Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Principales signos y síntomas del aparato cardiovascular (página 2)

Enviado por Christian Lago



Partes: 1, 2


  • SIGNOS Y EXÁMENES

Durante un examen físico, el médico generalmente nota un  pulso acelerado. La presión sanguínea puede ser normal, alta o baja. Al escuchar el tórax con un estetoscopio, el médico puede escuchar crepitaciones en los pulmones, un soplo cardíaco   u otros sonidos anormales.

El ataque cardíaco y la extensión de daño del corazón también se pueden evidenciar en los siguientes exámenes.

  • Un electrocardigrama  (ECG) único o repetido a lo largo de varias horas
  • Angiografía coronaria
  • Ventriculografía nuclear   (MUGA o RNV)
  • Ecocardiografía

Los siguientes exámenes pueden mostrar los subproductos del daño cardíaco y los factores que indican que la persona tiene alto riesgo de ataque cardíaco:

  • Troponina I y troponina T (proteínas involucradas en la contracción muscular)
  • CPK y CPK-MB
  • Mioglobina sérica
  • TRATAMIENTO

Un ataque cardíaco es una emergencia médica. Es necesario que el paciente esté hospitalizado, posiblemente en terapia intensiva. Inmediatamente se inicia la monitorización ECG, pues las arritmias (latidos irregulares) potencialmente letales son la principal causa de muerte durante las primeras horas después de un ataque cardíaco.

Los objetivos del tratamiento son detener la progresión del ataque cardíaco, reducir las demandas al corazón de modo que pueda sanar y evitar las complicaciones.

Se inyectan medicamentos y líquidos directamente a través de una vena mediante una vía intravenosa. Pueden ser necesarios varios dispositivos de monitorización. Se puede colocar una sonda urinaria para monitorizar de cerca el estado de los líquidos.

Por lo general, se administra oxígeno, inclusive cuando los niveles de oxígeno en sangre son normales. De esta manera, el oxígeno esta fácilmente disponible para los tejidos del organismo y se reduce la carga de trabajo del corazón.

B. ANGINA DE PECHO

El término «angina de pecho» viene del latín «angor pectoris» y significa «estrangulamiento en el pecho». Los pacientes que sufren de angina de pecho a menudo dicen sentir una sensación de asfixia, o presión o ardor en el pecho, pero un episodio de angina no es un ataque cardíaco. El dolor a menudo aparece tras un esfuerzo físico. A diferencia de un ataque al corazón, el músculo cardíaco no sufre un daño permanente y el dolor generalmente desaparece con el reposo.

  • CAUSAS

La angina es el dolor que se manifiesta cuando una arteria coronaria enferma (las arterias coronarias son los vasos sanguíneos que riegan el corazón) no puede suministrar suficiente sangre a una parte del músculo cardíaco para satisfacer su necesidad de oxígeno. El aporte deficiente de sangre rica en oxígeno al corazón se denomina «isquemia». La angina generalmente se produce cuando el corazón tiene una mayor necesidad de sangre rica en oxígeno, por ejemplo, durante el ejercicio físico. Otros factores desencadenantes de la angina de pecho son las emociones fuertes, las temperaturas extremas, las comidas pesadas, el alcohol y el tabaco.

Los ataques de angina en los hombres generalmente se producen después de los 30 años de edad y casi siempre son ocasionados por una enfermedad arterial coronaria (EAC). En las mujeres, la angina suele aparecer a mayor edad y puede ser causada por muchos factores diferentes. Aparte de la EAC, la angina puede ser causada por el estrechamiento de la válvula aórtica en el corazón (estenosis aórtica), un nivel bajo de glóbulos rojos en la corriente sanguínea (anemia) o una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

  • SÍNTOMAS

La angina de pecho es generalmente un síntoma de EAC. Las personas que sufren de angina tienen una mayor probabilidad de sufrir un ataque cardíaco que aquellas que no tienen síntomas de EAC.

La angina suele comenzar en el centro del pecho, pero el dolor puede extenderse al brazo izquierdo, al cuello o a la mandíbula. Es posible sufrir entumecimiento o pérdida de sensibilidad en los brazos, hombros o muñecas. Los episodios generalmente duran sólo unos minutos. Si el dolor dura más de unos minutos, podría tratarse de una repentina obstrucción total de una arteria coronaria o de un ataque cardíaco.

Existen distintos tipos de angina. Los pacientes con angina estable generalmente saben el nivel de actividad o estrés que les provoca un ataque. Además, los pacientes deben observar cuánto tiempo duran los ataques, si son diferentes de ataques anteriores y si se alivian con medicamentos. A veces se producen cambios en los ataques: sobrevienen con mayor frecuencia, duran más tiempo o se producen cuando la persona no ha hecho ejercicio. Un cambio en la modalidad de los ataques podría significar que el paciente sufre de lo que se denomina angina inestable, en cuyo caso es importante consultar al médico lo antes posible. Los pacientes que sienten un dolor nuevo, peor o constante en el pecho tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco, una irregularidad de los latidos (arritmia) e incluso una muerte súbita.

C. HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Se desconoce el mecanismo de la hipertensión arterial más frecuente, denominada "hipertensión esencial", "Primaria" o "idiopática". Existen otros tipos de hipertensiones, en las que se puede identificar claramente su causa desencadenante y reciben el nombre de Hipertensiones secundarias. Así algunas enfermedades renales se acompañan de hipertensión (hipertensión renal); el exceso de función de algunas glandulas endocrinas, originan elevación de la tensión arterial por aumento de la producción de mineralcorticoides (hiperaldosteronismo) o catecolaminas (feocromocitoma).

¿Qué papel tiene la herencia en la HTA?

En la hipertensión esencial no se han descrito todavía, sus causas específicas, aunque se ha relacionado con una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de estos sujetos

De padres a hijos se trasmite una tendencia o predisposición a desarrollar cifras elevadas de tensión arterial. Se desconoce su mecanismo exacto, pero la experiencia acumulada demuestra que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertenso/s, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las de otras personas con ambos padres normotensos.

Si usted descubre que en su familia existen parientes cosanguíneos que han sufrido ataques cardiacos (infarto de miocardio) a edad temprana (menores de 50 años) o hipertensión arterial, tanto usted como su familia deberán tomarse la tensión con cierta regularidad.

¿Aumenta la frecuencia de hipertensos con la edad?

La edad es otro factor, por desgracia no modificable, que va a influir sobre las cifras de presión arterial, de manera que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima aumentan con la edad y lógicamente se encuentra un mayor número de hipertensos en los grupos de más edad.

En los países industrializados la frecuencia de hipertensos entre la población mayor de 65 años es de casi el 60% lo que no quiere decir que por ser frecuente la hipertensión en los ancianos, esto sea lo normal ya que ser hipertenso a cualquier edad conlleva aumento del riesgo cardiovascular, es decir, del riesgo de padecer complicaciones como infarto de miocardio, hemorragia o trombosis cerebral, insuficiencia renal, etc.

¿Es el sobrepeso causa de hipertensión?

En la gran mayoría de los casos, el nivel de presión arterial e incluso la hipertensión arterial es el resultado del estilo de vida de una persona. La relación que existe entre peso y presiones arteriales, y entre sobrepeso e Hipertensión, se conoce desde hace muchos años, y la reducción del sobrepeso se utiliza en el tratamiento de la misma también desde hace mucho tiempo.

Hay que partir del hecho de que un individuo con sobrepeso está más expuesto a tener más alta la presión arterial que un individuo con peso normal. A medida que se aumenta de peso se eleva la tensión arterial y esto es mucho más evidente en los menores de 40 años y en las mujeres.

La frecuencia de hipertensión arterial entre los obesos, a cualquier edad que se considere, es entre dos y tres veces superior a la de los individuos de la misma edad que están en su peso ideal.

D. LA INSUFICIENCIA CARDÍACA

La insuficiencia cardiaca se produce cuando hay un desequilibrio entre el flujo de salida de sangre del corazón y las demandas o necesidades del cuerpo. Es decir, hay insuficiencia cardiaca cuando el corazón ya no es capaz de bombear la sangre de un modo adecuado a las necesidades de la persona.

  • CAUSAS

Las causas de la insuficiencia cardiaca se dividen según sea debida a enfermedades del corazón o se produzca por un aumento de la demanda del organismo.
A. Insuficiencia cardiaca debida a enfermedades del corazón
Enfermedad isquémica coronaria: Aparece cuando las arterias coronarias que distribuyen la sangre al corazón sufren estrechamientos que reducen o impiden el flujo sanguíneo (y por tanto el oxígeno). En algunos pacientes se trata de un proceso lento y progresivo, con lo que el corazón se va haciendo más débil. En otros casos, se trata de un coágulo o trombo que produce una obstrucción completa y rápida del vaso sanguíneo (esta situación -infarto- puede provocar la muerte del tejido que deja de recibir sangre, con lo que el corazón va perdiendo su fuerza).
Enfermedad del músculo del corazón: Se trata de dolencias que afectan al músculo cardiaco como la Miocardiopatía hipertensiva (producida por la hipertensión no controlada), Miocardiopatía idiopática dilatada, Miocardiopatía diabética (causada por la diabetes), Miocardiopatía hipertrófica obstructiva, Miocardiopatía alcohólica (por abuso en el consumo de alcohol) o Miocardiopatía idopática dilatada (cuando se desconoce el origen).

B. Insuficiencia cardiaca por aumento de demanda. Anemia, infecciones generalizadas en el cuerpo, enfermedades de tiroides, fístulas arteriovenosas… causan un aumento de la demanda de sangre corporal que, en ocasiones, el corazón no puede atender (aunque este sano); por ello, el tratamiento en estos pacientes debe dirigirse principalmente hacia la enfermedad que lo está ocasionando más que a tratar el corazón.

  • SÍNTOMAS

La insuficiencia cardiaca puede ser una enfermedad silenciosa (sin síntomas) durante mucho tiempo. Los síntomas predominantes son:

Cansancio: se puede sentir un cansancio anormal frente a esfuerzos que antes no lo causaban. Se produce porque con la insuficiencia la sangre no llega adecuadamente a los músculos y se provoca una situación de fatiga muscular.

Respiración fatigosa: aparece como consecuencia de estancarse líquidos en los alvéolos de los pulmones, dificultando la transmisión del oxígeno a la sangre. Esa situación también provoca ahogo cuando se está acostado (por lo que suele verse obligado a levantarse o dormir sentado).

Tos seca y persistente: está provocada por la retención de líquido en los pulmones. En ocasiones la tos la produce uno de los tratamientos más frecuentes de la insuficiencia cardiaca (inhibidores de la enzima de conversión); de ser así, el especialista puede valorar cambiar el tratamiento.

Mareo o confusión: la reducción del flujo sanguíneo al cerebro puede provocar sensaciones de mareo, confusión o mente en blanco; incluso en alguna ocasión se producen muy cortas pérdidas de conciencia que duran menos de un minuto y de las que el paciente se recupera rápidamente. Con frecuencia, estos episodios están en relación con cifras bajas de tensión. Cuando se note sensación de mareo lo mejor es tumbarse o sentarse para que no se llegue a la pérdida de conciencia.

Hinchazón. La insuficiencia puede provocar que el flujo de sangre a los riñones no sea suficiente, por lo que se produzca una retención de líquidos. Puede localizarse en las piernas, los tobillos o el abdomen.

Disnea de esfuerzo. Mala tolerancia al ejercicio por fatiga del individuo.

  • DIAGNÓSTICO

El especialista realiza en primer lugar una detallada historia clínica: factores de riesgo cardiovascular en el paciente, antecedentes de cardiopatía isquémica (infarto o angina), hipertensión o diabetes, antecedentes familiares de miocardiopatías o enfermedades valvulares, infecciones recientes, etc. Además, se consignarán los síntomas relacionados con la tolerancia al esfuerzo, la hinchazón, las alteraciones del ritmo cardiaco. En segundo lugar se lleva a cabo una exploración física en la que se comprobará la tensión arterial y la frecuencia cardiaca (a veces son comunes las taquicardias) y se realizará una auscultación cardiaca y pulmonar así como una exploración abdominal. En algunos casos serán necesarias pruebas complementarias como:

• Rayos X. Con ella el especialista puede comprobar si el corazón ha aumentado de tamaño y apreciar la circulación de la sangre en los pulmones.

• Ecocardiograma. Permite contemplar el interior del músculo cardiaco y sus contracciones mediante el uso de ultrasonidos, observar el funcionamiento de las válvulas, medir las cámaras del corazón y el grosor del músculo cardiaco y conocer cómo está la «fuerza contráctil» del mismo. Algunos tratamientos pueden disminuir las dimensiones y mejorar la fuerza contráctil de un corazón insuficiente y esto se puede controlar con el ecocardiograma.
• Prueba de esfuerzo. Permite conocer la capacidad del paciente para el ejercicio y comprobar su mejora si está bajo tratamiento.

  • TRATAMIENTO

Hoy por hoy existen tratamientos eficaces para retardar la progresión de la insuficiencia, mejorar la calidad de vida, la capacidad de esfuerzo e incluso prolongar la supervivencia. De ahí que sea tan importante el cumplimiento terapéutico (tomar el tratamiento prescrito y de la forma correcta); si tiene cualquier duda no deje de consultarla con sus especialistas, puede reducir el riesgo de complicaciones. Los tratamientos con fármacos -siempre establecidos de forma personalizada para cada paciente- abarcan desde diuréticos, digital, inhibidores de la enzima de conversión hasta beta-bloqueantes, y requieren un control frecuente por el especialista. Los diuréticos mejoran los síntomas congestivos y rebajan la hinchazón o la congestión pulmonar; los fármacos vasodilatadores (como los nitratos o los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina) reducen la carga con la que debe trabajar el corazón, aumentan su rendimiento y suelen ocasionar un descenso de la tensión arterial; la digoxina, por su parte, está indicada a algunos pacientes, sobre todo si padecen fibrilación auricular.
En todo caso, el enfoque inicial del tratamiento siempre debe incluir un intento para tratar cualquier causa reversible. Controlar la hipertensión o la diabetes, si son las causas de la insuficiencia, y utilizar métodos como la angioplastia, el by-pass o la cirugía de revascularización para recuperar el caudal de riego sanguínea.

2. ALTERACIONES CIRCULATORIAS

La forma correcta de detectar trastornos circulatorios es localizar y observar las características del pulso de la víctima. La frecuencia cardiaca normal oscila entre 60 y 80 latidos por minuto. Esta frecuencia aumenta o desciende tanto en situaciones fisiológicas como patológicas. Un aumento de la frecuencia (taquicardia) es a menudo causa de una complicación circulatoria que puede requerir asistencia urgente.

Estas alteraciones suelen producirse como efectos secundarios o complicaciones de un traumatismo, y su gravedad y nivel de urgencia son variables.

A. LIPOTIMIA

Es la pérdida súbita del conocimiento por una disminución pasajera del suministro de sangre al cerebro. Se acompaña de mareos, sudoración, palidez, náuseas, pérdida de fuerza, hipotensión y pulso lento e irregular, e incluso pérdida del conocimiento y caída al suelo. Los factores desencadenantes son el calor excesivo, las aglomeraciones o el ayuno prolongado. Se produce un estancamiento de la sangre en los miembros inferiores (alteración vascular periférica).

B. INFARTO DE MIOCARDIO

Es la lesión necrótica del músculo cardíaco por isquemia aguda (trosis coronaria). Se acompaña de un dolor intenso del tórax que se puede irradiar al brazo izquierdo, cuello, brazo derecho y espalda. Hay palicianosis, respiración superficial, pulso irregular y a veces paro cardiaco debe buscar ayuda médica urgente.

C. SHOCK O ESTADO DE CHOQUE

Se produce cuando el sistema circulatorio falla y es incapaz de suministrar la cantidad de sangre necesaria para el organismo. Se define como un estado de insuficiencia circulatoria periférica aguda debido a una disminución del volumen de sangre circulante. Se caracteriza por usar con: hipotensión, taquicardia, frialdad, taquipnea, palidez, inquietud, alteraciones en el estado de conciencia, pulsos periféricos muy débiles y extremidades frías y pegajosas.

Las causas son múltiples, pero destacan en función del tipo de alteración, los siguientes tipos:

- Hipovolémico, por pérdida del volumen sanguíneo circulante (hemorragias, deshidratación, diarrea, quemaduras o vómitos intensos).

- Cardiogénico, por bombeo insuficiente (infarto de miocardio, angina de pecho, embolia pulmonar, drogas).

Séptico por infecciones masivas (infecciones graves o septicemias).

Anafiláctico, por reacción alérgica (medicamentos, reacciones serias picaduras o mordeduras de animales).

-Neurogénico por estimulación nerviosa (anestesias, traumatismos graves). La causa desencadenante pone en marcha un "círculo vicioso" que lleva a estado de shock, si no se restablece el estado fisiológico circulatorio general.

D. ATAQUE HISTÉRICO

Suele producirse por problemas o conflictos personales reprimidos. A veces puede parecerse a un ataque epiléptico, pero las diferencias son:

- Caídas espectaculares, sin sufrir daño y ante personas.

- Convulsiones aparatosas, no rítmicas, para llamar la atención.

- La lengua queda ilesa.

- La crisis suele acabar en llanto o risa histeriforme.

3. FOCOS DE AUSCULTACIÓN

Los ruidos tienden a escucharse mejor en la dirección del flujo sanguíneo: un soplo aórtico, en la dirección de la sangre hacia la aorta; un soplo pulmonar, siguiendo la dirección de la arteria pulmonar; un soplo de insuficiencia mitral, hacia la axila izquierda; etc. Algunos ruidos se escuchan mejor en algunos sitios. Al examinar se recorre con el estetoscopio desde el ápex hasta la base, o viceversa. Aunque muchos ruidos se escuchan en toda el área precordial, algunos se escuchan sólo en algunos sitios:

  • Los ruidos y soplos provenientes de la válvula mitral se reconocen mejor en el ápex cardíaco y sus alrededores (foco mitral).
  • Los provenientes de la válvula tricúspide se escuchan mejor en la región inferior del borde esternal izquierdo (foco tricuspídeo).
  • Si proceden de la válvula pulmonar, en el 2° espacio intercostal paraesternal izquierdo (foco pulmonar) o en el foco pulmonar secundario en el 3° espacio intercostal izquierdo.
  • Los ruidos y soplos que derivan de la válvula aórtica se auscultan en el 2° espacio intercostal derecho, junto al borde esternal (foco aórtico) pero se pueden escuchar en todo el trayecto hasta el ápex cardíaco. El 3° espacio intercostal junto al borde esternal izquierdo también se ha llamado foco aórtico accesorio.

Como se puede apreciar, existe sobreposición de los sitios de auscultación, y muchas veces, para reconocer la causa de un soplo, es necesario recurrir a otros elementos (ej.: características del pulso arterial o venoso, modificaciones con la respiración o con los cambios de posición).

4. INSUFICIENCIA DEL MIOCARDIO

La insuficiencia del miocardio se puede definir como la incapacidad de contracción del miocardio ventricular por alteraciones propias de la miofribrilla (daño miocárdico), o por una sobrecarga hemodinámica excesiva (pre o post-carga), que culmina con reducción del gasto cardíaco. Este hecho se constituye en estímulo para que aparezcan mecanismos compensadores (secreción de catecolaminas, mecanismos neurohumorales e hipertrofia), que permiten restaurar el gasto cardiaco a niveles en los que se puede llevar a cabo la perfusión y oxigenación tisular.

A. PRECARGA. 

Se denomina precarga a la fuerza que distiende el músculo relajado y que condiciona el grado de elongación de la fibra miocárdica antes de contraerse. Según la ley de Frank-Starling existe una relación directa entre el grado de elongación y el acortamiento de la fibra miocárdica. La precarga o fuerza que distiende el miocardio antes de contraerse está representa da por la tensión que soporta la pared ventricular al final de la diástole, y es directamente proporcional a la presión dentro de la cavidad y al radio de la misma (a mayor volumen diastólico y/o a mayor presión habrá mayor tensión, e inversamente proporcional al espesor de la pared. En este contexto, el aumento de la presión sistólica intraventricular (hipertensión arterial o estenosis aórtica para el ventrículo izquierdo e hipertensión pulmonar o estenosis de la válvula izquierda e hipertensión pulmonar o estenosis de la válvula o del infundíbulo para el ventrículo derecho), o del radio sistólico (falla contráctil), aumentará el estrés sistólico de la pared (postcarga) y, por el contrario, el aumento del engrosamiento sistólico de la pared ventricular (hipertrofia o efecto inotrópico positivo), reduce o normaliza el estrés parietal, o sea, la postcarga.

B. POSTCARGA 

Es la fuerza contra la que se contrae el músculo cardíaco, o de otra manera, la fuerza que se opone al vaciamiento del ventrículo. Equivale al grado de fuerza contráctil que debe desarrollar el ventrículo para abrir las válvulas sigmoides y enviar sangre a la arteria aorta o pulmonar. Es directamente proporcional a la presión intraventricular y al tamaño del ventrículo durante la sístole, e inversamente proporcional al espesor de la pared.

Importante es recalcar que el estrés parietal sistólico (postcarga) es uno de los principales determinantes del consumo de oxígeno miocárdico (MV02) en conjunto con la frecuencia cadíaca y la contractilidad. Todo aumento del estrés sistólico medio (estrés parietal durante toda la sístole) incrementará el MV02 y por otro lado, todo incremento del estrés sistólico máximo (el máximo estrés que hay en la sístole) se constituye en mecanismo "gatillo" para generar hipertrofia miocárdica.

5. TRASTORNOS VALVULARES

A. VALVULOPATÍA CARDIACA

Es una complicación, que distorsiona o destruye las válvulas del corazón.
Partes afectadas: Se pueden afectar las cuatro válvulas cardiacas, pero es mucho más frecuente en las de la cámara izquierda (mitral y aórtica) que en las de la derecha (tricúspide y pulmonar).

Edad: Puede afectar a cualquier edad, sin preferencias sexuales.
CAUSAS

El corazón tiene 4 válvulas.

La mitral y la tricúspide (válvulas principales) controlan el flujo sanguíneo entre las aurículas, receptoras de la sangre, y los ventrículos, que la impulsan. Las válvulas pulmonar y aórtica impiden que la sangre vuelva haca el corazón tras su impulsión por los ventrículos. La afección de las válvulas cardíacas puede consistir en el estrechamiento de las válvulas (estenosis), que obstruye el flujo sanguíneo, o en el ensanchamiento o cicatrización de las válvulas, que permite que la sangre vuelva hacia atrás (insuficiencia).

Esta enfermedad puede ser heredada o provocada por:

  • Fiebre reumática (una complicación de las faringoamigdalítis por estreptococos).
  • Ateroesclerosis.
  • Hipertensión.
  • Defectos congénitos del corazón.
  • Infecciones de las válvulas (endocarditis) tras una infección en la sangre (la autoinyección de drogas, conlleva un riesgo muy alto).
    Sífilis (raramente).

SÍNTOMAS

  • Sin síntomas (a veces).
  • Fatiga y debilidad.
  • Mareos o desvanecimientos.
  • Dolor de pecho.
  • Falta de aire.
  • Congestión pulmonar.
  • Irregularidades del ritmo cardíaco.
  • Soplos cardíacos (sonidos anormales del corazón que escucha el médico por medio del fonendoscopio).
  • Anomalías de la tensión arterial (alta o baja).

FACTORES DE RIESGO

  • Edad superior a 60 años.
  • Antecedentes familiares de afección de las válvulas cardíacas.
    Embarazo.
    Fatiga o exceso de trabajo.
  • Administración de drogas por vía parenteral.

PREVENCIÓN

  • Solicite tratamiento médico para enfermedades que causan lesiones de las válvulas cardíacas, como la hipertensión, endocarditis y sífilis.
  • Tome antibióticos para las infecciones por estreptococos para prevenir la fiebre reumática.
  • Si tiene antecedentes familiares de enfermedad congénita del corazón, pida asesoramiento genético antes de tener hijos.

B. ESTENOSIS MITRAL

  • DEFINICIÓN

Es un estrechamiento o bloqueo de la abertura de la válvula mitral, que separa las cámaras inferiores y superiores del lado izquierdo del corazón. Esto impide el flujo sanguíneo adecuado entre la aurícula izquierda (cámara superior) y el ventrículo izquierdo (cámara inferior) del corazón.

  • CAUSAS

La estenosis mitral es una enfermedad de las válvulas cardíacas, sus síntomas se desarrollan usualmente entre los 20 y 50 años de edad y, por lo general, ocurre en personas que han sufrido fiebre reumática. Debido a que las tasas de fiebre reumática se están reduciendo en los Estados Unidos, la incidencia de esta afección también está disminuyendo. En muy raras ocasiones, este tipo de estenosis es causado por otros trastornos.

La afección puede estar presente al nacer (congénita), pero rara vez se presenta como un defecto único y, muy a menudo, es parte de una deformación cardíaca compleja.

La estenosis mitral impide que la válvula se abra apropiadamente y bloquea el flujo sanguíneo de la aurícula izquierda hacia el ventrículo izquierdo. Debido a que el área de la válvula se vuelve más pequeña, fluye menos sangre hacia el cuerpo.La aurícula se hincha amedida que la presión se acumula y la sangre puede fluir de nuevo a los pulmones, causando un edema pulmonar (líquido en los tejidos pulmonares).

  • FACTORES DE RIESGO

El principal factor de riesgo para esta afección es un antecedente de fiebre reumática. Los síntomas pueden comenzar con un episodio de fibrilación auricular o pueden desencadenarse por el embarazo u otra situación de estrés corporal, como una infección (en los pulmones, el corazón, etc.) u otros trastornos cardíacos.

  • SÍNTOMAS   

DIFICULTAD RESPIRATORIA:

  • ocurre después del ejercicio
  • ocurre al estar acostado (ortopnea)
  • hace que la persona se despierte con problemas para respirar

TOS

  • se puede presentar esputo sanguinolento (hemoptisis)

FATIGA, SE PRODUCE CANSANCIO CON FACILIDAD

FRECUENTES INFECCIONES RESPIRATORIAS (COMO LA BRONQUITIS)

MALESTAR PECTORAL (RARO):

  • estrechez, agobio, presión, compresión, constricción
  • se irradia al brazo, cuello, mandíbula u otras áreas
  • se incrementa con la actividad, disminuye con el reposo

SENSACIÓN TÁCTIL DE LOS LATIDOS DEL CORAZÓN (PALPITACIONES)

HINCHAZÓN DE LOS PIES O DE LOS TOBILLOS

  • SIGNOS Y EXÁMENES  

El médico auscultará el corazón y los pulmones con un estetoscopio. Se puede escuchar un soplo característico, crujido u otros sonidos cardíacos anormales. El soplo típico se define como un "soplo diastólico apical y retumbante con acentuación presistólica". Esto significa que se escucha un ruido seco en el corazón durante la fase de reposo del latido cardíaco, que se acentúa justo antes de que el corazón comience a contraerse.

El examen también puede revelar un latido cardíaco irregular o congestión pulmonar. La presión sanguínea es usualmente normal.

La estenosis mitral puede ser difícil de diferenciar del mixoma auricular izquierdo (un tumor del corazón).

El estrechamiento u obstrucción de la válvula o el ensanchamiento de la aurícula se pueden detectar con:

  • Ecocardiografía
  • Ecocardiografía transesofágica
  • Ecografía Doppler
  • Radiografía del tórax
  • ECG (electrocardiograma)
  • Cateterismo cardíaco
  • IRM

C. ATRESIA TRICUSPÍDEA (TA)

La atresia tricuspídea (TA) es un defecto cardíaco congénito (existente al nacer) debido a un desarrollo anormal del corazón del feto durante las primeras 8 semanas de embarazo. La válvula tricúspide, en condiciones normales localizada entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho, no se desarrolla adecuadamente durante el embarazo.

Normalmente, la sangre pobre en oxígeno (azul) circula desde el cuerpo hacia la aurícula derecha, pasa por el ventrículo derecho y luego, a través de la arteria pulmonar, se dirige hacia los pulmones donde recibe oxígeno. La sangre rica en oxígeno (roja) vuelve a la aurícula izquierda desde los pulmones, pasa por el ventrículo izquierdo y, a través de la aorta, se dirige hacia todo el cuerpo.

Sin embargo, en la atresia tricuspídea ocurre lo siguiente:

  • El desarrollo inadecuado de la válvula tricúspide impide que la sangre pobre en oxígeno circule, como debería hacerlo, desde la aurícula derecha al ventrículo derecho y luego hacia los pulmones.
  • También el ventrículo derecho está menos desarrollado.
  • Existen, además, aberturas en las paredes de la aurícula y del ventrículo (comunicación interauricular e interventricular) que permiten la mezcla de sangre pobre en oxígeno y sangre rica en oxígeno.
  • La existencia de un ductus arterioso permeable también posibilita que la sangre pase desde la aorta hacia la arteria pulmonar y reciba oxígeno de los pulmones.

CAUSAS

Durante las primeras 8 semanas del desarrollo fetal, el corazón se está formando. En la TA, durante la mitad de este período de desarrollo, la válvula tricúspide no se desarrolla adecuadamente. La sangre que circula por el ventrículo influye en su desarrollo y, ya que no puede pasar nada de sangre por la válvula tricúspide, el ventrículo derecho permanece pequeño.

Algunos defectos cardíacos congénitos pueden presentar un vínculo genético, ya sea debido a un defecto en algún gen, una anomalía cromosómica o una exposición al medio ambiente. ésta es la causa de la frecuente aparición de problemas cardíacos en ciertas familias. La mayoría de las veces, este defecto cardíaco se presenta esporádicamente (al azar) sin razones claras para su desarrollo.

SÍNTOMAS

Los síntomas se distinguen poco después del nacimiento. A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la atresia tricuspídea. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Coloración azul de la sangre, los labios y la matriz de las uñas.
  • Respiración rápida.
  • Respiración laboriosa.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Piel fría y húmeda.

Los síntomas de la TA pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

DIAGNÓSTICO

La asistencia médica de su hijo puede estar a cargo de un cardiólogo pediátrico y/o un neonatólogo. El cardiólogo pediátrico se especializa en el diagnóstico y tratamiento médico de defectos cardíacos congénitos y de problemas cardíacos que puedan desarrollarse durante la infancia. El neonatólogo se especializa en enfermedades que afectan a los recién nacidos, sean o no prematuros.

Para establecer el diagnóstico, se necesitan realizar otros exámenes de diagnóstico entre los que se incluyen:

  1. Radiografía de tórax - examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  2. Electrocardiograma (ECG o EKG) - examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta el estrés del músculo cardíaco.
  3. Ecocardiograma (eco) - procedimiento que evalúa la estructura y la función del corazón utilizando ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico que produce una imagen en movimiento del corazón y las válvulas del corazón.

 

Enviado por:

Christian Lago


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Enfermedades

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.