Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Identidad y discriminación en Bolivia




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Historia de la identidad boliviana
  3. Definiendo la discriminación y sus etapas
  4. Espacios de mayor discriminación
  5. Discriminación en Bolivia
  6. Los caminos donde se encuentran la discriminación y la identidad
  7. Discriminación y medio social
  8. Las peligrosas formas actuales de discriminación
  9. De la identidad boliviana a la discriminación ¿Por qué discriminamos en Bolivia?
  10. Conclusiones y recomendaciones
  11. Bibliografía

RESUMEN

Por naturaleza, clasificamos los estímulos que experimentamos para comprenderlos. En relación a grupos humanos, construimos estereotipos o clisés una vez realizada la clasificación, ésta sustentada por alguna experiencia interpretada dentro un marco social.

Las diferencias de los otros respecto al nosotros brindan la oportunidad para estereotipar. Para pasar del estereotipo al prejuicio hace falta la necesidad de encontrar algo que atacar, necesidad proporcionada por una identidad indefinida.

Si la situación socioeconómica es desfavorable, surge frustración y nuestra agresividad se incrementa cuantitativamente. Recurrimos al prejuicio anterior para culminar en una conducta hostil hacia el grupo prejuiciado, entonces estamos discriminando. El objetivo de la discriminación es asegurar que el poder que detentamos permanezca invariable, ya que en el fondo tememos perderlo. De no existir riesgo ni temor, no necesitaríamos defenderlo. Entonces, las tres funciones de la discriminación, son:

  1. Asegurar una identidad, aunque precaria.
  2. Descargar la agresividad que de otro modo deriva en malestar profundo.
  3. Mantener los grupos de poder intactos.

Aunque los beneficios son más o menos efímeros, en caso de que el medio social sea propicio, la discriminación puede ser más sostenida y duradera.

PRESENTACIÓN

En las siguientes páginas veremos las implicaciones y relaciones que existen entre la identidad tanto individual como grupal de los seres humanos inmersos en su respectivo medio social y cultural. El entrecruzamiento de estos tres factores nos ayudará a entender mejor cuándo, a quienes y por qué se discrimina. Así, intentaremos acercarnos a la realidad boliviana y sus posibilidades de inclusión social de los muchos grupos humanos con caracterizaciones diferentes. Al final del recorrido, vislumbraremos por qué la multiculturalidad boliviana se viene convirtiendo en debilidad para crear un proyecto común, y las posibles acciones que podríamos emprender para revertir tal situación apuntando a convertirla en elemento positivo de convivencia y desarrollo.

HISTORIA DE LA IDENTIDAD BOLIVIANA

Recordemos algo de la historia de Bolivia.

Tenemos la confrontación en el Chaco de los años 30, que más allá de la tragedia humana que significó para los países inmersos en la guerra, significó particularmente un hito de transformación cultural en Bolivia. Las trincheras posibilitaron un mirarnos los rostros en igualdad de condiciones, por primera vez desde la colonización española. La voz de quienes hasta entonces no habían tenido el derecho de expresarla empezó a hacer eco en otros sectores menos sufridos. Y el descontento de los excluidos marginados fue madurando y organizándose hasta estallar en la Revolución del 52. La imagen de un país unido y en proceso de creación de una identidad propia y nueva encantaba a la sociedad, liderizada en apariencia por un pueblo cuyo vocero era el Movimiento Nacionalista Revolucionario, cuyo discurso acicateaba la máscara de unidad nacional. Y era una máscara porque la identidad nacionalsocialista estaba basada en coincidencias comunes de factores hereditarios y/o culturales, y no así en logros comunes. Por ello, este discurso no traslucía un carácter, un contenido unificador capaz de generar una conciencia y/o identidad nacional horizontal. (Terceros Tesis de sociología 1998, p.58) Luego, la frustración y la decepción volvieron a generalizarse en la sociedad boliviana. Poco después, los gobiernos dictatoriales tomaron el poder frente a una democracia huérfana.

También es importante saber que a partir del 52 la migración de bolivianos, sobre todo de Occidente a las zonas menos inhóspitas de Oriente y los valles, se acrecentó. La conformación de identidades regionales, por ello, se fortaleció, ante la llegada de cuasi extranjeros.

La economía, mientras tanto, no favorecía a las mayorías sino, a las nuevas élites.

De ahí hasta los días que corren, se escuchan los reclamos de que la identidad de la nación no pasa por elementos constructores, de logro conjunto, sino por pérdidas y fracasos. Carlos Mesa en una entrevista, así lo resume "(Bolivia) es un país que ha perdido todas las guerras en las que participa, que ha sufrido pérdidas territoriales con todos sus vecinos y tiene los índices de desarrollo más bajos del sur del continente, que tiene una historia política plagada de traiciones, que tiene una élite dominante, o sea que nunca tuvo un proyecto para el país, una sociedad en pocas palabras que como único orgullo tenga pues la beligerancia de sus clases populares, ha hecho de la derrota casi una costumbre y de ello se ha derivado un sentimiento de inferioridad (estigma de fracaso, incredulidad, impotencia, inseguridad) frente a los vecinos (Cochabamba julio de 1997).

¿Quién quiere ser boliviano, boliviana?

Han surgido algunos caminos opcionales a la identidad boliviana propiamente dicha. El indigenismo, que apunta a la pre-Bolivia, es decir, a las culturas y pueblos que poblaban el territorio boliviano actual cuya historia –la que conocemos- nos describe sociedades más justas, con mayores oportunidades y con una identidad precisa y más o menos triunfadora. Lo único que empaña esta historia es la llegada española, así que para los fines de la vuelta atrás, conviene eliminar lo más posible los factores foráneos introducidos desde entonces, incluyendo el mestizaje cultural. Estamos ante una opción de identificación sin duda atractiva y a la vez extremista.

Otra opción constituye algo opuesto a la primera. Se trata de distanciarse del pasado indígena boliviano y apuntar a la way life norteamericana, modelo de metas en la cultura occidental dominante en el mundo.

Concluimos luego que la falta de una identidad nacional positiva impulsa a los grupos que conforman la sociedad a buscar referentes que colmen de mejor manera sus expectativas.

Ahora, a sabiendas de que social y culturalmente los bolivianos oscilamos entre la disconformidad con nuestro ser social y la búsqueda de otra identidad más saludable, miramos hacia fuera de nuestras fronteras y salimos en desventaja cuando nos comparamos con los vecinos. El fondo actitudinal generalizado del boliviano envidioso y obstaculizador del progreso ajeno nos impide ser discriminadores con los extranjeros, ya que cuando se reconoce la envidia, no se puede sostener una conducta de rechazo y agresividad. Falta el sentimiento de superioridad típico de quienes se enaltecen para empequeñecer al otro.

Sin embargo, los estudios nos muestran como a una sociedad muy discriminante, y surge la cuestionante de por qué discriminamos en Bolivia entrelazada con la incógnita de a quiénes discriminamos. Viene bien comenzar a responder aclarando a qué nos referimos con discriminación.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda