Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El Imperio Musulmán (página 2)

Enviado por Daryl Perez Muoz



Partes: 1, 2


Contexto

La religión musulmana tiene más de catorce siglos y es una de las más grandes religiones mundiales. La Filosofía Musulmana Temprana es ampliamente acreditada como el puente vital entre la civilización greco-romana clásica y los europeos del Renacimiento. Lo que los europeos llaman la "Época Oscura" fue de hecho la época dorada para los musulmanes y el mismo Islam, que se extendió rápidamente a través de Asia hasta China en sus primeras décadas de existencia, y luego más lentamente a África e Indonesia.

Durante ese tiempo el principal idioma de la religión y la ciencia para todos los musulmanes fue el árabe y para muchos fue también el idioma de la vida diaria. Una lista de términos islámicos en árabe, proporciona definiciones simples de los conceptos más importantes por los que la sociedad, la religión y la ley son regidas.

Pagina Web- "http://es.wikipedia.org/wiki/Musulm%C3%A1n"

Vida religiosa Musulmana:

La vida de los creyentes musulmanes está marcada por las oraciones, desde el nacimiento hasta el instante de la muerte. Es costumbre susurrar al oído de los recién nacidos frases del Corán, y también a los moribundos.

La práctica religiosa

Es llamativa la homogeneidad de la vida religiosa a pesar de que el Islam no dispone de intermediarios notables entre Alá y los fieles, ya que los rituales como las abluciones o la oración diaria son personales y las jerarquías desaparecen frente a la práctica religiosa. En el Islam no hay sacerdotes y la relación del fiel con Alá es directa y sin intermediarios

Los musulmanes creen que el hombre existe como exponente supremo de la creación de Alá y que debe construir su destino. El hombre es Libre en su voluntad y sus acciones y puede decidir seguir o no el camino que Alá le ha mostrado a través de su profeta Mahoma, pero, silo hace, forma parte de una comunidad extensa e identificada. Los cientos de millones de musulmanes que escuchan la llamada del almuédano se sienten hermanos y se reconocen mutuamente por su devoción a Alá.

Los pilares de la fe musulmana

La práctica religiosa musulmana gira en tomo a la oración, el ayuno, la limosna y la peregrinación. Se denominan «los cinco pilares de la fe» y tienen las siguientes características:

La chahada o «profesión de fe» es el primer pilar. Consiste en rezar la oración que resume la fe islámica: «No hay más divinidad que Alá y Mahoma es su profeta».

La ozalà u «oración» es el segundo pilar. Los musulmanes deben orar cada día cinco veces. Lo hacen al alba, al mediodía, a media tarde, al ocaso y por la noche, con la particularidad de tener que realizar cuatro posturas principales al tiempo que recitan la chahada y otras oraciones: de pie, inclinado, prosternado y sentado sobre los talones. Los almuédanos entonan el verso «Alá es grande» desde los alminares de las mezquitas y, al oírlo, todo musulmán sabe que es el tiempo de rezar y deja por unos momentos cualquier actividad que esté realizando.

Previamente antes de orar, los musulmanes tienen que purificarse por medio de la limpieza del cuerpo, como se expone en la aleya número 7 de la azora 5 del Corán:

Creyentes!, cuando os dispongáis a hacer la azalá, lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasad los manos por la cabeza y lavaos los pies hasta el tobillo.»

Los viernes, que es el día santo de los musulmanes, el rezo se hace de forma colectiva y obligatoria.

El sawn o «ayuno» es el tercer pilar. El cumplimiento del ayuno durante el ramadán, mes noveno del año, es una de las celebraciones islámicas más conocidas. Se trata del mes de ayuno y de reflexión religiosa a través de las lecturas del Corán y de los ritos establecidos.

El ayuno es obligatorio para todo musulmán adulto y está Prohibido comer, beber o fumar, desde que sale el sol hasta que se oculta. La elección de este mes se corresponde con el tiempo en el que Mahoma recibió la Primera revelación.

En la puesta del sol, que marca el final del ayuno diario, los musulmanes se reúnen para recitar el Corán y para comer.

Sistemas de préstamo islámicos

En la azora 2, aleya 275 del Corán se dice: «Alá ha autorizado el comercio y prohibido la usura».

Siguiendo este precepto, de una manera ingeniosa se han ideado sistemas para prestar de un modo que no pueda equipararse a la usura. Así el sistema bancario islámico ha ideado las siguientes modalidades de préstamo:

Al mudaraba. El banco pone el capital y el cliente el esfuerzo para realizar un negocio o el desarrollo de una empresa. Ambos, banco y cliente, comparten beneficios y pérdidas, en caso de haberlos.

Al murabaha. El banco compra el producto que solícita el cliente y acuerda con él un precio. Se compromete a vendérselo a otro precio acordado, ganando el banco la diferencia.

Al musharaka. El banco y el cliente se hacen socios, aportan el mismo capital y asumen ¡os mismos riesgos y beneficios según la siguiente proporción: un tercio para el banco, otro para el cliente y el tercero para amortizar el préstamo.

El día que acaba el ramadán, se realiza una fiesta con un menú especialmente cuidado. Como el calendario musulmán es lunar, el mes de ramadán puede coincidir con cualquier momento de nuestro calendario.

El hajj o «peregrinación mayor» es el cuarto pilar de la fe. Todo musulmán que tenga salud y recursos para afrontar un viaje a La Meca tiene el deber de realizar al menos una peregrinación en su vida a la ciudad sagrada. El azaque o «limosna» es el quinto pilar. Es un deber para todo musulmán ayudar a quienes lo necesiten por medio de la solidaridad. En las comunidades sunitas se tiene que dar el 2,5 % de la riqueza acumulada cada año. Muchos fieles entregan el azaque a ONG musulmanas para ayudar a los desfavorecidos o a quien lo necesite.

La vida religiosa islámica y la plegaria marcan el ritmo del día, del año y de la existencia. Estas oraciones y rituales son los puentes de unión entre los musulmanes y Alá.

Fin del imperio Musulmán:

Tras la revolución abasí, en el 750, se crean tres califatos y múltiples reinos de taifas. En 1258 la invasión mongola de Gengis-Jan sacude el Imperio en el oriente. El imperio musulmán se ha desintegrado.

     Allí donde se instaló el islam la religión perdura, o al menos estuvo asentada durante muchos años. El espíritu del Imperio musulmán pasará a los turcos otomanos.

II Capítulo

El Islam

El Islam en el mundo:

El islam constituye, junto con el cristianismo y el judaísmo, una de las tres grandes religiones monoteístas del mundo. Se calcula que en la actualidad profesan el Islam unos 1.200 millones de personas repartidas por los cinco continentes. Esto significa que una de cada cinco personas en el mundo profesa la religión del Islam en cualquiera de sus interpretaciones. No hay que confundir el término musulmán con el de árabe. El pueblo árabe existía mucho antes del Islam, formado por tribus que habitaban la Península Arábiga. La conversión progresiva de estas tribus al Islam contribuyó al fortalecimiento de su organización política y a la expansión del pueblo árabe por la región del Magreb y Oriente Medio, pero coexistiendo en aquellos momentos (y todavía hoy) con árabes de otras religiones (cristianos y judíos, fundamentalmente) y con otros pueblos (imazighen -bereberes-, persas, kurdos, culturas d! e la África Negra y otros pueblos). El musulmán es aquella persona que profesa voluntariamente la fe del Islam, y entre los musulmanes sólo el 15 % son árabes. Los musulmanes están presentes en todos los pueblos de la tierra, desde el norte de África y el África subsahariana, a Europa (especialmente Alemana, Bosnia y Francia), India, Brasil, etc. Son de destacar los más de 50 millones de musulmanes de China y los más de 150 millones de Indonesia. En España, se calcula que la población musulmana supera el medio millón de personas, sin contar las personas inmigradas no reconocidas legalmente. Este dato convierte el Islam en la segunda religión con mayor número de creyentes dentro del Estado, tras el cristianismo católico. Entre estos se encuentran ciudadanos/as de Ceuta y Melilla, musulmanes españoles conversos y, en número creciente, personas inmigradas

Orígenes del Islam:

De las tres grandes religiones monoteístas del mundo, el Islam es la que apareció más tarde, concretamente en el siglo VII. Para su profeta, Muhammad (frecuentemente traducido como Mahoma), no se trataba de una nueva religión sino de la continuación y perfección de la única religión revelada desde los inicios de los tiempos, la palabra del único Allah (en árabe), el Yahvé judío (en hebreo) o el Dios cristiano (palabra de origen latino). Muhammad se considera el último profeta enviado por Dios, tras otros entre los que destacan Noé, Abraham, Moisés y Jesús. A diferencia del cristianismo, todos son profetas de esencia humana, es decir, son mensajeros de Dios, escogidos por Dios por haber logrado la perfección como seres humanos, pero no tienen ninguna condición divina. Así, muchos musulmanes consideran erróneo y ofensivo el apelativo "mahometanos", puesto que su adoración es hacia Dios y no hacia su! profeta Muhammad, que siempre mantiene la condición humana.Muhammad nace en La Meca (península arábiga), hacia el año 570. Conoce la pobreza del huérfano y es criado por su tío Abu Talib, que lo incorporó a sus empresas caravaneras. Con 25 años mejorará su posición material como resultado de su matrimonio con Khadiya, viuda de un rico comerciante, para quien había trabajado. Se cree que en alguna de sus expediciones comerciales a Siria y a La Meca, Muhammad tuvo contacto directo con cristianos y judíos, puesto que le gustaba reflexionar sobre temas religiosos. A partir de los 40 años, empezó a retirarse periódicamente a meditar a las montañas y fue allá dónde, según la tradición, una noche la palabra de Dios le fue revelada mediante el arcàngel Gabriel. Las revelaciones se repetirían y hacia el 613 Muhammad empezó a predicar. Estas revelaciones de Dios serian recogidas tras su muerte y agrupadas en suras ! o capítols. La totalidad de éstas forman el Corán, libro sagrado de los musulmanes dividido en 114 suras, cada una de las cuales incluye multitud de versículos denominados aleyas (más de 6.000).En un principio, las predicaciones de Muhammad fueron rechazadas en La Meca, ciudad de peregrinaje dónde en aquel momento predominaba el politeísmo. Finalmente, la persecución provocó su emigración (Hégira) hacia la ciudad de Jathrib en el año 622, primera ciudad que había aceptado el Islam y que desde entonces recibe el nombre de Medina (Medinaten Neby: "Ciudad del Profeta"). Ésta, junto con La Meca entre otras, es considerada ciudad sagrada del Islam. La emigración marca el inicio del calendario islámico, también llamado calendario de la Hégira. Muhammad murió en Medina, en el año 632 de la era cristiana, año 11 de la Hégira, habiendo logrado la conversión de muchas tribus árabes al Islam, incluida la ciudad de La Meca

Historia del Islam

La historia del Islam comienza en la Arabia en el siglo VII con la predicación del profeta Muhammad.

Un siglo después de su muerte, el estado islámico se extendía desde el océano Atlántico hasta el oeste del Asia Central. En la historia del Islam existen diversas dinastías que se disputaron los califatos o el liderazgo del Islam y muchos estados islámicos que ofrecían una mínima o ninguna obediencia al califa.

No obstante, el imperio de los califas abbasíes y el de los turcos selyuquíes se contaban entre los más poderosos de su época. Después de la desastrosa derrota de los Bizantinos en la batalla de Manzikert en 1071, la Europa cristiana llevó a cabo diversas Cruzadas. Tras la Primera Cruzada, los occidentales, por algún tiempo, lograron capturar y gobernar Jerusalén. Saladino, sin embargo, restableció la unidad islámica y derrotó a los chiíes Fatimíes.

Entre el siglo XIV y el XVII, uno de los más poderosos imperios fue el Imperio de Malí cuya capital era Tombuctú . Sin embargo, esta cultura estuvo profundamente pautada por la árabe (incluso en el idioma), no siendo realmente original.

En el sigo XVIII, hubo tres grandes imperios musulmanes: El otomano en Turquía, el Medio Oriente y el Mediterráneo; el safaví en Irán y el mogol en Asia Central y parte de India. En el siglo XIX, estos imperios habían caído bajo la dominación del poder político y económico de Europa. Después de la Primera Guerra mundial, el remanente del imperio otomano fue dividido en protectorados o esferas de influencia europeas. El Islam y el poder político del Islam han revivido en el siglo XX. Sin embargo, las relaciones entre Occidente y cierto número de Estados de mayoría musulmana permanecen precarias.

Pilares del Islam:

Dijo el Mensajero de Dios (PYB):
"El Islam se fundamenta en cinco pilares: Atestiguar que no hay otra divinidad con derecho de ser adorada,  sino Dios, y que Muhammad es el Mensajero de Dios, observar las oraciones, pagar el zakat, ayunar en Ramadán y peregrinar a la Casa (Ka'aba) si se cuenta con los medios".

El primer pilar: la shahada o testimonio de fe, es expresar con total convicción y en forma voluntaria: No hay otra divinidad con derecho de ser adorado sino Dios, y que Muhammad, es el Mensajero de Dios (Ash - hadu an la ilaha illa Allah, wa ash-hadu anna Muhammadan  rasulullah).

 Esto significa, la afirmación de la unidad absoluta de Dios la que ha sido  predicada por todos los Profetas y Mensajeros, desde Adán hasta el último de ellos, Muhammad (PYB).

Esta declaración contiene en sí misma, los dos conceptos básicos:
a)  Tawhid (Monoteísmo: Creer en que todo cuanto hay en los cielos y en la tierra pertenece solo al Creador), y
b) al Risala (El Mensaje: Es el canal de comunicación, a través de los Profetas, entre Dios y la humanidad)
El segundo: el Salat (la oración), es el vínculo entre el musulmán y su Señor, cinco veces al día, en forma individual o conjunta. En ella se recita el Sagrado Corán y se efectúan  determinados movimientos que simbolizan el espíritu de sumisión. El Salat redime los pecados, fortifica la conciencia y el espíritu; aparta del mal y de lo reprochable, dice El Altísimo: "Observa la oración, porque ella preserva de lo ilícito y de la obscenidad".

El tercero: el zakat o contribución social, consiste en la purificación de los bienes de los pudientes, mediante la destinación de un porcentaje excedente de esos mismos, para los pobres y necesitados.
Entre sus beneficios cabe destacar el afianzamiento de lazos entre los pobres  y ricos, puesto que el ser humano tiende por naturaleza a amar a su benefactor, como así también erradica del alma la avaricia y la mezquindad,  como reza en el Sagrado Corán, al dirigirse al Mensajero: "Toma de sus riquezas una caridad para purificarles y enriquecer sus almas con ella".
El cuarto pilar: el ayuno del mes de Ramadán,  (noveno del calendario lunar). El musulmán debe abstenerse de comer, beber, fumar y de tener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol.

En este mes, comenzó la revelación del Sagrado Corán en una noche llamada "Laitatul Qadr "(la noche del decreto), dice El Altísimo; "El mes de  Ramadán, en que fue revelado el Corán, guía para la humanidad".
Dijo el Mensajero de Dios (PYB) "Quién  ayune en el mes de Ramadán con fe y esperanza en la recompensa de Dios, le serán perdonados sus pecados".
El fin no es solamente abstenerse de comidas, bebidas y otros elementos que  anulan el ayuno, puesto que el Profeta (PYB) dijo: "El ayuno es una protección".
Está exento de ayunar el enfermo, el viajero, el anciano y la mujer en el período menstrual , post-parto, embarazada o que amamanta a su hijo.
El quinto pilar: el Hayy (la peregrinación). Es deber de todo musulmán con recursos para hacerlo, una vez en su vida, viajar a Makka y realizar la peregrinación. La misma se lleva a cabo solamente en el mes de Dhul Hiyya (décimo segundo del calendario lunar).
Dice Dios: "La peregrinación se efectúa en los meses consabidos. Quién la emprenda deberá abstenerse de la copula, de cometer actos impíos y de discutir".
Dijo el Mensajero de Dios (PYB) "Quién peregrine correctamente, es como si hubiera nacido nuevamente".

Organización:

Autoridades religiosas:

La autoridad politico religiosa máxima en el islam es el Califa, elegido entre los creyentes. En segundo lugar se sitúan los Emires o príncipes y a continuación le siguen el Jeque, el Alcalde y el imam.El Islam está abierto a todos sin importar la raza, edad, creencias previas o sexo. Es suficiente ser creyente en los principios fundamentales del Islam. Esto se realiza atestiguando la unicidad de Dios y la aceptación de Muhammad como profeta de Dios, recitando la shahada (Testificación), lo cual debe hacerse sin coacción y sinceramente estando presentes otros musulmanes.

La ley Islámica

La Sharia es la ley islámica, tal como fue elaborada por los eruditos musulmanes. El Corán es la fuente principal de la jurisprudencia islámica. La segunda fuente es la Sunna: las prácticas de Muhammad y las primeras comunidades islámicas. La Sunna no es en sí un texto como el Corán, sino la suma de los "hadices"; es decir, las tradiciones originalmente orales que refieren las palabras y actos de Muhammad.

La ley islámica cubre todos los aspectos de la vida del musulmán. Aquellas leyes islámicas que están expresamente descritas en el Corán se denominan hudud. Incluyen la prohibición del homicidio, relaciones sexuales extramaritales, consumo de alcohol y juegos de azar. El Corán también detalla leyes relacionadas con la herencia, el matrimonio, la compensación en los casos de homicidio o daños físicos; así como reglas para el ayuno, el azaque y la oración. Los preceptos y prohibiciones son interpretados en la práctica por los eruditos en religión o ulemas.

Otros aspectos legales son dirimidos por los takzir o jueces. Se les da el poder de dictar sentencia siempre ateniéndose a los principios del Corán y la Sunnah. La ley islámica es directamente aplicable cuando la constitución del país involucrado así lo establece, como es el caso de Arabia Saudita o Irán. De otro modo, se aplica la legislación sancionada por el estado; que, según el caso, puede coincidir en mayor o menor medida con la Shariah.

Calendario islámico

El calendario islámico comienza con la Hégira, es decir, la emigración de Muhammad de La Meca a Medina. Ese año equivale al 622 del calendario gregoriano. Los años del calendario lunisolar pueden tener 354 ó 355 días. Por eso, para establecer un año islámico, no basta con añadir 622 años al calendario gregoriano.

Los días feriados islámicos, basados en el calendario lunisolar, se celebrarían en distintas fechas cada año, si los lleváramos al calendario gregoriano.

Otras ramas del Islam

Wahhabismo :

Los wahhabíes son un grupo menor y más reciente. Pertenecen a la rama de los sunníes. El wahhabismo es un movimiento fundado por Muhammad ibn Abd al Wahhab en el siglo XVIII en el Nechd (Arabia central). Su doctrina se basa en la eliminación de las escuelas de pensamiento o de interpretación del Corán, en favor de seguir literalmente lo expresado por el libro sagrado. De hecho, consideran que algunos Sunnís son herejes. El wahhabismo está ligado desde sus orígenes a la historia de la Casa de Saud y es reconocido como la religión oficial de la Arabia Saudita y, por tanto, tienen una gran influencia en el mundo islámico. En este país se encuentran las dos principales ciudades sagradas de La Meca y Medina y la enorme capacidad económica de la Arabia para financiar escuelas y mezquitas alrededor del mundo.

Los sunníes y los chiíes han luchado frecuentemente. Algunos sunníes consideran que los chiíes son herejes; si bien, otros los reconocen como hermanos musulmanes. El Shaikh Mahmood Shaltoot, decano de la Universidad Islámica de al-Azhar en el Cairo, afirmó que la escuela de pensamiento denominada Ja'fari (otra de las denominaciones de la vertiente chií duodecimana) es una escuela religiosamente correcta, al igual que las escuelas de pensamiento sunníes.

Jariyitas

Otra secta que data del principio del Islam es la de los jariyitas. Los únicos sobrevivientes de esta secta son los musulmanes ibadíes, quienes enfatizan el raciocinio y la tolerancia. La mayoría de los miembros de esta secta viven en Omán.

Otro movimiento dentro del Islam se ha denominado progresista. Sus seguidores pueden ser conocidos como Ijtihadistas. Pueden ser sunníes o chiíes y están a favor de una interpretación liberal y personal del Corán.

Sufismo

El sufismo es una práctica que tiene seguidores entre los sunníes y los chiíes. Según la mayoría de los autores sunníes es el camino de la práctica del tercer aspecto del Islam, el ihsan o perfección espiritual; por otro lado puede decirse que su objetivo es el esfuerzo por la adquisición de las características del siervo o ser humano perfecto (insan al-kamil o abd al-kulli). Enfatizan varios aspectos espirituales como el perfeccionamineto de la fe, el estado de rememoración divina continuo (dhikr), la purificación del ego (nafs) a través de determinadas prácticas espirituales. La mayoría de sus seguidores se organizan en cofradías (tariqa en árabe) sufíes. No obstante, hay algunas de ellas que no pueden incluirse dentro de esas dos ramas, como es la bektashi u otras, como las de aparición en Europa y América, que pertencen a movimient! os new age.

El sufismo está presente en el mundo islámico desde su Occidente, en países como Senegal, hasta su Oriente, como por ejemplo Indonesia, como en países europeos o americanos.

Ahmadiyyat

La Comunidad Ahmadía (es una secta) que fue establecida por Hazrat Mirza Ghulam Ahmad en el año 1889 en Qadian (India). Niegan que Muhammad sea el último profeta, siendo este relevado por el fundador de la secta. Promueve un cierto sincretismo entre el cristianismo y el islam.

YIHAD

"Yihad" es una palabra de género masculino en su lengua de origen, el árabe; en las lenguas occidentales que han tomado esta voz suelen emplearla como correlato islámico del concepto de guerra santa, y por esta razón en español, yihad suele interpretarse como sustantivo femenino, en función de su traducción como 'guerra santa', y como tal lo recogerá el Diccionario académico en su próxima edición. Algunos arabistas suelen considerar, por el contrario, que debería usarse en masculino no sólo porque sea éste su género en lengua árabe sino porque lo es el de su traducción literal, "esfuerzo". Lexicógrafos como Martínez de Sousa coinciden con el criterio académico y sostienen, sin embargo, que los préstamos no tienen por qué mantener la moción de género de la lengua de la cual proceden, por lo que recomiendan su uso en femenino.

El significado real del término es ampliamente debatido, pues connota un amplio rango de significados que van desde su interpretación como "lucha espiritual" hasta la lucha física, política o militar.[1] Los islamistas implicados en las formas políticas o militares de la yihad suelen ser etiquetados en Occidente con el neologismo yihadista, que implica una interpretación restringida del término yihad.[2]

El término suele aparecer en el Corán en la fórmula "esfuerzo en el camino de Dios", en el sentido de esfuerzo para hacer reinar los derechos de Dios, es decir, para defender el Islam. Es importante entender que el Islam, al contrario que otras religiones, no predica la pasividad ni la mansedumbre sino la lucha individual y colectiva como vía para lograr los valores a los que aspira. Por eso la yihad es considerado por muchos como el sexto pilar del Islam.

Yihad - tarea obligatoria para todos

La yihad es una orden apremiante para cada musulmán. La yihad comprende la sujeción forzosa para todas las personas que no aceptan el Islam. Durante el tiempo de Mahoma, la yihad fue practicado contra cristianos y judíos. Dejemos que el mismo Corán se exprese:

Aquellos que nieguen el Islam deben ser muertos. Si se vuelven (del Islam), entonces cogedlos, matadlos donde los encontréis" (Sura 4, 89 [91] traducción directa del documento alemán que se apoya en la edición inglesa del "Noble Quran")

Con palabras claras y fuertes, el Corán manda a los musulmanes que fuercen a la conversión a los cristianos y judíos. "¡Los que recibisteis el Libro (judíos y cristianos)! Creed en lo que hemos revelado (a Mahoma) en confirmación de lo que ya teníais, antes de que borremos los rasgos de los rostros (haciéndolos como las nucas, sin nariz, boca ni ojos), y los volvamos hacia atrás o los maldigamos como maldijimos a los transgresores del sábado. La orden de Alá se cumple" (Sura 4, 47; las palabras que aparecen entre paréntesis se encuentran en la edición inglesa. En la versión española de Plaza & Janes Editores S.A. de 1980, el verso citado es el N° 50).

Dominio mundial del Islam

Para los musulmanes la yihad no es opcional; es su deber, porque Alá lo manda así (Sura 9, 29 [+38]). Todos los musulmanes deben, pues, obedecer esta orden con el fin de cumplir con la fe. Las únicas excepciones son los minusválidos, los ciegos o los mutilados (Sura 4, 95 [97]). El propósito de la yihad consiste en el levantamiento del dominio musulmán en todo el mundo. El Islam enseña que Alá es la única autoridad. Es por eso que todos los sistemas políticos deben basarse en las doctrinas de Alá, y en ninguna otra. Los demás sistemas políticos – desde la democracia hasta la dictadura – son considerados obra humana, y por eso sin validez alguna.

Adaptarse para conquistar

La teología islámica conoce tres fases para la yihad. En la fase de debilidad están los casos de cuando los musulmanes se encuentran en la minoría dentro de un país no islámico. En tal caso, la yihad abierta no es lo más adecuado. Los musulmanes tratan de sujetarse a las leyes civiles de los respectivos países.

Sin embargo, se afanan en incrementar el número de ellos. Es en esta fase en la que los musulmanes hacen caso a la palabra que Mahoma recibió en La Meca que dice que en cuanto a la religión no se debe usar la fuerza (Sura 2, 256 [257]). Es este pasaje que se cita con frecuencia para demostrar que el Islam no fuerza a nadie a la conversión. Luego hay otros versos que hablan de la convivencia pacífica y tranquila con los "infieles". Pero tenemos que tener ante la vista que Mahoma escribió estas palabras cuando él y sus feligreses aún eran un grupo pequeño y débil estando en La Meca. Pero después de que su movimiento aumentó en fuerza recibió Mahoma nuevas palabras que reemplazaron dichos versos anteriores.

En la fase de preparación entran cuando hayan llegado a una minoría influyente. Puesto que su meta es la confrontación directa contra su enemigo, se hacen preparativos tanto en lo económico, físico y militar como en lo espiritual. En la Sura 8, 59-60 (61-62) se dice:

"Que los infieles no crean que logren escapar; no podrán frustrar (a Alá). Así que, preparad contra ellos lo que podáis con guerreros y caballos para aterrorizar a los enemigos de Alá y de vosotros, y otros distintos de ellos que Alá conoce". (traducción directa del documento alemán que se apoya en la edición inglesa del "Noble Quran").

Ahora bien, decir que se trata de "defender el Islam" es, naturalmente, falso tanto en lo referente a los fines como a los medios; en la práctica, yihad designa cosas muy distintas, tantas como, por ejemplo, la palabra lucha en un contexto político. Dado que en Occidente la yihad se ha dado a conocer sobre todo a través de la faceta belicosa y agresiva transmitida por algunos sectores vinculados a diferentes formas de islam político,[3] es frecuente que muchos musulmanes, por contra, suelan poner el acento en sus aspectos espirituales y de lucha o activismo no violento (la prédica, por ejemplo). Sin embargo, a lo largo de la historia el término yihad ha sido usado tanto en uno como en otro sentido.

La defensa del Islam, de los musulmanes o de sus países frente al enemigo externo puede, efectivamente, adquirir el carácter de lucha militar o "guerra santa", y así se halla presente en el Corán, donde se anima a combatir contra los infieles si el islam resulta atacado:

Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores.
Matadlos donde los encontréis, expulsadlos de donde os expulsaron. la persecución de los creyentes es peor que el homicidio: no los combatáis junto a la mezquita sagrada hasta que os hayan combatido en ella. Si os combaten, matadlos: ésa es la recompensa de los infieles.
Si dejan de atacaros, Dios será indulgente, misericordioso.
[Corán, 2, 186-188]

Se os prescribe el combate, aunque os sea odioso.
Es posible que abominéis de algo que os sea un bien, y es posible que estiméis algo que os sea un mal. Dios sabe, mientras que vosotros no sabéis.
[Corán, 2, 212-213]

Aunque, en otros pasajes, se anima claramente no a defenderse sino a combatir por la expansión del Islam:

Pero aquellos que creen y que dejan su tierra para ir a combatir por la causa de Dios pueden esperar la misericordia divina. Y Dios es clemente y misericordioso.[Corán, 2, 256]

La guerra es obligación del creyente. Rehuir la batalla contra los no creyentes es un gravísimo pecado para un musulmán: quienes lo hagan arderán en el infierno:

Creyentes, cuando os encontréis con no creyentes, preparaos para la batalla y no les volváis la espalda. [Quien esto haga] incurrirá en la ira de Dios y el infierno será su morada, en verdad una horrenda morada.[Corán, 8, 15-16]

Si no lucháis, Él os castigará severamente y pondrá a otros en vuestro lugar.[Corán, 9, 39]

La yihad entendida como combate tiene su origen, como muchos otros aspectos doctrinales del islam, en el judaísmo, concretamente en el concepto de «guerra obligatoria» en defensa de la propia comunidad o miljemet mitzvá[4] :

Perseguiréis a vuestros enemigos, que caerán ante vosotros al filo de la espada.
[Levítico, 26, 8]

El sentido de combate en defensa propia contra el enemigo exterior es el que explica que se haya dado en época contemporánea el nombre de muyahid (plural, muyahidín), que literalmente significa «el que hace la yihad» a combatientes en contiendas en principio no religiosas como la que enfrentó al FLN argelino contra el poder colonial francés, la de la resistencia afgana a la ocupación soviética o, más recientemente, a los milicianos de Hizbullah contra Israel.

Aunque el sentido primero que le da el Corán al combate "en el camino de Dios" sea el de la defensa del islam frente a sus enemigos, dicha defensa es susceptible de ser entendida como acción ofensiva, y en este sentido se entendió ya desde un primer momento, en Medina, como afirma por ejemplo el escritor egipcio Saíd Al-Ashmawy: «El término supera el simple sentido moral para incluir la lucha individual y colectiva contra los paganos de La Meca.»[5] Modernamente el término se utiliza para justificar, por ejemplo, las acciones terroristas dentro o fuera de un territorio musulmán; muchos ven el paradigma actual de este modo de entender la yihad en los atentados del 11-S contra el World Trade Center, y algunos afirman que forma parte de un plan musulmán para «conquistar el mundo».[6] Para los líderes islamistas de la órbita de Al-Qaeda y otros sectores radicales del wah! habismo,[7] se trata de universalizar la yihad, a través de un proyecto ideológico y político de conquista e islamización forzada o destrucción del mundo moderno y no musulmán.[8] Sin embargo, este modo de interpretar la yihad ha sido rechazado tajantemente por otros líderes islamistas[9] como el sudanés Hasan al-Turabi, jefe del antiguo Frente Nacional Islámico de Sudán (hoy Congreso Nacional del Pueblo) o como Muhammad Husayn Fadlallah, uno de los fundadores de Hizbullah. Ambos condenaron los atentados del 11-S por injustos para los estadounidenses y rechazaron la pretensión de Bin Laden de obtener una sanción religiosa que los justificara. Otro líder islamista y mufti conservador de gran predicamento, Yusuf al-Qardaui, hizo otro tanto y emitió una fatwa denunciando el «yihad ilegal» de Al-Qaeda.[10]! La influyente universidad de Al-Azhar, también conocida por su conservadurismo, ha rechazado por parecidas razones el discurso de Al-Qaeda y su entorno. Sin embargo, a juicio de la arabista Anne-Marie Delcambre, incluso la prestigiosa universidad citada sigue teniendo un inequívoco discurso de guerra[11] y pone como ejemplo una fatwa de esta institución islámica manifestando la necesidad para la nación musulmana de poseer armas nucleares.[12]


Los juristas clásicos reglamentaron profusamente los medios y los límites de la yihad militar (respeto a ancianos, mujeres, niños, prisioneros, sacerdotes y templos, etc.) No obstante, en la práctica, las reglas de la yihad violenta son tan flexibles como laxo es el término. Por ejemplo, en rigor, según esa reglamentación clásica, no podría haber combate militar entre musulmanes, y en la práctica se han dado enfrentamientos armados que han sido calificados de yihad por uno y otro bando. Según Majid Khadduri, pese a tales reglamentaciones, todo es posible en nombre de la yihad: se permite desde la esclavitud de los prisioneros hasta su eliminación en masa. Fuera de la "casa del Islam" se considera legitima la guerra para el sometimiento del infiel: incluso un deber, de acuerdo con la frase que el historiador alemán Egon Flaig, en su artículo «El islam quiere conquistar el mundo» atribuye al famo! so historiador Ibn Jaldún (siglo XIV): "En el Islam la Yihad está prescrita por la ley, porque éste tiene un mensaje universal que atañe a toda la humanidad que libremente o por la fuerza deberá convertirse a la religión del Islam".[13]

Aparte del aspecto violento, el más conocido entre no musulmanes, la yihad es también la predicación pacífica, la defensa dialéctica del Islam, la explicación de la doctrina islámica a los no musulmanes, etc. La teoría clásica, especialmente entre moralistas y místicos, entiende que lo anterior, es decir, la lucha exterior, por medios pacíficos o violentos, es el "pequeño yihad", mientras que el "gran yihad" sería la defensa del Islam en uno mismo, es decir, el combate espiritual, o dentro de la propia comunidad. En la actualidad muchos regímenes musulmanes usan el término (gran) yihad para referirse a la lucha contra el subdesarrollo, el hambre, el analfabetismo, al tiempo que la oposición añade la lucha por las libertades, la justicia social, etc. Es decir, que siendo el concepto de yihad tan amplio, a menudo es una bandera que puede enarbolarse para dar legitimidad a todo tipo de políticas y disputas. Autores como Anto! ine Moussali (sacerdote de origen libanés y buen conocedor del árabe literario y del Islam) señala que «es el sentido de guerra santa el que prima, en el Corán, sobre la de yihad interior. La diferencia entre gran yihad (esfuerzo sobre sí mismo) y pequeña yihad se remonta al siglo IX, con el final de la primera oleada de las conquistas islámicas».[

El Islam y otras religiones

La palabra islam deriva de 'aslama', que en español significa 'total sumision u obediencia'(a Dios), aunque comparte la raíz con salam, que significa paz. El Corán enseña que deben respetarse otras religiones Los musulmanes han respetado a los judíos y a los cristianos como "gente del libro", pero aseguran que han abandonado el monoteísmo y corrompido las sagradas escrituras. El Islam tolera a judíos y cristianos, pues les está permitido vivir y practicar su religión en territorios musulmanes aunque tienen que pagar un impuesto especial, la "Yizia", sustitutiva del zakat. El uso de la fuerza para convertir al incrédulo al Islam está prohibido.

El Islam contemporáneo

Si bien el más famoso movimiento del Islam en tiempos recientes ha sido el fundamentalismo islámico, existen diversas corrientes liberales que ven como alternativa el alinear al Islam con los tiempos contemporáneos.

Este movimiento no está dirigido a cuestionar los fundamentos del Islam; sino que trata de aclarar malas interpretaciones o abrir paso a la renovación del Islam como un centro moderno de pensamiento y libertad.

La población musulmana actual

Artículo principal: Islam por país

Países cuya población musulmana supera el 10% del total (FUENTE - CIA World Factbook, 2004). Los países coloreados con tonos rojos son aquellos en los que la mayoría de la población pertenece a ramas del islam distintas de la sunní mayoritaria.

Según el World Factbook de la CIA para el año 2005, el Islam es la segunda religión con más seguidores en el mundo: 19,9% de la población mundial. También debe mencionarse que es la religión que está creciendo más rápidamente. Esto es atribuible, principalmente, al mayor crecimiento demográfico en los países musulmanes y tambien a la conversión al Islam como religiòn monoteista.

La población musulmana se estima que excede los mil doscientos millones de personas. Solamente el 18% de los musulmanes son árabes. El 20% se encuentra en la región del sur del Sahara en África. El 30% en el subcontinente Indio, siendo Indonesia el país con la población de musulmanes más grande del mundo. También hay importantes grupos musulmanes en China, Europa, Asia Central y Rusia.

Austria fue el primer país europeo en reconocer al Islam como una de las religiones oficiales, mientras que Francia es el país en Europa con mayor población de musulmanes: 6 millones, que representan un 10% de la población.

Símbolos del Islam

Los musulmanes no aceptan ningún símbolo o color. Erróneamente se piensa que el verde es el color del Islam, pero esto no es cierto; más adelante se explicará el origen de esta confusión. Creen que la adoración a símbolos u objetos materiales va en contra del monoteísmo. Mucha gente piensa que la estrella y la luna creciente simboliza el Islam, pero esto tampoco es cierto. Eran, simplemente, el símbolo del Imperio Otomano y no del Islam. El color verde también se asocia frecuentemente con el Islam por costumbre, sin que tenga significado religioso alguno. Sin embargo, los musulmanes frecuentemente usan azoras caligrafiadas para decorar las mezquitas o sus casas propias.

El panarabismo tradicionalmente ha utilizado el rojo, el blanco, el verde y el negro en las banderas de diversos países de población mayoritariamente musulmana, por lo que dichos colores a veces se confunden con los colores del Islam. Estos colores pueden observarse en las banderas de Yemen, Egipto, Sudán, Iraq, Siria, Sahara Occidental y Palestina. El color rojo simboliza la sangre de los mártires y también fue el color de la Dinastía Hachemí. El color blanco fue utilizado por la Dinastía de los Omeyas y el color verde de las mismas fue usado por el Califato Fatimí. El negro fue el color del Califato Abbasí.

Biografías:

Al-Kindi: Su nombre completo es Yaqub ibn Ishaq as-Sabah al-Kindi. Fue el primer filósofo islámico. Nació en Al Kufah, Irac por el año 801 y se educó en Al Basrah y en Bagdad.

Fue uno de los primeros estudiantes árabes de la filosofía greca y uno de los primeros traductores de los trabajos de Aristóteles. Al Kindi fue llamado "El filósofo de los árabes", porque descendió de la nobleza Árabe.

Es autor de más de 210 trabajos, la mayoría de ellos son cortos sistemas que abarcan una gran cantidad de tópicos, incluyendo filosofía, medicina, matemáticas y astrología.

Algunos de sus trabajos fueron traducidos al latín durante la Edad Media e influenció mucho a los escolares europeos.

La filosofía de Al- kindi fue fuertemente influenciada por el Aristotelismo neoplatónico, atentó con proveer una base filosófica para la especulativa teológica de los Mutazilites.

Aunque dijo que las conclusiones filosóficas y la religión son esencialmente armoniosas, hizo revelaciones sobre filosofía y perspicacias proféticas sobre la razón.

Además influenció en los pensadores musulmanes que continuaron incluso hasta un siglo después de su muerte en el año 873.

Al-Farabi: Su nombre completo es Muhammad ibn Tarkhan ibn Uzalagh al_Farabi. Nace en Transoxiana en el año 873, de parentesco turco y su nombre latino es Alfarabius. Estudió en Irán y luego en Bagdad, donde sus profesores fueron expertos en filosofía. Luego fue a vivir a la corte de Sayfad-Dawlak.

Al Farabi fue unos de los primeros pensadores islámicos en trasmitir al mundo Árabe las doctrinas de Platón y Aristóteles, continuada luego por los filósofos Avicenna y Averroës.

Fue el primer filósofo islámico en sostener la primacía de la verdad filosófica sobre la revelación, es contrario a la creencia de otras religiones, sostiene que la verdad filosófica es la misma a través del mundo.

Con la influencia de Aristóteles y de Plotinus (neoplatónico) creó el mundo a través de ejercicios de la razón. Él cree que esa misma facultad racional es la única parte del comienzo humano que es inmortal. Dio más importancia a la teoría política que ningún otro filósofo, adaptando el sistema platónico a la política contemporánea musulmana en el libro " La situación Ciudad Perfecta".

Formuló una religión universal ideal en la cual todas las demás religiones existentes están consideradas simbólicas expresiones de esa religión.

Muere en el año 950.

Avicenna: Fue un filósofo y físico Iraní islámico, nació en el año 980 cerca de Bukhoro. Hijo de un oficial de Gobierno, estudió filosofía y medicina en su ciudad natal. A la edad de 18 fue premiado por sus habilidades en medicina y pasó los últimos catorce años de su vida como consejero científico y físico de Ysfaham.

Es considerado por los musulmanes como uno de los mejores filósofos islámicos, es una importante figura en los campos de la medicina y la filosofía.

Su mejor trabajo conocido es "Kitab ash- Shifa" (libro de curación), es una colección de libros sobre lógica, metafísica, sicología, ciencias naturales y otros temas aristotélicos.

La filosofía de Avicenna era una combinación de Aristotelismo y Neoplatonismo y contrario al ortodoxo pensamiento islámico. Negó la inmortalidad personal, el interés de Dios en los individuales y la creación del mundo en poco tiempo.

Se convirtió en la meta principal de un ataque de filosofía, comenzada por el filósofo islámico Al-Ghazali; sin embargo la filosofía de Avicenna continuó influenciando a través de la Edad Media. Murió en el año 1037.

Al-Ghazali: Su nombre completo es Abu Hamid Muhammad ibn Muhammad at-Tus al-Ghazali. Filósofo y teólogo islámico cuyo nombre latino es Algazel.

Nació en Tus, cerca de Percia en el año 1058, teniendo ganada una excelente reputación escolar, en 1091 fue designado por Nizarn al-Mulk, para enseñar en la universidad Nizamiya en Bagdad. En 1095 siguiendo una crisis de pelea personal renunció a su posición, dejó a su familia y se convirtió en un ascético (dominio de uno mismo mediante la ejercitación del espíritu).

Después de diez años de meditación, aceptó otra posición como profesor en Nishapur pero la dejó pronto y se retiró a Tus. Al-Ghazali reportó su lucha interna y la solución religiosa, finalmente logró en "La liberación del Error", un trabajo que ha sido comparado con "Las Confesiones" de San Agustín. En "El resurgimiento de las ciencias religiosas" presentó su unificado punto de vista de la religión incorporando elementos de tres fuentes formalmente consideradas contradictorias: tradición, intelectualismo y misticismo.

El trabajo ha sido considerado el mejor libro de religión escrito por un musulmán.

Después de dominar los métodos de filosofía se limitó a refutar las teorías neoplatónicas de otros filósofos, particularmente aquellas de Avicenna, las cuales eran opuestas a la doctrina religiosa ortodoxa.

Muere en el año 1111.

Averroës: Su nombre completo en Árabe es Abu al-Walid Muhammad ibn Ahmad ibn Muhammad ibn Rushd.

Árabe español filósofo, jurista y físico islámico, nació en Córdoba, España en el año 1126. Su padre, un juez en Córdoba lo instruyó en jurisprudencia musulmana, en su ciudad nativa estudió teología, filosofía y matemática bajo la enseñanza del filósofo Ibn Tufayl y medicina bajo la enseñanza del físico Avenzoar.

Fue asignado juez en Sevilla en 1169 y en Córdoba en 1171; en 1182 se convirtió en el jefe físico de Abu Yasqub Yusef, califa de Morroco y muslmán de España.

Averroës sostiene que la razón tiene prioridad sobre la religión y que las verdades metafísicas pueden ser expresadas en dos caminos: a través de la filosofía, como la representación de Aristóteles o a través de la religión la cual es verdad presentada en una forma que la persona ordinaria pueda entender.

Aunque no propuso actualmente la existencia de los dos tipos de verdades, sus puntos de vista fueron estudiados por los pensadores cristianos, quienes lo llamaron "La teoría de la doble verdad".

Rechazó el concepto de una creación del mundo en la historia del tiempo, mantuvo que el mundo no ha comenzado. Dios es el "primer motor", la fuerza del movimiento propio que simula todo movimiento, quien transforma el potencial en el actual. El alma individual humana emana de un alma universal. Los comentarios extensivos de Averroës sobre los trabajos de Aristóteles fueron traducidos al Latín y al Hebreo e influenciaron la escuela escolástica de filosofía en europa medieval. Su principal trabajo independiente fue Tahafut al-Tahafut(La incoherencia de la incoherencia), una refutación del ataque sobre la filosofía neoplatónica y aristoteliana por el teólogo islámico Al- Ghazali. Murió en el año 1198.

¿Cuál es la condición femenina en el Islam?

La condición de la mujer en los países islámicos está cambiando rápidamente. Los hombres pueden tener hasta cuatro mujeres, esto es algo raro en la actualidad y la mayoría tiene solo una. Ésto se debe que para tener cuatro mujeres debe tener suficiente dinero para mantenerlas y hoy en día es difícil mantener una y mucho más mantener cuatro.

La tradición dice que un hombre puede divorciarse de su mujer declarando tres veces oralmente que tiene la intención de divorciarse (el repudio), pero la mujer no puede hacer lo mismo. Sin embargo, las reformas en algunos países han permitido desde hace poco que la mujer pueda divorciarse bajo ciertas circunstancias, por ejemplo si el marido se casa con una segunda mujer después de haberse comprometido en el contrato de matrimonio a tener una sola.

Muchas mujeres visten según la tradición islámica, cubriéndose todo el cuerpo incluyendo manos, cara y pelo. Actualmente se permiten mostrar el rostro y las manos, y algunas incluso visten un discreto estilo occidental, aunque conservan su vestimenta islámica para acudir a la Mezquita y para oraciones en casa.

Hoy muchas mujeres jóvenes trabajan, algunas ocupan altos cargos en el gobierno o tienen sus propias empresas. No existen restricciones para el acceso de la mujer a la vida laboral y profesional, salvo para desempeñar la función de Cadí (Juez).

Pero hace unos años ésto no era tan así, la mujer musulmana se pasaba su vida en el aislamiento total del harem, en el que se ocupaban de cuestiones domésticas, de vigilar el trabajo de las criadas, de cuidar a los niños o de bordar. Su vida social estaba limitada a las reuniones de familia.

Lady Montague, mujer de un embajador inglés dice: "las ocupaciones principales de la mujer consisten en visitar a las vecinas, ir a los baños turcos, gastar con prodigalidad e inventar nuevos modelos de vestidos."

Las mujeres usan distinto tipo de ropa para estar en su casa y para salir. Para salir utilizan un velo que les cubre la cara y además llevaban una especie de chalvolante llamado charchaf. Había una variante de esa vestimenta que era una combinación del feradje y del yachmak; el primero era una especie de manto de formas imprecisas y el segundo un velo que dejaba los ojos al descubierto.

Por otra parte les está prohibido a las damas musulmanas ir en coche o pasearse a pie por los barrios, así como entrar al gran bazar y sentarse en las tiendas. Se les prohibe también reunirse en grupos públicamente, si la policía las ve es su deber invitar a las interesadas en dispersarse, se le dirá a la dama mayor de todas o a sus sirvientes, esto es a juicio del policía.

Otra regla es que los hombres que dirijan la palabra a una mujer o le hagan señas en la calle, serán castigados de acuerdo a determinados reglamentos ya establecidos.

Pero éstas disposiciones no fueron siempre aplicadas al pie de la letra, hubo una época llamada "de los tulipanes", en la segunda mitad del siglo XVIII, en que la mujer tuvo cierta libertad, vestida con un feradje asistían a fiestas y espectáculos al aire libre.

Poco a poco se introdujo la vida en el Harem en Persia y Bizancio, pero en el siglo XV se dividió éste en una sección de mujeres o Harem y una de hombres o Selamlik, en poco tiempo se convirtió en una costumbre de la población en las casas particulares.

Hasta que finalizó la primera Guerra Mundial hombres y mujeres viajaban separados en los vehículos de transporte público. Entre 1918 y 1923 fueron varios los cambios que sufrió la situación de la mujer.

Primeramente el éxito profesional correspondía únicamente al hombre; sin embargo aquellas mujeres que no carecían de habilidad ni de inteligencia, llegaron a realizar numerosos intentos para abolir la discriminación e imponer sus derechos en la sociedad.

A partir del momento que las mujeres musulmanas pudieron estudiar en liceos y universidades un gran número de ellas se orientó a las carreras más diversas pero solo se les permitía inscribirse en la facultad de Derecho o de Letras. Aquellas que aspiraron a estudias medicina no pudieron hacerlo, posteriormente aparecieron artículos en la prensa en que se informaba que era poco probable que las mujeres pudieran seguir esa carrera con éxito. Pero en Turquía fueron aprobadas las aspiraciones de éstas estudiantes y siete chicas se pudieron inscribir en setiembre de 1922 en la facultad de Medicina de la universidad de Estambul. Pero todavía estaban sometidas a las viejas costumbres de sus vestimentas, debían llevar velo en los anfiteatros y no lograron sacárselo hasta 1925.

Las alumnas terminaron sus estudios en 1927 y recibieron después de un año de práctica el diploma, primeramente trabajaron como médico general pero no pasó mucho tiempo en que quisieran perfeccionarse y continuar mejorando cada día más y pretendieron especializarse, por supuesto la mayoría de sus colegas masculinos se negaron diciendo que pese a los excelentes estudios que hicieron, en la práctica no resultaría. Con el tiempo las mujeres rompieron las barreras y se especializaron, demostrando su excelente capacidad también en éstas ramas.

Hoy en día encontramos mujeres musulmanas en todas las profesiones, desde diplomas universitarios hasta el teatro.

Desde el punto de vista familiar, la familia está sometida a la autoridad del padre. Éste posee numerosos derechos sobre la esposa. El tipo de familia más característico es la llamada familia extensa patriarcal (usra). Está compuesta por las familias monógamas constituidas por los hijos del mismo padre que viven bajo el mismo techo, todos juntos pueden sumar desde unos 20 a 50 miembros que permanecen unidos mientras viva el patriarca.

El matrimonio es endogámico, es decir se casan entre familiares. La mujer se casa muy pronto, apenas núbil, entre los 8 y 18 años, el varón entre los 14 y 18 años.

Primeramente se acuerda el casamiento entre los padres sin tener en cuenta a los jóvenes, por ello el repudio es tan generalizado. Es la madre del novio quien tiene que encontrar una esposa para su hijo; visita las familias y negocia el mahr (la dote) y el shart (los gastos de nupcias y el ajuar). No se permite el adulterio, y para las mujeres es difícil repudiar, ya que tiene que dar sus explicaciones de porqué, en cambio el hombre puede repudiar sin deshonrar a su familia.

Finalmente tenemos dos puntos de vista de la vida de la mujer en el mundo islámico, uno es el negativo donde culpa a la mujer de muchos delitos religiosos en los cuales también está involucrado el hombre. Y el otro es el positivo donde los iguala ante el Corán.

Comenzaremos el primero estableciendo la opinión del Dr. Yusuf al-Qaradawi. Éste musulmán dice que muchos han adoptado la ética de Judeo-Cristiana que ve a las mujeres como la fuente de la tragedia humana debido a su alegado papel bíblico, como las tentadoras que sedujeron a Adam en desobediencia a su Señor. Tentando a su marido a comer la fruta prohibida, ella no solamente desafió a Allah, sino que causó la expulsión de la humanidad del paraíso, instigando así todo el sufrimiento humano temporal.

Todas las personas que sostienen este mito bíblico y están contra las mujeres han hecho archivos Pseudo islámicos tales como hadices (hadith) falsos y débiles. Esto lleva a la creencia errónea de la inferioridad de la mujer y trae aparejado su discriminación.

Pero sin embargo no hay nada en la doctrina islámica o en el Corán que sostenga que las mujeres son responsables de la expulsión de Adam del paraíso o de la consiguiente miseria de la humanidad.

Aunque el Islam ha honrado y ha autorizado a la mujer en todas las esferas de la vida, hay sociedades enteras que han maltratado a sus miembros femeninos como resultado de la interpretación de hadices y de la negatividad general.

Un ejemplo de Pseudo hadith es: "consulta mujeres y haz lo contrario", esto podemos escucharlo hoy en día en nuestra civilización como un dicho "machista" pero no como en el mundo Árabe donde está escrito, no es lo mismo una opinión verbal que muchas veces no es tal como se piensa a una idea fija y escrita donde se toma con más respeto. Otro es: "la mujer es todo mal, y el mal más grande sobre ella es el que el hombre no puede hacer sin ella", esto es como decir que la mujer es un mal necesario y que el hombre tiene parte de culpa porque no puede vivir sin ella. Finalmente escribiremos otro para demostrar el peso que cae sobre las mujeres: "No he dejado un mayor daño a los hombres que mujeres", esto asume que el daño implica que las mujeres son una maldición que se soportará como se debe aguantar pobreza, hambre, enfermedad, muerte y miedo.

Pensar que esto parece muy vago pero realmente está escrito como un hadith que es parte del Corán pero no es un Corán verdadero sino falso e inventado por los hombres resentidos.

La mujer no ha tenido mucha suerte entre la mayoría de los pueblos de la antigüedad, en algunos diálogos de Platón éste nos recuerda como Sócrates la considera "Parte de los demás bienes, así el arado, la burra y la mujer".

Por otro lado, visto desde otro punto de vista, la economía islámica interesa a la mujer como musulmana, como productora y como consumidora. Es obvio que las mujeres "son semejantes a los hombres" ya que la vida religiosa y su destino dependen de las acciones de los musulmanes y de las musulmanas por igual, así está asentado en el verdadero Corán.

El problema fundamental es que es difuso el límite donde debe terminar lo material y comenzar lo moral para que la mujer musulmana pudiese cumplir con sus responsabilidades en una vida sana y feliz. Porque por ejemplo si un hombre musulmán paga a una mujer para hacer los quehaceres de la casa, ésta recibe lo material pero de be haber una armonía con respecto a su propio hogar, comenzaría aquí la moral.

Pero la mujer debe cumplir con todos los deberes que se les ha otorgado dando todo lo que puedan, en el Corán está escrito de la siguiente manera:

"Dios no pide nada a nadie, más allá de sus posibilidades".

Esto significa que no se exige a los seres humanos sino en la medida de su capacidad y como la mujer está frente al Corán igualada al hombre, por lo tanto ella tampoco debe ser exigida más allá de sus posibilidades.

Además un segundo planteamiento es que todo musulmán pueda superar su egoísmo permitiendo a su fiel hermana ejercer todos los derechos que la ley religiosa le ha concedido.

En la época de la Ignorancia, la mujer Árabe sufrió una situación de desastrosa humillación. Fue considerada como simple objeto entre las demás propiedades del hombre.

El Corán se hace cargo de ésta situación:

"Pues cuando se anuncia a uno de ellos el nacimiento de una hembra, su rostro se oscurece y se sofoca, se oculta de la gente a causa de la desgracia que fue anunciada. ¿Cogerá la criatura a pesar del deshonor, o la ocultará en el polvo?

¡Cuan malo lo que juzgan!"

Esto representa lo que ocurre cuando nace una niña a su padre, primeramente se enrojece de humillación, pero luego debe decidir lo peor, quedársela o matarla. En la época de la Ignorancia para un padre lo más humillante era tener una niña, vemos aquí el poco valor que tenía en aquel entonces una mujer. A pesar de todo el Corán continúa igualándolos porque finalmente dice, ¡Cuan malo es lo que juzgan!; claramente hace referencia tanto a la mujer como al hombre, pues siempre que menciona a éste hace referencia a ella, por ejemplo "Los musulmanes y las musulmanas".

En la edad de la Ignorancia la mujer era objeto de herencia, con el Islam se transformó en heredera, pudiendo disponer de sus propios bienes.

El Corán supuso para la mujer el reconocimiento del derecho a la nutrición y protección del mismo modo que al hombre, igualando los derechos entre ellos en todo aquello que puede considerarse básico en cualquier sociedad:

"Las mujeres tienen sobre los esposos idénticos derechos"

(Corán 2.228)

"... los creyentes varones o hembras que obren bien, entrarán en el Jardín y serán proveídos en él sin medida".

(Corán 40.40)

El filósofo Al Kindi dijo que la inteligencia está repartida por igual entre el hombre y la mujer, y es lo que distingue a los seres humanos en general.

Es muy interesante lo que agrega Muhammad Husanin Fadl Allah:

"La consideración de la participación activa de la mujer en la sociedad es variable y provoca polémicas, sobre todo si tenemos en cuenta las numerosas ideas inquietantes que la gente se forma sobre dicha cuestión, mayormente en el marco religioso islámico. Esto puede condicionar negativamente la integración de la mujer en la realidad social contemporánea, o bien llevarla a una pérdida de confianza en si misma, provocándole diversas sugestiones que modifiquen su sentir, su manera de percibe el entorno vital, e incluso poner en cuestión la responsabilidad que sobre ella recae".

Esto puede suceder con cualquier persona que se desmoralice haciéndole creer que no hace nada bien, ya que hay algo que juega un papel muy importante y es la autoestima que se puede tambalear y caer cuando otra persona insiste en que vos haces todo mal, es éste es el caso de la mujer islámica.

Según el Dr. Qaradawi Yusuf el tema de la mujer en nuestras sociedades islámicas constituye un ejemplo diáfano que provoca dos actitudes: la exageración y la insuficiencia".

La Dra. Muna Yaqún afirma que la mujer musulmana está aún muy lejos de poder ejercer su derecho y desarrollar el papel social y universal que le corresponde. Su arbitraria marginación limita su existencia, enturbia su quietud y la aparta de toda acción. Vemos así el problema del reconocimiento de la capacidad de su mujer de su participación y de su rechazo a una tutela ilimitada sobre ella, vienen a constituir los aspectos más destacados que preocupan su mente.

En la literatura islámica se trata la cuestión de la mujer, pero en éstos textos se observan ciertas peculiaridades:

 En la mayoría de los textos predomina un estilo emocional y defensivo, escritos en contra a los prejuicios y problemas que generan las influencias no islámicas sobre la mujer en general. Porque en el momento de comprometerse con opiniones en un debate usando un discurso basándose en la imitación de la mujer occidental, parecería más adecuado partir directamente de los fundamentos islámicos, de sus formas de conocimiento y normativa, a la hora de abordar la cuestión de la mujer sin temor a susceptibilidades de la parte contraria, ya que la mujer occidental tiene muchas diferencias con la musulmana.

 La mayoría de los textos islámicos sobre el tema de la mujer son escritos por el hombre y no por la mujer. Ciertamente, la crítica de esta actitud no implica necesariamente que el hombre tenga que despreocuparse del mundo de la mujer, ésta situación debería superarse tratando de conocer las propias valoraciones subjetivas de las mujeres, pues ellas se hallan más cerca del problema.

La forma más usual de tratar el problema es preguntándose si los principios de la religión musulmana favorecen, entorpecen, frenan o prohiben la participación de la mujer en las actividades económicas.

Esto nos lleva a hacernos algunas preguntas:

-El Islam, ¿es un factor de emancipación del individuo en la esfera familiar o por el contrario es un obstáculo?

- El freno al desarrollo de la mujer si es cierto que existe, ¿está ligado a la religión o a una cierta lectura del Islam hecha por los dirigentes políticos?

Si el Islam fuera solo religión, éste estudio sería sumamente sencillo, pero estamos tratando con un modo de vida y una sociedad colectiva regida por un sistema socio-político.

La madre de los creyentes Aïsha dijo:

"la rueca entre las manos de la mujer tiene más valor y mérito que la lanza entre las manos del combatiente en la vida de Dios".

Poco a poco la mujer fue logrando un lugar en la economía por el trabajo impuesto por las necesidades económicas de la familia.

Sin embargo se plantea otro problema cuando la mujer trabaja fuera del hogar: ¿quién se ocupará de éste y de los niños?. Quizás se ocupe la abuela, un pariente o el marido cuando el caso lo requiera. A pesar de ello nadie puede reemplazar a la mujer, a la madre.

Las cifras actuales sobre el trabajo femenino demuestran que la evolución es hoy por hoy, irreversible. La crisis económica, la inflación y la deuda, acentúan las contradicciones sociales y obligan a las mujeres a buscar un empleo.

La mujer asalariada trata de adaptarse a una forma de vida en la cual la autoridad familiar se restringe y en la que se ve obligada a asumir responsabilidades para poder administrar su vida.

Actualmente se defiende el trabajo de la mujer pero un trabajo decente y asalariado, reivindicando el derecho de la mujer a ocupar el lugar que le corresponden dentro de la sociedad y de la familia. La enseñanza aparecía como un medio de acceder a un mundo nuevo y a un mundo de producción moderno.

Para la mujer la enseñanza tenía un sentido profundo significaba liberación, emancipación y trabajo.

La mujer que trabaja se encuentra así confrontada a dos tipos de argumentos: una tesis tradicionalista que predica el ideal de mujer como madre y como espesa y un segundo argumento modernista que le concede el derecho al trabajo, a la formación, a la promoción profesional y que la considera como uno de los pilares fundamentales del desarrollo económico y social de su nación, éstos dos argumentos proponen su liberación.

A pesar de todo ésto la mujer musulmana debe tomar conciencia de su papel de esposa y madre en el hogar, sin recelos hacia la posibilidad de aprender una profesión y ejercerla, e iniciarse en la vida económica de su país. Solo que el riesgo es grande si se produce su emancipación "fuera de un marco moral."

¿Habrá sitio para ésta organización social urbana donde la mujer se encuentre en la vida social y económica y que también tenga la posibilidad de asumir los problemas contemporáneos sin contradecir los principios islámicos?

Para que esto suceda se necesitará de un conocimiento de las teorías de la evolución histórica junto a un conocimiento de las doctrinas y de lo hechos sociales y económicos del mundo, gracias a Dios éstos conocimientos hasta el día de hoy se han dado.

Concluyendo podemos decir que no se pueden unir las mujeres occidentales con las orientales, ya que como hemos visto hay muchas diferencias de necesidades y religiones.

Cuando la novela o el cine occidentales han querido mostrarnos el misterio y la sensualidad no han tenido reparos en llevarnos de viaje al oriente, tierra remota donde siempre halló su fecundo contraste la agotada clase intelectual europea.

Esto nos lleva a ver de forma falsa la posición de la mujer en el oriente, ya que no podemos interferir en sus vidas distintas a las nuestras porque podríamos producir un "crack" social, un desconformismo de la mujer hacia su estado y éste ya está dispuesto por el Corán.

Por ejemplo a un lector que nunca ha leído nada o ha sido mal informado sobre ésta civilización puede parecerle repugnante la situación de la mujer, estando en toda su razón.

Actualmente se ha aprobado una ley de protección de la mujer en el oriente. Pero ésta protección es para protegerla de la influencia occidental. Ya que ésta a través de los medios de comunicación llega con sus adelantos hasta el oriente.

En realidad no es a favor de la mujer viéndolo desde nuestro punto de vista ya que ellos lo consideran "ilegal y poco religioso", porque el Corán tiene como igual a la mujer y al hombre y si ella se maquillara habría una diferencia que va más allá del sexo

¿Qué significa ser musulmán?

¿Cómo puede uno saber quién es y quién no es musulmán? ¿Cómo actúa el musulmán?

El musulmán actúa de acuerdo a lo que dice y lo que piensa. Si vemos a alguien diciendo una cosa y haciendo lo contrario, seguramente él no es un musulmán.

El Corán dice:

"¡Creyentes! ¿Por qué decís lo que no hacéis? Dios aborrece mucho que digáis lo que no hacéis. Dios ama a los que luchan en fila por Su causa, como si fueran un sólido edificio." (Corán 61; 2-4).

El musulmán no solamente debe serlo interiormente, sino que debe creer con su corazón, declarar su fe con su lengua y confirmarla con sus acciones. Y uno no es creyente sino hasta que pone en práctica la religión. Sólo con la práctica puede uno llegar a ser creyente.

El musulmán es el que cree en Allah (SWT), los Profetas y el Día del Juicio y el que actúa de acuerdo con el Corán y la Sunnah del Profeta(SAW) y cree en el Más Allá. No es musulmán solo por llamarse Mohamed, Ali, Omar; ni tampoco por hablar bien el árabe.

  El musulmán es aquel que tiene un comportamiento bueno consigo mismo y con los demás.

El musulmán es un ser humano con un carácter superior al de los demás hombres, ya que él controla sus impulsos y no daña a nadie, ni insulta a los otros.

El musulmán es aquel que no engaña a sus parientes ni a sus conocidos.

El musulmán tiene un comportamiento, modales y cortesía ejemplares, tomando como ejemplo al Profeta (SAW).

El Profeta (SAW) dijo:

"Nadie de vosotros es creyente sino hasta que sus inclinaciones estén de acuerdo con las verdades que yo he traído".

También dijo:

"Aquel que se va a acostar con el estómago lleno mientras que sus vecinos no tienen qué comer, no es musulmán".

El musulmán debe preocuparse por el bienestar de los demás, incluso antes que por el propio bienestar.

Allah dice en el Corán:

" ¿Qué te parece el que desmiente el Juicio? Es el mismo que recjaza violentamente al huérfano y no anima a dar de comer al pobre." (Corán 107,1-3).

El musulmán sigue el Islam, el cual es el someterse a la voluntad de Allah. El Islam está sostenido por cinco pilares y si falta un pilar, el Islam de esa persona se desploma y se acaba. Todos los pilares son parte de la fe y de la piedad.

El musulmán debe estar consciente en todo momento de su lugar en el universo y de su finalidad en la vida.

El Corán dice:

"No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren." (Corán 51;56).

Como musulmán el hombre debe confiar en la voluntad de Allah (SWT), en que Él sabe más.

Y como dice en el Corán:

"Que los que confían, confíen en Allah".

Y, "Puede que los infieles deseen haber sido musulmanes…" (Corán 15; 2)

MAHOMA

* Mahoma fue el creador de esta religión.

* A los 40 años se sintió profeta y empezó a predicar en forma no muy clara, por lo que no logró muchos adeptos.

* Era viudo pero había heredado mucho dinero.

* Sus primeros discípulos fueron algunos de sus parientes

* Mientras meditaba se le había aparecido el ángel San Gabriel y le instigó a conseguir por las fuerzas la difusión de la palabra de Alá.

* En la Meca fue perseguido y se refugia en Medina durante varios años.(la hégira)

* Emprende la guerra abierta contra todos sus opositores y logra unir a todos los árabes bajo un mismo signo: la media luna.

* Al entrar en la Meca destruyó 360 ídolos que allí se veneraban.

* Murió a los 62 años de edad, pero su obra ya había sido terminada.

* Hoy se levanta la gran mezquita de Omar en el mismo lugar que según Mahoma se le presentó el ángel.

 La Religión:

·        La fundó en Arabia en el año 622, que hasta ese momento los árabes eran politeísta y fetichista.

·        Fue la última religión creada y hoy cuenta con 400 millones de fieles.

·        Es monoteísta, es decir se cree en un sólo dios: Alá

·        Se caracteriza por haber conseguido un fuerte arraigo nacionalista y étnico, llegando hasta el fanatismo

·        No es una mezcla de judaísmo y cristianismo, sino que posee características propias de una nueva religión.

 Características:

·        Se adora una piedra negra (Kaaba) pro

tegida con un manto negro que se encuentra en la Meca.

·        Ala es su único Dios.

·        Todo fiel debe ir una vez en la vida a la Meca y dar tres vueltas alrededor de la piedra sagrada.

·        Su libro sagrado es el Corán (como los Evangelios cristianos).

·        Todos los días se deben dar abluciones

·        Se deben dar reverencias mirando hacia la Meca.

·        La limosna es obligatoria.

·        El ayuno también es obligatorio.

·        El buen musulmán debe abstenerse de beber bebidas alcohólicas y carne de cerdo.

·        El creyente debe ser circuncidado.

·        No puede tener mas de cuatro mujeres.

·        No puede adorar ninguna imagen u objeto.

·        Cada persona al nacer ya tiene su destino impreso (kismet) y nada se puede hacer para modificarlo.

·        El destino del hombre en la vida es el de trabajar, obrar bien, sufrir y aguardar su muerte.

·        Todo musulmán debe luchar en la guerra santa defendiendo la media luna.

·        El que muere libre de culpa (o muere luchando) tendrá como premio el Edén, un paraíso sensual, con ríos de sabrosas comidas (ambrosía) y hermosas huríes que sólo atienden nuestros pedidos.

·        Los condenados permanecerán en desierto de soledad, con grandes vientos que levantará arena y no dejará beber ni comer.

Anexos

La luna creciente símbolo del Islam.

Mahoma recibiendo la revelación del ángel Gabriel en una miniatura iraní del siglo XV. Aquí el profeta aparece con el rostro descubierto, algo que no es habitual.

Al momento de su muerte en el año 632 Mahoma había logrado unir toda la península arábica.

En el año 622, Mahoma debió abandonar la ciudad, para trasladarse a Yatreb, llamándose posteriormente

Mahoma

Ala dios en idioma árabe

Bibliografía

 Balta, Paul (compilador) (1994), Islam: civilización y sociedades, Madrid: Siglo XXI de España Editores.

 Caudet Yarza, Francisco (1996), El islam, Barcelona: Editorial Astri.

 Delcambre, Anne-Marie (1993), El islam, Madrid: Talasa.

 Horrie, Chris (1994), ¿Qué es el Islam?, Madrid: Alianza Editorial.

 Saleh Alkhalifa, Waleed (2007), El ala radical del Islám. El Islám político: realidad y ficción, Madrid: Siglo XXI.

 VV.AA. (1979), Las religiones en el Mundo Mediterráneo y el Oriente Próximo, Siglo XXI Editores.

 Waines, David (2003), El Islam, Madrid: Akal Cambridge. ISBN 9788483233016.

 Cardini, Franco (2002), Nosotros y el Islam: historia de un malentendido, Editorial Crítica. ISBN 978-84-8432-312-9.

Pagina Web "http://es.wikipedia.org/wiki/Musulm%C3%A1n

Pagina Web http://www.islamenlinea.com/guia-islam/refelex1.html

Pagina Web http://www.maslibertad.com/religion/islam.htm

 

Daryl Perez Muñoz


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.