Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Resinas de intercambio iónico (página 2)

Enviado por Jos Puga Bulln



Partes: 1, 2


Como resultado de obtener resinas de intercambio catiónico y aniónico, se establecieron procesos para la producción de agua muy pura, constituyendo una alternativa al agua destilada y a precios mucho más baratos.

Las resinas de intercambio iónico progresaron al desarrollarse polímeros intercambiadores de iones sintetizados mediante reacciones de adición, cuya estabilidad química y térmica era mayor que las resinas de condensación. El pionero de este trabajo fue Gaetano D'Alelio, quién incorporó grupos de ácido sulfónico a un polímero de estireno, entrecruzado con divinilbenceno (copolímero estireno-divinilbenceno), dando lugar a las resinas catiónicas de ácido fuerte. Unos años más tarde, en 1947, Mc Burney produjo las resinas aniónicas de base fuerte, cuyo grupo funcional era un amino cuaternario. El uso del copolímero estireno-divinilbenceno como matriz para enlazar grupos con capacidad de intercambio, supuso una tremenda expansión en los procesos de intercambio iónico. De hecho, la mayoría de las resinas que se emplean actualmente tienen como matriz este copolímero. En los copolímeros de estireno y divinil benceno, las cadenas de estireno se enlazan mediante el divinil benceno y el contenido de este último está relacionado con la resistencia mecánica e inversamente proporcional con la porosidad. Se debe buscar un balance, ya que un polímero poco entrecruzado permite una fácil entrada del agua para que la reacción de intercambio iónico sea rápida, pero la resina presenta una cierta solubilidad; en cambio una resina muy entrecruzada será insoluble, pero las velocidades de intercambio iónico serán menores, tanto en el proceso de intercambio como en la regeneración. Las resinas modernas tienen mayor estabilidad química y mejoras en la capacidad de intercambio iónico.

Un paso más en el desarrollo de los intercambiadores iónicos fue la búsqueda de especificidad. En 1948, Skogseid produce la primera resina específica para un metal, potasio, y a partir de este momento los investigadores basaron sus esfuerzos en incorporar a la matriz de la resina distintos grupos funcionales que aumentasen su selectividad por un determinado compuesto, desarrollando así las resinas quelantes.
Desde entonces se ha continuado la investigación y el desarrollo en nuevas estructuras políméricas (macroporosas, poliacrílicas, tipo gel) dando lugar a una serie de modernas resinas de intercambio iónico, cuyo empleo en el campo de las aplicaciones industriales ha sido enorme.

La siguiente tabla muestra las mejoras progresivas en la capacidad de los materiales de intercambio catiónico:

gr de CaCO3/ lt de resina

  • Arena verde americana 6.90-9.15
  • Arena verde australiana 11.45-12.60
  • Silicato de aluminio-sodio (sintético) 18.30-27.50
  • Carbón sulfonado 16.00-22.90
  • Resina de base fenol-formaldehido 16.00-34.00
  • Resina de base estireno 57.00-80.00

3. RESINAS DE INTERCAMBIO IÓNICO

3.1 Definición

Las resinas de intercambio iónico son materiales sintéticos, sólidos e insolubles en agua, que de presentan en forma de esferas o perlas de 0.3 a 1.2 mm de tamaño efectivo, aunque también las hay en forma de polvo.

.Están compuestas de una alta concentración de grupos polares, ácidos o básicos, incorporados a una matriz de un polímero sintético (resinas estirénicas, resinas acrílicas, etc.) y actúan tomando iones de las soluciones (generalmente agua) y cediendo cantidades equivalentes de otros iones. La principal ventaja de las resinas de intercambio iónico es que pueden recuperar su capacidad de intercambio original, mediante el tratamiento con una solución regenerante.

En los copolímeros de estireno, las cadenas de estireno se enlazan mediante el divinilbenceno y el contenido de este último está directamente relacionado con la resistencia mecánica e inversamente proporcional con su porosidad.

3.2 Proceso de intercambio iónico

El intercambio iónico es una reacción química reversible, que tiene lugar cuando un ión de una disolución se intercambia por otro ión de igual signo que se encuentra unido a una partícula sólida inmóvil. Este proceso tiene lugar constantemente en la naturaleza, tanto en la materia inorgánica como en las células vivas.
Por sus propiedades como disolvente y su utilización en diversos procesos industriales, el agua normalmente tiene muchas impurezas y contaminantes. Las sales metálicas se disuelven en el agua separándose en iones, cuya presencia puede ser indeseable para algunos usos del agua.

Las resinas de intercambio iónico poseen un radical fijo y un ión móvil o ión de sustitución. El ión móvil es el ión que es intercambiado por iones que desean eliminarse de la solución y este intercambio sólo funciona entre iones de igual carga eléctrica: cationes por cationes y aniones por aniones.

En general las resinas de intercambio iónico operan en columnas, para favorecer el proceso de intercambio, parecido a la destilación o la destilación en bandejas. La reacción de intercambio se desplaza en el lecho de resina, generalmente hacia los niveles inferiores.

Al producirse el intercambio iónico, la capacidad de la resina comienza a decrecer, debido a que posee una capacidad limitada para la remoción de iones de las soluciones y debido a esto, en un momento dado habrá cedido la mayoría de sus iones de sustitución y se producirá un cierto pase de iones no deseados en el agua producida y se dice que esta resina está "agotada" o saturada de los iones que ha atrapado.. Por este motivo, cuando se diseña una columna de intercambio iónico, se establece a priori la concentración máxima admisible de iones indeseables en la salida del proceso. Cuando se llega a la concentración pre establecida, se debe proceder a regenerar la resina, para poderla utilizar en un nuevo ciclo.

3.3 Tipos de resinas de intercambio iónico

Las resinas de intercambio iónico pueden ser de los siguientes tipos:

a. Resinas catiónicas de ácido fuerte

  • Resinas catiónicas de sodio: eliminan la dureza del agua por intercambio de sodio por el calcio y el magnesio.
  • Resinas catiónicas de hidrógeno: pueden eliminar todos los cationes (calcio, magnesio, sodio, potasio,etc) por intercambio con hidrógeno.

b. Resinas catiónicas de ácidos débiles: eliminan los cationes que están asociados con bicarbonatos

c. Resinas aniónicas de bases fuertes: eliminan todos los aniones. Su uso se ha generalizado para eliminar aniones débiles en bajas concentraciones, tales como: carbonatos y silicatos.

d. Resinas aniónicas de base débil: eliminan con gran eficiencia los aniones de los ácidos fuertes, tales como sulfatos, nitratos y cloruros.

3.4 Regeneración de las resinas de intercambio iónico

La regeneración de las resinas de intercambio iónico es el proceso inverso del proceso de intercambio iónico y tiene por finalidad devolverle a la resina de intercambio iónico su capacidad inicial de intercambio. Esto se realiza haciendo pasar soluciones que contengan el ión móvil original, el cual se deposita en la resina y desaloja los iones captados durante el agotamiento.

Para la regeneración de las resinas de intercambio iónico se usa:

  • Sal común (cloruro de sodio) para regenerar resinas catiónicas de ácidos fuertes.
  • Ácido clorhídrico o ácido sulfúrico (depende del costo y de la eficiencia): para regenerar resinas catiónicas de ácidos fuertes y resinas catiónicas de ácidos débiles..
  • Hidróxido de sodio o hidróxido de amonio: para regenerar resinas aniónicas de bases fuertes y resinas aniónicas de bases débiles.

Una vez regenerada la resina está lista para un nuevo ciclo de intercambio iónico.

3.5 Vida útil de las resinas de intercambio iónico

Después de una serie de ciclos de intercambio iónico las resinas de intercambio iónico sufren la pérdida de sitios de intercambio activo o sufren la rotura de los enlaces transversales de la resina, disminuyendo su capacidad de intercambio.

Las resinas catiónicas fuertes primero pierden su capacidad de intercambio para captar cationes asociados a los ácidos fuertes y las resinas aniónicas fuertes disminuyen su capacidad de captar aniones débiles a baja concentración, tales como los carbonatos y silicatos.

La mayoría de autores de la especialidad asignan una vida útil esperada de las resinas de intercambio iónico entre los 5 y los 10 años. Según la Empresa RHOM AND HASS (fabricante de resinas de intercambio iónico) las resinas aniónicas tienen una vida útil teórica de 70 a 300 m3 de agua tratada por litro de resina y las resinas catiónicas de 200 a 1500 m3 de agua tratada por litro de resinas; en ambos casos dependerá de la calidad del agua a tratar.

Existen métodos de laboratorio que permiten determinar la capacidad de intercambio iónico de una resina dada, la mayoría de los cuales han sido desarrollados por las empresas fabricantes. La utilidad de poder determinar la capacidad de intercambio iónico reside en poder comparar las capacidades de varias resinas cuando se necesita escoger una resina adecuada a las necesidades de operación; así mismo sirve para saber el estado de la vida útil de una resina que está en uso y determinar en que momento necesita ser cambiada.

3.6 Naturaleza iónica de las aguas naturales

Los iones que se encuentran en mayor proporción en las aguas naturales son:

Cationes: Calcio, Magnesio, Sodio y Potasio

Aniones: Sulfatos, Bicarbonatos, Cloruros, Nitratos y Silicatos

También pueden estar presentes otros iones, pero en cantidades no significativas para los procesos de intercambio iónico.

3.7 Selectividad de las resinas de intercambio iónico

Las resinas de intercambio iónico presentan diferentes selectividades hacia los iones. A continuación se detalla el orden de selectividad de las resinas de intercambio iónico, en orden decreciente (de mayor a menor selectividad):

Resinas catiónicas de ácidos fuertes: Ag+, Pb++, Hg++, Ca++, Cu++, Ni++, Cd++, Zn++, Fe++, Mg++, K+, Na+, H+

Resinas catiónicas de ácidos débiles: H+, Cu++, Ca++, Mg++, K+, Na+

Resinas aniónicas de bases fuertes: CO=3, SIO=3, I-, HSO4-, NO-3, Br-, HSO-3,NO2-,Cl-, HCO3-, F-

Resinas aniónicas de bases débiles: SO=4, CRO=4, NO-3, I-, Br-, Cl-, F-

3.8 Operación de una unidad de desmineralizado completa

Se denomina unidad de desmineralizado completa a una unidad constituida de: filtro de carbón activado, intercambiador catiónico de ácidos débiles, intercambiador catiónico de ácidos fuertes, intercambiador aniónico de bases fuertes, descarbonatador e intercambiador aniónico de bases débiles. No todas las unidades de intercambio iónico tienen todos los equipos que se describen; esta descripción se hace para tener una idea completa, en caso de ser necesario.

a. Filtro de carbón activado: se usa para la eliminación del cloro residual del agua a desmineralizar. De no removerse el cloro residual, este producirá oxidación que degradará las resinas, siendo mayor la degradación cuando el cloro residual sobrepasa las concentraciones de 0.1 ppm de cloro libre.

b. Intercambiador catiónico de ácidos débiles: estas resinas fijan los cationes de calcio, magnesio, sodio y potasio de los bicarbonatos, y liberan ácido carbónico; los cationes unidos a los aniones sulfatos, cloruros y nitratos no son intercambiados. Si consideramos a las resinas de intercambio catiónico como R-2H, con R como radical fijo y H como ión de sustitución, tendremos las siguientes reacciones (de acuerdo a los cationes presentes).

Ca(HCO3) 2 +R-2H-------R-Ca +H2CO3 (H2O+CO2)

Mg(HCO3) 2+R-2H-------R-Mg +H2CO3 (H2O+CO2)

2NaHCO3 +R-2H-------R-2Na+H2CO3 (H2O+CO2)

2KHCO3 +R-2H-------R-2K +H2CO3 (H2O+CO2)

c. Intercambiador catiónico de ácidos fuertes: estas resinas fijan los cationes que están unidos a los iones cloruros, nitratos, sulfatos y silicatos, quedando en el agua los ácidos de las sales inicialmente presentes en el agua, de acuerdo al siguiente detalle:

CaSO4 +R-2H-------R-Ca +H2SO4

MgSO4 +R-2H-------R-Mg +H2SO4

Na2SO4 +R-2H-------R-2Na+H2SO4

K2SO4 +R-2H-------R-2K +H2SO4

CaCl2 +R-2H-------R-Ca +2HCl

MgCl2 +R-2H-------R-Mg +2HCl

2NaCl +R-2H-------R-2Na+2HCl

2KCl +R-2H-------R-2K +2HCl

.

Ca(NO3)2 +R-2H-------R-Ca +2HNO3

Mg (NO3)2+R-2H-------R-Mg +2HNO3

2NaNO3 +R-2H-------R-2Na+2HNO3

2KNO3 +R-2H-------R-2K +2HNO3

CaSiO3 +R-2H-------R-Ca +H2SiO3

MgSiO3 +R-2H-------R-Mg +H2SiO3

Na2SiO3 +R-2H-------R-2Na+H2SiO3

K2SiO3 +R-2H-------R-2K +H2SiO3

.

d. Intercambiador aniónico de bases débiles: fijan los aniones de los ácidos fuertes como sulfatos, cloruros y nitratos, pero no los aniones débiles del ácido carbónico (H2CO3), ni del ácido silícico (H2SiO3).

Si consideramos a las resinas de de intercambio aniónico como R-2OH, compuestas de un radical fijo R y de un ión móvil constituido por el grupo OH, de acuerdo a los aniones presente, tendremos las siguientes reacciones:

R-2OH +2HCl-------R-2Cl +2 H2O

R-2OH + H2SO4---R-SO4 +2 H2O

R-2OH +2HNO3----R-2NO3 +2 H2O

e. Descarbonatador: debido a que en el intercambiador catiónico débil se produce ácido carbónico (CO2 disuelto en agua), para evitar un trabajo excesivo de las resinas aniónicas de bases fuertes, se rebaja al mínimo el contenido de anhídrido carbónico mediante una corriente de aire insuflado por un ventilador, en contracorriente con el agua que ingresa por la parte superior finamente dispersada y repartida uniformemente por un relleno de anillos Rashig, provocándose la evacuación del CO2 al exterior, por arrastre con el aire. Una buena operación del descarbonatador dejará un máximo de 10 mg/l de CO2.

e. Intercambiador aniónico de bases fuertes: este intercambiador fija los aniones de los ácidos débiles tales como el ácido carbónico y el ácido silícico. Las reacciones serían:

R-2OH +H2CO3 ------R-CO3 +2H2O

R-2OH +H2SIO3----- R-2OH +2H2O

f. Regeneración de resinas de intercambio catiónico: cuando cualquiera de las resinas de intercambio catiónico débiles o fuertes ya no tienen iones hidrógeno para intercambiar, a estas resinas se les regenera haciendo pasar una solución de ácido (normalmente ácido sulfúrico), produciéndose las siguientes reacciones:

R-Ca + H2SO4----- CaSO4 +R-2H (resina regenerada)

R-Mg + H2SO4------MgSO4 +R-2H (resina regenerada)

R-2Na+ H2SO4------Na2SO4 +R-2H (resina regenerada)

R-2K + H2SO4----- K2SO4 +R-2H (resina regenerada)

La regeneración se realiza normalmente en serie y la solución de ácido sulfúrico atraviesa sucesivamente la resina fuertemente ácida y la resina débilmente ácida. El exceso de ácido proveniente de la regeneración de la resina fuertemente ácida es suficiente para regenerar completamente la resina débilmente ácida.

g. Regeneración de resinas de intercambio aniónico: una vez que las resinas de intercambio aniónico débilmente y fuertemente básicas no tienen más iones OH- que intercambiar con los aniones del agua, estas deben ser regeneradas. Su capacidad de intercambio les es devuelta haciendo pasar una solución de base fuerte (generalmente se emplea hidróxido de sodio), la cual atraviesa primero el intercambiador de las resinas aniónicas de base fuerte y luego el intercambiador de las resinas aniónicas de base débil. El exceso de soda proveniente de la regeneración de las resinas aniónicas de base fuerte es suficiente para regenerar completamente las resinas aniónicas de base débil. Se producirán las siguientes reacciones:

R-2Cl +2NaOH-----R 2OH +2NaCl

R-2NO3 +2NaOH-----R 2OH +2NaNO3

R-SO4 +2NaOH-----R 2OH +Na2SO4

R-CO3 +2NaOH----- R 2OH +Na2CO3

R-SiO3 +2NaOH----- R 2OH +Na2SiO3

3.9 Controles durante la producción de agua desmineralizada: a continuación se detallan los principales controles a tener en cuenta durante la producción de agua desmineralizada:

  1. Controlar el cloro libre, después del carbón activado, una vez por turno; debe ser cero.
  2. Llevar las estadísticas del volumen de agua desmineralizada producida entre dos regeneraciones
  3. Verificar que el pH al ingreso a las resinas de intercambio iónico débilmente básico sea menor a 4.5
  4. Controlar el pH a la salida de las resinas fuertemente básicas
  5. La velocidad del agua en las columnas de resinas de intercambio iónico debe ser aproximadamente de 25m3/m2/h y máximo de 40m3/m2/h.
  6. Fuga de sílice: se considera que hay fuga de sílice, cuando los niveles de SiO2 están por encima de 0.25 mg/l. Las fugas de sílice pueden deberse a:
  • Pérdida de grupos activos
  • Ensuciamiento por materia orgánica
  • Acumulación de sílice por mala regeneración en la resina aniónica fuerte, o acumulación de sílice en la resina aniónica débil proveniente de la regeneración de la resina aniónica fuerte.
  • Aumento de la temperatura durante la operación, lo cual origina hidrólisis de la sílice adsorbida en la resina.
  • Fuga de sodio en las resinas catiónicas fuertes.

Estas fugas se pueden minimizar: aumentando la cantidad de regenerante, aumentando la temperatura del regenerante o paralizando el bombeo de regenerante, para dar un tiempo de remojo (15 min), después de 10 min de iniciado el bombeo.

  1. Fuga de sodio: el sodio a la salida del agua desmineralizada debe de ser máximo de 0.20 mg/l; cuando es mayor se le conoce como fuga de sodio y puede deberse a:
  • La formación de ácidos fuertes (HCl, H2SO4): la liberación de iones H en las resinas catiónicas impide que se aproveche el 100 % de la capacidad de la resina.
  • Cuando se emplea poco ácido en la regeneración, puede quedar una banda de resina cargada de iones sodio sin regenerar, por lo que después fugará el sodio al inicio de la operación.
  • Regenerantes contaminados: contaminación con hierro en los ácidos regenerantes.
  • A mayor dureza se puede producir mayor fuga de sodio.
  • A mayor alcalinidad, será menor la fuga de sodio.
  1. La caída de presión en los intercambiadores debe ser menor de 1Kg/cm2 (1 bar). Las caídas de presión altas pueden deberse a:
  • Temperaturas bajas
  • Distribuidores o colectores obstruidos
  • Exceso de resinas finas
  • Compactación de las resinas de intercambio
  • Deflectores deteriorados
  1. En muestras diarias de agua desmineralizada, controlar:
  • pH : de 6 a 9
  • Conductividad : <10u Siemens/cm
  • Sílice como SiO2 : <0.25 mg/l
  • Sodio : <0.20mg/l
  • Sólidos totales :<15 mg/l
  • Anhídrido carbónico: <10mg/l (a la salida del descarbonatador)

3.10 Guía para la regeneración de resinas de intercambio iónico

-Los retrolavados deben efectuarse por un tiempo mínimo de 15 minutos, pudiendo prolongarse hasta 60 minutos en caso que se quiera eliminar finos que estén ocasionando altas caídas de presión, durante la producción de agua desmineralizada. Se debe tener cuidado de no tener velocidades altas o retrolavados excesivos, que provocan altas pérdidas de resinas. De suceder esto muestrear y determinar que porcentaje de los finos pasa malla 50 USA ó 0.3 mm y la humedad de la resina.

-El regenerante de las resinas aniónicas fuertes debe ser pasado en un tiempo no menor de 30 minutos y el 15 al 30 % regenerante se debe descartar antes de su ingreso al intercambiador de resina aniónica débil, para evitar que en ella se formen depósitos de sílice.

-Los flujos de retrolavados deben ser de 25 m3/m2/hr (25 m/hr).

-El enjuague lento o transferencia debe ser de 1 a 2 m3 de agua/ m3 de resina/ hora (el gasto debe ser igual al pase de la solución regenerante).

-El enjuague rápido debe hacerse entre 16 a 40 m3/m3 de resina/hora.

-Para la dilución de las soluciones regenerantes debe usarse agua tratada.

-Para el enjuague de las resinas aniónicas debe usarse agua tratada, en cambio para las resinas catiónicas puede usarse agua sin tratar (agua potable).

-Los retrolavados se realizan generalmente con agua sin tratar (agua potable).

-Cuando los retrolavados terminan con conductividad mayor de 9 uS/cm, se debe prolongar esta operación por 10 a 20 minutos.

-El consumo de hidróxido de sodio (soda caústica) debe estar entre 50-60 Kg de NaOH al 100%, por cada m3 de resina aniónica fuerte.

-Cuando el calcio es más del 50 % del total de cationes, y cuando se usa ácido sulfúrico en la regeneración de las resinas catiónicas, se forma sulfato de calcio que puede precipitar por estar en exceso al límite de solubilidad. Se evita la precipitación usando una primera etapa más diluida de ácido sulfúrico (menor de 15 gr/l: menor de 1.5 %) y/o una mayor velocidad de la solución regenerante.

-Durante la regeneración de resinas de intercambio iónico se deben realizar los siguientes controles:

  • Concentración de la solución de soda caústica a dosificar a las resinas aniónicas
  • Concentración de la solución de ácido, en cada paso de la dosificación a las resinas catiónicas
  • Gasto total de ácido
  • Gasto total de soda usada para la regeneración
  • Control del punto final en las resinas catiónicas y aniónicas.

3.11 Factores que afectan las operaciones de intercambio iónico

Hay diversos factores que pueden afectar las operaciones de intercambio iónico, entre las cuales podemos mencionar las siguientes.

-Regenerantes de mala calidad (se debe realizar análisis cuando se realice reposición de stocks de estos regenerantes: en el ácido sulfúrico o ácido clrhídrico analizar fierro, en el caso de la soda caústica determinar su concentración)

--Variaciones de la calidad del agua a ser tratada.

-Canalizaciones en los lechos de resinas.

-Falta de purgas de aire y gases u operación defectuosa de estos.

-Presencia de agentes oxidantes, tales como oxígeno, cloro, ozono u otros.

-Cambios bruscos de temperatura, que pueden provocar variaciones de las condiciones hidráulicas y en la cinética de las reacciones; si estos se producen, se deben efectuar ajustes de los flujos.

-Regeneraciones inadecuadas: concentraciones y/o gastos inadecuados.

-Distribución defectuosa del flujo, en la producción y/o en la regeneración.

-Características de las resinas.

  • Rotura de las resinas
  • Despolimerización por oxidantes y consecuente hinchamiento (se vuelve ligera de densidad y se pierde durante los retrolavados.
  • Envejecimiento de los grupos funcionales, provocando una adsorción irreversible.
  • Envenenamiento por materias orgánicas e inorgánicas.
  • Pérdidas de resinas, por ser demasiado pequeñas o por baja densidad

-Selección inadecuada de las resinas de intercambio iónico: se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Tipo de material
  • Grados de los enlaces cruzados
  • Tamaño de las resinas
  • Grupo funcional
  • Facilidad de regeneración
  • Capacidad de intercambio en operación.
  • Porosidad (superficie activa total)
  • Estabilidad a contaminantes.
  • Vida efectiva

3.12 Inspección de los tanques intercambiadores

Periódicamente se debe realizar la inspección de los tanques que contienen las resinas de intercambio iónico, con el fin de verificar que no hayan sufrido modificaciones.

  1. Observar el estado de la superficie de la resina, ver si la superficie está pareja o dispareja, si presenta ensuciamiento, etc.
  2. Medir el nivel de las resinas después del retrolavado; la altura de las resinas aniónicas fuertes no debe ser menor de 60 cm, para evitar las fugas de sílice.
  3. Inspección del estado de recubrimiento de las paredes internas de los tanques.
  4. Inspección del distribuidor de regenerante: es preferible que esté ubicado inmediatamente encima de la resina (no más de 3 pulgadas), para evitar que se re-diluya el regenerante en el agua de la cámara de expansión. Es mejor un distribuidor del regenerante en toda el área de la resina.
  5. Verificar el estado de las válvulas, ya que se puede presentar dilución durante la regeneración. Los regenerantes no deben estar debajo de cierta concentración, ya que cuando esto sucede no puede desplazar la reacción en sentido contrario.
  6. Inspección de la placa deflectora del agua a regenerar.
    • Análisis de mallas, en húmedo (determinar el porcentaje menor a malla 50 USA ó 0.3mm.
    • Densidad
    • Humedad
    • Observaciones al microscopio (porcentaje de resina hinchada, coloreada, agrietada, fragmentada, presencia de material ensuciante)

    4.- BIBLIOGRAFÍA

    • Chemestry and Unit Oerations in Warer Treatment. D. Barnes and F. Wilson. Applied Science Publishers
    • Principles of Waters Quality Control. T.H Y. Tebbot 2nd Edition. University of Birmingham, England
    • Water in the Chemical and Allied Industries. S.C.I. Monograph Nº 34. J. L. Hewson; W. J. Cook
    • Manual del Agua, su naturaleza, tratamiento y aplicaciones. J.M. Kemmer and J. Mc Callion
    • Química del Agua. J. Catalan La Fuente. Editorial Blume Degremont
    • Folletos Técnicos de fabricantes de resinas de intercambio iónico: Rohm and Hass (Amberlite), Dow Chemical, Bayer (Lewatit), Purolite, Sybron (Ionac).

     

    José Puga Bullón,

    Ingeniero Químico

    Maestría en Ciencias, con mención en Tratamiento de Aguas y re-uso de Desechos (c)

    Lima - Perú

  7. Realizar un muestreo de las resinas de intercambio iónico para realizar las siguientes determinaciones

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Quimica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.