Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Qué español se habla en Cuba?

Enviado por Beatriz González



Partes: 1, 2

  1. La situación lingüística de Cuba

Es una pregunta que nos hacemos ante cualquier auditorio, casi siempre cuando escuchamos una palabra, giro, expresión que nos resulta chocante, chabacano o simplemente y por alguna razón, desconocido. Pero vale aclarar que a esta pregunta se responde de disímiles maneras.

Solo mencionaremos, en principio, dos criterios contrapuestos. Los más puristas le ponen un sello de vulgaridad e incorrección, casi al instante; se "desbocan" a decir improperios y la arremeten contra el sector más vulnerable, por innovador y desenfadado: la juventud.

Los más comprensivos buscan rápidamente una explicación contundente y se lo achacan "todo" a la forma de ser del cubano y a nuestra identidad.

Los lingüistas Nuria Gregory y Sergio Valdés Bernal, ambos del Instituto de Literatura y Lingüística, en numerosos trabajos han dado razones muy acertadas, que parten de investigaciones y observaciones de nuestra realidad de lengua y que explican muy bien este fenómeno del español hablado en Cuba, pero la mayoría de las veces en trabajos muy especializados, en eventos internacionales que no siempre están al alcance de la mayoría de la población y también en la televisión, aunque en menor grado. No son abundantes los programas que abordan el lenguaje.

Se sabe qué es "lo cubano" en la música, la danza, las artes plásticas, la alimentación, etc. Lo anterior es conocido y muy bien comprendido por nuestro pueblo, puesto que se reiteran los programas de los medios de información con estas temáticas. Sin embargo, no sucede lo mismo con la divulgación de la variante cubana de lengua, que ha sido llevada a algunos programas televisivos y radiales, pero pocas veces a la prensa escrita y a publicaciones al alcance de todos.

Sin ánimo de primicia, pero con la intención de aportar una migajita de pan (está bueno ya de granitos de arena), trataremos de resumir algunos aspectos insoslayables en el conocimiento histórico- y lingüístico de lo que se ha dado en llamar últimamente, "español cubano".

Aquellos que tratan de explicar las diferencias del español hablado en Cuba respecto de otras formas de hablar el español en el mundo, no están muy lejos de la fundamentación científica del fenómeno de la diversidad lingüística, pues la lengua (idioma) como todo fenómeno de la cultura y además, como históricamente condicionada, es muy dinámica, caracteriza a un pueblo o grupo de pueblos que la enriquecen y a la vez, esa lengua forma parte de los rasgos que caracterizan a esa cultura o pueblo. Tradicionalmente, cuando se han querido expresar los elementos etnodiferenciadores de una comunidad, se olvida que la lengua ha desempeñado un papel preponderante en muchas civilizaciones y culturas.

Rolando Zamora (1994) en su trabajo Cuestiones teóricas sobre la identidad cultural, plantea una serie de elementos que forman parte de la identidad cultural del cubano. Entre ellos tenemos: el lenguaje, la cultura popular tradicional, el mestizaje racial, la religión (popular e institucionalizada), el pensamiento cubano (laico y revolucionario), la educación, la conciencia colectiva (estereotipo etnopsicológico o formas de ser), cultura artística, literaria, noción teórica y conciencia popular, vida cotidiana (empleo del tiempo), recreación y tiempo libre. Nótese la importancia del lenguaje para la identidad.

La lingüista holguinera Hidelisa Velázquez Prats afirma que la lengua se nutre de la cultura y la historia de un grupo, de una comunidad, y no solo se nutre y vive de ella, sino que la expresa. Ahí se fortalece el vínculo entre lengua y nación, entre lengua y cultura. La lengua forma parte, por un lado, de la nación y de la cultura; por otro, es vehículo de ambas y un instrumento esencial para unir, fusionar e identificar a cada hombre con su grupo. Vemos aquí la función cultural representativa del lenguaje.

Como en todo siempre hay que hacer un poco de historia, veamos qué elementos históricos han condicionado las características particulares de la modalidad cubana del español, partiendo del propio instante en que llegaron los conquistadores al Nuevo Mundo.

En 1492 (un año muy importante para la hispanidad, no solo por el "encuentro de culturas", sino también porque en él se publica la Gramática de la lengua castellana, de Elio Antonio de Nebrija, andaluz de nacimiento) llega a América la primera avanzada de colonizadores que enfrentan su lengua (castellana aún se llamaba) a las que hablaban los aborígenes de todo nuestro continente. Comienza, desde aquel propio momento, la historia del establecimiento de la variante americana del español. Todos los hablantes reconocen inmediatamente las muchas diferencias existentes en la comunidad hispanoparlante (que no es pequeña) y sobre todo, aquellas características fonéticas (pronunciación) y léxicas (vocabulario) que separan a la América de la manera de hablar de los españoles.

Para entender estas diferencias hay que hablar de los "conquistadores" y de qué encontraron a su llegada a las "lejanas tierras con peregrinas lenguas" (Nebrija). En una apretada síntesis veremos que en la América precolombina había 123 familias de lenguas, tal era la situación de estratificación de los sistemas lingüísticos que se empleaban antes de la llegada de los conquistadores. En México había 4, 500 000 habitantes, en Las Antillas la población era solo de 300 000 habitantes, América Central, 800 000; Colombia 850 000; Venezuela, 350 000. Lo anterior demuestra que muchas lenguas estaban divididas entre pocos hablantes.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Lengua y Literatura

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda