Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Identificación, evaluación y prevención de riesgos laborales (página 2)




Partes: 1, 2


1.2 Clasificación de los accidentes de trabajo.

Los accidentes se clasifican de la forma siguiente: (Díaz, 1989).

  • Impacto con violencia.
  • Impacto sin violencia.

Impacto con violencia: son aquellos accidentes provocados por golpes con o contra objetos que se encuentran en la trayectoria del desarrollo de la actividad laboral. Se producen en los procesos de manipulación, transporte, almacenamiento y utilización de materiales.

Impacto sin violencia: son los accidentes provocados por contactos. Aquí se consideran:

  • Contactos eléctricos.
  • Contactos térmicos.
  • Contactos con superficies cortantes o punzantes.
  • Contactos con sustancias corrosivas o cáusticas.

1.3 Evaluación de la accidentalidad laboral.

Para lograr un patrón común y poder comparar las cifras e importancia de los accidentes y sus lesiones, independientemente de la calidad del operario y del número de horas trabajadas en cada empresa, es necesario llevar el control de los accidentes durante el mismo período y de acuerdo a la misma cantidad de hombres y horas de trabajo. (Díaz, 1989).

Esto se consigue con los indicadores para medir la Accidentabilidad laboral, los cuales mencionamos a continuación:

  • Índice de Incidencia (I. I.).
  • Índice de Frecuencia (I. F.).
  • Índice de Gravedad (I. G.).
  • Coeficiente de Mortalidad (C. M.).

Índice de Incidencia: Nos indica la cantidad de accidentes de obligatoria información por cada 1000 trabajadores. Se determina por la expresión siguiente:

I.I = (N / P) x K

donde:

N = Número de accidentes de obligatoria información (lesiones incapacitantes) en el período.

P = Cantidad promedio de trabajadores en el período.

K = Constante que significa la base de referencia seleccionada. (Generalmente es 1000).

Índice de Frecuencia: Mide la relación que existe entre el número de accidentes que han ocasionado una lesión, cualquiera que sea su magnitud, producida durante un período dado y el número de horas trabajadas durante el mismo por el total de empleados, calculándose de la forma siguiente:

I.F = (No de lesionados / No total de hombres expuestos al riesgo) x 106

Índice de gravedad: Mide la relación que existe entre el número de días perdidos por las lesiones incapacitantes y el números de horas trabajadas durante ese período, por el total de trabajadores considerados en ese período para el cálculo. Para facilitar el cálculo se multiplica por 10000. El mismo se calcula de la manera siguiente:

I.G = (No de días perdidos / Horas hombre trabajadas) x 104

Este índice se hace indispensable porque el de frecuencia solo nos indica el número de accidentes y no la importancia de las lesiones.

La empresa utiliza el índice de gravedad promedio () que es el empleado por el MTSS, el cual se calcula de la forma siguiente:

= No de días perdidos / Cantidad de lesionados.

La diferencia que existe entre estos índices es que el IG nos da la relación que se tiene entre los números de días perdidos por cantidad de horas hombres trabajados multiplicados por 104 y el nos relaciona los números de días perdidos entre la cantidad de lesionados.

Coeficiente de mortalidad: Nos da la relación que existe entre los trabajadores fallecidos por accidentes de trabajo y el total de ellos lesionados por esta causa y se calcula de la forma siguiente:

C.M = (F/N) x 1000

donde:

F = Cantidad de fallecidos por accidentes de trabajo.

N = Cantidad de trabajadores lesionados por accidentes de trabajo.

1.4 Riesgos Laborales.

La actividad laboral en su sentido más amplio se expresa a través de la interacción del hombre con los medios de trabajo, el régimen definido de una determinada organización que tiene como objetivo la obtención de un producto o la prestación de servicios.

A su vez el desarrollo económico social implica un incremento de la diversidad, complejidad y potencialidad de los riesgos determinados por la concentración y desarrollo de tecnologías de avanzada, utilización creciente de fuentes de energía más poderosas, desarrollo de novedosos productos y materias primas, incremento de la rapidez y masividad de los medios de transporte y mayor exigencia social por la calidad de la vida y la preservación de la salud y del medio ambiente.

Las nuevas tecnologías en todos los aspectos, comparten nuevos riesgos y es obligado determinar los niveles de esos nuevos riesgos para calibrar su incidencia en la salud laboral. (Puerto, 2002).

No es lo mismo garantizar y certificar la excelencia de un producto que la seguridad de las personas en las empresas en las que trabajan. (Biosca, 2002).

Bajo estas condiciones existe de forma implícita la presencia del riesgo que, como amenaza a la estabilidad del funcionamiento de las organizaciones puede ser definido como:

Riesgo: "Es la posibilidad de ocurrencia de eventos indeseados como consecuencia de condiciones potencialmente peligrosas creadas por las personas y por diferentes factores o objetos". (Sevilla, 2002).

"La palabra riesgo expresa la posibilidad de pérdida de la vida o daño a la persona o propiedad" (Perdomo, 2002).

Riesgo: "Combinación de la probabilidad de que ocurra un daño y la gravedad de este" (NC 18000/05).

Riesgo: "Es la posibilidad de que ocurra un daño a la salud de las personas causado a través de accidentes, enfermedades, incendios o averías. (Domínguez, 1993).

Riesgo: "Es la probabilidad de que la capacidad para ocasionar daños se actualice en las condiciones de utilización o de exposición, así como la posible importancia de los daños. (Cirujano, 2002).

Riesgo: "Es la probabilidad que se presente un nivel de consecuencias económicas iníciales o ambientales en un sitio en particular y durante un período de tiempo definido, se obtiene de relacionar las amenazas con la vulnerabilidad de los elementos expuestos. (Lavell, 2002).

Riesgo: "Posibilidad presente de la ocurrencia de un hecho infausto" (Aguirre, 1986).

Coincidiendo con los autores citados, riesgo es la posibilidad de que un trabajador o una institución sufran determinado daño derivado del trabajo.

1.5 Clasificación de los riesgos.

  • Riesgos físicos.
  • Riesgos químicos.
  • Riesgos biológicos.
  • Riesgos Psicofisiológicos.

- Riesgos físicos: Son los derivados de la acción de agentes físicos que causan efectos traumáticos que por lo general en el medio hospitalario quiebran o atenúan las barreras de contención para riesgos biológicos, aumentan la susceptibilidad del hospedero o potencian el efecto de algunos agentes biológicos.

- Riesgo físico: Son aquellos factores inherentes al proceso u operación en nuestro puesto de trabajo y sus alrededores, generalmente producto de las instalaciones y equipos que incluyen niveles excesivos de ruidos, vibraciones, electricidad, temperatura y presión externa, radiaciones ionizantes y no ionizantes. (Sevilla, 2002).

Si partimos de la base de que para hablar de la iluminación es preciso contar con una fuente productora de luz y de un objeto a iluminar, las magnitudes que deberán de conocerse son las siguientes:

  • Flujo luminoso.
  • Intensidad luminosa.
  • Iluminancia o nivel de iluminación.
  • Luminancia.

El flujo luminoso y la intensidad luminosa: "Son magnitudes características de las fuentes, el primero indica la potencia luminosa propia de una fuente, y la segunda indica la forma en que se distribuye en el espacio la luz emitida por las fuentes. (Fraternidad-Muprespa, 2000).

La iluminación de buena calidad y cantidad adecuada se puede obtener con cualquiera de los varios tipos de sistemas de alumbrado:(Manual de Alumbrado, 1986).

  • Indirecta: Del 90 al 100 % del rendimiento de luz de la luminaria se dirige al techo en ángulos por encima de la horizontal.
  • Semindirecta: Del 60 al 90 % de la emisión luminosa de la luminaria se dirige hacia el techo en ángulos por encima de la horizontal, mientras el resto se dirige hacia abajo.
  • Directa-Indirecta: Del 40 al 60 % de la luz se dirige hacia abajo en ángulos por debajo de la horizontal.
  • Directa: Del 90 al 100% de la luz se dirige hacia abajo en ángulos por debajo de la horizontal.
  • Semidirecta: Del 60 al 90 % de la emisión luminosa de la luminaria se dirige hacia el techo en ángulos por encima de la horizontal, mientras el resto se dirige hacia abajo.

Métodos de iluminación.

Los métodos de iluminación están referidos a las áreas en que es necesario garantizar un nivel de iluminación. Así tenemos:(García, 1990).

Iluminación General: Con este método de iluminación se logra una uniformidad luminosa en todo el local.

Iluminación general localizada: Es la necesaria a lograr en zonas que, por el tipo de tarea que se realiza requiere altas intensidades.

Iluminación suplementaria: Recibe este nombre el método de iluminar puntos específicos del área de trabajo que requiera alto nivel de iluminación.

Diseño de una instalación de alumbrado.

El diseño de una instalación de alumbrado depende de muchos factores, entre los que figura el suministrar la cantidad adecuada de iluminación. Esto se lleva a cabo mediante el análisis previo de la tarea visual y sus necesidades particulares de iluminación luego se pude proceder a la selección del tipo más conveniente de alumbrado y al cálculo de la instalación. (Manual del Alumbrado, 1986).

- Riesgos Químicos: Probabilidades de daños por manipulación o exposición a agentes químicos, de uso frecuente en áreas de investigación, de diagnóstico, o con desinfectantes y esterilizantes en el ambiente hospitalario.

- Riesgos Biológicos: Es el derivado de la exposición a los agentes biológicos. Puede ser ocupacional o no, según la relación que guarde con el trabajo.

- Riesgos Psicofisiológicos: Causados por factores humanos, pueden ser organizativos o sociológicos, todos ellos inherentes al ser humano.

1.6- Propuesta de Metodología para la Identificación,

Evaluación y Gestión de los Riesgos que afectan la seguridad y salud de los trabajadores. (según Resolución 31/02 MTSS, Cuba).

La evaluación de los riesgos en los centros laborales, instalaciones y puesto de trabajo se realiza de acuerdo a las características particulares de cada lugar, con la participación de los trabajadores en los lugares que necesiten hacer una evaluación inicial del riesgo o proceder a la actualización de la existente.

Este procedimiento puede servir para cumplir de forma rápida, sencilla y eficaz con la obligación de las entidades de poseer un diagnóstico del nivel de seguridad existente en sus instalaciones y establecer una política de prevención, basado en el mejoramiento continuo de las condiciones de trabajo.

La evaluación deberá realizarse considerando la información sobre la organización, las características y complejidad del trabajo, los materiales utilizados, los equipos existentes y el estado de salud de los trabajadores, valorando los riesgos en función de criterios objetivos que brinden confianza sobre los resultados a alcanzar.

Cuando exista una ¨normativa¨ específica que debe aplicarse, el procedimiento deberá ajustarse a las condiciones que la misma establece y podrá adecuarse a normas o guías, cuando exija la realización de mediciones, análisis, ensayos o cuando criterios complejos de evaluación deban utilizarse.

Evaluaciones establecidas por legislaciones vigentes.

En numerosas ocasiones la evaluación, exposición y control de algunos de los riesgos presentes en las instalaciones o puestos, pueden ser reguladas por documentos legales o procedimientos de organismos ramales o de la propia entidad, debiéndose asegurar que se cumple con los requisitos establecidos.

Evaluaciones impuestas por legislación sobre prevención de riesgos.

Algunas normas que regulan aspectos de prevención de riesgos laborales y definen procedimientos para su evaluación y control, por ejemplo las normas de ruido y vibraciones.

Evaluación de los riesgos para los que no existen procedimientos o normas específicas.

Existen riesgos para los que no existen en el país una legislación específica que limite la exposición de los trabajadores a sus efectos. Sin embargo existen normas o guías técnicas, de organizaciones de reconocido prestigio internacional, que establecen los procedimientos de evaluación e incluso, en ocasiones, los niveles máximos de exposición recomendados. Por ejemplo valores límites permisibles respecto a contaminantes químicos, publicados por asociaciones técnicas o institutos de investigaciones aplicadas.

Evaluaciones que precisan de métodos especializados de análisis.

Algunas de estas legislaciones exigen utilizar métodos específicos de análisis de riesgos tanto cualitativos como cuantitativos, tales como el método HAZOP, el árbol de fallos y errores y otros.

