Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El nivel de educación superior del sistema educativo venezolano (página 3)




Partes: 1, 2, 3


Modalidades de la Enseñanza

  • Clases Teóricas: Hablar a los estudiantes Sesiones expositivas, explicativas demostrativas de contenidos (las presentaciones pueden ser a cargo del profesor, trabajos de estudiantes, etc.).
  • Seminarios-Talleres: Construir conocimiento a través de la interacción y la actividad Sesiones monográficas supervisadas con participación compartida (profesores, estudiantes, expertos, etc.).
  • Clases Prácticas : Mostrar cómo deben actuar Cualquier tipo de prácticas de aula (estudio de casos, análisis diagnósticos, problemas de laboratorio, de campo, aula de informática).
  • Prácticas Externas: Poner en práctica lo que han aprendido Formación realizada en empresas y entidades externas a la universidad (prácticas asistenciales...).
  • Tutorías: Atención personalizada a los estudiantes Relación personalizada de ayuda en la que un profesor-tutor atiende, facilita y orienta a uno o varios estudiantes en el proceso formativo.
  • Estudio y trabajo en grupo: Hacer que aprendan entre ellos Preparación de seminarios, lecturas, investigaciones, trabajos, memorias, obtención y análisis de datos, etc. para exponer o entregar en clase mediante el trabajo de los alumnos en grupo.
  • Estudio y trabajo autónomo, individual: Desarrollar la capacidad de autoaprendizaje Las mismas actividades que en la modalidad anterior, pero realizadas de forma individual, incluye además, el estudio personal (preparar exámenes, trabajo en biblioteca, lecturas complementarias, hacer problemas y ejercicios, etc.), que son fundamental para el aprendizaje autónomo.
  • La Educación a distancia: Es una modalidad educativa en la que los estudiantes no necesitan asistir físicamente a ningún aula. Normalmente, se envía al estudiante por correo el material de estudio (textos escritos, videos, cintas de audio, CD-Roms y el devuelve los ejercicios resueltos. Hoy en día, se utiliza también el correo electrónico y otras posibilidades que ofrece Internet, fundamentalmente las aulas virtuales. Al aprendizaje desarrollado con las nuevas tecnologías de la comunicación se le llama e-learning. En algunos casos, los estudiantes deben o pueden acudir a algunos despachos en determinadas ocasiones para recibir tutorías, o bien para realizar exámenes. Existe educación a distancia para cualquier nivel de estudios, pero lo más usual es que se imparta para estudios universitarios.

Aspectos Organizativos del Sistema Educativo Venezolano.

En cuanto a su organización, el sistema educativo no está descentralizado. Sin embargo, existen 3 instancias gubernamentales con escuelas oficiales públicas y un sistema de escuelas privadas.

Es decir, a pesar de que la educación no ha sido descentralizada, en Venezuela existen 14 gobernaciones de estado y 350 alcaldías de municipios cuyas autoridades son electas por el pueblo cada 4 años. Las 24 gobernaciones de estado tienen un sistema de educación que depende de esos estados y que en promedio agrupan el 30% de las escuelas y el 20% de la matrícula. El resto de las escuelas que están ubicadas en los estados son de dependencia nacional es decir, pertenecen al Ministerio de Educación. Las alcaldías también tiene escuelas pero en menor cuantía. De hacho la Ley Orgánica de Régimen Municipal no asigna responsabilidades educativas de manera obligatoria a los municipios.

Tanto las 24 gobernaciones de estado como las alcaldías tienen la libertad de iniciativa y, con recursos de su propio presupuesto pueden diseñar programas de apoyo a la educación pública. En general lo hacen única y exclusivamente para las escuelas de dependencia descentralizada tanto estatal como municipal. Pero algunos gobernadores y alcaldes extienden el alcance de sus programas de apoyo educativo a todas las escuelas de su estado, incluyendo las que pertenecen al nivel central, al MECD. En muchos casos se trata de programas de mejora de la planta física y del mobiliario (pintura, mantenimiento, dotación equipamiento.

Las iniciativas de apoyo a la educación pública de los gobiernos descentralizados han sido estimuladas por algunos gobiernos, mediante políticas públicas específicas. En particular el MECD diseñó el Programa de Revalorización de la Educación Oficial que consistía en aporta el 100% adicional a los montos que cada gobernador asignaba a programas de apoyo educativo. Desde 1.999, estos estímulos han sido progresivamente eliminados por el gobierno de turno.

Por otra parte en Venezuela los programas de estudio son de carácter nacional y obligatorio en un 80% de su contenido. Es decir, las escuelas no deciden el currículo a impartir sino que éste es dictado oficialmente por el MECD. En 1.998 se implantó el más reciente diseño curricular que reformó el anterior, que estaba vigente desde 1985. El nuevo currículo transformó algunos conceptos y el sistema de evaluación, pero sólo cubrió los programas de primero a sexto grados, es decir las dos primeras etapas de Educación Básica.

Antes de la reforma de 1.980, y esencialmente a partir de la llamada era democrática (desde 1958 hasta nuestros días), sólo era obligatoria la educación primaria de seis grados y los centros escolares se construyeron para atender mayoritariamente a la población en esas edades escolares. También se construyeron liceos para atender a la población que continuaba sus estudios de secundaria pero en menor proporción.

En todo caso, el antiguo sistema instauró una ruptura entre primaria y secundaria, no sólo en términos curriculares, sino también en términos físicos. Los alumnos, al egresar de sexto grado, se veían obligados a inscribirse en otro centro de educación secundaria. Esta ruptura se mantiene, a pesar de que se implantó la Educación Básica de 9 grados.

Si bien la obligatoriedad en términos de años de estudio aumentó de 6 a 9 años, la organización física del sistema educativo se mantuvo igual y desde hace 20 años no se han construido sino muy escasas escuelas de primero a noveno grado.

La educación privada, en cambio, sí dispone, en su mayoría, de centros que abarcan desde el preescolar, hasta el último año de Educación Media, pasando por los nueve grados de Educación Básica.

Nivel Educativo de la Población

Según los Indicadores de la Fuerza de Trabajo publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la distribución de la población en edad de trabajar (de 16 años y más) incluyendo los no activos, para el año 2001:

Tabla 1. Nivel educativo de la población adulta de 15 años y más

Nivel educativo

%

Sin estudios

8.31

Enseñanza Básica

54.99

Enseñanza Secundaria, Segundo Ciclo

20.51

Enseñanza Post Secundaria no universitaria

5.83

Enseñanza Universitaria

10.52

Total

99.76

Fuente: INE, Indicadores de la fuerza de trabajo, Primer semestre 2002, Caracas, mayo 2003.

Tasa de Analfabetismo

El analfabetismo en Venezuela ha venido disminuyendo considerablemente y en 10 años se redujo a la mitad.

Tabla 2. Tasa De Analfabetismo (15 Años O Más)

%

Hombres

6,3

Mujeres

6,6

Global

6,4

Fuente: INE: XIII Censo general de Población y Vivienda. Primeros Resultados (2001).

La tasa de analfabetismo por edades es la siguiente:

Tabla 2. Tasa De Analfabetismo Por Grupos De Edad Y Género

Edad

% total analfabetas

Hombres

Mujeres

10 a 14

2,8

3,6

2,1

15 a 19

2,6

3,5

1,7

20 a 24

3

3,9

2,2

25 a 24

3,5

4,3

2,8

35 a44

5,2

5,6

5

45 a 54

8,1

7,4

8,8

55 y más

22,5

18,5

25,9

Fuente: INE: XIII Censo general de Población y Vivienda. Primeros Resultados (2001).

Como puede constatarse en la tabla anterior, el analfabetismo más importante afecta a los mayores de 55 años y, dentro de este grupo, el analfabetismo femenino es particularmente elevado. Esto es probablemente debido a que las personas de esa edad estaban fuera de la edad escolar al momento de la democratización de la educación a partir de 1958.

Proporción de enseñanza pública y privada en Venezuela

La proporción de centros es desigual según el nivel atendido, aunque el promedio favorezca a los centros públicos. Los centros públicos son ampliamente mayoritarios en cuanto a la atención de las 2 primeras etapas de Educación Básica de primero a sexto grados. A partir de la segunda etapa de Educación Básica, de séptimo a noveno grados, la proporción pasa de más de 82% a menos de 50% y, a partir de la Educación Media el número de centros oficiales es superado por los centros privados. Es también de notar la disminución absoluta en el número de centros a partir de la segunda etapa de Educación Básica en la que la proporción de centro se reduce a un 25% del total de centro que atienden las 2 primeras etapas de Educación Básica

Tabla 3. Porcentaje De Centros De Enseñanza Pública Y Privada No Universitaria (Año Escolar 2001-2002)

Centros públicos (%)

Centros privados (%)

Número total de centros

Educación Básica, Etapas I y II (1 a 6° grados)

82,94

17,06

17.088

Educación Básica, Segunda etapa, (7° a 9°)

48,80

51,20

4.293

Educación Media (2 ó 3 años)

41,81

58,19

3.021

Enseñanza Post Secundaria no universitaria

47,52

52,48

101

Total

71,74

28,26

24.503

MECD: Presupuesto y Estadísticas Educacionales, año 2002, Caracas, 2003. Cálculos CICE.

NOTA: Muchos centros son a la vez de varias etapas y por tal razón están contabilizados más de una vez en los totales por niveles

Tasas de Repetición y de Abandono

La tasa de repetición promedio en Venezuela ha venido disminuyendo sistemática pero irregularmente en los últimos 10 años. Disminuye un año repunta el siguiente, pero con tendencia a la baja. Algunos años se ha implantado la promoción automática. No obstante datos recientes, permiten destacar que la proporción mayor de repitientes se concentra en grados de ruptura curricular, primero y séptimo grados.

El abandono o deserción escolar muestra cifras bajas, pero ello se debe a que son cifras anuales. Las series cronológicas por cohortes muestran diferencias más significativas.

Tabla 4. Tasas De Repetición Y Abandono En La Enseñanza Obligatoria (Año Escolar 2001-2002)

% Repetidores

% Desertores

% Promovidos

Total matriculados

Educación Básica, Etapas I y II (1 a 6° grados)

7,65

0,39

92,35

3.506.780

Educación Básica, Segunda etapa, (7° a 9°)

11,13

10,78

88,87

1.311.421

Educación Media (2 ó 3 años)

4,42

5,56

95,58

499.706

Total

8,21

3,44

91,79

5.317.907

Fuente: Fuente: MECD: Presupuesto Y Estadísticas Educacionales, año 2002, Caracas, 2003. Cálculos CICE.

La Educación Superior

La educación superior denota un periodo de estudios avanzados que sigue a la educación secundaria. También indica el sistema de instituciones que proporciona estos estudios. Las universidades son una de estas instituciones. Son el escenario principal en el cual se desenvuelve la educación superior.

