azufre más alto y más bajo para producir un combustible con un contenido de azufre de nivel medio

Eliminación del azufre durante el proceso de refinación del petróleo por hidrogenación (adición de hidrógeno)

Trituración y eliminación de azufre y otras impurezas del carbón poniendo éste en un líquido (el carbón limpio flota, las impurezas se hunden)

Disolución de azufre del carbono con sustancias químicas.

DURANTE LA COMBUSTIÓN

Combustión en lecho fluidizado (CLF)

Inyección de piedra caliza en quemadores de etapas múltiples (ICQM)

Mezclado de piedra caliza finamente molida con carbón y combustión en suspensión

Inyección de piedra caliza finamente molida en un quemador especial.

DESPUES DE LA COMBUSTIÓN

Desulfuraciónde gases de combustión (DGC), o lavado.

Mezclado de un absorbente químico, con cal o piedra caliza, con los gases de combustión para eliminar el dióxido de azufre.

Las emisiones de dióxido de azufre de fundiciones no ferrosas se pueden reducir por diversos medios, entre los cuales se cuentan:

Separación de minerales

Eliminación de algunos de los minerales azufrados de los minerales metálicos antes de la fundición

Cambio de proceso

Uso de procesos de fundición que provocan menos SO2 o generación de corrientes residuales más fáciles de controlar.

Fabricación de subproductos

Captura del SO2 después del proceso de fundición para producir ácido sulfúrico (que se utiliza en muchos procesos industriales y en la fabricación de fertilizantes) o azufre elemental (que se usa en procesos industriales)

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la que pertenecen casi todas las naciones occidentales industrializadas, ha llevado a cabo investigaciones extensas de las consecuencias del transporte de la lluvia ácida a largas distancias (OCDE, 1981); también ha examinado en detalle las tecnologías de control y los costos asociados con su implantación. Las investigaciones dejan en claro que las consecuencias políticas y socioeconómicas serán graves si nada se hace.

Los cálculos de la OCDE se aplican a las regiones del noroeste y su de Europa, y tienen como base el dólar americano de 1980. El costo medio de limpieza se calcula en $780 por tonelada de azufre. Aplicando a toda Europa, con exclusión de la Comunidad de Estados Independientes (antes URSS), el costo de una reducción del 50% en el SO2 sería alrededor de $8,000 millones anules.

La General Accouting Office (Oficina General de contabilidad) del gobierno de estados Unidos sugirió en su informe de 1982 sobre la lluvia ácida que en reducción en las emisiones de SO2 de 10 millones de toneladas anuales en el este de Estados Unidos costaría entre 3,000 y 4,500 millones de dólares de 1980 (GAO, 1981). Las emisiones totales de SO2 en 1980 en Estados Unidos fueron de 24.1 millones de toneladas. Es evidente que Estados Unidos no se arriesgará a poner en práctica un programa tan costoso hasta estar seguro de que cuenta con la tecnología apropiada y de que mitigará con éxito los efectos de la lluvia ácida.

Se tendrán que tomar decisiones respecto a estas tecnologías a medida que el medio continúe degradándose y aumenten las tensiones entre Estados Unidos y Canadá, y entre los países escandinavos y sus vecinos. La Clean Air Act (Ley para el aire limpio), firmada en 1990 por Estados Unidos y Canadá, fina como objetivos una reducción del 50% en las emisiones de azufre para el año 2000, los cual constituye un paso en esta dirección.

CONCLUSIONES DE LA CONFERENCIA DE ESTOCOLMO DE 1982

TECNOLOGÍA DE CONTROL DE EMISIÓN

(Las emisiones a la atmósfera pueden reducirse purificando los combustibles antes, durante, y después de la combustión.)

TECNOLOGÍA DE ELIMINACIÓN DESPUÉS DE LA COMBUSTIÓN

Petróleo:

Desulfuración de los aceites residuales durante el refinamiento para dejarlos con bajo contenido de azufre (menos del 1%).

Carbón bituminoso:

Contiene azufre pirítico y orgánico.

  • Azufre pirítico: Se elimina por procesos de trituración y depuración análogos a los utilizados para eliminar la materia mineral (cenizas). Se consigue una eliminación del 50%.
  • Azufre orgánico: Está combinado químicamente con el carbono. Para eliminarlo, el carbón se ha de transformar a una forma alternativa.

La conversión del carbón a otros combustibles, líquidos o gaseosos, proporciona un medio para eliminar el procesos, tanto el azufre pirítico como el orgánico.

Tecnología del quemador:

  • Quemadores de etapas múltiples: Se llega a eliminar el 50% de óxidos de nitrógeno con respecto a la eliminación de quemadores convencionales.
  • Quemadores limitados de óxidos de nitrógeno con sistemas de inyección de calizas que reducen simultáneamente las emisiones de óxidos de azufre y de nitrógeno.

Combustión en lecho fluido:

  • Sistemas de lechos fluidizados: Se añade caliza para la eliminación de óxidos de azufre.
  • Sistemas de lechos fluidizados burbujeantes, que se vienen utilizando en instalaciones pequeñas.
  • Lechos fluidizantes circulantes: Ofrecen mejor eliminación de los óxidos de azufre que los burbujeantes. Son para calderas industriales.

TECNOLOGÍA DE ELIMINACIÓN ANTES DE LA COMBUSTIÓN

  • Desulfuración de humos en lavado húmedo: Los humos se lavan en una solución alcalina, de manera que el óxido de azufre es eliminado en forma de sulfato cálcico; se consigue así una eliminación de hasta 95%. El óxido de azufre se puede convertir en un producto de deshecho (lodo) y un subproducto (yeso).
  • Método de lavado en seco: Los humos se ponen en contacto con caliza pulverizada para absorber el óxido de azufre. Este método se utiliza para carbones de medio y bajo contenido de óxidos de azufre

CONCLUSIONES DE LA CONFERENCIA DE ESTOCOLMO DE 1982

Tecnología de control de emisión

Sistemas regeneradores de desulfuración de humos: el óxido de azufre se convierte en azufre elemental o en ácido sulfúrico. En Japón, se utiliza muy extensivamente la eliminación de óxidos de nitrógeno de los humos, utilizando métodos catalíticos; se elimina hasta un 80%.

Ahorro energético

"Un eficaz uso de la energía es deseable por razones económicas y también tiene el efecto de disminuir todas las emisiones."

"Estos ahorros podrían conseguirse presuponiendo el uso de tecnologías disponibles como: aislamiento, calderas de condensación, bombas térmicas, automóviles eficientes, etc."

Así, mediante el ahorro energético, podrían obtenerse importantes beneficios estratégicos, económicos y ambientales; pero éstos son menos fáciles de conseguir que por aplicación directa de la tecnología de control de emisiones, debido a que tienen que afectar innumerables decisiones sobre inversiones por todos los consumidores en cuanto al uso energético.

Estrategias de control regional para emisiones de azufre

"En muy pocos países se han adoptado medidas positivas para reducir las emisiones, tanto para solucionar problemas locales como problemas de transfronteras."

Han sido algunos países europeos de la CEPE (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa) y Norteamérica los que han adoptado estas medidas. Una estimación de las tendencias a lo largo de los próximos veinte años señala una estabilización de las emisiones, y posiblemente una reducción. Las emisiones en estos países de Europa y Norteamérica no han aumentado en los últimos años, y no es probable que lo hagan en las próximas décadas.

La implantación y repercusiones de las estrategias para el control de óxidos de azufre son esencialmente a largo plazo, y deben contemplarse frente a los cambios en las emisiones de óxidos de azufre que puedan producirse en caso de carecer de estrategias.

19. Conclusiones

  • Las lluvias ácidas constituyen una amenaza ilimitada sobre nuestro ambiente, en uno de los más grandes problemas que tienen planteado la sociedad actual. La comisión económica Europea ha considerado las lluvias ácidas como el segundo problema en importancia después del paro.
  • Es un precio demasiado elevado el que estamos pagando por causa de nuestra creciente industrialización .Es el ser humano quien en ultima instancia, debe resolver este acuciante problema, no podemos permanecer pasivos ante dicho fenómeno, ya que la recuperación de los medios naturales redundara en nuestro propio beneficio y en el de las especies animales y vegetales que con nosotros cohabitan. Sin embargo, hoy por hoy, no conocemos una solución viable clara para paliar este fenómeno, dado que tanto causas como efectos son aún poco conocidos.
  • En realidad toda la lluvia es ácida en cierta medida y esa acidez es beneficiosa para el suelo. Pero se considera Lluvia Ácida toda aquella cuyo grado de acidez o PH es un indicador del grado de acidez. Un PH de 7 significa neutralidad; valores superiores, alcalinidad y valores inferiores, acidez) es inferior a 5,6.
  • Lo esencial del problema estriba en que los vientos y masas de aire transportan emisiones contaminantes de unas áreas a otras. Vientos y masas de aire no entienden de fronteras y, por ello, la polución ambiental se convierte en un problema de ámbito internacional. El carácter transfronterizo de las lluvias ácidas obliga a los países industrializados a realizar un profundo análisis de sus causas y sus consecuencias. Surge así la necesidad de buscar soluciones conjuntas y establecer programas de actuación que se en beneficio de todos los países.
  • La tecnología humana puede ser la causa de graves impactos económicos en extensas áreas del planeta, incluso en zonas que están a cientos o miles de kilómetros de los emisores de la contaminación. La razón de esto es que la atmósfera es un portador muy eficaz de gases y partículas. Los gases poco solubles como el CO2 y diversos compuestos sintéticos como los halocarbonos se dispersan por todo el mundo y se convierten en parte duradera o permanente de la atmósfera. Los gases más solubles como el SO2 y los NOx pueden afectar grandes porciones de los continentes y causar graves daños a los ecosistemas, el turismo, la agricultura y la silvicultura, así como a construcciones y materiales. De esto se concluye que la acción correctiva sólo es posible si los gobiernos en cuestión están de acuerdo con cooperar.

20. Concientización

Nuestro papel es múltiple pues, por un lado, somos ciudadanos capaces de plantear exigencias a la Administración, y por otro, somos generadores directos de contaminación y consumidores de bienes o servicios, por lo que deberemos desarrollar una actitud personal favorable al medio ambiente en todos estos campos.

En lo que respecta a nuestro comportamiento frente a la Administración debemos exigir medidas de política medioambiental encaminadas a lograr el desarrollo de una sociedad con un modo de vida cada vez más respetuoso con la naturaleza; así mismo es importante ejercer el derecho a la libertad de acceso a la información sobre medio ambiente y el derecho a intervenir en la evaluación del impacto ambiental de los grandes proyectos y a la comprobación del comportamiento de las grandes empresas (públicas y privadas) mediante el acceso a los inventarios de emisiones, vertidos y residuos y auditorías medioambientales.

En cuanto a nuestro comportamiento como consumidores, debemos tender a potenciar el consumo de artículos y servicios en cuya fabricación o generación se empleen técnicas respetuosas con el medio ambiente: es una manera muy eficaz de obligar a las empresas a incorporar en su producción tecnologías limpias.

Por último, en el campo de la actividad cotidiana, debemos tender a una menor generación de contaminantes, reduciendo y racionalizando:

El consumo de energía y potenciando el empleo de energías limpias, hay muchas acciones individuales que pueden implicar una reducción del consumo energético: aislar las viviendas, no despilfarrar la luz, utilizar bombillas de bajo consumo, controlar el empleo de calefacciones,

El uso de transportes con motores de combustión, en este sentido las opciones son múltiples: menor uso del vehículo, empleo de transporte público, transportes no contaminantes,

El consumo de envases no reciclables, potenciando además la recogida selectiva de residuos y el reciclado de todo tipo de artículos, el consumo energético es menor al fabricar muchos productos como el papel, metales, etc a partir de los correspondientes materiales reciclados.

El consumo en general, asumiendo la falsedad de la igualdad "calidad de vida" = "cantidad de consumo". Es necesario que incorporemos a nuestro pensamiento y código de comportamiento conceptos como el desarrollo sostenible; parámetros de medida de bienestar distintos de indicadores meramente económicos, que comprendamos que el mundo es único y que, no por tener el privilegio de habitar en una zona con un grado de desarrollo mayor, tenemos derecho a despilfarrar recursos y materiales.

Todo ello nos llevará a reducir el consumo y a modificar nuestros parámetros de elección, prefiriendo artículos y servicios producidos por medio de técnicas respetuosas con el medio ambiente, con lo que disminuirá la cantidad de energía empleada y las empresas se verán obligadas a adoptar tecnologías limpias.

Podríamos terminar insistiendo en que nada de lo que hagamos es indiferente respecto al medio ambiente. Es preciso analizar nuestro comportamiento, nuestras costumbres, reflexionar acerca de ellas y potenciarlas si son respetuosas con el medio, por el contrario, tratar de cambiarlas si constituyen un atentado -aunque sea pequeño- respecto al mismo, es decir, podríamos hacernos una "auditoría medioambiental personal".

21. Glosario

  • Monóxido de carbono (CO), producido por combustión incompleta de materiales carbonados, especialmente por los automóviles, También durante los incendios forestales. Altamente tóxico para el ser humano y animales en general. También durante los incendios forestales. gas producido por la combustión incompleta de carbón o de sustancias orgánicas.


  • Dióxido de azufre (SO2), producto gaseoso de la combustión de compuestos que contiene azufre, de olor sofocante fuerte. Se oxida en la atmósfera húmeda y se transforma en ácido sulfúrico; lo hemos mencionado al hablar de la lluvia ácida; además de ser una de sus causas, es un gas irritante que ocasiona efectos nocivos sobre la salud humana, materiales y plantas. Su efecto se acentúa en presencia de ciertas partículas.
  • Hidrocarburos o Compuestos Orgánicos Volátiles, emitidos como consecuencia de la combustión incompleta de combustibles líquidos (transporte), incineración de residuos y procesos industriales. Poseen una toxicidad variable y están implicados en la formación de la neblina de contaminación ("smog fotoquímico o seco" de las grandes ciudades). Este smog es una mezcla muy compleja de compuestos de alto poder de oxidación que originan efectos muy nocivos sobre los seres vivos y algunos materiales.


  • Óxidos de nitrógeno (NO y NO2), generados en los procesos de combustión (oxidación a altas temperaturas). Tienen una toxicidad media, pero contribuyen también al smog fotoquímico y al fenómeno de lluvia ácida ya mencionado.


  • Ozono, se refiere al generado en las capas bajas de la atmósfera y que forma parte de las neblinas de contaminación ya citadas. Es irritante y tóxico para el ser humano, también afecta de manera importante a materiales poliméricos al ser un fuerte oxidante.


  • Partículas, son especies sólidas o líquidas en suspensión en el aire; su origen es muy diverso, originan efectos dañinos según tamaño y naturaleza, tanto sobre las personas y seres vivos, como sobre los materiales (por ejemplo, el plomo procedente de las gasolinas).
  • Llovizna. Precipitación uniforme constituida por minúsculas gotas de agua muy próximas unas de otras. La llovizna cae de una capa densa de estratos.
  • Lluvia. Precipitación de gotas de agua líquida de diámetro mayor de 0.5 mm, o bien más pequeñas, pero muy dispersas.
  • Lluvia Ácida. Se ha asignado este nombre a aquello que presenta valores de pH menores de 5.6, ya que esto indica la presencia de ácidos fuertes como el sulfúrico y el nítrico. Las causas a las que se atribuye este fenómeno, son las emisiones atmosféricas principalmente de los óxidos de azufre y de nitrógeno, por el uso de combustibles fósiles, operación de la industria, transporte, uso de fertilizantes, combustión de desechos industriales, urbanos y agrícolas. La lluvia ácida produce daños en los materiales expuestos, así como alteraciones en el desarrollo de la vegetación y alteraciones químicas y biológicas de los ecosistemas acuáticos.
  • pH. Medida de la acidez o basicidad de una solución.Se indica con una escala cuyos valores usuales van de 0 a 14.El valor 7 corresponde al agua pura y las soluciones neutras.
  • Carga Crítica de Acidez (CCA). Se define la carga crítica de acidez de un ecosistema como "nivel máximo de compuestos acidificantes aportados, que no causan cambios químicos que perjudiquen a largo plazo la estructura y funcionamiento del mismo". Representa un nuevo "concepto" inventado para calcular cuanta acidificación puede recibir un ecosistema sin que se produzcan daños ecológicos. La determinación de las cargas críticas de modo cartográfico permite delimitar las zonas con exceso de contaminación, evaluar su origen y tomar decisiones que corrijan los daños. El suelo tiene una capacidad de amortiguación, que está directamente relacionada, con su capacidad del cambio. Así McFee (1980) utilizaba la CCC (capacidad de cambio catiónico) como principal criterio de diagnóstico de la sensibilidad de los suelos frente a agentes ácidos estableciendo una escala de sensibilidad:
  • Sensibles a aquellos suelos con una CCC menor de 6,2 cmol(+)/kg en los 25 cm superficiales
  • ligeramente sensibles los de CCC entre 6,2 y 15,4


  • no sensibles aquellos con CCC superior a 15,4
  • Lixiviación. Se refiere al proceso de lavar una sustancia por un líquido que disuelve sólo uno o más componentes de la misma.

22. Notas de actualidad: efectos de lluvia ácida

Plantón de 24 horas frente a la termoeléctrica

Protestan habitantes de Petacalco por lluvia ácida

Adolfo Soto Edwards, Corresponsal

Petacalco, México, 7 de enero. Más de 150 personas, entre niños y adultos, iniciaron hoy un plantón de 24 horas frente a la termoeléctrica Plutarco Elías Calles para protestar por la lluvia ácida que diariamente arroja sobre sus parcelas y viviendas, informó Juan José Ramírez Cabrera, dirigente de los colonos afectados.

Explicó que desde 1994 han denunciado la contaminación en foros de consulta y mesas de trabajo en la Ciudad de México y que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hasta el momento ha hecho "caso omiso" a sus denuncias.

Dijo también que la fuerte vibración que genera la termoeléctrica ha causado que más de 200 viviendas estén semidestruidas. Asimismo denunció el peligro que representa un oleoducto de alta presión que está a un metro y medio de profundidad, sobre todo para los habitantes de la colonia La Secundaria.

Explicó que diariamente respiran polvo escoria que ha causado enfermedades respiratorias, caída de pelo, enfermedades de la piel, especialmente a niños y embarazadas.

El líder de los colonos dio a conocer que la colonia tiene más de 20 años de existencia y que fue la propia Comisión Federal de Electricidad quien trajo el problema. Por ello, "estamos pidiendo a la CFE que nos indemnicen y que se queden con el terreno". Indicó que el plantón será de 24 horas y que están solicitando la presencia de Romeo Flores Caballero, gerente general de Desarrollo Social de la Comisión Federal de Electricidad.

Finalmente recalcó que la lluvia ácida y otros componentes penetran en la sangre de niños y adultos, por lo que en el futuro se podrán observar los daños que está ocasionando la termoeléctrica Plutarco Elías Calles.

La Lluvia Acida, Otra Amenaza Para la Salud de los Capitalinos.

Causa Graves Daños por su Compleja Interacción con Tóxicos Presentes en la Atmósfera: Benítez G.

Juan Gerardo Reyes

México, D.F. de México, domingo 21 de Junio de 1998. Después de la temporada de estiaje y de sequía por las altas temperaturas en el país, los capitalinos deberán enfrentar una "época de lluvia ácida, la cual ocasiona no sólo graves daños ecológicos ni materiales, sino también severos problemas de salud en los seres humanos", aseguró ayer el presidente de la Comisión de Ecología y Protección al Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) José Luis Benítez Gil.

El diputado local por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) abundó sobre las consecuencias de este fenómeno y dijo que los ácidos dañan a plantas y animales que son susceptibles, "provocando incluso la desaparición de especies. La modificación química de los suelos causa que zonas destinadas para cultivos se conviertan en regiones áridas y pierdan su capacidad productiva".

Dijo también que los suelos y mantos freáticos serán afectados, así como la calidad del agua, por lo que "resulta urgente revertir estas tendencias que generan malas condiciones ambientales".

Ante la falta de estudios epidemiológicos y toxicológicos sobre el tema, el legislador manifestó que pedirá al secretario de Medio Ambiente en el Distrito Federal, Alejandro Encinas, información de este fenómeno; además, le pedirá que sean reforzados los programas de información y que difunda alternativas para la aplicación de energía, como la eólica o de gas, ya que ambas representan opciones prontas y viables para evitar precipitaciones de lluvia ácida.

En la ciudad de México, dijo, los efectos de este tipo de agua pluvial se agravan más, como resultado de un complejo proceso de interacciones entre compuestos químicos, presentes en la atmósfera, gererados en gran medida por el gran consumo de combustibles como el carbón o el petróleo, o por causas naturales, como la actividad geotérmica y la erosión.

Por los riesgos que este tipo de lluvias representa, las autoridades capitalinas correspondientes deben difundir, por los medios de comunicación, los resultados de las mediciones y monitoreos del índice "PH" (escala que se utiliza para medir la acidez y la alcalinidad del agua) en las distintas zonas de la ciudad capital.

Los compuestos precursores más importantes para determinar la lluvia ácida son azufre y nitrógeno. Ambos compuestos, al ser emitidos, interactúan con la luz solar y con el vapor de agua de la atmósfera, dando lugar a la formación de agentes químicos, como los ácidos sulfúrico y nítrico, los cuales regresan a la tierra en forma precipitada, provocando la lluvia ácida.

REPORTAJE/"LLUVIA ACIDA EN MÉXICO"

Fuente: Noticiero Guillermo Ortega

Derechos Reservados 1998.

Martes, julio 14. La lluvia ácida que cae en la Ciudad de México produce daños en la salud, afirman investigadores. Julio Flores, doctor en ciencias ambientales, habló de los efectos de la lluvia ácida. Dijo que lo primero que pasa es la irritación de la piel. La lluvia ácida se produce de la siguiente forma: los contaminantes producidos por el diesel y otros combustibles se elevan a la atmósfera. Con la lluvia, hacen reacción y se convierten en ácidos. La lluvia ácida en Europa provocó la muerte de lagos, el deterioro de bosques y la destrucción de monumentos. Julio Flores, investigador de la UAM, dice que "ante una atmósfera oxidada, ácida y con una cantidad de partículas que empieza a ser importante, si podemos esperar nosotros efectos sobre la salud de persona, sobre todo con enfermedades cardiacas". La Secretaría de Salud señala que no cuenta con estudios que comprueben enfermedades motivadas por la lluvia ácida, sin embargo los expertos dan una serie de recomendaciones. Principalmente que tengan protección, que usen tipo de paraguas, para que no se exponga directamente tanto su piel como su cabello. La Red de Monitoreo Atmosférico del DF detectó ácidez en la lluvia en el Ajusco y el Desierto de los Leones.

«Lluvia ácida» sobre Rumanía (Europa)

Fuente: El Mundo (Periódico)

Lunes, 24 de mayo de 1999.- En los últimos días se han registrado lluvias ácidas al sur, suroeste y oeste de Rumanía, un fenómeno que las autoridades locales atribuyeron ayer a los bombardeos de fábricas químicas y de refinerías yugoslavas por parte de la OTAN, que aceptó tal versión.

El medio ambiente se vio seriamente afectado en estas regiones, situadas a lo largo de la frontera con Serbia, según las mismas fuentes. En dichas regiones, el PH (índice que mide el grado de acidez de una solución) de la lluvia fue de cinco contra el valor normal de siete, lo que explica el carácter ácido de las precipitaciones, según explica un especialista en química.

En varias localidades del departamento de Caras Severin (al suroeste), los cultivos agrícolas se vieron afectados, mientras que en los bosques los árboles pierden las hojas, según la Agencia local para la Protección del Medio Ambiente.

Numerosos apicultores señalaron la muerte inexplicable de sus colonias de abejas. Sin embargo, las autoridades rumanas afirmaron que estas lluvias ácidas «no son nocivas para la población».

La noticia es una más dentro de las informaciones sobre la devastación ecológica de distintas zonas afectadas por el conflicto bélico. La contaminación en el río Danubio ha crecido notablemente, provocando la muerte de gran cantidad de peces y la consiguiente preocupación de los pescadores. Pancevo, cerca de Belgrado, es otra de las localidades donde el deterioro medioambiental también es grave, a consecuencia de los numerosos bombardeos de sus refinerías de petróleo.

Más de 100 bombas de racimo han caído ya sobre el mar Adriático, víctima también de la acción de la Alianza. El primer ministro italiano, Massimo D'Alema, ha mostrado su preocupación por el estado del Adriático.

23. Bibliografía

-Hernández Ana Jesús, Colectivo Estudiantil de Ecología."Temas Ecológicos de Incidencia Social". -Uncea S.A. de Ediciones, 1987. EspañaMadrid.

-F. Kenneth Hase. "Perturbaciones ambientales de Origen Humano. Canadá

-Thomas C. Hulchinson. "Calidad del Medio Ambiente y la Química". México D.F.

-Hedin, Lars O. y Likens, Gene E. "Polvo atmosférico y lluvia ácida". Investigación y Ciencia. Febrero, 1997. Barcelona. Prensa Científica.

http://www.unescoeh.org/manual/html/
http://edafologia.ugr.es/Conta/Tema17/
http://www.nodo50.org/panc/ere.htm
http://www.ambiente-ecologico.com/

File C:\\Lluviaacida.htm (Inapmas)

 

 

Autor:


Alex Roger Zambrano Ramirez


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda