Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Arqueología prehistórica, teoría y prehistoria del viejo y nuevo mundo (página 3)

Enviado por Alejandro Jimnez



Partes: 1, 2, 3


UNIDAD IV – AMBIENTE Y CULTURA EN EL NUEVO MUNDO

América

Europa

Industrias

Paleoindio (15 mil a 8 mil)

(Sudamérica 8 mil a 6 mil)

Paleolítico

Norteamérica: Clovis, Folsom

Sudamérica: Colas de pescado y ayampitin

Arcaico (8 mil a 1500) (Sudamérica 6 mil a 4 mil)

Mesolítico

Formativo (1500 a 100 d.C) (Sudamérica 4 mil a 1700 d.C)

Neolítico

Teorías sobre el poblamiento de América:

  1. Tesis autoctonista: El monogenista argentino Florentino Ameghino elaboró a finales del S XIX una complejísima teoría según la cual el hombre había surgido en América, y más concretamente en la Argentina. Con una serie de restos paleontológicos encontrados principalmente en la costa de la provincia de Buenos Aires organizó una cadena evolutiva a través de unos supuestos Tetraprotomo, Triprotomo, Diprotomo y Protomo de este último, el Protomo Pampaeus surgieron el Homo Primigenius y el homo Sapiens a mediados del terciario. Los homínidos poblaron Sudamérica y al levantarse el istmo de Panmá pasaron a Norteamérica. Más tarde una rama de ellos cruzó por Bering hasta Asia, dando origen a la raza mongol o amarilla y otra pasó por el puente terrestre que a principios del Pleistoceno unía a Canadá con Europa. Una vez allí dio dos filum: el primero evolucionó como el Homo Heidelbergensis y el otro creó la raza blanca o európida. Hrdlička demostró que algunos huesos utilizados para su medición no correspondían a la edad de los yacimientos.
  2. Rivet o los caminos del mar: Rivet en su libro Los orígenes del pueblo americano publicado en 1943 sistematizó las hipótesis de poblamiento por vías oceánicas partiendo de una diversidad amerindia en los tres campos de la Antropología física, lingüística y cultural, que evidenciaban el hecho de un poblamiento múltiple y procedente de Asia, Australia y Malayo – Polinesia.
  • Asia: La migración asiática se produjo mediante dos grandes corrientes, mongólica y uraliana. La mongólica entró por Bering tal y como Hrdlička seńaló, difiere substancialmente de este en el hecho de que los asiáticos no fueron los únicos pobladores. La uraliana o protouraliana supone que partió de alguna zona de Asia meridional y se dirigió hacia el norte, al llegar a las regiones árticas se dividió en dos grupos que fueron al este cruzando hacia Asia desde donde pasaría a América, y al oeste entrando en Europa durante el cuatermnario superior.
  • Australia: La ruta migratoria utilizada por los autralianos para ingresar en América es la misma que propuso el antropólogo Mendes Correa en 1925, ruta que va desde Australia, pasando por Tasmania hasta la antártida para pasar hacia el cabo de Hornos.
  • Malayo – Polinesia: Los polinesios habrían llegado a América debido a que tenían gran técnica de navegación.
  1. Valdivia y los pescadores japoneses: La cerámica de valdivia originó una nueva hipótesis de poblamiento americano en los años 60. Los trabajos arqueológicos de Estrada y los Evans en la costa de la provincia ecuatoriana de Guayas permitieron el hallazgo de la cerámica más antigua de América en valdivia. Pero esta cerámica era demasiado elaborada para ser la primera que se había inventado en América. Estrada y los Evans buscaron posibles correlaciones en el viejo Mundo y las hallaron finalmente en Japón y más concretamente en las islas de Kiushu y Honshu. Allí (en el 3 mil a.C) se desarrolló la cultura del jomón temprano. Los japoneses fabricaban una cerámica muy parecida a la de Valdivia, y además pescaban con canoas. Por lo que la hipótesis del poblamiento a través de una embarcación que hubiera utilizado la corriente del Kuro Shivo y luego la corriente fría de Humboldt para llegar a ecuador.
  2. Hipótesis de Beringia: El estrecho de Bering que separa América de Asia ha sido tradicionalmente el punto elegido para explicarse el poblamiento inicial de América. Llamamos Beringia la región terrestre0 y marítima en torno al mencionado estrecho. Su parte oriental en Asia es la península de Chukchee y la occidental de América la península de Seward en Alaska, Entre sus extremos media sólo una distancia de 90 kilómetros que pueden navegarse con relativa facilidad, dado que en el centro delmismo están las islas Diomedes, San Lorenzo, San Mateo, Nunivak y Pribilof. Beringia tiene en su mayor parte menos de 100 metros de profundidad y en algunas partes como en el estrecho que separa las penínsulas de Chukchee y Seward, menos de 50 metros. En algunas fases del glaciar Wisconsin cuando el nivel del océano descendió hasta 200 metros por debajo del actual las aguas del océano pacífico descendieron haciendo desaparecer el estrecho quedando un puente terrestre entre Asia y América, este puente permitió el paso de hombre y animales de uno a otro continente.

UNIDAD V – PROCESOS DE DOMESTICACIÓN Y PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS. LA COMPLEJIDAD SOCIAL

Hipótesis sobre el comienzo del proceso agrícola en el próximo oriente:

I) Hipótesis de los cambios medioambientales para la introducción de la agricultura

  1. Hipótesis del oasis: Propuesta por el australiano Gordon Childe (1982-1957)

Su hipótesis sobre el comienzo de la agricultura denominada propiciatoria o del oasis se centra en la creencia de que una crisis climática afectó negativamente a todos aquellos países que experimentarían una agricultura incipiente. Childe creía que la mayor parte del próximo oriente había sido una región fértil y bien drenada con anterioridad a la retirada de los hielos, a mediados del 10000 a.C, momento en que comenzó a sufrir los efectos de la desertización. Los desiertos comenzaron a reemplazar a bosques y praderas. Los cazadores – recolectores se vieron obligados a refugiarse en las pocas áreas bien regadas que aún quedaban, como los valles del Nilo, el Tigres y el Éufrates, o cerca de los oasis que no se habían secado, la desecación aportó un estímulo para la adopción de la economía productora de alimentos. Esta situación pudo fomentar el tipo de simbiosis entre el hombre y el ganado que el término domesticación implica

La inversión de un clima frío y húmedo en otro cálido y seco que se produjo en todo el próximo oriente, personas y animales se vieron obligados a deambular en torno a lugares con recursos hídricos permanentes. La convivencia con plantas y animales hizo posible que los hombres pudieran observar el comportamiento y los ciclos anuales de aquellos organismos que posteriormente serían domesticados. Childe afirmó que los procesos de domesticación se iniciaron en el valle del Nilo y que las primeras especies afectadas fueron las plantas

Una vez que el cazador se convirtió en cultivador de cereales le fue mucho más fácil domesticar algunos de los animales que había estado cazando, ya que los rastrojos abandonados después de la siega podían utilizarse para el forrajeo de animales, especialmente durante la estación seca. Se apresaba o mataba a los grandes predadores que acechaban los oasis para proteger a los ungulados de sus ataques. De esta manera, se procedía al adiestramiento de ciertos animales que posteriormente podían atraer a otros miembros de la manada hacia el asentamiento. Semejante relación entre el cazador - cultivador y los rebaños de animales semisalvajes desembocó en la incapacidad de estos últimos para sobrevivir por sí mismo.

2) Hipótesis de la zona nuclear

Expuesta por el Estadounidense Robert Braidwood (1907-2003) quien fue influido por la obra de Harlo Peake y Herbert Fleure quienes intentaron localizar el área donde se originó la producción de alimentos, a partir de un cierto número de hipótesis de trabajo relacionadas con el clima, el asentamiento y las plantas disponibles.

Braidwood organizó una expedición arqueológica con el fin de recoger información para contrastar las dos hipótesis opuestas sobre el origen y la introducción de la agricultura: es decir, Peake y Fleure contra Childe

Braidwood decidió investigar las colinas bajas de los Zagros, en el norte de Iraq. Halló en estado natural los ancestros silvestres de las plantas y animales potencialmente domesticables, a la vez que aquellas condiciones que habrían favorecido los inicios de la experimentación tecnológica agrícola. Excavó Chalet Jarmo donde un botánico y un zoólogo identificaron los recursos alimentarios consumidos por los habitantes de Jarmo y la gama de especies salvajes a su alcance, así como un geólogo estudió las condiciones climáticas de la región en el pasado, con estos resultados Braidwood construyó la premisa básica de su hipótesis que consiste en que a finales de la última glaciación existió una zona en el próximo oriente donde coexistieron una gran variedad de ancestros silvestres de plantas y animales potencialmente domesticables. Braidwood apoyandose en su propio trabajo y en el de sus colaboradores sugirió que en los últimos 12000 años no se había producido un cambio climático significativo en el próximo oriente, y que debía buscarse la zona donde se produjo la invención de la agricultura en aquellos lugares donde todavía existen dichas especies en estado silvestre. Braidwood postuló que las regiones donde se conjugaban dichas características correspondían a las de piedemonte y a los valles de los montes Zagros y del Taurus cuyas precipitaciones anuales oscilan entre 250 y 500 milímetros lo que hace de esta región idónea para practicar una agricultura de regadío natural. La zona óptima para Braidwood corresponde a las laderas montañosas del creciente fértil

El perfeccionamiento tecnológico y la ampliación de la gama de productos comestibles contribuyeron a la reducción de la movilidad de los grupos cazadores – recolectores y a un mayor grado de sedentarización. Este proceso permitió que las comunidades humanas tuviesen mayores posibilidades de observar estrechamente la flora y la fauna de su entorno, y generó el desarrollo de relaciones directas y continuas. Braidwood creó el término de agricultura incipiente para denominar este período de experimentación con plantas y animales, que en algunos casos desembocó en la formación de comunidades agrícolas prósperas y bien establecidas

3) Hipótesis de un nuevo cambio climático

Wright ha formulado una hipótesis relacionada con la de la zona nuclear, pero basada en el cambio climático como principal factor de estímulo

El aumento de la temperatura y las precipitaciones estimuló también otra serie de cambios

- La migración de plantas y presión medioambiental de finales del plistoceno alentó la hibridación de especies silvestres que contribuiría a la introducción de la agricultura

- El menor rigor invernal permitió que el hombre abandonara las cuevas y se instalase en espacios al aire libre, más adecuados para la recolección de begetales, al vivir el hombre en asentamientos al aire libre pudo tener animales de compañía que sirvieron como recursos alimentarios susceptibles de ser consumidos por la comunidad cuando la caza escasease

- Los asentamientos al aire libre disponían de zonas de hojarasca muy soleadas e ideales para la germinación de semillas desechadas

Esta hipótesis postula una causa de orden ecológico para la introducción de la agricultura a fines del pleistoceno, pero elude identificar los motivos culturales que determinaron el proceso de su desarrollo

II) Hipótesis demográficas sobre la introducción de la agricultura

1) La hipótesis de la presión demográfica

Mientras Malthus argumentaba que los recursos alimentarios son limitados y rigen el crecimiento demográfico, Ester Boserup propuso todo lo contrario, afirmando que el crecimiento demográfico es una variable autónoma o independiente, y que constituyó uno de los factores principales en la adopción de la tecnología y producción agrícolas. Su propuesta radica en que la adopción de técnicas de recolección de alimentos y de sistemas agrarios de explotación individual no fueron decisiones voluntarias con la intención de producir más alimento del necesario para el consumo doméstico, sino resultado de la presión que ejerció el crecimiento demográfico sobre las provisiones de alimentos

Los procesos descritos en la hipótesis de la presión demográfica tuvieron lugar en la zona nuclear de Braidwood

2) La hipótesis de la zona marginal (el traslado de la población)

Lewis Binford intenta explicar los orígenes de la agricultura en el próximo oriente como respuesta a una presión demográfica cíclica en la periferia de la zona óptima para el crecimiento de las primitivas plantas y animales domésticos. Este autor sostiene que la cultura consiste en todos aquellos medios que sirven para adaptar al individuo y a los grupos dentro de sus comunidades ecológicas- Las presiones que favorecen nuevas formas culturales son el resultado de condiciones no equilibradas del ecosistema local Para comprender el cambio cultural y los cambios del postpleistoceno, se debe puntualizar la incidencia del factor demográfico en los ambientes en que se desarrollaron los sistemas socioculturales

La población tiende a regularse homeostáticamente por debajo del umbral de la capacidad de provisión local de alimentos

Las poblaciones de cazadores – recolectores no sólo contaban con alimentos suficientes, sino que, además, gozaba de tiempo libre; por consiguiente, dentro de un sistema de equilibrio, no debieron acudir a nuevas formas de explotación para satisfacer su necesidades básicas. Por lo que los orígenes de la agricultura deben explicarse sobre la base de condiciones de desequilibrio. Hacia esto apunta Binford, para quien habría dos conjuntos de tales condiciones

  1. Un cambio en el ambiente físico de una población causante de una reducción de la masa biótica lo que habría provocado una reducción de los recursos alimenticios favoreciendo el desarrollo de medios extractivos más eficientes para la satisfacción de las necesidades de la población
    1. Sistemas cerrados: Se mantiene un estado firme por medio de mecanismos internos que limitan la cantidad de descendencia como el uso del aborto, abstinencia y el aumento de la tasa de mortalidad debido al infanticidio disminuyen la tasa de natalidad y aumentan la tasa de mortalidad
    2. Sistemas abiertos
  2. Un cambio en la estructura demográfica de una región causada por la intrusión de un grupo sobre el territorio de otro, al aumentar la densidad de población más allá de la capacidad de sustentación propia del ambiente natural, se podría favorecer la manipulación de este último a los fines de un rendimiento adecuado a la demanda, también se pueden construir diferentes modelos de sistemas de población m bajo condiciones asimismo diferentes

- Tipo donante: El equilibrio está dado por el desprendimiento o la emigración de grupos

- Tipo receptor: El equilibrio se altera a través de la introducción de inmigrantes

En los sistemas abiertos de tipo receptor podría ocurrir que al aumentar el nivel de población y la consecuente disminución de recursos alimenticios, se incrementasen las presiones favorables al desarrollo de técnicas de subsistencia

El Sedentarismo es probable que sea el responsable del incremento de la emigración como mecanismo de mantenimiento del grupo en su tamaño óptimo. Cuando hay un marcado contraste en el grado de sedentarismo entre dos unidades socioculturales dentro de una determinada región geográfica, habría una zona de tensión en la cual los emigrantes provenientes del grupo más sedentario romperían el equilibrio en la densidad del grupo menos sedentario por lo que en tales condiciones se produciría una presión favorable al desarrollo de medios de producción de alimentos más efectivos para ambos grupos dentro de esa zona de tensión (zona marginal creada por el desequilibrio). Binford sostiene que en un tipo de contexto como el que se ha reseñado, se han producido las prácticas iniciales de cultivo

UNIDAD VI – PREHISTORIA REGIONAL

La historia cultural del Noroeste Argentino comienza unos diez milenios antes del presente con la aparición de pequeños agrupamientos o bandas de cazadores y recolectores trashumantes. Promediando el primer milenio a.C alcanza un punto de inflexión con el desarrollo de la agricultura de gramíneas, leguminosas y tubérculos y con la domesticación de los camélidos de altura, como la llama y la alpaca. Las poblaciones sedentarias organizadas socialmente en tribus fue fenómeno que ocurrió unos 2000 años antes del viaje de Colón a América. Este advenimiento de la vida sedentaria marca el inicio de un tiempo prehistórico conocido como período formativo. Este período tiene sus comienzos aproximadamente en el año 600 a.C y su final en el S. X d.C Esta segmentada en dos subperíodos: Formativo inferior o agrícola alfarero tempreano y formativo superior o floreciente regional

AL formativo le sucede el período de los desarrollos regionales o agrícola alfarero tardío, el cual significa el implante de formaciones sociales de tipo señorío, cacicazgos o jefaturas, grupos con territorialidad propia, que cohabitaban y competían por los valles más apropiados para su crecimiento. Finalmente es el escenario donde el protagonista será el estado incaico o Tawantinsuyu.

El proceso indígena prehispánico puede ser dividido en dos grandes etapas culturales:

  1. Paleoindia o precerámica: poblada por pequeños grupos gregarios capturadotes de energía por caza y recolección
    1. Inferior: Eclosión de sociedades tribales segmentarias simples
    2. Superior o floreciente regional
  2. Formativo

Precerámico o paleoindio_________________________________________8000 aC

Formativo inferior o período temprano_______________________________600 aC

Formativo superior o período medio_________________________________500 dC

Desarrollos regionales o período tardío_______________________________800 dC

Paleoindio (8000 a.C)

El hombre pisó con firmeza la región del Noroeste Argentino en tiempos situados entre el 7600 y el 7200 a.C Lo hizo en paraderos abrigados en cuevas, como las de Huachichocana e Incacueva, ubicadas al poniente de la Quebrada de Humahuaca

Su alimentación consistía en una variedad de semillas silvestres de valor alimenticio como chañar, mistol, acacia, cebil y frutos de cactáceas indicativos de prácticas de recolección sobre una importante biomasa vegetal. Eran pequeñas bandas de capturadotes de energía con residencia en abrigos rocosos t familiarmente unidas por lazos de sangre

Período Formativo Inferior (600 a.C – 500 d.C)

Su economía se basó en la horticultura por chaqueo para lo cual usaban el taclla para horadar la tierra y depositar las semillas produciendo maíz, papa, zapallo, calabaza, maní y porotos, también se dedicó a la crianza para consumo de animales domésticos como la llama y la alpaca; recolectó algarrobo y chañar.

La instalación humana durante este período fue de agrupamientos de viviendas que conformaban pequeñas aldeas dispersas.

Fue extensivo el uso de la cerámica, tanto para confeccionar piezas utilitarias de uso doméstico como para imprimir esa creatividad en ejemplares de uso ceremonial y en ajuares fúnebres

En la orfebrería trabajaron el oro, plata, el cobre y la galena. En la lapidaria abarcaron la miniescultura

Período formativo Medio (500 – 800 d.C)

Estos grupos fueron los responsables de la construcción de sistemas agrícolas en andenerías, desarrollaron la metalurgia en bronce y lograron una exquisita alfarería-

Período formativo Tardío (800 – 1470 d.C)

Hubo una proliferación de asentamientos humanos en las regiones ocupadas con anterioridad y además aparecieron otros asentamientos en territorios hasta entonces con bajo índice de poblamiento humano. Se amplió el repertorio de cultivos con el desarrollo de nuevas variedades de maíz, leguminosas y tubérculos. Se expandieron las prácticas de regadío artificial en terrazas y andenerías pedemontanas para escalonar los desniveles andinos para el control de regadío artificial como para la movilidad y defensa.

Hubo un énfasis en la vida urbana lo que se demuestra por la emergencia de aldeas urbanizadas y protociudades concentradas con altos índices de ocupación del suelo.

El perfeccionamiento de las actividades agrícolas y pastoriles condujo a un ostensible crecimiento demográfico, como contraparte desaparece la exultante calidad estética de la alfarería, la escultura en piedra y las figurillas de terracota. Son visibles las diferencias en rangos y linajes sociales.

El imperio Inca (1471 – 1536 d.C)

La irrupción incaica cambió sustancialmente el paisaje antropológico. En un lapso apenas mayor de 60 años construyeron unos 160 establecimientos con arquitectura en piedra y mampostería y cerca de 2500 kilómetros de camino real.

Los incas introdujeron cambios tecnológicos en las jefaturas locales, como el mejoramiento de las prácticas en la agricultura hidráulica en andenerías, los depósitos estatales para maíz y papa, y las técnicas metalúrgicas en factorías previstas de hornos de fundición-

Se instalaron o atravesaron con sus caminos deliberadamente los sitios preexistentes, las capitales de las jefaturas, de mayor envergadura urbana de ese momento y geopolíticamente estratégicos.

Sus centros administrativos emergieron en lugares donde no existían instalaciones locales, en estos establecimientos la presencia de atributos arquitectónicos imperiales refleja el prestigio de los hombres que los ocuparon y la importancia de las alternativas funcionales en sus edificios. La columna vertebral del Tawantinsuyu fue el célebre Capacñam por el que transitaron guerreros, artesanos, correos, campesino, obreros, y los mismísimos reyes y señores.

Culturas agroalfareras del Noroeste Argentino

Período temprano

Las evidencias correspondientes a las culturas agroalfareras tempranas provienen principalmente de la porción central del área que hemos definido como de Valles y quebradas-

1) Tafí: Cultura agroalfarera de mayor antigüedad, descubierta en el valle del mismo nombre ubicado en el oeste de la provincia de Tucumán.

  • Arquitectura: Sus viviendas son de paredes de piedra, demuestra un tipo especial de vínculo social tal vez la familia extensa debido a la residencia común de varias familias emparentadas: la pareja paterna que vive con sus hijos. A medida que éstos se casan se van agregando nuevas viviendas al núcleo de habitación
  • Economía: Fue eminentemente agrícola. Utilizaron el sistema de terrazas y de andenes, la gran cantidad de huesos de llama en los sitios de vivienda hablan de la utilización de este animal como elemento de transporte y fuente de alimento y lana
  • Alfarería: Realizaron una cerámica de tipo tosco, sin decoración alguna y paredes alisadas, se destacaron como escultores en piedra
  • Metalurgia: Trabajaron el cobre
  • Costumbres funerarias: Entierro de adultos en posición flexionada dentro de pequeñas cámaras de piedra

2) La Candelaria:

  • Extensión geográfica: Este y sur de Salta y norte de Tucumán
  • Arquitectura: Sus viviendas no poseían paredes de piedra
  • Cerámica: Fabricaron urnas, alfarerías de color rojo y negro. Estas urnas fueron de gran tamaño y sirvieron para la inhumación de niños y de adultos
  • Costumbres funerarias: Entierros de niños en urnas de alfarería, los adultos fueron inhumados directamente en el suelo

3) Ciénaga:

  • Extensión geográfica: Parte del valle Calchaquí, todas las provincias de Catamarca y La Rioja y porción norte de San Juan
  • Economía: Fue esencialmente agrícola con obras de irrigación. La planta más cultivada fue el maíz. Recolectaron frutos de chañar, trajeron urucú y se dedicaron al pastoreo de llamas
  • Arquitectura: Las viviendas fueron de material perecedero, en otras zonas como el valle de Santa María las paredes eran de piedra
  • Cerámica: Tiene una amplia variedad en su alfarería, pero en términos generales predomina la cerámica de color gris negruzco y decorada por medio de incisiones
  • Estructura social: Las distintas tumbas cpm im akiar fúnebre riquísimo y otras con unas pocas piezas de alfarería sugieren diferencias de status

4) Condorhuasi:

  • Ubicación geográfica: Valle del Hualfín (provincia de Catamarca)
  • Economía: Es casi la misma que la de la cultura Ciénaga con la diferencia de que quizá tuvo mayor importancia el pastoreo de la llama
  • Cerámica: Existen muchos tipos y muy variados de cerámica Condorhuasi. El más conocido de todos es el denominado Condorhuasi policromo caracterizado por tener una superficie externa pulida de color rojizo sobre la que se disponen guardas geométricas en negro orladas de blanco, las formas más comunes son figuras humanas sentadas o gateando
  • Escultura: Fue la que más utilizó la escultura en piedra- La técnica lítica se manifiesta

particularmente en la confección de morteros o fuentes votivas de tipo antropomorfo

5) El Alamito:

  • Ubicación geográfica: Campo del Pucará Provincia de Catamarca
  • Patrón de poblamiento: Pequeños núcleos de siete u ocho viviendas dispuestas en abanico alrededor de un patio central
  • Cerámica: Tosca y decorada con bandas verticales de color rojo, violáceo o negro sobre el fondo natural de la arcilla

Período Medio

Desde el punto de vista cultural es el momento de mayor desarrollo de todo el Noroeste o por lo menos, uno de los más altos exponentes en las manifestaciones técnicas y artísticas. El intenso simbolismo de los diversos elementos de su decoración muestra una cohesión sociopolítica y religiosa de gran estabilidad y fuerza expresiva

  1. La Aguada
  • Extensión geográfica: Oeste, todo el valle de Catamarca; El sur, hasta la ciudad de La Rioja e incluso zona de la provincia de San Juan
  • Economía: Esencialmente agrícola, pastoreo de animales sumado a la práctica de la recolección de frutos silvestres
  • Arquitectura: No tuvieron habitaciones de paredes de piedra
  • Cerámica: La alfarería alcanzó en esta cultura su más alto desarrollo técnico y existen varios topos distintos, desde decorados con pintura hasta grabados. Las formas más comunes son jarros cilíndricos, troncocónicos. También realizaron figuras antropomorfas
  • Metalurgia: Fue muy desarrollada, utilizaron el bronce antes de la llegada de los incas
  • Prácticas funerarias: Los enterratorios forman verdaderos cementerios sin indicación alguna en superficie, aquéllos son de planta oval o redonda y con menor frecuencia rectangular o cuadrada. Algunos poseen una fila de piedras en uno de los lados, dila que en ciertos casos se transforma en una verdadera pared. El tipo de inhumación más común es la individual, aunque se registran casos excepcionales de entierros colectivos. A los muertos se los disponía en posición genupectoral, es decir, las rodillas tocando el pecho, orientados de Norte a Sur apoyados sobre la espalda mirando hacia arriba.

Período Tardío:

Se inicia alrededor del 850 d.C hasta el 1480 d.C.

Culturas

  1. Sanagasta, Aimogasta o Angualasto
  • Extensión geográfica: Bañado del Pantano (La Rioja) hasta el sudoeste de la provincia de San Juan
  • Economía: Eminentemente hortícola, crianza de la llama y recolección
  • Arquitectura: Los sitios carecen de habitaciones de piedra, pues éstas fueron construidas de material perecedero o por excepción de adobe
  • Patrón de asentamiento: Comunidades dispersas
  • Prácticas funerarias: Entierro de párvulos en urnas. Los adultos fueron enterrados directamente en el suelo y con un ajuar funerario relativamente pobre
  • Metalurgia: El trabajo del metal es inferior comparado con el de los períodos anteriores tanto en cantidad como en técnica. El metal más usado fue el cobre, y en menor cantidad el oro
  • Cerámica: El elemento más caracterizado es la cerámica. Lo más típico son grandes recipientes usados como urnas y hallados en cementerios. La decoración de estas urnas es pobre, generalmente geométrica, sin que existan figuras antropomorfas o zoomorfas.
  1. Belén
  • Extensión geográfica: Alrededor de la población catamarqueña del mismo nombre y a lo largo del río Hualfín. También el Valle de Abaucán. Al sur abarcó hasta la zona de la actual ciudad de La Rioja, y por el norte hasta el Valle de Santa María. Su núcleo central estuvo en el Valle de Hualfín
  • Patrón de asentamiento:

Primera etapa: Poca utilización de la piedra en la construcción, predominan las grandes casas – pozo de tipo comunal que debían habitar tres o cuatro familias, a juzgar por las divisiones internas

Segunda etapa: Habitaciones aisladas con paredes de piedra, posteriormente estas viviendas se agrupan para constituir centros semiurbanos, la mayoría de los cuales están ubicados en sitios estratégicos

Tercera etapa: Sufrieron el impacto de la cultura incaica

  • Economía: Se destacan las grandes extensiones con andenes de cultivo.
  • Cerámica: es muy conocida por la decoración y forma, por lo general es de pasta roja y su decoración es de dibujos negros sobre el fondo rojo más o menos oscuro
  • Metalurgia: Es algo inferior a la Santamaría, pero tienen numerosos puntos de contacto. Son frecuentes los grandes discos de metal que quizá fueron utilizados como escudos. En bronce fabricaron hachas.
  • Prácticas funerarias: Usaron la cista de planta circular y bóveda en saledizo. Muy frecuente es el entierro de párvulos en urnas
  1. Santamaría:
  • Extensión geográfica: Ocupó el valle del mismo nombre, llamado antiguamente Yocavil, el cercano Valle del Cajón y el Valle Calchaquí hasta el Nevado de Acay
  • Economía: agricultura intensiva con irrigación, existen construcciones dedicadas al regadío, tales como represas. Las andenerías son comunes. Aparte del cultivo de la tierra, se dedicaron al pastoreo de auquénidos.
  • Patrón de poblamiento: Es bastante diferente a cada una de las etapas de esta cultura. En la primera es probable que habitaran en grandes casas comunales, en la segunda etapa debió aparecer la aldea formada por agrupación de casas con paredes de piedra de planta rectangular
  • Cerámica: el tipo Santamariano tiene las urnas de tres secciones: El cuerpo y la base tienden a confundirse: el cuello es cilíndrico o ligeramente achatado en el sentido anteriposterior. Uno de los elementos decorativos fundamentales son dos caras más o menos humanoides. Las serpientes y anfísbemas (serpientes de dos cabezas) son también frecuentes en la decoración.
  • Metalurgia: Tuvo un extraordinario desarrollo en esta cultura, es cuando aparece el bronce con mayor proporción de estaño

Dominio Incaico

Habría sido el Inca Tupac Inca, décimo monarca, hijo de Pachacutec El Conquistador, el que anexó el Noroeste Argentino al imperio Peruano.

La conquista incaica, centrada sobre la dominación económica, necesitó del dominio de los caminos desde el Noroeste hacia Chile y Bolivia. La integración sólo pudo hacerse por el dominio absoluto y la fácil comunicación a través de las vías naturales, que los incas sistematizaron y organizaron perfectamente. En función de esto se explicaría la ubicación a determinadas distancias de los llamados tambos. Como unidad mayor que los tambos, existían los pequeños centros administrativos y militares de apoyo, uno de los cuales fue el de Londres (Catamarca). Una región aún más amplia era vigilada por una fortaleza grande, que debió ser lo que se conoce como Pucará- La presencia incaica se distingue, fundamentalmente por la alfarería, que en algunos casos puede ser importada del Cuzco. El dominio incaico se manifestó en otros aspectos como la utilización de quipus y la difusión del quechua. Una serie de elementos condicionaron e hicieron posible la expansión incaica: la posesión de un medio de transporte como la llama, la existencia de alimentos conservados como el chuño, la utilización de los metales.

Mendoza

Etapa Precerámica

Los dos yacimientos mejor estudiados son la Gruta del Indio del Rincón del Atuel y el amplio abrigo de Agua de a Cueva en el centro sur y en el norte de la provincia de Mendoza respectivamente. En el Rincón del Atuel los primeros niveles de ocupación se remontan al X/IX milenio a.C

Arcaico Temprano (aproximadamente 8000 – 6000 a.C)

Incluyen instrumentos característicos como las puntas lanceoladas y/o puntas pedunculadas andinas

Sitios: Cultura Ayampitin en la gruta de Intihuasi en San Luis, Cueva El Peñoncito al norte de San Juan

Industria de La Fortuna – Morrillos I, sitios del sudoeste de San Juan y del noroeste de Mendoza

Los grupos humanos con tales industrias fueron cazadores de guanacos y de otros animales, a la vez que fueron recolectores e incluían vegetales en su dieta

Arcaico Medio (6000 – 4000 a.C)

Sitios: Cordillera frontal y de la precordillera del norte de Mendoza, Gruta del Indio del Rincón del Atuel y Gruta de El Manzano

La tecnología lítica de los grupos regionales del Arcaico medio utilizó puntas triangulares

Arcaico Tardío (4000 a.C – 300 d.C)

El avance del Protoformativo al Formativo inicial tuvo lugar en los dos últimos milenios a.C. En el tercer milenio a.C se asistió, según los estudios palinológicos, a una modificación climática que llevó a un incremento de la humedad en relación con el establecimiento del régimen de precipitaciones de verano en la región, lo que pudo aparejar condiciones que favorecieran el desarrollo agrícola. Sobre estas bases la agricultura regional (y quizás el pastoreo) puede retrotraerse a comienzos del segundo milenio antes de Cristo, progresando en el tiempo a medida que avanzamos hacia el sur, donde los primitivos agricultores serían próximos al advenimiento de la era

Los agricultores y ceramistas regionales de la Etapa Agroalfarera

La cultura de Ansilta (San Juan) suman la tecnología cerámica hacia la quinta centuria anterior a nuestra era. La persistencia de Ansilta se estima hasta los inicios de la era en el área de Iglesia y hasta la quinta centuria posterior a la misma en Calingasta

Estos nuevos grupos serían responsables asimismo de una agricultura como forma de producción más estable, generándose un proceso de aculturación cuyo resultado se aprecia arqueológicamente bajo el rótulo de Cultura Punta del Barro. Fragmentos asimilables al tipo fueron hallados también en el Valle de Uspallata, en el yacimiento Uspallata Norte. El sitio de Punta del Barro presentó una secuencia que ha sido interpretada como clave para determinar el posible proceso de aculturación.

Punta del Barro en el piedemonte medio y principalmente en el bajo, que primero aprovechaba el agua de las vertientes y arroyos represándola en cisternas y conduciéndola por pisos y desniveles a pequeñas parcelas, depresiones para el cultivo, para después, en un área de peores condiciones de suelo y humedad, conducir el agua a hoyos, donde dejaba sus sedimentos limos y proveía de humedad y en los que se incorporaba además materia orgánica, elementos todos estos propicios para la instalación de la propia vegetación natural que mejoraba las condiciones ambientales y la producción agrícola.

La economía se completaba con la recolección y la caza y con el pastoreo de camélidos

Entre comienzos del Siglo VIII y principios del Siglo XI d.C habría tenido lugar en San Juan la directa incidencia de la cultura de la Aguada del Noroeste Argentino

Economía de la Aguada: Continúa la producción agrícola con los cultívenos característicos a los que se suma el maní y parcialmente el algodón, así como la ganadera de la llama, mejorándose la práctica textil en telar, con hilos muy delgados de lana

Prácticas funerarias: Los cadáveres de sus entierros fueron extendidos, colocados en fosas y recubiertos con piedras formando túmulos. También se han hallado cráneos enterrados en el centro de habitaciones colocados detrás de sus paredes

Cultura de Agrelo

Representa el período medio o temprano – medio

Arquitectura: Viviendas sencillas, construidas con materiales perecederos

Después que pudieron dominar las técnicas del manojo del agua se aprovecharon las fértiles tierras del río Mendoza emprendiéndose una agricultura intensiva, ciertamente más extendida

Economía: Utilizaron las Conanas (molinos de piedra con diverso grado de concavidad) y Moletas (manos de moler, de piedra). Recolectaron el molle, el chañar (cactus comestible), junco, zampa.

Prácticas funerarias: Entierros individuales o de algunos individuos con muy poco o nulo ajuar, por lo que no sólo es difícil adjudicar los entierros a esta cultura sino que limita otro tipo de consideraciones sobre la sociedad Agrelo

Cultura de Viluco

El Sitio de Viluco se encuentra en Chilecito, departamento de San Carlos.

Su cronología relativa es propia del lapso entre los siglos XIII/XIV y mediados del XVII de nuestra era

Cabe a esta cultura arqueológica la economía huarpe de agricultura bajo riego de maíz, quinoa, poroto y zapallo, es notable que aún no podamos incluir a la papa entre los cultivos, aunque presupongamos su producción pese a su ausencia más bien generalizada en los sitios regionales y a que no sea mencionada en el registro documental. De igual modo, se postula el manejo de auquénidos como la llama, lo que implica la textilería de lana para la vestimenta y otros usos, y con toda probabilidad el transporte carguero.

Asimismo, la caza del guanaco, del ñandú, y de animales menores fue una actividad para completar la dieta además de la práctica de la recolección

Se alimentaron también de cultívenos como el maíz y la calabaza, y productos de la recolección con fines alimentarios como carozos y semillas de chañar, semillas y corteza de un cactus del sector

Algunos objetos Viluco denuncian por su parte la metalurgia del cobre y bronce

Prácticas funerarias: Realizaron enterramientos individuales o de varios individuos juntos, próximos unos a otros conformando cementerios o bien constituyendo enterratorios aparentemente aislados, con esqueletos que hallamos en posición decúbito dorsal (extendidos de espalda) o más asiduamente de decúbito lateral (de costado) con los huesos del muslo, pierna y pies doblados y replegados sobre el tórax (cadáveres en posición encogida, genupectoral y lateral, flexionados). Las diferencias en los ajuares sugieren distinción en las funciones y el rango social de los individuos

Dominación incaica en Mendoza

A fines del S. XV, hacia 1480 d.C, los incas extendieron su dominación al noroeste y centro – oeste de la Provincia de Mendoza, lo que debió ocurrir durante el gobierno del Inca Tupac Yupanqui profundizándose la anexión al estado bajo el gobierno del siguiente Sapa Inca Huayna Capac

Tambos en Mendoza: Las Cuevas, Puente del Inca – Los Penitentes, Punta de Vacas, Tambillitos, Ranchillos, Tambillos y Ciénaga de Yalguaraz

Bibliografía:

1) Renfrew, Colin y Paul, Bahn

Archeology. Theories, Methods and Pratice

2) Aguerre, Ana y Lanata, José Luis

Explorando algunos temas de arqueología

3) Berberian, E . y Raffino, R.

Manual de arqueología prehistórica

4) Endere, María Luz (autora del artículo: La protección del patrimonio indígena en la República Argentina)

Revista de Arqueología americana Número 20

5) Fernandez Martínez, Víctor

Teoría y Método de la arqueología

 

Alejandro Jiménez

Biografía del Autor: Alejandro Giménez, nacido en el año 1985 en Mendoza, Argentina. Estudia la Licenciatura y el profesorado de Historia, su profesión es músico como trompetista

Argentina, Mendoza 09 de Enero de 2008


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Arqueología

    Identidad. La construcción del pasado. Interfase. Si nos atenemos estrictamente a la etimología, la arqueología (gr. ar...

  • Antropología

    El debate posmoderno, como modo de pensar. La mundialización-globalización, como contexto. Latinoamérica, como lugar de ...

  • El hotel de inmigrantes

    Monumento Histórico. Un proyecto valioso. Testimonios literarios. Periodismo y otras fuentes. En este trabajo me refier...

Ver mas trabajos de Antropologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.