Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Pensamiento macroeconómico keynesiano. Teoría macroeconómica keynesiana (página 2)

Enviado por Javier Agostini



Partes: 1, 2


2.1- La teoría general.

La teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, fue la obra cumbre de Keynes, publicada en 1936. La reacción inicial a este trabajo no fue universalmente favorable, pero gran parte de la esencia de su pensamiento pasó pronto a formar parte de la doctrina económica normalmente aceptada. Durante la II Guerra, publicó un pequeño tratado titulado Cómo pagar la guerra en 1940, en el que desarrolló el concepto del "bache inflacionista" propuso préstamos forzosos, unas veces descritos como ahorros forzosos y otras como pagos diferidos para financiar la guerra. Posteriormente representó a Inglaterra en la conferencia de Bretton Woods en 1944, en la que se debatió el proyecto de creación del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial y también en otras negociaciones internacionales. Abogó por una organización financiera internacional con importantes posibilidades de expansión monetaria. Su plan no fue adoptado en aquel momento pero sí llegó a realizarse parcialmente más tarde.

La economía política convencional aconsejaba nuevas deflaciones, bajas de salarios y restricciones presupuestarias, pero todos estos remedios demostraban no hacer sino agravar la enfermedad, en lugar de aliviarla. Se oían voces que anunciaban el derrumbamiento del capitalismo y que proclamaban el cumplimiento de las predicciones de Marx. Keynes indicó el camino para una solución diferente y su trabajo proporcionó un marco teórico que contenía tanto un diagnóstico de las enfermedades económicas principales de la época, como sugerencias para su curación. Su pensamiento fue conquistando gradualmente la opinión económica y, bajo su influencia, el pleno empleo se convirtió en un objetivo que fue explícitamente apoyado por los gobernantes de muchos países y buscado mediante las políticas propuestas por él. En las décadas que siguieron a la II Guerra, las depresiones se convirtieron en los países muy desarrollados en suaves y cortas recesiones, transformación que muchos observadores han atribuido a la efectividad de la economía keynesiana.

En la evolución del pensamiento de Keynes las ideas expresadas en la teoría general representan un desplazamiento desde la estabilización de los precios como objetivo de la política pública, a la estabilización de la renta y del empleo a altos niveles. La esencia de esta obra se puede resumir así: La renta nacional es igual a la suma de los gastos de consumo e inversión. Una renta nacional de subempleo indica que los gastos son deficientes. Entre los gastos de consumo e inversión, los de consumo son más pasivos y tienden a variar como respuesta a las variaciones de la renta. Las variaciones de la renta están originadas por las variaciones de la inversión, a las que reflejan en forma ampliada. El gasto de inversión está determinado por la relación existente entre la tasa de retribución de la inversión esperada y el tipo de interés. El tipo de interés refleja la preferencia del público por mantener parte de sus haberes en forma líquida. El gasto deficiente, es decir, insuficiente para generar el pleno empleo, puede ser aumentado mediante el estímulo del consumo y de la inversión. La inversión privada puede ser complementada mediante la inversión pública, o sea, por el gasto compensatorio de las autoridades públicas, que dará por resultado una "economía compensatoria" y la socialización parcial de la inversión.

Keynes construyó esta teoría con la ayuda de un instrumento analítico:

En primer lugar, la función de consumo o propensión al consumo, es decir, la relación funcional entre el consumo y la renta. Formulado en forma media o marginal y tiene su contraparte en la propensión al ahorro, siendo la suma de ambas propensiones igual a la renta o unidad. La relación entre el consumo y la renta se supone bastante estable, y no fija, y ello facilita las predicciones acerca de las cantidades que los consumidores desembolsarán de las diferentes e hipotéticas rentas.

En segundo lugar, el multiplicador, inversamente relacionado con el ahorro, y definido como el inverso de la propensión marginal al ahorro, el cual indica la forma que una variación de la inversión origina una variación múltiple del gasto de consumo y, por lo tanto, de la renta. Para una propensión al consumo determinada, el multiplicador hacía posible calcular las variaciones de la renta producidas por las variaciones de la inversión.

El tercer elemento del instrumento analítico de Keynes es la relación entre el ahorro y la inversión, considerada nuevamente en la Teoría general. En el tratado el ahorro y la inversión son considerados como desiguales, en ésta son descritos como iguales por definición, al ser descritos ambos cono la diferencia existente entre la renta y el consumo durante el mismo período. Sin afectar a la esencia del argumento de Keynes, muchos intérpretes de su pensamiento prefieren, sin embargo, una diferente formulación, en la que se distingue entre el ahorro ex- ante o planeado y el ahorro ex-post o realizado. En esta interpretación, mientras el ahorro expost es definido, al igual que la inversión, como la diferencia entre la renta y el consumo del mismo período, con lo que el ahorro y la inversión son por definición iguales entre sí, el ahorro exante es considerado como la diferencia entre el consumo de un período y la renta del período precedente. El ahorro ex- ante puede ser menor o mayor que la inversión; en el primer caso, la renta y el ahorro se elevarán consiguientemente durante los períodos siguientes hasta que el ahorro ex -ante, el ahorro ex-post y la inversión sean iguales entre sí cuando se alcance la renta de equilibrio. En el segundo caso, la renta, y con ella el ahorro, bajarán durante los períodos siguientes hasta que hayan descendido hasta el nivel de equilibrio.

La cuarta parte del instrumento analítico de Keynes lo constituye el incentivo a invertir, que refleja las variaciones de la eficacia marginal del capital o tasa de rendimiento esperada de las diferentes sumas de inversión, y el tipo de interés. Este análisis adjudica un lugar prominente al papel representado por las expectativas y subraya el carácter volátil de las inversiones, cuyas fluctuaciones afectarán a su vez, a la renta. Coordina la decisión de inversión con el cuerpo central de la teoría microeconómica al interpretar dicha decisión en función del principio de maximización. Si disminuyen los rendimientos marginales esperados, conforme aumentan las sumas dedicadas a la hipotética inversión, los rendimientos serán maximizados mediante un gasto de inversión cuya tasa marginal de rendimientos sea igual al tipo de interés. Si se realizan gastos mayores, el coste será superior a los rendimientos y si son menores los inversionistas no agotarán las oportunidades para conseguir rendimientos por encima del costo.

Keynes se adhiere a la teoría de la preferencia por la liquidez para interpretar el interés, teoría monetaria que explica el fenómeno en función del dinero, a diferencia de las teorías "reales", como la teoría de la preferencia de tiempo o la teoría del interés-productividad. Desde aquel punto de vista, el tipo de interés está relacionado funcionalmente con la cantidad de dinero en efectivo que el público desea retener disminuyendo los tipos de interés conforme suben los supuestos saldos en efectivo. La función de preferencia por la liquidez refleja los diversos motivos para retener dinero en efectivo: motivos de especulación inducen a los hombres a preferir el dinero en metálico a los valores cuando, en contraste con la opinión reinante en el mercado, esperan que los precios de los valores vayan a bajar o, lo que es lo mismo, que el tipo de interés vaya a subir. Las autoridades monetarias, al dotar al público de mayores saldos en efectivo, pueden hacer que el tipo de interés descienda, estimulando con ello un mayor volumen de inversión.

La trampa de la liquidez, pone un límite a esta oportunidad porque una vez que el tipo de interés ha llegado a un nivel muy bajo, el posterior aumento de los saldos en efectivo no podrá ya seguir haciéndolo bajar. A este bajo nivel, los poseedores de valores creerán que lo único que puede esperarse es un aumento de los tipos de interés o una disminución de los precios de los valores, y estarán por ello, dispuestos a vender valores a las autoridades monetarias a los precios reinantes, a fin de mantener el tipo de interés como está. Por lo tanto, la pretensión de enfrentarse a una depresión mediante una política puramente monetaria puede resultar un fracaso y deberá recurrirse a la política fiscal.: obras públicas o reducciones de impuestos.

El modelo keynesiano queda resumido en las ecuaciones:

Y = a + bY + I

Y = (a +  I)

Donde:

a = consumo autónomo.

b = propensión marginal a consumir.

I = Inversión.

La teoría keynesiana pretende ser, no solamente una teoría para explicar la determinación del nivel de producción nacional, si no también una teoría sobre la determinación del nivel de empleo.  Keynes entiende que la teoría de los economistas clásicos sobre la determinación del nivel de empleo es incorrecta.  Según él está basada, aparte del supuesto de la ley de Say, en dos supuestos adicionales que él considera fundamentales y uno de los cuales, a su juicio, es incorrecto: 1  el salario es igual al producto marginal del trabajo,  2  la utilidad del salario, cuando se usa determinado volumen de trabajo, es igual a la desutilidad marginal de ese mismo volumen de ocupación.

Keynes, critica la teoría clásica señalando dos cosas.  En primer lugar, la realidad es contraria a lo que predice el modelo de los economistas clásicos.  No es cierto que el desempleo existente sea voluntario y no es cierto que sean desajustes de corto plazo que desaparecen en el largo.  En segundo lugar, Keynes dice que el error de la teoría de los economistas clásicos sobre el nivel de empleo consiste en no advertir que el segundo postulado sobre la desutilidad del trabajo es falso, acto seguido presenta una serie de argumentos que desmienten este supuesto.

A pesar del severo ataque que Keynes hace al segundo supuesto sobre la desutilidad del trabajo, no obstante, señala que el primer supuesto sobre la productividad marginal es el único verdadero.  Para elaborar su teoría sobre el nivel de empleo partiendo del primer supuesto como el único verdadero, Keynes introduce el concepto de la ilusión monetaria que sustituye el segundo supuesto de los economistas clásicos y el concepto de la demanda efectiva que surge de la idea del equilibrio entre la demanda y la oferta agregada y el cual sustituye el tercer supuesto llamado ley de Say o ley de que la oferta crea su propia demanda.  A partir de estas sustituciones y la idea de una propensión marginal a consumir constante, él elabora un modelo teórico para conectar el nivel de empleo, y por lo tanto el desempleo, al nivel de producción de equilibrio dado por la demanda efectiva.  De esa manera espera poder explicar las grandes y prolongadas fluctuaciones en el nivel de desempleo que el modelo clásico según él, falla en explicar. 

Se puede estar de acuerdo con Keynes de que el segundo supuesto, como tantos muchos otros supuestos de la teoría económica clásica es incorrecto.  Son planteamientos ideológicos que por tener gran consistencia lógica y permitir la elaboración de un andamiaje teórico consistente, gustan mucho y calan fácil y profundamente en la mente de los economistas.  Una vez instalado en la psiquis de las personas pasan a sustituir la realidad misma.  Es por eso que, como bien señala Keynes, a pesar de que la realidad se encarga de desmentirlos a diario, no parece tener ningún efecto sobre los que siguen repitiéndolos como verdades absolutas.  Sin embargo, el gran error de Keynes es haber dudado del segundo y tercer supuesto y no del primero.  El primer  supuesto es también un error de la teoría clásica que Keynes y los economistas contemporáneos arrastran  hasta el presente.

Si Keynes hubiese descartado el primer postulado sobre la ley del producto marginal decreciente, como lo hizo con el segundo, hubiese allanado el camino para poder descubrir que los aumentos en el salario real de los trabajadores conllevan aumentos en el nivel de producción y empleo y no al revés.  El no haber descartado ese primer postulado ha conllevado que hasta nuestros días se esté aplicando una teoría cuyas recomendaciones de política económica se contrarrestan.  Por un lado la teoría keynesiana recomienda la expansión del gasto gubernamental, lo que expande la Demanda Agregada y, por el otro lado, aunque no se haga explícitamente, la teoría infiere que los salarios reales deben bajar para lograr aumentos en la Oferta Agregada de manera que la demanda efectiva pueda aumentar.  Por todos estos años, de Keynes para acá, los economistas han estado recibiendo la enseñanza de postulados que por ser errados conllevan sugerencias de políticas o medidas económicas que se contrarrestan.

El modelo de la Distribución Optima del Ingreso queda resumido en las ecuaciones:

Y = VNE + (1 - MG) Y + I

Y = (VNE + I)

Donde:

VNE = Valor de las necesidades de los empresarios

MG = Margen de ganancia promedio en la economía

I = Inversión

Con la teoría keynesiana ha venido a suceder con el tiempo lo mismo que con la de los economistas clásicos.  La realidad la desmiente a diario, pero no ha habido una teoría que demuestre su error y proponga una alternativa.  Esperamos que la Teoría de la Distribución Optima del Ingreso llene este cometido.

Como ya se señalara, la teoría microeconómica contemporánea establece que el salario está determinado por la productividad marginal del trabajo, así como el precio de los demás factores de producción está determinado por su productividad marginal.  Cuando se examina la realidad se observa que la determinación del salario no tiene nada que ver con la productividad marginal del trabajo.  Mientras más se observa el proceso de negociación colectiva entre trabajadores y empresarios, más nos podemos percatar de que el salario está determinado por el poder de regateo que tengan las partes en negociación.  Que allí donde el sindicato tiene poco poder de regateo y el empresario mucho poder de regateo los salarios son bajos y viceversa.  Allí donde los sindicatos son poderosos y tienen gran poder de regateo los salarios son fabulosos.  Nunca se ha visto a un sindicato poderoso tratando de medir la productividad marginal del trabajo para sentarse a negociar con el patrono los salarios.  Por otro lado, si preguntamos al patrono, veremos que no tiene la menor idea de lo que es la productividad marginal del trabajo.  Cómo puede, pues, fijar un salario sobre la base de algo que ignora. 

No hay ningún indicio que permita establecer que los empresarios fijan los salarios de los trabajadores sobre la base del producto marginal del último trabajador empleado o que emplean trabajadores hasta el punto donde su productividad marginal es igual a su salario.  Si preguntamos al empresario sobre ese respecto veremos que la mayoría ni siquiera saben lo que es la productividad marginal del trabajo.  Es absurdo que puedan fijar su salario o nivel de empleo sobre la base de un criterio que desconocen y que no entienden.  Si estudiamos la forma en que los empresarios determinan el nivel de salario establecido, veremos que surge de una de dos formas.  O el sindicato los obliga a aumentar el salario, o ese era el salario típico existente en el mercado.  Si se le pregunta al empresario cuántos empleados despidió a partir del último aumento en el salario contestará en la generalidad de las veces que ninguno.  ¿De dónde se saca la teoría, pues, esa afirmación, en el sentido de que los salarios son determinados a base de la productividad marginal?  Simplemente se trata de una afirmación ideológica que no se corresponde con la realidad.  La Teoría de la Distribución Optima del Ingreso sostiene la tesis contraria de que los aumentos en el salario real de los trabajadores generan disminución en el desempleo y aumento de la producción nacional. 

En cuanto a nivel de los países observamos que allí donde existen las actitudes favorables sobre el derecho a la negociación colectiva y el derecho a ganar salarios decentes, las leyes garantizando el derecho a la sindicación y a la huelga son fuertes y se aplican.  Tal es el caso de los países desarrollados.  Por el contrario, allí donde no existen estas actitudes, las leyes garantizando el derecho a la sindicación son laxas, no se aplican con rigor y el gobierno es por lo regular el primer rompe huelga, desalentándola y castigando a los que las organizan.  Por consiguiente los salarios son miserables.  Tal es el caso de los países subdesarrollados.  La razón por la que los países europeos y Estados Unidos tienen salarios 10 veces más altos que los países subdesarrollado y, por consiguiente, un producto nacional percápita 10 veces más alto, no es porque su gente sea 10 veces más productiva, sino por que tiene leyes más fuertes que obligan al patrono a negociar salarios más altos con los trabajadores.  Es este aumento en los salarios y, por consiguiente en la Demanda Agregada y el nivel de producción, lo que como consecuencia de las economías a escala generan una productividad 15 o 20 veces mayor en los países desarrollados.  Es decir, no es la alta productividad la causa de los altos salarios, sino al revés, los altos salarios son la causa de la productividad.  Es por ello que el modelo de la teoría económica contemporánea que explica la determinación del salario es desmentido todos los días por la realidad de los sindicatos y la negociación colectiva.

3-Aspectos Generales de la Ocupación, el interés y el dinero.

El hombre es un ser de necesidades, desde el subsistir, realizarse, hasta perfeccionarse. Las necesidades de civilización y sociales han hecho que busque la satisfacción de todas éstas; y ha tratado de lograrlo con los elementos que ha contado a través del paso de los siglos.

En la medida que la economía ha intervenido en los diferentes actos humanos principalmente los de tipo racional, se han tenido que inventar sistemas que contribuyan hacer más sencillo el quehacer económico del hombre. Para la satisfacción de sus necesidades el ser humano necesita un ingreso que obtiene por medio de un trabajo, o sea de la ocupación que va a depender del volumen de la demanda y la capacidad de producir fuentes de ocupación. Efectos aceleradores y multiplicadores

Una relación fundamental en todas las teorías de las fluctuaciones cíclicas económicas es la que se da entre la inversión y el consumo. Las nuevas inversiones tienen lo que se denomina un efecto multiplicador es decir, el dinero invertido en pagar a los proveedores y a los asalariados se convierte en el ingreso de éstos, que a su vez se convierte en el ingreso de terceros a medida que los asalariados y los proveedores gastan la mayor parte de sus ingresos. De esta forma se pone en marcha una onda expansiva.

El creciente nivel de ingresos gastado por los consumidores tiene un efecto acelerador sobre la inversión. Una mayor demanda crea mayores incentivos para aumentar la inversión en la producción, con el fin de responder a esta demanda.

Estos dos factores también pueden operar negativamente, cuando una menor inversión disminuye aún más el ingreso total y la menor demanda de consumo reduce la cantidad de gasto en inversión.

En resumen:

  • El empleo y la renta dependen de la demanda efectiva.
  • La demanda efectiva esta determinada por la propensión al consumo y el volumen de la inversión.
  • La propensión al consumo es relativamente estable.
  • El empleo depende del volumen de la inversión si la propensión al consumo permanece inalterada.
  • La inversión depende del tipo de interés y de la eficacia marginal del capital.
  • El tipo de interés depende de la cantidad de dinero y la preferencia de liquidez.
  • La eficacia marginal del capital depende de las expectativas de beneficios y del costo de reposición de los bienes capital

3.1-El modelo del acelerador

El modelo del acelerador es una explicación de los ciclos económicos basada en la teoría keynesiana del multiplicador. La inversión fluctúa en mayor medida que el consumo debido a que pequeños aumentos en el consumo provocan aumentos en la inversión porcentualmente elevados. Pero para que la inversión continúe siendo positiva no es suficiente con que el consumo permanezca alto: debe continuar creciendo. Si el consumo se estanca, la inversión disminuye.

año

ventas

capital

In

Ib

fase

100

50

0

5

estancamiento

100

50

0

5

120

60

10

15

expansión

140

70

10

15

150

75

5

10

Cima

150

75

0

5

recesión

140

70

-5

0

140

70

0

5

fondo

Imaginemos el comportamiento inversor de una empresa fabricante de jerséis. Supongamos que la empresa tiene 10 máquinas de tricotar valoradas en 50 millones de pesetas y que cada una produce jerséis por valor de 10 M.; si las máquinas tienen una vida media de diez años podemos calcular que cada año se estropeará una. Mientras las ventas se mantengan estancadas será suficiente con mantener el número de máquinas suficientes para satisfacer la demanda por lo que la inversión se limitará a reponer las máquinas que se vayan deteriorando: por tanto en el año 2º la inversión neta, IN, será cero, y la inversión bruta, IB, 5 millones. En el año 3º hay un aumento en la demanda por lo que la empresa aumenta el número de máquinas; la inversión aumenta y si el fenómeno es general en la economía, la inversión agregada tendrá un efecto multiplicador en cadena provocando nuevos aumentos en la demanda. En el año 4º continúa el aumento de la demanda al mismo ritmo por lo que la inversión permanece constante. En el año 5º la demanda aumenta en menor cuantía por lo que la inversión es menor que el año anterior; el efecto multiplicador tiene efectos contractivos sobre la demanda. En el año 6º el estancamiento de la demanda provoca nuevas disminuciones en la inversión. En el año 7º la contracción de la demanda provoca que la inversión llegue incluso a ser negativa. Finalmente, en el año 8º de los considerados es suficiente con que la contracción de la demanda se detenga para que la inversión vuelva a recuperarse iniciando así una nueva fase expansiva.

Las proposiciones del modelo del acelerador pueden resumirse en las siguientes ideas:

  • La inversión fluctúa más ampliamente que el consumo. Es más volátil.
  • La inversión alta provoca aumento del consumo.
  • Pero lo contrario no es cierto, el consumo alto no provoca aumento de la inversión.
  • Para que haya inversión es necesario que el consumo esté creciendo.
  • Para que la inversión crezca es necesario que el crecimiento del consumo se esté acelerando.
  • Como el consumo no puede acelerarse indefinidamente, su estancamiento, aunque sea a un nivel elevado, contraerá las inversiones provocando el paso a la fase recesiva.

3.2- EFECTOS SECUNDARIOS: (El multiplicador y el acelerador)

Las repercusiones iniciales de una política monetaria de expansión que opera a través de los efectos de cartera de riqueza y de disponibilidad de crédito mencionados, harán que aumente el gasto y generarán ingreso. El aumento asociado del ingreso disponible provocará a continuación un aumento de la demanda de bienes de consumo no duraderos y servicios a causa de la acción del multiplicador. También aumentará la demanda de servicios de casas y bienes de consumo duraderos. La demanda ampliada de bienes de consumo y de capital elevará también el stock de capital deseado por las empresas y pondrá de esta manera en funcionamiento el acelerador o proceso de ajuste de stock. Se pone así en funcionamiento la conocida ampliación de la demanda a través del efecto multiplicador y del efecto acelerador

El efecto multiplicador es teóricamente predecible, porque depende del valor numérico de la propensión marginal a consumir. La dependencia se explica fácilmente la inyección inicial de inversión (DI) es recibida en forma de renta por los receptores de la remuneración de los factores, esto significa que la renta aumenta en (DI) .Estos receptores tienen propensiones marginales a consumir ya a ahorrar que por supuesto suman mas de uno.

Así pues la condición caprichosa de la inversión privada, unida a los efectos de su multiplicador sobre la renta, significaban que la predicción de la renta agregada era compleja y difícil. Pero aunque los niveles seria niveles de pleno empleo solo por casualidad.

Efecto multiplicador (En inglés: multiplier effect).En macroeconomía, cambio producido en una o varias variables dependientes debido a modificaciones en una o más variables independientes. Así se puede observar cómo un aumento de la demanda agregada y de la producción de bienes de consumo produce un incremento aún mayor en la renta nacional y en las inversiones.

3.3- Multiplicador

  1. 1 El multiplicador es la relación existente entre un aumento de la inversión (de exportación, de consumo...) y el aumento de ingresos así provocado. El principio de multiplicación puede ilustrarse con la siguiente fórmula: "La reacción supera a la acción". Así, el aumento de la inversión no acrecentará el ingreso nacional en razón de un importe múltiple.
  2. 2 Esta consecuencia amplificada de la inversión sobre el ingreso fue señalada, inmediatamente después de la crisis de 1930, por el inglés Richard F. Kahn. Este economista intentó medir el aumento de empleo que resultaba de la práctica de un programa de obras públicas destinado a contener el paro forzoso, y demostró que tal programa no sólo tenía un efecto creador sino también multiplicador. Los nuevos empleos permitían a sus beneficiarios consumir más, lo que se tradujo en un nuevo aumento de la producción, que implicaba, a su vez, la creación de empleos, y así sucesivamente.
  3. 3 John Maynard Keynes vuelve años más tarde sobre los trabajos de Kahn y establece la fórmula del multiplicador de inversión. Keynes extrae una relación directa entre el valor del multiplicador y la propensión a consumir. A fin de señalar el papel fundamental que desempeña la posibilidad de una ampliación del consumo, demuestra que una inversión puede (en el límite) no tener ningún efecto multiplicador si los agentes económicos atesoran la totalidad de este suplemento de ingreso.
  4. 4 Al plazo que transcurre entre la percepción del ingreso y su consumo se le denomina período de multiplicación. Este es el tiempo empleado por el gasto suplementario para ejercer todos sus efectos en el ingreso global. Su duración depende del valor de la tendencia a consumir y del lapso de la propagación del ingreso, cuya duración está ligada a Id agilidad de la circulación de la moneda-Este principio no sólo es aplicable a la relación inversión-ingreso, sino también al campo del comercio exterior (por ejemplo, al aumento de las exportaciones).
  5. La teoría del multiplicador supone que la inversión es un elemento autónomo, no dependiente del ingreso nacional. No obstante, puede pensarse en una situación distinta en la que la inversión procedería del ingreso nacional (inversión inducida). La proporción queda entonces trastrocada. Ha sido analizada por el economista francés Andró Aftalion que, luego de darle el nombre de teoría de la aceleración, tiende a convertirla prácticamente en simétrica de la teoría del multiplicador. Parece claro que el multiplicador y el coeficiente de aceleración no son asimilables, ya que en el primer caso se razona en términos macroeconómicos, en tanto que siguiendo la hipótesis de la inversión inducida es necesario ceñirse al comportamiento individual de los empresarios.
  6. El multiplicador es un arma de doble filo. Si bien amplifica los efectos de las nuevas inversiones, también desempeña un papel en el sentido de la depresión cuando la inversión cede. Una contracción monetaria entraña un alza de los tipos de interés y, por consiguiente, una disminución de los créditos y de la inversión. Mediante el juego del multiplicador, el ingreso nacional se reduce.

Son necesarias tres condiciones para que un determinado valor pueda ser considerado como dinero: a).- Liquidez: Es admitido por todos por su cualidad universal de pago. b).- Grado de Liquidez: Facilidad de ser cambiado en cualquier momento. c).- Preferencia de liquidez: Deseo de tener su activo en forma liquida (como dinero). En el fondo el interés es la retribución que percibe un factor de producción, los bienes de capital que se ha convertido en apariencia en la retribución de un préstamo monetario; esto ocurre a nivel particular, a nivel de países o de instituciones de crédito especialistas. El dinero es un medio de pago que puede movilizar la renta y que puede prestar servicios en cualquier momento, es una institución de la vida económica de gran importancia y cuya misión es dinamizar todos los procesos económicos.

Keynes escribió sobre sus opiniones en lo referente al empleo, teoría monetaria, y el ciclo de comercio, entre otros temas. Su obra dedicada al empleo se oponía a todo lo que los economistas clásicos habían enseñado. Keynes decía que la causa real del desempleo era el insuficiente gasto en inversión. Él creía que la cantidad de trabajo entregada es diferente cuando el decremento en los salarios reales (el producto marginal del trabajo) se debe al decremento de la salario monetario, que en el caso cuando se debe a un incremento del nivel de precios, asumiendo que el salario monetario se mantenga constante.

Se puede sintetizar su aporte en el concepto de que cuando la demanda deviene transitoriamente más pequeña, ello puede tener como consecuencia, en determinados contextos institucionales, el que la oferta también sea contraída; con lo que resultaría un nuevo equilibrio del mercado, pero habiendo perdido el mercado mismo cierta magnitud entre ambos momentos.

En su teoría, el desencadenante de esos movimientos en la demanda y la oferta, es el mercado de capital; la demanda de capital transitoriamente deviene menor, a partir de lo cual la oferta de capital la sigue mímicamente a la baja, en vez de mantenerse transitoriamente o aumentar transitoriamente.

Al resolverse ambos movimientos, el de la demanda de capital y el de la oferta de capital, ambos a la baja, el mercado como un todo vuelve a un nuevo equilibrio. Pero en éste, la cantidad de capital aplicado será menor que antes, por lo cual la nueva proporción resultante entre los demás factores de producción- Trabajo y Recursos, y el capital últimamente mercadeado, se alterará. Al reducirse o retenerse parte del capital o ahorro de antaño, una parte de los otros dos factores resultará excedente y no podrá más que quedar fuera del mercadeo; se realiza como un creciente stock involuntario de estos otros dos factores. Todo esto sucede en el contexto de cierta inflexibilidad en la información que se disemina y comunica, a partir de un marco institucional dado; que queda más o menos anacrónico o extemporáneo a los giros en el mercado de capital que desencadenan luego, el desempleo o la formación involuntaria de stocks de factores.

En su Teoría del Dinero, Keynes dijo que los ahorros e inversión estaban determinados en forma independiente. La cantidad destinada a ahorro tenía poco que ver con las variaciones en las tasas de interés que a su vez tenían poco que ver con cuanto se destinaba a inversión. Keynes pensó que los cambios en la cantidad destinada a ahorro dependían en la predisposición para consumir que resultaba de cambios incrementales, marginales, al ingreso. Por tanto, la cantidad destinada a inversión estaba determinada por la relación entre tasa esperadas de retorno sobre la inversión y la tasa de interés.

3.4 - Enfoque de Keynes.

John Maynard Keynes rompió decididamente con la escuela clásica del pensamiento económico, de la que el mismo era producto, lanzo una nueva teoría que habría de producir lo que más tarde se habría conocido como la revolución Keynesiana.

Su obra La Teoría General de Ocupación, del Interés y el Dinero, fue publicada en 1936, fue recibida con gran escepticismo por muchos (los antikeynesianos), pero no tardo en crearse una escuela de pensamiento económico(los keynesianos) q se dio la tarea de estudiar y revisar críticamente los postulados esbozados por Keynes.

La aparición de la Teoría General constituye un ataque frontal contra los postulados clásicos, produciéndose un mercado debates entre los defensores de la doctrina clásica y los que acogieron eufóricamente el nuevo enfoque sugerido por Keynes de los problemas del desempleo y la inestabilidad económica.

4.- Teoría Keynesiana y Desempleo.

La Teoría General sobre el empleo, el interés y el dinero de Keynes, la explicación de las causas del paro o desempleo afirmaba que este se debía a estructura rígida en el mercado de trabajo que impedían que los salarios bajaran hasta el nivel de equilibrio.

La idea que subyace en este modelo lo afirma que cuando existe desempleo masivo en el mercado de trabajo, la disponibilidad de los trabajadores sin empleo debe reducir los salarios hasta el punto de que algunos no estarían dispuestos a trabajar( por lo que se reducirá la oferta de mano de obra) y que las empresas estarían dispuestas a aumentar su plantilla a medida que el menor costes a pagar(el salario) hicieran rentable la contratación.

La principal innovación de Keynes consistió en afirmar que el desempleo puede deberse a una insuficiencia de la demanda y no a un desequilibrio en el mercado de trabajo.

La revolución Keynesiana implica que, en la terminología macroeconómica, el mercado de bienes estaría en una situación de equilibrio de subempleo al no permitir el equilibrio del mercado del trabajo, por lo tanto, en este ultimo, los empresarios no contratan a los trabajadores que necesitarían para maximizar beneficios si hubiera suficiente demanda en el mercado de bienes.

Otro importante aspecto de la moderna teoría macroeconómica parte de la importancia que Keynes otorgaba al efecto de la incertidumbre sobre el comportamiento económico. Se trata de analizar la información aritmética para explicar el desempleo agregado, utilizando también algunos de los elementos de la teoría de juego.

El énfasis del Keynesianismo en la demanda como determinante clave del nivel de producción a corto plazo permitió avanzar en otras áreas de la macroeconomía. En parte se pudo iniciar el desarrollo la contabilidad nacional y de conceptos tales como el gasto total de consumo, en formación de capital (producción de maquinaria, fabricas), en consumo publico y en exportaciones e importaciones, que constituyen los elementos claves que compones la demanda final agregada (en contraposición con la demanda de bienes intermedios) de la economía.

Según Keynes, cuando la demanda agregada es insuficiente, las ventas disminuyen y se pierden puestos de trabajo, cuando la demanda agregada es alta y crece, la economía prospera.

4.1- La oferta agregada.

Es la cantidad total de bienes y servicios que las empresas de un país están dispuestas a producir y vender un determinado periodo dado los precios, la capacidad productiva, los costos y las condiciones del mercado sobre la curva de oferta agregada están en equilibrio los mercados de factores de producción.

Cuando los niveles de precio y de gastos son bajos es probable que las empresas tengan un exceso de capacidad, sin embargo, en una expansión provocada por una guerra, o una revolución tecnológica; como ocurrió durante la revolución industrial, las fabricas funcionarios a pleno rendimiento y los precios subieron. Resulta, por tanto, que la oferta agregada depende del nivel de precio que las empresas pueden cobrar y de la capacidad productividad o producción potencial de la economía, que tal como antes se señalo.

4.2 - La Demanda Agregada.

Se refiere a la cantidad total que están dispuestos a gastar los diferentes sectores de la economía durante un periodo de tiempo de hecho, se podría decir en la demanda agregada como la suma de todos los bienes.

La demanda agregada es la suma del gasto de los consumidores, las empresas y el estado y el sector exterior y depende del nivel de precio así como de la política monetaria, la política fiscal, la política exterior y otros factores.

Los componentes de la demanda incluyen los bienes de consumo que compran los consumidores, tales como los alimentos, vestidos, automóviles, los bienes de capital como las fabricas, equipos y maquinarias que compran las empresas, los bienes que compran los estados, como los trenes, los ordenadores y los muebles y la exportaciones netas.

4.2.1- Componentes de la demanda agregada.

  • El Consumo: depende fundamentalmente de la renta disponible y desde la perspectiva de la demanda agregada, el análisis se centra en los determinantes del consumo en términos reales.
  • La Inversión Privada: incluye la compra de maquinarias y equipos y la acumulación de existencia, y sus factores determinantes son: el costo de capital, el nivel de la renta, y las expectativas sobre el futuro.
  • El Gasto Público: en bienes y servicios es el tercer componente de la demanda agregada que viene determinado directamente por las decisiones del gobierno.
  • Las Exportaciones Netas: es decir, el valor de las exportaciones menos las importaciones.

4.3- Teoría cuantitativa del dinero.

Es la teoría basada en la identidad M*V=P*Y y en el supuesto de que la velocidad del dinero (V) es constante (o casi constante)

El supuesto básico de la teoría cuantitativa del dinero es que la velocidad del dinero permanece constante(o casi constante) con el paso del tiempo, supuesto que posea una larga historia en la economía. Si representamos con V el valor constante de V, la ecuación de la teoría cuantitativa del dinero podría formularse de la siguiente manera: M*V=P*Y

4.4 - Equilibrio de Producción.

El mercado de bienes se encuentra en equilibrio cuando, al nivel de precios vigentes, el nivel de producción ofrecido es igual a la demanda agregada o gasto planeado agregado. El equilibrio solo tendrá lugar cuando la demanda agregada planeada sea exactamente la suficiente para adsorber la cantidad ofrecida, es decir, la producción total.

Es esta situación las empresas comprobarán que sus inventarios se mantienen a los niveles deseados y no tendrán, por tanto, incentivos para alterar su producción.

4.5- Política Fiscal.

El propósito de la política fiscal es darle mayor estabilidad al sistema económica, al mismo tiempo que se trata de conseguir el objetivo de ocupación plena.

Conjunto de medidas adoptadas por el gobierno, encaminadas a modificar el gasto total de la sociedad (demanda total agregada)

Uno de los medios por los cuales el gobierno federal influye en la economía es el que atañe a sus decisiones de impuestos y gastos o política fiscal. El gobierno federal recauda impuestos de los hogares y las empresas y las empresas y gasta esos fondos en cosas que van desde mísiles hasta parques, pagos de seguridad social y autopista Inter.-estatales. Una de las ideas más notables de Keynes en los años treinta en los años treinta fue que la política fiscales expansionistas para sacar a la economía de una crisis. A la inversa sostenía que el gobierno debía elevar los impuestos y/o reducir el gasto, políticas fiscales para librar a la economía de la inflación.

La integran las decisiones del gobierno referentes al gasto público y a los impuestos. Las decisiones del gobierno en materia de política fiscal se plasman en el presupuesto del sector público. El presupuesto del sector público es una descripción de sus planes de gastos y financiamiento, cuando los ingresos son superiores al gasto hay superávit presupuestarios, cuando ocurre lo contrario hay déficit. Así pues el déficit presupuestario es la diferencia positiva entre el gasto del estado y sus ingresos. La existencia de un déficit supone que el estado gasta más de lo que ingresa.

4.6- La Política Fiscal y el Presupuesto.

La utilización por parte del estado de los impuestos y del gasto público para tratar de estabilizar la economía constituye la política fiscal desde la perspectiva de la macroeconomía. En principio cabria pensar que el presupuesto publico es un buen indicador del carácter contractivo o restrictivo de la política fiscal. Sin embargo el presupuesto del sector publico responde automáticamente a los cambios en el producto nacional, su utilización presenta ciertas dificultades como medida de la política fiscal.

Piénsese que cuando el presupuesto se mueve hacia el déficit durante una recesión estos no demuestra que quienes ponen en practica las políticas fiscales sigan las directrices Keynesianas y traten de estimular la actividad económica.

El déficit puede ser simplemente la consecuencia de la disminución de los ingresos tributarios derivados de la recesión de la actividad económica.

Del mismo modo, una disminución del déficit tampoco significa que el estado esta aplicando una política fiscal restrictiva con el fin de reducir el nivel del ingreso.

4.7- Función del consumo.

Es la relación entre consumo e ingreso, cuando más alto sea el ingreso de una persona, tanto mas alto será probablemente su consumo. Así, las personas con un ingreso mayor tienden a consumir más que las personas con un ingreso menor.

Las economías domesticas compran bienes y servicios, y esto lo hacen en función de la renta disponible por lo general las compras de consumo representan entre el 80 x 100 y el 90 x 100 de la renta disponible, la parte de la renta disponible que no se consume, se destina al ahorro, de forma que cuando las economías domesticas deciden lo que desean consumir, simultáneamente están determinados lo que se desea ahorrar.

La función de consumo, especifica el nivel del gasto de consumo planeado o deseado(C) correspondiente a cada nivel de ingreso (Y) Analíticamente:

Consumo planeado = F (ingreso personal disponible) C=F (Y)

Dada una función de consumo estable, el nivel de consumo se puede explicar, en forma determinada y previsible, por el nivel de ingreso.

Respecto a la función de consumo, este modelo supone que el consumo aumenta cuando se incrementa el ingreso, pero en una proporción menor a como lo hace este. Este comportamiento se debe a que, conforme se incrementa el ingreso, los individuos destinan una mayor porción de este al ahorro.

4.8- El Ahorro.

Cualquiera que sea el destino posterior del dinero, los consumidores deciden guardar o ahorrar parte de su ingreso en vez de consumirlo todo. Al ahorrar, retiran una porción del ingreso del flujo circular, por lo que dicha porción constituirá una salida. Cuando la empresa no reparten utilidades a los accionistas, sino que los retienen para gastarlos al cabo del tiempo, también sustraen una parte del ingreso del flujo circular. Así pues, el ahorro(A) es una salida del flujo circular.

4.9- Ahorro Personal.

Es el monto del ingreso disponible que queda tras el gasto personal total en un periodo dado.

4.10- Tasa de ahorro Personal.

Es el porcentaje del ingreso personal disponible que se ahorra. Si la tasa de ahorro personal es baja, las familias gastan un monto considerable de su ingreso, si es alta, gastan con precaución.

4.11- Comercio Internacional.

Es indudable que el comercio entre las naciones es un factor de progreso, no-solo en el orden económico sino también en lo social y cultural en sentido amplio. Juntos con las mercancías se mueven las personas, se comunican se difunden las ideas, los modos de pensar y de vivir, las innovaciones productivas y las informaciones diversas sobre lo que ocurre en los parajes del mundo.

Es obvio que la utilidad de los productos aumentan con la posibilidad de sus desplazamientos en el espacio y el tiempo(comercio de futuro), desde los lugares donde se produce a los lugares donde se consumen, ampliándose los mercados, generándose nuevas demandas, multiplicándose las oportunidades de aplicación del ingreso, desarrollándose la división del trabajo y la especialización y creando ese vinculo entre las economías y las sociedades.

También lo que es que los beneficios del comercio no se distribuyen equitativamente entre los países, aunque los niveles absolutos de ingreso real resultan aumentados en virtud del intercambio (como masas de bienes disponibles, mas que como sumas de valor) igualmente hay que observar que la significación del comercio para la actividad económica nacional es mayor para algunos países que para otros. Es conveniente, además, mencionar que las naturalezas de las corrientes del comercio dependen en alto grado del desarrollo económico y se modifica, por tanto, con el cambio económico. La existencia del concepto objetivo de economía mundial se explica por el comercio, con el cual se relaciona las inversiones y la difusión de las tecnologías.

4.12- Factores Explicativos.

Los países participan en el comercio internacional porque les resulta provechoso y ello puede deberse a varias razones, entre las que están:

  • Diversidad en las condiciones de producción, entre las distintas regiones y áreas.
  • Diferencias en los gustos y en los patrones de consumo de los individuos.
  • Existencia de economías de escala, siendo el comercio internacional el instrumento idóneo para resolver los excedentes generados por la especialización.
  • El principio de la ventaja comparativa.

4.13- Ventajas Comparativas y Comercio Internacional.

Según el principio de la ventaja comparativa, los países se especializan en la producción de los bienes que pueden fabricar con un costo relativamente menor.

5.- Equilibrio entre la demanda y la oferta.

Señalaba que no existía razón para suponer que en una depresión las inversiones serian iguales a los ahorros, ya que las inversiones dependen de las esperanzas de lucro de los inversionistas y no del hecho que haya ahorros disponibles, tampoco era correcto afirmar que los salarios pudieran reducirse para estimular el empleo, ya que por un lado los sueldos y los salarios eran determinados por los sindicatos y las expectativas psicológicas y, por otro, raramente habían tenido flexibilidad a la baja.

Keynes sostenía dos cosas: no había en la economía mecanismos automáticos que aseguraran el equilibrio entre la demanda y la oferta totales y, aunque hubiera equilibrio de manera que todo el ingreso ganado se gastara, no existían mecanismos automáticos que aseguraran la ocupación plena de los recursos.

5.1- Teorema de la Tina de Baño.

Una economía esta representada por una tina de baño, tiene dos grifos y dos drenes, un grifo representa los ingresos en la economía por concepto de inversiones y el otro los gastos del gobierno. A medida que el agua entra a la bañera se generan empleos. Pero la tina también tiene dos drenes que representan los egresos de la economía por concepto de ahorros e impuesto. El problema de los planificadores macroeconómicos consiste en conservar el nivel del agua donde esta, es decir, en el pleno empleo. Cuando se sacan ahorros de la economía se perderán empleos a menos que se reinvierta en ella.

5.2- Factores que intervienen en el Equilibrio de la demanda y la oferta.

A) LOS INGRESOS

El ingreso que se gasta en una economía (erogaciones totales) puede definirse como:

Y= C + I + G

DONDE:

Y = ingreso

C = erogaciones en bienes de consumo

I = erogaciones en bienes de inversión

G = erogaciones en bienes del gobierno

El ingreso que se gana en una economía puede definirse como:

Y = C + S + T

DONDE:

Y= Ingreso

C= consumo

S= ahorro

T= Pago de impuestos al gobierno

Sin embargo todo lo que se gana se gasta se concluye que:

C + S + T = C + I + G

La oferta y la demanda totales estarán en equilibrio si los ahorros mas los impuestos o ingresos del gobierno son iguales a la inversión más los gastos de gobierno.  

B) EL CONSUMO

Podemos observar que en ( porcentajes) se consumirá menos cuando los ingresos sean más altos, este fenómeno es denominado propensión media al consumo, cuando aumenta el ingreso, aumenta el consumo, pero en menor proporción que el ingreso, este fenómeno es denominado propensión marginal a consumir.

C) AHORRO

Lo inverso a la función del consumo es la función del ahorro. En la gráfica 19-4b el ahorro en función de los ingresos puede graficarse trazando puntos tomados del patrón de ahorro. El significado de esta gráfica es que el nivel de los ingresos nacionales se determina mediante el nivel de ahorro.

La propensión marginal a ahorrar es la cantidad marginal que queda después del consumo o sea PMaA=1 –PMAaC

D) INVERSIÓN

Los ingresos totales se componen del consumo, más los gastos en inversiones más las erogaciones del gobierno. Por consiguiente deben agregar ahora a este modelo las inversiones, hasta el modelo Keynesiano moderno completo.

A diferencia del consumo que depende de los ingresos, las inversiones dependen de ganancias de los hombres de negocios y pueden variar de un año a otro, de acuerdo con la atmósfera general para los negocios.

Multiplicador de inversiones: Las erogaciones por concepto de nuevas inversiones son siempre ingresos para alguien, sin embargo un nuevo análisis revela que los nuevos ingresos generados a partir de las inversiones sobrepasan las cantidades reales invertidas. Cuanto más rondas se consideren, la cifra de ingresos generados aumentara, pero cada vez en menor cuantía. De hecho el efecto multiplicador completo se obtiene aplicando la siguiente formula:

Efecto Multiplicador: (K) = 1/1 - PMaC

 El efecto multiplicador de una nueva inversión equivaldrá a dos veces la cantidad de la inversión. La adición de las inversiones al modelo lleva a niveles de ingresos de equilibrio más elevados. Con el ahorro igual a la inversión también se logra el equilibrio clásico, ya que todo el ingreso ganado se gasta. El problema tal como lo señaló Keynes, consiste en que éste puede no ser un equilibrio con pleno empleo.

GASTO E INGRESO DEL GOBIERNO Los gastos del gobierno no dependen del nivel de ingresos, sino de las tradiciones y prioridades sociales de la sociedad, en este modelo dichas erogaciones se consideran autónomas. El nivel de erogaciones del gobierno se mantiene en G, independientemente de que el ingreso sea igual a Y0 o a Y 1. Añadir al modelo las erogaciones del gobierno es casi como agregar las inversiones. Dichas erogaciones provienen sobre todo de impuestos que reducen los ingresos disponibles para el consumo.

EROGACIONES DEFICITARIAS: MULTIPLICADOR COMPLEJO: En el caso de que las erogaciones del gobierno se financien por medio de fuentes de ingresos que no sean las de recaudación de impuestos, como los prestamos tomados por el gobierno, la economía sufre el efecto multiplicador complejo. En este caso, el efecto de los gastos del gobierno equivale la de las inversiones privadas.

Los efectos multiplicadores positivos de las erogaciones del gobierno (en ausencia de los efectos fiscales) son exactamente iguales a los efectos multiplicadores de las inversiones. Las erogaciones originales se dirigen totalmente a quienes las reciben y, a continuación, se reducen debido a la PMaC en turnos sucesivos de erogaciones, el multiplicador de las erogaciones del gobierno es: 

Kg = 1/1- PMaC

Cuando se habla de la PMaC como el consumo extra que se realiza al incrementarse el ingreso en una unidad extra, quiere decir que la PMC muestra el consumo que deja de realizarse cuando el ingreso disminuye en una unidad los impuestos reducen las erogaciones (o ingresos) inicialmente en una cantidad igual al a PMC. La formula del multiplicador negativo de los impuestos es:  

Kimp = - PmaC/1 – PMaC

Cuando se combinan las erogaciones del gobierno y una aumento correspondiente de los impuestos para mantener un presupuesto equilibrado, se produce un efecto positivo sobre la economía en la cantidad de incremento en las erogaciones.

 Cuando el consumo más las inversiones más las erogaciones del gobierno, equivalen a un nivel de ingresos nacionales compatible con empleo completo de todos los recursos disponibles se alcanzara el equilibrio deseado. Como en el caso de los niveles de ingreso, si se alcanza el nivel de plena ocupación el problema es mantenerlo, pero si la economía es incapaz de alcanzarlo automáticamente, entonces hay que provocarlo. 

E) EMPLEO

El siguiente gran objetivo de la política macroeconómica es conseguir un elevado empleo, que es la contrapartida de un bajo desempleo. La gente quiere encontrar fácilmente un trabajo bueno y bien remunerado. La tasa de desempleo es el porcentaje de la población activa que está desempleado. La población activa esta formada por todas las personas ocupadas y desempleadas que están buscando trabajo; no incluye a las que carecen de empleo y no están buscando ninguno.

La tasa de desempleo tiende a variar con el ciclo económico: cuando disminuye la producción, desciende la demanda de trabajo y aumenta la tasa de desempleo.

6- Análisis y críticas de las teorías Keynesianas adecuadas a la Realidad.

Las contradicciones de algunos críticos que explican el cúmulo de profecías fallidas de KEYNES, es una formula para medir la incapacidad de conciliar sus teorías como la generalización de las "clases medias", la estanflación (teoría radical del desempleo y la inflación. Fin de un modelo económico) o la imposibilidad del cálculo económico en los sistemas socialistas de las naciones

El paralelismo de KEYNES hoy en día es visto como un aviso a navegantes ingenuos que todavía creen que el keynesianismo ha servido para salvar a la economía de libre mercado.

A. El objeto de análisis en el ciclo económico de Keynes sobre la sociedad de mercado capitalista más concretamente se centró casi en exclusiva en las fases de crisis y depresión mostrando de ese modo una acusada inclinación anticapitalista, hoy en día la realidad es otra. Grandes capitales y enriquecimiento de grandes potencias, entidades financieras que con el poder del dinero han empobrecido y endeudado otros países.

Keynes no sólo se concentra en el estudio de la depresión (lo que es comprensible en un inglés contemporáneo de los años 20 y 30), sino que llega a creer que este es un estado permanente del que el mercado es incapaz de salir por sí mismo. Así acuña en "La Teoría General" el contradictorio término de equilibrio con desempleo.

"Verdaderamente, parece capaz de permanecer en una situación crónica de actividad inferior a la normal durante un periodo considerable, sin ninguna tendencia acusada hacia la recuperación o hacia el completo colapso. Más aún, la evidencia indica que la ocupación plena, o incluso casi plena, es algo que se da raramente y que dura breve tiempo." He allí la explicación de numerosos países con altos índices de desempleo poca inversión publica y baja producción interna.

B. Keynes achaca el desencadenamiento de la crisis a un colapso en la rentabilidad de las inversiones causado por la excesiva acumulación de capital y riqueza en pocas manos y la insuficiente demanda de los compradores. La superproducción con falta de demanda, debida a la insuficiente redistribución de la riqueza hace que los stocks de mercancía se apilen sin encontrar salida.

C. Keynes sostienen que la sociedad capitalista se encamina hacia un punto de máxima entropía, en el que desaparecen las oportunidades de inversión.

La eficiencia marginal del capital se iguala a cero de acuerdo con la terminología keynesiana: "Las experiencias posbélicas de Gran Bretaña y de EE.UU. son, verdaderamente, ejemplos reales de cómo una acumulación de riqueza, tan grande que su eficacia marginal ha descendido más rápidamente de lo que pueda descender el tipo de interés ante los factores psicológicos e institucionales puede interferir, en condiciones principalmente de un nivel de empleo razonable".

¿Qué explicación encontraría Keynes para los crecientes beneficios que año tras año consiguen hoy en día Google, Intel, Microsoft, Electronic Arts o Genentech, tal y como Xerox, Texas Instruments, Motorola o IBM hicieron hace décadas?

D. El acercamiento a los problemas económicos, la observación de fenómenos muy concretos (por ejemplo, la concentración empresarial y los superbeneficios en la fase de auge, la elevación del tipo de interés por causas monetarias producida en el momento de la crisis o la reducción del consumo en la fase descendente del ciclo) con unas formulaciones teóricas en términos de macroagregados o clases sociales que ocultan lo que realmente está ocurriendo.

Keynes es así culpable de retrotraer la economía a una etapa precientífica en la cual los fenómenos económicos no se ligan a las valoraciones y acciones subjetivas. Bajo términos como burguesía, proletariado, demanda agregada o renta nacional se ocultan los fenómenos reales que quedan sin explicación. El nominalismo omnicomprensivo "lo explica todo sin explicar nada". Los fenómenos apreciados son erróneamente interpretados llevando a desatinadas conclusiones.

E. El punto fundamental es su ataque incondicional al dinero. Respecto a Marx el ataque es explícito. Punto fundamental del programa comunista es la abolición del dinero. A cambio, se propugnan unos bonos horas-trabajo o bien la distribución directa de la producción a través de cartillas de racionamiento. Como paso intermedio para socavar el orden de mercado se defiende la inflación (papel moneda de curso forzoso) y la nacionalización del crédito.

En Keynes el ataque al dinero se enmascara tras una terminología científica: la preferencia por la liquidez y el atesoramiento son los culpables de todos los desarreglos del mundo. El ataque al ahorro burgués es en realidad un ataque a la propia esencia del dinero. Una esencia que otorga soberanía al consumidor para rechazar la producción que no es de su agrado mediante el simple procedimiento de abstenerse de demandar.

F. Keynes por la eutanasia del rentista: "Aunque este estado de cosas (un rendimiento suficiente para cubrir el coste de reposición del capital) sería completamente compatible con un cierto grado de individualismo, significaría, no obstante la eutanasia del rentista y, por consiguiente, la eutanasia del poder de opresión acumulativo de los capitalistas para explotar el valor de la escasez del capital". Aparentemente Keynes ya estaba al corriente de la diferenciación entre empresario y capitalista y llamó rentista.

G. Keynes, sostenía que "cuando el desarrollo del capital de un país se convierte en un subproducto de las actividades de un casino, es probable que la tarea se realice mal". Por motivos de espacio no trataré aquí esta objeción. Basta decir que las alternativas de planificación central produjeron las mayores descoordinaciones, desabastecimientos, corruptelas e ineficacias a gran escala de las que la Humanidad ha tenido noticia.

H. Keynes y Marx defienden una fuerte redistribución de la renta con fines igualitarios – eufemismo para hacer respetable el robo cuando el Estado es el encargado a través de un impuesto progresivo sobre la renta, la supresión del derecho de herencia y la nacionalización de la inversión (los medios de producción).

I. Keynes, utiliza unas fantasmagóricas unidades de salario. El mercado está obligado a absorber toda la producción independientemente de si esta es deseada o no por el consumidor. No importa qué cantidad se produzca, qué precios se pidan, qué cualidades tenga el producto o cuáles sean los costos incurridos para obtenerla.

El consumidor debe comprarlo todo, al precio de costo como mínimo y además le debe gustar. Jamás debe liquidarse un proyecto o despedirse a un trabajador.

En fin, Keynes no hizo más que actualizar el pensamiento socialista dando las mismas interpretaciones de la realidad que pensadores anteriores a él como los mercantilistas, Sismondi, Roedbertus, Proudhon, Marx o Gessel proponiendo sin ambages la nacionalización del dinero, el crédito y la inversión (el capital) para el establecimiento de una nuevo utopía totalitaria.

7- Críticas al Modelo Keynesiano.

La primera crítica que consideraremos es la que el modelo keynesiano es "demasiado agregativo". Con esto se quiere decir presumiblemente que el modelo debe contener más variables y más relaciones de las contiene. Ya hemos visto que un aumento en estos números puede aumentar la estabilidad de las relaciones y, de ese modo, mejorar las predicciones del modelo. Hasta donde sabemos, la crítica de que el modelo keynesiano es demasiado agregativo no ha sido hecha debido a alguna creencia de que el modelo deje de aislar variables estratégicas.

Una segunda crítica al modelo keynesiano es que resulta "demasiado estático". Esto puede significar cosas casi opuestas. Por un lado, el modelo no puede tratar de la dinámica a corto plazo del cambio en el ingreso; por el otro lado, no se adapta al análisis de problemas de crecimiento a largo plazo.

Por otra parte, el modelo keynesiano está limitado, por sus propias condiciones, al plazo corto. Keynes específicamente supuso una existencia de equipo de capital dada. Hacer de la producción una función sólo del empleo refleja este supuesto.

Suele señalarse a menudo que el análisis de Keynes se contradice a sí mismo, pues trata de situaciones en que la inversión neta puede ser positiva o negativa. Esto quiere decir que la existencia de capital está cambiando.

En particular en cualquier análisis del crecimiento o del desarrollo económico tiene que tomarse específicamente en cuenta la acumulación de capital. A criterio de algunos economistas la teoría de la determinación del salario ya sea del modelo clásico o del keynesiano es totalmente inadecuada. Suponer que los salarios son totalmente flexibles a los cambios en el empleo es sólo ligeramente más absurdo que suponerlos rígidos o, más bien, autónomamente determinados.

Una crítica más al modelo keynesiano se relaciona con su análisis del dinero y el tipo de interés; primero, en cuanto a lo que incluye, luego, en cuanto a lo que omite. Quizá la crítica más válida del análisis de la demanda de dinero con fines especulativos es la implicación a veces ofrecida de que el cuadro de la demanda de dinero para especulación posea algún grado de estabilidad. Su posición y su forma claramente dependen del nivel y la dispersión de las expectativas de los tenedores de riqueza en cuanto al tipo de interés. Aunque es concebible que estos sean estables e inalterables, esto es apenas plausible.

Podría calificarse observando que los conceptos keynesianos piden un consumo, un ahorro y una inversión deseados o propuestos. Podría objetarse también que el concepto clave de la inversión de Keynes (la "eficiencia marginal del capital") no es operativo.

8- Ejemplo real tomado textualmente de CNN en español.

Recomendaciones "En efectivo CNN en español, expertos en economía que contradicen muchas teorías económicas y que le dan la razón a la inflación, las altas tazas de interés de entidades financieras y la disminución del poder adquisitivo, y al desempleo a gran parte de los países del mundo.

¿CUANTO DEBES?

 ¿PAGA TUS DEUDAS DE INMEDIATO?

 ¿PAGA MÁS DEL PAGO MINIMO?

 ¿CUALES SON TUS OBJETIVOS?

 ¿COMIENZA A AHORRAR CUANTO ANTES?

NO PUEDES AHORRAR MENTIRA!!!!

1.-HAZ UNA EVALUACION PERSONAL: DEUDAS, GASTOS ESENCIALES, SEGUIMIENTO Y METAS.

2.-RECORTA GASTOS: PARA GASTOS YA!!!, APRETARSE EL CINTURON, NO ENDEUDARSE MAS, ALTO. 

3.-AHORRAR POR LO MENOS EL 5% MENSUAL, PARA CREAR UN FONDO (COLCHÓN) HASTA QUE TE CUBRA POR LO MENOS 6 MESES.

4.-CONSIGUE ENTRADAS EXTRAS (EN TU ACTUAL TRABAJO O POR FUERA).

5.-MONITOREA TUS GASTOS.

6.-ELABORA TU PRESUPUESTO Y RESPETALO (ESPECIFICACANDO LO QUE VERDADERAMENTE ES ESENCIAL DE LO TRIVIAL).

7.-INVOLUCRA A TU FAMILIA.

8.-ACTUA COMO SI NADA PASARA.

¿Hoy por hoy esto aplica a toda la sociedad y a la economía mundial...?

  1. Mensaje MACROECONÓMICO para reflexionar.

Cuantiosos casos evidenciados en países como. ARGENTINA, BRAZIL, URUGUAY, HONDURAS, ECUADOR, BOLIVIA, NICARAGUA y VENEZUELA, hacen ver otra cara de las ciencias económicas y la mala aplicación de teorías económicas universales como ciencias.

Las estructuras de dominio. "Países Desarrollados" tratan de controlar las líneas de mercado y por esa vía estrangular tratando de monopolizar consolidando los mercados y posiciones de mercados. El manejo y aplicación hoy en día de algunos Keynesianos que aplican las teorías el interés y el dinero bajo la lógica perversa de acumulación a bajo costo y costa de la fuerza productiva de algunos pises revierten paradójicamente una economía eficaz. Se bien es cierto que desde un punto de vista lógico que la aplicación exacta de la ciencia se logra mejorando las economías de las naciones y la calidad de vida de los habitantes en la medida en que se rentabiliza el capital. También es cierto que las economía son enormemente afectadas cuado se genera el cierre de los puestos de trabajo y el devaluación abatimiento del aparato productivo interno de una nación , la inflación, perdida del valor de la moneda entre otros son los virus que atacan y aniquilan el aparatos productivo y el producto interno bruto. Otros factores que debemos entonces mencionar como punto más importante de este estudio es que se ha señalado el tratamiento racional de las necesidades, la asignación de los recursos, la producción, la racionalidad de conductas y el consumo. Pero sobre todo cuando las naciones compiten exportando productos (TLC) para generar ingresos. Todo esto nos lleva a un desequilibrio global del planeta donde prevalecen otros factores como los ambientales, el hambre, el desempleo y la miseria que compagina con el pensamiento de Keynes cuando dijo "A largo plazo todos estaremos muertos" ("In the long run we are all dead").

Javier Agostini.

CONCLUSIÓN

En este contexto, el enfoque keynesiano argumenta que para lograr una transición de crecimiento lento a rápido es necesario un aumento sostenido de las tasas de ahorro e inversión nacional. Por consiguiente, las desigualdades de crecimiento entre países se dan, en gran medida, por las diferencias en las tasas de ahorro y de inversión.

John Maynard Keynes (1883-1946) ha sido el economista más influyente del siglo XX, para desgracia de buena parte de los habitantes de este planeta. Su teoría expuesta en Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, proponía el inflacionismo y el déficit público como solución de todos los males. Las consecuencias a largo plazo de dichas políticas (que él despreció con la despectiva frase "A la larga, todos muertos") fueron las inmensas deudas públicas que padecemos casi todos los países, casos de híper inflacionismo, amén de otros males similares.

A Keynes le intereso el mundo de la inversión, el mundo del crecimiento y por consecuencia al hablar de ambas cosas nos referimos entonces al ingreso de una nación, pero por otro lado a Keynes le intereso también el mundo del desempleo que es una variable determinada por la inversión, en la medida en la que aumenta en ingreso, aumenta la producción y si se habla de producción hablamos del consumo y el comercio exterior. (Teoría del intercambio y teoría monetaria). Sin estas variables no podría existir la circulación. El modelo del acelerador es una explicación de los ciclos económicos basada en la teoría keynesiana del multiplicador todo lo relacionado al factor multiplicador y acelerador es la relación existente entre un aumento de la inversión (de exportación, de consumo...) y el aumento de ingresos así provocado. El principio de multiplicación puede ilustrarse con la siguiente fórmula: "La reacción supera a la acción". Así, el aumento de la inversión no acrecentará el ingreso nacional en razón de un importe múltiple.

En resumen, no podemos advertir críticas de que las variables keynesianas no son operativas. Por el contrario, la economía keynesiana ha estimulado un vasto esfuerzo para recopilar y organizar datos alrededor de los conceptos de ingreso y producción nacionales, consumo, inversión y empleo. Podría calificarse observando que los conceptos keynesianos piden un consumo, un ahorro y una inversión deseados o propuestos. Podría objetarse también que el concepto clave de la inversión de Keynes (la "eficiencia marginal del capital") no es operativo.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Case/Fair. (1997). Principios de Macroeconomía. Cuarta Edición. Prentice-Hall Hispanoamericana, s.a. México.

Maza Domingo. (1992). Tratado Moderno de Economía. Nueva edición. Editorial Panapo. Caracas.

Mochón, Francisco. (1995). Economía. Mc Graw Hill. España.

Mochón, Francisco.(2000). Economía, teoría y política. Cuarta edición. Mc Graw Hill. España.

Abel, A y B. Bernanke 2006:. . Addison-Wesley.

Barreiro, F. 1999: Macroeconomía Intermedia. McGrawHill.

Barro, R. Macroeconomía. McGrawHill.

Belzunegui, B. et al 2002: Macroeconomía. McGrawHill.

Blanchard, O. 2006: Macroeconomics . Prentice hall.

DeLong, B 2006. Macroeconomía. McGrawHill.

Dornbusch et al. 2002: Macroeconomía. 9va. Ed. McGrawHill.

Felderer, B. S. Homburg. 1992: Macroeconomics and New Macroeconomics. Springer VerlagFroyen, R. 1999: Macroeconomía: Teoría y Política. McGrawHill.

Jimenez, F. 2006: Macroeconomía. Enfoques y Modelos. PUCPMankiw, G. 2005: Macroeconomics.

Snowdon, B. H. Vane and P. Wynarczyk. 1995: Modern Guide to Macroeconomics, An Introduction to Competing Seven Schools of Thought.

Miron, J. y N. Gregory Mankiw.1992: Casebook for Use With Macroeconomics

Roca, R.:  Teoría Macroeconómica. En Internet

Russell W. 1999: Cooper Complementarities and MacRoeconomics.

Sachs, J. 1993: Macroeconomía en la Economía Global . Prentice hall.

Sotelo, J. 2003: Teorías y Modelos Macroeconómicos. ESIC.

Woodford, M. 1999: Revolution and evolution in twentieth century macroeconomics.

 

Javier Agostini

Maracaibo, ENERO de 2008.


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.