Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Morbilidad y mortalidad materna (Cuba) (página 2)




Partes: 1, 2


MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio observacional, descriptivo y trasversal para precisar las causas de morbilidad que influyen en el incremento de los ingresos de embarazadas y puérperas en el servicio de Cuidados Intermedios e Intensivos del Hospital Provincial Saturnino Lora de la ciudad de Santiago de Cuba, en el periodo comprendido de Marzo 2003- Marzo 2005.

El Universo de estudio estuvo identificado por embarazadas portadoras de alguna complicación en los periodos del embarazo, parto y puerperio ingresadas en los servicios de UCI y UCIM del Hospital Provincial Saturnino Lora de la ciudad de Santiago de Cuba, que totalizó 88 pacientes atendidas en el período anteriormente señalado.

METÓDICA:

Para alcanzar el objetivo # 1 fueron agrupadas las pacientes según los siguientes grupos de edades:

Menos de 16 años

De 16 – 19 años

De 20 – 24 años

De 25 – 29 años

De 30 – 34 años

Igual ó mayor de 35 años

Fueron registrados los antecedentes patológicos personales más frecuentemente referidos por las pacientes.

El estado nutricional fue evaluado según el Índice de Masa Corporal (IMC)8, calculado mediante el peso y la talla, recogidos de las historias clínicas, donde:

Obeso ---------- Mayor de 30

Sobrepeso------ 25-29.9

Normal -------- 18- 24.9

Desnutrido:

Grado I -------17-17.9

Grado II------ 16-16.9

Grado III --- menos de 16

Fue precisado si la paciente al momento del ingreso presentaba una complicación aparecida durante la gestación o el puerperio. La gestación fue dividida en trimestres: I, II, III, definiendo el puerperio en general hasta los 42 días del parto 9. El parto fue identificado en:

- Eutócico: Parto que transcurre con arreglo a los principios mecánicos, dinámicos y clínicos del parto normal.

- Distócico: Parto desviado de lo normal ó parto anormal.10

El tipo de complicación que motivó el ingreso fue identificado según el diagnóstico clínico (enfermedad) al ingreso en la sala de Atención al Paciente Grave.

Para dar salida al objetivo # 2 fue estudiada la variable "estado al egreso" definida como viva o fallecida. La muerte materna se definió como: " la muerte de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, debida a cualquier causa relacionada o agravada por el embarazo o su atención; pero no por causas accidentales o incidentales." 11 Las causas de muerte materna fueron estudiadas, a saber:

Causas directas: Las resultantes de una complicación obstétrica del embarazo, parto y puerperio 11.

Causas indirectas: Las Producidas como resultado de una enfermedad existente previamente o que se desarrolla durante el embarazo, parto y puerperio y se agrega a los efectos fisiológicos del embarazo 11.

TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS:

  1. De la recogida de la información:

Se realizó una revisión bibliográfica exhaustiva de toda la literatura actualizada acerca del tema de interés, con apoyo de medios computadorizados, servicio recibido en el Centro Provincial de Información (MEDLINE Y LILACS) y la Biblioteca Médica Provincial. Fue necesario en todo el proceso de investigación la consulta a profesionales expertos en la temática (Jefe y Expertos que rectorean el Programa Provincial de Atención Materno-Infantil), que brindaron valiosa información en la construcción del marco teórico-conceptual del estudio.

Fueron revisadas las historias clínicas, hojas de egresos (unidades de análisis) e informes anatomopatológicos (para las muertes maternas registradas) de las pacientes egresadas de la Unidad de Atención al Paciente Grave del centro, previa coordinación con el Departamento de Registros Médicos del Hospital Clínico Quirúrgico Docente "Saturnino Lora". Se creó inicialmente una planilla de recolección del dato primario y luego fue confeccionada una base de datos en soporte magnético para una mejor manipulación y procesamiento del material empírico.

b.) Del procesamiento y análisis:

Fueron calculados porcentajes como medida de resumen para variables cualitativas. Fueron confeccionados tablas y gráficos estadísticos para una mejor presentación e ilustración de los resultados.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN

Casi 600 000 mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 49 años enferman y mueren cada año en todo el mundo como consecuencia de complicaciones derivadas del embarazo y del parto. Lo trágico es que esas mujeres no mueren de enfermedad sino durante el proceso de procreación normal que realza la vida. La mayor parte de esos fallecimientos se podrían evitar si se adoptaran medidas preventivas y se proporcionara una asistencia adecuada. Por cada mujer que muere son muchas más las que sufren graves trastornos que pueden afectarlas para el resto de sus vidas12.

La edad, como variable sociodemográfica, acumula un gran valor en el análisis de la gestación como fenómeno fisiológico imprescindible para la perpetuación de la especie. Es de conocimiento que para el embarazo en la raza humana, las edades extremas de la vida (adolescentes y añosas) significan factor de riesgo importante en la producción de trastornos y anomalías de este proceso, para el cual se debe exigir control por parte de los especialistas involucrados en la planificación y seguimiento continuo de este estado fisiológico.

Los resultados revelan una mayor magnitud de enfermas ingresadas en el servicio con edades comprendidas entre los 20 y 34 años (edades óptimas), con una suma porcentual de estos grupos del 84.0 % (Gráfico 1).

En este particular existen divergencias en relación con los resultados anteriores, al observarse en los últimos años un incremento del embarazo en las adolescentes. Se invoca en la actualidad que la adolescencia actúa sobre el embarazo como un factor de riesgo, que mantendrá su acción potencial a lo largo de toda la gestación, parto y puerperio. Se considera que tal fenómeno se asienta en factores como la constitución irregular de la familia, las condiciones sociales y culturales y la influencia de los medios de comunicación masiva. Otras investigaciones realizadas en nuestro país concuerdan con los resultados de este estudio, donde se alega que en las edades óptimas se produce la gestación y el parto en la mayoría de las mujeres, en coincidencia con el periodo de su mayor fertilidad13.

Gráfico 1. Distribución porcentual de pacientes según grupos de edades.

Está muy bien documentada la influencia deletérea de la desnutrición energética- nutrimental sobre el éxito de la intervención médico-quirúrgica y en el paciente hospitalizado como tal. La desnutrición energética-nutrimental se asocia a un gran número de complicaciones y alarga la estadía hospitalaria, encareciendo el resto del tratamiento.

Los pacientes desnutridos exhiben mayor frecuencia de complicaciones clínicas y quirúrgicas, son más propensos a sufrir episodios sépticos y experimentan una mayor mortalidad cuando se comparan con los homólogos bien nutridos.

Las mujeres en estado grávido-puerperal estudiadas precisaron un valor del 48.8 % para la categoría de normalmente nutridas (Gráfico 2). Este hallazgo resulta esperado, pues es relevante que aproximadamente una de cada dos mujeres (43 pacientes) tenían peso normal. Se conoce que en Cuba, como consecuencia de los cambios operados en la estructura socioeconómica, existe una mayor disponibilidad de alimentos, se ha extendido la red preventivo-asistencial a todo el país y se ha experimentado una mejoría de las condiciones de vida en general, se ha logrado una disminución evidente de la prevalencia de la desnutrición proteico-energética y de otras enfermedades deficitarias; sin embargo, los estudios disponibles han demostrado una tendencia creciente en la prevalencia de la obesidad14. Por otro lado, es un argumento bien conocido el hecho de que la malnutrición materna es uno de los factores de riesgo en gestantes con CIUR, aumentando la tasa de mortalidad de estos niños de 4 a 10 veces que los de un peso adecuado, con mayor riesgo de asfixia, hipoglucemia neonatal, trastornos neurológicos y del desarrollo. El aumento de peso exagerado es un factor de riesgo de preeclampsia y eclampsia, enfermedad isquémica, Diabetes Mellitus, anemia, que contribuye a elevar la mortalidad15.

De tal forma, el estado de buena nutrición se instituye como un factor que minimiza los riesgos de enfermar y morir, si se tiene en cuenta que su establecimiento favorece la optimización del andamiaje terapéutico que exige el proceso médico-asistencial en los pacientes gravemente enfermos, con un resultante ahorro de los costos hospitalarios por concepto de la disminución del uso excesivo e inapropiado de recursos materiales y de la estadía.

Gráfico 2. Distribución porcentual de pacientes según estado nutricional.

El conocimiento de las enfermedades sufridas por el paciente en el curso de su vida alcanza con frecuencia un gran valor diagnóstico, unas veces la presencia de un enfermedad determinada en los antecedentes del enfermo nos aclara la causa los trastornos que presenta, otras veces, reconocemos en los padecimientos anteriores las etapas preeliminares de la enfermedad actual, que no es más que otro episodio en el curso de un mismo proceso crónicamente evolutivo 16.

En lo referente a los antecedentes patológicos personales registrados en la población investigada se precisó que el asma bronquial presentaba la mayor magnitud absoluta (19 casos), presumiblemente asociado a la elevada prevalencia que esta enfermedad registra en la población general y a la estricta vigilancia que esta entidad provoca en los servicios asistenciales, ante la mínima aparición de síntomas (falta de aire sostenida) en las gestantes. (Gráfico 3).

Gráfico 3. Distribución de pacientes según antecedentes patológicos personales.

Particularizando el análisis de este resultado, se egresaron 11 casos por causa directamente asociada al asma bronquial (crisis agudas y status asmático). Es conocida la elevada prevalencia que presenta esta entidad en la población general y su repercusión en el estado físico y psicológico del individuo que la padece y de quien lo asiste, que proyecta un desvelo "magnificado" en todo el proceso de la atención médica, con la consecuente remisión de estos enfermos (con mayor premura en una embarazada asmática) a centros especializados de referencia que dotados de la más avanzada tecnología _ como lo constituyen las Unidades de Cuidados Especializados_ puedan brindar una vigilancia continua y de excelencia, que posibilite yugular la crisis de asma bronquial en el menor tiempo posible y con daños mínimos al organismo_ como lo estipula, de forma normativa, el Programa de Atención Materno-Infantil.

Se ha determinado en estudios anteriores que existen cambios mecánicos y biomecánicos del embarazo que afectan la función pulmonar materna y el intercambio gaseoso. El agrandamiento del útero eleva el diafragma y altera la configuración de la caja toráxica, lo que disminuye la adaptabilidad de su pared; sin embargo, la dilatación del árbol traqueo-bronquial durante el último trimestre aumenta la adaptabilidad de las vías respiratorias, el efecto de todo lo anterior es una disminución de la resistencia pulmonar total. También se precisa que los niveles elevados de estrógenos causan hiperemia y congestión capilar de la mucosa nasal, orofaríngea, laríngea y del árbol traqueobronquial. La respiración bucal y el edema de las vías respiratorias, producto de estos niveles aumentados de estrógenos, en combinación con una hiperventilación como resultado de los niveles aumentados de progesterona pueden conducir a un broncoespasmo, al llevar el aire frío y seco hacia el árbol bronquial más distal de lo que normalmente ocurre.

Toda esta cadena de acontecimientos fisiopatológicos aumenta la probabilidad de hipertensión gestacional, toxemia, parto prematuro, CIUR y muerte perinatal. Es por esto que el manejo del asma crónica debe incluir el tratamiento temprano de estos ataques. Un óptimo control del asma logra resultados del embarazo similares a los de la población no asmática 17.

Dentro del análisis de las diferentes variables estudiadas fue evidente que el mayor porcentaje de complicaciones aparecieron en la gestación (60.2 %) y el resto (39.8 %) en el puerperio (Gráfico 4).

A tales resultados llegó el Dr. Juan Daniel Nieve en estudio realizado en el Servicio de Atención al Paciente Grave (UCI) del Hospital Provincial Clínico-Quirúrgico Docente "Saturnino Lora" en el año 2001, donde la mayor magnitud de ingresadas resultó ser del periodo de la gestación18. Consideramos que este predominio este asociado al hecho de que en este medio son más frecuentes los ingresos debido a complicaciones de la gestación y a enfermedades concurrentes, crónicas o no, que se presentan en el mismo, consideradas en muchos casos como de riesgo, que traducen un celo mayor en el proceso de seguimiento y de atención médica para poder alcanzar un fruto de la concepción viable y mínimos riesgos para la vida de la futura madre.

Gráfico 4. Distribución porcentual de pacientes según momento de aparición de las complicaciones.

Información enciclopédica reseña que: "…las 41 semanas del embarazo se dividen en tres trimestres. El fruto de la concepción que se está gestando recibe el nombre de embrión durante las ocho primeras semanas, después se le denomina feto. Todos sus órganos importantes se desarrollan durante el primer trimestre. Las náuseas y los vómitos son frecuentes en la mujer gestante, en especial durante las mañanas. Sus pechos aumentan de volumen y se vuelven delicados, y su peso comienza a aumentar. En el segundo trimestre, el feto tiene ya una apariencia humana reconocible, y crece con rapidez. El embarazo de la madre es evidente, tanto externa como internamente. Su ritmo cardiaco y presión sanguínea aumentan para adaptarse a las necesidades del feto. En el tercer trimestre, los órganos de éste maduran. La mayoría de los recién nacidos prematuros nacidos al comienzo del tercer trimestre sobreviven, y sus probabilidades de supervivencia aumentan cada semana que permanecen en el útero19.

Gráfico 5. Distribución porcentual de pacientes según periodo del embarazo.

Al analizar los resultados obtenidos fue evidente un franco predominio de las gestantes complicadas en el III trimestre del embarazo, con una importancia porcentual del 62.0 %, (Gráfico 5). A pesar de que la literatura disponible actualizada no es concluyente al respecto, se cree que este fenómeno pudiera estar en relación con la aparición preeminente de patologías particulares en este periodo como la trombosis venosa profunda, las apendicitis, las colecistopatías y crisis agudas de asma bronquial que, según comunicación personal de expertos, los factores que las desencadenan (hormonales y mecánicos) inciden de forma más directa en la anatomía de la embarazada, con el consiguiente desencadenamiento de complicaciones como las antes mencionadas, que ensombrecen el feliz desenlace esperado.

El horizonte de causas asociadas al embarazo, parto y puerperio es extenso, donde concurren entidades diversas que deben tener un estricto seguimiento del personal médico para evitar desenlaces irreversibles, que pongan en peligro la vida de la madre y el fruto de la concepción.

La investigación precisa la distribución porcentual de las diferentes causas según servicios médicos, donde aproximadamente el 70,0% de los ingresos correspondieron a la Unidad de Cuidados Intermedios (61 ingresos). Esta razón pudiera estar en relación con el hecho de que la mayoría de las pacientes tenían enfermedades en las que no se necesitaba sustituir alguna función vital, sino que requirieron fundamentalmente de vigilancia especializada (trombosis venosa profunda, apendicectomía, etcétera). Dentro de las causas de mayor importancia del total de ingresos resultaron la trombosis venosa profunda, la apendicectomía y el shock hipovolémico, con 19, 13 y 10 pacientes, que aglutinan porcentajes del orden del 21.6 %, 14.7 % y 11.4 %, respectivamente (Tabla 1).

En la actualidad se conoce que la trombosis venosa profunda se presenta como complicación del embarazo y el parto entre un 15 % y un 25 % de las mujeres estudiadas (esta investigación registra, aproximadamente, un 22 %). Se señala que el predominio de la enfermedad tromboembólica puede deberse a la hipercoagulabilidad que tienen las embarazadas, secundarias a un incremento de los niveles de fibrinógeno y de los factores VII, VIII y X. Aunque se incrementan los niveles de plasminógeno, su actividad disminuye al aumentar la actividad de sus inhibidores, por la acción de los estrógenos y progestágenos y por la presencia de un inhibidor placentario, lo que predispone a la trombosis20,21,22. Investigaciones realizadas anteriormente en el servicio por los doctores Juan Daniel Nieves y Eduardo Márquez, en un estudio de dos años en 90 pacientes obstétricas, concluyen que la trombosis venosa profunda fue una de las cusas más frecuentes registradas como motivo de ingreso18.

Otra patología asociada a la morbilidad materna es la apendicitis, que como una de las causas de abdomen agudo, requiere una vigilancia especializada, al ser la complicación extrauterina más frecuente en el embarazo de las que necesita se realice una laparotomía23,24.

Se cree que su aparición en el embarazo esté relacionado a la acción de la progesterona, que provoca hipomotilidad intestinal durante el embarazo. Las alteraciones de la fisiología y la anatomía materna durante el embarazo hacen más complejo e incierto el diagnóstico de esta enfermedad.

Tabla 1. Distribución porcentual de pacientes según servicios médicos y enfermedades más frecuentes al ingreso.

Enfermedades

Unidad Cuidados Intermedios

Unidad Cuidados Intensivos

Total

No.

%

No.

%

No.

%

Shock Hipovolémico

4

40.0

6

60.0

10

100.0

Trombosis Venosa Prof.

17

89.5

2

10.5

19

100.0

Status Asmático

3

42.9

4

57.1

7

100.0

Crisis Aguda Asma Bronq.

4

100.0

0

0.0

4

100.0

Apendicectomía

10

76.9

3

23.1

13

100.0

Colecistopatía

5

100.0

0

0.0

5

100.0

Intoxicación Exógena

4

100.0

0

0.0

4

100.0

Otras

14

53.8

12

46.2

26

100.0

Total

61

100.0

27

100.0

88

100.0

El mayor porcentaje de embarazadas ingresadas con diagnóstico de shock hipovolémico correspondió a pacientes de la UCI (60.0 %). Este resultado es esperado si se tiene en cuenta que se trata de una entidad donde la pérdida aguda de sangre es su causa fundamental, que crea un cuadro de deterioro hemodinámico severo a los pocos minutos del sangramiento, comprometiendo de súbito la vida de la gestante y el fruto de la concepción. En ocasiones este estado puede prevenirse si se identifican las "candidatas a sangrar"; a veces lo apresurado y devastador del proceso no deja lugar para una acción eficaz25.

Es el puerperio un periodo comprendido entre el final del parto y la normalización de la mujer, en lo que se refiere a los cambios anatómicos y fisiológicos que se habían producido durante el embarazo. Su duración aproximada es de 5 a 6 semanas. Durante esta fase de la vida de la mujer ocurren muchos cambios, tanto personales como en el ámbito familiar, y aparecen nuevas responsabilidades que, a veces, son origen de trastornos psíquicos o físicos. Se plantea que los trastornos más comunes en el puerperio son las hemorragias posparto que, si son abundantes, pueden poner en peligro la vida de la madre; las infecciones genitourinarias; las molestias perineales y mamarias y la depresión posparto, cuyo riesgo es mayor en los días inmediatamente posteriores al nacimiento del niño26.

Las puérperas estudiadas presentaron igual magnitud porcentual según el tipo de parto desarrollado: de 40 puérperas, el 50 % desarrolló un parto eutócico. El no haberse registrado diferencias estadísticas entre los tipos de partos no significó que realmente no se encontraran contrastes entre ellos, pues en una reflexión al interior del grupo de puérperas con partos distócicos (20 puérperas) se constata que en su totalidad los partos se llevaron a cabo mediante intervención quirúrgica (cesárea) y no por partos instrumentados transvaginales, que eluden las serias consecuencias de estas técnicas invasivas, que se establecen como un constante factor que compromete al binomio madre-hijo.

Se tiene de consenso y robustamente argumentado el hecho de que la cesárea provoca complicaciones transoperatorias y postoperatorias, tanto para la madre, el feto, como también complicaciones anestésicas, a saber: hemorragias, embolismo de líquido amniótico, lesión de asas intestinales, infecciones, etcétera27.

Al mismo tiempo se reconoce que el incremento de las cesáreas no mejora los resultados de la morbilidad y la mortalidad materna, y más allá del límite de sus beneficios agrega morbilidad y se transforma de solución en problema, con incalculables costos económicos y en vidas humanas28.

El fallecimiento de un paciente representa para el médico que lo atiende uno de los momentos más difíciles de su práctica profesional y constituye, aunque sea imposible evitarlo, un fracaso de los objetivos de su trabajo y de la institución de la cual forma parte.

Cualquier mujer puede tener complicaciones inesperadas e impredecibles durante el embarazo, el parto e inmediatamente después del parto; por tanto, las mujeres corren riesgo de muerte o discapacidades cada vez que quedan embarazadas29; constituyendo medio millón de "muertes maternas" cada año un doloroso testimonio de lo que debería ser otra prioridad evidente del desarrollo real en el mundo30. En consecuencia, la mortalidad materna se erige como un indicador de la disparidad y desigualdad que existen entre los hombres y las mujeres, y su extensión es un indicio del lugar que ocupan las mismas en la sociedad y de su acceso a servicios sociales, de salud y nutrición, y a posibilidades económicas 12.

El estudio identificó un valor absoluto de tres muertes maternas (todas por causas no obstétricas) y un índice de muerte materna de 3.4 % en el periodo de análisis, con una importancia porcentual mayor para las muertes acaecidas en embarazadas (66.7 %, 2 fallecidas), y una defunción en el periodo del puerperio (33.3 %).

Una observación particularizada de las defunciones sucedidas por causas, precisa que primaron en su totalidad las causas indirectas de muerte materna: una de las muertes fue debida a una sepsis generalizada en una paciente portadora de Sicklemia y desnutrición grado II, que ingresa con una sepsis respiratoria extrahospitalaria, la otra fallecida ingresa con antecedente de betatalasemia, el diagnóstico de un posible absceso cerebral, fallece en el transcurso de su atención médica, y se concluye anatomopatológicamente como un tromboembolismo pulmonar de rama fina en el curso de una encefalitis aguda, y la otra muerte resultó ser una puérpera, con antecedentes de intervenciones quirúrgicas frecuentes por atresia esofágica y oclusión intestinal, que a punto de partida de una nueva oclusión intestinal por fecaloma en el puerperio mediato, evoluciona tórpidamente desarrollando un shock endotóxico que provocó el deceso.

A nivel mundial se precisa que la hemorragia grave, las causas indirectas y la infección predominan como causas de muerte materna, con valores del 25.0 %, 20.0 %, y el 15.0 %, respectivamente.

En Cuba la pérdida masiva de sangre posparto también es considerada la causa más frecuente de muerte materna 4,5,29.

Estudios realizados en puérperas revela que la causa predominante resulta ser la sepsis grave (Shock séptico)31. También recoge un estudio de 5 años realizado en el Hospital Gineco-Obstétrico de Matanzas que la muerte materna según rubros está caracterizada por causas directas, a saber: toxemia, sepsis, embarazo ectópico, embolismo de líquido amniótico32.

La defunción materna tiene repercusiones en toda la familia y un impacto que reaparece a través de las generaciones. Las complicaciones que originan las defunciones y las discapacidades de las madres causan así mismo daños a los fetos que llevan en su seno; por tanto, cabe espera que la mejora de la salud de la madre y su acceso a la asistencia durante el parto, el nacimiento y las horas trascendentales que siguen inmediatamente al nacimiento provoquen reducciones adicionales considerables en la mortalidad de las madres y los lactantes33.

CONCLUSIONES

Por lo anteriormente expuesto es que resulta de cardinal importancia el colegiar la atención asistencial de forma multidisciplinaria y especializada de la paciente embarazada, que permita minimizar los riesgos de morbilidad y mortalidad propios del proceso de la gestación, con resultados para la salud materno-infantil que dignifiquen los desvelos que imprime el Estado Cubano en su afán por alcanzar una atención de excelencia para la madre y el niño.

  • El horizonte de morbilidad en la población de embarazadas atendidas en el Servicio de Atención al Paciente Grave está caracterizado, esencialmente, por enfermedades como la trombosis venosa profunda, la apendicitis y el shock hipovolémico por sangramiento agudo, complicaciones estas que son diagnosticadas, de forma preponderante, en el periodo de la gestación.
  • El nivel de mortalidad materna resulta ser bajo, condicionado en su totalidad por causas indirectas de muerte.

BIBLIOGRAFÍA

1- Fuentes García A, Faces Mesa D, Hernández Cabrera J, Domínguez Blanco A, Crespo Hernández T, Suárez Ojeda R. Mortalidad Materna: algunos factores a considerar 1986 -1995 [Rev. Cubana Obstet Ginecol] 1998; 24(2): 80 – 5. Disponible en: caché de GOOGLE de http:// HYPERLINK www.bws.sld.cu / revista / ain / vol 24-2-98 / a in 04298. htm.

2- Diario Médico. Cuidado Prenatal para evitar la Muerte Materna. 2003. Disponible en: caché de GOOGLE de http:// www. diariomedico.com.

3- Cabezas Cruz E. Estrategias para la disminución de la Mortalidad Materna en América Latina. 2004. Disponible en caché de GOOGLE de http://www.encolombia.com.

4- Cabezas E, Casagrandi D, Santiesteban Stalina, Urra Ruben. Acciones para un parto seguro. MINSAP. UNICEF. 2003.p.21

5- Cabezas Evelio. Conferencia: Aspectos relevantes de la mortalidad materna. Jornada Nacional de Obstetricia y ginecología. Abril. 2005.

6- González M. La adolescencia y su repercusión en el bajo peso Jornada Provincial de Ginecología y Obstetricia. 1999.

7- Dieguez Andres N, Sánchez Freeman M, González González M. Comportamiento del Puerperio Complicado en la UCI. copyright@2003. Disponible en: malito: web master@cu calambe.itu.sid.cu.

8- Dan L.Watzbeeg, MD. Terapia Nutricional Total. Cuidado Integral del Paciente._ _ 4ta ed. 2003. Brazil. Versión 2.0. Editado por FELANPE.

9- Álvarez Sintes. Temas de Medicina General Integral.Editorial Ciencias Medicas; 2001, Volumen II.p.792.

10-Botella Llusiá. Tratado de Ginecología.Editorial Revolucionaria;1983, II parte. Tomo II.I. p.418.

11-Colectivo de autores. Manual de diagnóstico y tratamiento en Obstetricia y Perinatologia. Ediorial Ciencias Medicas; 2000.p.51.

12- OMS/FNUAP/ UNICEF/Banco Mundial. Declaración Conjunta. Reducción de la Mortalidad Materna. Ginebra;1999.p.1.

13- Angela Vázquez M, Pérez llorente l, Guerra Verdecia C, Almiral Chávez A, De la Cruz Chávez F. Morbilidad y Mortalidad Perinatal en el embarazo Precoz. Rev. Cubana Obstet Ginecol.1998; 24 (3): 137-144.

14- Colectivo de Autores. Temas de Medicina General Integral.. Editorial Pueblo y Educación; 1995,T4.p.295-309.

15- Álvarez Sintes. Temas de Medicina General Integral. Editorial Ciencias Medicas; 2001,volmen II .p. 799-804.

16- Llanio Navarro. Propedéutica Clínica y Fisiopatología. Editorial Pueblo y Educación; 1983, T1.p.53.

17-Álvarez Sintes. Temas de Medicina General Integral.Editorial Ciencias Medicas; 2001, Volumen II. p.484-86.

18- Nieves Mora J. La paciente obstétrica grave. [Trabajo de Terminación del Diplomado en Medicina Intensiva]. 2001. Hospital Clínico-Quirúrgico Docente "Saturnino Lora". Santiago de Cuba.

19- Enciclopedia Microsoft ENCARTA 2000.

20- Colectivo de Autores. Temas de Medicina General Integral. Editorial Revolución; 1989, T 3.p. 241-261.

21- Izaguirre Ávila R, Salazar E. Tratamiento antitrombótico durante el embarazo. Rev. Ib.2001. Vol 14 (4): 196-210.

22-González M. Enfermedades Maternas que complican la gestación. Obstetricia. 4ta ed. Masson-Salvat; 1988; 24: 373-451.

23- Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. Enfermedades quirúrgicas en el embarazo. Vol. (4). 1983.

24-Adler Alan. Manual de evaluación del paciente quirúrgico. La Habana: Cientifico-Tecnica; 1986.p. 248-9.

25- Colectivo de Autores: Manual de diagnóstico y tratamiento en Obstetricia y Perinatología. Editorial Ciencias Médicas; 2000. p. 497-504.

26- Puerperio. Enciclopedia. Microsft ENCARTA 2000.

27-Colectivo de Autores. Manual de Diagnóstico y Tratamiento en Obstetricia y Perinatología. Editorial Ciencias Médicas; 2000. p. 481-3.

28-Colectivo de Autores. Manual de Diagnóstico y Tratamiento en Obstetricia y Perinatología. Editorial Ciencias Médicas; 2000. p. 473-480.

29- Cabezas E. Mortalidad Materna. Hoja Informativa. 2004.

30- UNICEF. Estado Mundial de la Infancia. 1989.

31- Dieguez Andrés N. Comportamiento del Puerperio Complicado en UCI. 2003. Disponible en: malito: web master@cu calambe.itu.sid.cu.

32-Fuentes Garcia A, Pagés Mesa D. Mortalidad Materna: Algunos factores a considerar 1986-1995. Rev Cubana Obstet Ginecol 1998;24(2):80-5. Disponible en: http://www.b vs.sld.cu.

33- OMS/FNUAP/ UNICEF/Banco Mundial. Declaración Conjunta. Reducción de la Mortalidad Materna. Ginebra,1999. p.19.

33-Herrera Morre.Parto por cesárea primera electiva.Rev Chil Obstet Ginecol.2003:vol 68 (1):79-81

34-Torres R . Panorama de Salud de adolescentes y jóvenes cubanos. Marzo 2001

35-Szot M,Jorge,Moreno W.Cristina.Mortalidad por aborto en Chile. Rev Chil Obstet Ginecol 2003;68(4):309-314.

ANEXO

PLANILLA DE RECOLECCIÓN DE DATOS

PTE: ____________________________________ HC: _________

Peso: ___________ Talla: _________

1- Diagnóstico de Ingreso: ________________________________

2- Edad en años:

Menor de 16 años

De 16-19 años

De 20-24 años

De 25-29 años

De 30-34 años

Mayor o igual a 35 años

3- APP_______________________________

_______________________________

_______________________________

4- Evaluación Nutricional

Obeso _______

Sobrepeso _______

Normal _______

Desnutrido:

Grado I _______

Grado II _______

Grado III _______

5- Complicación al ingreso dependiente de:

Gestación __________

Puerperio __________

Gestación:

I Trimestre _______

II Trimestre _______

III Trimestre _______

6- Parto

Eutócico___________

Distócico___________ Tipo__________

7- Estado al Egreso.

Viva___________

Fallecida ________

8- Fallecida

Causa____________________________________

 

RESEÑA DE LOS AUTORES

-Dra. Iliana Leyva Fernandez

Especialista de 1er grado en anestesiología y reanimación. Hospital general de Santiago de Cuba "Juan Bruno Zayas"Cuba

-Dr. Armando Lesmo Iglesias

Especialista de 1er grado en otorrinolaringologia y profesor instructor de la facultad de ciencias medicas "Faustino Perez Hdez"provincia Sancti-Spiritus.Cuba

-Dr. Lazaro Romero Garcia

Especialista de primer grado en bioestadistica y profesor instructor de medicina interna

-Dr.Carlos Rafael Oliva Regueiferos

Especialista en 1er grado en medicina interna y de 2do grado de cuidados intensivos y emergencias. Profesor instructor

Dra. Grisel Benitez Riquenes

Especialista de primer grado en medicina interna

Hospital provincial "Saturnino Lora"

Santiago de Cuba


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.