Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Bacilos grampositivos




Partes: 1, 2

  1. Bacilos grampositivos
  2. Especies del género bacillus
  3. Especies del género clostridium
  4. Conclusiones
  5. Bibliografía

Introducción

Los bacilos grampositivos son cosmopolitas ya que forman esporas, tenemos a las especies bacillus como también esta Bacillus Anthracis, Bacillus cereus.

Los géneros, Bacillus y Clostridium, la mayoría no causan enfermedad y no se han estudiado en la microbiología médica.

Especies del genero Clostridium como también tenemos los clostridium botulinum, tetani, clostridios que producen infecciones invasoras y clostridium difficile, enfermedad diarreica.

1. Bacilos grampositivos formadores de esporas:

Bacillus y Clostridium

Los bacilos grampositivos formadores de esporas son las especies de los géneros Bacillus y Clostridium. Estos bacilos son cosmopolitas y debido a que forman esporas, pueden sobrevivir en el ambiente por muchos años. El género Bacillus es aerobio, en tanto que los clostridios son anaerobios obligados.

De las numerosas especies de ambos géneros, Bacillus y Clostridium, la mayor parte no causan enfermedad y no se han estudiado en la microbiología médica. Sin embargo, varias especies. Causan enfermedades importantes en el hombre. El ántrax padecimiento prototipo en la historia de la microbiología, es causado por Bacillus anthracis. El ántrax sigue siendo una enfermedad importante de los animales. y en ocasiones del hombre y B. anthracis podría ser un agente principal de guerra biológica. Bacillus cereus causa envenenamiento por alimentos y a veces infecciones oculares y otras localizadas. Los clostridios causan varias enfermedades graves mediadas por toxinas: Clostridium tetani, tétanos; Clostridium bofulinum, botulismo; Clostridium perfringens, gangrena gaseosa; y Clostridium difficile, colitis seudomembranosa. En infecciones mixtas por anaerobios en el hombre. También se han encontrado otros clostridios

  1. ESPECIES DEL GÉNERO BACILLUS

Los microorganismos del género Bacillus son bacilos grampositivos, aerobios, grandes, que se agrupan formando cadenas. La mayor parte de los miembros de este género son microorganismos saprófitos como B. cereus y B. subti/is que prevalecen en el suelo, el agua, el aire y sobre vegetales diversos. Algunos son patógenos para los insectos. B. cereus puede proliferar en aumentos y producir una enterotoxina o una toxina emética y causar envenenamiento por alimentos. Tales microorganismos pueden en ocasiones, producir enfermedades en personas con alteraciones inmunitarias (por ejemplo, meningitis, endocarditis, endoftalmitis, conjuntivitis o gastroenteritis aguda). B. anlthracis el cual causa el ántrax, es el principal patógeno del género.

Morfología e identificación

A. Microorganismos típicos

Las células típicas miden l x 3 a 4 !lm, tienen terminaciones cuadradas y están dispuestas en cadenas largas; las esporas se encuentran en el centro de estos bacilos inmóviles.

B. Cultivo

Las colonias de B. anthracis son redondas y tienen apariencia de "vidrio despulido" a ]a luz transmitida. La hemóJisis es poco común con el bacilo del ántrax. Pero frecuente entre los bacilos saprófitos; licuan la gelatina y el crecimiento en gelatina sembrada por picadura tiene la apariencia de "pino invertido".

C. Características del crecimiento

Los bacilos saprófitos utilizan fuentes de nitrógeno y de carbono sencillas, tanto para obtener energía como para el crecimiento. Las esporas son resistentes a los cambios del ambiente, soportando el calor seco y desinfectantes químicos durante periodos moderados; persisten durante años en la tierra seca. Los productos animales contaminados con esporas de este microorganismo (por ejemplo, pieles, cerdas, pelo , hueso) pueden ser sintetizados en autoclave.

1.1.1. BACILLUS ANTHRACIS

Estructura antigénica

Las sustancias capsular de B. anthracis constituida por un polipéptido de peso molecular elevado, compuesto de acido D-glutámico, es un hapteno. Las células bacterianas contienen proteína y un polisacárido somático, los cuales son antigénicos.

Patogenia

En animales sensibles, los microorganismos proliferan en el sitio de entrada. Las cápsulas permanecen intactas y los microorganismos son rodeados por una gran cantidad de líquido proteináceo, que contiene muy pocos leucocitos; a partir de ahí, el germen se disemina con rapidez y llega a la sangre.

En los animales resistentes, el microorganismo prolifera durante unas cuantas horas, tiempo al final del cual se presenta una acumulación masiva de leucocitos. Las cápsulas se desintegran gradualmente y desaparecen. Los microorganismos permanecen localizados.

Patología

En animales sensibles, los microorganismos proliferan en el sitio de entrada. Las capsulas permanecen intactas y los microorganismos son rodeados por una gran cantidad de liquido proteinaceo, que contiene muy pocos leucocitos; a partir de ahí, el germen se disemina con rapidez y llega a la sangre

En los animales resistentes, el microorganismo prolifera durante unas cuantas horas, tiempo al final del cual se presenta una acumulación masiva de leucocitos. Las capsulas se desintegran gradualmente y desaparecen. Los Microorganismos permanecen localizados.

Datos clínicos

En el hombre, el ántrax da lugar a una infección de la piel (pústula maligna). Se presenta primero una pápula dentro de I<).s 12 a 36 horas siguientes a la entrada del microorganismo o de sus esporas a través de un rasguño. Esta pápula rápidamente se transforma en vesícula, después en pústula y, finalmente, en una úlcera necrótica a partir de la cual la infección puede propagarse, dando lugar a una septicemia.

En el ántrax pulmonar, las primeras manifestaciones pueden ser mediastinitis, septicemia, meningitis o edema pulmonar hemorrágico. La neumonía hemorrágica con choque es una de las últimas manifestaciones.

Mientras que los animales a menudo adquieren el ántrax por medio de la ingestión de esporas y la propagación de los microorganismos en las vías intestinales, éste es sumamente raro en el hombre. Así pues, el dolor abdominal. El vómito y la diarrea sanguinolenta son signos clínicos raros.

Pruebas diagnósticas de laboratorio

A. Muestras

Muestras de pus y líquidos de la lesión local; sangre, esputo.

B. Frotis teñidos

De la lesión local o de la sangre de animales muertos; frecuentemente se observan cadenas de bacilos grampositivos grandes. El ántrax puede identificarse en frotis secos mediante técnicas de inmunofluorescencia.

C. Cultivo

Cuando se cultivan en placas de gelosa sangre, estos microorganismos producen colonias grises no hemolíticas con morfología microscópica característica. La fermentación de carbohidratos carece de utilidad. En medios semisólidos el bacilo del ántrax se muestra siempre inmóvil, en tanto que los microorganismos no patógenos relacionados con él (por ejemplo, B. cereus) exhiben movilidad por "enjambre". Los cultivos virulentos de carbunco matan a los ratones y a los cobayos por la inyección intraperitoneal.

D. Pruebas serológicas

Anticuerpos precipitantes o hemaglutinantes pueden demostrarse en el suero de individuos o animales vacunados o infectados.

Resistencia e inmunidad

Algunos animales son altamente sensibles (cobayo), en tanto que otros son muy resistentes (rata) a la infección por ántrax. Este hecho ha sido atribuido a diversos mecanismos de defensa: actividad de los leucocitos, temperatura del cuerpo y acción bactericida del plasma sanguíneo. A partir de tejidos animales, se han aislado algunos polipéptidos básicos que matan al bacilo del ántrax. Una polilisina sintética tiene acción similar.

La inmunidad activa contra el carbunco puede lograrse en los animales, con suspensiones de esporas, o bien con antígenos protectores aislados de los exudados (véase antes): en ocasiones se inyecta a los animales suero inmune con bacilos vivos. La inmunización contra el ántrax se basa en las clásicas experiencias de Louis Pasteur. Quien en 1881 probó. Mediante un experimento con ganados lanar y bovino, que cultivos que han crecido en caldo a temperaturas de 42 a 52°C durante varios meses, pierden mucha de su virulencia y pueden ser inyectados vivos a los animales sin provocar la enfermedad; después de ello, se comprobó que estos animales habían quedado inmunizados. Existen grandes variaciones en la eficacia de las diversas vacunas.

Tratamiento

Muchos antibióticos son eficaces contra el ántrax en el hombre, pero el tratamiento debe iniciarse lo más pronto posible. La penicilina es eficaz en el tratamiento, excepto en el ántrax pulmonar en que la mortalidad es alta. Algunos otros bacilos grampositivos pueden ser resistentes a la penicilina debido a la producción de beta lactamasa. Tetraciclinas, eritromicina o clindamicina pueden ser útiles.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda