Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Edgar Morin: la complejidad y la incertidumbre histórica




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Morin y su compleja historia o la aventura personal
  3. Morin y su pensamiento
  4. Conclusión
  5. Bibliografía

RESUMEN

Cuando se lee de manera sistemática a Edgar Morin, en la búsqueda de pistas que orienten en una línea de investigación (en este caso histórica) nos parece, en algunas oportunidades, encontrar contradicciones en sus ideas o planteamientos; pero el autor advierte, recordando a Pascal que : " ni la contradicción es señal de falsedad ni la no contradicción es señal de verdad ’’. Por ello dice " yo me ubico en el punto de vista de la deficiencia congénita del conocimiento, porque acepto la contradicción y la incertidumbre; pero, al mismo tiempo, la conciencia de esta deficiencia me llama a luchar activamente contra la mutilación’’ . ( 1994; 144). De lo anteriormente expresado se desprende por ejemplo, que en algunas oportunidades Morin habla del pensamiento global y planetario y en otras del pensamiento local y particular, así como de las cotidianidades; pero, ninguno de los dos planteamientos debe actuar aislada o independientemente. Por tal motivo considera que: " para pensar localmente hay que pensar globalmente, de la misma manera que, para pensar globalmente hay que saber, también pensar localmente". ( 1999 .a ).

INTRODUCCIÓN

El pensamiento de Morin ha seguido una línea ascendente , o dicho de otra manera, se ha convertido en un ascensionista del conocimiento. Y cuando vuelve atrás a revisar su pensamiento es para revitalizarlo y complejizarlo. Entre los cincuenta y sesenta años de edad ( 1971-81 ) volvió a repensar toda su obra, como abrevadero de vitalidad. La búsqueda de Morin significa caer en su holograma , en donde se encuentran en movimiento el todo y las partes, donde una partícula contiene el todo y ese todo está integrado por las partículas. Morin en sí es un texto dentro de un contexto histórico del contexto planetario y llega a ser hipertexto ya que da paso al lector para establecer con libertad la (s) polisemia (s). Morin trata de buscar a cada momento la relación estrecha de inseparabilidad y de inter-retro-acción entre cualquier fenómeno (natural y social) y su contexto planetario ( la patria es la tierra).

Este acercamiento preliminar a Morin es una especie de intento de acercarse a este hombre complejo cuyo pensamiento se dirige a lo planetario. En tal sentido, analizaremos tres dimensiones: su historia, su pensamiento y la historia compleja (llena de incertidumbre), aunque es fácil inferir que él es historia, producto de ella en su denominada " edad de hierro planetaria" y en la "prehistoria del pensamiento".

La historia le ha enseñado a Morin la barbarie, el caos, el ruido, las miserias humanas, pero él ha dejado para la historia una inmensa esperanza: " nadie puede asegurar que nuestras sociedades hayan agotado sus posibilidades de mejoramiento y de transformación y que hayamos llegado al fin de la historia. Podemos confiar en el progreso de las relaciones entre humanos, individuos, grupos, etnias, naciones ". (1999 b; 38). El progreso material de la modernidad ha llegado a su fin, o al menos, ya tiene límites y ha comenzado el progreso del espíritu humano y de la ciencia humana.

MORIN Y SU COMPLEJA HISTORIA O LA AVENTURA PERSONAL.

Edgar Morin es y ha sido un hombre y un pensador complejo dentro del contexto histórico planetario. Ha llevado una lucha crucial y sin cuartel contra las ideas establecidas por la Modernidad; pero como bien lo expresa: " No podemos luchar más que con la ayuda de las ideas". (1999 b) y esas ideas están dirigidas a que "todos los problemas particulares no pueden plantearse y pensarse correctamente si no es en su contexto, y el contexto de estos problemas debe plantearse cada vez más en el contexto planetario ". (1999 a ).

Su vida dialógica lo ha llevado a autodefinirse como un hombre cualquiera, o simplemente, común, que no exhibe las huellas profundas de una cultura determinada o determinante, con cimientos no claros de su identidad francesa, familiar o de una educación formal que sólo dejó una domesticación superficial. Pero la escuela siempre estará en él: " no he dejado de ser estudiante porque he sido investigador en el sentido pleno y existencial de la palabra". ( 1995 a ). En la religioso su "marranismo" (sefardí – sin una comunidad judía-) lo llevará a sentir con orgullo su mestizaje cultural, lo cual lo convierte en un patriota planetario, que no busca la "tierra prometida" o la resurrección del juicio final.

