Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Qué puede representar el nombre propio para la Psicología?




Partes: 1, 2, 3

  1. Resumen
  2. Elementos socioculturales que se revelan a través del proceso de nominación
  3. Historias familiares que subyacen al nombre
  4. Lo asumido individualmente desde el contenido familiar y cultural del relato. Incorporación del nombre a la identidad personal
  5. Importancia psicosocial del nombre propio
  6. Bibliografía

RESUMEN:

Frecuentemente las personas se cuestionan diversas interrogantes acerca de su nombre propio, pero en contadas ocasiones se han dedicado a indagar acerca de los orígenes, significados e historias particulares de su nombre; y mucho menos se han preguntado cuál es la significación que desde el punto de vista personal va adquiriendo este proceso de manera individual. Es innegable que cada individuo lleva un nombre que forma parte de su identidad personal y que a veces de manera inconsciente va incidiendo en la conformación de la misma. El nombre propio revela a través de su historia, elementos familiares, culturales y personales que van marcando al individuo a lo largo de la vida, lo cual se ha intentado explorar con una mirada científica desde la Psicología.

En este artículo quedan reflejados los resultados más significativos de un estudio psicológico acerca del proceso de nominación, realizado con el objetivo de determinar el significado familiar, relacional y simbólico de este proceso en personas nacidas en tres décadas diferentes del siglo pasado.

INTRODUCCIÓN

Qué es lo primero que respondemos ante la pregunta: ¿Quién eres? ................................

Sin dudas, verbalizamos nuestro nombre propio. ¿Por qué responder con el nombre a esta pregunta que no lo pide directamente y que pudiera sugerir disímiles respuestas?... Es que el nombre que se nos asigna cuando nacemos y que nos va acompañando a lo largo de la vida, constituye un rótulo que queda plagado subjetivamente en la identidad personal que vamos construyendo desde edades tempranas.

Nombrar no es un simple acto, sino todo un proceso. La apropiación del nombre de manera individual y la significación personal que tuvo para quién o quiénes decidieron ponerlo, pueden ser elementos familiares e históricos muy sugerentes y muy útiles para el psicólogo en la práctica clínica. Conocer las peculiaridades del proceso de nominación puede ayudarnos desde el punto de vista profesional a conocer motivos de determinadas conductas, dinámicas familiares, influencias socioculturales, así como a inferir elementos que funcionan desde lo inconsciente y que pueden ser la explicación a comportamientos sugeridos por el modelo que el nombre encierra, por lo que trabajar con sus significaciones, puede contribuir en gran medida al proceso terapéutico.

La elección del nombre, es un acontecimiento que se encuentra asociado al grupo familiar. Casi siempre la persona que lo pone o lo sugiere, forma parte de este grupo, puede ser la madre, el padre, ambos de manera consensuada o conflictuada, un hermano, la abuela, un tío y por qué no, la futura madrina o padrino del bebé e incluso algún buen amigo; en fin, personas que de alguna manera resultan familiares ya sea por lazos consanguíneos o afectivos. Lo interesante es que quien nomina, quiere transmitir algo con el nombre o los nombres, quizás una cualidad, un deseo, alguna expectativa. El nombre lleva en si mismo toda una historia cargada de sentidos y significados, que de alguna manera serán decodificados e interiorizados por su portador.

Los nombres, constituyen además una importante vía de acceso a la realidad subyacente de la familia, pues a través de su historia se pueden determinar significados familiares, relacionales y simbólicos del grupo familiar, que subyacen ocultos detrás de las razones de su surgimiento. Isidoro Berenstein, en su libro Familia e inconsciente, propone tres categorías para el análisis de la estructura familiar inconsciente, entre ellas la categoría denominada El sistema de los nombres propios que no es un elemento aislado para este autor; sino que indica relaciones entre términos y de ellos deviene su significación. Señala aspectos de los deseos y expectativas anticipatorios de los antepasados con respecto a sus descendientes; pone de manifiesto: ideales y creencias familiares. El nombre que una familia adjudica a un niño indica las significaciones ligadas a su nacimiento y al lugar para él reservado. Sugiere a la vez el predominio de las líneas paternas o maternas en oposición a la relación de alianza.

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda