Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Violencia juvenil. Hijos de las calles (página 2)




Partes: 1, 2


Causas de la Violencia Juvenil

En primer lugar se entiende por violencia a la acción o serie de acciones en las que se hace uso de la fuerza, en especial la fuerza física, con la finalidad o el propósito de destruir una cosa. También violencia es obligar a alguien a que haga algo en contra su voluntad o causarle daño.

Ahora bien, como su nombre lo indica la violencia urbana, es la que se desarrolla en la ciudad, ella no distingue una clase social, sexo, raza, o religión, puede ser violento tanto el individuo que viva en una urbanización residencial de Lima o como aquel individuo que vive en un asentamiento humano ubicado en algún cono urbano de la ciudad.

La violencia juvenil puede producirse de muchas formas; las invasiones, son un ejemplo clásico de estas manifestaciones de violencia en donde cierta población carente de un sitio en donde vivir, se posesionan ilícitamente de un terreno de propiedad privada, y que al momento de ser desalojados se enfrentan a la fuerza pública, en verdaderas batallas campales, y que en algunos casos hay pérdida de vidas humanas. Otro claro ejemplo de violencia juvenil, es el accionar de las pandillas.

Cuando las pandillas tratan de mantener una supremacía acaparando el territorio de otra pandilla, es un hecho seguro que se dará origen a un enfrentamiento encarnizado de extrema violencia, por el control del territorio en disputa, sobre este aspecto de la violencia urbana no podemos dejar de lado la alevosía y premeditación con la que los adolescentes actúan y cometen una infracción a la ley penal, con una clara y abierta predisposición a la violencia.

Factores:

Hay factores que determinan la violencia juvenil, estos son:

1. Factores Sociales

Las Migraciones. A partir de 1940 Lima, empieza a sufrir cambios en su estructura urbana por efecto de las migraciones. En 50 años, Lima la capital del Perú se convierte en una Metrópoli. Ahora bien, bajo el contexto social de las migraciones, Lima es objeto de dos procesos migratorios muy bien definidos en el tiempo y espacio se sucede una migración por convicción y otra por coacción.

Las Migraciones por Convicción.- Que da inicio al gran flujo migratorio Sierra - Costa, y que en 1946 da origen al surgimiento del Cerro San Cosme, como un modelo de la barriada Limeña. En esta coyuntura el factor económico fue determinante para el incentivo de las migraciones, y es que por esa década el despegue económico de Lima, se vio atractivo para los individuos que residían en las provincias y tuvieron en la emigración una alternativa de movilidad social de sus lugares de origen, una alternativa de desarrollo personal, pues las inversiones de capitales extranjeros específicamente norteamericanas estaban en la mayoría de los sectores productivos del país. Ante esta situación, el fenómeno social sorprendió al Estado Peruano de aquella época, pues no tuvo los recursos suficientes como para afrontar los problemas que generó la migración, como la falta de viviendas, una creciente tendencia al hacinamiento del casco urbano y por ende el brote de una incipiente violencia urbana.

Las Migraciones por Coacción.- Esta oleada migratoria tienen su origen en la década de los ochenta cuando se dan las primeras incursiones terroristas en el centro del país, al interior de las provincias. Ante los brotes acelerados de la violencia social, los campesinos al verse desprotegidos, huyeron dejando sus campos y chacras para venir a asentarse en los principales polos de desarrollo de las ciudades de mayor despegue económico, con la finalidad de encontrar estabilidad económica y social.

En resumen las migraciones movilizan a grupos humanos y obedecen a la búsqueda de un bienestar personal, que se materializa en la ubicación y posesión de un terreno en donde vivir.

El migrante de provincia en ese afán de búsqueda de su bienestar, de una manera directa o indirecta, germina el fenómeno de la violencia urbana. Algunas de estas migraciones fueron pacíficas y ordenadas otras violentas y sangrientas, y es que en su la lucha por el afán de posesionarse de un espacio físico en donde vivir, fueron hacinando de esta forma a la alicaída capital peruana en sus deteriorados y eriazos espacios físicos urbanos que le quedan.

La Violencia Familiar.- Se dijo que la familia es el primer ente socializador del

nuevo individuo. Pero que sucede cuando en el seno de una familia, esta se encuentra desintegrada, con carencias en sus recursos económicos para subsistir, con valores morales deteriorados, en donde la violencia familiar es su modo de vida. Bajo esta influencia socializadora de la violencia familiar el nuevo individuo asumirá una aptitud de violencia como medio de vida ante la sociedad.

Ahora bien, una cultura de violencia se acrecienta cuando individuos con los mismos patrones de conducta (en este caso niños y adolescentes) que provienen de hogares con problemas de integración, se adecuan, se manejan, se identifican y se aceptan bajo los mismos códigos sociales dentro de su grupo o entorno social. Sobre esas bases de su identidad con la violencia buscarán hacerse sentir dentro del circuito social con manifestaciones de violencia juvenil.

Así "Uno de los factores predominantes de la delincuencia juvenil es el influjo negativo de la disolución o ineducación familiar, acompañada de la carencia de Comprensión y afecto". Para concluir con esta parte del tema, la familia como institución aún en pleno siglo XXI, es importante para el desarrollo de los nuevos individuos por que de no estar fortalecida, como el árbol mal abonado y sin cuidado dará malos frutos. Trabajemos por ella.

El terrorismo.- Es una parte de la Historia del Perú que muchos de nosotros quisiéramos olvidar, ya que marcó en toda una generación de peruanos el tener que vivir en el más escabroso miedo a los apagones y a las incursiones terroristas las que se producían tanto en el campo como en la ciudad. En tal sentido el terrorismo ha cumplido una doble función en la forma de socializar la violencia en nuestra sociedad; la primer como ya se vio, se origina en el segundo proceso migratorio a través de los desplazados del campo a la ciudad, con el fenómeno de la violencia social (terrorismo) que se genera a principios de la década de los 80 que azoto al país y en especial a las zonas rurales del Perú, y que obligó a miles de personas (Desplazados) a movilizarse para evitar ser víctimas de la demencia terrorista existente en sus lugares de origen; y que vieron como única alternativa el emigrar a los principales centros de desarrollo urbano, en especial a la ciudad de Lima, volviéndola en una ciudad caótica, hacinada y sobre - poblada y con los consecuentes problemas ya conocidos.

Y la segunda es la que generó toda una cultura de la violencia en una generación de peruanos ya que; "Los jóvenes y los adolescentes de hoy no saben lo que es vivir en paz ni en seguridad ni en tranquilidad. La violencia terrorista en el Perú ha durado aproximadamente entre 14 y 15 años, quienes han nacido hace 18 años que son los Adolescentes, no saben absolutamente lo que es tranquilidad, seguridad ni paz. Por lo tanto, una primera cosa que hay que decir es que la violencia se ha instalado como una cultura en la juventud del Perú".

2. Factores Económicos

Las alicaídas economías familiares de los sectores con menos recursos, son en algunos casos (o si se quiere entender en la mayoría de ellos) el factor económico que determina y condiciona la violencia urbana. Cuando se habla de la solidez de una economía familiar no se desvirtúa que alguno o todos sus miembros asuman aptitudes de violencia o posturas anómicas dentro de la sociedad.

Se manifiesta que la violencia emerge de los lugares marginados por la sociedad, además hay cierta predisposición a satanizar a la pobreza como generador de violencia, dicha aseveración cumple una proposición válida, pero no es total.

Ahora bien, no toda sociedad por ser pobre tiende a ser violenta, es más existen sociedades muy desarrolladas pero que tienen un alto índice de violencia, como por ejemplo la sociedad norteamericana.

Lo que sí queda claro es que las incidencias de violencia pueden tener mayor aceptación en los sectores más populosos de la ciudad, debido a una escasa o pobre educación, a la falta de oportunidades de trabajo, a la poca expectativa de superación y a las escasas fuentes de generación de empleos para los que menos tienen. De esta manera el papel de la economía basada en los ingresos que puedan percibir las familias de menos recursos sí determinan en la mayoría de ellos el grado de violencia que puedan asumir.

Bajo este contexto existen paradojas e incongruencias sociales; mientras por un lado existen jóvenes que no tienen espacios en donde pueden canalizar sus ratos de ocio, no cuentan con programas alternativos que apoyen al fortalecimiento de la familia como institución en los aspectos sociales, económicos y culturales, y el no tener propuestas o alternativas para el desarrollo personal, la violencia estará mas cerca y latente a ellos. Caso contrario sucede con aquella población de jóvenes que si tienen un modo de vida aceptable, sin restricciones económicas y que teniendo una inmejorable y adecuada infraestructura educativa y recreativa a su favor, asumen pautas con marcadas tendencias a la violencia.

En tal sentido "La pobreza y la miseria, son fuentes de delitos contra la propiedad en especial, pero sucede que hoy asiste al fenómeno de un crecimiento más explosivo en los países más desarrollados, con mayor índice de ocupación y de producto bruto interno, que en lo no desarrollados económicamente durante mucho tiempo se identificó la delincuencia juvenil con barrios pobres, villas miserias, fabelas u otras zonas de subcultura delictual; hoy las formas más frecuentes, graves y asociadas se dan en los centros de ocio de las grandes urbes de consumo y de confort; entre jóvenes de familias pudientes aún universitarios".

Para finalizar, cualquier manifestación de violencia que provenga de sectores precarios o de las más adinerados de la ciudad, son condenables, pues causan en la población el mismo temor y dejan las mismas secuelas y muchas veces llegando hasta la muerte.

3. Factores Culturales

Los medios de comunicación masivos. Juegan un papel elemental en la socialización de nuestra sociedad, propone el modelo de conducta a su público objetivo.

El poder y la capacidad económica que poseen los medios de comunicación masivos para manejar conciencias son fuertes, ya que sus intereses económicos van acompañados por lo general de intereses políticos y así de esta manera se moldea el sistema de información que se quiere dar y trasmitir.

Se entiende que los medios de comunicación como la radio, televisión, periódicos, revistas y demás tienen por finalidad de informar y difundir cultura, mantener a la población al tanto de los sucesos más relevantes del quehacer nacional.

Según nuestro análisis, en lo que se refiere al factor de los medios de comunicación como determinante de la violencia, no cuestionamos el porqué (aunque deberíamos hacerlo) se nos esté llenando la conciencia con información de mala calidad y que simplemente no culturiza, ese no es el tema. El problema radica que cuando los medios de comunicación quieren tener un alto rating o llegar a aumentar sus volúmenes de ventas en sus ediciones periodísticas recurren al sensacionalismo; este sensacionalismo que contiene elementos violentos, los lleva a enfocar de una manera fría y cruda un hecho con sucesos violentos, ellos nos alimentan el morbo de muertes y hechos sangrientos.

Son estos los medios de comunicación que socializan la violencia en la mente de muchos individuos, aquí radica el problema, en la cual se comercializa el morbo. Esos medios de comunicación nos acostumbraron a leer, ver y escuchar a diario noticias trágicas de muertes y charcos de sangre. Pareciera que algunos medios de comunicación tienen el fiel propósito de socializar violencia y hacer de esta algo cotidiano entre nosotros.

Ahora bien, hay un publico que es vulnerable al impacto de lo que se difunde en los medios de comunicación respecto a la violencia, y estos son los niños quienes "Están expuestos a diversos medios de comunicación masiva que llegan a gran cantidad de personas – televisión, radio, cine, videos, discos, historietas cómicas, revistas y periódicos. Si bien todos los medios son agentes importantes de socialización, el más influyente es probablemente la televisión. Ciertamente ningún otro medio consume más tiempo de los niños(…) Los padres y otras personas están preocupados por la forma como la televisión está socializando a los niños.

Están insatisfechos con los contenidos de muchos programas (especialmente por la cantidad de violencia)". En este aspecto la televisión como medio socializador puede manifestar hechos positivos con la programación de espacios educativos y culturales, los cuales son limitados y 8 "Por el lado negativo, numerosos estudios han demostrado que mirar la violencia en la televisión impulsa a la agresión. Un estudio a largo plazo sobre los jóvenes encontró que la preferencia por la violencia en la televisión era una predicción mas adecuada de comportamientos agresivos que el ambiente socio - económico, que as relaciones familiares, que el cociente intelectual o que cualquier otro factor".

Sabemos también que los periódicos chichas o informales, se quiera o no, cumplen una función socializadora de la violencia ya que tienen una gran aceptación por un segmento mayoritario de la población Limeña.

De igual modo la radio como medio masivo de difusión tiene una limitada programación.

En la mayoría de ellas sólo se dedican de lleno en copiar modelos de programas foráneos, insertando en nuestros medios géneros musicales que no pertenecen a nuestra realidad.

Una muestra de socialización de la violencia en las radios, es la emisión de un género musical conocido como música "Subte" que significa subterráneo, la cual se baila dando de saltos, puñetes y patadas.

En los lugares donde se baila y se escucha esta música los jóvenes consumen sustancias y bebidas tóxicas como las drogas y el alcohol. En este entorno la excitación

y desenfreno se apodera de los jóvenes y adolescentes originando así un escenario de violencia, de cuyas consecuencias muchas veces fatales se ignora, por nuestra propia ignorancia.

En resumen, los medios de comunicación masivos, directa o indirectamente se están encargando de socializar la violencia en especial la violencia urbana ya que las incidencias se manifiestan en todos los sectores socioeconómicos de la sociedad limeña y peruana en general.

Comportamientos de riesgo relacionados con la violencia juvenil

La participación en riñas, la intimidación y portar armas son importantes comportamientos de riesgo de violencia juvenil. La mayoría de los estudios que examinan estos comportamientos han incluido a alumnos de escuelas primarias y secundarias, que difieren considerablemente de los niños y adolescentes que han dado por concluido sus estudios o han desertado de la escuela. En consecuencia, probablemente sea limitada la aplicabilidad de los resultados de estos estudios a los jóvenes que ya no están asistiendo a la escuela. La participación en riñas es muy común entre los niños en edad escolar en muchas partes del mundo. Alrededor de un tercio de los alumnos informan haber participado en riñas y, en comparación con las niñas, es de dos a tres veces más probable que los varones hayan intervenido alguna vez en riñas. La intimidación es también frecuente entre los niños en edad escolar. En un estudio de comportamientos relacionados con la salud en niños en edad escolar de 27 países, se encontró que la mayoría de los niños de 13 años en la generalidad de los países habían llevado a cabo actos de intimidación al menos por algún tiempo. Aparte de ser formas de agresión, la intimidación y las riñas también pueden conducir a modalidades más graves de violencia. Portar armas es tanto un importante comportamiento de riesgo como una actividad predominantemente masculina entre los jóvenes en edad escolar. Sin embargo, hay grandes variaciones en la prevalencia de portar armas, como han informado los adolescentes en diferentes países. En Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 9,8% de los varones y 1,3% de las mujeres en las escuelas secundarias informaron que habían llevado armas punzocortantes a la escuela en las cuatro semanas precedentes. En Escocia, 34,1% de los varones y 8,6% de las mujeres de 11 a 16 años dijeron que habían portado armas por lo menos una vez en su vida, y fue significativamente más probable que lo hubieran hecho los usuarios de drogas, en comparación con quienes no las consumían. En los Países Bajos, 21% de los alumnos de escuelas secundarias admitieron poseer un arma y 8% de hecho habían llevado armas a la escuela. En los Estados Unidos, una encuesta nacional entre los estudiantes de los grados 9º a 12

La dinámica de la violencia juvenil

Las pautas de comportamiento, incluida la violencia, cambian en el curso de la vida de las personas. La adolescencia y los primeros años de la edad adulta constituyen un período en que la violencia, así como otro tipo de comportamientos, a menudo se expresan con más intensidad. Conocer cuándo y en qué condiciones se presenta de manera característica el comportamiento violento conforme se desarrolla la persona puede ayudar a planificar intervenciones y políticas de prevención orientadas a los grupos de edad más críticos.

VIOLENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Este fenómeno ha adquirido, desde los años setenta, una magnitud apreciable en países como Estados Unidos, Suecia, Noruega y Reino Unido. En nuestro país, parece ser que su incidencia es menor pero empiezan a detectarse, cada vez más, manifestaciones preocupantes como consecuencia de la crisis social, cultural y familiar que se está sufriendo.

La realidad es muy compleja porque en ella se cruzan factores muy diversos, la investigación y el análisis sobre el fenómeno son aún muy precarios y las respuestas educativas son igualmente distintas. No se puede afirmar que exista un buen paradigma conceptual desde el cual interpretar, en toda su dimensión, la naturaleza psicológica y social del problema.

Los actos violentos están sujetos a un gran sistema de relaciones interpersonales donde las emociones, los sentimientos y los aspectos cognitivos están presentes y configuran parte del ámbito educativo. Asimismo están ligados a las situaciones familiares de cada alumno y al ámbito social de la escuela.

El problema comienza cuando se aborda la resolución del conflicto a través del ejercicio de la autoridad, del castigo, etc. provocando un clima de tensión en el aula que el profesorado no sabe resolver, y queda la cuestión sumergida en el currículo oculto de las relaciones interpersonales y en el clima del centro que lo sustenta.

Un aspecto sobre el que parece que hay consenso es la forma de abordar el problema, desde una posición de análisis e investigación sobre el tema de la violencia y la agresividad y sobre el propio marco escolar y sus características para poder llegar al desarrollo de programas de intervención y prevención aplicables a la realidad educativa. Es decir, reflexión teórica e investigación empírica.

Informes:

PARTICIPACIÓN DE DELEGACIÓN DE POLICÍA PERUANA EN SEMINARIO IBEROAMERICANO  DE ALTO NIVEL SOBRE "VIOLENCIA JUVENIL" REALIZADO EN LA REPÚBLICA DE GUATEMALA.

Por invitación especial de la Embajada de España en el Perú, el señor José Bernardo MONJE PRADO, Agregado del Interior de la Embajada Española, hizo conocer al señor General de Policía Director General de la Policía Nacional del Perú, la invitación a dos (02) expertos policiales para que participen en el Seminario Iberoamericano de Alto Nivel sobre "Violencia Juvenil" a desarrollarse del 01 al 05OCT2007 en el Centro de Formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional en la Antigua Guatemala – República de Guatemala.Mediante Memo. Nº 506-2007-DIRGEN-PNP/EMP-SEC del 04AGO07 La Dirección General de la PNP; dispone la asistencia al mencionado evento del señor Coronel PNP. Carlos BAMONDE GANDULLIA y el Comandante PNP. Jorge PONCE ASIAN, pertenecientes a la Dirección de Participación y Seguridad Ciudadana de la PNP. INFORMACION DEL EVENTO: En dicho Seminario Internacional participaron delegaciones de los siguientes países: Argentina, BoliviaColombia; Chile; El Salvador; España; Guatemala; Honduras; México; Nicaragua; Panamá; Paraguay; Perú; Uruguay; Venezuela y Haití. La Delegación Peruana realizó una brillante exposición sobre la problemática actual de la violencia juvenil y el pandillaje en el Perú; aportando las exitosas experiencias que se vienen obteniendo en  dicha materia, dejando en alto el nombre del Perú, logrando la obtención de información internacional sobre el fenómeno de las "Maras o Pandillas" , como también del manejo y tratamiento de la violencia juvenil en la realidad de otros países iberoamericanos, en donde existen situaciones y características muy parecidas a nuestra realidad, información que será de mucha utilidad para el trabajo especializado que viene realizando la DIRPASEC-PNP; referida al tratamiento del Pandillaje y la Violencia Juvenil.

EJECUCIÓN DEL PROYECTO POLICÍA SEGURA RED DE PROMOTORES POLICIALES EN PREVENCIÓN DEL VIH-SIDA EN LA POBLACIÓN POLICIAL Y SU PROYECCIÓN A LA COMUNIDAD, ORGANIZADO Y PROMOVIDO POR LA DIRPASEC-PNP EN CONVENIO CON LA ONG-VÍA LIBRE.

La Dirección de Participación y Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional del Perú a través de la División de Organización y Capacitación de Juntas Vecinales a cargo del Sr. Crnl. PNP. Carlos BAMONDE GANDULLIA en convenio con la ONG "VIA LIBRE" CON SU Director Ejecutivo Dr. Robinsón CABELLO puso en ejecución el Proyecto POLICIA SEGURA que tiene como objetivo formar una red de promotores policiales en prevención del VIH-SIDA, dirigido a promotores policiales de las diferentes comisarías de Lima y Callao.El acto inaugural se dio el 10JUL07 en el auditorio de la Dirección de la Policía de Transito, procediendo a desarrollarse luego cinco (05) sesiones de trabajo con la asistencia y participación de ciento veinte (120) promotores de las Comisarías de Lima y Callao, desarrollándose los siguientes temas: Infección y transmisión sexual, Estigma y discriminación, Capacitación para capacitadotes, Soporte emocional y Plan de acción IEC del VIH-SIDA. Al culminarse el evento se entrego certificados a los participantes y un kid de materiales para el desarrollo de las actividades establecidas en los planes de acción a desarrollar en sus respectivas jurisdicciones policiales, actividades que en la actualidad vienen siendo monitoreadas por la DIRPASEC-PNP y la ONG-VIA LIBRE por el lapso de un año, tiempo de duración del proyecto indicado.

General de la Policía Carlos León Romero expuso ante pleno del concejo municipal de Trujillo

Exposición fue de seguridad ciudadana y sus problemas que la afectan, además entregó plan de trabajo al alcalde César Acuña. La percepción de inseguridad continúa a causa del incremento de la violencia para cometer otros delitos.
(Por Arturo Vásquez Terán) El General PNP Carlos León Romero informó que 20,700 denuncias de delitos se realizaron en la policía en los últimos meses, reduciéndose progresivamente en el año 2006 en 13,284. En el 2002, delitos contra el patrimonio se registraron, 11, 713.  En enero de este año en la región hay 20 homicidios registrados y han sido por ajustes de cuentas, venganza y violencia, que esta cobrando más violencia. En el enero del 2006 se registraron 1,153 denuncias por delitos y en enero del 2007 fueron 937 denuncias, hubo una reducción de 10%.

Pero la percepción de inseguridad continúa a causa del incremento de la violencia para cometer otros delitos. Los agentes delictivos van adquiriendo nuevas modalidades, son cada vez más violentos para la comisión de sus delitos, sus modalidades son más violentas", anotó el General León.
Dijo que "hay incremento de delincuentes muy jóvenes, una sensación de impunidad del ciudadano, ya que ven que los delincuentes después de ser llevados a la comisaría y luego al poder judicial son excarcelados".

Finalmente, aseguró que realizará capacitaciones para policía comunitaria, así como potenciar las juntas vecinales, agregó que con el nuevo Código Procesal Penal y con esto se les abre un abanico de posibilidades para intervenir a favor de la seguridad. Contó que su aspiración es crear el segundo mejor laboratorio de criminalística del país.

Conclusión

Como hemos podido ver, el problema de la violencia en general es un tema de suma actualidad. Los problemas generados por los casos de violencia en el país son múltiples, y en un lugar donde no existe una buena distribución de los recursos, el tema parece agravarse cada día más; lo vemos todos los días: la sensación de inseguridad de la gente tanto en Perú como a nivel mundial es algo corriente. Pero frente a esto, cabe plantearse ¿dónde está la raíz del problema? ¿Existe una solución? Lamentablemente la respuesta parece ser no, por ahora, o al menos no de una manera eficiente; como ya quedó planteado en el desarrollo del trabajo, los factores que desencadenan los casos de violencia son muy variados y sin una actitud de compromiso con la sociedad, nunca podrá solucionarse. Es más, quizás lo más preocupante sea el aumento de casos de violencia y delincuencia en niños de 6 a 12 años, si pensamos que el día de mañana serán adultos, ¿qué es lo que les espera?

Pero la mayoría de la población parece mirar para otro lado cuando se habla del tema, "a mi hijo no le va a pasar" es la respuesta de muchos. Es claro que es un problema de índole social en el cual la educación tiene un papel extremadamente importante, dado que constituye la base del desarrollo del individuo, y funciona como guía en el proceso de aprendizaje, no puede ser deficiente y debería figurar entre las mayores prioridades a considerar y a solucionar dentro de un país.

Creemos firmemente que a la violencia debe ser tratada desde la prevención, comenzando por los hogares. Si los padres o responsables a cargo de un niño, no solo no se interesan por lo que éste recibe del medio, sino que no ejercen ningún control sobre lo que recibe durante el tiempo que permanece frente al televisor, no podemos pretender que luego el chico no sea violento o padezca algún otro trastorno de personalidad, la mayoría de las veces, la violencia tanto en niños como en adolescentes, es el resultado entre otras causas, como la falla del núcleo familiar, de la falta de preocupación de los padres que debido a las exigencias de una sociedad de consumo, cada vez encuentran menos tiempo libre en un mundo cuyas exigencias son más fuertes cada día. No se trata sólo de educar correctamente a los niños o de tratar de reformar a los jóvenes sino de tener conciencia de que es un problema que nos afecta a todos y como tal, empezar a tratarlo, comenzando en los hogares, las escuelas, los clubes, agrupaciones religiosas o de otra índole, que se hallan en contacto con la comunidad. La situación que se desea mejorar parte del hecho de que un amplio sector de la población joven – en particular los de menores recursos – se hallan altamente expuestos a la violencia.

La violencia sólo genera más violencia, y una vez que el niño o el adolescente ingresa en ese circuito, lo cual es sumamente más fácil de lo que parece, luego les es muy difícil salir debido a las pocas posibilidades de insertarse en la sociedad y lograr una mejor calidad de vida fuera de ese ámbito. Esto se da mucho más en los jóvenes, quienes ante un futuro para nada prometedor, falto de proyectos y expectativas, optan por caer en un último recurso: la delincuencia.

Tampoco podemos atribuirle toda la culpa a los medios de comunicación de masas, ya que nadie desde el estado garantiza la seguridad de los contenidos de un programa, a pesar de no estar en horario de protección al menor.

Considerando que la salud, tanto el estado de bienestar físico, psíquico y social, es producto de la interacción (en cada momento histórico y circunstancia socio - cultural determinada) entre el individuo y su ambiente, creemos que una estrategia eficaz, de diversas problemáticas socio – culturales, consiste en generar un proceso de habilitación, capacitación e intervención de diferentes sectores de la población, que les permita incrementar y facilitar los cambios de conducta.

Los cambios tecnológicos, sociales, culturales, etc. habidos en nuestra sociedad contemporánea, darán lugar a la aparición de un fenómeno desconocido antes, y que, aunque podríamos incluir como parte de un campo más vasto, como la violencia, está rodeado de ciertas especificidades. Estamos hablando de la delincuencia i juvenil, que podríamos definir como una serie de procesos en los que interactúan de manera compleja, conflictiva y contradictoria, un sujeto y su contexto sociocultural.

 

INTEGRANTES:

Eder Martín Pereda Rojas

Cueva Carvajal

Aguilar Ramírez

Cárdenas Camones

2008


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.