Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Historia de Venezuela (página )

Enviado por Yibetza Romero



Partes: 1, 2


 

Año 1832

Aspecto Social: En 1832 se funda el Colegio Nacional de Trujillo, es creada la cátedra de Cirugía de la Universidad de Caracas y comienza un período de transformación de la Universidad de Mérida, bajo la rectoría del sacerdote Ignacio Fernández Peña.

Aspecto Político: El 18 de abril de ese año, es dividida la República en 3 distritos judiciales: oriente, centro y occidente.

Aspecto Económico: Son extinguidos los impuestos que se pagaban a la Iglesia; es autorizada la importación de frutos, efectos y manufacturas españolas, siempre que se haga en buques neutrales y se permite el ingreso de súbditos españoles que deseen establecerse o negociar en el país. Ocurre también el retorno de los obispos que habían sido expatriados en 1830. El 29 de abril el Congreso reconoce a los nuevos Estados de la Nueva Granada (hoy Colombia) y del Ecuador.

Año 1833

Aspecto Social: La tranquilidad republicana es apenas alterada en 1833 por el alzamiento de Cayetano Gavante, por cobro de servicios militares, en el alto llano; apresado en abril de 1833, Cayetano Gavante es liberado por su hermano Guillén, quien asalta la cárcel en junio; ambos perecerán días después, en Guayas el primero, y cerca de El Sombrero el segundo.

En 1833, se estimula la educación pública, al designarse patronos de ésta a quienes la fomenten con 10 pesos anuales.

Son fundados los colegios de Margarita, El Tocuyo, Carabobo y Coro, a los que se agregan, en 1834, los de Cumaná y Guayana.

Se decreta la formación de la Biblioteca Nacional, con una partida para la adquisición de libros, pero no se lleva a la práctica.

Se instala en Caracas el ex militar realista Feliciano Montenegro y Colón, a quien Páez confía la educación de sus hijos, para que, con los ingresos por ese concepto, alquile una pequeña casa matriz de lo que será el futuro colegio Independencia.

En diciembre de 1833, varios aficionados en Caracas fundan la Sociedad Filarmónica que ofrecerá mensualmente un concierto; dicha Sociedad es reorganizada en 1834, días después de que la Sociedad de Amigos del País funde una escuela de música bajo la dirección de Atanasio Bello Montero.

Aspecto Económico: El 22 de marzo se libera de trabas el cultivo del tabaco, señalándose el 15 de octubre para que sean extinguidos todos los estancos y administraciones de esa renta.

El 6 de abril el Congreso autoriza al Poder Ejecutivo a promover e iniciar con los gobiernos de la Nueva Granada y del Ecuador las estipulaciones necesarias para la liquidación y división de la deuda general contraída por Colombia, así como los derechos y acciones comunes.

Aspecto Político: Diciembre de 1833, fue concluido en Bogotá un Tratado entre el representante de Venezuela Santos Michelena y el de Nueva Granada Lino de Pombo; ese Tratado que, entre otras cosas, fijaba los límites entre las 2 naciones, nunca entró en vigencia, pues no fue ratificado por el Congreso de Venezuela.

Año 1834

Aspecto Económico: El 3 de enero de 1834, se firma el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación con Francia.

El 17 de marzo, se destinan partidas para sufragar gastos de la inmigración canaria.

El 5 de abril, se abre un anticipo de 40.000 pesos para los empresarios del primer camino carretero proyectado en el país.

El 10 de abril, se sanciona la ley que deja en manos de los particulares la facultad de contratar libremente entre sí respecto a los remates de bienes así como a la fijación de intereses: un instrumento que, en esa oportunidad, operó favorablemente, junto a las condiciones creadas en el mercado exterior, impulsando la economía.

Bajaron los intereses y se resembraron algunas haciendas de café; otras fueron ampliadas y aumentó la exportación, así como también el contrabando.

El 10 de mayo, una ley habilitó para la importación y la exportación del comercio en general los puertos de Maracaibo, La Vela, Puerto Cabello, La Guaira, Barcelona, Cumaná, Carúpano y Angostura.

El 13 de mayo, fue aprobada una ley monetaria, que contenía una relación general de las monedas extranjeras admisibles en las oficinas de la República. A partir de 1830, la Hacienda Pública recibió un eficiente y pulcro manejo de los dineros del Estado, lo cual generó un superávit fiscal que permitió iniciar el pago regular de la deuda exterior.

La balanza comercial de Venezuela entre 1830 y 1834, fue positiva.

Aspecto Político: El 18 de febrero, se promulga el decreto de libertad de cultos.

JOSÉ MARIA VARGAS

Nace en La Guaira, el 10 de Marzo de 1786; y muere en Nueva Cork el 16 de Junio de 1854. Es electo presidente de la República para el periodo 1835 ? 1839, pero renuncia de manera irrevocable el 24 de Abril de 1836, después del fracaso de la "Revolución de las Reformas" fraguada en contra de su mandato. Es Doctor en medicina de la Universidad de Caracas, institución que lo elige rector en 1827. Se convierte así en el primer médico que alcanza esa elevada posición. Hace un post grado en Edimburgo y profundiza sus estudios en Londres. Destaca por su pericia como cirujano y por sus conocimientos de botánica, química y dentistería, que plasma en modernos volúmenes. En 1830 es albacea testamentario de Simón Bolívar. Se casa con la viuda de un comerciante, una jovencita taciturna y enfermiza de nombre Encarnación Martín; quien fallece poco después del enlace.

ECONÓMICO

El progreso del comercio exterior venezolano que se expresa a través del aumento del volumen y precio de las materias primas exportables a partir de 1831, contribuye a una notable mejora de la economía nacional en el marco de un conjunto de reformas, tales como la eliminación del diezmo y de la alcabala, la reorganización del sistema de recaudación fiscal, la abolición del Estanco del Tabaco y la sanción de la Ley de Libertad de Contratos el 10 de abril de 1834. La conjunción de estos factores económicos con la paz y la estabilidad política reinante bajo la conducción del general José Antonio Páez,   determinan que muchos hacendados decidan ampliar los cultivos con la esperanza de que el crecimiento de la demanda externa sería constante y por ello, solicitan préstamos o adelantos a los capitalistas, respaldados estos últimos por las nuevas garantías para el crédito.

Sin embargo, en el transcurso del año 1834 comienzan a perfilarse diversos síntomas desestabilizantes; entre ellos, el descontento de algunos militares que se habían destacado en el proceso independentista y el surgimiento de conflictos regionales, principalmente en el Zulia y en oriente. A ello se agregan los problemas económicos derivados de una crisis estacional que afecta principalmente la exportación de café entre los años 1834 y 1835. Paralelamente, algunos intelectuales imbuidos de ideas liberales se van apartando del gobierno y critican al régimen político vigente al cual califican de oligárquico,  bajo cuya protección, el sector de los comerciantes habría sido el más  favorecido por las reformas económicas mencionadas.

La campaña electoral: En la segunda mitad de 1834 se desarrolla el proceso electoral para designar el futuro presidente de la República. El debate se centraliza en torno a las candidaturas del general Carlos Soublette, del general Santiago Mariño y del doctor en Medicina José María Vargas.  El general Páez  apoya la candidatura de Soublette, hombre de su entera confianza; la candidatura de Mariño es apoyada por un grupo de civiles de pensamiento liberal y por un amplio núcleo de militares, grandes propietarios en su mayoría, destacándose  además  el apoyo de la región oriental y de su caudillo José Tadeo Monagas; los mariñistas consideran que en esta etapa de iniciación de la vida republicana, es necesario que gobierne una persona investida de prestigio militar y capacitada para lograr el concurso del ejército a nivel nacional. Por otro lado, el sector más  vinculado e identificado con los comerciantes propiciará  la candidatura de José María Vargas; sus partidarios interpretan que el sucesor de Páez  tendría que ser una figura imparcial, ajena a las revoluciones anteriores y a las luchas entre facciones y que, además,  cuente con el apoyo así sea tácito  de Páez,  quien deberá  permanecer como «espectador impasible» frente a la contienda.

En el transcurso del proceso electoral de 1834, se producen varios incidentes. Se registran disturbios en Maracaibo y un grave conflicto en el seno del Colegio Electoral de Carúpano, que culmina con la anulación de los resultados de la votación que había sido favorable a Mariño; este problema provoca el enfrentamiento del mariñista Andrés Level de Goda, presidente de la Corte Superior de Oriente, con el gobernador de la provincia de Cumaná,  coronel Eduardo Stopford, situación que constituye un factor sumamente irritante para la región oriental, ya que la medida de anulación adoptada por el gobernador y avalada por el Ejecutivo Nacional es considerada como un atentado contra los derechos políticos de los orientales.

Los resultados de esta controvertida campaña electoral son los siguientes: José María Vargas, 103 votos; Carlos Soublette, 45; Santiago Mariño, 27; Diego Bautista Urbaneja,  10; Bartolomé Salom, 10; Francisco Esteban Gómez, 5;  Andrés Narvarte,  1 y el general Tomás  de Heres, 1. Como ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría necesaria, le correspondía al Congreso la resolución definitiva. De acuerdo con lo establecido por la Constitución, el 20 de enero de 1835 concluyó el período presidencial del general Páez,  quien fue reemplazado por el vicepresidente Andrés Narvarte. El 6 de febrero, se reunió el Congreso para perfeccionar la elección presidencial, resultando designado José María Vargas, quien asumió el cargo el día 9 del mismo mes; a su lado, por 2 años más,  continuaba Narvarte como vicepresidente. El nuevo mandatario integró así su gabinete: Antonio Leocadio Guzmán  en la Secretaría de Interior y Justicia; general Francisco Conde, en Guerra y Marina y Santos Michelena  en Hacienda y Relaciones Exteriores.

El gobierno: Desde el momento mismo de la proclamación de Vargas como presidente de la República, comienza a conformarse una fuerte corriente de oposición y a generalizarse un clima conspirativo, que deriva de las pugnas que se habían exteriorizado durante el proceso electoral de 1834. Poco tiempo después, en abril de 1835, se suscitó un fuerte enfrentamiento entre la mayoría del Congreso y el presidente, a raíz de las discusiones sobre la ley de impuesto subsidiario del 1% que se establecería en las aduanas para la apertura y mejora de los caminos, puentes y canales principales de las provincias.

Este proyecto que había tenido su origen en la Cámara  de Representantes, fue objetado por el Poder Ejecutivo,  bajo la consideración de que entre 1834 y 1835 se había producido un fuerte descenso de la producción, previéndose además  para 1836 una baja de las importaciones, por lo cual no sería conveniente gravar a estas últimas con un nuevo impuesto que disminuiría aún más,  según Vargas, los ingresos fiscales y afectaría, por lo tanto, la posibilidad de hacerle frente al servicio de la deuda externa. Después de considerar las objeciones del Poder Ejecutivo, ambas Cámaras  decidieron reafirmar la necesidad de aprobar el proyecto; finalmente Vargas aceptó que se convirtiera en ley, pero haciendo formal protesta en la cual sostenía que el Senado había violado el artículo 96 de la Constitución, al insistir en que se cumpliera y aprobara un proyecto de ley que ya había sido constitucionalmente archivado por esa misma Cámara.  El 28 de abril, el Senado respondió a la protesta del Poder Ejecutivo, considerando que dicha conducta constituiría una amenaza para la independencia de los poderes constitucionales. El 29 de abril, Vargas presentó su renuncia a la presidencia, alegando que carecía de poder para contener las pugnas internas y conjurar los males que amenazaban la paz pública, pero no le fue aceptada.

La revolución: Paralelamente al progresivo desgaste del gobierno de Vargas, se estructuraba un movimiento revolucionario integrado por figuras que habían pertenecido tanto al «partido bolivariano» como a la línea antibolivariana, aunque todos coincidentes en su participación en las guerras emancipadoras. Entre sus principales jefes se destacaban Santiago Mariño, Diego Ibarra, Pedro Briceño Méndez, Justo Briceño, Luis Perú de Lacroix y Pedro Carujo.

En la región oriental, junto a José Tadeo Monagas, sobresalían los nombres de civiles como Estanislao Rendón y Andrés Level de Goda. En Caracas, la llamada Revolución de las Reformas estalló el 8 de julio. Ese día Pedro Carujo se apoderó del presidente Vargas en su casa, ocurriendo el célebre intercambio de palabras: «?Doctor Vargas, el mundo es de los valientes?»; a lo cual Vargas contestó: «?El mundo es del hombre justo?» Vargas, junto con el vicepresidente Narvarte, fueron embarcados esa misma tarde para la isla de Saint Thomas. Rápidamente,  el movimiento insurreccional se propagó por el interior, convirtiéndose el Zulia, oriente y Carabobo en los principales focos revolucionarios. La intervención militar a favor de la legalidad, por parte del general Páez,  quien había sido nombrado jefe de las Fuezas Armadas por el presidente Vargas, condujo finalmente a la derrota de los «reformistas». El día 28 de julio de 1835, Páez  entró triunfante en Caracas; el 20 de agosto, José María Vargas reasumió la presidencia y reorganizó inmediatamente su gabinete que ahora quedaba integrado por José Santiago Rodríguez en Interior y Justicia; Mariano Montilla  en Guerra y Marina y Santos Michelena en Hacienda y Relaciones Exteriores.

El movimiento revolucionario fue derrotado totalmente el 1 de marzo de 1836 en Puerto Cabello.  De todo este proceso salió muy fortalecida la figura del general Páez,  al demostrar su rol fundamental para la conservación de la paz y de la estabilidad interna. Sin embargo, la discusión en torno a las medidas que se adoptarían con los vencidos provocó un hondo desacuerdo entre Páez  y el círculo gubernamental. En tal sentido, el caudillo llanero se había caracterizado por su política conciliadora, como pudo observarse en el indulto que le otorgó a José Tadeo Monagas  en El Pirital, el cual provocó la protesta y la consiguiente renuncia de Santos Michelena. La posición moderada de Páez  se manifestó también en el indulto concedido a los «reformistas» que se rindieron en Puerto Cabello, el cual fue rechazado por el Congreso, planteándose  así un grave conflicto de poderes.

Por otra parte, algunos legisladores eran partidarios de aplicar la pena de muerte,  mientras que Vargas consideraba la necesidad de imponer severos castigos, aunque sin llegar a esa medida extrema. Después de prolongadas discusiones, se sancionó el 16 de marzo una ley, calificada por sus opositores de «monstruosa», o de «ley monstruo» que establecía como máximo  castigo para algunos de los jefes de la derrotada revolución el destierro perpetuo. Estos hechos conmovieron a la opinión pública, que se inclinaba mayoritariamente hacia la clemencia; los desacuerdos entre el presidente constitucional y el general Páez  desembocarían finalmente en la renuncia definitiva de Vargas, que fue aceptada el 24 de abril de 1836.

El vicepresidente Andrés Narvarte se hizo cargo del gobierno, quedando integrado su gabinete por José Santiago Rodríguez en Interior y Justicia, reemplazado poco después por José Bracho; Francisco Hernáiz  en Guerra y Marina y José Eusebio Gallegos en Hacienda y Relaciones Exteriores. El 20 de enero de 1837 concluyó, de acuerdo con lo establecido por la Constitución, el mandato de Narvarte, siendo sucedido por el general José María Carreño, en su calidad de vicepresidente del Consejo de Gobierno. Este último ejerció sus funciones con la colaboración de Felipe Fermín Paúl  como secretario de Interior, José Félix Blanco en Guerra y Marina y Manuel María Echeandía en Hacienda y Relaciones Exteriores. El 11 de marzo de 1837, el general Carlos Soublette fue elegido vicepresidente de la República, hallándose  en Europa; regresó poco después y como vicepresidente, el 10 de abril de ese año, asumió la presidencia de la República, cargo que desempeñó hasta concluir el período constitucional que había iniciado Vargas en 1835 y culminaba en 1839. 

CARLOS SOUBLETTE

El militar civilista, nació en La Guaira el 15 de agosto de 1789. Hijo de Antonio Soublette Piar y Teresa Jerez de Aristiguieta. En 1812 contrae matrimonio con Ollala Buroz. Carlos Soublette, político y diplomático. Falleció en Caracas el 11 de febrero de 1970 y sus restos fueron trasladados a Panteón Nacional en el año 1870.

POLÍTICO

A la caída de la Primera República fue enviado a prisión en el Castillo de San Felipe en Puerto Cabello. En 1813 fue liberado y se enroló en el Ejército Libertador, que recientemente había culminado la Campaña Admirable. Al perderse la Segunda República, emigró junto a Simón Bolívar a la Nueva Granada. Allí participó en diversas acciones militares bajo el mando del Libertador, en Santa Fe de Bogotá, Magdalena y Cartagena.

En 1815, partió a Las Antillas y se unió a las fuerzas, que en 1816 desarrollaron la Expedición de Los Cayos en las costas venezolanas. El 31 de diciembre de 1816, se adhirió, nuevamente, a las fuerzas de Simón Bolívar, que procedían de Haití y que desembarcaron en Barcelona. En 1817, actuó como fiscal en el juicio al general en jefe Manuel Piar.

En 1820, Bolívar le propuso ante la Comisión Permanente del Congreso su ascenso a general de división. Ese mismo día, mediante un decreto, fue nombrado Vicepresidente interino de la República.

En 1830, tras la separación de Venezuela de la Gran Colombia, fue nombrado Secretario de Guerra y Marina. Durante el gobierno de José María Vargas cumplió con las funciones de Ministro Plenipotenciario y enviado extraordinario de Inglaterra y España; para solicitar a estos países el reconocimiento de la independencia de Venezuela. Luego de la renuncia de Vargas en 1836, Soublette, ocupa la primera magistratura hasta la finalización del período en 1839.

Mas tarde, vuelve a ocupar la presidencia de la república durante el período de 1843 a 1847. Su gobierno se caracterizó por su democracia, ecuanimidad, libertad de prensa y cumplimiento estricto de las leyes. En 1848, partió a Nueva Granada y se radica en Santa Marta.

En 1858, regresó a Venezuela por invitación de Julián Castro, presidente de la época. Luego del triunfo de la Federación, se retiró de la vida pública; pero regresó poco antes de su muerte, durante el gobierno de los azules, liderado por José Ruperto Monagas (1869 ? 1870).

Estuvo activo militarmente durante toda la guerra de independencia, fue secretario de Guerra y Marina de la Gran Colombia y de 1834 a 1837 fue negociador en Madrid del reconocimiento diplomático de Venezuela por España. En 1842 se convierte en el segundo guerrero ilustre que llega al poder.

ECONÓMICO

Hasta el momento ningún otro discurso de incorporación había sido tan optimista. Dice el presidente ante el Congreso: "Venezuela goza de perfecta paz y ha visto terminar el tercer período constitucional fecundo en sucesos favorables a la consolidación de las instituciones patrias, el desarrollo de la industria, al establecimiento del crédito público y a las relaciones de benévola amistad que la unen con casi todas las naciones".

En gesto magnánimo, el Congreso decreta una amnistía para los insurrectos de 1830 a 1836 y el presidente solicita que sean rehabilitados todos los militares degradados durante el período. A partir de 1843 se rompe la armonía. Una crisis económica provocada por la caída de los precios de los productos de exportación: café, cacao y cueros, se inserta en la discusión política. Para paliar la crisis de la economía en 1845, el licenciado Francisco Aranda presenta un proyecto de Instituto de Crédito Territorial que es objetado por el Ejecutivo.

JULIÁN CASTRO

Entre 1850 y 1870 se ensayan en Venezuela dos ideas de República; pero ninguna logra reclutar el número suficiente de seguidores como para imponerse sobre la otra.

Los liberales se proponen asumir el poder para corregir las desviaciones que la atribuyen a la clase dominante.

Los conservadores apelan a la Constitución en contra del nepotismo de los Monagas.

Los liberales, partidarios del federalismo como sistema de gobierno, encuentran un gran obstáculo para su ascenso al poder en la postura constitucionalista de los conservadores y por tanto se preguntan sobre la legitimidad de esas leyes que carecen del apoyo del pueblo soberano. La propuesta de los liberales es imponer por la fuerza la República Federal; todos los que tenían deudas, resentimientos, ambición de poder o fe Republicana debía unirse a la federación.

Así comenzó la guerra conocida como "Guerra Federal "que se oficializó en Coro cuando el gobierno acepta un reto bélico, entonces comenzaron los tiroteos, combates, candelas y dos batallas se escenifican en todo el país.

MARCO TEÓRICO

Mientras existían dos gobiernos, uno en el centro y otro en el occidente. Con la firma del fralado de coche se logra cierta paz constitucional; pero no se logra el fin de los enfrentamientos. La restitución del orden, del bienestar económico, la institucionalidad y la paz, son de nuevo, intentos fallidos.

Se pierde el control del país, bajan los precios de exportación, disminuye la importación y por tanto se afectan las rentas aduanales que para ese momento era base de los recursos fiscales.

Julián Castro que estaba a la cabeza del gobierno de " La Fusión " consideró que la crisis podía resolverse convocando a una Asamblea Constituyente la cual se convoca y se redacta; pero solo gustó a sus redactores. Lo único que unía a la clase política era el derrocamiento de los "Monagas. "

Los liberales buscan apoyo en Francia y Gran Bretaña y son expulsados del país.

  • Juan Crisóstomo
  • Ezequiel Zamora
  • Antonio Leocadio Guzmán
  • Napoleón Sebastián Arteaga
  • Rafael Urdaneta ( hijo )
  • Antonio Guzmán Blanco.

Eran considerados peligrosos para la estabilidad y seguridad del estado.

Zamora regresa y protagoniza la insurrección de Coro el 20-2-1859, la cual fue apoyada por el pueblo. Más tarde muere Zamora, toma el mando el General Falcón, el cual no era un caudillo representativo y por tanto fracasa. Surgen otros caudillos y en 1859 Julián Castro es derrocado por un golpe de fuerza dirigido por Pedro Casas.

BIOGRAFÍA

Nació en Petare Estado Miranda en 1810, militar y político venezolano, Presidente de la República durante el período 1858 al 1859. Participó a los 25 años en la Revolución de las reformas contra el presidente José Maria Vargas el 7 de Julio de 1835.

En 1846, actuó al lado de José Antonio Páez contra la insurrección campesina liderada por Ezequiel Zamora; pero en 1849 pasó a luchar contra el propio Páez tras ponerse al servicio de José Tadeo Monagas. En 1853, fue ascendido a General de Brigada, y ostentó el cargo de Comandante de Armas de Carabobo.

En 1856 ascendió a General de División, ejerciendo la Gobernación de Carabobo.

En Marzo de 1858, derrocó a José Tadeo Monagas. La convención reunida en Valencia lo nombró Presidente Provisional el 8-7-1858 y luego Presidente Interino el 4-1-1859; pero el 1-8-1859, ante sus controvertidas actuaciones, fue también derrocado, enjuiciado por traición a la Patria y desterrado el 31-7-1860. Muere en Valencia el 12-6-1875.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Julián Castro tenía desarrollada una figura caudillesca junto a un rol de jefe militar y a un hábil líder político. Su educación fue rudimentaria debido a su origen humilde por eso se inicia en la carrera militar para servir en los Ejércitos de la Gran Colombia, allí alcanza el grado de Alférez.

Durante el desarrollo de la Revolución de Reformas encabezada por Pedro Carujo, dirigió en calidad de Teniente el Batallón de Anzoátegui, siendo su misión mantener una guardia en la habitación del Presidente de la República, Doctor José María Vargas, después de su arresto en julio de 1835.

En 1836 es apresado en Oriente, acusado de haber asesinado a Francisco Sucre. Luego de ser liberado, es reincorporado al ejército como Subteniente bajo las órdenes de José Antonio Páez en la campaña contra la insurrección campesina dirigida por Francisco J. Rangel y Ezequiel Zamora (1846- 1847); derrotando a Zamora en los leones, cerca de Guigue, estado Carabobo. Como capitán entra al servicio del gobierno de José Tadeo Monaga lo envían a Curazao a espiar a Antonio Leocadio Guzmán en 1848 y lo ascienden a Comandante, uniéndose a la campaña contra el alzamiento del General José Antonio Páez en Julio de 1849; luego es nombrado Comandante de Armas y Gobernador de Apure en 1849.

Más tarde es ascendido a General de Brigada en 1854 y desempeñando el cargo de comandante de Armas de Carabobo, dirige la campaña contra la Revolución Liberal Conservadora en junio de 1854; donde participó en los combates de Montalbán y Bejuma, donde se rindió el comandante Antonio José Vásquez en Julio de 1854.

En 1856 obtiene el grado de General de División, se une al levantamiento contra José Tadeo Monagas, convirtiéndose en el jefe militar de dicha insurrección el 10-3-1858. Tras la renuncia de Monagas el 5-3-1858, Castro hace su entrada triunfal a Caracas encargándose del poder Ejecutivo el 15-3-1858.

Lo eligen Presidente en la Convención de Valencia el 8-7-1858, solicitando poderes especiales los cuales le fueron concedidos. Se redacta una nueva Constitución y es nombrado Presidente Interino el 4 de Enero de 1859.

Aparentemente había tranquilidad hasta que estalla la Guerra Federal en Coro el 20-2-1859, encabezada por Ezequiel Zamora y Juan Crisóstomo Falcón. Castro hizo que lo mantuvieran en el poder directa o indirectamente, por eso se inventa una enfermedad y se retira de la presidencia el 7-6-1859, dejando en el poder al entonces Vice-Presidente Manuel Felipe Tovar. Sin embargo esta situación duró poco ya que el 13-6-de1859 decidió tomar el mando de nuevo, pero con los sectores libéralos; por lo cual el 1-8-1859 los grupos conservadores deciden derrocarlo. Mas tarde lo enjuiciaron por traidor y lo destierran el 31-7 de 1860. En Julio de 1871 reaparece junto al Presidente

Antonio Guzmán Blanco y es nombrado jefe del Ejército Liberal del Centro. En Octubre de 1871; actuando contra el levantamiento de Matías Salazar en Marzo de 1872; que es más tarde fusilado por un pelotón que él mismo comandó el 16-5-1872.

CARACTERÍSTICAS DE SU GOBIERNO

El Gobierno de Julián Castro se caracterizó por:

  • Era un Gobierno Mixto o Centro-Federal.
  • Inestabilidad social.
  • Anarquía.
  • Hubo muchos motines y alzamientos.
  • Bajaron los precios de los productos de exportación.
  • Se afectan las importaciones.
  • Disminuyen las rentas aduanales.
  • Ejecutan hipotecas.
  • Rematan bienes.
  • Concentración de riquezas.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Debemos analizar estos dos capítulos juntos debido a su estrecha vinculación.

La participación política de Julián Castro fue intensa. Era un caudillo con mucha habilidad política y su desenvolvimiento resuelto lo colocó en los puestos más altos; pero en varias ocasiones de su carrera lo vemos pasando de un bando a otro; tal es el caso de que al ser liberado en oriente, entra de nuevo al ejército bajo las órdenes de José Antonio Páez en 1846-1847 y más tarde, siendo Comandante en el Gobierno de José Tadeo Monágas, lucha contra el alzamiento del General José Antonio Páez.

Otro caso a destacar es, que en 1856 siendo General de División, engañó con su supuesta lealtad al entonces Presidente José Tadeo Monágas, impulsado por un grupo que sin él sospechar, sólo lo querían allí, transitoriamente, porque después lo liquidarían políticamente.

Al llegar a la Presidencia en la cuál duró año, comienzan las conspiraciones en contra del Gobierno y comienza la Guerra Federal encabezada por Ezequiel Zamora sobre la base de que "La Revolución ha sido falseada "y lanzan el lemo "Federación y Paz "contra el Gobierno de Julián Castro. El 30-7-1859, Castro ante la desesperación se pasa de mando con los liberales, lo que provoca que los conservadores decidan derrocarlo. El 31-7-1859 lo hacen prisionero por traición y es desterrado del país.

Cabe destacar que el 2-8-1859 Liberales y conservadores se enfrentaron violentamente en la plaza de San Pablo de Caracas, hecho que dio origen a la palabra "Sanpablera",sinónimo de desorden, escándalo, pleito etc. De allí el dicho Venezolano "Se armó la Sanpablera. "

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Venezuela venía sufriendo desde hacía años una crisis político-económica y social.

En lo Político:

  • La Guerra Civil.
  • Las pugnas constantes entre partidos.
  • Los enfrentamientos, odios, fanatismos etc.
  • Las continuas insurrecciones.
  • La Anarquía.
  • El poder concentrado.
  • Entre otras.

En lo Económico:

  • La economía era rudimentaria.
  • La economía se basaba en la agricultura.
  • La riqueza estaba en manos de los capitalistas dinerarios.
  • El pequeño agricultor y el pequeño propietario estaban arruinados.
  • Las exportaciones se habían deteriorado debido al endeudamiento del país.
  • La deuda externa aumentaba con cada gobierno.

En lo Social:

  • La Élite predominante la tenían los terratenientes y los grandes comerciantes.
  • El sector medio de la sociedad eran los artesanos, pequeños comerciantes y transportistas.
  • El estrato inferior de la Sociedad eran los grupos dependientes, empleados domésticos y el campesinado.
  • Era una sociedad altamente rural y desequilibrada.
  • El 90% de la población era analfabeta.

ANÁLISIS SOBRE LAS CARACTERÍSTICAS DEL GOBIERNO DE JULIAN CASTRO.

Su gobierno se caracterizó por la dualidad en sus decisiones, lo cuál lo llevaba a una contradicción.

La primera: Dictó un decreto sin posibilidad de ser aplicado, mediante el cual se investigaría por peculado a todos los empleados fiscales de los gobiernos de los Monágas (27-3-1858).

La segunda: La firma de los representantes diplomáticos acreditados en Venezuela de un acuerdo, el llamado " Protocolo de Urrutia " el 26-3-1858 el cual se destinó a ofrecerle a José Tadeo Monágas asilado en la legación francesa una serie de garantías que lo salvaban de la justicia venezolana.

Todo esto provocó que la "Fusión" entre liberales y conservadores se deshiciera, dando lugar a un gran resentimiento Político.

Este gobierno tuvo una gran distancia entre palabras y hechos, entre esperanzas y realidades y todo esto desembocó en la Guerra Federal desde 1859 hasta 1863 la cual provocó muchas pérdidas humanas.

PEDRO GUAL

Nace en Caracas el 17.1.1783 Muere en Guayaquil (Ecuador) el 6.5.1862.

Abogado, periodista, político, estadista y diplomático, uno de los creadores de la política exterior de Venezuela y la Gran Colombia, encargado de la presidencia de la República en 3 oportunidades. Fueron sus padres José Ignacio Gual y Josefa Mónica Escandón. Sobrino de Manuel Gual, quien en 1797, junto con José María España, organizó un movimiento revolucionario contra la dominación española en Venezuela, conocido en la historiografía bajo el nombre de Conspiración de Gual y España. Como consecuencia de la participación de su tío en la tentativa revolucionaria, su familia fue objeto durante varios años de una enconada persecución por parte de las autoridades españolas. Cursa sus estudios superiores en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, donde obtiene los grados de licenciado (1806) y doctor en teología (1807), y culmina en 1808 la carrera de derecho civil. Durante este tiempo tuvo como profesor a Juan Germán Roscio, futuro secretario de Relaciones Exteriores de la Junta Suprema de Caracas.

Inicia su carrera de abogado en el bufete caraqueño de Felipe Fermín Paúl. A fines de 1809 y comienzos del año siguiente circulan en Caracas fuertes rumores contra el régimen español. Las autoridades sospechan que Gual es uno de los que clandestinamente esparcen noticias favorables a la causa de independencia de Hispanoamérica que desde Londres fomenta Francisco de Miranda. A fin de evitar ser enviado a España, Gual solicita y obtiene del gobernador y capitán general Vicente Emparan autorización para ir a ejercer el derecho a la isla de Trinidad, entonces bajo dominio de Inglaterra; pero permanece allí poco tiempo, pues regresa a Caracas a raíz de los acontecimientos del 19 de abril. Cuando Miranda (quien había mantenido correspondencia revolucionaria con Manuel y José Ignacio Gual años antes) vuelve de Europa en diciembre de ese año, Gual ejerce a su lado las funciones de secretario personal. Se afilia también a la Sociedad Patriótica de Caracas, cuya presidencia desempeñará 3 veces, y colabora en la redacción de su vocero El Patriota de Venezuela.

En abril de 1811 es elegido síndico procurador del Consejo Municipal de Caracas y como tal, es uno de los firmantes del manifiesto que ese cuerpo (que entonces se llamaba Tribunal de Policía) dirige a la ciudadanía caraqueña al ser declarada por el Congreso la Independencia de Venezuela el 5 de julio de 1811. En enero del año siguiente, es elegido como uno de los representantes de la ciudad de Caracas a la legislatura provincial que se reúne el 24 de febrero de ese año. Cuando la Primera República entra en crisis a consecuencia del terremoto del 26 de marzo de 1812 y del avance de las fuerzas realistas de Domingo Monteverde, Gual está al lado de Miranda como persona de su confianza, y se halla presente cuando éste en La Victoria, recibe el 5 de julio la noticia del alzamiento realista de Puerto Cabello y exclama en francés, dirigiéndose precisamente a Gual: "Venezuela está herida en el corazón". Por aquellos días, Miranda había decidido enviar a Gual a Estados Unidos a fin de negociar el reconocimiento de la Independencia de Venezuela por el Gobierno de Washington y adquirir armas y municiones. Gual se hallaba todavía en La Guaira cuando se produce la prisión del generalísimo en la noche del 30 al 31 de julio de 1812, hecho en el cual no participa. Logra refugiarse a bordo de un buque que lo conduce a Nueva York, de donde pasa a Washington. A fines de 1812, colabora con Manuel Palacio Fajardo en una misión similar del Gobierno republicano de Cartagena en la capital norteamericana, que suscita una serie de entrevistas con el presidente James Madison, el secretario de Estado James Monroe y otros funcionarios estadounidenses, las cuales no obstante, no arrojan un resultado favorable.

En 1813, Gual viaja a Cartagena donde se halla en julio del mismo año. Allí publica a partir de agosto el periódico El Observador Colombiano, en el cual hace campaña por la unidad de acción entre Venezuela y la Nueva Granada. En diciembre del mencionado año, es elegido para ocupar un puesto en la Legislatura provincial de Cartagena, y designado como presidente de una de sus secciones. En este cargo le toca firmar el decreto en el que se declara a Simón Bolívar Hijo Benemérito de Cartagena y es comisionado por el Gobierno para presentar personalmente dicho reconocimiento al Libertador en Caracas y al mismo tiempo, conferenciar con él sobre la creación de una confederación de Venezuela y el Estado de Cartagena (abril de 1814). No obstante, estos planes de confederación no llegan a concretarse debido al avance de las fuerzas de José Tomás Boves y las urgencias propias de la guerra. En junio de 1814, cuando la Segunda República está a punto de perecer, Bolívar encomienda a Gual una misión ante el almirante inglés de Barbados, que no tiene éxito. Sin embargo, Gual logra llegar a la isla danesa de Saint Thomas, de donde regresa a Cartagena fletando un buque con otros compatriotas en septiembre de 1814 y participa en la organización de la plaza.

En enero de 1815 asume el cargo de gobernador de estado de Cartagena. Cuando al poco tiempo Simón Bolívar llega a Cartagena con su ejército, procedente de Bogotá, y se produce un enfrentamiento entre él y el, jefe militar de la plaza, Manuel del Castillo, Gual trata de mediar y de reconciliarlos, pero sin lograrlo. Poco tiempo después, el gobierno de Cartagena lo nombra agente diplomático en Estados Unidos (22.5.1815). Los 5 años de su permanencia en la república del norte (1815-1820), los dedicó a trabajar en pro de la causa independentista. En tal sentido, durante este tiempo ayuda a Bolívar a armar la Expedición de los Cayos (marzo-mayo 1816), participa junto con Lino Clemente y Juan Germán Roscio, en los preparativos de la fracasada invasión de la isla Amelia, cerca de las costas de Florida (junio-diciembre 1817), viaja por diferentes puntos del Caribe (Haití, Jamaica), llegando, según afirma, hasta Buenos Aires (1818-1819).

Regresa a la región de Cartagena en abril de 1820. Para entonces, el Congreso, reunido en Angostura desde febrero de 1819, había decretado la creación de la Gran Colombia. Nombrado gobernador civil de la provincia de Cartagena (junio1820-febrero 1821), Pedro Gual se abocó a la tarea de la reorganización política y financiera de la misma, pero no en la propia ciudad de Cartagena, que permaneció hasta octubre en poder de los realistas. Nombrado ministro de Hacienda y de Relaciones Exteriores de la Gran Colombia (8.3.1821), participó en el Congreso de Cúcuta (mayo-octubre 1821). Como ministro de Hacienda y miembro de la comisión correspondiente, Gual fue el principal autor de toda la legislación financiera sancionada en Cúcuta. Al ser elegido Simón Bolívar presidente de la República de Colombia (7.10.1821). Durante este lapso Bolívar y Gual envían misiones diplomáticas hacia el sur (Joaquín Mosquera al Perú, Chile, Buenos Aires) y hacia el norte (Miguel Santamaría a México) a fin de concluir tratados de unión y alianza y de preparar la celebración de un congreso de las nuevas naciones hispanoamericanas en Panamá. Trasladada a Bogotá la sede del Gobierno, Gual desplegó todos sus esfuerzos para buscar el reconocimiento internacional de la nueva República, iniciando, en particular negociaciones con Estados Unidos e Inglaterra, las cuales culminaron satisfactoriamente en 1822 y 1825, respectivamente.

Como canciller de la Gran Colombia, a él correspondió negociar y suscribir los tratados de Amistad, Navegación y Comercio concluidos con Estados Unidos (1824) e Inglaterra (1825). Fue también uno de los principales organizadores del Congreso Anfictiónico de Panamá (22.6-15.7.1826), al cual asistió como representante de la Gran Colombia, después de haber renunciado a su cargo ministerial (agosto 1825). Concluidos los debates en Panamá, Gual se trasladó a México, donde permaneció hasta 1829, empeñado en lograr la ratificación de los acuerdos del Congreso de Panamá por parte del Gobierno mexicano, a fin de reanudar las sesiones en Tacubaya. En vistas de que no se logró nada, en marzo de 1829 salió rumbo a Guayaquil, llamado por Bolívar para formar parte del Consejo de Estado. En esa ciudad, fue uno de los negociadores y firmantes del Tratado de Paz entre Colombia y Perú, que puso fin a la guerra que había estallado a fines de 1828 entre los 2 países. Al producirse la disolución de la Gran Colombia (1830), Gual decidió permanecer en Bogotá (donde había contraído matrimonio el 9 de diciembre de 1822 con Rosa María Domínguez) retirado de la vida pública y dedicado al ejercicio de su profesión de abogado. Durante este período, ayudó a su amigo, el general Daniel Florencio O'Leary en la recopilación de los documentos incluidos en las memorias de este último.

A fines de 1847 decide regresar a Venezuela, donde se mantiene al margen de toda actividad política. No obstante, a raíz del derrocamiento de José Tadeo Monagas (15.3.1858) le tocó encabezar el Gobierno provisorio designado por el Congreso (15-18.3.1858). Miembro del Consejo de Estado nombrado por Julián Castro, fue diputado por la provincia de Caracas en la Convención de Valencia (julio-diciembre 1858) y desempeño un papel importante en la elaboración de la Constitución de 1858, para la cual redactó un proyecto. Elegido al cargo de primer designado por los diputados de la Convención (diciembre 1858), Pedro Gual se encargó, por segunda vez de la presidencia de la República (2.8-29.9.1859) al ser derrocado Julián Castro. Celebradas en 1860 las elecciones generales, en plena Guerra Federal, Gual resultó electo vicepresidente de la República y, por renuncia del presidente Manuel Felipe de Tovar (20.5.1861), asumió, por tercera vez, la primera magistratura a la avanzada edad de 78 años. A pesar de enfrentar con energía a los federalistas, no logró controlar los propósitos conspirativos del bando paecista, siendo derrocado el 29 de agosto de 1861 y arrestado en su casa por el jefe de la guarnición de Caracas, el coronel José Echezuría. Refiere la tradición historiográfica que al ser arrestado Gual, increpó a Echezuría diciéndole lo siguiente: " ¡ Tan joven y ya traidor! ¡ Con hijos y tener que legarles un crimen! [...] Lástima me da usted señor!..." Trasladado a las Antillas, se dirigió luego a Guayaquil, donde murió a los pocos meses.

JOSÉ GREGORIO MONAGAS

 

Nace en Aragua de Barcelona (Edo. Anzoátegui) el 4.5.1795. Muere en Maracaibo (Edo. Zulia) el 15.7.1858

General de la Independencia, presidente de la República (1851-1855) y libertador de los esclavos en Venezuela. Fue el cuarto hijo del matrimonio constituido por Francisco José Monagas y María Perfecta Burgos Villasana. Su padre era ganadero de la región barcelonesa. Con sus otros hermanos, entre ellos José Tadeo, el mayor (quien le llevaba 10 años), ayudó a su padre en el manejo de las propiedades ganaderas que poseía o administraba. Cuando se inició en 1810 la Guerra de Independencia, se alistó como soldado en las fuerzas armadas republicanas, siguiendo los pasos de su hermano mayor. Al reiniciar el general Santiago Mariño la lucha en el oriente del país a comienzos de 1813, José Gregorio Monagas se unió a su ejército bajo las órdenes de Manuel Piar, participando en el sitio de Maturín (marzo de 1813) y en las batallas efectuadas en esa población contra las fuerzas realistas de Lorenzo Fernández de la Hoz (11.4.1813) y Domingo Monteverde (25.5.1813), los cuales fueron derrotados. El 11 de septiembre de ese mismo año, peleó a las órdenes de su hermano José Tadeo en el combate de Cachipo (región de Barcelona), donde lograron rechazar y hacer retroceder al caudillo realista José Tomás Boves. Luego de esto, actuó en la campaña del Centro, emprendida por el general Mariño en auxilio de Simón Bolívar.

José Gregorio se destacó en las batallas de Bocachica (31.3.1814), El Arao (16.4.1814) y en la primera de Carabobo (28.5.1814), todas ellas victorias, a las órdenes del general Mariño y luego a las del Libertador; ya para este tiempo había ascendido a capitán. En este mismo año participó en la derrota sufrida por las fuerzas patriotas en La Puerta (15.6.1814) y sin dejar de combatir, estuvo involucrado en la retirada a oriente donde se halló presente en las acciones de Aragua de Barcelona (17.8.1814), Los Magüeyez (9.11.1814) y Urica (5.12.1814) todas ellas desfavorables a los republicanos en la última de las cuales murió Boves. Además de luchar junto a Santiago Mariño, José Gregorio combatió a las órdenes del general José Félix Ribas, en el último intento por defender Maturín, pero al resultar derrotados allí por Francisco Tomás Morales el 11 de diciembre de 1814, pereció definitivamente la Segunda República. No obstante, al poco tiempo los hermanos Monagas reanudaron la lucha, combatiendo José Gregorio a las órdenes de José Tadeo en San Diego de Cabrutica (15.3.1815), en Peñas Negras (24 de marzo) y en El Palmar (4 de abril), acciones que resultaron exitosas. Es a partir de este momento, cuando ambos hermanos comienzan a perfilarse como los caudillos principales de la región barcelonesa.

Durante 1815 y los primeros meses de 1816, José Tadeo, ya general y José Gregorio, coronel, luchan uno al lado del otro. Por este tiempo se unen al ejército que mandan sucesivamente los generales Gregor MacGregor con el que derrotan al general realista López en el Alacrán (6.9.1816) y Manuel Piar, a las órdenes de quien vencen al brigadier Francisco Tomás Morales en El Juncal (27.9.1816). Por su participación en estas acciones y otras anteriores, el entonces coronel José Gregorio Monagas se ganó el sobrenombre de "Primera Lanza del Oriente" que, más adelante, le será confirmado por el propio Libertador. Durante la campaña libertadora de Guayana iniciada por el general Piar y concluida por Simón Bolívar en 1817, José Gregorio tuvo un papel fundamental en la defensa de los actuales estados Anzoátegui y Guárico contra los ataques de las fuerzas realistas. En 1818, participó en la Campaña del Centro bajo las órdenes del Libertador, luchando en todas las acciones de ésta y en especial en la derrota que sufrió el general Pablo Morillo en Calabozo (12.2.1818), en el combate de La Auriosa (15 de febrero) donde tuvo como jefe directo al general José Antonio Páez, y en El Sombrero (16 de febrero). José Gregorio Monagas peleó luego en la batalla de Semén (18.3.1818), donde los republicanos, al mando del Libertador resultaron vencidos. Protegiendo siempre la retirada, y siempre al lado de Bolívar, luchó Monagas en la batalla de Ortiz el 26 de marzo siguiente.

En 1820 combatiendo una vez más al lado de su hermano José Tadeo, tomó parte en los combates victoriosos de Santa Clara (17.3.1820), Güere (7.6.1820) y Quiamare (2.11.1820), que contribuyeron decisivamente a la liberación de su provincia natal y luego de la ciudad de Barcelona. Terminada la guerra en el oriente con la rendición de Cumaná en 1821, el general José Tadeo Monagas asumió la Comandancia General de la provincia de Barcelona y, a fines de 1822, nombró a su hermano el coronel José Gregorio, comandante militar de la capital de la provincia. Este nombramiento inmediatamente generó las protestas del general José Francisco Bermúdez, por denunciarlo como claro ejemplo de nepotismo; no obstante, el gobierno central, entonces en Bogotá, ratificó el nombramiento a comienzos de 1823. Por otra parte, por este tiempo el coronel José Gregorio Monagas contrajo nupcias con Benita Marrero y fallecida ésta, con su hermana Clara Marrero. De ambos matrimonios hubo descendencia: José Gregorio y Julio César, del primero; Carlos, Domingo, Anacleto, Perfecta, Vestalia, Clara Rosa, Cruz María, Eurípides y Francisco José, del segundo. En 1824, habiendo solicitado refuerzos el Libertador desde el Perú, José Gregorio, que era ya general de brigada graduado, condujo una expedición militar que salió de Venezuela y a través del istmo de Panamá llegó al Perú. Aunque no tuvo la oportunidad de participar en la batalla de Ayacucho, estuvo con sus fuerzas, al mando del general Bartolomé Salom, en el sitio de la plaza fuerte de El Callao durante todo el año de 1825, hasta que el último jefe español que mantuvo su bandera en el Perú, el brigadier José Ramón Rodil, se rindió a comienzos de 1826. De esta manera terminó su carrera militar en la Guerra de Independencia, lo cual le valió que al regresar a Venezuela el Libertador lo nombrara general de brigada efectivo en 1827.

En 1831, después de la separación de Venezuela de la Gran Colombia, los hermanos Monagas mantuvieron por un tiempo en el oriente la causa de la unión grancolombiana, actuando el general José Gregorio frente al presidente José Antonio Páez como jefe de la caballería oriental. En 1835 José Gregorio Monagas fue uno de los sostenedores de la Revolución de las Reformas (al igual que su hermano José Tadeo) y combatió en el oriente y en el Guárico contra las fuerzas constitucionales que comandaba el general Páez. Derrotado este movimiento en 1836, los hermanos Monagas se separaron un tiempo de la actividad política. En 1844, el presidente Carlos Soublette nombró a José Gregorio comandante de armas de Barcelona, cargo que ejerció hasta 1848. Durante la campaña electoral de 1845-46 se produjo un pequeño distanciamiento entre José Tadeo y José Gregorio, ya que siendo el primero candidato presidencial de los conservadores, auspiciado por Páez y Soublette, la candidatura del segundo fue lanzada en las columnas del periódico barcelonés El Republicano, portavoz del liberalismo. Aunque la candidatura presidencial de José Gregorio tuvo cierto apoyo regional, fue la de su hermano la que finalmente triunfó en los comicios electorales.

Después de los sucesos del 24 de enero de 1848 que culminan con el asalto al Congreso Nacional por parte de José Tadeo Monagas y el alzamiento del general Páez; José Gregorio acude en auxilio de su hermano y, en 1848-1849, como segundo jefe de las Fuerzas Armadas y comandante en jefe del oriente, combatió con éxito para sostener al régimen en las campañas del Guárico, Barcelona, Maturín, Cumaná y Margarita. Restablecida la paz y debido al fortalecimiento de sus propias bases de poder, fue candidato a la presidencia de la República, compitiendo con dirigentes liberales como Etanislao Rendón y Antonio Leocadio Guzmán. Finalmente gracias al apoyo de su hermano, fue elegido presidente, posesionándose en Caracas el 5 de febrero de 1851. Durante su gobierno tuvo que enfrentar varias rebeliones militares perpetradas por los paecistas o conservadores, y se distanció políticamente de su hermano. La medida más importante llevada a cabo durante su gestión como presidente de la República, fue la abolición definitiva de la esclavitud en Venezuela, el 24 de marzo de 1854. El 10 de abril siguiente, el Congreso le otorgó el grado de general en jefe. En las elecciones presidenciales de ese mismo año apoyó la vuelta al poder de su hermano, quien resultó electo. Tras hacer entrega de la presidencia José Tadeo el 20 de enero de 1855, José Gregorio se retiró a la vida privada en Barcelona. En 1857, acude una vez más como jefe de las Fuerzas Armadas en apoyo de su hermano mayor, una vez que Julián Castro se alzó en contra se su segundo gobierno (1855-1859). Derrocado José Tadeo en marzo de 1858, José Gregorio Monagas fue arrestado en Barcelona por las nuevas autoridades y enviado preso al castillo de Puerto Cabello, de donde se le transfirió al castillo de San Carlos en la barra de Maracaibo. Allí enfermó, y cuando era conducido a la ciudad de Maracaibo para ser atendido, falleció. Sus cenizas fueron trasladadas el 13 de noviembre de 1872 a la iglesia Santísima Trinidad (hoy Panteón Nacional).

JOSÉ TADEO MONAGAS

Nace en Tamarindo de Amana, Maturín (Edo. Monagas) el 28.10.1784
Muere en Caracas el 18.11.1868

Caudillo militar y político oriental, quien directa o indirectamente estuvo vinculado al poder, en la Venezuela de mediados del siglo XIX. Fue presidente de la República en dos períodos 1847-1851 y 1855-1858. Sus padres fueron Francisco José Monagas y Perfecta Burgos Villana, quienes lo bautizaron con el nombre de Judas Tadeo, sin embargo, la costumbre de utilizar tan sólo la inicial del primer nombre para la identificación devino con el tiempo en José Tadeo. Desde un primer momento, sus padres se encargaron de proporcionarle una educación orientada hacia el apego a la tierra y a las faenas del campo. Inició su carrera militar desempeñando el cargo de alférez de caballería, bajo las órdenes del coronel Manuel Villapol en el ejército patriota del general Santiago Mariño. En el año de 1813, recibió su bautismo de fuego en el combate de las Bocas del Pao; ese mismo año se distingue en reñidas batallas contra las fuerzas realistas dirigidas por Lorenzo Fernández de la Hoz (18 de marzo) y Domingo de Monteverde (25 de mayo), ambas libradas en Maturín y posteriormente se enfrenta en Cachipo, a José Tomás Boves (II de septiembre).

En 1814 participa en el sitio de La Puerta (3 de febrero), en la batalla de Bocachica (31 de marzo), y en la primera batalla de Carabobo, tras la cual obtiene el grado de coronel (28 de mayo). En 1817 coopera con el general Simón Bolívar en oriente y, en 1818, participa en la batalla de Calabozo librada contra Pablo Morillo (II de febrero), en la del sitio del Semen (16 de marzo) y en la de Ortiz, donde le toca enfrentarse al general realista Miguel de Torre (26 de marzo). En 1820, toma parte en el ataque a las Trincheras de Quimiare (2 de noviembre) contra Chicual Guzmán y para 1821, es ascendido por el Libertador al grado de general de división. Un año después obtiene el cargo de gobernador civil y militar de Barcelona y comandante del departamento del Orinoco, retirándose luego, a la tranquilidad de las faenas del campo. En 1823 se casó con Luisa Oriach Ladrón de Guevara, hija de Francisco José Oriach y de María Antonia Ladrón de Guevara.

En 1830, decide romper con la rutina de la vida campestre para incorporarse al desarrollo de los acontecimientos que conmovían al país. Por este tiempo, la reacción antibolivariana que se había desatado, amenazaba la estabilidad política y unidad de la Gran Colombia. No obstante, ante estas circunstancias Monagas asumió en un primer momento una actitud que oscilaba a favor y en contra de la separación de Venezuela de la unidad colombiana. En este sentido, a pesar de haberse mostrado abiertamente dispuesto a defender la aplicación de un sistema federal, participa en la llamada Pacificación de Oriente y en 1831, con el apoyo de su hermano José Gregorio, promueve un movimiento a favor de la reconstitución de la Gran Colombia, auspiciando la adhesión de todas las provincias orientales. Sin embargo, contrariamente a los gestores del movimiento separatista que buscaban crear una república de tipo centralista en el antiguo territorio de la capitanía general de Venezuela, Monagas promueve la formación de un "Estado de Oriente", que estaría integrado por las provincias de Cumaná, Margarita y Guayana. Asimismo, propugna la implantación de una confederación para la cual invita a las demás provincias de Venezuela, así como a las de la antigua Gran Colombia que así lo quisieran, a formar parte de ella. En mayo de 1831, se reúne una junta de 150 vecinos de la ciudad de Barcelona, para investir provisionalmente con el cargo de gobernador en jefe del Estado de Oriente al general Santiago Mariño y al general José Tadeo Monagas como segundo jefe provisional hasta la instalación del primer congreso que se reuniría posteriormente. A todas estas, el presidente José Antonio Páez logra impedir el intento separatista oriental, al negociar con los hermanos Monagas y convencerlos de deponer las armas y someterse a la autoridad central. En tal sentido, el 23 de junio de 1831 un indulto decretado desde Valle de la Pascua, ofrece las garantías necesarias a los Monagas y a las demás personas comprometidas separatista. Por su parte, José Tadeo Monagas se retira una vez más a la vida privada.

Para 1834, se abre el período electoral del cual sale electo José María Vargas; la reacción militar contra el poder civil no se dejó esperar, y Monagas se destaca nuevamente al dirigir en oriente la insurrección armada que lleva el nombre de Revolución de las Reformas; sofocado militarmente dicho movimiento, un nuevo indulto, dictado en el cuartel de Pirital (Sabana del Roble) en noviembre de 1835, pone fin a la contienda en oriente. En 1846, Monagas es postulado como candidato a la presidencia de la República para el período 1847-1851, contando con el apoyo y las simpatías tanto de Páez como del presidente saliente Carlos Soublette. Luego de triunfar en las elecciones presidenciales, es confirmado en el cargo por el Congreso el 20 de enero de 1847 y toma posesión en Caracas el I de marzo. Caracterizado su gobierno por la ruptura con los grupos conservadores y por la aplicación de una serie de medidas consideradas por sus adversarios como arbitrarias, este primer período presidencial de Monagas (1847-1851) se verá signado por los sucesos del 24 de enero de 1848 que culminan con el asalto al Congreso Nacional por parte de Monagas y la imposición de su poder personal. Al término de su primer gobierno (1851) y bajo su tutela, es elegido presidente su hermano José Gregorio (1851-1855). Cabe destacar que tras la presidencia de su hermano, José Tadeo estuvo manejando todos los hilos de la política, hecho que se puso de manifiesto cuando fue reelecto para el ejercicio de la primera magistratura en el nuevo período que se extendería desde 1855 a 1859. Tras su reelección se generó en todo el país un descontento generalizado, por lo que los brotes insurreccionales no se hicieron esperar. Por tal motivo, ante el alzamiento promovido en Valencia por el general Julián Castro, Monagas renuncia a la presidencia el 15 de marzo de 1858, se asila en la Legación de Francia en Caracas y parte al exilio pocas semanas después.

Luego de 6 años en el exilio (1858-1864) retorna a Venezuela para agrupar en torno a su persona al grupo de descontentos con la administración del presidente Juan Crisóstomo Falcón, y a pesar de sus 83 años, le toca encabezar la llamada La Revolución Azul que derroca a Manuel Ezequiel Bruzual, sucesor interino de Falcón, y ocupa Caracas mediante un reñido combate librado en junio de 1868. Posteriormente, el 27 del mismo mes, José Tadeo Monagas, en su carácter de general en jefe de los ejércitos de la revolución, dicta un decreto reorganizando la administración ejecutiva general y el 30 promulga un nuevo decreto que declaraba vigente la Constitución Federal de 1864. Finalmente, se convocaron a elecciones para designar al nuevo presidente de la República, pero el viejo caudillo Monagas, cuya candidatura era la más fuerte, no logró ver culminar el proceso eleccionario y murió a los pocos meses de pulmonía. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 17 de mayo de 1877.

MANUEL FELIPE DE TOVAR

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD Y  VIDA DE MANUEL FELIPE TOVAR.

Virtudes.

 v    Tiene un marcado interés por el fomento material del país.

v    Demuestra una sincera preocupación por los asuntos del gobierno.

v    Da orientación sobre la filantropía,

v    La propiedad jamás desmentida.

 Defectos.

v    Presenta un terco empeño en organizar un gobierno  controlado por personajes de altas cunas y escuelas.

v    Presenta una extrema desconfianza frente a las potencialidades del pueblo venezolano.

v    Demuestra tener una ingenuidad en cuanto a la compresión de los asuntos políticos.

Sus negocios.

v    En 1.843, intenta fundar un banco, con el propósito de controlar el incremento de la usura, pero fracasa por la oposición del gobierno.

v    Dedica su tiempo libre a reconstruir las propiedades de sus familiares, que quedaron destruidas después de la guerra de independencia, pero no parece interesado en tener fortuna.

 El Mejor momento de Manuel Felipe Tovar.

  Ocurre hacia finales de 1.859, cuando es elegido Presidente Constitucional en las primeras elecciones que se realizan mediante  voto universal, directo y secreto.

Su Peor Momento.

  Fue en Febrero de 1.859, debido a la fragilidad de su gobierno y al auge de los federalistas, escapa de Caracas hacia Puerto Cabello disfrazado de jornalero negro, esto para el fue horrible vivirlo, ya que el era descendiente de los Conde de Tovar y de los Marqueses del Valle de Santiago.

 Su mejor Frase.

  Fue pronunciada el 18 de Mayo de 1.861, y dice: ¨Que mi nombre no sirva de pretexto para la promulgación de la guerra¨. 

Su peor frase

  Esta fue pronunciada en 1.859, ante la crisis de gobierno promovida por Julián Castro. ¨Me parece que no entiendo nada en este catastrófico país sin esperanza ni destino.

 Club de amigos de Manuel Felipe Tovar

          Este personaje se caracteriza por tener muy pocos amigos, esto se debe a que el era muy selectivo, sin embargo entre sus amigos podemos mencionar: José María Vargas y Andrés Narvarte, estos se caracterizan por profesarles afecto. Manuel de Tovar oye concejos de Pedro Gual.

         Y tenía un compañero de ideales con el cual pasaba algunas noches imaginándose un país lleno de Armonía Fermín Toro.  Comparte sus planes de fomentar   material con Francisco Michelena y Rojas, Se complace en discutir sobre la pedagogía moderna con Feliciano Montenegro y Colón, habla sobre los peligros de la dictadura y el riesgo de tener un gobierno populachero con Juan Vicente González, fue admirado por Valentín Espinal, no fue muy amigo de militares solo se le conocieron dos para la época: León de Febres Cordero y Andrés Avelino Pinto.   

 Club de Rivales de Manuel Felipe Tovar.

  Inician las Listas los Federalistas tales como: Zamora, Falcón y los Guzmanes, y de los monagueros que contribuyo a derrocar, Cabe destacar que Julián  Castro le pone diferentes zancadillas cuando fue nombrado Vicepresidente interino de la República, fue fulminado mediante los escritos que salían en el independiente por Pedro José Rojas, fue insultado y gritado públicamente en las calles de Caracas por el hijo del General Páez, Sabás Páez,  Páez conocido como el Centauro le hizo la guerra hasta expulsarlo de la presidencia.       

CONCLUSIONES

Venezuela atravesó por grandes dificultades a todo nivel desde la Disolución de la Gran Colombia, que por muchos historiadores fue considerado un POLÍTICO INCOLORO, Las continuas insurrecciones, el constante surgir de líderes políticos o caudillos los levantamientos, la corrupción la falta y el incumplimiento de las leyes, los intereses, la concentración de riquezas, todos estos y otros factores contribuyeron a que Venezuela se sumergiera en una profunda crisis en la cual no encontraban salida.

Lo principal era sacar al país del analfabetismo, y desarrollar vías con soluciones acertadas para sacar al país del sitial en el cual lo habían colocado varios gobernantes. Para esos momentos Venezuela tenía una de las deudas externas más grande del continente, ya era conocida por su despilfarro, su mala administración y su poca seriedad para resolver los problemas que agravaban la crisis, por eso era muy difícil conseguir a algún país que confiara en sus líderes e hiciera un préstamo.

La balanza comercial de Venezuela entre 1830 y 1834, fue positiva unos de las principales aspectos económicos de este gobierno fue el promover nuevos métodos agrícolas, distribuye semillas seleccionadas, imprime cartillas de agricultura y de otros oficios, crea escuelas de artesanos, redacta proyectos para un nuevo sistema monetario y el establecimiento de Bancos.

Son extinguidos los impuestos que se pagaban a la Iglesia; es autorizada la importación de frutos, efectos y manufacturas españolas, siempre que se haga en buques neutrales y se permite el ingreso de súbditos españoles que deseen establecerse o negociar en el país. Ocurre también el retorno de los obispos que habían sido expatriados en 1830. El 29 de abril el Congreso reconoce a los nuevos Estados de la Nueva Granada (hoy Colombia) y del Ecuador.

La firma de los representantes diplomáticos acreditados en Venezuela de un acuerdo, el llamado " Protocolo de Urrutia " el 26-3-1858 el cual se destinó a ofrecerle a José Tadeo Monágas asilado en la legación francesa una serie de garantías que lo salvaban de la justicia venezolana.

 

Yibetza Romero

yibetza[arroba]hotmail.com

 


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.