En la práctica, cuando se analiza desde el punto de vista de la seguridad una determinada instalación lo que se hace es combinar un conjunto de métodos, desde los análisis históricos, combinados con listas de comprobación para después realizar un análisis sistemático mediante Hazop. En determinados casos también se realizan métodos de estimación de frecuencias. (http://www.unizar.es/guiar/1/accident/An-couse-An-couse.htm).

La evaluación de riesgos es la actividad central a partir de la cual se establecerá la planificación preventiva para el control de los mismos. (http://www.mtas.es//inht/ntp/ntp-330.htm).

A la luz de lo expuesto hasta ahora, un método general es el más indicado para la realización de una evaluación inicial de riegos, porque permite tener en cuenta los riesgos propios de la tarea realizada por el trabajador y obtener, si se considera oportuno, una primera valoración para los riesgos que tienen como causas factores para los que existen procedimientos específicos de evaluación.

El siguiente procedimiento se basa en la utilización de tres instrumentos (modelos). (Curso básico seguridad y salud en el trabajo, 2001).

  • Modelo "Cuestionario de Identificación de Riesgos".
  • Modelo "Evaluación de Riesgos".
  • Modelo "Plan de Actividades Preventivas".

El "Cuestionario de identificación de riesgos" se recomienda utilizar para comenzar el proceso de evaluación y tiene como objetivo facilitar la identificación de los riesgos existentes, así como lograr la participación de los trabajadores, conociendo de esta forma las percepciones subjetivas de ellos, respecto a aquellos aspectos que consideran más dañinos para su salud.

Tras obtener mediante cualquier mecanismo los indicadores de riesgo en nuestra organización llega la hora de evaluarlos para tomar decisiones organizativas acerca de la gestión de nuestra seguridad y sus prioridades. (Análisis de riesgo, 2003).

El modelo "Evaluación de riesgos" permite evaluar todas las áreas, instalaciones o puestos de trabajo donde se haya identificado algún riesgo. En los casos establecidos o a criterio del evaluador, se puede realizar la valoración cualitativa de los riesgos identificados en función de la probabilidad y las consecuencias de su materialización, proponiendo las medidas correctoras para eliminar y/o minimizar el riesgo.

Una vez identificados y evaluados los riesgos, se hace preciso establecer las diferentes acciones de carácter coordinado que tengan como objetivo la eliminación, reducción y control de los mismos, las cuales se recogen en documento escrito constituyendo su formalidad el llamado plan de prevención.(Navarro,2001).

El "Plan de actividades preventivas" consiste en plasmar en un modelo las acciones planificadas, los responsables y fechas, en que deben quedar eliminadas o minimizadas las deficiencias detectadas durante el proceso de evaluación. Este documento debe ser confeccionado anualmente y actualizado cada vez que se modifique la evaluación de riesgos.

El "Procedimiento de evaluación" consta de las siguientes fases:

  1. Identificación por áreas, instalaciones o puestos de trabajo.
  2. Evaluación de los riesgos identificados.
  3. Propuesta de medidas preventivas tendentes a eliminar o minimizar los riesgos identificados.

El alcance del procedimiento no debe aplicarse de forma similar a todos los centros de trabajo, dadas sus diferencias en potencialidad de riesgos, tamaño, importancia económica y número de trabajadores. Es beneficioso, para lograr racionalidad y una mayor eficiencia del trabajo, proceder previamente a auto clasificar el centro de trabajo en el que se va a ejecutar la evaluación de riesgos.

Los autores, con esta finalidad, sugieren que el personal técnico pudiera utilizar la clasificación de los centros laborales que se muestra en la tabla 1.1.

Tabla: 1.1 Clasificación de los centros laborales.

Al clasificar un centro se debe ser flexible, considerando el comportamiento de estas variables y las condiciones objetivas de cada centro de trabajo. Esto significa, por ejemplo, que en determinados casos un centro que posee 40 trabajadores, podría ser clasificado como "A", si tuviera un "altos riesgos".

De acuerdo con la clasificación que se adjudique al centro de trabajo, es que se aplicará el procedimiento de evaluación y los modelos de registros de la manera que se expone en la tabla 1.2.

Tabla: 1.2 Modelos de registro a aplicar según clasificación del centro.

Nota: Se aplicará el modelo pero no es necesario utilizar la parte correspondiente a evaluación de riesgos.

Los cuestionarios específicos se utilizarán a criterio de los especialistas que ejecutan la evaluación. Su aplicación estará en correspondencia con los riesgos identificados y en función de la necesidad o deseo de profundizar en la información a obtener, por las características de las tareas.

Identificación de Riesgos. (Ver Anexo # 1).

La identificación de riesgos se realizará en todas las áreas, instalaciones y puestos de trabajo de la empresa. El concepto de puesto de trabajo agrupa a todos los trabajadores que realizan funciones similares y están sometidos a los mismos riesgos.

El modelo se llenará teniendo en cuanta los datos generales de Identificación y Evaluación de las áreas, instalaciones y puestos de trabajo de la empresa o establecimiento.

Se anotará una (x) en la fila correspondiente a cada uno de los riesgos que el trabajador identifique como que existe, adjudicando subjetivamente el nivel de riesgo a que considera está sometido en el rango entre 0 y 3.

Cuando consideren que existen riesgos que no se encuentren enunciados en el listado, se agregarán en cada una de las filas después de la 26, siendo fundamental nombrar el riesgo de que se trate.

Evaluación de Riesgo. (Ver Anexo # 2).

Este modelo se aplicará en todas las áreas, instalaciones o puestos de trabajo y será el resultado del análisis de la información obtenida de los trabajadores durante el procedimiento de identificación de riesgos y en las visitas y entrevistas realizadas a los lugares de trabajo evaluados.

El modelo puede incluir la valoración de los riesgos la cual se realizará en el caso que el centro es de tipo "A" o cuando el especialista lo considere necesario. Cada riesgo se valora por separado (cualitativamente), asignando, a cada uno, una calificación que se obtiene del resultado de la combinación de probabilidad y consecuencia, según la metodología descrita por Menéndez en el 2005.

Cuando estamos evaluando un Centro "B" se puede utilizar el modelo sin llenar la parte correspondiente a la evaluación.

El modelo se llenará teniendo en cuanta los datos generales de Identificación y Evaluación en todas las áreas, instalaciones y puestos de trabajo de la empresa o establecimiento.

Evaluación del riesgo.

Procedimiento Cualitativo y cuantitativo.

  • Probabilidad.

Se estimará la posibilidad de que los factores de riesgos se materialicen en los daños normalmente esperables de un accidente, según la siguiente escala:

Probabilidades.

Daños.

(B) Baja = 0,1

Ocurrirá raras veces.

(M) Media = 0,3

Ocurrirá en algunas ocasiones.

(A) Alta = 0,6

Ocurrirá siempre.

A la hora de establecer la probabilidad del daño se considerará lo siguiente:

  • Si existe exposición a riesgos.
  • La frecuencia de exposición al riesgo.
  • Si las medidas de control ya implantadas son adecuadas (resguardos, Equipos de Protección Personal (EPP), etc.).
  • Si se cumplen los requisitos legales y las recomendaciones de buenas prácticas.
  • Protección suministrada por los EPP y tiempo de utilización de los mismos.
  • Si son correctos los hábitos de los trabajadores.
  • Si existen trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos.
  • Fallos en los suministros o en los componentes de los equipos, así como en los dispositivos de protección.
  • Procedimientos de trabajo inseguro de las personas (errores no intencionados o violaciones de los procedimientos establecidos).
  • Consecuencias.
  1. La materialización de un riesgo puede generar consecuencias diferentes, cada una con su correspondiente probabilidad. Es decir, las consecuencias normalmente esperables de un determinado riesgo son las que presentan mayor probabilidad de ocurrir, aunque es concebible que se produzcan daños extremos con una probabilidad menor.

Esta metodología al referirse a las consecuencias de los riesgos identificados, trata de valorar las normalmente esperadas en caso de su materialización, según los siguientes niveles.

Valores.

Consecuencias Humanas.

Consecuencias Materiales ($).

0,5

Lesiones leves.

0 a 200,00

1

Lesiones menos graves.

200,00 a 1000,00

1,5

Lesiones Graves.

1000,00 a 100 000,00

2,5

Muerte.

100 000,00 a 1 000 000,00

4,5

Varias muertes .

Más de 1 000 000,00

  • Exposición.

La misma tiene en cuenta el número de personas expuestas al riesgo, los valores de exposición se pueden observar en la tabla 1.3.

Tabla 1.3 Valores de exposición.

  • Valor del riesgo.

Valor del Riesgo = Probabilidad x consecuencia humana x la consecuencia material x la exposición.

Una vez obtenido todos estos datos se le da la prioridad de mayor a menor, en caso de empate se decide de forma aleatoria, o se le da la misma prioridad.

Observación: En todos los centros de trabajo que clasifiquen como "B" o cuando la evaluación del riesgo necesite una valoración específica como es el caso de medición ambiental, no es necesario proceder a cumplimentar la valoración. En los casos que se necesitaría una medición, la medida correspondiente será indicar realizar la medición.

Plan de Actividades Preventivas.

Su finalidad es reflejar en un período de tiempo determinado todas las acciones encaminadas a cumplir con la política de seguridad y salud de la empresa y facilitar el control de la estrategia elaborada para la mejora continua de las condiciones de trabajo, basada en el principio de la "Seguridad Integral", siendo una forma de expresión graficada de la Gestión de la SST en la entidad.

El modelo se llenará teniendo en cuanta los datos generales de Identificación y Evaluación en todas las áreas, instalaciones y puestos de trabajo de la empresa o establecimiento.

El mismo debe ser elaborado anualmente y puede ser objeto de modificaciones, en función de los resultados de las evaluaciones que puedan realizarse, ya sea por la propia empresa o por los órganos de inspección estatal.

Actividades preventivas propuestas: se detallan las acciones o tareas planificadas en las diferentes actividades que debe considerar el Plan para cumplir con la estrategia decidida para materializar el modelo de gestión y organización de la prevención en el conjunto de actividades de la empresa; eliminar o minimizar los riesgos identificados y garantizar la " mejora continua de las condiciones de trabajo".

Es posible que un plan no tenga que incluir acciones en todas las actividades descritas en el modelo, ya que en el período no planificó mejoras en determinado aspecto. Los aspectos recogidos en actividades preventivas pueden ser modificados por las entidades.

Las acciones descritas en este modelo no tienen que coincidir con las medidas descritas en el modelo de evaluación, ya que en esta etapa del proceso se incluye el análisis económico de factibilidad y es posible que no se cuente con el financiamiento para accionar sobre algunos de los riesgos identificados.

Observaciones: Se incluye cualquier elemento que sea necesario para una mejor comprensión de la tarea planificada.

Evaluaciones de mayor Complejidad.

En aquellos casos de centros de trabajo clasificado como "A" o que a criterio del especialista existan riesgos que lo justifiquen, se procederá a la aplicación de los cuestionarios específicos por tipo de riesgo, así como, mediciones de factores ambientales u otros que inciden sobre la seguridad y salud del trabajador.

1.7-Técnicas a utilizar en la Evaluación, Identificación y Prevención de Riesgos.

Entre las principales técnicas a utlizar se puede contar con:

La observación: La observación resulta el más elemental y la base de los demás métodos.

En la ciencia, por regla general las observaciones constituyen un conjunto de comprobaciones para una u otra hipótesis o teoría, y depende por ello, en gran medida, de ese fin. El científico no registra simplemente datos cualesquiera, sino que escoge de manera consciente aquellos que confirman o rechazan su idea. Por lo que la observación como método científico es una percepción atenta, racional, planificada y sistemática de los fenómenos relacionados con los objetivos de la investigación, en sus condiciones naturales y habituales, es decir, sin provocarlos y utilizando medios científicos, con vistas a ofrecer una explicación científica de la naturaleza interna de estos.

La entrevista: Que como método empírico de investigación puede definirse de la siguiente forma: Es una conversación de carácter planificado entre el entrevistador y el (o los) entrevistado(s), en la que se establece un proceso de comunicación en el que interviene de manera fundamental los gestos, las posturas y todas las diferentes expresiones no verbales tanto del que entrevista como del que se encuentra en el plano de entrevistado.

La entrevista como método de investigación resulta imprescindible en los casos en que la investigación no puede realizarse de otra forma, por ejemplo, cuando la estadística no se ocupa en absoluto de recopilar datos relativos a una serie de cuestiones que interesan al investigador.

Tormenta de ideas: La esencia de éste método radica en ideas libres y espontáneas, evitar críticas y ataques. Se emplea para la recolección rápida de ideas, sin tener en cuenta la calidad de éstas, ni su Factibilidad solo su cantidad, la validez se decide en un paso posterior. Es importante antes de aplicar este método: explicarlo bien y definir las funciones de los participantes, que todos los miembros aporten sus ideas libremente, sin criticar, las conclusiones deben sacarse por la mayoría, es preciso buscar sistemáticamente combinaciones o asociaciones entre las ideas enunciadas.

Método Delhi: La esencia del método es hacer varias encuestas sucesivas sin interacción (intercambio de opiniones), donde se recomienda emplear de 7 a 9 expertos. Funciona del siguiente modo:

  1. El grupo de análisis (quienes están aplicando el método) lanza la pregunta a los expertos, recibe las respuestas y selecciona las más comunes.
  2. Se envían las características más comunes a los expertos, sin ordenar y se les pide el voto (Positivo vale 1, negativo vale 0).

Se calcula el coeficiente C = 1- Vn/Vt

donde:

Vn = Votación negativa.

Vt = Votación total.

Nota: Si no hay concordancia el error es del grupo de análisis.

Método Kendall: Consiste en la recopilación o recogida de información ponderada de un grupo de expertos El Método unifica el criterio de varios especialistas con conocimiento de la temática, de manera que cada integrante del panel (Se debe trabajar con 7 expertos como mínimo) haya ponderado según el orden de importancia, que cada cual entienda a criterio propio. En la selección del experto se tendrá en cuenta la experiencia, el nivel de información que pueda aportar y el nivel técnico que tenga. Este método posee un procedimiento matemático y estadístico que permite validar la fiabilidad del criterio de los expertos mediante el coeficiente Kendall (W).

¿Cómo se utiliza?

A continuación se muestran los pasos a seguir para la realización del método.

  1. Llevar a la tabla el resultado de la votación de cada experto.
  2. Sumatoria de todos los valores por fila.

  3. Cálculo del coeficiente (T).
  4. Se realiza el control de las características cuyo valor es menor que el coeficiente (T).

  5. Cálculo de  , se hace por fila y uno por uno.
  6. Cálculo de 2, se halla la sumatoria al final de la columna.
  7. Posteriormente se halla el coeficiente de Kendall (W).

Si se cumple hay concordancia y el estudio es válido.

KNúmero de características.

mNúmero de expertos.

Si W < 0.5 se repite el estudio, de haber un número de expertos mayor que 7 deben eliminarse los que más variación introducen en el estudio, respetando siempre m ≥ 7.

Anexos

Anexo 1: Modelo cuestionario de identificación de riesgo.

Evaluación de riesgo.

Empresa: _______________ Establecimiento o centro de trabajo: __________________

Área, instalación o puesto de trabajo: _______________ Fecha: ___________________

N0

Riesgos Identificados.

0

1

2

3

1

Caída de personas a distinto nivel.

       

2

Caída de personas a un mismo nivel.

       

3

Caída de objetos por desplome o derrumbamiento.

       

4

Caída de objetos en manipulación.

       

5

Caída de objetos desprendidos.

       

6

Pisadas sobre objetos.

       

7

Choque contra objetos inmóviles.

       

8

Golpe o contacto con objetos móviles.

       

9

Golpes o cortaduras por objetos o herramientas.

       

10

Proyección de fragmentos o partículas.

       

11

Atrapamiento por o entre objetos.

       

12

Atrapamiento por vuelco de máquina o vehículo.

       

13

Sobreesfuerzo físico o mental.

       

14

Estrés térmico.

       

15

Contacto térmicos.

       

16

Contacto eléctrico.

       

17

Inhalación o ingestión de sustancias nocivas.

       

18

Contacto con sustancias nocivas

       

19

Exposición a radiaciones ionizantes y no ionizantes.

       

20

Explosiones.

       

21

Incendio.

       

22

Manipulación y contacto con organismos vivos

       

23

Atropellos, golpes o choques contra o con vehículos.

       

24

Exposición a agentes físicos.

       

25

Exposición agentes biológicos.

       

26

Otros (Enunciar).

       

27

         

28

         

0 No hay riesgo. 1 Riesgo pequeño. 2 Riesgo mediano. 3 Riesgo grande.

Anexo 2 Modelo de evaluación de riesgo.

MODELO DE EVALUACIÓN DE RIESGO

Referencias bibliográficas:

  1. Aguirre, M. E. 1986. Seguridad integral en las organizaciones. Editorial Trillas. SA. de CV. Primera Edición. P. 9-10.
  2. Análisis de riesgos. (sa) Disponible en: ( el 25 de marzo del 2007.
  3. Biosca, J. R. 2002. La unión Europea admite sus reservas en los sistemas de certificación. Revista Mapfre Seguridad. Número monográfico sobre prevención de riesgos laborales. (Madrid-España). P.53.
  4. Cirujano, G. A. 2002. La evaluación de los riesgos laborales. Revista Mapfre Seguridad. No 79 Tercer Trimestre. (Madrid-España). P. 2.
  5. Curso básico seguridad y salud en el trabajo, 2001. MTSS
  6. Díaz, O. 1989. Protección e higiene del trabajo. Editorial Pueblo y Educación. P. 204; 208.
  7. Domínguez, B. 1993. Procedimientos para la evaluación y control de los riesgos laborales. P. 10.
  8. Espinosa, R. 1993. Procedimientos para la investigación de accidentes de trabajo. CESST. P. 6.
  9. Fraternidad Muprespa. 2000. Curso de prevención de riesgos laborales. Modulo IV. Agentes físicos mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social No 275.
  10. García, D. J. 1990. Soluciones prácticas en materia de PHT. Primera parte. ISAICC. P. 152 -154.
  11. Lavell, A. M. 2002. Conceptos y definiciones de relevancia en la gestión de riesgos. Disponible en:(http://www.snet.gov.sv/riesgo.htm), consultado el 11 de marzo del 2007.
  12. Manual de alumbrado Westinghouse. 1986. Edicion Revolucionaria. P. 4-7, 6-1.
  13. Navarro, R. 2001. La organización de la prevención de riesgos laborales en la empresa. Disponible en: (http:www.arearh.con/salud.htm), consultado el 25 de marzo del 2007.
  14. NC 18000/05 Seguridad y salud en el trabajo: Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Vocabulario.
  15. Perdomo, S. 2002. Análisis de riesgo industrial. Edición publicidad gráfica león. S.R.I. Caracas SA. Venezuela. P. 20.
  16. Puerto, L. R. 2002. El derecho penal no es una panacea y debe reservarse solo para los casos graves. Revista Mapfre Seguridad. Número monográfico sobre prevención de riesgos laborales. (Madrid-España). P. 53.
  17. Resolución 31/02. Metodología para la identificación, evaluación y gestión de los riesgos laborales que afectan la seguridad y salud de los trabajadores. Cuba.
  18. Sevilla, R. A. 2002 Manual de prevención y control de riesgos ocupacionales. Edición Luminaria. Sancti Spíritus, Cuba. P. 15; 13; 25; 16; 26; 30; 39.
  19. Viña, S. (sa) Folleto de Protección e Higiene del Trabajo. ISPJAE. Ciudad Habana. P. 269.

 

 

 

Autor:

Yaniel Santos Triana

Ingeniero Industrial

Profesión: Especialista Principal en Informática

Estudios Realizados: Ingeniero Industrial (Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos)

Ciudad: Matanzas

País: Cuba

Fecha: 9 Enero 2008

Teresa de la Torre Mazón

Ingeniero Industrial

Profesión: Esp Gestión de RRHH.

Estudios Realizados: Ingeniero Industrial (Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos)

Ciudad: Matanzas

País: Cuba

Fecha: 9 Enero 2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Recursos Humanos

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.