Los fines, estructura y funcionamiento de la educación superior en Venezuela están definidos en la Constitución Nacional (1999) en un conjunto variado de leyes y reglamentos, entre los cuales destacan la Ley Orgánica de Educación, la Ley Orgánica de la Administración Central y la Ley de Universidades, todas las cuales requieren de reformas para adecuarlas plenamente a los principios y al espíritu de la nueva Constitución.

La Constitución Nacional vigente, en efecto, establece en su Artículo 2 que: "la educación y el trabajo son los procesos fundamentales" para alcanzar los fines de la sociedad y del Estado. Y los Artículos 102 y 103 declaran la educación como un "derecho humano y un deber social" al cual todos los ciudadanos pueden tener acceso en igualdad de condiciones de calidad, oportunidad y gratuidad (hasta el pregrado universitario), sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. Establece así mismo que el Estado asumirá la educación como función indeclinable en todos sus niveles y modalidades, para lo cual realizará una inversión prioritaria, por cuanto ella es instrumento para la formación de la personalidad y el aprovechamiento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico.

El Artículo 109, por su parte, declara, con relación a las universidades, que el Estado "reconoce la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a la comunidad académica dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación para beneficio de la Nación". En este sentido, las universidades tienen autonomía para darse sus normas de gobierno, planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión y para la administración eficiente de su patrimonio, bajo el control que, a tales efectos, establezca la ley. De esta manera se establece por una parte, la autonomía universitaria y por la otra el control y vigilancia que el Estado debe ejercer para garantizar la calidad y pertinencia social de las actividades docentes, de investigación y extensión y la eficiencia en la gestión de los recursos humanos, materiales y financieros que el Estado otorga a las instituciones de educación superior.

La Constitución también define los principios que rigen la carrera académica al establecer que la educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica, a quienes se les garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente en un régimen de trabajo y de vida acorde con su elevada misión. Para ello establece el estímulo a la actualización permanente y un sistema de ingreso, promoción y permanencia basado en criterios de evaluación de méritos (Art. 104). Igualmente reconoce la existencia de la educación privada, la cual debe cumplir con los requisitos éticos, académicos, científicos, económicos y de infraestructura que establezca la ley, reservándose el Estado la vigilancia y control de sus actividades.

La Ley Orgánica de Educación, vigente desde 1980, por su parte, establece que "la educación tiene como finalidad fundamental el pleno desarrollo de la personalidad y el logro de un hombre sano, culto, crítico y apto para convivir en una sociedad democrática" (Art.3) y constituye un servicio público y factor primordial del desarrollo nacional" (Art. 4).

La Ley Orgánica mencionada establece que los objetivos de la educación superior son (Art. 27):

  1. Continuar el proceso de formación integral del hombre, formar profesionales especialistas y
  2. promover su actualización y mejoramiento conforme a las necesidades del desarrollo nacional y del progreso científico.
  3. Fomentar la investigación de nuevos conocimientos e impulsar el progreso de la ciencia, la tecnología, las letras, las artes y demás manifestaciones creadoras en beneficio del bienestar del ser humano, de la sociedad y del desarrollo independiente de la nación.
  4. Difundir los conocimientos para elevar el nivel cultural y ponerlos al servicio de la sociedad y del desarrollo integral del hombre.

La Estructura Organizativa Nacional

Cuadro n° 5

Una aproximación a la estructura organizativa nacional de la educación superior puede verse en forma simplificada en el cuadro n° 5 en el cual se observa la variedad de instituciones que integran el sector y los vínculos (en muchos casos débiles, representados por líneas punteadas) de dichas instituciones con el Ministerio de Educación Superior y con el Consejo Nacional de Universidades.

En síntesis, se puede decir que los instrumentos jurídicos que rigen el funcionamiento de las instituciones de educación superior son los siguientes:

(a) Todo el conjunto: lo hace siguiendo los principios generales establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley Orgánica de Educación; (

b) Las universidades autónomas: por la Ley de Universidades (promulgada en 1958 y reformada en 1970), el Reglamento Parcial de esa Ley, dictado por el Ejecutivo Nacional en 1967 y por reglamentos internos dictados por los Consejos Universitarios

(c) Las universidades experimentales y las instituciones de educación no reconocidas como universidades: por un Reglamento promulgado por el Ejecutivo Nacional en 1974, todas aquellas normas de la Ley de Universidades no relacionadas con la autonomía institucional que les son aplicables y por los reglamentos internos dictados por el Ministerio de Educación; y,

(d) Las universidades privadas y otras instituciones de educación superior no oficiales: por sus estatutos internos y por las normas académicas de la Ley de Universidades y de los Reglamentos oficiales que les sean aplicables. A lo descrito se agrega que los estudios de postgrado (el nivel que mejor sintetiza y realiza los fines de la educación superior) es apenas mencionado en la Ley Orgánica de Educación y en la Ley de Universidades. Ellos se rigen por una "Normativa General de Estudios de Postgrado", aprobada por el CNU en 1996 y reformada en el 2000. Por otra parte existe un grupo bastante numeroso de institutos de investigación que realizan actividades docentes, y otros dedicados exclusivamente a actividades de postgrado, los cuales se rigen por Decretos especiales del Ejecutivo Nacional.

