Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Volvé radioteatro, te perdonamos (página 2)

Enviado por Ariel Kaztman



Partes: 1, 2


  • QUINTO (los personajes y los actores)

No conviene usar una gran cantidad de personajes. El oyente tiene que reconocerlos y saber quién es quién, y un amontonamiento de voces le dificulta demasiado el trabajo.

Cuando los personajes hablan, es muy importante que el Guionista de radioteatro escriba de qué manera lo tienen que decir. Este problema se resuelve con lo que se llaman "acotaciones", que se agregan al nombre del personaje inmediatamente después de su nombre, entre paréntesis. Por ejemplo:

ADELA: ¿Qué estás diciendo?

ADELA (FURIOSA): ¿Qué estás diciendo?

Por otro lado, que un personaje esté en primer plano y otro en un segundo plano da idea de especialidad, en el radioteatro ese recurso se consigue con los llamados "planos sonoros": un "primer plano", que da idea de mucha cercanía, en cambio el "segundo plano" sugiere mayor lejanía.

Cuando un personaje "piensa" algo, su voz se filtra de un modo muy particular, al que se conoce con el nombre de "efecto de cámara" y el Guionista debe indicar cuándo empieza y cuándo termina el mencionado efecto.

  • SEXTO (la duración)

Una vez escrito el guión, resulta conveniente leerlo en voz alta y cronómetro en mano, teniendo en cuenta las pausas, el tiempo para las cortinas musicales, ráfagas y la música incidental. Los ajustes definitivos de tiempo los darán la dirección y los ensayos.

 

Volante de un radioteatro

Diferencias y coincidencias entre el teatro y el radioteatro

Todas las artes tienen algo en común. Por eso notamos que el teatro y el radioteatro tienen ciertos aspectos comunes. Los principales serían el libro, el cual refleja la creación del autor y los actores, quienes tienen la responsabilidad de expresarlo. Luego existen ciertas diferencias. La radio debe crear su clima, apelando a recursos que hagan funcionar la imaginación del oyente contando solo con dos recursos: la palabra y la música.

En teatro los personajes son interpretados por un actor con total independencia del publico cuya unía participación es a través de el aplauso o la reprobación. El espectador va a ver y oír algo en lo que todo esta hecho sin su colaboración.

En cambio, en la radio, el público se vincula estrechamente con los personajes, dándoles la fisonomía y la espiritualidad que él quiere, por eso es que los personajes llegan a ser más populares que el mismo actor. Este fenómeno se da comúnmente en la radio, es extraño que suceda en el teatro. El aporte del oyente influye mucho en la búsqueda del actor para determinado personaje, quienes escuchan tienden a pensar que un medico tiene que poseer la voz grave mientras que una niña de 15 años tiene que tener un tono moderno y dinámico. En radioteatro los directores respetan la imaginación del oyente ya que es la base principal para poder corporizar a los personajes.

También existen ciertas desventajas para el intérprete de radioteatro con respecto al actor de teatro. Los actores inician su labor desconociendo la platea que espera por ellos, no se sabe si la audiencia está quieta o escuchando atentamente, o si se disgusta y apaga la radio. Tampoco recibe el estímulo del aplauso o el rechazo de la audiencia.

En cambio en el teatro el actor siente cómo el público colabora en la acción, percibe su sonrisa, sabe cuándo sufre o se emociona. En radioteatro, no es nada fácil para los actores entrar en situacion frente a un micrófono, con el libreto delante de los ojos, sin movimiento y sin realizar gestos.

Los actores que trabajan en radioteatro y quieren pasar al teatro deben vencer ciertas dificultades exigidas por el teatro:

  • Soltura escénica
  • Dominio del movimiento
  • Ubicarse en el escenario

A la inversa quienes deseen pasar del teatro a la radio deben acostumbrarse a:

  • Leer sin que el oyente se dé cuenta de que se está leyendo
  • Traducir a la vida las reacciones y personalidades de los personajes a través de la voz

Pasos que deberá seguir una historia de ficción concebida para la radio:

Elaboración del story line: sintetizar al máximo la historia que se va a narrar en unas 5 o 6 líneas. Debe contener, por tanto, la idea principal.
Elaboración de la sinopsis: desarrollo del story line en forma de texto. La sinopsis resume el conflicto, el nudo y el desenlace, ala vez que sitúa la historia en el tiempo y en el espacio. (Planteamiento de los personajes, relación entre ellos, objetivos que persiguen/problemas, enfrentamientos/final de la historia).

Planteamiento de la acción dramática: El guionista debe cuestionarse cómo va a explicar radiofónicamente las vivencias de los personajes, cómo va a encadenar los hechos… (Adaptación al medio)
La Puntuación

Existe una puntuación gramatical, propia del lenguaje escrito y otra fonética o prosódica.

En radio, debemos usar ambas. Por ejemplo: a veces debemos poner comas donde la gramática no las preceptúa, porque indican pausas que de hecho hacemos al hablar; y, aunque no sean gramaticalmente correctas, ayudan al locutor o actor a pausar bien.

El Uso de la Preguntas

Si, antes de hacer una afirmación, se plantea una serie de preguntas, el oyente podrá seguir mejor el razonamiento; comprender qué está buscando usted, acompañarlo en esa búsqueda.

Y, cuando llegue la afirmación a modo de respuesta, él estará mejor preparado para asimilarla. Con las preguntas, logramos que el oyente nos siga en el proceso de razonamiento, lo dinamizamos para la reflexión, movilizamos su mente, establecemos un diálogo con él.
También conviene dejar la pregunta flotando en el aire, sin dar la repuesta. De esta manera el oyente que responde, crea interrogantes y piensa.

En un radioteatro, no podemos hacerle preguntas directamente al oyente; son los personajes los que se preguntan unos a otros o así mismos pero indirectamente estaremos planteando esas preguntas al oyente que se identifica con la situación y asume esas preguntas como propias.
Deben eliminarse las frases ampulosas y discursivas, las hipérboles y la adjetivación recargada.

Los Momentos Decisivos

Todo el desarrollo del guión debe ser bueno y mantener permanentemente el interés.

Pero hay dos momentos capitales: el comienzo y el final.

Los minutos iniciales son decisivos. Si la emisión no logra captar de entrada el interés del oyente, éste apagará el receptor o cambiará de estación. Y todo su esfuerzo posterior será en vano. Es necesario que los primeros minutos persuadan al oyente de que vale la pena seguir escuchando.
Generalmente debe comenzarse por algo que le sea familiar al oyente, algo con lo cual él pueda identificarse. Al oyente se lo debe cuidar por eso debemos hablarle de cosas que el conoce y siente.

El otro momento clave de un guión es el final, porque es lo que le queda al oyente, lo que él más va recordar de toda la emisión. Los guiones no pueden terminar de cualquier manera.

Sobre los finales hay que trabajar mucho, utilizando frases elocuentes, penetrantes y ricas en significación. Esto se podrá lograr si primero se ha realizado un buen esquema. Trabaje mucho los finales. Procure que las últimas frases sean elocuentes, penetrantes, ricas en significación. Ello sólo lo podrán lograr si primero ha hecho un buen esquema, donde a lo largo de todo el guion se ira preparando el final.

El final debe ser vigoroso, pero por eso mismo breve y sobrio. Frases cortas, concisas. Los finales deben sugerir mas de lo que dicen, no se debe decir todo, permitiendo de esta manera que el oyente complete el cuadro.

CARACTERÍSTICAS DE LA RADIO

Ventajas

La radio sigue y seguirá siendo un medio de comunicación de masas eficaz y popular. A continuación detallaremos ciertas características que le otorgan claras ventajas sobre otros medios. Ellas son:

La radio tiene una gran diversidad de funciones, es el medio más veloz que existe y sirve tanto como estímulo cultural como para facilitar consejos prácticos. Pueden diseñarse sus programas que satisfagan las necesidades de un pequeña y aislada comunidad.

Este medio de comunicación, puede estimular la imaginación de forma que en cuanto la voz sale del altavoz, el oyente intenta visualizar lo que oye, y crear en su mente al autor de la voz Las imágenes radiofónicas pueden ser del tamaño que uno desee. Con los efectos sonoros apropiados y el apoyo de la música adecuada, se nos puede hacer visualizar prácticamente cualquier situación. El guionista y comentarista radiofónico escoge sus palabras de forma que estas creen las imágenes adecuadas en la mente de su oyente, consiguiendo así que su relato sea comprendido y debidamente interpretado.

Este radiorreceptor se utiliza como medio para hablar directamente al oyente individual. Si el programa es transmitido "en vivo", entonces el radiodifusor disfruta de la ventaja adicional de una conexión inmediata con el individuo y otros miles como él.

En relación con los otros medios tanto el volumen de inversión, como los gastos de explotación son bajos. La radio es también barata para el oyente, estos solo requieren de aparatos sencillos y de poco consumo energético para escucharla.

Una voz tiene capacidad de impartir mucho más que la palabra impresa. Tiene inflexión y acento, duda y pausa, y una variedad de énfasis y ritmos. La información que un locutor imparte depende tanto de su estilo de presentación como del contenido de lo que dice.

La vitalidad de la radio reside en la diversidad general de esta, en la diversidad de voces que emplea, los giros de tonalidad de las frases, y la idiomática local.

La radio proporciona el placer de un suave fondo musical y que el oyente no elija la música hace que este oiga algo completamente al azar, un encuentro por sorpresa con algo imprevisto. Esto nos indica a los radiodifusores, que el factor "sorpresa" es importante para lograr mantener el interés de la audiencia.

Casi el 100% de las familias tiene en su hogar un Radio. Ejerce una gran influencia en la sociedad, llegando a todos los niveles sociales de nuestro entorno

Es una importante fuente de creación de opiniones, con todo lo que ello conlleva para el aprendizaje. Con una buena programación puede llegar a formarse a los individuos en valores sociales / éticos y morales, puede ayudar a una buena convivencia

Otra característica positiva que encontramos es pueda llegar a lugares en los que muchas veces no hay instituciones formativas, facilitaría el acercamiento del aprendizaje a individuos que vivan en zonas alejadas, a un bajo costo. Es un medio fácil, asequible, barato, transportable. Es un amigo cercano y accesible, sobre todo, en los momentos de soledad.

Los especialistas  definen a la  radio como un medio "caliente" y a la  TV,  como un medio "frío".  La  TV hace del espectador un prisionero de la imagen. La radio le deja libre, tanto en  sus movimientos físicos como en su imaginación

Es importante destacar la capacidad que ofrece de dar solución a una necesidad de cobertura nacional, regional o local, en función de una estrategia de mercado.

Desventajas

La radio no contiene visuales.

 No lo utilice para informar sobre un producto que el oyente aún no conoce.

Algunos anuncios utilizan la estrategia del "teatro de la mente" para crear imágenes visuales muy efectivas en la mente de los radioescuchas –como cuando usted escucha el abrir una lata y escucha cómo alguien se toma la bebida-.

La aglomeración de anuncios pautados en la radio puede ser bastante grande, lo que significa que su anuncio puede tener la posición primera, segunda, sexta o décima en el bloque de anuncios, lo que distrae la atención del radioescucha.

La radio se constituye, la mayoría de las veces, en un instrumento de comunicación unidireccional: el mensaje llega hasta el  oyente pero las reacciones y las ideas de éste no llegan hasta la radioemisora.

La radio nos ofrece un producto muy efímero. La palabra hablada, en contraposición a la  escrita, es muy fugaz. Esta palabra fugaz fácilmente puede ser deformada por el oyente. La radio es un medio más progresista, más espontáneo que la TV; pero eso mismo le va a la improvisación y a la superficialidad.

LA RADIO EN NUESTRA VIDA DIARIA

La radio actualmente se ha convertido en un elemento comercial, ya que es accesible para todos y cuenta con emisoras que son dirigidas a un público que tiene diferentes gustos y preferencias dependiendo de sus necesidades, informarse, escuchar música etc.

La radio es escuchada en la casa, en la oficina, en el auto; penetra en nuestras vidas día a día, ya que siempre queremos mantenemos acompañados y sin lugar a dudas esta es una buena forma de despreocuparnos de nuestros problemas y estar a gusto a solas.

A parte de evadir la soledad también la gente escucha radio para mantenerse informada acerca de los acontecimientos que suceden en el mundo o en el propio país, de farándula, deportes, cine, salud y entretenimientos.

La radio facilita la vida de las personas en general, pues hace que éstas salgan de la monotonía en la que se encuentran y tengan una vida más llevadera.

Los oyentes desarrollan un sentido de lealtad hacía la emisora, identificado cada vez más con los locutores hasta el punto que creemos verlos en vivo y en directo, y nos familiarizamos tanto con los programas que estamos pendientes de la hora para poder escucharlos.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

NACIMIENTO DE LA RADIO

La radio nació como consecuencia de la combinación de una serie de inventos en el campo de la electricidad, la telegrafía y la telefonía. Guillermo Marconi a fines del siglo XIX unifico estos campos y realizo en 1901 la primera transmisión. Desde ese entonces había nacido la radio.

Las aplicaciones militares de la radio dieron inmediatas: en la mariana de guerra, en la guerra ruso- japonesa del 1905. En 1913 había en Europa 330 estaciones emisoras de radiogramas abiertas al público.

Las actividades técnicas e industriales se organizaron en torno a empresas privadas. En 1914, la Marconi Wireless Telegraph, dominaba el mercado con su sede en Londres. En Alemania, dos compañías privadas la (AEG y Siemens) fundaron en 1903 la empresa telefunken para la explotación de la radio.

La mayoría de libros extranjeros que informan sobre radio dan como fecha de nacimiento de la radiodifusión publica el 2 de noviembre de 1920 cuando un ingeniero Westinghouse, emitió un reportaje sobre la elección del presidente Harding. Pero en realidad, la primera emisión se produjo tres meses antes en Buenos Aires exactamente el 27 de agosto de 1920.

Ese día se instalo un antena y un trasmisor de 5 Vatios sobre el techo del teatro Coliseo Argentino, la noche en que se presentaba en la sala de opera Parsifal, de Richard Wagner. Sus acordes fueron escuchados a la distancia por unos pocos porteños que contaban con equipos receptores.

Poco después se montó una estación llamada Vía Radial desde donde se transmitían las funciones del Colón, del Odeón y del Coliseo y también partidos de fútbol. Hacia 1923, existían en Buenos Aires varias emisoras: Radio Sudamérica y Radio Cultura que fueron las pioneras.

Mientras que las naciones europeas mantuvieron la radiodifusión bajo el control estatal, en los EE UU la radio cayo rápidamente bajo la explotación monopólica de empresas privadas.

La radio, fue el medio preferido y mas utilizado por los dirigentes políticos para difundir sus ideas, especialmente a durante la mitad del siglo XX. Hitler, en Alemania y Roosevelt en los Estados Unidos fueron los primeros en recurrir a las cadenas nacionales para llegar a las habitantes de su país.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, la radio vivió la etapa de mayor esplendor, los avances técnicos logrados durante el conflicto mejoraron la calidad de las emisiones y la radio se había convertido para ese entonces en el medio de comunicación de masas mas importante

Una de las primeras radios

LAS PROGRAMACIONES

Hasta 1924 las programaciones eran decididamente musicales con una presencia minúscula de números hablados y con un preponderancia notable del genero clásico. En poco tiempo la situación se revierte, se abre una gama de géneros inéditos para la Radio y al mismo tiempo la música popular pasa a ocupar el primer lugar.

AUDICIONES MUSICALES

En diciembre de 1922 nace Radio Brusa, Radio Sud América y Radio Cultura y son precisamente estas dos ultimas, las que abren el camino en la trasmisión de programas radiales propios, a diferencia de Radio Argentina que primordialmente llevaba el micrófono a espectáculos.

RECITADOS, MONÓLOGOS Y HUMOR

La radiodifusión argentina era en su primeros 5 años, preponderantemente musical. La palabra hablada estaba limitada a la publicidad. El mayor tiempo de difusión aparecía ocupado por la música que, salvo escasos números de recitado y declamación, constituía la única expresión artística recogida por la radio de aquellos días.

A mediados de la década del 20 se impone la necesidad de "romper la monotonía del bailable" y se introducen otros géneros, uno de ellos fue el monologo que consiste en una actuación protagonizado por un actor, quien a través de una improvisación o con un libreto, efectuaban narraciones de diversa índole, encarnado muchas veces por un personaje creado por el mismo.

El monologuista, cómico o serio, era también un recitador. Uno de los precursores del género de Tomas Simari quien en 1925 en LOY Radio Nacional protagonizaba un espacio de dos horas de duración durante el medio día.

Otro precursor, particularmente en el terreno del recitado, fue Salvador del Piore "Juancho" en LOQ Radio de Buenos Aires, siendo su especialidad los poemas criollos.

Muy pocos eran los monologuistas que al promediar la década del 20 habían definido su perfil, el mismo artista recitaba una obra de algún clásico e instantes después representaba una escena humorística. Gradualmente, cada uno de ellos fue demarcando sus horizontes, pero en realidad fueron dos las corrientes, la de los monologuistas volcados al genero festivo y la otra que se agrega es la del conjunto de parodias (dúos, tríos, cuartetos, etc.) cuyo humorismo musical se fue deslizando a escenas dialogadas.

1924

  • Mister Fúnebre leía chistes que enviaban oyentes
  • Fernando Jáuregui interpretaba monólogos cómicos y recitados festivos
  • Mister Vistor Young hacía canciones humorísticas en inglés acompañado por la orquesta de Radio Sudamericana

1925

  • Fernando Ochoa, actuaba como monóloguista bajo el seudónimo de Miguelito
  • Orelia Cisneros, realizaba recitados de autores argentinos y españoles
  • Federico Mansilla, interpretaba monólogos en LOY Radio Nacional y más tarde paso a encarnar "EL ABUELITO" siendo un destacado actor de radioteatro.
  • Margin Aliana fue recitador y luego director de la primera compañía que ofreció obras de teatro completas por radio

1926

  • Juan López, con El duende de la radio fue conocido artísticamente como "Lopecito" que hizo su debut en radio como recitador de LOY Radio Nacional. Fue además el primer glosista que acompañó a quienes luego serían grandes figuras como Charlo, Mercedes Simone y Azucena Maizani

1927

  • Marcos Kaplan realizó monólogos al igual que Juan Luque.

1929

Aparecen programas con varios actores y adquieren nombre identificatorio. Estos programas fueron:

  • La hora humorística
  • La hora de la risa
  • La hora de la broma

1930

  • Tomas Simari continúa con sus monólogos, pero añade una innovación introduce diálogos con varios personajes protagonizados por el mismo.

1931

  • Federico Mansilla incorpora a su personaje "EL ABUELITO" diálogos con su secretario Rodolfo.

1932

Cobran auge los conjuntos de parodias musicales como:

  • Grupo Gadeon
  • Los Viudos
  • Los caballeros de la quema
  • Los bohemios dirigido por Mario Pugliese que expreso un estilo humorístico que obtuvo una rápida aceptación. Se trataba de una histriónica orquesta en el que cada ejecutante era todo un personaje

En pleno radioteatro, representando un personaje

DIÁLOGOS Y TEATRO

Las primeras expresiones artísticas habladas fueron en monólogo y el recitado.

El monólogo, protagonizado por un solo actor, genera el dialogo a cargo de dos personajes, habitualmente uno masculino y otro femenino, sin que esto configure una secuencia temporal en la que un genero sucede al otro sino, por el contrario, coexisten durante cierto tiempo, aunque con diferentes matices: el monólogo llega a desarrollarse y elaborar su propia imagen y luego inclinarse hacia un tono festivo da paso a programas cómicos pluripersonales.

En cambio el dialogo alcanza solo limitada relevancia como entidad autónoma porque a poco de incluirse en las programaciones, resulto absorbido por la transmisión de obras completas con elencos de las propias emisoras que acapararon mayor atención y, sin desaparecer totalmente, el dialogo quedo en un segundo plano.

 

Realizando un radioteatro

Orelia Cisneros y Juan Carlos Croharé estuvieron entre los primeros que hacia fines del 1925 intercalaron diálogos de obras como "La otra" de Sanchez Gardel.

El lanzamiento de obras completas puede ubicarse a mediados del año siguiente, cuando se organiza la "Agrupación Dramática Radio Nacional", bajo la dirección del señor. Magin Aliana. Fue la primera compañía que presento obras de teatro completas por radio y en su debut ofreció "La Estrella de Sevilla" de Lope De Vega, que recibe elogiosa critica.

A pedido de la emisora los oyentes hacen llegar sus opiniones; la mayoría fue favorable, entonces el ciclo continuo y el genero se asentó. Un año después, Magin Aliana cambio de emisora, se alineo en LOW gran Splendid. Desde ese año, las piezas teatrales se extendieron en casi todas las estaciones; el prejuicio que tenían los actores sobre el trabajo en la radio declino un poco. Magin Aliana fue reconocido como el precursor del teatro radiotelefónico.

Una de las características que tenía este tipo de audiciones, era el estricto cumplimiento del intervalo, los minutos de descanso entre un acto y otro se respetaban rigurosamente, se ofrecía en vivo para amenizar algún intermedio musical, por lo general a cargo de una orquesta.

La actividad teatral dentro del campo de la radiodifusión puede dividirse en tres etapas:

  1. Primero fue el micrófono al mismo escenario de los teatros, donde se hacían las representaciones.
  2. Luego las estaciones de radio, conformaron sus propios elencos que presentaban obras teatrales del repertorio nacional e internacional, sin ningún tipo de adaptación o con algunos arreglos que le permitían al oyente, percibir el mensaje con mayor claridad de la que hubieran obtenido mediante el libro original.
  3. Por ultimo aparecieron las obras específicamente adaptadas para la radio aunque con predominio de composiciones mediocres. Radio Prieto organizo un concurso de obras teatrales de tres actos o de un actos y tres cuadros con un aliciente interesante: 1000 pesos a su autor como premio. Una compañía que llega a destacarse por su buen nivel de adaptaciones era integrada por Olga Casares Pearson y Angel Walk, profesora de piano, violín, y canto.

EL RADIOTEATRO

Desde la invención de la imprenta hasta comienzos del siglo XX, y con el aumento de la alfabetización, el papel y la tinta fueron el soporte privilegiado por los creadores tanto cultos como populares. La oralidad perdió parte de su relevancia, quedando restringida a los sectores rurales y a las capas bajas de la sociedad. Sin embargo, esta situación sufrió un vuelco con la invención de la radio. Con ella, la palabra conquistó nuevos espacios, validándose como soporte de la transmisión literaria.

La aparición del radioteatro en 1932 fue una verdadera psicosis, como un reguero de pólvora, que llego a un segundo plano a todo otro genero de trasmisión radio telefónica.

El teatro que podía escucharse, tenía una característica: se completaba en un jornada, podía ser media hora, una hora o más, pero la obra en un solo espacio quedaba concluido. Es aquí donde se marca la diferencia con el radioteatro que no se agota en una jornada sino que es episódico. Se trasmite diariamente a la misma hora y con una misma trama que luego duraría un mes generalmente. Debía darse un clima de suspenso necesario para que el oyente quedara atrapado con la continuidad de la historia y siguiera episodio tras episodio.

La intriga, la curiosidad y la fantasía, la hipótesis sobre lo que ocurriría despierta expectativas en el oyente, es decir, queda enganchado con la trama, en particular para la mujer que pasa a ser destinataria principal del radioteatro.

Fue el autor Andrés González Pulido quien tuvo la idea de iniciar por la radio la transmisión episódica de una novela escrita por el mismo en forma dialogada. La iniciativa fue presentada a Radio Belgrano donde se la recibió fríamente y luego de varios días de discusión, la obra se anuncio y comenzó la transmisión de "Chispazos de Tradición". Inmediatamente invadió todos los hogares, especialmente de los barrios, era la causa de reuniones en las casas.

Chispazos de tradición era un obra episódica que nunca tenia fin sobre la base de asuntos camperos pero escritos en forma burda ya que su autor estaba lejos de ser escritor. Era el antiguo teatro gauchesco del circo moldeado de acuerdo con la época y con la mentalidad de las mujeres de los barrios la trama era simple e ingenua. Generalmente los temas versaban sobre la mujercita buena e ingenua amenazada en lo que mas agrado tiene, el hombre malvado ensañándose contra el hombre bueno, y el tata viejo especie de San Pedro o de Dios Místico.

Chispazos de tradición fue el éxito de popularidad más grande que se conoció en la radio. Andrés Pulido (creador del radioteatro) nació en España y llego a la radio como recitador y monóloguista, va a echar mano a convencionales y discutidos gauchos, que son otros tantos héroes o villanos comparables a los vaqueros de las series fílmicas del oeste norteamericano, allí todo es burdo, carnavalesco y autentico, la acción no ocurría en una zona determinada sino vagamente en el campo (aunque con un cierto predomino pampeano)

Tampoco se definía mucho cronológicamente. Los acentos comarcanos dependían más que nada de la facilidad de cada actor, confundiendo al gaucho con un compadrito y hasta con un dejo de héroe napolitano. Pero lo que recluta indiscutible es que "Chispazos de Tradición" conquista al auditorio. Entonces comienzan a salir en giras por los escenarios de los barrios porteños y pueblos del interior del país con una versión teatral de cada novela. El público se desesperaba por adquirir entradas y la mayoría quedaba en la calle,

Pero como todo éxito tiene gente que lo retracta, entre los mas conspicuos y mordaces críticos de "Chispazos" encontramos a Homero Mansin quien además de critico y escritor era pensador y político, decía que la obra estaba debajo de la cultura general y conspiraba contra el espíritu de nuestro pueblo. Mientras tanto la compañía embolsaba suculenta recaudaciones a través de presentaciones en salas teatrales, cines y locales de distinto tipo en barrios y pueblos del interior. Pero paradójicamente antes de finalizar la década, Andrés Gonzalez Pulido moría en la más absoluta pobreza, pero su impactante éxito sirvió de incentivo para que se enlacen al aire decenas de radioteatros.

Inclinado en sus inicios hacia un estilo gauchesco, el radioteatro no tarde en ampliar sus horizontes y de el se derivan otros tipos de argumentales con obras escritas por Hector Pedro Blomberg y Carlos Viale Paz, ambientadas en la época de Rosas.

Blomberg un lenguaje adecuado ya que trabaja con arquetipos y formulas recurrentes en el imaginario popular, en este caso la historia de amor de una pareja obstaculizada por diferencias políticas, en otras, historias de héroes populares.

El genero policial alcanza notable éxito en un programa titulado Ronda Policial en Radio Porteña, el elenco estaba encabezado por el actor Carlos Gordillo, los libretos eran elaborados por el comisario Ramón Cortes Conde y luego adaptados al radioteatro. Simultáneamente se perfila un estilo que poco a poco va adquiriendo solidez y termina por convertirse en el motivo central del radioteatro: el corte sentimental.

El relator contando la historia

El radioteatro sentimental, hereda del folletín las características de la novela, el principal atractivo descansa en los personajes, en tanto la acción se reduce a una serie de episodios.

Este tipo de obras se ubica en la narrativa de redundancia y su principal característica reside en que se ofrecen al público receptor una distensión sin proponerle modelos que puedan invitarlo a la evolución o a la reflexión.

El radioteatro llego a convertirse en un entretenimiento hogareño irremplazable, primordialmente para la mujer, pero lo malo de esto es que se estanco en esquemas reiterativos que quedaron por debajo de lo que la radio podía elaborar.

Antes de Chispazos de Tradición, hubo un intento de hacer algo parecido, por parte de Franscisco Masteandrea quien puso al aire La Caricia del Lobo pero no tuvo éxito.

Resultaba habitual que en las novelas radioteatrales, el argumento no concluía y a veces se escribía día por día y no era extraño que en ocasiones el contenido de los diálogos variara en función de desear darle mas o menos letra a algunos de los participantes. En más de una oportunidad algún actor se enojaba y se marchaba o lo echaban. Entonces el personaje que el encarnaba emprendía un fulminante viaje o moría, si bien podía apelarse al reemplazo por otro actor, pero debía tenerse en cuenta que para el oyente de esa época, persona y personaje, componían una unidad indisoluble y el cambio por lo general resultaba contraproducente.

En los años 30 prácticamente todos los elencos se habían iniciado en el teatro radial, se vuelcan de lleno al radioteatro, con distintos niveles de calidad y de aceptación.

Los actores, en tanto, encuentran en el nuevo genero una fuente de trabajo sumamente interesante, el relator se asienta definitivamente y otros dos componentes que se añaden a las compañías: es el sonidista que reproduce hasta los ruidos mas increíbles, siendo la escenografía, ya que si bien el relator podía describir el lugar el óyete termina de completarlo en su imaginación recién cuando escuchaba por ejemplo el silbido del viento o el golpe de una puerta.

El radioteatro episódico, a pesar de convertirse en el estilo preponderante dentro de la radio telefonía de los años 30, no desplazo de raíces a las obras unitarias que se complementaban en una jornada. Estas, en una proporción menor siguieron su tratectoria, aunque con las mismas formas escenográficas que el radioteatro, es decir con un relator, efectos de sala y cortinas ambietadoras.

En 1940 el radioteatro continuaba ganando adeptos, en especial por parte del público femenino que seguía fielmente las voces y peripecias sentimentales de Oscar Casco, Hilda Bernard, Susy Kent, Rosa Rosen, Eduardo Rudy, Jorge Salcedo o Julia Sandoval, con guiones de Abel Santa Cruz, Nené Cascallar y María del Carmen Martínez Paiva.

Durante este año aparece la figura de Niní Marshall con Cándida y Catita, iniciadoras de una extensa lista de personajes que se tornarían inolvidables. Tres años más tarde la Dirección Nacional de Radiodifusión prohibirá sus actuaciones por considerar que "tergiversaban el correcto idioma".

Oscar Casco, sello del radio teatro

A propósito del humor, en 1944 salía al aire por primera vez Felipe, el célebre personaje de Luis Sandrini, que tendría una vigencia ininterrumpida de veintitrés años, secundado por Juan Carlos Thorry, Tincho Zabala o Magacha Gutiérrez, entre otros.

Los años 50 corrieron paralelos al nacimiento de la TV, que sería con el andar del tiempo, su principal competidora. Esta década centró su atención en la programación familiar. Los Pérez García será uno de los productos de mayor audiencia del horario nocturno y conservará ese lugar de prestigio durante muchos años. La clase media argentina aprendió así a "ver" sus propios conflictos cotidianos a través de la radio y le entregó su fidelidad. La audición de Jabón Federal por Radio Belgrano, se centró también en esta franja de público, alcanzando el primer lugar en la preferencia de los oyentes. No obstante, El radioteatro, en tanto, luchaba por conservar su audiencia femenina, que comenzaba a serle disputada por la televisión. En esta década aparecen nuevos guionistas, entre ellos, Alberto Migré, Celia Alcántara y Alma Bressán.

Al comenzar la década del 60, ya se han registrado cambios sustanciales. En primer término, los elencos estables de las emisoras son absorbidos por la televisión.

El radioteatro abre un espacio de comunicación entre el autor y su publico, recreando una visión del mundo, las costumbres y las creencias populares donde el oyente se siente protagonista de ese universo, utilizado por la mayoría de las personas como medio de entretenimiento cultural.

Por ultimo podemos decir que el radioteatro es un drama que se transmite en la radio que al carecer de componentes visuales, despiertan el imaginario social, dependiendo solamente del diálogo, la música y los efectos de sonido que ayudan al oyente a imaginar la historia.

Representando un radioteatro

SITUACIÓN ACTUAL DE LA RADIO

En la actualidad la radio adoptó un carácter más frontal, con información al instante y un amplio lugar para la opinión y el debate. En este espacio se convirtieron en clásicos: Magdalena Ruiz Guiñazú, Santo Biasatti, Román Lejtman, Nelson Castro, Alfredo Leuco, Diego Bonadeo y el siempre recordado Néstor Ibarra.

El humor hoy en día ocupa un lugar destacado en el aire. A partir de 1987 Alejandro Dolina convocó a una audiencia creciente con Demasiado tarde para lágrimas, combinando risa y desenfado con la profunda reflexión humanista.

En el deporte el brillo recayó sobre Víctor Hugo Morales, que marcaría un estilo de relato signado por una cultura general hasta el momento poco frecuente en el periodismo deportivo.

Los 90 se vieron en la encrucijada de un doble movimiento, signado por las direcciones encontradas entre la mega concentración de las empresas periodísticas, con la administración de varios medios a su cargo, y la proliferación de los micro–medios: radios de baja potencia de alcance local y comunitario. En esa tensión proliferarían también las FM que renovaron la estética radial, destacándose, entre otras: Rock and Pop, FM 100, Horizonte, Feeling y Aspen. Crecieron asimismo las denominadas "radios de segmento", es decir, aquellas con un público muy sectorizado, como por ejemplo: FM Tango o FM Clásica. Nuevas voces: Lalo Mir, Elizabeth Vernacci, Mario Pergolini, Boby Flores, Marcela Feudale, Ari Paluch, se ganaron su lugar a fuerza de personalidad, carácter e innovación.

Hoy la radio ocupa un espacio por derecho propio. Ya no se plantea competir con la televisión porque supo conquistar un sitio imprescindible en la vida cotidiana: ritmo informativo, acompañamiento, diversión, actualidad. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han abierto también otros canales a través de Internet y hacen posible que un programa emitido en una localidad de nuestro país pueda ser escuchado con calidad y alta fidelidad en otros lugares del mundo.

Entrevistas

Lalo Mir

Eduardo Enrique "Lalo" Mir nació en el mes de junio de 1952 en San Pedro, provincia de Buenos Aires.

A los 15 años visitó por primera vez un estudio de radio y leyó sus primeros textos al aire, a los 21 años se recibió del ISER como locutor nacional y 1 año después ya estaba trabajando en Radio del plata. Realizó los programas "9PM", "Radio Bangkok", "Animal de radio" y "Lalo Bla Bla", actualmente conduce el programa "Lalo pro hecho" de Lunes a Viernes de 9 a 13 por La 100.

Con respecto a la televisión debutó junto a Mario Pergolini con "Rock and pop TV", a finales de los años 80, después estuvo en el tan recordado programa "La noticia rebelde" en 1989, "Las patas de la mentira" y "Los osos", actualmente conduce el programa "La vida es arte" todos los Viernes a las 20 por Canal 7.

Esta casado con la actriz Victoria Bertone con la que tiene 3 hijas, María, Clara y Ana.

Eran las doce del mediodía cuando nos hicieron subir al estudio 4 de la 100, Lalo estaba haciendo el programa en ese momento, cuando fueron a la tanda, salió y nos saludo, nos paramos en el pasillo más próximo al estudio y empezamos a hacerle algunas preguntas

Nos: ¿cuando fue la primera vez que hiciste un radioteatro?

Lalo: Yo hice el primer radioteatro cuando empecé a trabajar por el 82 o el 84, no me acuerdo bien, los protagonistas eran los integrantes del grupo "Los violadores", pero también había hecho otro con la negra Vernacci.

Yo estoy conectado con el radioteatro de chico, tengo el sonido del radioteatro en al radio de mi casa cuando no había tele.

Después con el advenimiento de la tv, el radioteatro empieza a perder el hilo y va desapareciendo también en la medida en que se van yendo, se van muriendo o van volviéndose viejos los verdaderos cultores del radioteatro; los artistas que tenían pegada se dedicaban a la tv que les daba mas fama y mas dinero.

Sobre las causas, creo que sí, el advenimiento de la tv es una, porque si bien estaba bueno el teatro de la mente, que es el teatro que no se ve, que uno imagina, con la aparición de la tv que tiene imagen es como que todo se vuelca ahí, en ese momento al radio pierde algunas cosas, aunque no necesariamente pierde, modifica sus estructuras sobre todo y muchas cosas pasan a la tv que la radio sintetiza.

Nos: igual ahora hay muchos programas que utilizan un fragmento de su programa para hacer algún radioteatro

Lalo: Si, porque, en la radio no tenés tantas cosas, en la radio podes hablar, podes pasar música, podes cantar, podes fingir o sea hacer un radioteatro. Conceptualmente no es el radioteatro que era antes, porque son cositas, nosotros tenemos por ejemplo, la telenovela esta que hacemos latinoamericana que dura 4 o 5 minutos, 3 veces por semana y es más una charada, una especie de ironía. En al época de "Animal de radio" teníamos el "vengador X", que estaba montado como un pequeño radioteatro que si bien tenia mas formato comic, aplicaba la estructura del radioteatro, la presentación, el relato del locutor, la acción, los efectos de sonido y cierres.

Es un recurso natural de la radio, no se puede hacer muchas cosas en la radio y mezclar voces de personajes es acercarse al radioteatro y siempre estuvo, lo que no vuelve o por ahí no tiene, no justifica el esfuerzo de hacerlo, la repercusión que tendría un radioteatro todos los días de media hora

Nos: ¿es posible que ya la gente no lo escucharía?, ¿debido a la imagen?

Lalo: Lo escucharía, pasa que es muy costoso de hacer en tiempos de radio y antes se hacia, porque, había que hacerlo, es decir el teatro salía por la radio cuando no estaba la tv. Formalmente lo que tiene más que ver con el teatro esta más cerca de la tv porque hay imagen.

Nos: ¿puede ser que la telenovela reemplazo totalmente al radioteatro?

Lalo: No se si reemplazo, dejo de tener sentido de hacerlo en radio. Y te imaginas, tener que juntar un elenco para hacer un radioteatro, con los costos, los valores, el tiempo de las grabaciones y todo, no cierra.

Nos: y en comparación con lo que le sale al mismo actor hacerlo para tele, no se prestaría

Lalo: Si, pero, también son épocas, cambia la sociedad, cambia la época, todo va mutando.

Nos: ¿porque pensás que existía ese fanatismo que tenían por los personajes del radioteatro, al tiempo de llegar a odiar a los actores mismos que hacían de personajes malos y amar a los buenos?

Lalo: Bueno, es lo mismo que pasa con la televisión, es porque hay una necesidad de ficción, de soñar, de encontrarse con historias, con historias fuertes, con historias con finales felices, con historias de amor, con historias de guerra, con historia de violencia; los temas que siempre han subyugado y han cautivado a la sociedad, desde la poesía, desde la novela y después desde el cine, con "lo que el viento se llevo" y las historias de amor y era así, y como en la radio pasaba esa ficción, se contaban esas historias, y encima uno no las veía, sino que las veía con al mente, las imaginaba, cada uno se podía imaginar al personaje y al actor como le apetecía, vestido como quería, eso es maravilloso, porque es como el verdadero teatro de la mente, calculo que es eso y es una necesidad humana

Nos: ¿porque por ejemplo cuando uno iba al teatro, esa conexión que había con el personaje del radioteatro disminuía muchísimo?

Lalo: Pero en el teatro, no tenés una historia que continua, y continua y continua y el protagonista se va haciendo amigo, contrario o enemigo tuyo de acuerdo a como transcurre la historia. En el teatro una obra comienza y termina, hay otro tipo de química, en el continuado es donde se da esto.

Conclusión

Luego de analizar todo lo posible con respecto al radioteatro, lamentablemente con respecto a si el radioteatro puede volver, tenemos que decir que vistas las respuestas y los datos obtenidos parece que no, no por lo menos en su forma original. Aunque cabe destacar que aunque en su forma original es posible que nunca vuelva, siempre habrá dejos de este género, siempre habrá segmentos en los programas con radioteatro, porque no importa si se plantee o no hacer un radioteatro, una vez que se modifica la voz y se caracteriza un personaje un radioteatro es creado, no es necesario que sea guionado, es mas Dolina hace radioteatros totalmente improvisados. También fue muy importante la aparición de la televisión por varios motivos, primero, la televisión permitía reconocer visualmente al actor, cosa que el radioteatro no permitía, esto genera por consecuencia mas fama para ese actor, el precio que el actor cobra e la televisión es mayor, ya que se expone mas que en la radio. Además no debemos olvidar que en la televisión la gente recibe todo servido en bandeja de plata, por asi decirlo, el público no tiene ninguna necesidad de utilizar su imaginación, le muestran todo, como es físicamente, como viste, que movimientos hace, hasta inclusive se puede a llegar a perder la historia misma en la televisión ya que lo primordial es mostrar imagen, porque es lo primero que el público capta.

Lamentamos decir que el radioteatro como fue en sus principios, "paso de moda", la sociedad cambió y los productores dicen que la gente no tiene tiempo, que no es redituable hacerlo y muchas otras cosas más, pero por lo menos nos alegra un poco, que aunque sea haya en los programas un intento de entretener mediante el uso de la personificación de personajes, la música y los efectos a los radioescuchas con un radioteatro.

Agradecimientos

Lalo Mir por su tiempo y su muy buena predisposición para responder nuestras preguntas

A todos aquellos que con grandes o pequeños aportes hicieron posible que este trabajo se realizara

Bibliografía

Trabajo de Analía Barbatelli

Entrevista a Celia Juárez realizada por Fabiá Stolovitzky

Articulo de "Mascara" por Hugo Paredero "La radio está servida"

Artículo de "Mascara" por Ricardo Wullicher "La nueva ley: un instrumentos perfectible"

"La radio, una compañía generosa"

Capitulo II "Las expresiones artísticas"

http://www.liceus.com/cgi-bin/ac/pu/TP%20FINAL%20DOLINA.pdf

http://www.monografias.com/trabajos17/guion-tv-radio/guion-tv-radio.shtml

 

Autores

Ariel Kaztman

Jimena Vazquez


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.