De lo anteriormente planteado, Morin expresa que: " A menudo suelen ser los hijos naturales y bastardos culturales, divididos entre dos orígenes, dos etnocentrismos, dos modos de pensamiento, o los desclasados, metecos ,marranos , exiliados, los que sienten una falla en su identidad o su pertenencia, y la falla puede agrandarse hasta hacer que en ellos se desplome la creencia en el sistema oficial de verdad ". (1992; 53).

Su obra no ha sido escrita desde una "torre de marfil " que lo sustraiga de la vida, sino en el interior de las turbulencias, desviaciones, azares, ruidos, furor, destrucciones, creaciones y esperanzas que le han implicado vivir la vida con el corazón en la mano. Morin involucra al lector en su vida a través de su obra que es su vida, encontrándose cierta semejanza, en este último punto, con Nietzsche. Morin es un hombre que nació en París en 1921 y vivirá (tal vez) más allá del siglo XXI, en su era planetaria. Por ello, su obra ha sido realizada desde una " torre de babel " (complejidad - caos - incertidumbre ).

Morin vivirá en y para la historia; todos los acontecimientos históricos del siglo XX estarán influenciando y modificando su ser, su existencia y su pensamiento. Cuando tenía nueve años perderá a su madre ( hijo único ) y , por un tiempo aguardará un regreso imposible. Cuando recuerda ese hecho expresa: " un Hiroshima interior me invadió " (1995); siempre sonarán ( al igual que en Hiroshima ) las campanas del dolor. Cuando aún quedaban las heridas de la Primera Guerra Mundial; veinte años después, otra guerra mundial lo encontrará en el corazón de la tragedia. Pero ese hecho lo llevará a dejar atrás un apellido en los registros legales de nacimientos , en la memoria de los familiares y de una infancia dolorosa (Nahum) y tomará con pasión el clandestino Morin que lo acompañará en la resistencia armada primero y en la resistencia intelectual hasta ahora.

La guerra lo llevó a abrazar el comunismo, pero años más tarde nos aclara que fue comunista de guerra: sin la guerra no hubiese sido comunista. ( 1976 ). Su actitud crítica y compleja hacia el partido motivará su expulsión de éste en 1950 por razones disidencia cultural: "Los bolcheviques no querían, o no podían, comprender que el hombre es un ser endeble e inseguro, que lleva a cabo una obra incierta en un mundo incierto ". (1999 a ). Y refiriéndose al stalinismo observa que no fue percibido como totalitarismo sino como la ciudadela de los espíritus mesiánicos del futuro . Desde esta perspectiva, el denominado " marxismo - leninismo" fue considerado no como el dogma de una nueva religión terrestre sino como uno de los componentes de la laicidad. ( 1999 a ). Su lucha contra el stalinismo impuesto en la URSS será sin cuartel, lo analizará como sistema, como aparato y como naturaleza (1983 a ).

La política será uno de sus demonios; siempre estará en la política pero sin inscribirse en ningún grupo o partido; será un militante de la macropolítica desde su

individualidad. Planteará una política antropológica basada en el amor ( como diría Pablo Milanés: " eso que llaman amor, para vivir ") , eso significará repensar la política ( 1981 a). Ese repensar sería la clave para entrar al siglo XXI y salir definitivamente del siglo XIX.

Volviendo a la década de los cincuenta, la expulsión del partido comunista lo llevará a la soledad o a una nueva orfandad, esta vez intelectual; la izquierda dogmatizada le dará un adiós y la derecha reaccionaria, lo hará igualmente. A partir de ese acontecimiento, Morin iniciará su labor investigativa (recomendado entre otros por el historiador Lucien Febvre ) en el Centre National de la Recherche Scientifique - CNRS – ( será su director desde 1950 hasta 1989, manteniéndose hasta la actualidad como director de investigación honorario) , labor que se desenvolverá sin ataduras ni mordazas. Pero el producto de su trabajo irritará hasta el presente, a los especialistas y guardianes de la pureza y la racionalidad de las disciplinas (especie de encantadores de serpientes) . Por ello observará con firmeza: " he comprendido que refutar solamente no tenía ninguna esperanza: sólo un nuevo fundamento puede arruinar al antiguo". ( 1981 b) .


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda