Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Historia de los jardines de niños (Mexico) (página 4)

Enviado por Lina Morfin Morfin



Partes: 1, 2, 3, 4


 

El idealismo y candor de las estudiantes normalistas, junto con responsabilidad, fue tal que, con el apoyo de las madres de familia, no hubo obstáculo que limitara su proyecto. Desde un principio, la autoridad educativa regional de educación preescolar, implícitamente manifestó su desacuerdo en cuanto al funcionamiento de este nuevo plantel. Este fenómeno generó, en aquella primera etapa, bastante inseguridad en el equipo de maestras practicantes promotoras, quienes por ello recurrieron al comité de madres de familia que ya se había constituido. De inmediato, las señoras integrantes de la asociación de madres de familia correspondientes al nuevo jardín, se reunieron para analizar la situación, determinando por consenso realizar un documento, el cual finalmente fue respaldado no sólo por el comité, sino por todas las madres de familia, dirigiendo tal escrito al director del C.R.E.N. (Ver anexo 29).

El 10 de septiembre de 1992, el director del C.R.E.N. C. Profr. Vicente Carrera Bravo, contesta a los padres de familia pertenecientes al jardín de niños de referencia, entre otras ideas positivas esto:

"Además de expresarles mi reconocimiento por su actitud solidaria, comprensiva y de beneficio para la comunidad, en atención a su petición de apoyo (oficio No. 1) de fecha 8 de septiembre de 1992, comunico a ustedes lo siguiente: "… he puesto mi interés y dedicación para que estos estudiantes se conduzcan conforme a lineamientos específicos para estas tareas; asimismo, les he recomendado continuar con el mayor de sus esfuerzos en pro de las causas nobles y necesidades prioritarias de esa colonia… En relación a la fundación, construcción y operación del Jardín de Niños que ustedes solicitan y dicen necesitar, les recuerdo, tal como se los he expresado personal y verbalmente, que esta Dirección a mi cargo no es la instancia par tal fin, pero que sin embargo, estoy y estaré en la mejor disposición para seguir solicitando se realicen los estudios técnicos correspondientes para dicho designio… En relación a seguirles ofreciendo el apoyo para que estudiantes de esta Institución den lo mejor de sí en beneficio de esa comunidad dentro del marco legal, les ratifico que el Centro Regional de Educación Normal seguirá siendo una institución con proyección hacia la comunidad en las causas nobles de bienestar social y de manera especial en el aspecto educativo…"

No obstante que la autoridad educativa regional a principios de los noventa del siglo anterior hacía poco caso por atender el servicio educativo preescolar en las colonias populares de Ciudad Guzmán, precisamente ahí donde funcionaban jardines de niños creados por el C.R.E.N., en locales de plena improvisación, cuya misión era la de atender el derecho de los pequeños a cursar su educación preescolar, labor que las pasantes normalistas de la licenciatura apropiada cubrían más por romanticismo y vocación que por obligación, vinculando su proceder con la necesidad de los colonos, particularmente con las madres de familia. Sin embargo, una serie de versiones negativas sobre el servicio educativo honorario que se brindaba, generaban inseguridad en la comunidad del entorno del plantel y en las estudiantes normalistas que lo atendían. Los rumores concretos que se difundían eran variados, se decía por ejemplo que: "la normal va a retirar a la practicantes"; "los estudios de los niños no van a valer"; "el funcionamiento del Jardín de niños no se autorizará por la autoridad educativa", etc. En verdad que, en los "tiempos modernos" es inconcebible un servicio público honorario y responsable en educación, fenómeno que era normal en las primeras décadas posrevolucionarias. Pero hoy, en el México moderno, todo se quiere emprender hasta que esté plenamente estructurado, instaurado, implementado e institucionalizado, mientras la población que espere. Todo esto se sentía en el ambiente, por eso, diríase que en forma desesperada, nuevamente los padres de familia se dirigen al director del C.R.E.N. el 9 de octubre de 1992, a solicitarle reiteradamente el apoyo de la normal para que continúen el servicio social las pasantes de licenciatura en educación preescolar. (Ver anexo 30).

El escrito anterior fue contestado por el C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N. el 25 de noviembre de 1992, expresándoles a los padres de familia: "Me es grato informarles que esta escuela continuará apoyándoles con el equipo de practicantes de la Licenciatura en Educación Preescolar para que sigan atendiendo a sus hijos en el aspecto educativo sin más limitaciones que las que como personas y estudiantes les son propias".

El 16 de octubre de 1992, las alumnas normalistas pasantes de la Licenciatura en Educación Normal, quienes dirigían y eran docentes del jardín de niños "Arco Iris", envían un escrito al C. Lic. Carlos Rivera Aceves. Gobernador del estado de Jalisco, en el cual le solicitan…"su valiosa intervención para la adquisición de un terreno y construcción del jardín de niños en cuestión, ya que actualmente trabajamos en un local prestado, que por consiguiente no reúne las cualidades para ser un centro de estudios ideal para niños. El terreno que actualmente hemos solicitado a este H. Ayuntamiento es propiedad del mismo y se encuentra ubicado dentro de la misma colonia, terreno que reúne las condiciones necesarias para la construcción del mencionado jardín de niños. A este respecto hay disponibilidad de parte de las autoridades municipales de la cesión del mismo, con el único inconveniente que se encuentra construida una cancha para la práctica de básquetbol, si de su parte hay la intervención, esta misma cancha se podría trasladar a un terreno propiedad del gobierno estatal, ubicado dentro de la misma colonia."

Las pasantes de la Licenciatura en Educación Preescolar que prestaban su servicio social en el año escolar 1992-1993, a la vez que sorteaban sus estudios, su servicio social u su vida como jóvenes, simultáneamente gestionaban ya para construir un edificio en el cual funcionara de manera permanente el plantel de preescolar en mención, tanto es así que, el C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N., el 29 de enero de 1993, les obsequia el documento: "A QUIEN CORRESPONDA: por este conducto las alumnas del 8° Semestre, Grupo "D" de la Licenciatura en Educación Preescolar del Centro Regional de Educación Normal de esta ciudad, solicitan su apoyo, a fin de que se les proporcione ladrillo para la construcción de 4 aulas en el Jardín de Niños Nueva Creación ubicado en la colonia Provipo, plantel donde prestan su Servicio Social."

El mismo funcionario, proporciona a las estudiantes, en igual fecha, un documento gestor en idénticos términos, dirigido al C. ANTONIO TÉLLEZ, gerente de Cementos Tolteca, en el cual se solicita la donación de cemento para construir las 4 aulas mencionadas.

Los temas de obtención de terreno, construcción del edificio y equipamiento de los jardines de niños creados por el C.R.E.N., son abundantes en documentos gestores al respecto. En el caso del jardín de niños "Arco Iris", el fenómeno se repite. Es en tal ruta que, el 19 de febrero de 1993, el personal docente y los padres de familia pertenecientes a este plantel de preescolar, dirigen un escrito al C. Lic. Eugenio Ruiz Orozco, secretario de educación del estado de Jalisco, en cuyo documento le solicitan su apoyo para lograr: "terreno propio y edificio; mobiliario adecuado y suficiente; material didáctico suficiente; cercado para el jardín; sanitarios apropiados para los niños; instalación eléctrica y drenaje y agua potable."

Luego, el 23 de febrero de 1993, nuevamente el personal docente y los padres de familia de este jardín de niños, dirigieron a la C. Cecilia Occelli de Salinas, esposa del presidente de la República un documento en el cual le solicitan "su valiosa intervención" para lograr: "Terreno propio; construcción de tres aulas, dirección y baños para niños y niñas; mobiliario adecuado para los niños; servicio de agua, y luz y drenaje y construcción de patio de honores."

El director del C.R.E.N., C. Profr. Vicente Carrera Bravo, el 21 de junio de 1993, extiende a las estudiantes Cándida Pacheco Gomina, Martha Alicia Jiménez Guzmán, María Rita Pizano Pinto, Araceli López Chacón, Laura Montoya Solórzano, Adriana Marisol Cárdenas Rivera y Laura Leticia García Pascual un documento de A QUIEN CORRESPONDA, solicitando facilidades para que ellas"… continúen laborando en el local que durante el año escolar 1992-1993 lo hiciera otro equipo de estudiantes de esta Institución; a fin de seguir ofreciendo este servicio en beneficio de la comunidad guzmanense".

En la misma fecha del parágrafo anterior, el director del C.R.E.N. extiende un documento de A QUIEN CORRESPONDA; en el cual aboga porque a las alumnas que se acaban de referir"… cuenten con el mínimo de insumos y materiales para la construcción, mantenimiento, acondicionamiento y/o funcionamiento óptimo del Jardín de Niños de la Colonia Provipo de esta ciudad; apoyo que de acuerdo a sus posibilidades pudiera ser el proporcionar algunos de los materiales de la relación anexa".

El 30 de junio de 1993, el equipo de pasantes responsables de hacer funcionar este jardín de niños, envían una solicitud de intervención al C. Lic. Eugenio Ruiz Orozco, secretario de educación del gobierno de Jalisco, con el propósito esencial de lograr la donación de un terreno para edificar el edificio del jardín de niños. (Ver anexo 31).

El equipo de pasantes que atendía el jardín de niños "Arco Iris", emitió un escrito el 19 de agosto de 1993, dirigido a la C. Joan Novoa de Cárdenas, presidenta del DIF municipal, a quien le piden "… su atenta colaboración, como presidenta del DIF de esta ciudad, a fin de que sean donados juegos recreativos (columpios, resbaladilla, sube y baja, etc.) al Jardín de Niños "Arco Iris" de la Colonia PROVIPO, en el cual prestamos nuestro servicio como educadoras practicantes".

Variando el interés en beneficio del plantel, el equipo de educadoras pasantes orienta su esfuerzo gestor tendiente a lograr la formalización del jardín de niños, razón por la cual el 26 de octubre de 1993, envían una carta al C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N., en la cual solicitan "… su valiosa intervención, a fin de que nos sea otorgada (al igual que otros jardines) clave especial que nos identifique como tales, y así iniciar los acuerdos correspondientes a la donación del terreno, con padres de familia del jardín antes mencionado".

Respecto a la obtención del terreno para edificar el plantel educativo preescolar, el equipo de educadoras pasantes del C.R.E.N. que atendían este jardín de niños anexo a la escuela normal, junto con la Asociación de Padres de Familia del mismo, se dirigen por escrito el 27 de octubre de 1993 a la C. Joan Novoa de Cárdenas, presidenta del DIF municipal y a la C. Gabriela Ortega, secretaria de participación ciudadana a fin de que las dos funcionarias intervengan para "… que nos sea donado el terreno que está ubicado en la Colonia Jalisco, el cual aparece en el plano, como donado para Jardín de Niños".

En la gestión del terreno para el jardín de niños se abundó en documentos, tanto que, el 29 de diciembre de 1993, la Mesa Directiva, secundada por toda la Sociedad de Padres de Familia de esta jardín de niños se dirigen al C. Ing. Alberto Cárdenas Jiménez, presidente municipal de Ciudad Guzmán, para solicitarle su intervención para que se tramite la donación del terreno. (Ver anexo 32).

El mismo 29 de diciembre de 1993, la Mesa Directiva, respaldada por toda la Saciedad de Padres de Familia dirigen un amplio escrito al director del C.R.E.N., en el cual le solicitan se siga brindando el servicio de educación preescolar a los niños de su colonia indicando que están "muy contentos y satisfechos del trabajo realizado y el empeño visto por los equipos de trabajo que han pasado por este jardín".

No obstante que el jardín de niños anexo al C.R.E.N. "Arco Iris" ya llevaba funcionando más de dos años en la colonia Jalisco, la comunidad de la misma experimentaba incertidumbre en cuanto al funcionamiento de tal plantel, tanto e así que, inclusive el Consejo de Administración de la Cooperativa OLI de la colonia Jalisco (PROVIPO), el 14 de enero de 1994, envía un escrito al C. Profr. Julio Germán Bazán González, Jefe del Departamento de Educación Normal del O.S.E.J. en el cual "… reitera su apoyo al equipo de trabajo que labora en la bodega que forma parte del dispensario médico de la citada colonia Dicha labor se ha venido desempeñando satisfactoriamente con la población infantil y la comunidad en general; brindando siempre un servicio educativo que permita a los infantes seguir desarrollando su personalidad…"

Un documento que refleja de manera puntual la incertidumbre que sienten los colonos respecto a la permanencia de este jardín de niños en su demarcación, es el que formula la Mesa Directiva respaldada por la Sociedad de los Padres de Familia de la colonia, el cual dirigen al C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N., el 24 de marzo de 1994. E tal escrito dicen en forma esencial: "… solicitarle se mande equipo de trabajo para el año escolar que viene y los siguiente, a fin de seguir recibiendo el servicio educativo que ha estado ayudando a un mejor desenvolvimiento de nuestros hijos… Asimismo, aprovechamos para decirle que es necesario este Jardín de Niños anexo aquí en la Colonia, ya que se encuentra adaptado a las características que refleja la misma,; y no sólo hay niños de ésta, sino de Colonias cercanas, que ayudan y apoyan su servicio…Creemos también, que se justifica, y es por ello que se ha permitido darle un lugar o espacio, provisional (la bodega), para que se dé educación".

Aunque se capte la incertidumbre respecto al funcionamiento permanente del plantel preescolar, las estudiantes pasantes del C.R.E.N., con el carácter y determinación que siempre les ha distinguido, y desde luego, con el idealismo profesional puesto en juego desde la creación de esta institución; ellas continuaron llevando adelante el cumplimiento de su responsabilidad con toda normalidad, es decir, cumpliendo sus labores pedagógicas curriculares, cocurriculares y extracurriculares. Un ejemplo de ello es la realización de una Mini-Olimpiada, la cual se efectuó en la semana del 25 al 29 de abril de 1996. El programa incluía eventos en las instalaciones deportivas y Teatro cerrado del C.R.E.N. En atletismo: carrera de carretillas, carrera de costales, salto de longitud, carrera de triciclos y carrera de obstáculos. También concurso de rondas, bailes regionales y de porras. Además de juegos de campo como fútbol. (Ver anexo 33).

El 4 de mayo de 1994, en la búsqueda del establecimiento oficial de este jardín de niños, el director del C.R.E.N. se dirige al C. Profr. Julio Germán Bazán González, jefe del departamento de Educación Normal en Jalisco en los términos siguientes: "Con el propósito de regularizar la situación administrativa de los Jardines de Niños Anexos al C.R.E.N. y en virtud de que hasta la fecha no hemos tenido respuesta satisfactoria para que a éstos se les asigne la clave correspondiente, le solicito muy atentamente tenga a bien gestionar ante las instancias respectivas lo conducente".

Nuevamente, la Mesa Directiva de la Sociedad de Padres de Familia y las educadoras pasantes que atendían el jardín de niños, el 13 de enero de 1995, aspirando a que se les donase el terreno requerido para la construcción del edificio del plantel, se dirigen al C. Lic. Eugenio Ruiz Orozco, entonces candidato a gobernador del estado de Jalisco así: "… deseamos cotar con su amable intervención ante la instancia del gobierno estatal, con la finalidad de que el terreno localizado en la calle Alberto Orozco S/N de nuestra colonia, nos sea donado para construir una finca adecuada que albergue al jardín de niños Arco Iris".

El 29 de septiembre de 1995, el C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N., extiende los nombramientos respectivos para acreditar a la directora, subdirectora y personal docente que se haría cargo del funcionamiento de la institución durante el año escolar 1995-1996. Se incluyen estos documentos sólo como un ejemplo de lo que cada año escolar se hace para renovar los equipos de personal responsable del jardín de niños. Esto se efectúa de la misma forma para todos los jardines de niños anexos al C.R.E.N. Ver anexo Nombramientos. (Ver anexos del 7 al 11).

Los padres de familia pertenecientes a este jardín de niños emiten un escrito A QUIEN CORRESPONDA el 19 de enero de 1996. En él establecen: "… por este medio nos comprometemos ante toda autoridad civil o educativa, a aportar la mano de obra y si es posible otros recursos en la edificación del Jardín de Niños, que sirve a nuestros pequeños hijos porque es indispensable su formación educativa. También nos comprometemos con el personal docente que está atendiendo las clases de preescolar en todo lo que dentro de nuestras posibilidades podamos aportar".

En la misma fecha del párrafo anterior, el C.C.P. José Rafael Ríos Martínez, presidente municipal de Ciudad Guzmán, Jalisco, emite un documento A QUIEN CORRESPONDA en el cual asienta: "En atención al Director del Centro Regional de Educación Normal Profr. Germán Pérez Olvera, así como al Sub-Director del nivel de Educación Preescolar y Directoras comisionadas de los Jardines de Niños anexos al C.R.E.N., el actual H. Ayuntamiento Municipal se compromete a hacer las gestiones necesarias a través de la Dirección de Educación y dar asesoría técnica por medio de la Dirección de Obras Públicas, para apoyar la construcción y funcionamiento del Jardín de Niños Arco Iris anexo al C.R.E.N.."

En precedentes y diversos párrafos se mencionan distintas gestiones tendientes a obtener la donación de un terreno para construir el edificio del jardín de niños. Sobre el particular finalmente, en sesión de cabildo del 12 de febrero de 1996, el H. Ayuntamiento de Ciudad Guzmán, dona un terreno triangular con los límites siguientes: al norte con calle Bravo 74.50m, al sur con calle Alberto Orozco Romero 62.50m y al oeste con la manzana 1 de esa colonia y la calle Alberto Orozco Romero 41.00m, dimensiones que componen una superficie de 1. 296.87 m2

El servicio docente, independientemente de las múltiples limitantes en ningún momento se interrumpe. La tarea pedagógica de las jóvenes educadoras no las absorbe del todo, puesto que una importante faceta de su iniciativa se canaliza a la labor social y material en pro del jardín de niños, tanto es así que, la directora adjunta, Jovita Lomelí Jiménez, el mes de agosto de 1996, dirige una carta al C Ing. Juan José Frías Bernal, director de Obras Públicas de Ciudad Guzmán, en los términos siguientes: "La que suscribe directora adjunta del Jardín de Niños "Arco Iris" Anexo al C.R.E.N. Profra. Jovita Lomelí Jiménez, solicita a usted y a su digno cargo apoyo en pintura y desechos de empedrado para el frente del jardín, con el fin de mejorar la labor educativa en bien del alumnado de esta comunidad".

El 29 de septiembre de 1997, el director del C.R.E.N., Profr. Germán Pérez Olvera entrega a la U.R.S.E. de Ciudad Guzmán, Jalisco, una solicitud de las que distribuye la Dirección General de Planeación de la Secretaría de Educación del estado de Jalisco. Con dicho documento se formaliza una solicitud de construcción favorable al jardín de niños "Arco Iris". En el documento descrito ya se establece la clave oficial 14DJN1946C, misma que fue otorgada junto con las de los otros jardines de niños el día 21 de febrero de 1996. (Ver anexo 34).

No obstante el documento anterior, la directora titular del jardín de niños, Profra. Ma. Guadalupe Rosas Cervantes; la directora adjunta, C. Magdalena Sánchez Moreno y dos docentes, las CC. Sandra Guadalupe Cueto López y Aurora Ayala Patrón, el 4 de marzo de 1998, junto con los padres de familia de la colonia se dirigen por escrito al C. Lázaro Eduardo Cárdenas Jiménez, presidente municipal de Zapotlán el Grande, Jalisco, para "… solicitar su intervención ante quien corresponda a fin de que con la mayor brevedad posible nos haga el favor de construir: tres aulas, una dirección, servicios sanitarios para ambos sexos, salón de usos múltiples, bodega y patio cívico, para desocupar el local que actualmente ocupamos y por reiteradas veces se nos ha pedido que dejemos para la función que originalmente motivó su construcción en la comunidad".

Finalmente, después de tanto activismo, gestiones fallidas y finalmente gestiones certeras, el 14 de julio de 1998, la Dirección de Obras Públicas del gobierno del estado de Jalisco, comunica al C. Lázaro Eduardo Cárdenas Jiménez, presidente municipal, la construcción del jardín de niños "Arco Iris", precisamente con las características físicas, óptimas, que hoy posee, misma que fue recibida el 11 de diciembre de 1998. (Ver anexo 35). (Figura 11)

Figura 11. Instalaciones físicas actuales 2007. Figura 12. Aula prefabricada en el año 2004

Para el año 2004, por la creciente demanda de éste servicio educativo no solamente en ésta colonia se construyó un aula ligera (prefabricada), que vino a satisfacer la necesidad de la institución, a pesar de las limitaciones de que fue objeto por parte de la U.R.S.E. (ahora D.R.S.E.) de Ciudad Guzmán Jalisco. (Fig. 12)

 

Relación de equipos que realizaron su Práctica Docente en el Jardín de Niños Anexo al C.R.E.N. "ARCO IRIS"

Clave: 14DJN1946C Domicilio: And. Lic. Clemente Orozco No. 2 "A"

Ciclo Escolar

P A S A N T E S

Ciclo Escolar

P A S A N T E S

1992 -

1993

1

  • Sandra Isabel Barreto González

Paula Josefina Barreto González

Leticia Arroyo Pascual

Carmen Leticia Mireles Preciado

América Contreras Alcázar

Ma de Jesús Luis Juan Solano

1993 -

1994

  • Cándida Pacheco Godina

Adriana Marisol Cárdenas Rivera

Laura Angélica Montoya Solórzano

Araceli López Chacón

María Rita Pizano Pinto

Laura Leticia García Pascual

Martha Alicia Jiménez Guzmán

1994 -

1995

  • Alma Berenice Torres Moreno

Carolina Herrera Casas

Ana Lilia Castañeda González

Macrina Medina Rangel

Ma. Josefina Ahumada Sánchez

Rosaura Montaño Hernández

Carolina González Pintor

María Gpe. Sepúlveda Sánchez

Ma. Magdalena García García

Alicia del Toro Chávez

1995 -

1996

  • Erika Ivett Becerra Barajas

María Zenaida Villa Rodríguez

Silvia Murguía Sánchez

Argelia Alvarez Delgadillo

María Gabriela Aranda Jiménez

1996 -

1997

  • Jovita Lomelí Jiménez

Martha Judith Melchor Beleche

Patricia Ortiz Quintanar

Sandra Guadalupe Núñez Barajas

María Acelia Durán González

Leticia López del Toro

1997 -

1998

  • Blanca Corona Ramírez

Miriam Vázquez Barragán

Maura Rosalía Hermosillo Tejeda

Magdalena Sánchez Moreno

Aurora Ayala Patrón

Sandra Cueto López

Gabriela Aguilar

1998 -

1999

  • Cristina Barajas Ramírez

Ana Lilia Pinto Fajardo

Teresa Núñez Esparza

Judith Begoña Ramírez Cortés

Alma Dolores Gómez Hernández

Alma Liliana Ramos González

1999 -

2000

  • Veira Alejandra López Elizondo

Antonieta Ramírez Estrada

María de Lourdes Lucía Naranjo

Marisela Chávez

Nora Idalia Rangel Galindo

Hilda Vizcaino Alvarez

2000 –

2001

  • María Verónica Ramos Alvarez

Arely Píscil Magaña

María del Consuelo Larios Vargas

Guadalupe Torres García

Maricela Naranjo Sierra

Susana Corona Mata

2001 –

2002

  • Sandra Georgina Contreras Mejía

Susana Beatriz Torres Flores

María Elena Zamora Mansilla

Martha Elena Guerra Sánchez

Karla Judith Valencia Vargas

Alma Leticia Miguel Vázquez

2002 –

2003

  • Consuelo Núñez Rincón

Lucila Camacho Bautista

Ma. Genoveva Márquez Vázquez

Noemí Judith Ibáñez Avalos

Blanca Estela de la Cruz Hernández

2003 –

2004

  • Norma Liliana Enríquez Serafín

Daniela Galván García de Alba

María Cristina Camacho Camacho

Lizbeth Díaz González

Patricia Arellano Hernández

2004 –

2005

  • Beatriz Edith Martínez Galindo

Ma. Teresa Carbajal Jiménez

Claudia Ivett García Jiménez

Claudia Rossana Medina Cabrera

Claudia Gabriela López Pozos

2005 –

2006

  • Elisa Medina Castolo C/Grupo

María Guadalupe Alcaraz González

Alma Luz Martínez Cervantes

Judith Arámburo Cortés

2006 –

2007

  • Andrea Medina Cano C/Gpo.

Rosa Patricia Gómez Arias

Sahira Patricia Padilla López

Isela Margarita Pérez Macías

* Directora adjuntas de 1992 a 1999

  • Subdirectora de 2000 a la fecha.

Jardín de Niños "EL TRIÁNGULO"

 

El jardín de niños anexo al C.R.E.N. denominado "El Triángulo" comenzó a funcionar en la colonia del mismo nombre, cuya localización es al occidente de la ciudad, precisamente en la prolongación de la calle Manuel M. Diéguez. La colonia, que es de tipo popular, compuesta esencialmente por obreros, se construyó en 1988. Luego, en 1989, el C. Profr. Jesús Bailón Solís, con un conjunto de alumnas de la Licenciatura en Educación Preescolar, lanzaron la iniciativa práctica de equipar a la colonia con la creación de un jardín de niños. Tal movimiento iniciaba con un método de igualdad para con la Licenciatura en Educación Primaria, carrera que también se cursa en el C.R.E.N. Se indica un método de igualar a las dos licenciaturas porque la de educación primaria, desde 1962 ya tenía un conjunto de escuelas dependientes del CNR de entonces, hoy CREN, mientras que la escuela normal carecía de instituciones propias, en las cuales con autonomía asesorada, practicaran profesionalmente las futuras educadoras del último grado de estudios.

El hoy jardín de niños "El Triángulo", principalmente con la promotoría del pedagogo Jesús Bailón Solís, inició como un módulo de educación preescolar, funcionando a la sombra que proyectaban los árboles en la banqueta de la calle Nicolás Bravo, el 3 de octubre de 1989. Desde luego, la acción de las normalistas pasantes de la licenciatura de preescolar, siempre estuvo respaldada por las madres de familia de los pequeños alumnos. Inscribieron a 76 niños, distribuidos en 4 grupos, dos de primero, uno de segundo y uno de tercer grado. Laborando de 2:00 a 5:30 P.M. (porque así había sido el acuerdo con las inspectoras). Figura 13 y 14.

 
Figura 13. Mini olimpiada en 1991.


Figura 14. Lote baldío donde laboraron en 1990 – 1992 Fig. 14 Bis. Aquí laboraron de 1993 hasta la construcción

En enero de 1990 se instaló en el vértice del triángulo que configura la colonia, ocupando el plantel precisamente un pequeño lote baldío de forma triangular, que se configuraba entre las calles Manuel M. Diéguez y Nicolás Bravo, en donde en forma provisional se construyó con el esfuerzo de las normalistas y padres de familia "una gran aula", cuyos muros eran de costerón y tablones de pino (que los padres de familia consiguieron), el piso con aserrín por el lodazal que se hacía en temporada de lluvias, el techo de cartón que se obtuvo en la cartonera de Ciudad Guzmán, y al poco tiempo también con plástico. Las divisiones de los salones las hicieron con costales de plástico y cortinas, posteriormente con huacales (cajas de madera) pintados de vistosos colores, que a su vez servían para delimitar los rincones de dramatización, gráfico-plástico, construcción, etc. El mueble se constituía de botes y algunas mesitas y sillitas que las madres de familia llevaban, también dos mesas rústicas que armaron con el costerón que les sobró.

Los sábados y domingos se reunían padres de familia y pasantes para hacer mejoras al plantel. Situación que se aprovechó para dar pláticas sobre salud, sexualidad, maltrato infantil, nutrición etc., las cuales eran impartidas por personal del D.I.F., ISSSTE, y Centro de Salud.

El material didáctico lo aportaban las pasantes y las madres de familia, pero no era suficiente por lo cual se dieron a la tarea solicitar ayuda a las papelerías, comercios y a la normal. Afortunadamente se tuvo una respuesta satisfactoria de los tres. Además de solicitar mueble en desuso a otras instituciones

Respecto a sanitarios, los vecinos inmediatos al plantel, prestaban los de sus casas. En las condiciones descritas, sólo el romanticismo pedagógico de las alumnas hacía posible el funcionamiento de la "institución". Se estima que, justamente las carencias, el idealismo juvenil y la asesoría del catedrático Bailón Solís, generaban una armonía de plantel, en donde toda la energía se canalizaba a la superación de los problemas que diariamente se suscitaban, los cuales eran de bruma de necesidades. No había espacio para las pequeñas discordias que suelen producirse en los planteles normales.

Crearon áreas verdes, sembraron árboles de ornato y frutales alrededor del jardín de niños. Para el área de juegos se consiguieron neumáticos, mismos que fueron clavados en la tierra, dándoles diversas figuras y pintándolos de colores llamativos. También construyeron dos columpios con sogas y pedazos de tablas, así como dos bimbaletes que crearon con trozos de costerón.

En las condiciones mencionadas, el plantel cubría también las funciones administrativas formales, aunque sin el reconocimiento oficial de parte de la URSE de Ciudad Guzmán, Jalisco. Tanto es así que, la directora comisionada, pasante de la Licenciatura en Educación Preescolar, la C. Adriana Almejo Hernández, desde el primer año escolar 1989-1990, extendió las constancias de estudios a los niños que estuvieron dicho período en la institución. Como se puede apreciar estas constancias están firmadas por el Subdirector Académico y validadas con el sello de la normal, por las dificultades que ya se mencionaron hubo con las inspectoras de las zonas 10 y 76. (Ver anexo 36).

A la vez que se efectuaba la labor pedagógica preescolar, el jardín de niños, al igual que lo hace cualquier otro plantel con personal de base, extendía los documentos necesarios a los interesaos. Dicha documentación tenía toda la acreditación formal para los padres de familia, pero también, con un amplio margen de tolerancia de parte de la autoridad de la URSE, finalmente se respetaban los documentos, aunque sin el explícito reconocimiento.

Ciertamente, los documentos que se entregaban a los padres de familia eran escritos simples, sin papel membretado autorizado oficialmente, sin sello y sin clave del centro de estudios. Apenas sí, en algunos casos, como el documento que se observa, se dispuso del sello del C.R.E.N., institución que naturalmente, por propio interés y con toda responsabilidad cumplía con su deber, respaldando a sus incipientes jardines de niños.

Se siguió laborando por la tarde, la población infantil de este ciclo fue de 50 inicialmente pero como las condiciones en que se encontraba el jardín eran deprimentes e insalubres los niños enfermaban con mucha frecuencia y el número bajó a 45, ya que las mejoras que las alumnas del año anterior le habían hecho se deterioraron, por falta de mantenimiento en el período de vacaciones, por lo que el nuevo grupo de pasantes de inmediato se dio a la tarea de reconstruir las dos aulas y terminar la que quedaba sin techar. Solicitaron más costerón, cartón y láminas. Forraron las paredes con el cartón que consiguieron, con el fin de que el frío no pasara a través de las separaciones, después las pintaron con cal para que diera una apariencia diferente. Las áreas verdes desaparecieron por la maleza que creció bastante, enseguida comenzaron la limpieza y reforestación. El área de juegos también requería de mantenimiento, consiguieron más llantas y reconstruyeron todo. Por la etapa que se refiere para este plantel, pasaron todos los jardines anexos a la escuela normal.

Antes de que este plantel de preescolar tuviera su clave oficial, su comunidad preescolar experimentaba una incertidumbre en múltiples aspectos. Sin embargo, la institución seguía cumpliendo su labor pedagógica, social, cultural y deportiva en forma normal, y desde luego, emitiendo los documentos que los padres de familia requerían. Estos escritos probatorios de algo a favor de los pequeños, a veces eran simples escritos, los cuales sólo contaban con el sello de la escuela normal al lado de la antefirma de una autoridad del C.R.E.N., igual que el documento anterior. Así se observa en el anexo 37.

A principios del año escolar 1993-1994, la institución se reubica en un amplio espacio localizado en la calle Manuel M. Diéguez No. 436. Este espacio es parte del área de donación al H. Ayuntamiento de Ciudad Guzmán, movimiento que por ley cumplió la empresa constructora de la colonia El Triángulo. La parte restante del terreno donado ya estaba ocupada por la construcción del edificio que ocupan las escuelas primarias "Ricardo Flores Magón", matutina, y "Juan Escutia", vespertina.

En este nuevo lugar, "propio", el jardín de niños funcionaba ya con horario matutino, en tres aulas hechas de estructura metálica, una para cada grupo y grado de preescolar. El metal constitutivo de los salones generaba en tiempo de frío un ambiente apenas soportable, y en temporada de calor, lo mismo, sólo que de cualidad contraria. En la etapa de estas singulares aulas, la institución fue equipada con dos baños, uno para niños y otro para niñas, anexos que, también eran de lámina metálica. Estas construcciones prefabricadas fueron una dotación que se hizo para este jardín de niños en el programa de Escuela Digna.

El 26 de octubre de 1993, el equipo de normalistas, directora Sofía del Carmen Flores Vargas y las docentes Ma. Elizabeth León Bejarano, Martha A. Domínguez Figueroa, Verónica B. Pérez Velásquez, Alejandra B. Morales Mártir, Patricia Rodríguez Ramírez y Claudia G. Sánchez Barriga, envían un escrito al director del C.R.E.N., en donde le expresan: "… solicitamos su colaboración y apoyo a fin de que le sea asignada clave oficial a este centro educativo para su reconocimiento y comenzar los trámites para su construcción por el C.A.P.F.C.E." La pretendida clave fue lograda el 21 de febrero de 1996.

Este equipo de pasantes fue el primero en lograr el primer lugar en el concurso de puestos (verbena popular) que se instalaban el 15 de septiembre en el jardín central. Siendo la primera participación a que son convocadas por parte del H. Ayuntamiento.

El plantel continuó realizando su tarea formal, de tal modo que, para septiembre de 1995, se emiten los nombramientos formales de dirección, subdirección y maestras de grupo, para el personal que ya estaba atendiendo el plantel al inicio del año lectivo 1995-1996 de igual forma que se hizo en los jardines anteriores. (Ver Anexos del 7 al 11).

Las estudiantes normalistas, la directora titular profesora Lina Morfín Morfín y los padres de familia de este jardín de niños, hicieron gran cantidad de gestiones a favor del plantel, aquí sólo se incluyen algunas evidencias de dicha labor. En general, puede decirse que la mayoría de solicitudes fueron fallidas, inclusive ni siquiera fueron contestadas. Se estima que, por mucho tiempo pudo continuar esa mecánica gestora improductiva a favor de los jardines de niños anexos al C.R.E.N.

A pesar de ello, la perseverancia y la persistencia al final tienen su recompensa. En el período en que estuvo esta maestra como directora, se lograron todas las instalaciones y mejoras físicas de que hoy dispone el jardín de niños El Triángulo.

Sin embargo, el logro de la construcción de los cinco edificios de los planteles de preescolar anexos a la escuela normal, fue dado sólo hasta que el C. Ing. Alberto Cárdenas Jiménez, llega a la gobernatura del estado de Jalisco, entonces prácticamente en paquete, fueron autorizadas las obras de identificación de los cinco planteles que hoy existen. El Ing. Cárdenas Jiménez es exmaestro del Instituto Tecnológico de Ciudad Guzmán y es también expresidente del municipio, hoy llamado Zapotlán el Grande, al que le asignó este nombre siendo gobernador, precisamente en enero de 1997. En el tiempo en que fueron autorizadas las obras de los edificios de los cinco jardines de niños anexos al C.R.E.N., el presidente municipal de Zapotlán el Grande, Jalisco, era el C. Lázaro Eduardo Cárdenas Jiménez, hermano del que en ese momento fuera el gobernador del estado de Jalisco. De modo que, puede concluirse que hasta que dos personas vinculadas a la educación tuvieron suficiente poder, especialmente el ingeniero Alberto se logra dar la institucionalidad material de los jardines de niños anexos al C.R.E.N.

El documento con el cual se autoriza la construcción del edificio para este jardín de niños fue en enero de 1998 firmado por el ingeniero de Obras públicas del estado de Jalisco Ing. Gabriel Romero Luna. (ver anexo 38).

Al paso del tiempo se fueron fundando más colonias circunvecinas a la del Triángulo, por lo que este plantel ya no fue suficiente para atender a los niños en edad preescolar de esta área. Por ello fue necesario que se construyera en el ciclo escolar 2004-2005, un aula prefabricada.

Para el siguiente año escolar 2005-2006, se hizo realidad una solicitud que desde años atrás se venía gestionando, la construcción de un "salón de usos múltiples", el cual viene a satisfacer la necesidad de espacio para atender a los infantes que requerían de este servicio.

 

Figura 15. Construcción en 1998 Fig. 16. Salón de usos múltiples en 2005

Figura 17. Chapoteadero. Figura 18. Aula prefabricada.

 

Relación de equipos que realizaron su Práctica Docente en el Jardín de Niños Anexo al C.R.E.N.

"EL TRIÁNGULO"

Clave: 14DJN1947B Domicilio: Manuel M. Diéguez No. 436

 

Ciclo Escolar

PASANTES

Ciclo Escolar

PASANTES

1989 -

1990

* Adriana Josefina Almejo Hernández T/ V

Josefina Raygoza Martínez

Marcela L. Amaya Pérez

María Magdalena EscamillaCovarrubias

Marina Galindo Larios

Eugenia Rodríguez Morales

Mayra C. Contreras Domínguez

Adriana M. Ramos González

1990 -

1991

* Beatriz Orizaba Estrada T/v

Gabriela Armida Linares Ponce

Ana Rosa Romero Rodríguez

Guadalupe del Rocío Gutiérrez López

Norma Elena Medina Guzmán

María Guadalupe González González

 

1991 -

1992

* Elizabeth Méndez Cobián

Armida Ascencióm Sandoval

Laura Ochoa Martínez

Hilda Patricia Delgadillo

Julia E Miranda Palacios

Agueda Gabriela Jiménez Rubio

Consuelo Arroyo Lara

Ana Rosa Guerrero Flores

 

1992 -

1993

* Lorena L. Fernández Franco

Emma Gisela del Río Méndez

Ma. Guadalupe Alvarez de la Cruz

María Araceli Gómez Guzmán

Norma Ortiz Guerrero

Martha Silvia García Alvarez

Noemí Valeriano Ignacio

Ma. De Lourdes Rodríguez Flores

1993 -

1994

* Sofía del Carmen Flores Vargas

Martha Alicia Domínguez

Ma. Elizabeth León Bejarano

Alejandra Berenice Morales Mártir

Verónica Pérez Velásquez

Patricia Rodríguez Ramírez

Claudia Gabriela Sánchez Barriga

1994 -

1995

* Ma. Del Refugio de la Cruz Pérez

Erika Guadalupe Miranda Martínez

Josefina Aguilar Gómez

Amparo Sánchez Pérez

Ma. Hilda Rojo Aguilar

Dora Haide Bernabé Rodríguez

Cecilia Fuentes Ochoa

Leticia Rodríguez Carrillo

Rut5h Celeste Vega Velasco

Josefina García Guzmán

1995 -

1996

* María Guadalupe Magaña Gutiérrez

Griselda Angélica Martínez Campos

Rosalba Contreras Gildo

Cristina Diaz Gutiérrez

Cristina López Jiménez

1996 -

1997

* Irma Griselda Grajeda Castro

Fabiola Cecilia Castañeda Monroy

Siria Lomelí Trejo

Rosa Dalia Terríquez García

Sandra Gabriela Zepeda Gómez

Verónica Moreno Luis Juan

 

1997 -

1998

* Norma Adriana Rodríguez Orozco

Guadalupe Margarita Córdova Estrada

María Gabriela Rodríguez González

María de los Ángeles Vargas Sánchez

Adriana González Leonardo

Brenda Barón Medina

 

1998 -

1999

* Cynthia Orozco Sánchez

Consuelo N. Sánchez Santiago

Rocío Gudiño Suárez

Edith Maximiana Corona Rodríguez

Virginia Muñoz García

Virginia Castolo Amaya

 

1999 -

2000

* Francisca Casas Villalvazo

Nélida Jiménez Sandoval

María Guadalupe Jiménez González

Martha Haydee Licea López

Martha Yesenia Contreras Arias

Dinorah Leticia Hernández Alcaraz

 

2000 –

2001

* Mauritania López Carrillo

Ana Elizabeth Arias Cueva

Anahí Camarena Torres

Emma López Fajardo

Norma Angélica Rodríguez Jiménez

Mónica Melania Nieves Vargas

 

2001 –

2002

* Citlalli Alvarez Monroy

Míriam Anaya Macías

Verónica Vargas Abrica

Gloria Elena López Rentaría

Laura Yaneth Covarrubias Sánchez

Alma Delia Martínez Zúñiga

María Eugenia Morán Estrella

2002 –

2003

* Daisy Celina Rosas Mendiola

Claudia Hevelyn García López

Liliana Fabiola García Horta

Ana Laura Cuevas López

Margarita Romero Gutiérrez

2003 –

2004

* Arhat Meily Montes Godínez

María de Jesús Ramos González

María del Carmen Morett Zárate

Martha Fabiola López Silva

Alejandra Barajas Sánchez

2004 –

2005

* Angela Sofía Pérez Guzmán

Citlalli Vázquez Méndez

Sara Rubí Hernández Romero

Verónica Alcalá Castañeda

Hermelinda Barriga Figueroa

2005 –

2006

* Marina Linares Ocampo Con grupo

Maricela Pintor Alvarado

Ana Rosa Villalvazo Cruz

Margarita Morán Fajardo

Verónica García Beltrán

2006 –

2007

* Azucena de Jesús Aguilar Contreras c/Gpo.

María del Sagrario Jacobo Martínez

Gladis Alejandra León de la Cruz

Erika Orendain Chávez

Dalia Lizeth Rosas Mendiola

  • Directora adjunta de 1989 hasta 1999.
  • Subdirectora de 2000 a la fecha

 

Jardín de Niños "19 DE SEPTIEMBRE"

El nombre de este plantel exhibe un motivo muy singular. El 19 de septiembre de 1985 a las 7:19 horas, Ciudad Guzmán fue sacudida por un enérgico terremoto, el cual destruyó vastas zonas de la ciudad, especialmente fincas antiguas edificadas con muros de adobe. A causa de tal temblor murieron en la cabecera municipal del actual municipio de Zapotlán el Grande, Jalisco, 33 personas. Este mismo evento natural, causó un gran destre en fincas y vidas humanas en la ciudad de México, D.F. Como resultado de dicho terremoto se crearon en Ciudad Guzmán muchas colonias populares, una de ellas es precisamente la 19 de Septiembre que se localiza al sur de la ciudad. Luego, de forma simple, al jardín de niños que se fundó el 7 de septiembre de 1992, por parte del C.R.E.N para servir a los infantes de dicha demarcación, se le aplicó la misma denominación de la colonia.

En relativo a la instauración formal de este centro educativo, la Lic. Ana Vicente Dávila Chávez, directora del C.R.E.N., el día 3 de junio de 1992, recibió de la Asociación Civil, Inquilinos Guzmanenses 19 de Septiembre los documentos siguientes: Título de propiedad; sesión de derechos de dos hectáreas, de parte del propietario9 de una parcela ejidal, a favor de seis vecinos de la colonia; copia del plano de ubicación del predio cedido al Centro Regional de Educación Normal y solicitud de constitución de dicha asociación.

Este precedente creó una serie de expectativas entre las alumnas del 4º grado de la Licenciatura en Educación Preescolar, y al finalizar el año escolar 1992, la Directora de la normal conjuntamente con los maestros de la asignatura Laboratorio de Docencia, organizaron grupos para levantar censos en varias colonias de la ciudad, entre ellas, la 19 de Septiembre. El resultado de ese censo hace posible la fundación de este jardín de niños.

En tanto ocurría el proceso de fundación legítima del jardín de niños, este continuaba trabajando, principalmente con el apoyo de los padres de familia. Como ejemplo de ello puede apreciarse en el anexo 39, donde consta que se solicita el personal de docencia en su servicio social en la colonia 19 de septiembre.

En respuesta al escrito anterior, el C. profr. Vicente Carrera Bravo, director de la escuela normal, el 29 de octubre de 1992, contesta oficialmente a los padres de familia lo siguiente: "…esta escuela continuará ofreciéndoles el apoyo con el equipo de pasantes de la Licenciatura en Educación Preescolar del Centro Regional de Educación Normal, a fin de que sigan atendiendo a sus hijos en la Educación Preescolar, recordándoles solamente que lo relacionado a edificio, mobiliario, anexos, autorización y demás relativos, deberán tramitarlo ante las instancias correspondientes".

Aunque se contaba con el apoyo de los padres de familia no fue nada fácil emprender esta obra educativa, sólo el dinamismo característico de las futuras educadoras propiciaron su logro y evolución del jardín anexo. Una pieza clave fue la C. Guadalupe Olmos Castillo, (fundadora con su equipo) alumna del 7º semestre de la Licenciatura en Preescolar, quien radicaba en la colonia y conocía la necesidad de un jardín de niños, sabía de la existencia de una bodega en la colonia y que no se negarían a prestarla.

Después de realizado el censo y de percatarse que sí se justificaba la población, las pasantes normalistas acompañadas por el Profr. Bailón Solís, reunieron a los colonos para darles a conocer el proyecto de fundar un jardín de niños, mismo que aprobaron sin titubeos.

Iniciaron labores el 14 de septiembre de 1992, en una bodega (galerón) que los colonos pusieron a disposición del grupo que fue designado a esta colonia, quienes de inmediato se dieron a la tarea de limpiar y con la ayuda de los padres de familia se acondicionó. (Figura 19 y 20)

 

Figura 19. Instalaciones en 1992. Exterior. Figura 20. Área de juegos.

A la vez que apoyaban a las educadoras en las mejora materiales del anexo, los padres de familia gestionaban para lograr el terreno así el día 4 de diciembre de 1992, la Asociación de Inquilinos Guzmanenses 19 de Septiembre, donó al Centro Regional de Educación Normal el terreno necesario para la construcción del edificio de este jardín de niños. El escrito de donación lo recibe la Dirección del C.R.E.N. En realidad, una asociación civil, legalmente carece de capacidad para donar un terreno en el cual se habría de construir un servicio público, esto porque las áreas de donación son propiedad de los H. Ayuntamientos. Sin embargo, aquí debe valorarse la positiva intención de la Asociación Civil de la colonia. El ocurso que se está refiriendo, el cual refleja la voluntad positiva de los miembros de la Asociación Civil con sus firmas o huellas de pulgares que contiene la donación del inmueble donde será el jardín de niños referido. (Ver anexo 40).

El equipo de alumnas del séptimo semestre de la Licenciatura en Educación Preescolar que realizaba su servicio social operando este jardín de niños el año escolar 1993-1994, el 26 de octubre de 1993, se dirige por escrito al C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N. para pedirle su intervención ante el OSEJ, con el propósito de que dicho funcionario fuera gestor para lograr la clave oficial para tal plantel. Dicho documento está firmado debidamente por: MA. ELENA ESTEBAN R., ADRIANA VALDERRAMA G., ALMA BAUTISTA RÍOS, MIRIAM ROMERO M., SARA L. HERNÁNDEZ C., EMMA MEDINA SANTOS Y MA. DE LOS ANGELES JALOMO I. Respecto a este trámite, ha de indicarse que, en el segundo capítulo, ya ha quedado indicada con precisión la forma en que se asignaron las claves oficiales de todo el conjunto de jardines de niños.

La alumna de séptimo semestre, Ma. De los Ángeles Jalomo Isordia, directora adjunta de este jardín de niños, el 8 de febrero de 1994 se dirige por escrito al C. Profr. Vicente Carrera Bravo, director del C.R.E.N. en los términos siguientes: "La que suscribe Ma. De los Ángeles Jalomo Isordia, Directora Adjunta del Jardín de Niños Anexo a la Normal "19 de Septiembre", solicita a esa Dirección a su digno cargo, tenga a bien gestionar ante quienes corresponda, el Abanderamiento del citado Jardín, de ser posible en este próximo 24 de febrero, Día de nuestra Enseña Nacional". Este escrito es un ejemplo del ímpetu gestor de las jóvenes en su servicio social. Como este escrito hay muchos, los cuales sería prolijo incluir. Días después con firma mancomunada, con el mismo texto, se elaboró el documento donde se solicita el abanderamiento, el cual por cierto, exhibe una falla administrativa. (ver anexo 41).

Respecto a la obtención de un terreno para construir un edificio adecuado para el funcionamiento de este plantel preescolar, el H. Ayuntamiento de Ciudad Guzmán, Jalisco, en su sesión del 3 de marzo de 1995, determinó por unanimidad "ceder en comodato un predio en la colonia 19 diecinueve de Septiembre, al Centro Regional de Educación Normal, ya que existe la disposición de la Secretaría de Educación para construir en él un Centro de Educación Preescolar…se propone que el cedimiento en comodato fuese por un tiempo de ,20 años, prescribiendo antes de este plazo si se pretendiese darse uso diferente al fin que motivo (sic) el cedimiento señalado que para los fines de construcción de dichos centros de educación preescolar se requieren una estención (sic) mayor a 1,500 M2, un mil quinientos metros cuadrados…"

La asignación de las estudiantes del séptimo semestre como responsables de los jardines de niños anexos al C.R.E.N., en este caso, del "19 de Septiembre" para el año escolar 1995-1996, y así para todos los años lectivos, es del todo formal, tanto para el personal directivo como para las maestras de grupo. Se insertan como anexos para el año en mención, al igual que en los demás jardines copias de los nombramientos de directora (anexo 42), subdirectora (anexo 43) y maestras de grupo (anexo 44), tarea que no las exime de sus responsabilidades como estudiantes normalistas del C.R.E.N. Sin embargo, las estudiantes asumen su función de responsables del funcionamiento institucional con mucho honor, inclusive sin tomarlo como lo que en otra faceta es; su "servicio social profesional obligatorio".

En lo que concierne a la construcción del edificio para el jardín de niños en cuestión, el C. Ing. Carlos Romero Luna, director general de obras públicas del estado de Jalisco, el día 28 de enero de 1998, comunica oficialmente al C. Lázaro Eduardo Cárdenas Jiménez, presidente municipal de Zapotlán el Grande, Jalisco, (poco antes Ciudad Guzmán Jalisco) lo siguiente: "Refiriéndome a las obras que el gobierno del estado tiene programadas en el presente año, me permito informar a usted que esta Dirección General a mi cargo construye en ese municipio: Construcción del jardín de niños "19 de Septiembre" en Ciudad Guzmán, de Zapotlán, el Grande, Jal." Con esto, la referida institución, desde entonces cuenta con un funcional y equipado edificio, el cual, en alguna medida contribuye a la realización de una eficiente obra educativa, aunque ciertamente no determina la calidad.

Dado el crecimiento de la colonia fue necesario para el ciclo escolar 2004-2005, construir un aula ligera (prefabricada) para poder atender a los infantes que requerían del servicio de preescolar. De este modo la institución fue ampliándose y para el año escolar 2005-2006, el gobierno del estado construyó además un salón de usos múltiples que viene a satisfacer en gran proporción la demanda de atención a los niños de este nivel. (Figura 21 y 22)

Figura. 21. Salón de usos múltiples y aula prefabricada

Figura 22. Instalaciones del jardín de niños "19 de Septiembre". 2007

 

Relación de equipos que realizaron su Práctica Docente en el Jardin de Niños Anexo al C.R.E.N. "19 DE SEPTIEMBRE"

Clave: 14DJN1948A Domicilio: CANADA No. 219

POBLACIÓN EXISTENTE EN CADA UNO DE LOS JARDINES DE NIÑOS DESDE SU FUNDACIÓN HASTA EL CICLO ESCOLAR 2006-2007.

 

 

AÑO ESCOLAR

J A R D I N E S D E N I Ñ O S

Francisco Márquez

14DJN1944E

Carrusel

14DJN1945D

Arco Iris

14DJN1946C

El Triángulo

14DJN1947B

19 de Septiembre

14DJN1948A

Gpos. Población

Gpos Poblac

Gpos Población

Gpos Población

Gpos Población

1989-1990

4

76

1990-1991

3

45

1991-1992

4

81

1992-1993

3

31

3

63

3

38

4

73

3

36

1993-1994

3

27

3

76

3

48

3

58

3

31

1994-1995

3

28

3

81

3

47

3

51

3

28

1995-1996

3

46

3

49

3

37

3

43

3

45

1996-1997

3

23

3

38

3

39

3

34

3

29

1997-1998

3

43

3

58

3

44

3

72

3

49

1998-1999

3

56

3

62

3

74

3

81

3

71

1999-2000

3

52

3

69

3

67

3

75

3

69

2000-2001

3

47

3

76

3

56

3

77

3

79

2001-2002

3

42

3

75

3

65

4

86

3

70

2002-2003

3

49

4

104

4

78

4

79

4

70

2003-2004

3

47

4-M

3-V

153

4

87

4

100

4

81

2004-2005

3

39

4-M

3-V

179

4

79

4

108

4

78

2005-2006

3

50

4

4

125-M

114-V

4

94

5

138

4

88

2006-2007

3

50

4

4

115-M

116-V

4

120

5

142

4

81

 

CAPÍTULO 4. APORTES A LA SOCIEDAD

El Plan de Estudios de la Licenciatura en Educación Preescolar (1984;137) plantea la necesidad de un fortalecimiento de la calidad académica, la formación, superación y actualización del magisterio que, reclama de sus protagonistas una constante realimentación que sea producto de su aplicación y de su evaluación permanente; para ello, dentro de su estructura, se contemplan entre otros, los siguientes:

Objetivos

  • "Preparar a los estudiantes en la investigación y la experimentación educativas para realizarlas en el campo en que ejercerán la docencia, con una actitud dispuesta a las innovaciones pedagógicas.
  • Favorecer el proceso de integración y desarrollo del nuevo educador, para que ejerza su profesión con honradez y responsabilidad.
  • Fortalecer la vocación de los estudiantes mediante su participación en un ambiente académico que favorezca el desarrollo de la conciencia social, sustentada en la práctica de la democracia y la solidaridad humanas.
  • Promover en los estudiantes el interés por una constante superación personal y profesional, en el marco de la educación permanente".

Para lograr los objetivos del Plan de Estudios, se diseñaron líneas de formación cuyo desarrollo progresivo, garantiza el logro del perfil profesional y los objetivos de la licenciatura especialmente si los colegios de docentes propician las condiciones de operatividad, análisis y reflexión de las prácticas educativas. Por la importancia vertebral que se le otorga al Laboratorio de Docencia (Observación y Práctica en el actual Plan de Estudios), ubicado en la línea de formación pedagógica específica, se ha definido en el Plan de Estudios como un centro activo para el análisis y la aplicación interdisciplinaria de los contenidos de las diversas líneas de formación. Ello permitirá que el alumno, a partir de la observación dinámica de la práctica social y educativa, formule un marco teórico conceptual que se da contrastando la realidad del ejercicio de la docencia y de la experiencia profesional de los participantes. Se trata de lograr y desarrollar una nueva sociedad, para formar educadores atentos y responsables ante los intereses de la nación y practicantes de una doctrina pedagógica de alientos renovadores: la expectativa de una viable superación de la calidad de vida.

Los anexos del C.R.E.N., son los espacios donde se valora al futuro profesionista y se le reorienta en los aspectos que se observan convenientes. Asumir la responsabilidad de un grupo y una comisión específica, le ayuda a adquirir y afianzar la necesidad de la superación permanente, el cumplimiento pleno del deber ante la sociedad y los niños, lo ubica no como el profesionista discursivo que podría ser, sino como un verdadero servidor público comprometido con la cultura y el progreso por la vida de la educación.

La prueba de fuego, la templanza del carácter, la consolidación de su vocación y el toque final de maduración profesional del normalista, se tienen ahí, en los anexos del C.R.E.N. Los modelos de formación de docentes, de ayer, de hoy y seguramente del mañana, no han sido, son, ni serán menguados por el aprovechamiento óptimo de los anexos sino enriquecidos y concretados y de paso, en la etapa final del proceso de formación de cuadros docentes, se brinda a la comunidad productos igualmente concretos, no se queda en promesa, se ofrece realidad, a pesar de que los materiales de apoyo que van surgiendo como crecimiento y superación del sistema, no se entregan para su análisis y aplicación especialmente en el nivel preescolar, en donde se ha seguido la política de ignorar, relegar, y no reconocer lo que significa una aportación a la tarea educadora del Estado Mexicano.

La práctica en los anexos, docencia y servicio social.

Todas las instituciones requieren de la implementación de acciones de crecimiento y fortalecimiento, en caso contrario, es muy crítica y criticada su existencia.

Formar profesionales de la educación con alto sentido de responsabilidad y experiencia en el desempeño, ha requerido la instrumentación, operación y valoración de proyectos de formación docente, en los cuales la investigación, docencia y servicio social, giren y se fortalezcan en una práctica educativa, contextualizada, transformadora y totalizadora. Este enfoque no se aparta del modelo sino que se extrae del mismo.

Se trata de lograr una nueva perspectiva pedagógica en la relación, en la influencia recíproca, de educadores y educandos. Se pretende que el estudiante normalista a partir de su ubicación histórico-social tome conciencia de sus limitaciones y posibilidades, y busque permanentemente, desde el primer momento de su formación, en el ejercicio de una práctica concatenada de acción-reflexión, la orientación de su propia formación y la de los niños preescolares.

Es de suma importancia considerar a la investigación participativa como estrategia metodológica que capacite al alumno, desde el inicio de su formación, para la búsqueda y manejo de la información teórica en la sistematización de sus acciones por medio de diferentes técnicas, a través de la confrontación de la realidad con la teoría analizada en una progresión espiral en la que el conocimiento, como base para la resolución de problemas, se rectifique y se profundice progresivamente.

Los anexos del C.R.E.N., son además de un espacio de aportación social, el punto de interacción con la sociedad en donde a manera de un laboratorio, se analizan, investigan y tratan asuntos educativos en forma integral y con un criterio científico. Por su función como laboratorio de docencia, hacen posible una constante valoración de la práctica docente, con apego a los fines y propósitos de los programas de educación preescolar, por lo tanto, permiten que el futuro docente viva de manera directa y real aquellas experiencias que enfrentará cuando ya se desempeñe como tal.

Hasta el momento se ha logrado la vinculación investigación-docencia y servicio social, en el sentido de que los procesos de investigación y reconceptualización de la realidad histórico-social, prevista en los diferentes cursos y seminarios en relación al entorno y la práctica educativa, misma que se ha fortalecido con el diseño, operación y valoración de trabajos de investigación, experimentación-proposición, requeridos para la elaboración del documento recepcional, de tal suerte que en los anexos se plantean, investigan, analizan y se proporciona tratamiento a muy diversos problemas educativos, eso le da vida al C.R.E.N. y a sus anexos.

Por lo tanto, investigación-docencia y servicio social, son acciones integradas que se complementan y producen.

Con el modelo del servicio social del C.R.E.N., inspirado en el instructivo referido a servicio social que están obligados a prestar a la sociedad los estudiantes de las licenciaturas en educación y buscando apegarse al modelo universitario como corresponde a toda institución de nivel superior, se ha diseñado un servicio social cuya meta no es cubrir el tiempo reglamentario, el cual se cumple con creces; sino, el que dicho tiempo de prestación sea aprovechado en el proceso de formación-producto, esto es, el joven profesionista encuentra a través de los anexos del C.R.E.N. un espacio muestral de la realidad, y así como a un pasante de medicina se le confiere la responsabilidad de diagnosticar y dar tratamiento a personas cuyo resquebrajamiento de su salud lo amerite y acudan a consultarse e inclusive como producto de la iniciativa del joven pasante de emprender verdaderas cruzadas en pro de la salud social, el futuro maestro hoy pasante, tiene a su disposición un lugar y una comunidad a la cual ofrecer su servicio, con la asesoría del personal del C.R.E.N.

La conceptualización que se ha estructurado con base en la Ley Reglamentaria del Artículo 5° Constitucional, en relación al servicio social, conduce a precisar que un servicio social, no es ayudarle a quien obtiene remuneración por servir y que tampoco favorece a la formación profesional al emprender acciones que no sean específicamente de aplicación y desarrollo teórico metodológico en una misma línea de servicio. Sí los egresados serán maestros para niños, padres y comunidad, entonces la mejor aplicación del servicio social estará referido a un ejercicio pleno de la actividad docente.

Este modelo no es una novedad, data desde 1962 y ha sido valorado y protocolizado por autoridades del más alto nivel educativo, por el hecho de concretar no sólo un medio formativo sino también un esfuerzo de producción, que no es fácil de imitar, porque se requiere formarse en una convicción de servicio, con una meta productiva. Esto al igual que los modelos y las políticas de superación cuantitativas y cualitativas del Sistema Educativo Nacional, no se logran por decreto, aún cuando se reconoce que los documentos y las leyes son el soporte y guía del progreso y justicia social, es necesario que se apropien y se concreticen.

El servicio social de nuestros pasantes, representa un apoyo para el Estado y una forma de compensar directamente a la sociedad por su colaboración en la formación de profesionales de la educación.

La atención de las instituciones anexas, se inicia desde el momento de efectuarse el cambio de equipo, al finalizar el año escolar correspondiente y hasta entregarle la estafeta a un nuevo grupo de pasantes. Durante ese tiempo cada equipo se hace cargo de realizar todas las actividades de carácter administrativo, pedagógico, social, cultural y material que en la institución anexa se generen.

La razón de la existencia de los jardines de niños anexos al C.R.E.N. radica principalmente en que son instituciones que cumplen desde su inicio , la función de servir a la comunidad como una extensión de los servicios educativos y como espacios de acción-reflexión-acción, donde son factibles la experimentación, demostración y práctica pedagógica, creativas y transformadoras.

En concreto y para concluir esta parte, se señalan algunos de los principales aportes que los jardines de niños anexos al C.R.E.N., brindan a la sociedad:

  • Económico: porque ofrecen un servicio educativo gratuito y de calidad, también le permite al gobierno federal ahorros económicos por concepto de salarios profesionales, que en promedio sería un aproximado de $ 2 370 797.00 (dos millones trescientos setenta mil setecientos noventa y siete pesos) mensuales, de 1989 a 2007, que serían los salarios profesionales de 471 educadoras, sin considerar el pago de aguinaldos, vacaciones finales, primas vacacionales y otros conceptos que benefician a las educadoras de base.
  • Social: porque atienden la demanda de educación preescolar en colonias periféricas y populares, aplicando los Programas de Preescolar vigentes. De 1989 hasta el ciclo escolar 2006-2007, se les ha brindado atención a 5472 niñas y niños de este nivel. Además de la participación activa que la institución tiene en los eventos cívico-culturales de la comunidad y de proyección de la colonia.
  • Educativo: porque dan cumplimiento a los Lineamientos del Plan de Estudios de fortalecer la formación profesional de las jóvenes por la vía de la responsabilidad, el compromiso, la producción y la creatividad. Es decir, en estos espacios completan y perfeccionan su formación profesional las futuras educadoras, que a la fecha suman 471 Licenciadas en Educación Preescolar que realizaron su práctica docente en un jardín de niños anexo.
  • Cultural: porque hay una relación constante, dialógica, y dinámica con el educando, familia y comunidad, en la que todos los elementos fungen como educando-educadores; todos tienen algo que aportar y, al mismo tiempo, son sujetos de aprendizaje y autocrítica. Promueven valores, hábitos, actitudes y el trabajo colaborativo. Cambia la comunidad, porque lo que se enseña en el preescolar, trasciende en el hogar y por ende en la sociedad.

 

CONCLUSIÓN

Mucho se dijo, y falta mucho más por decir, tanto que de cada jardín se escribiría una historia, sin embargo, dada la importancia y trascendencia que han tenido y tienen estos centros educativos se concluye con lo siguiente.

La educación ha sido un servicio que ha merecido reflexión y atención, la prueba se encuentra no sólo en el proceso de modernización, también la Legislación Educativa ha sido revisada y actualizada, por ejemplo, es altamente reconocible el hecho de haber incluido al nivel preescolar dentro de las obligaciones educativas del Estado, aún cuando todavía no era extensiva la obligación para los padres de familia de enviar a sus niños a recibir dicho servicio; pero ellos, reconocen su valor y no solo aprovechan la oferta sino que la demandan.

El funcionamiento de los seis Jardines de Niños Anexos al C.R.E.N., sistema que diferencia a esta institución de todas las conocidas en la formación de docentes, es vital para la aplicación de la teoría que se asimila a lo largo de la carrera, bien sea para afirmarla o para corregirla y modificarla. Este activo proceso se da por consecuencia en un contexto experencial, tanto para las pasantes como para la mayoría de los catedráticos.

La citada labor se vincula a un concreto y formal servicio a la comunidad, el cual debe mencionarse, es apreciado en forma muy positiva por los padres de familia. El servicio comunitario indicado, constituye la parte esencial del servicio social profesional que por ley deben cubrir las pasantes para culminar su carrera docente.

Con las instituciones de los jardines de niños "en la mano", ahora lo que sigue es que la escuela normal demuestre que sus planteles de educación preescolar son verdaderos centros experimentales de pedagogía, escribiendo y editando las evidencias de tal fenómeno, de lo contrario sólo serán espacios empíricos, tradicionales y ocupacionales para las alumnas normalistas de la Licenciatura en Educación Preescolar. El C.R.E.N. tiene los elementos para hacer un paradigma de esta área.

En este tipo de estudio no había hipótesis que comprobar pero sí propósitos que lograr, los cuales fueron alcanzados al 100%.

BIBLIOGRAFÍA

Biblioweb.dgsca.unam.mx.URTADO Tomás,Paricia. Una mirada, una escuela, una

profesión.

LARROYO.Francisco. (1967) Historia comparada de la Educación en México. Ed. porrúa,

S.A. 8va Edición Ilustrada. México, D.F. 588 pp.

OSORIO Bolio de Saldívar, Elisa. (1980) Educadores del jardín de niños mexicano. Ed.

Magisterio.México,D.F. 543 pp.

S.E.P. (1988) La educación Preescolar en México. México D.F. 185 pp.

(1989) Manual de Organización del Plantel de Educación Preescolar. México, D.F.

33 pp.

(2004) Orientaciones Académicas para la Elaboración del Documento recepcional.

México, D.F. 55 pp.

(2004) Programa de Educación Preescolar México, D.F. 142 pp.

(1984) Plan de Estudios Licenciatura en Educación Preescolar. México, D.F. 117pp.

ZAPATA, Rosaura. (1951). La Educación Preescolar en México, D.F. 188 pp.

 

B. DE CONSULTA.

OLEA Franco, Pedro. (2006) Manual de Técnicas de Investigación Documental. Para la

enseñanza media. Ed. Esfinge, México, D.F. 221 pp.

HERNÁNDEZ Sampieri, Roberto. Fernández Carlos y Lucio Pilar. (1996). Metodología de

la investigación. Ed. Mc. Graw Hill, México, D.F. 505 pp.

ESTRADA Gónzalez Luis Javier. Ramírez Macías, Martha Cristina. (2006). Técnicas y

procedimientos para la edición de textos académicos. Ed. MEIPE. México. 206 pp.

C.R.E.N. Archivo escolar

 

Autor:

Lina Morfin Morfin

Biografía del Autor:

Nación en la población de Ahuijullo, Michoacan, México. Es maestra en el Centro Regional de Educación Normal (CREN) desde hace más de 25 años, ubicado en Ciudad Guzman Jalisco, México.

El trabajo fue realizado en la Ciudad Guzman Jalisco, México.


Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.