Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El proyecto de vida y el desarrollo estratégico personal en el contexto universitario (página 2)




Partes: 1, 2


 

En el proceso de formación de la personalidad que se desarrolla en el contexto educativo; el proyecto de vida posibilita conjugar la identidad personal y social de la personalidad en las perspectivas de su dinámica temporal y de sus posibilidades de desarrollo futuro, luego se comprende entonces, que este sea un sistema principal de la persona que representa según Vigostky; un "modelo ideal" sobre lo que el individuo espera, quiere ser y hacer el que toma forma concreta en la disposición real y en las posibilidades internas y externas, que el individuo tiene para lograrlo, definiendo la relación de este hacia el mundo y hacia sí mismo, que es su razón de ser, en el contexto y tipo de sociedad en que vive.

En artículo los autores pretenden ofrecer su punto de vista como una alternativa para comprender y abordar esta problemática en el contexto universitario, por lo que representa el proyecto de vida como herramienta en la labor educativa en la Instituciones Cubanas de Educación Superior.

El conceptos de partida en las tesis que se abordan es el de gestión pedagógica del colectivo curricular de año ya que este se considera la célula fundamental de la labor educativa.

La gestión pedagógica del colectivo curricular de año se considera como: el proceso que garantiza la coordinación, orientación, regulación y evaluación de las acciones didácticas y de carácter socio-psico-pedagógicas que realiza el colectivo a través del trabajo metodológico y del trabajo educativo personalizado, la relación entre estos proceso manifiesta la dialéctica que como proceso consciente, sistémico e integrador posibilita la formación integral de los estudiantes, en las esferas profesional y personal del proyecto de vida universitaria, con la consiguiente optimización de los objetivos propuestos en el encargo social, la utilización racional de los recursos disponibles y brindando la estrategia educativa a seguir para mejorar de manera continua el proceso docente educativo.

Las acciones de carácter didáctico las desarrolla el colectivo desde el trabajo metodológico, para asegurar:

  • La efectividad del trabajo administrativo del colectivo
  • Perfeccionar el proceso docente educativo mediante la gestión horizontal en la relación entre los componentes esenciales; la asignatura integradora como componente rector porque la misma se identifica con el objeto de la profesión y las estrategias curriculares.
  • Perfeccionar la labor educativa desde el proyecto de vida universitaria, en el vínculo entre instrucción y educación.

Por otra parte en este proceso también tiene lugar la concreción de un conjunto de acciones de carácter socio-psicopedagógicas, que desarrollan los profesores desde la dimensión trabajo educativo personalizado como es:

  • La labor de orientación educativa del profesor guía y el colectivo de profesores del año.
  • La labor de orientación de los tutores pedagógicos individual y grupal en la autogestión del aprendizaje y del desarrollo de las competencias personales al elaborar el proyecto de vida.

La efectividad de la concepción integradora del proyecto de vida universitaria de los estudiantes en las esferas profesional y personal, está determinada por la manera en que los miembros del colectivo logran asumir sus funciones para direccionar cada una de las acciones, garantizando un proceso más pertinente, en el que; las leyes y principios de la didáctica, se erijan en herramientas pedagógicas esenciales para cumplir los objetivos del modelo de persona y de profesional al que aspira la sociedad, que sepa hacer, ser y convivir.

DESARROLLO

  • El papel del colectivo en la formación de la personalidad de los estudiantes: los proyectos de vida en su contexto.

En la práctica cotidiana, la educación cubana promueve, desde las más tempranas edades, la cooperación entre las personas y la subordinación de los intereses personales a los colectivos, la incorporación al colectivo y la formación del colectivismo como valor de la personalidad, esta es la idea esencial de los proyectos educativos.

El colectivo constituye la vía para formar rasgos de la personalidad como: el humanismo, el amor al trabajo, el sentido del deber, la solidaridad y conformar la concepción del mundo, así como satisfacer las necesidades afectivas y de comunicación, al establecer relaciones con otras personas a partir de criterios de significación social y compartir los propios criterios sobre puntos de vista acerca de la vida, la moral, la política y la ideología, en la que surgen para los individuos nuevos niveles de autoconciencia estrechamente relacionados con las aspiraciones y la estructura jerárquica motivacional que rigen su actividad.

A. Makarenko señaló "…el colectivo constituye un sistema autorregulador en la formación de la personalidad del individuo, por ser un organismo en constante desarrollo que rige su propia vida, que aspira a algo, en el cual es fundamental el papel del adulto para organizar y conducir el proceso de formación, para ello, este debe convertirse en uno más de sus miembros, sin utilizar métodos administrativos, utilizando su influencia desde dentro para conducir, guiar y organizar su vida y su actividad". El educador -continua señalando- podrá cumplir la misión asignada por la sociedad en la formación de las nuevas generaciones, cuando estructure la actividad mediante la organización de un colectivo altamente cohesionado, bien unido y con una alta tendencia ideológica en torno a un objetivo común. Ese colectivo, así estructurado apoya y colabora con la labor del educador y constituye un arma potente de influencia educativa sobre la formación en todo el proceso docente. (3)

Un papel significativo se le adjudica a la influencia del profesor para orientar, encauzar y organizar la actividad en dependencia de las potencialidades individuales de los estudiantes y de la participación activa de estos mediante sus experiencias vivénciales como miembro del colectivo en la labor de autodirección y auto desarrollo, sin lo que no es posible alcanzar un adecuado funcionamiento y desarrollo de la vida en el colectivo, y en este contexto la construcción de los proyectos de vida, la identificamos como la máxima expresión de la coherencia y unidad orgánica del colectivo y de sus relaciones interpersonales.

  • El enfoque personalizado del trabajo educativo.

El proceso de gestión pedagógica del colectivo basa su estrategia educativa en el diagnóstico inicial de los estudiantes, este permite identificar las paradojas existentes entre el nivel de desarrollo de la personalidad del estudiante cuando arriba a la universidad contrastándolo con el modelo de formación y trazar la estrategia educativa del colectivo, para proyectar el nivel de desarrollo deseado según las particularidades de los estudiantes. Este proceso resulta complejo por la subjetividad que suele primar en los análisis, en ocasiones, por el desconocimiento de las características de los jóvenes y por la prevalencia del razonamiento que realizan los profesores, aun cuando participen los estudiantes. Hay que perfilar este proceso para obtener una buena información y luego interpretar los resultados obtenidos los que servirán de basamento para diseñar el proyecto de vida universitaria; tanto individual como grupal.

La formación para el desarrollo integral de los proyectos de vida, supone la efectiva interrelación de los aspectos físicos, emocionales, intelectuales, sociales y espirituales diagnosticados en los estudiantes, esto permite diseñar la formación personal y profesional en la perspectiva de la configuración del campo de las situaciones vitales del individuo bajo el prisma crítico-reflexivo-creativo de su accionar en las diferentes esferas de la vida social. (4)

La construcción del proyecto de vida universitaria del joven, como "modelo ideal" facilitará que este incorpore en su estadía en la institución y luego que egresa de ella, todo aquello que espera, quiere ser y hacer, a partir de una proyección personal y social constructiva desarrolladora.

En este contexto la orientación educativa de los profesores del colectivo y la tutoría pedagógica de los profesores guías, contribuirán a desarrollar la conciencia ética-ciudadana para la responsabilidad, la libertad y la dignidad humanas en los estudiantes, tomando en consideración el contexto en el que este se desarrolla y la propuesta de desarrollo integral de su proyecto de vida, prestando especial atención a las áreas de auto expresión, auto desarrollo y a las relaciones interpersonales de su vida profesional.

El proyecto de vida como instrumento de la labor educativa permite encauzar las direcciones de la personalidad en las diferentes áreas de la actividad y la vida social, de manera flexible y consistente, en una perspectiva temporal en la que es posible organizar las principales aspiraciones y realizaciones actuales y futuras de los estudiantes. En ese sentido, la construcción del futuro personal abarca todas las esferas de la vida, desde la sentimental-amorosa, la social-política, la cultural-recreativa, hasta la profesional. Todas estas esferas de la vida, pueden poseer una importancia fundamental para el joven y determinar la formación de orientaciones o direcciones muy significativas de su personalidad.

Patiño (2004) señala que los proyectos de vida individuales y los colectivos cuando no se configuran desde sólidos fundamentos éticos, sociales, ideo-políticos, científicos, denotan falta de coherencia y solidez en su expresión perspectiva. tanto en el plano de los individuos, como de los grupos sociales o en el de la sociedad misma de manera general, así de esta forma, es posible que no cumplan su cometido en torno a la realización de las metas y aspiraciones comunes, los estilos de comportamiento y de vida lo que puede dar lugar a fricciones y conflictos importantes expresados abiertamente o de manera indirecta a través de la apatía social, descontento o inadaptabilidad, que son las manifestaciones comportamentales de desintegración social y de ruptura de la identidad individual y social.(5)

La educación es formación de sentido y sobre todo, formación de un sentido personal, anticipación y acción meditada y responsable sobre el lugar y las tareas del individuo en la sociedad para su autorrealización personal, por tanto, esta debe contribuir a la formación coherente y plena de la identidad personal y social. Es por eso que no puede separarse la elaboración de este sentido vital de la dirección que toma la propia vida, la sustentación en valores del proyecto de vida personal se complementa con el planteamiento de metas importantes en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana y de la social, las cuales son expresión de las aspiraciones y expectativas en relación con los valores asumidos individual y colectivamente y su posibilidad de realización en la situación real del desarrollo personal.(6)

Mediante el proyecto de vida entendido desde la perspectiva psicológica y social, se sistematizan e integran las direcciones de la formación personal y profesional y los modos de acción fundamentales de la persona en el más amplio contexto, determinados por las relaciones entre la sociedad y el individuo. El proyecto de vida como estructura psicológica expresa las direcciones esenciales de la persona en el contexto social de las relaciones materiales y espirituales de existencia que están determinadas por la sociedad.

En el trabajo educativo personalizado, el proyecto de vida constituye el instrumento en el que se plasman los resultados del trabajo metodológico del colectivo para levar a vías de hecho la labor educativa, atendiendo a la diferencias individuales de los estudiantes, como "modelo ideal" que expresa la naturaleza misma de la personalidad, considerada como sistema total, el estudiante es un actor activo en la autogestión y el direccionamiento de su quehacer a partir de identificar lo que espera ser y hacer, desde los objetivos e ideales que se propone para construir su identidad propia en su vida profesional.

Toda esta concepción individual del estudiante responde a los objetivos del proyecto institucional: la Estrategia Maestra Educativa de la universidad cuyas acciones se reflejan en la orientación educativa y la labor tutoral del colectivo de profesores, en la que los profesores guías, fungen como tutores pedagógicos.

La construcción y ajustes sucesivos de los proyectos de vida durante el proceso de control, supone la superación positiva de conflictos cotidianos, de situaciones de crisis personal y social inherentes al movimiento mismo de la vida del individuo y de la dinámica del colectivo al que pertenece. Se requiere una evaluación constante por parte del colectivo pedagógico y en especial de los profesores guías, sobre los resultados de los estudiantes y tomar decisiones efectivas cuando estos no se correspondan con los objetivos deseados, aquí los estudiantes juegan un papel esencial y protagónico mediante sus valoraciones y reflexiones, a partir de la experiencia vivencial.

Este aspecto problemático del quehacer cotidiano del colectivo de año en su encargo pedagógico, está la necesidad de un alto nivel de funcionamiento reflexivo y creador, bases fundamentales de la formación de las competencias del desarrollo personal, de los estudiantes, que se forman como resultado de una gestión pedagógica adecuada y orientadora, donde prime el respeto a las diferencias individuales, el rigor a la sustentación argumentada junto a la libertad de expresión y de imaginación y la disposición a la construcción conjunta y solidaria del "conocimiento" que es también, experiencia individual y colectiva compartida en torno a situaciones de relevancia vitales como son, la formación de habilidades para la reflexión crítica y la potenciación de la creatividad como valores humanos sustentados en criterios multidimensionales.

Uno de los objetivos fundamentales del proyecto de vida universitaria es el desarrollo de competencias personales las que tienen lugar cuando se dispone de estrategias educativas reflexivo-creativas, consistentes y pertinentes, en un marco social de acción constructiva y en comunidades autocríticas, las que conforman las bases de la formación del "nuevo tipo de persona" y de orden social reflexivo, creativo y solidario que se espera en el seno del colectivo estudiantil.

El marco conformador de estas estrategias educativas son; el proyecto de vida colectivo (PEB) y el proyecto de vida individual.

El proyecto de vida colectivo, es el proyecto educativo de la brigada (PEB). Este cristaliza en la brigada como fruto de una labor educativa armónica y coherente del colectivo de profesores con los estudiantes y permite direccionar y gestionar el proceso de formación integral teniendo como rector el encargo social del futuro profesional. Cuando el proyecto educativo de año es realmente integrador, en él se plasma la concertación construida desde el sentir, el pensar y el actuar dialogado, razonable y basado en el respeto de los valores esenciales, las expectativas, las aspiraciones, las metas y el programa de acción de los diferentes colectivos estudiantiles (brigadas), siendo una expresión de las coincidencias básicas dentro de la diversidad de aquellas expresiones que son las aspiraciones y necesidades de los estudiantes y lo real social que orientan las perspectivas hacia la formación integral de la personalidad.

La gestión pedagógica del colectivo de año en la elaboración de los proyectos de vida individuales y colectivos, en las condiciones antes expresadas, requieren de sólidos argumentos, los que son aportados por la teoría del Enfoque Integral para la labor educativa y política-ideológica, considerada la estrategia maestra en la educación superior. El enfoque Integral patentiza la dirección de la formación de la personalidad a la que aspira la sociedad cubana, estos fundamentos aportan la coherencia y solidez necesarias para lograr la formación, tanto en el plano individual, como en el plano colectivo, desde el diagnóstico integral, el cual favorece la identificación de metas vitales, las valoraciones y las aspiraciones comunes, identificar los estilos de comportamiento y de vida que puedan dar al traste con fricciones y conflictos e interferir en un momento dado la formación de rasgos positivos de la personalidad, lo que posibilita adoptar las medidas conducentes a consolidar los valores sociales en el ejercicio pleno de la identidad personal, con lo que es posible la formación en la unidad del desarrollo personal y profesional para una vida plena mediante la configuración de la identidad individual y social.

La construcción del proyecto de vida universitaria del estudiante es posible cuando el colectivo de año asume como una vía fundamental de la gestión pedagógica, el trabajo educativo personalizado con los estudiantes. Cuando los profesores asumen de manera consciente el proceso de gestión, porque no se limitan solamente a cumplir estrictamente con sus programas de estudio, sino porque también se ocupan y se preocupan por lograr el desarrollo integral de las potencialidades de cada uno de sus estudiantes, atendiendo a sus especificidades y diferencias personales y logrando conjugar su accionar, con las exigencias de la familia, de la comunidad y de la sociedad.

El proyecto de vida universitario del estudiante es el resultado de la influencia de todos los procesos, en el cual se plasman las aspiraciones de la institución y de los estudiantes en la formación técnica, científica, cultural y político ideológica a partir de estas influencias y de acuerdo a sus rasgos y particularidades, es que se evidencia su singularidad y carácter personalizado.

Este se concibe como un proceso sistémico e interrelacionando de manera dialéctica todos sus componentes. (Fig .1)

Fig 1. Interacción entre el PVI y PEG en la labor educativa

  • El planeamiento estratégico del desarrollo personal y el proyecto de vida.

En este acápite se realiza una reinterpretación de la propuesta de Vargas Trepaud, sobre el planeamiento estratégico personal, que el autor desarrolla para las empresas basándose en diferentes teorías de la administración con énfasis en el desarrollo estratégico personal y el proyecto de vida, de autores como Stephen R. Covy y Daniel Goleman (padre de la Inteligencia Emocional). El autor desarrolla una serie de técnicas de ejercitación para planificar el desarrollo estratégico del proyecto de vida, que consideramos son plenamente coherentes para ayudar a establecer la lógica de este proceso.

El proyecto de vida es una forma de planeamiento estratégico de la personalidad que en el plano pedagógico permite desarrollar las acciones en la dirección del proceso docente educativo, el que se erige en filosofía de trabajo, del día a día, del presente y del futuro. El propio Vargas Trepaud refiriéndose a los recursos humanos en una empresa explica: "El planeamiento estratégico es un proceso administrativo de desarrollar y mantener una relación viable entre los objetivos y recursos cambiantes y las oportunidades del entorno. Definición técnica que resulta aplicable al ámbito organizacional, pero que también sirve como punto de partida para comprender que la vida humana, puede y debe planificarse con sentido estratégico" (7)

De acuerdo con estas teorías se plantean unas premisas para que el colectivo de año contribuya conjuntamente con los estudiantes a realizar un planeamiento estratégico del desarrollo personal y el proyecto de vida, estas son:

  • Aptitud para identificar, analizar y evaluar las capacidades propias.
  • Aptitud para identificar, analizar y evaluar los factores del contexto educativo y social en el que se desenvuelve.
  • Capacidad para aplicar el pensamiento sistémico, comprender el todo, sus partes y relaciones.
  • Habilidad para expresar el pensamiento creativo en la construcción del proyecto de vida: El proyecto de vida es tan personal como la propia persona.
  • Elevado nivel de motivación y compromiso para emprender su realización.
  • Elevados valores éticos e integridad personal.

Existen una serie de preguntas cuyas reflexiones posibilitan estar en mejores condiciones para emprender el planeamiento estratégico personal y el proyecto de vida, que se muestran en la tabla siguiente:

Pregunta

Reflexión

¿Quién?

El planeamiento estratégico es responsabilidad de la propia persona, pero implica a otras que le son muy importantes.

¿Qué?

El planeamiento estratégico es una filosofía de trabajo, parte de la cultura individual y social, un arte, un hábito.

¿Por qué?

Es una inversión de futuro que se asegura desde el presente

¿Cómo?

Existen diferentes técnicas pero la más efectiva y conocida es la técnica FORD.(fortalezas, oportunidades, riesgos y oportunidades)

¿Cuándo?

Cualquier momento es oportuno para emprender la planeación del proyecto de vida, porque este se enriquece con el trascurso del tiempo y la madurez de la persona.

¿Dónde?

Desarrollarlo en cualquier circunstancia de la vida, hasta en los momentos más dramáticos y angustiosos.

¿Cuánto?

El costo del proyecto de vida es psicológico pero algunas personas no están dispuestas a asumirlo.

Requiere de pensamiento racional, tenaz, creativo y sobre todo de actuación comprometida e integridad personal.

(Tomado y adaptado de Proyecto de vida y planeamiento estratégico Vargas Trepaud. 2005)

El papel de los actores sociales en la gestión pedagógica del colectivo de año.

  • La labor del coordinador de año.

Su actividad fundamental es de carácter metodológico, su liderazgo le viene dado por la preparación docente y experiencia, por su habilidad en la conducción de grupos, por su labor didáctica y por el dominio de la actividad universitaria y científica. El trabajo del coordinador como gestor, líder y conductor del colectivo es:

  1. Conjugar, dirigir y apoyar la labor de los docentes y del resto de las personas (organizaciones estudiantiles) vinculadas a este proceso para lograr, de común acuerdo, la gestión del proyecto de vida universitaria.
  2. Colaborar en la evaluación del desempeño de estudiantes y profesores en la actividad docente educativa.
  3. Proveer los recursos técnicos para la planificación docente y la proyección estratégico del desarrollo personal de los estudiantes.
  4. Coadyuvar a construir un clima psico-pedagógico adecuado para resolver los conflictos entre los profesores y estudiantes y demás implicados en este proceso
  5. Evaluar sistemáticamente la efectividad de estas tareas en la formación de los estudiantes a través del proceso de integralidad y evaluación del proyecto educativo.
  • La labor de los profesores de las asignaturas del año.

Intervienen desde el proceso docente educativo de sus asignaturas a la planeación estratégica de los objetivos de formación:

  1. Gestionan la formación profesional y personal desde el trabajo didáctico de los contenidos (conocimientos, habilidades y valores) con los que propician la formación de actitudes profesionales y convicciones en el plano político ideológico, fortaleciendo la formación vocacional y profesional, para el desempeño y al cumplimiento de los objetivos del proyecto institucional y educativo.
  2. Mediante la labor de orientación educativa contribuye al clima pedagógico propicio, mediante relaciones interpersonales adecuadas en las que se fortalece el carácter afectivo del proceso docente educativo y determina que todos los actores sociales contraigan un mayor compromiso con los resultados que se esperan y un nivel superior de responsabilidad en el desempeño de sus funciones.
  • Los profesores guías.

Son la columna vertebral en la que descansa el proceso de gestión pedagógica, ya que mediante su actividad tutoral

  1. Gestionan la labor educativa desde el proyecto de vida universitaria de los estudiantes, consignando las acciones didácticas y de carácter socio- psico-pedagógicas que garantizan el cumplimiento exitoso de este, en la medida que la satisfacción de las necesidades y aspiraciones de los estudiantes en el plano profesional y personal se acerquen al plano idealizado por estos.
  2. Mediante la atención personalizada de la labor educativa, lograr el crecimiento personal y profesional de los estudiantes, colaborando en el diseño de su proyecto de vida personal en el contexto de la actividad profesional y social que hará de los mismos mejores seres humanos y con ello cumplir la misión de la universidad con la sociedad.
  • Los estudiantes del año.

Agrupados en brigadas responden a las tareas y misiones de las organizaciones estudiantiles (FEU Y UJC) y a las exigencias del proceso de formación de la institución. Son dirigidos por un jefe de brigada, quien conjuntamente con los profesores guías y el coordinador, discuten y analizan en el colectivo de año, las acciones para cumplir con las tareas derivadas de la Estrategia Maestra (Enfoque Integral ) y de las Áreas de Resultados Claves que conforman el Proyecto Institucional y colaboran con la ejecución del plan de trabajo metodológico y la estrategia educativa del año, sobre la base de las necesidades educativas de los estudiantes, diagnosticadas por años, los que conforman los mecanismos para que ellos diseñen su proyecto de vida universitaria.

Su contribución en el proceso de gestión pedagógica es decisiva, ya que mediante la autogestión de su proyecto de vida universitaria (individual y colectivo) hacen posible que se canalicen sus necesidades y aspiraciones en la confluencia entre sus objetivos personales de formación y los de la institución en la relación con el colectivo de profesores y de los profesores guías.

CONCLUSIONES.

El proyecto de vida como estructura psicopedagógica expresa las direcciones esenciales de la persona en el contexto social de las relaciones materiales y espirituales de existencia que están determinadas por la sociedad, es el resultado de la influencia de todos los procesos, en el cual se plasman las aspiraciones de la institución y de los estudiantes en la formación técnica, científica, cultural y político ideológica a partir de cuyas influencias y de acuerdo a sus rasgos y particularidades evidencia su singularidad y carácter personalizado.

La construcción del proyecto de vida universitaria del estudiante es posible cuando el colectivo de año asume como una vía fundamental de la gestión pedagógica, el trabajo educativo personalizado con los estudiantes y no se limitan solamente a cumplir estrictamente con sus programas de estudio, sino que también se ocupan y preocupan por lograr el desarrollo integral de las potencialidades de los estudiantes, atendiendo a sus especificidades y diferencias personales y logrando conjugar su accionar, con las exigencias de la familia, de la comunidad y de la sociedad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

1.- Vecino Alegret, F. (2001) La Educación Universitaria en Cuba: Retos y Perspectivas. Conferencia Especial. Congreso Pedagogía 2001. Editorial Félix Varela. La Habana 2001.

3.- Vigotsky, L. S. (2000). Obras escogidas. Tomo III. Editorial Visor. Madrid. España.

4.- Makarenko, A (1977).El colectivo y la educación de la personalidad. Editorial Progreso. Moscú.

5.- D´Angelo Hernández, O. (2001) Sociedad y Educación para el desarrollo humano. Cap II. El proyecto de vida y la práxis transformadora para el desarrollo de proyectos de vida creadores. Pág 45-60.

6.- Patiño Jorge, A (2003). La vida y el proyecto profesional. http//www.monografias.com

7.- Torroella, G.(1996). De la Pedagogía del Saber (Siglo XX) a la Pedagogía del Ser (siglo XXI). En Revista Bimestre Cubana. S.E.A.P. Volumen LXXX (4) Julio - Diciembre.

8.- Vargas Trepaud, R (2005) El proyecto de vida y planeamiento estratégico personal. Lima. Perú.

BIBLIOGRAFÍA.

1.- Alarcón Ortiz, R, Sánchez Noda, R (1999). Enfoque integral para la labor educativa y político ideológica en la Universidad. Editorial Félix Varela. La Habana.2da edición

2.- Batista Gutiérrez, Tamara (2006). Una propuesta del proceso de gestión pedagógica del colectivo de año en la carrera de Agronomía del Centro Universitario Isla de la Juventud. Tesis en opción al grado científico de Doctora en Ciencias Pedagógicas. La Habana. Cuba.

3.- Batista Gutiérrez, Tamara, Teresa Díaz, Carlos Rodríguez (2006). Modelo de gestión pedagógica del colectivo año. Ponencia al Congreso Internacional Educación Superior Universidad 2006.La Habana. Cuba (Memorias del V Taller Pedagogía de la Educación Superior CD-ROM-ISBN 959-0282-03-08)

3.- D’Angelo, O. (1982). Las tendencias orientadoras de la personalidad y los Proyectos de Vida futura del individuo. En: Algunas cuestiones teóricas y metodológicas sobre el estudio de la personalidad. Editorial. Pueblo Educación. La Habana

4.- D´Angelo Hernández, O (2004) Proyecto de Vida como categoría básica de interpretación de la identidad individual y social. http//www.contextoeducativo.com67- 5.- Gutiérrez Angeles, Ofelia (2003). Enfoques y modelos educativos centrados en el aprendizaje. http//www.campus-oei.org/revista//630 gutiérrez108.pdf

6.- Molina Contreras Denyz (2000) Concepto de orientación educativa: Diversidad y aproximación en http//www.campus-oei.org/revista/736molina108.pdf

 

 

 

Autor:

Dra. Tamara Batista Gutiérrez

Msc Carlos Rodríguez Arteaga

Institución: (1) Centro Universitario Isla de la Juventud

 


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.