Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Estrategias educativas para familiares de pacientes diabéticos




Partes: 1, 2

  1. Justificación
  2. Marco teórico
  3. Tipos de diabetes
  4. Síntomas
  5. Diagnóstico- tratamiento inicial
  6. La importancia de un buen control de la diabetes
  7. La importancia de la educación sobre diabetes
  8. La dieta diabética
  9. Factores de riesgo
  10. Fisiopatología
  11. Tratamiento
  12. Marco metodológico
  13. Bibliografía
  14. Anexos

INTRODUCCIÓN:

"El mejor tratamiento de la diabetes mellitus (DM) pierde efectividad si la persona con Diabetes no sabe beneficiarse de éste o no está motivada para responsabilizarse con su autocuidado diario".

s importante reconocer que la enfermedad, es un proceso largo y extenuante de cuidado, donde no solo se encuentran involucrados los pacientes como tal, sino que esto a su vez influye en sus familiares, su círculo laboral y también la comunidad.

Por lo que es de gran necesidad enfrentar a la DM como una pandemia del siglo, donde todos los actores necesariamente deben encontrarse inmiscuidos y participar activamente frente a la enfermedad.

El entrenamiento grupal de estrategias de autocuidado para personas con diabetes tipo 2 tiene como resultado un mejor tratamiento de la diabetes pero si a esto se suma el conocimiento y educación continúa a familiares de pacientes lograremos tener menos índices de riesgos cardiovasculares y reducir un 75% de las amputaciones1.

Los adultos con diabetes tipo 2 que participaron en programas grupales de entrenamiento muestran un mejor control de la diabetes (glucemia en ayunas y hemoglobina glucosilada) y conocimiento sobre diabetes a corto (cuatro a seis meses) y a largo plazo (12 a 14 meses), a la vez que reducen la necesidad de medicación para la diabetes2. También hay evidencia de que los programas de educación grupal pueden reducir la presión arterial y el peso corporal, y aumentar el autocontrol, la calidad de vida, las habilidades de autocuidado y la satisfacción con el tratamiento3.Este texto citado de un estudio mexicano de evolución de cuidado de la diabetes a partir de la ayuda familiar y el acompañamiento grupal, nos da la clara factibilidad y posibilidades que se dan de acuerdo de un diseño adecuado y especificado de las estrategias familiares para pacientes con DM.

Es por esto que he visto la necesidad de la educación a los familiares de pacientes con DM, puesto que sin lugar a duda la enfermedad no se acaba con tomar una pastilla, sino, que depende de el correcto tratamiento y educación que se dé, el familiar del paciente diabético cumple un papel muy importante, puesto que es él, con el que se relaciona dentro de su cotidianidad y comparte diversiones, comidas y problemas, etc, con la gente de su comunidad y la familia.

Si un familiar del paciente diabético conoce que por causas de estres los niveles de glucosa se elevan, tratarán de encontrar el equilibrio, en la vida de los pacientes, de este modo en la comida buscaran alimentos acorde a las necesidades del paciente que se puedan acoplar a la dieta familiar sin que esto implique un sacrificio para el paciente y llegue a ser traumático.

Si educamos a los familiares en estrategias de apoyo y ayuda a los pacientes diabéticos se reducirán también las complicaciones asociadas, tales como la depresión, dislipidemías tales como la ceguera, la insuficiencia renal, amputaciones, incapacidad física y laboral, entre otras.

JUSTIFICACIÓN

La educación es el eje primordial para el desarrollo, no solo de la salud sino de la sociedad como tal, una población educada, se encuentra prevenida y fortalecida, en el caso de la educación diabetológica varios índices nos demuestran que el acceso a la misma reduce grandes gastos a la salud pública y por ende al gobierno.

Una de las fortalezas del diseño de estrategias educativas para los familiares del paciente diabético, es que el entorno donde vive el paciente se volverá más accesible, no se presentarán trabas, el paciente será comprendido y estimulado para un correcto manejo de su enfermedad, debemos recordar que esta dura para toda la vida y el apoyo en su familia, será el que marque la evolución de la DM.

La depresión, la disfunción eréctil, llevarán a la familia a una comprensión de la vida del paciente y sabrán como actuar frente a situaciones de alto riesgo como una hipoglucemia o hiperglicemia, por lo que se encontrarán prevenidos y podrán actuar rápidamente.

En los centros y servicios de salud y grupos de atención al paciente diabético en Ecuador no existen actualmente programas educativos dirigidos a los familiares o compañeros del paciente, estos tipos de programas en países como México, Estados Unidos y toda Europa son un requisito indispensable para que se fomente la cultura de la atención al paciente diabético

MARCO TEÓRICO

CONCEPTUALIZACIÓN DE DIABETES

La diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso. Durante la digestión se descomponen los alimentos para crear glucosa, la mayor fuente de combustible para el cuerpo. Esta glucosa pasa a la sangre, donde la insulina le permite entrar en las células. (La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula grande que se encuentra detrás del estómago).

Diabetes mellitus es una  enfermedad producida por una alteración del metabolismo de los carbohidratos en la que aparece una cantidad excesiva de azúcar en la sangre y a veces en la orina. Afecta a unos 150 millones de personas en todo el mundo. Es una enfermedad multiorgánica ya que puede lesionar casi todos los órganos y en especial los ojos, los riñones, el corazón y las extremidades. También puede producir alteraciones en el embarazo. El tratamiento adecuado permite disminuir el número de complicaciones. Se distinguen dos formas de diabetes mellitus. La tipo 1, denominada también diabetes juvenil, afecta a niños y adolescentes, y se cree producida por un mecanismo autoinmune. Constituye de un 10 a un 15% de los casos y es de evolución rápida. La tipo 2, o diabetes del adulto, suele aparecer en personas mayores de 40 años y es de evolución lenta. Muchas veces no produce síntomas y el diagnóstico se realiza por la elevación de los niveles de glucosa en un análisis de sangre u orina.

Más que una entidad única, la diabetes es un grupo de procesos con causas múltiples. El páncreas humano segrega una hormona denominada insulina que facilita la entrada de la glucosa a las células de todos los tejidos del organismo, como fuente de energía.

La muerte por coma diabético era la evolución habitual de la enfermedad antes del descubrimiento del tratamiento sustitutivo con insulina en la década de 1920.

En las dos formas de diabetes, la presencia de niveles de azúcar elevados en la sangre durante muchos años es responsable de lesiones en el riñón, alteraciones de la vista producidas por la ruptura de pequeños vasos en el interior de los ojos, alteraciones circulatorias en las extremidades que pueden producir pérdida de sensibilidad y, en ocasiones, necrosis (que puede precisar amputación de la extremidad), y alteraciones sensitivas por lesiones del sistema nervioso.

Los diabéticos tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y accidentes vasculares cerebrales. Las pacientes diabéticas embarazadas con mal control de su enfermedad tienen mayor riesgo de abortos y anomalías congénitas en el feto. La esperanza de vida de los diabéticos mal tratados es un tercio más corta que la población general.

El diagnóstico de la diabetes tipo 2 en ausencia de síntomas suele realizarse mediante un análisis rutinario de sangre, que detecta los niveles elevados de glucosa. Cuando las cifras de glucosa en un análisis realizado en ayunas sobrepasan ciertos límites, se establece el diagnóstico. En situaciones intermedias, es preciso realizar un test de tolerancia oral a la glucosa, en el que se ve la capacidad del organismo de metabolizar una cantidad determinada de azúcar.

En un diabético, hay un déficit en la cantidad de insulina que produce el páncreas, o una alteración de los receptores de insulina de las células, dificultando el paso de glucosa.

De este modo aumenta la concentración de glucosa en la sangre y ésta se excreta en la orina. En los diabéticos tipo 1, hay disminución o una ausencia de la producción de insulina por el páncreas. En los diabéticos tipo 2, la producción de insulina es normal o incluso alta, pero las células del organismo son resistentes a la acción de la insulina; hacen falta concentraciones superiores para conseguir el mismo efecto.

La obesidad puede ser uno de los factores de la resistencia a la insulina: en los obesos, disminuye la sensibilidad de las células a la acción de la insulina. La diabetes tipo 1 tiene muy mal pronóstico si no se prescribe el tratamiento adecuado. El paciente padece muchísima sed, pérdida de peso, y fatiga. Debido al fallo de la fuente principal de energía que es la glucosa, el organismo empieza a utilizar las reservas de grasa.

Con el tratamiento adecuado la mayoría de los diabéticos alcanzan niveles de glucosa en un rango próximo a la normalidad. Esto les permite llevar una vida normal y previene las consecuencias a largo plazo de la enfermedad.

Los diabéticos tipo 1 o los tipo 2 con escasa o nula producción de insulina, reciben tratamiento con insulina y modificaciones dietéticas. El paciente debe ingerir alimentos en pequeñas dosis a lo largo de todo el día para no sobrepasar la capacidad de metabolización de la insulina. Son preferibles los polisacáridos a los azúcares sencillos, debido a que los primeros deben ser divididos a azúcares más sencillos en el estómago, y por tanto el ascenso en el nivel de azúcar en la sangre se produce de manera más progresiva.

La mayoría de los pacientes diabéticos tipo 2 tienen cierto grado de sobrepeso; la base del tratamiento es la dieta, el ejercicio y la pérdida de peso (que disminuye la resistencia de los tejidos a la acción de la insulina). Si, a pesar de todo, persiste un nivel elevado de glucosa en la sangre, se puede añadir al tratamiento insulina.

Los pacientes que no requieren insulina, o los que tienen problemas con las inyecciones de insulina, pueden utilizar medicamentos por vía oral para controlar su diabetes.

En la actualidad, hay bombas de infusión de insulina que se introducen en el organismo y liberan la hormona a un ritmo predeterminado. Esto permite realizar un control más exhaustivo de los niveles de glucosa en la sangre; sin embargo, hay complicaciones asociadas a este tratamiento, como son la cetoacidosis y las infecciones en relación con la bomba de infusión

 


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda