Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Fenómenos psíquicos (página 2)

Enviado por Felix Larocca



Partes: 1, 2, 3

Investigación Psíquica o la Parapsicología

La investigación psíquica o parasicología, definida en los párrafos anteriores, estudia dos tipos de fenómenos psíquicos: La Percepción Extrasensoria (PES), o la adquisición de conocimientos por medio de impresiones fuera de nuestros sentidos; y la psicokinesia (PK) o la habilidad de afectar objetos a la distancia sin aplicar fuerzas mecánicas directas.

Los fundadores de este campo fueron un grupo de científicos ingleses que establecieran la sociedad de Investigación Psíquica en 1882, sociedad que todavía se reúne en Londres.

El más notable de sus logros, fue la investigación, por la Sociedad, de los fenómenos de la hipnosis, los que veremos más adelante.

Durante sus períodos embrionarios, la Asociación investigó dos casos notables, de la clarividencia; el del químico escocés Daniel Dunglas y el de la médium Americana Leonore E. Piper. Ambos, casos que permanecerían abiertos, ya que su veracidad nunca pudo ser impugnada.

El laboratorio de Rhine

En los Estados Unidos, uno de los primeros grupos que se volvieron activos en el estudio de esta ciencia, fue el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, en 1930. En ese centro y bajo la dirección del profesor Joseph Banks Rhine, métodos de investigación científica se diseñaron para explorar los fenómenos paranormales, basados en las leyes de las estadísticas y de las probabilidades.

Usando métodos empíricos, Rhine y sus colaboradores, obtuvieron respuestas paranormales de voluntarios, que ellos creyeran no podrían ser atribuidas a chance.

Luego de retirarse de Duke en 1965, las labores de Rhine continúan y la investigación parapsicológica ha ocupado su lugar dentro de las ramas de las ciencias reconocidas.

La Exploración de lo Desconocido

Hacia el final de sus vidas, plenas de labores científicas, tanto Jung como Freud, y muchos otros pensadores, tratarían de enjaezar las fuerzas de la razón para explicar lo asombroso y lo increíble, habiendo logrado resultados modestos --- lo que, debido, a la complejidad de la tarea, nunca los desanimó. 

Freud y Jung estimaron, correctamente, que todos los animales están dotados de intuiciones que les ayudan a navegar las distancias enormes que, a veces tienen que viajar, para lograr su supervivencia, ante circunstancias de adversidad y temor.

Muchas personas que aman los animales atesoran historias que atestan de la capacidad intuitiva que algunos demuestran para lograr proezas verdaderamente extraordinarias --- amantes de los gatos, especialmente, nosotros tenemos muchas que contar.

Antes de proseguir con esta lección hablemos de Rosa, nuestra gata querida.

Rosa nos adoptó en las cercanías del lago de los Ozarks, donde tuviéramos una cabina para disfrutarla con nuestros hijos, entonces pequeños, y, ahora, ya grandes.

Los 600 kilómetros del viaje a nuestro hogar, Rosa lo hizo como polizón sin invitación bajo el baúl de nuestro vehículo. Cuando, al llegar, la descubrimos, también realizamos que estaba preñada --- no importó, nos adoptó y la adoptamos.

Poco tiempo después, nos mudaríamos, de acuerdo a planes hechos con bastante antelación. Pero mudar a Rosa fue tarea imposible, porque nunca la logramos encontrar.

Tristes, y resignados, hicimos el viaje de treinta millas, a nuestro nuevo hogar, no si antes inspeccionar los vehículos de acarreo y el propio, en caso de que nuestra gata decidiera viajar bajo el carro, como parece ser que fuera su estilo. Pero, nada, Rosa no se encontró.

Unos diez días más tarde, en medio de la noche, sentimos una conmoción en la dirección del garaje. Ahí estaba Rosa, acompañada feliz por seis gatitos recién nacidos.

¿A quién pidiera las direcciones necesarias para llegar a su legítimo hogar? Nunca lo sabremos.

Quizás la respuesta la ofrece uno de nuestros antepasados, cuyo futuro dependería en sus intuiciones y presentimientos…

Podríamos asimismo preguntárselo a Abraham Lincoln cuyo sueño de su muerte anunciada se realizaría.

Podemos acudir también a William Bligh, capitán del buque HMS Bounty, quien, en desafío de toda probabilidad, comandaría una barcaza destartalada a viajar distancias improbables para llegar a puerto seguro, desde donde revelar el motín de sus subordinados.

Rosa de tres años de edad

O preguntémoslo al Hombre de Neandertal cuyas intuiciones animales le proporcionarían vida temporaria en la proximidad de nuestros antepasados.

Todos hemos tenido este tipo de experiencia, y todos lo relatamos con una medida de escepticismo prudente, y así debe de ser.

Pero, ¿es así como debería de ser para nuestros antecesores en este paraíso de misterios en que vivimos?

¿Qué puede ser dicho de la paciente mía que sufría de leucemia linfocítica aguda y que, la noche después de recibir los últimos ritos, despertó sollozando y diciendo que estaba curada? Cura que ha sido certificada y que ha persistido treinta años, sin dificultades.

¿Qué de los milagros de Lourdes?

No sabemos. La medicina científica es tan científica como es misterio.

Lo cierto es que la fe es tan curativa como la mejor de las medicinas y que los grupos, ejercen una dimensión terapéutica poderosísima, aún no totalmente entendida o bien aplicada en todas sus posibilidades.

Hablemos de la Hipnosis… ya que a todos les interesa…

Cuando pensamos en la hipnosis, el nombre de Mesmer viene a la mente. La palabra mesmerismo, se deriva de su nombre.

¿Quién era este Mesmer?

Franz Friedrich Antón Mesmer (1734-1815), fue un médico austriaco, conocido por la introducción de un estado de trance, llamado el mesmerismo, como agente curativo. El futuro galeno nació cerca de Konstanz, Alemania, siendo educado en Viena. Cerca del 1772 Mesmer introdujo la existencia de una fuerza similar al electromagnetismo, que supuestamente ejerce un poder extraordinario sobre la mente humana. Él llamó esa fuerza el "magnetismo animal". En 1775 satisfecho con sus descubrimientos, publicó una descripción de esta fuerza afirmando que poseía valor terapéutico. Mesmer usaría este método hipnótico para curar sus pacientes.

Franz Antón Mesmer

El método que Mesmer introdujo fue recibido favorablemente por miembros de la profesión médica, pero en 1785 el gobierno Francés decidió nombrar un comité compuesto de médicos y de científicos notables para investigar sus aserciones, pero, el reporte fue negativo. Cayendo en desgracia, Mesmer pasaría el resto de su vida en la mayor oscuridad.

Desde su muerte, el trance mesmérico se ha elevado al campo de la investigación científica, siendo reconocido como la hipnosis, y como tal goza de crédito bien merecido.

Prosigamos

La hipnosis es un estado alterado de la conciencia, y de receptividad aumentada a la sugestión; este estado puede ser inducido en las personas normales por medio de una variedad de métodos y se usa en una variedad de situaciones médicas y en el tratamiento psiquiátrico.

Más a menudo, la hipnosis se induce por medio de las actividades de un operador, conocido como un hipnotizador, quien capta la atención del sujeto y le asigna ciertas tareas mientras le habla con tonos monótonos y repetitivos. Asimismo, el hipnotizador sugiere al sujeto que relaje, que fije los ojos en lugares especificados por él, instándole la ejecución de movimientos corporales, como son la levitación de los brazos.

La hipnosis puede ser autoinducida, por entrenamiento de auto-relajamiento, concentrándose en el ritmo respiratorio, o por una variedad de prácticas encontradas en una diversidad de creencias místicas, filosóficas y sistemas religiosos.

El trance resulta en la adopción por el sujeto hipnotizado de un estado de conciencia en el cual la atención se divierte del mundo circundante y se concentra en experiencias de naturalezas mentales, sensoriales y fisiológicas. Cuando un hipnotizador induce un trance, una relación muy estrecha se desarrolla entre él y el sujeto. Los comportamientos del sujeto son debidos a sus deseos de estar en conformidad con quien lo sugestiona.

La mayoría de las personas pueden ser hipnotizadas con facilidad. Lo que varía es la profundidad y la naturaleza del estado hipnótico. Un trance profundo se caracteriza por una amnesia a los eventos ocurridos durante el evento, y por una habilidad de responder de modo automático a sugestiones post-hipnóticas que no producen ansiedad.

Autosugestión

La profundidad del trance es una condición relativamente estable, que depende de la constitución emocional del sujeto y en los talentos del hipnotizador. Sólo un 20% de los sujetos son capaces de entrar en estados de somnambulismo por medio de los métodos usuales de inducción. Médicamente, este porcentaje no es significativo, porque los efectos terapéuticos se obtienen aún con los trances ligeros.

La hipnosis puede producir un contacto profundo de uno mismo con su vida interior. Esto puede resultar en el levantamiento de represiones y la emergencia de conflictos y miedos ocultos. Este efecto puede se puesto al servicio médico y terapéutico del paciente, como asimismo puede ser malinterpretado. La razón por esto es que las memorias recuperadas pueden ser contaminadas y fusionadas con fantasías. Las investigaciones recientes tienden a descartar la validez de las memorias recuperadas durante el sueño hipnótico.

Los usos médicos de la hipnosis son variados. Se ha usado sin mucho éxito en el tratamiento de la obesidad, de las adicciones y de la pedofilia. Pero, sí puede ser adjunto efectivo en el tratamiento del dolor del cáncer, del dolor del parto y del dolor de la cirugía dental.

Nosotros en el Servicio Médico de la US Navy, lo aplicamos exitosamente en el tratamiento del dolor de la porfiria.

Debido a sus aspectos místicos, muy pocos médicos hoy la utilizan, aunque puede que sea una de las medicinas más viejas por nosotros conocidas.

Es interesante presentar aquí que el psicoanálisis freudiano se deriva directamente de la hipnosis.

Freud colaboró en sus estudios con el psiquiatra vienés Josef Breuer, con quien publicara sus estudios originales acerca de la histeria.

Ambos, Freud y Breuer creían que por medio del trance hipnótico las pacientes (generalmente mujeres) descubrían eventos que habían sido sepultados en la mente fuera del alcance de la conciencia, resultado en la "cura".

Freud, decidió emplear el método de la catarsis, por medio del cual, el paciente permanecía despierto y no bajo trance, resultando en la abreacción (descarga) de afectos con el resultado de una disminución de la tensión psíquica.

Cuando Freud hizo uso del diván psicoanalítico, admitió que lo hizo, para evitar que sus pacientes lo estuvieran mirando directamente todo el tiempo.

Con la experiencia y el transcurso de los años se ha llegado a realizar que el método psicoanalítico, en sus mecánicas y dinamismos, es una situación terapéutica compleja y valiosa como instrumento de investigación y de cura.

Ahora, para terminar con este tema, hablaremos de los placebos y de sus efectos

El Placebo

El efecto del placebo es una sensación observable, mensurable y apreciable de mejoría en la salud de un paciente que no puede atribuirse al tratamiento y sus efectos. Este resultado se cree que es debido a la sugestión, ya que el nombre mismo, derivado del latín, significa, "yo te satisfaré".

Pastillas conteniendo sustancias inertes, como polvo talco, y cirugías fingidas son considerados placebos.

Los investigadores, rutinariamente, y algunos médicos administran placebos, con frecuencia, a sus pacientes. Esto lo hacen porque les da resultados. Lo que no está establecido hasta ahora, es cómo estas sustancias inactivas, cuando se administran como si fueran medicinas, operan en el cuerpo.

"Toma estas píldoras y se te curará la gordura"… dice Pinocho…

Para algunos investigadores, el efecto de placebo es más importante que la constitución química de cualquier medicina que se le dé al enfermo.

Irving Kirsch y Guy Sapirstein de la Universidad de Connecticut analizaron un grupo de pacientes recibiendo Prozac y placebo, concluyendo que el 50% del efecto de cualquier droga es debido al efecto de placebo.

No existe razón porque no deba de ser así. Existen factores ambientales inconmensurables que nos afectan a nosotros y a otros animales. Por ejemplo, algunas especies de animales normalmente hermafroditas, se transforman en especies diploides, donde células masculinas y femeninas son necesarias para su fecundación, cuando las circunstancias ambientales lo exigen.

¿Cómo lo saben? No leyendo los periódicos por supuesto.

Nosotros notamos que muchos médicos cubren las paredes de sus oficinas con profusión de diplomas para impresionar sus pacientes y para así rendirlos más receptivos. Otros han tenido la experiencia de que, luego de haber sido tratados por un médico en el cual no confiaban, acuden a otro médico que les inspira fe, y con el mismo tratamiento que antes fallara, ahora mejoran, y lo hacen rápidamente.

Hay una persona en agonía y dolor, la presencia del médico, la tranquiliza.

Esos conocimientos han sido parte de nuestra naturaleza, y hoy se entienden que están relacionados al metabolismo de ciertos neurotransmisores.

Puede decirse con parsimonia que el sistema de creencias y las actitudes de una persona influyen en sus respuestas y adaptaciones a las vicisitudes de la vida y a las enfermedades mismas.

El efecto del placebo puede concebirse como un círculo en el cual la mente afecta nuestro comportamiento y determina las respuestas de nuestro cuerpo.

Un niño se siente celoso porque su hermana mayor tuvo apendicitis y fue operada. La atención devengada por ella lo mortificó sobremanera, hecho que él disimuló con manifestaciones exageradas de preocupación por el bienestar de la misma.

Una semana después, y cuando fue necesario que asistiera a un campamento de verano, que como todas las cosas que eran nuevas para él, causaba ansiedad, en medio de una sesión de artes manuales calló al suelo, retorcido por el dolor.

Cuando llegara al salón de emergencias, donde lo llevara una ambulancia, este niño de casi once años, le indicó su diagnóstico al médico que lo atendiera, le dijo: "Tengo apendicitis…" Mientras ponía su mano en el cuadrante inferior izquierdo.

Lo que aquí no se ha considerado todavía es el fenómeno de la sugestión, en el efecto del placebo.

La sugestión por supuesto, es parte inextricable del repertorio de reacciones y respuestas de la psicología individual y de la psicología de las masas. El anhelo de trascender lo mundano y terrestre, de influir lo que a su arbitrio nos esclaviza; como sucede con lo inefable del destino, ha hecho que estemos dotados con módulos natos que operando al unísono con fuerzas ambientales nos proporciona lo extraño, lo inexplicable, lo inesperado… lo milagroso --- para que entendamos nuestros sueños misteriosos y, a veces, indescifrables.

Laura Owens: Fantasy Tableau

Todo retorna a las memorias vestibulares e hipotalámicas que se imprimieran en nuestras mentes cuando dependiéramos exclusivamente del contacto y de los cuidados de una madre devota y cariñosa.

Memorias de ser mecidos, tocados, alimentados y atendidos.

Cuando estamos "enfermitos" a quien queremos es a nuestra "mami" a quien revivimos en la figura de quien nos atienda con solicitud maternal.

El placebo, ¿qué es? Por algo nos satisface --- el placebo representa el seno de la figura materna y el néctar que nos alimenta.

Panacea…

Fin de la lección


El Buzón Universitario

La apendicitis aguda

Es la inflamación repentina del apéndice vermicular o ileocecal, el cual es un órgano pequeño de forma tubular y estrecha, con forma de dedo que se origina en el ciego.

La apendicitis es la causa más común de cirugía abdominal de emergencia en niños. Anualmente, se realizan cerca de 4 apendectomías por cada 1,000 niños menores de 18 años en los Estados Unidos. Es más común en los varones que en las hembras; la mayor incidencia aparece al final de la adolescencia y alrededor de los 20 años. Este padecimiento no es común en menores de dos años, pero puede ocurrir. Generalmente se presenta después de una obstrucción del apéndice por heces (fecalito), por un cuerpo extraño o en raras ocasiones por un tumor.

Los síntomas de la apendicitis en niños pequeños rara vez son los clásicos, por lo que con frecuencia el diagnóstico se demora y es más probable que ocurra la perforación. Los niños más grandes y adolescentes, usualmente, presentan la sintomatología típica.

La presentación clásica de la apendicitis comienza con dolor tipo espasmo o de cólico alrededor del ombligo --- dolor peri umbilical. Por lo general, hay disminución marcada o pérdida total del apetito, a menudo asociada con náuseas y comúnmente con vómitos. A medida que aumenta la inflamación en el apéndice, el dolor tiende a irradiarse hacia abajo y hacia la derecha, cuadrante inferior derecho, localizándose directamente sobre el apéndice en un punto llamado "punto de McBurney".

El niño puede responder con dolor agudo cuando se oprime el abdomen sobre el punto de McBurney. Cuando se oprime el abdomen en el lado izquierdo, se sostiene la presión por un momento y luego se suelta rápidamente, el niño puede experimentar un aumento momentáneo del dolor --- sensibilidad de rebote. Estos hallazgos sugieren que la inflamación se ha extendido hasta el peritoneo.

Si el apéndice se rompe, el dolor puede desaparecer por un período de tiempo muy breve, y el niño siente una mejoría repentina. Sin embargo, en poco tiempo se establece la peritonitis, retorna el dolor y el niño empeora progresivamente. En este momento, el abdomen puede tornarse rígido y extremadamente doloroso.

Síntomas iniciales:

  • Dolor abdominal
  • El dolor puede comenzar en la mitad superior del abdomen (epigastrio) y luego convertirse en un dolor agudo localizado
  • El dolor puede desplazarse del área epigástrica y hacerse más intenso en el lado derecho del abdomen (presentación "típica"), la hipersensibilidad en esta área es común
  • Inicialmente, el dolor puede ser apagado, pero se vuelve progresivamente más severo
  • Punto de sensibilidad especial existe sobre el cuadrante inferior derecho del abdomen
  • El dolor abdominal puede empeorar con los movimientos o con la tos
  • Náuseas y vómitos, aparecen temprano
  • Fiebre que se advierte en unas cuantas horas, también entra en el cuadro clínico
  • El paciente puede preferir yacer inmóvil, ya que los movimientos bruscos, súbitos, o sacudidas pueden aumentar su dolor

Síntomas posteriores:

  • Fiebre persistente y elevada
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas
  • Vómito
  • Estreñimiento
  • Sensibilidad rectal
  • Escalofríos y temblores

Síntomas adicionales que pueden estar asociados con esta enfermedad:

  • Presencia de sangre en la orina

Tratamiento

En caso de una apendicitis no complicada, la cirugía (apendectomía) se realiza tan pronto como sea posible, después de haber hecho el diagnóstico en base de los hallazgos clínicos y apoyados con las pruebas de laboratorio. Se requiere poca preparación. Si se sospecha la presencia de un absceso, puede retrasarse la cirugía hasta que la terapia con antibióticos haya reducido la infección.

En los casos en los cuales el diagnóstico es incierto, se puede utilizar ultrasonido o TC del abdomen.

Pronóstico:

La cirugía temprana tiene una tasa de mortalidad menor al 0.5%.

Temas actualizados

Aprendamos algo acerca de la leucemia linfocítica aguda

Es una enfermedad maligna progresiva, caracterizada por un gran número de glóbulos blancos inmaduros semejantes a los linfoblastos que se pueden encontrar en la sangre, la médula ósea, los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos.

Síntomas:

  • sangrado profuso y prolongado, formación de hematomas con gran facilidad
  • encías sangrantes
  • hemorragias nasales
  • pérdida de sangre dentro del tejido subcutáneo de la piel
  • períodos menstruales anormales
  • erupción o lesión en la piel
  • petequias ( manchas rojas como cabezas de alfileres de la piel )
  • equimosis (moretones)
  • palidez
  • fatiga
  • tendencia a las infecciones
  • sensibilidad a la presión del esternón
  • dolor articular:
  • en la cadera
  • en la rodilla
  • en el tobillo
  • en el pie, sobre todo en las pequeñas articulaciones.
  • en el hombro
  • en el codo
  • en la muñeca
  • en la mano especialmente en las articulaciones pequeñas.
  • linfadenopatía (agrandamiento de los ganglios).
  • pérdida de peso involuntario.
  • fiebres
  • inflamación de las encías
  • dificultad para respirar, agravada por el ejercicio
  • sensación táctil de los latidos cardíacos con un ritmo irregular

El examen físico muestra agrandamiento del hígado y el bazo, equimosis y evidencia de sangrado subcutáneo.

  • el conteo de glóbulos blancos sanguíneos es anormal.
  • el CSC demuestra anemia y conteo de plaquetas bajo.
  • una aspiración de la médula ósea que demuestra un aumento en el número de células y un aumento de linfoblastos.

La enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

  • conteo de linfocitos T (timo derivados)
  • estudio de antígenos de superficie celular (células B, cuadro de leucemia/linfoma)
  • leucocitario diferencial

Tratamiento:

El objetivo del tratamiento es la remisión del proceso, lo cual se logra cuando el conteo de células sanguíneas periféricas y de la médula ósea es normal.

La leucemia linfocítica aguda se trata con la quimioterapia y puede ser necesaria la hospitalización durante un período de tres a seis semanas para iniciarla; sin embargo, las sesiones siguientes se pueden aplicar en forma ambulatoria. Adicionalmente, si el conteo de linfocitos es muy bajo, es necesario aislar al paciente para prevenir la exposición a agentes infecciosos.

Grupos de apoyo:
El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar al participar en un grupo de apoyo, donde los integrantes comparten experiencias y problemas en común.

Pronóstico

Probablemente, el resultado es mejor para los niños que para los adultos, con una remisión completa de aproximadamente el 95% y un promedio de curación del 50 al 60%, mientras que el 80% de los adultos alcanza una remisión completa y del 30 al 50% se curan. Sin tratamiento, la expectativa de vida es de 3 meses aproximadamente.

Terminemos la lección de hoy con algunas consideraciones acerca de los gordos y de la gordura.

Asuntos de mucho peso

¿Por qué es tan difícil comenzar, permanecer y concluir una dieta, con el resultado permanente y final de retornar al peso natural y adecuado que la Naturaleza nos asignara al nacer?

El cuerpo humano regula su peso delicadamente por medio de las actividades de un sistema de glándulas relacionadas entre ellas por neurotransmisores. El aumento y la pérdida de peso, están interconectados con la presencia del estrés, de enfermedades psiquiátricas y asimismo con las funciones asociadas con el ciclo reproductivo.

Tratar de controlar los mecanismos complejos involucrados en la gordura, con una dieta, y sin conocer al paciente; es semejante a "la cura por la orina" de los curanderos de antaño.

Un estudio reciente establece una conexión entre las bebederas de los adolescentes modernos, la obesidad y otros problemas de salud

El consumo excesivo del alcohol durante los años de la adolescencia comienza a tener sus efectos negativos en los que se dedican al ron y a la cerveza, cuando llegan a los 24 años de edad.

Un estudio conducido en la Universidad de Washington ha demostrado que individuos que comenzaran a emborracharse en parrandas, a la edad de trece años, y que continuaron bebiendo en exceso durante la adolescencia se consideran a riesgo 4X1 a ser obesos en los años de su vida adulta incipiente, y con mayor tendencia a la hipertensión y a la diabetes, que quienes así no lo hicieran.

El estudio examinó las consecuencias, en los jóvenes, del consumo habitual y excesivo del alcohol durante los años de la adolescencia. Los individuos incluidos en el estudio bebían por lo menos cinco tragos de licor en cada ocasión en la que parrandeaban. Lo que harían de manera habitual y constante. Los sujetos comenzarían a beber a los trece años de promedio.

Las investigaciones previas de esta naturaleza, solamente examinarían las consecuencias inmediatas en los adolescentes de la bebida en exceso. Estas son los accidentes automovilísticos, el arriesgarse a practicar sexo sin protección y actos de vandalismo o de violencia. Pero ningún estudio conducido anteriormente había enfocado en los efectos tardíos en la salud de quienes abusan el alcohol.

Quizás sería oportuno clarificar el acertijo de que "el beber engorda", como dicen algunos "expertos" locales, de los que tenemos de sobra.

El alcohol es una fuente de energía que no puede ser convertida en grasa por el cuerpo. Cuando tomamos y comemos, selectivamente, el organismo utiliza el alcohol de forma preferente como energía, acumulando como grasa todo lo demás.

Es necesario advertir a quien esto lea, que el uso del alcohol como fuente de alimento y energía es muy peligrosa.

El alcohol, no engorda… el azúcar sí.

Bibliografía

Suministrada por solicitud.

 

Dr. Félix E. F. Larocca

Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.