A pesar de la dispersión normativa se puede decir, sin embargo que, en Venezuela, como establece la Ley Orgánica correspondiente, la educación superior tiene como objetivos: formar profesionales especialistas; promover el mejoramiento profesional permanente, fomentar la investigación, las artes y otras manifestaciones creadoras del ser humano, así como elevar el nivel cultural de los venezolanos, todo ello en beneficio de la sociedad. En otras palabras, hay consenso en que tres son las funciones de las instituciones de educación superior venezolana (docencia, investigación y extensión) para servicio del país; pero esas funciones se cumplen en proporciones muy diversas en las diferentes instituciones.

Estructura Académica General

Por estructura académica se entiende todo lo que se refiere a: objetivos de los estudios que se realizan, los grados o niveles, el régimen de enseñanza-aprendizaje y los sistemas de supervisión y evaluación.

En lo que se refiere a los niveles, existe en la educación superior venezolana una clara distinción entre:

(1) La formación profesional, llamada comúnmente "de pre-grado", para ingresar a la cual se requiere poseer el título de Bachiller y para graduarse exige, según las especialidades, estudios con duración entre dos y seis años; y,

(2) La formación de postgrado, o educación avanzada, la cual incluye desde actividades de una o varias semanas o meses de estudios hasta los altamente formalizados y especializados de cuatro o más años de estudios.

Las universidades y otras instituciones ofrecen, además, programas de extensión, esto es, de educación continua superior (en especialidades científicas, técnicas y humanísticas) y servicios técnicos o asesorías a empresas y al gobierno y, según las especialidades que dominan, una variada gama de servicios sociales, gratuitos o a bajo costo, a la comunidad, tales como atención médica, odontológica, jurídica y educacional.

Los Estudios Profesionales

Los llamados estudios "de pregrado" o profesionales ("profesionales" porque en Venezuela, a diferencia de otros países como los anglosajones, las universidades están autorizadas para otorgar títulos profesionales) se refieren a los estudios que proporcionan una formación laboral básica a nivel universitario, los cuales pueden ser de dos categorías: (a) Carreras cortas, conducentes a títulos de Técnico Superior Universitario (TSU), con estudios de dos a tres años de duración, y, (b) Carreras largas, conducentes a títulos profesionales (Abogado, Economista, Médico, Ingeniero, etc.) o de Licenciado (en Historia, Biología, Educación, etc.), los cuales exigen estudios de 5 o 6 años de estudio, o su equivalente en semestres, esto es, diez o doce períodos respectivamente: aunque en la actualidad solo Medicina es el único caso que exige seis años.

Para ingresar a este nivel de estudios se requiere haber presentado la llamada Prueba de Aptitud Académica (proceso que en la actualidad esta sujeto a modificaciones) que organiza y realiza a nivel nacional la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) y demostrar la condición de ser bachiller. No existe en las leyes vigentes normas que establezcan las diferencias en cuanto a la formación profesional de los técnicos superiores y los demás profesionales, pero en la práctica se dice que el técnico tiene una formación que hace énfasis en la práctica laboral mientras que los estudios de carreras largas hacen énfasis en la teoría y en la profesión en general.

La mayoría de los planes de estudio de pregrado están formados por tres tipos de materias o actividades académicas: a) materias básicas generales; b) materias básicas profesionales; c) materias optativas, que producen cierta pre-especialización profesional; d) pasantías; y, e) un trabajo de grado o de Licenciatura (actualmente prácticamente eliminado del sistema y sustituido por la presentación de un proyecto comunitario).

Los estudios de pregrado son los dominantes en todas las instituciones de educación superior del país, hasta el punto de que la mayoría de ellas no realiza actividades de postgrado y, con pocas excepciones, en las que se realiza un mayor volumen de esta actividad el porcentaje de estudiantes de este nivel no pasa del 10%.

La Ley de Universidades tampoco establece diferencias de objetivos entre postgrado y pregrado, por lo cual se puede decir que ambos niveles deben responder a los objetivos de la educación superior establecidos en el artículo 27 de la mencionada Ley, esto es: (a) la formación integral de profesionales (función docente), (b) la investigación (científica, tecnológica y humanística), y (c) la difusión de conocimientos (o extensión). En este país, como en el resto de América Latina, a la docencia se dedica más del 80% de los recursos, a la investigación menos del 7% y a la extensión no más del 3%.

El régimen de estudios predominante es por semestres, lo cual significa un período académico de 14 a 16 semanas continuas, y su medición se hace por unidades-crédito (entendiéndose generalmente que un crédito significa una hora de clases teóricas o dos de clases prácticas durante un semestre).

Los Estudios de Postgrado.

Sobre la educación de postgrado, son muy escasas las disposiciones contenidas en la Ley Orgánica de Educación y en la vigente Ley de Universidades. Por eso, lo relativo a esta materia trató de resolverlo el Consejo Nacional de Universidades en 1983 dictando unas "Normas para la Acreditación de los Estudios para Graduados". Estas normas, sin embargo, tenían muchos defectos que pueden sintetizarse en el hecho de que no eran de obligatorio cumplimiento por todas las instituciones y solamente se aplicaban a las que voluntariamente solicitaban acreditación de sus programas de postgrado. Como consecuencia de estas normas el CNU designó en 1984 el Consejo Consultivo Nacional de Estudios para graduados, organismo integrado por siete representantes de diversos sectores académicos, como organismo asesor y responsable de poner en ejecución el sistema nacional de acreditación, lo cual se inició en 1987, proponer políticas correspondientes a ese nivel educativo y ser centro de información sobre el sector de su competencia.

Para corregir los defectos de las Normas mencionadas y combatir, se dijo en ese entonces, la proliferación de "postgrados piratas", el CNU aprobó en 1996 una "Normativa general de los estudios de postgrado para las universidades e instituciones debidamente autorizadas por el Consejo Nacional de Universidades", con la cual se corrigieron algunos defectos.

Los estudios de postgrado se definen en la normativa vigente como toda actividad que tenga por finalidad elevar el nivel académico y el desempeño profesional de los egresados del subsistema nacional de educación superior.

En efecto, el Artículo 4 de las Normas mencionadas establece que los estudios de postgrado tienen como finalidad fundamental:

a) Profundizar la formación de los profesionales universitarios de manera que responda a la demanda social en campos específicos del conocimiento y del ejercicio profesional; y,

b) Formar investigadores que sirvan a los altos fines del desarrollo nacional en los campos de la ciencia, la tecnología y las humanidades.

Para lograr sus objetivos estos estudios se clasifican en dos tipos:

  1. Estudios conducentes a grado académico: a) Especialización; b) Maestría; y, c) Doctorado; y,
  2. Estudios no conducentes a grado académico: a) Ampliación; b) Actualización; c) Perfeccionamiento profesional; y, d) Programas post-doctorales.

Estudios Conducentes a Grado Académico

Especialización: comprende un conjunto de asignaturas y otras actividades organizadas en un área específica destinadas a proporcionar los conocimientos y el adiestramiento necesario para la formación de expertos de elevada competencia profesional, conducen al grado de especialista, se exige la aprobación de un número no inferior a 24 unidades créditos en asignaturas u otras actividades de postgrado, contenidas en el programa correspondiente y la elaboración de un trabajo especial de grado, su presentación y aprobación deberá cumplirse en un plazo máximo de cuatro (4) años.

Maestría: los estudios de maestría comprenderán un conjunto de asignaturas y de otras actividades organizadas en un área específica del conocimiento, destinadas al análisis profundo y sistematizado de la misma y a al formación metodológica para la investigación, conducen al grado de magíster, se exige la aprobación de un número de unidades créditos no inferior a 24 y un trabajo de grado y su presentación y aprobación deberá cumplirse en un plazo máximo de cuatro (4) años.

Doctorado: los estudios de doctorado tienen por finalidad la capacitación para la realización de trabajos de investigación originales, que constituyan aportes significativos al acervo del conocimiento en un área específica del saber, conducen a la obtención del grado de doctor, será otorgado por las universidades y por aquellas instituciones debidamente autorizadas por el CNU, se debe cumplir como mínimo con cuarenta y cinco (45) créditos, la presentación, defensa y aprobación de la tesis doctoral equivalente como mínimo a treinta (30) créditos y el conocimiento instrumental de otro idioma, además del castellano.

Estudios No Conducentes a Grado Académico

Ampliación: es un programa de extensión que se sustenta en el incremento de conocimientos y herramientas para actualizar la praxis o práctica y ejercicio profesional.

Actualización: son cursos presenciales o semipresenciales para profesionales que permiten conocer nuevas herramientas y ponencias respecto a su profesión con el fin de estar al día y actualizado en su rama profesional.

Perfeccionamiento Profesional: son cursos de perfeccionamiento en un ares especifica profesional, se refieren a actualizaciones en un tema en especifico y tiene como objetivo ampliar la formación y bases del conocimiento teórico y practico de un área en especifico.

Programas Postdoctorales: constituyen una de las formas de superación profesional de postgrado donde se aprovecha la alta formación y competencia profesional y las avanzadas capacidades para la investigación y la innovación de quien realiza tales estudios.

Los estudios superiores en Venezuela se adscriben en su mayoría a la modalidad presencial. Sin embargo, hay instituciones de educación superior cuyos cursos de formación son totalmente a distancia (ejemplo: Universidad Nacional Abierta). Igualmente, algunas administran programas que utilizan como plataforma el internet (por ejemplo: Universidad Virtual Domingo Felipe Maza Zavala).

Tipología de las Instituciones

Como hemos dicho antes la educación superior en Venezuela es un conjunto heterogéneo y poco articulado de instituciones que se han ido creando por razones muy diversas (presión social, razones políticas o intereses comerciales o religiosos), las cuales se pueden clasificar de muchas maneras, pero principalmente en función de dos dimensiones dicotómicas bien definidas, esto es: su origen y su tipo. Otras maneras útiles o interesantes de clasificar dichas instituciones podrían ser: según su tamaño, su grado de autonomía académica, su calidad (baja, mediana o alta), sus modelos organizativos, su ubicación geográfica, su infraestructura o su legalidad.

Pero la taxonomía más utilizada es la establecida legalmente en el Art. 28 de la Ley Orgánica de Educación. Allí se asienta que "son institutos de educación superior: las universidades, los institutos pedagógicos, los institutos politécnicos, los tecnológicos, los colegios universitarios, los institutos de formación de oficiales de las Fuerzas Armadas, los institutos especiales de formación docente, los de bellas artes y los de investigación; los institutos de formación de ministros del culto; y, en general, aquellos que tengan los propósitos señalados en el artículo 27 (en el cual se definen los objetivos de la educación superior) y se ajusten a los requerimientos que establezca la ley especial".

Estas categorías se desagregan de la siguiente manera:

  1. Universidades, las cuales son de tres tipos:
  • Universidades Nacionales Autónomas: o sea instituciones que disponen de autonomía organizativa para dictar sus normas internas; autonomía académica para planificar, organizar y realizar sus programas de investigación, docencia y extensión; autonomía administrativa para elegir y nombrar sus autoridades y designar su personal docente, de investigación y administrativo; y autonomía económica y financiera para organizar y administrar su patrimonio. Por lo general, estas instituciones tienen programas de formación profesional en más de dos campos del conocimiento.
  • Universidades Nacionales Experimentales: las cuales han sido creadas por el Estado venezolano con el fin de ensayar nuevas orientaciones y estructuras académicas y administrativas. Estas universidades pueden gozar de cierta autonomía determinada por las condiciones especiales de su experimentación educativa. Su organización y funcionamiento se rige por reglamentos dictados por el Ejecutivo Nacional (Artículo 10 Ley de Universidades).
  • Universidades Privadas: las cuales son fundadas por personas naturales o jurídicas de carácter privado, se rigen en lo académico por la Ley de Universidades y para poder funcionar requieren de la autorización del Ejecutivo Nacional. Estas instituciones sólo pueden abrir aquellas facultades y carreras que sean aprobadas por el Consejo Nacional de Universidades (Artículo 173 Ley).
  1. Institutos y Colegios Universitarios: que son instituciones especializadas en una o muy pocas áreas del conocimiento, y pueden ser:
  • Institutos Politécnicos: los cuales desarrollan programas teórico-prácticos en el campo de la ingeniería. Los planes de estudio tienen una duración, estructuras y requisitos similares a los de las facultades de ingeniería de las universidades y otorgan el título de Ingeniero o de Técnico Superior Universitario (TSU), en la especialidad correspondiente. Ejemplos de este tipo de institución son los Institutos Universitarios Politécnicos "Santiago Mariño" y el "Monseñor Arias Blanco", ambos privados.
  • Institutos Pedagógicos: los cuales se especializan en la formación de personal docente para los niveles de Educación Preescolar, Básica y Media Diversificada y/o Profesional. Estos otorgan títulos de Profesor en la especialidad correspondiente(o de Licenciado los pedagógicos públicos al ser integrados en la Universidad Pedagógica Libertador). Hay institutos pedagógicos oficiales en Barquisimeto, Caracas, Maturín, Maracay, Turmero, Los Teques y Rubio; y un pedagógico privado en Caracas.
  • Institutos Universitarios de Tecnología: los cuales son instituciones que enfatizan la formación profesional práctica conducente a títulos de Técnicos Superiores en carreras cortas (dos y medio a tres años de duración) vinculadas al sector industrial. Entre estos institutos se encuentran: el Alonso Gamero en Coro y el de Tecnología Bomberil en Caracas.
  • Colegios Universitarios: que son instituciones de educación superior destinadas a la formación profesional en carreras de corta duración y permiten continuar estudios en niveles más avanzados en otras instituciones. Otorgan el título de Técnico Superior en la especialidad correspondiente. Los más antiguos son el de Caracas y el de Los Teques.
  • Institutos Universitarios: son instituciones creadas para la formación de Técnicos Superiores en las diversas disciplinas requeridas para el desarrollo del país. Gran parte de estas instituciones son creadas por iniciativa privada. Entre estos se encuentran: el de Artes Plásticas (oficial) y el de Audición y Lenguaje (privado)
  • Institutos Universitarios Eclesiásticos: son instituciones de formación eclesiástica con rango universitario, creadas para capacitar profesionales para la acción religiosa con proyección social. Los dos existentes de este tipo son: el Santo Tomás de Aquino en Palmira y el Padre Ojeda en Los Teques.
  • Institutos Militares Universitarios: que son instituciones destinadas a preparar oficiales de la Fuerza Armada Nacional. Los más antiguos son: la Academia Militar, la Escuela Naval y la Escuela de Aviación Militar.
  • Institutos de Investigación: que realizan actividades docentes a nivel de postgrado como el IVIC (oficial) y el IESA (privado).

Esta clasificación ha sido superada por la realidad ante hechos como los siguientes: a) los institutos pedagógicos oficiales fueron integrados en lo que hoy se llama la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), por lo cual continúan existiendo pero perdieron su personalidad jurídica; b) los institutos politécnicos oficiales fueron integrados en la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO); c) algunos institutos de formación de oficiales de las fuerzas armadas se integraron en lo que hoy es la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada (UNEFA); y, d) no caracteriza la existencia de un buen número de instituciones científicas que realizan actividades de postgrado (el IVIC, por ejemplo) y otras dedicadas exclusivamente a ejecutar programas de postgrado como son: el Instituto (privado) de Estudios Superiores de Administración (IESA), el Instituto Venezolano de Planificación (IVEPLAN) o el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual. Es más, existen casos que difícilmente entran en las clasificaciones mencionadas, como el Centro Internacional de Educación y Desarrollo (CIED), perteneciente a la principal empresa estatal del país, la petrolera PDVSA, el cual realiza muchas actividades de educación superior continua y para el cual la categoría más apropiada sería la denominación de universidad corporativa o empresarial, la primera y única en Venezuela.

A lo anterior se agrega un conjunto indefinido de escuelas privadas especializadas (organizadas por empresas o asociaciones profesionales), con cursos de informática, idiomas, administración, etc., las cuales no tienen ningún soporte legal, cuyos diplomas no son reconocidos por el Estado, pero cuya ilegalidad no tiene ninguna consecuencia formal, práctica ni desde el punto de vista del mercado laboral. Por último, conviene expresar que la Ley de Universidades vigente no define en forma substantiva y precisa, lo que es una Universidad y, mucho menos, lo que es "educación superior". Solamente expresa que "La Universidad es fundamentalmente una comunidad de intereses espirituales que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre" (Artículo l) y que son "instituciones al servicio de la Nación que deben realizar una función rectora en la educación, la cultura y la ciencia mediante la docencia, la investigación y la extensión", lo cual dista mucho de ser una definición operativa que facilite el análisis.

En la práctica las universidades se diferencian de otras instituciones de educación superior porque así las denomina el ente fundador y porque ofrecen estudios en varios o muchos campos del conocimiento y a distintos niveles (pregrado y postgrado), lo cual no siempre es cierto. Las diferencias entre un tecnológico, un colegio universitario, un pedagógico, un politécnico y las escuelas especializadas son más difíciles de identificar.

Taxonomía de Grados y Títulos Universitarios

Misiones del Gobierno Bolivariano en el Sistema Educativo Venezolano

Misión Robinson I

Es la operación cívico militar más importante del país la cual tiene como finalidad formar corazones para la libertad enseñando a leer y escribir a más de un millón de venezolanos distribuidos por todo el territorio nacional.

Misión Robinson II

Tiene como objetivo que los participantes que aprueben el sexto grado de educación básica, garantizar la consolidación de los conocimientos adquiridos durante la alfabetización y ofrecer otras oportunidades de formación en oficios varios. La misión Robinson II se apoya en el método "Yo si puedo seguir", el cual utiliza la televisión, la video clase y los folletos de apoyo como estrategia educativa.

Misión Ribas

La misión ribas es un programa del gobierno bolivariano que funciona desde noviembre del 2003 con la finalidad de incluir a todas aquellas personas que no han podido culminar el bachillerato, beneficiando a los ciudadanos y ciudadanas que sin importar su edad quieren culminar sus estudios de Bachillerato, luego de haber cursado la primaria.

Misión Sucre

El Plan Extraordinario Mariscal Antonio José de Sucre, denominado "Misión Sucre", es un programa de inserción del Ministerio de Educación Superior. Fue creado mediante Decreto Presidencial Nº 2601, del 8 de septiembre del 2003. Es, sin duda, la tarea más trascendente en materia de educación universitaria que se ha llevado a cabo en Venezuela. 

Tiene como objetivo la municipalización y la orientación de la enseñanza de la educación universitaria hacia todas las regiones y localidades del país. Toma como punto de referencia la cultura especifica de las poblaciones con sus necesidades, problemas,  exigencias y potencialidades.  Asimismo, garantiza el acceso a los nuevos bachilleres que egresen de la Misión Ribas, promoviendo así la reflexión, discusión, concepción e implantación de un nuevo modelo de la educación en la tercera etapa. 

Misión Ciencia

Es una política pública donde la Ciencia y la Tecnología van de la mano del pueblo organizado, movilizado y en proceso de formación integral, creando las condiciones para socializar, diversificar y aplicar, la producción de conocimientos, científicos, sociales, humanísticos, tecnológicos, alternativos y complementarios, de calidad;  y al servicio de las comunidades y ciudadanía en general, que con criterio de pertinencia y pluralidad socio-cultural, avanzará hacia la reconversión tecnológica, la adaptación de nuevas innovaciones y la transferencia y uso de esos conocimientos, en el marco de su convivencia diaria y hábitat naturales, para crear la nueva cultura científica alrededor de las comunas productivas socialistas.

Misión cultura

La Misión Cultura es una fundación adscrita al Ministerio de la Cultura, la cual representa una estrategia para consolidar la identidad nacional. Se enmarca en el proceso de descentralización, democratización y masificación de la cultura venezolana, dirigida a la búsqueda del equilibrio territorial, la atención a toda la población y a proporcionar alternativas educativas y laborales a amplios sectores de la población. Mediante la Misión Cultura el Estado Venezolano y la Revolución Bolivariana garantizan la libertad en la creación cultural a través del fomento del derecho a la inversión, producción y divulgación de la obra creativa; el respeto a la interculturalidad y la previsión de las condiciones, instrumentos legales y medios necesarios para enriquecer, proteger y preservar la cultura popular y comunitaria, el patrimonio cultural tangible e intangible y la memoria histórica de la Nación.

CONCLUSIONES

Es cierto que no se puede predecir el porvenir para el largo plazo, pero se pueden identificar tendencias que en el corto tienen alta probabilidad de convertirse en realidad. En este sentido, hay pocas dudas en cuanto a que la humanidad vive hoy dos procesos que parecen inexorables en un plazo indefinido: la revolución tecno-científica y la globalización económica y cultural. Procesos muy complejos y acelerados que están transformando los requerimientos laborales y que obligan a la formación de trabajadores (manuales e intelectuales) cada vez más competentes, capaces, especializados y reconvertibles. Ningún país, y particularmente su educación superior, permanece ajeno a estos procesos.

En Venezuela hay conciencia de esta situación pero también de los factores que pueden permitirle incorporarse de manera provechosa y rápida en esa carrera por adecuarse a los cambios que ocurren a nivel mundial. Como es bien sabido, este país es altamente dependiente del exterior y de su producción petrolera. Romper esa circunstancia pasa, necesariamente, por el fomento de la creatividad, las capacidades y trabajo tesonero de sus políticos, científicos y técnicos, cuyo éxito depende a la vez de su formación profesional, su educación de postgrado y su educación continua y permanente, todos a partir de una clara posición ideológica que se corresponda con el mayor interés nacional.

En la primera mitad del siglo XX, los gobiernos dieron poca importancia a los sectores mencionados. Durante las primeras dos décadas de la etapa democrática iniciada en1958, se dio un gran impulso a la educación superior, pero el mismo se desaceleró en los 80 y los 90 como consecuencia de la caída de los precios petroleros. El gobierno que asumió el poder en 1999 logró recuperar los precios de los hidrocarburos y, con ello, ha podido impulsar la educación en todos sus niveles. Pero, indudablemente, el país sigue dependiendo en gran parte de circunstancias políticas internacionales. De allí que, si no se producen hechos extraordinarios (a nivel mundial o nacional), lo más probable es que en la presente década, Venezuela --país con condiciones naturales y humanas privilegiadas-- vivirá un proceso continuo, aunque probablemente lento, de desarrollo económico y social, para lo cual la educación superior será factor determinante.

El actual gobierno del presidente Hugo Chavez parece tener claridad con respecto al valor y costo de la educación superior. Indicios de ello son: (a) la alta prioridad dada a este sector y áreas conexas, lo cual se demuestra con la creación de los ministerios (el de Educación Superior y el de Ciencia y Tecnología, cuyos recursos en un alto porcentaje se orientan a apoyar programas de educación superior); (b) el incremento del presupuesto correspondiente a este sector (el cual pasó de 850 millardos de bolívares en 1998 a 1.852 en el 2001, esto es, más del doble), reflejado especialmente en mejoras salariales y sociales de los actores del sector; (c) el decreto mediante el cual establece la gratuidad de la educación pública en todos sus niveles, con excepción de los estudios de postgrado; (d) el decreto por el cual se declara Internet como un servicio público y se acompaña del establecimiento de infocentros gratuitos o de muy bajo costo en un buen número de ciudades y comunidades indígenas; (e) la iniciación de un proceso de otorgamiento de plena autonomía a las universidades experimentales; y, (f) la creación, en sus dos primeros años de mandato, de tres universidades y tres institutos universitarios de tecnología; (g) la aprobación por el CNU del Sistema de Evaluación y Acreditación de las Universidades (SEA).

En lo que se refiere a perspectivas, lo que se puede decir es que las políticas del presente régimen están orientadas por los siguientes lineamientos generales: (a) mejorar la calidad, equidad y pertinencia social de la educación superior, (b) lograr la aprobación de una Ley de Educación Superior que permita articular y corregir la heterogeneidad y deficiencias de este nivel educativo,(c) aumentar progresivamente y optimizar el manejo de los recursos destinados a este nivel educativo y (d) promover, apoyar, estimular, profundizar y evaluar el intercambio y cooperación internacional, sobre todo con los países de América Latina y el Caribe todo esto es mejora del pueblo de Venezuela y de América con una conciencia socialista .

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Albornoz, O. (1986). Sociedad y Respuesta Educativa. Caracas Editorial Biosfera.

Álvarez, N. (2001) Los estudios de Postgrado en Venezuela. Procesos de Evaluación, creación, acreditación. Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado AUIP la Habana, Cuba [Documento en línea]Disponible: http:// www.iesalc.unesco.org.ve /programas/postgrados/ Informe%20Postgrados%20-%20Venezuela%20-%20Resumen.pdf [Consultada: 2007 Octubre 20]

Brunner, J. (1993).Evaluación y Financiamiento de la Educación en América Latina [Documento en línea] Disponible:http://  www.mes.gob.ve/comunidad/fuerza_boli.php [Consultada: 2007 Octubre 22]

Estadísticas Básicas Consejo Nacional de Universidades (2005) .[Documento en línea] Disponible: http://www.cnu.gov.ve/estadisticasbasicas/ series_cronologicas//c2-1.htm [Consultado: 2007 Octubre18].

Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela (2007).Misiones. [Documento en línea].Disponible http://www.gobiernoenlinea.gob.ve /misceláneas/misiones.htm [Consultado:2007, Octubre 21].

Ley de Universidades y Reglamento Parcial (Decreto No.693).(1970,Septiembre 8 y 1967 Febrero 17). Gaceta Oficial de la República de Venezuela , 1.970 y 28.262.

Misión Sucre (2007). [Documento en línea] Disponible: http:// www.misionsucre.gob.ve[Consultada:2007 Octubre 16]

Morles, V. (2003) La Educación Superior en Venezuela informe 2002 a IESALC-UNESCO.[Libro en Línea]. Caracas [Disponible: http://www.iesalc.unesco.org.ve/programas/nacionales/venezuela/infnac_ve.[Consultada:2007 Octubre 01].

Villarroel, C. (1994). Evaluación Institucional de las Universidades Caso Venezuela. Revista Análisis, Volumen (3) Nº 1, pág. 86.

Wikipedia (2007). [Enciclopedia en línea].Disponible: http// www.wikipedia.org/wiki/universidad/historia.htm

 

 

 

Autor:

Gloria García Carreyó

Estudiante de Administración de Recursos Humanos en la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez de Venezuela.

Técnico Superior en Secretaria (2001) . Amplia experiencia en el campo de la administración de personal básicamente en el campo laboral.

Realizado en Caracas Venezuela en Octubre del 2007


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.