Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estrategias de intervención psicopedagógicas (página 2)




Partes: 1, 2, 3


I. 2- DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA:

Por mucho tiempo se han visto a los orientadores como los encargados de detectar y dar seguimiento a los casos que pudieran aparecer de necesidades especiales, además de incitar el desarrollo integral del ser humano mediante prácticas de higiene física y mental, promoviendo el autoconocimiento, la autoconfianza, aceptación y la autodirección, y por supuesto el encargado de impulsar valores donde los individuos puedan adaptarse al medio que les rodea.

El orientador debe ser un profesional totalmente equilibrado con cierto grado de especialización en la enseñanza de un área de la ciencia, debe poseer características personales y sociales que lo identifiquen como profesional.

En la práctica actual los(las) orientadores(as) presentan problemas para enfrentar a niños con problemas de aprendizaje, debido al poco manejo de las técnicas de intervención, de igual modo el alto índice de violencia, grupos antisociales, indisciplina, inadaptación al ambiente escolar, y la falta de seguridad de muchos de los orientadores que demuestran pobreza en su formación.

El trabajo de los orientadores también demuestra debilidad en el uso diagnóstico del desarrollo de las funciones psicológicas básicas para el aprendizaje en donde éstos carecen de acción tanto preventivas como de solución de todos aquellos aspectos insuficientemente establecidos en el ámbito de las relaciones objétales; en el dominio de categorías espacio-temporales; causalidad; y en las de permanencia del objeto; todas las cuales redundan, finalmente, en desarmonías cognitivas subyacentes al fracaso escolar; la decepción en los estudios de seguimientos de casos, debido a la poco profundidad con que se trabajan los mismos.

Es por estas razones que esta investigación persigue determinar el grado de manejo de las técnicas de intervención psicopedagógicas de los egresados de orientación en el municipio de San Juan de la Maguana.

En esta región tendremos orientadores con muy baja formación profesional, con debilidades en los aspectos antes mencionados y con un dominio casi nulo de la elaboración de proyectos de intervención o programas de mejoramiento de problemas de aprendizaje como la dislexia, disgrafía, discalculia entre otras. Por lo tanto los nuevos tiempos exigen orientadores capaces de enfrentar los problemas del campo educativo, capaz de mejorar la calidad de sus pacientes y con un desarrollo personal e intelectual digno de un profesional en esta área.

Todo lo expresado anteriormente conlleva a la formulación de una serie de interrogantes, que serán respondidas en el transcurso de esta investigación:

  1. ¿Cuáles son las técnicas de intervención mas usadas por los orientadores?
  2. ¿Poseen dominio los orientadores de los diferentes modelos de intervención?
  3. ¿Están los orientadores actualizándose para estar acorde con las exigencias de los nuevos tiempos?
  4. ¿Cómo es el proceso de intervención y seguimiento que siguen los orientadores en los estudios de casos?

1.3. - OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  1. Analizar los diferentes modelos de intervención que definen el perfil de la Licenciatura en Educación mención orientación académica en el municipio de San Juan De La Maguana.
  2. Identificar los modelos y técnicas de intervención psicopedagógica más adoptados por los orientadores
  3. Determinar el nivel de profesionalización de los orientadores en área de intervención psicopedagógica.
  4. Verificar la ubicación del departamento de orientación y el grado de seguimiento a los casos de los niños/as con problemas de aprendizaje y de conducta que siguen los orientadores en su centro educativo.

2.-MARCO TEÓRICO

ORIENTACIÓN PSICOPEDAGÓGICA

El concepto de Orientación es relativamente nuevo a pesar de que la función orientadora existe desde tiempos antiguos, puesto que se han obtenido vestigios de esta actividad desde la prehistoria. Los reyes tenias sabios consejeros, adivinos que los ayudaban a tomar las decisiones; de tal manera que se ejercía la orientación de forma empírica.

El nacimiento de la orientación Escolar está ligado al advenimiento de la era industrial, que alejo a los padres de la casa para la fábrica, quedando los hijos sin aquel apoyo y sin supervisión que tenían anteriormente en el hogar. (Rodríguez: 1998: 13)

En América la Orientación Profesional comienza concretamente en el 1908 en los Estados unidos, por Ing. Frank Parsons, quien realizaba un trabajo de información y asesoramiento a jóvenes que dejaron la secundaria y que entrarían al mundo laboral. La práctica de la orientación como una actividad organizada y dirigida al logro de objetivos específicos, arranca de la primera década del siglo XX, identificada con el ámbito profesional en sus inicios y extendiéndose a otros campos con posterioridad donde toma cuerpo de disciplina educativa.

La orientación educativa y Psicopedagógica como un conjunto de intervenciones especializadas dirigidas a la optimización del nivel de logro global (instructivo y personal) del proceso de enseñanza- aprendizaje. ( Zabalza 1984: 132).

Según García, Moreno y Torrego la orientación es un proceso de ayuda inserto en la actividad educativa, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo integral del alumno, con el fin de capacitarle para un aprendizaje autónomo y una participación activa, crítica y transformadora en la sociedad. (Citado por Bassedas. 1993: 17)

En resumen, Orientación psicopedagógica es un proceso de ayuda continua a todas las personas, en todos sus aspectos: personal, social, académico, intelectual y cognoscitivo, con una finalidad de prevención y desarrollo. Es una disciplina que se encarga de la personalización de los procesos educativos.

La orientación educativa y psicopedagógica es la disciplina que ayuda a comprender a las demás personas y razonar los problemas por los que esta pasando el individuo, así como también ayudar y orientar a quienes lo necesitan.

Es la ciencia psicológica que estudia el comportamiento humano en situaciones socio-pedagógica.

1.- La orientación educativa y Psicopedagógica es una disciplina aplicada, que surge de la fusión de la psicología y la pedagogía, cuyo campo de aplicación es la educación, a la cual le proporciona métodos, técnicas y procedimientos para lograr un proceso de enseñanza-aprendizaje más adecuado a las necesidades del educando. Es la ciencia que estudia el fenómeno de adaptación que implica el desarrollo evolutivo de la mente, con el proceso de enseñanza-aprendizaje. (www.psicopedagogía.com)

2.- La orientación psicopedagogía es un servicio que se presta con el fin de desarrollar óptimamente los procesos pedagógicos, psicológicos, académicos y de aprendizaje en el individuo, por lo tanto se debe desarrollar a lo largo de la vida, también se pretende acompañar y orientar a la persona para que auto-conozca sus aptitudes, intereses, habilidades, y capacidades al igual que sus deficiencias para lograr un desarrollo idóneo a lo largo de la vida. Ciencia que trata de la intervención por medio de un psicopedagogo u orientador de prevenir y corregir dificultades que se presenten en el individuo durante su proceso de aprendizaje.

3.- Es la ciencia que permite estudiar a la persona y su entorno en las distintas etapas de aprendizaje que abarca su vida. A través de sus métodos propios estudia el problema presente vislumbrando las potencialidades cognoscitivas, afectivas y sociales para un mejor y sano desenvolvimiento en las actividades que desempeña la persona. 'La psicopedagogía es lo que permite descubrir la esperanza ante dificultades del aprender. Es el aliento fresco para los padres e hijos en la difícil tarea de crecer. (Marisa Gordillo www.oriendent.com)

4.- La orientación psicopedagógica es "un proceso de ayuda continua, a todas las personas, en todos sus aspectos, con una finalidad de prevención y desarrollo, mediante programas de intervención educativa y social basados en principios científicos y filosóficos". (Bisquerra 1996: 12)

La orientación psicopedagógica comprende tanto la orientación académica, como la profesional y la personal social. 

La orientación académica se refiere al proceso de ayuda al estudiante encaminado a resolver los problemas que la vida académica le plantea por lo tanto, el proceso de ayuda se refiere siempre a situaciones de ayuda en actividades escolares, y para que a lo largo de su recorrido por la escuela realice elecciones de acuerdo con sus intereses, capacidades, y con su situación personal. El tipo de ayuda que la orientación académica ofrece presenta características distintas según la edad y nivel del escolar.

La orientación profesional es un proceso de ayuda al sujeto para que sea capaz de elegir y prepararse adecuadamente. Implica decisión, formación y la ubicación profesional. Esta orientación encamina al estudiante en su vida laboral y lo adecua a los cambios que surgen en el medio donde se desenvuelve tomando en cuenta las necesidades sociales y las exigencias personales.

La orientación personal apunta hacia la vida interior del estudiante, hacia su armonía interior, equilibrio personal, conocimiento de sí mismo, sin perder las perspectivas de su entorno. 

Partiendo de los acelerados cambios que afectan la sociedad actual, la orientación juega un papel importante por que dirige al individuo hacia una toma de conciencia, un saber dónde se está, a dónde se va, y por que caminos y medios. Además, lo capacita para conocer sus aptitudes e intereses, así como sus rasgos personales.

La educación lleva implícito un sentido orientacional, sin el cual quedaría esencialmente sumida en el fracaso. La orientación constituye una actividad esencial del proceso educativo que, interesándose por el desarrollo integral del alumno, individual y socialmente considerado, le ayuda en el conocimiento, aceptación y dirección de sí mismo, para lograr el desarrollo equilibrado de su personalidad y su incorporación a la vida comunitaria.

LA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA

La evaluación del aprendizaje está presente en todo proceso educativo, se articula mediante la planificación a los demás componentes didácticos en todas sus etapas y todos sus aspectos. Permite juzgar y apreciar la marcha del proceso de aprendizaje de los alumnos, se emiten juicios y se toman decisiones acerca de los logros, competencias y otras cualidades adquiridas por alumnos en el proceso de aprendizaje.

Según el currículo la evaluación capacita al estudiante para conocer sus capacidades y límites conformando una auto imagen realista de sí mismo y sí misma y estableciendo metas que le permitan crecer en su efectividad, el desarrollo de sus capacidades cognitivas y la relación con el entorno natural y social (2002:37)

La evaluación psicopedagógica: es un concepto que implica el establecer objetivos, recoger información, analizar, interpretar y valorar los datos obtenidos para tomar decisiones educativas respecto a los sujetos evaluados.

La Evaluación Psicopedagógica ha de ser coherente con una determinada manera de concebir la Intervención Psicopedagógica en su conjunto ya que constituye unos de los aspectos fundamentales de dicha intervención. La Evaluación Psicopedagógica es "el acto de valorar una realidad que forma parte de un proceso, cuyos momentos previos son los de fijación de las características a valorar y la recogida de información de calidad sobre las mismas y cuyas etapas posteriores son la toma de decisiones en función del juicio emitido". (Juste y Ramos 1989)

La finalidad de la Evaluación Psicopedagógica consiste en orientar el proceso de toma de decisiones sobre el tipo de respuesta educativa que precisa el alumno para favorecer su adecuación de desarrollo personal, sin olvidar que debe servir para orientar el proceso educativo en su conjunto, facilitando la tarea del profesorado que trabaja día a día en el aula, por lo tanto la Evaluación Psicopedagógica cumple con una función preventiva ya que no se circunscribe exclusivamente a propuestas de atención individual, sino que dirige sus propuestas a asegurar una práctica educativa adecuada para el desarrollo de todos los alumnos. Y para ello es necesario la complementariedad que solo puede garantizarse desde el debate y los acuerdos compartidos entre el psicopedagogo y el profesorado, respetando las atribuciones profesionales de cada uno.

El objeto central de la evaluación tal como se conciben en el proceso de adaptación curricular son las necesidades educativas y que según Verdugo (1995) dichas necesidades puede entenderse como el resultado de la interacción entre las variables individuales (competencia curricular, estilo de aprendizaje, historia previa del desarrollo y aprendizaje y evaluación del desarrollo) y las de tipo escolar, situadas ambas en el marco más general de los sistemas familiar y comunitario.(citado por Zabalza 1984)

El proceso de orientación psicopedagógico no puede desarrollarse si no se tienen los datos aportados por el diagnóstico. El diagnóstico psicopedagógico es el punto de partida para cualquier actuación, quedando en evidencia los casos de necesidades especiales, problemas de aprendizaje, y de conducta existentes, facilitando el trabajo en función de diversidad.

La evaluación diagnóstica, constituye el punto de inicio para la elaboración de una planificación de intervención psicopedagógicas "es un proceso general de identificación y valoración de las características del comportamiento, aptitudes y actividades o atributos personales de un individuo en un contexto dado" (Mora 1998: 31); mientras el diagnostico es el análisis de las dificultades de los alumnos en el marco escolar (Bassedas 1993: 49).

La orientación Psicopedagógica se enmarca en la perspectiva reciente de atención a la diversidad en las escuelas, ya que aporta informaciones valiosas sobre las necesidades educativas, coordina los esfuerzos de los docentes y la comunidad y promueve entre los docentes la actitud hacia el trabajo en equipo.

2.2.1.- LA DIVERSIDAD Y NECESIDADES ESPECIALES

La Psicopedagogía ha estado interesada por la forma de ofrecer la atención y el apoyo más idóneo a los alumnos atendiendo a la diversidad, siendo está un importante indicador para la mejora de la calidad de la enseñanza en nuestro país.

Cuando un niño presenta necesidades educativas especiales quiere decir que presenta algún problema de aprendizaje a lo largo de su escolarización que demanda de una atención más específica y mayores recursos educativos de los necesarios para compañeros de su edad.

Atender a la diversidad supone desarrollar experiencias educativas que teniendo en cuenta las condiciones de cada estudiante y sus contextos escolares, familiares y sociales, favorezcan mediante procesos de aprendizaje adaptados, el desarrollo de sus capacidades personales y sociales para llegar a ser las y los ciudadanos creativos y críticos capaces de comprometerse cos su realidad". (1998:48)

Las necesidades especiales y los problemas de aprendizaje son aspectos esenciales de la diversidad que merecen gran atención por los orientadores.

La diversidad de necesidades que presentan los alumnos demandan el apoyo de la orientación psicopedagógica en los siguientes aspectos: "La necesidad de todo individuo de tomar decisiones vocacionales y de cualquier otro tipo a lo largo de toda la vida, la creciente complejidad de la sociedad y de la estructura laboral, lo cual hace difícil para el individuo asimilar y organizar los datos necesarios para tomar decisiones, la necesidad del autoconocimiento y la autoestima, como factores condicionantes del desarrollo personal, una necesidad de búsqueda de valores que le den sentido a la vida frente a la deshumanización" (Álvarez & Bisquerra 1996:11).

2.2.2.- PRINCIPIOS DE LA ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICA

Una nueva imagen del orientador tiene que irrumpir en el contexto educativo. Una imagen proactiva que tome en consideración el contexto, que atienda a la prevención y al desarrollo y que su radio de acción traspase las paredes del recinto escolar. (Rodríguez Espinar 1986: 34)

Se señala tres principios básicos de la orientación: (Espinar 1993)

A) Principio de prevención:

La prevención pretende reducir el índice de nuevos casos. Para ello hay que actuar en contra de las circunstancias negativas antes de que tengan oportunidad de producir efectos. En el campo educativo la prevención toma sentido al anticiparse a la aparición de circunstancias o situaciones que puedan ser un obstáculo al desarrollo de una personalidad sana e integrada, propiciando que pueda desarrollar al máximo sus potencialidades.

La propuesta Educativa Dominicana, destaca esta función como una de las especificas de los orientadores escolares o psicopedagogos y este pretende fomentar en el estudiante actitud de cooperación, participación, democracia, solidaridad y tolerancia, diseñando y utilizando estrategias para el desarrollo de un adecuado autoconcepto y una opima autoestima, previniendo así diferentes tipos de conductas desadaptadas. (1995:7)

Según el currículo dominicano se manejan tres tipos de intervención en orientación:

1.- La dirigida al tratamiento y rehabilitación; 2.- La encaminada a la identificación de población de alto riesgo por medio del diagnóstico previo y tratamiento precoz y 3.- La intervención preventiva o primaria que va dirigida a la población en su conjunto, teniendo como objetivo la máxima integración ecológica entre el sujeto y el medio ambiente.

Conyne (1983) caracteriza la prevención primaria de la siguiente manera: proactiva, se centra en poblaciones de riesgo, reduce la incidencia de una situación, eliminando circunstancias o modificando condiciones ambientales, la intervención puede ser directa o indirecta y estimula la fortaleza emocional para que la persona sepa afrontar situaciones de riesgo. (Santana: 2003: 128).

Por lo tanto este principio supone actuaciones de tipo proactivo; se trata de actuar antes de que surja el problema. La prevención, pone su énfasis en el grupo o comunidad, pretende reducir los riesgos de la totalidad de los miembros de un sistema, mejorando las condiciones existentes o previniendo posibles problemas.

B) Principio de desarrollo de capacidades:

La orientación psicopedagógica puede ser un agente activador y facilitador del desarrollo de las capacidades, habilidades y potencialidades de la persona.

Para lograrlo se debe dotar al alumno de las capacidades necesarias para afrontar las demandas de cada etapa evolutiva y el proporcionarle las situaciones de aprendizaje que facilite el progreso del mismo.

Por lo tanto se debe tener en cuenta que el aprendizaje que promueve el desarrollo es aquel que propicia cambios en la persona, tanto en el plano cognitivo como en su forma de percibirse y que percibe a los demás y de relacionarse con ellos. (Santana: 2003:129).

El principio de desarrollo implica una orientación que atienda a todos los aspectos del desarrollo humano. Supone considerar al individuo en un continuo crecimiento y la orientación como un proceso continuo dirigido al desarrollo integral de la persona. Dentro de este proceso, en algunos «momentos críticos» la orientación ha de ser particularmente intensa.

C) Principio de intervención social

Si la educación es un proceso de aprendizaje continuo que no acontece sólo en el marco escolar, lógico es pensar que debemos prestar atención a los otros marcos sociales donde también se produce aprendizaje.

Por lo tanto esta "consiste en proporcionar al individuo la información necesaria, síntesis de los conocimientos científicos disponibles al respecto, para que, de manera racional y objetiva, rigurosamente crítica, pueda asumirse plenamente como persona, consciente de sus limitaciones y dueño de sus posibilidades, conocer los factores que lo determinan, constituyendo su destino, y los recursos que amplían sus alternativas y le confieran libertad." (Víctor: 1995)

Según este principio la orientación no sólo ha de tener en cuenta el contexto en que se realiza, sino también la posibilidad de intervenir sobre el propio contexto. La actividad orientadora estará dirigida a la modificación de aspectos concretos del contexto. Así mismo, la orientación, desde esta perspectiva, tratará de ayudar al alumno a concienciarse sobre los obstáculos que se le ofrecen en su contexto y le dificultan el logro de sus objetivos personales, para que pueda afrontar el cambio necesario de dichos obstáculos.

2.3.- ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

Los inicios de la orientación en la Republica Dominicana están ligados al desarrollo que ha seguido el departamento de Orientación de la Secretaría de Estado de Educación ya que según este se fue estableciendo en su ámbito legal de igual manera se fue institucionalizando.

La necesidad de la orientación como área en nuestro país, empieza a sentirse en el período comprendido entre 1950-1970; y es en la década de los cincuenta donde se inicia la primera etapa en la necesidad de la orientación, caracterizado por la creación de las primeras ordenanzas que reglamentan la orientación.

Los primeros pasos por implementar los servicios de orientación en la educación oficial dominicana se dan en 1951 con la creación de la sección de orientación vocacional, como una dependencia del Instituto de Investigación Psicopedagógico.

La ordenanza No. 930’55 del año 1955 de la Secretaria de Estado de Educación Bellas Artes y Cultos, marca el inicio formal de los trabajos de orientación a favor de la labor docente la cual dispone que un profesor de un liceo de Educación Media y secundaria ejerciera las funciones del Consejero Vocacional.

En el 1957 mediante la ordenanza No. 940’57 se dispone las funciones del consejero vocacional y psicólogo escolar. Al año siguiente la orden Departamental No. 14’58 se reglamenta las atribuciones y funciones en la SEEBAC de la sección de investigación pedagógica para el estudio, y la preparación de consejeros vocacionales. En el 1962 salen del país los primeros becados en Orientación hacia el extranjero.

La década de los setenta trae consigo cambios sustanciales para la vida de los dominicanos. Esta etapa inicia en 1970 con el"Plan De La Reforma De Educación Media" en el que la ordenanza No. 1’70 cuya finalidad se puede resumir en tres elementos esenciales "procurar el desarrollo esencial de la personalidad del educando; contribuir al cambio social y participación en el mundo laboral" (Tomo I. 1995: 6).

La ordenanza anterior da una nueva estructura y un nuevo currículo en la educación media Nacional del país, puesto que incluye de manera formal, a la orientación dentro del programa de estudio dominicano. Instaurando en un área que sirve de complemento, disponible al plan de estudio un servicio educacional y vocacional en los liceos del nivel medio. A partir de esta reforma educativa se ubica la Orientación en un área física en el medio ambiente escolar y se designan profesionales del área.

Los intentos de reforma educativa del año 1970 propiciaron la creación de programas Ínter universitarios, para la formación de profesionales en Orientación.

En el artículo 9 de la Ordenanza 1’ 70 se hace referencia a la Orientación Educativa, cuando indica: "A través de los estudios y actividades que comprenden este ciclo se proporciona a todos los jóvenes dominicanos una sólida educación general común conjuntamente con la oportunidad para que se manifiesten sus intereses, aptitudes y habilidades que podrá comenzar adecuadamente en el ciclo superior, mediante la ayuda de un servicio de Orientación Educativa y Vocacional.

Luego en la circular 2¨ 70 del 12 de diciembre del 1971, se estableció una serie de recomendaciones para la aplicación del nuevo currículo que precisan las funciones del orientador en los liceos y se define el papel que deben desempeñar la Orientación educativa y Psicología.

Mediante la orden departamental 9’ 76 se dan unas series de pasos para la consolidación de la orientación en el ámbito oficial y sistematizarla, esto se puedo notar en el artículo No. 7 que de manera resumida planteó: Trazar las directrices generales del servicio de Orientación, Reunificación de todos los servicios bajo la dependencia del instituto técnico pedagógico, definición y delimitación del rol del orientador, adopción de una nueva estructura de la SEEBAC.

Para 1979 el Departamento de Orientación de la SEEBAC elaboró un proyecto de orientación escolar para la educación inicial y básica. En este proyecto no se contemplaba el nombramiento de orientador por escuela, sino de orientadores en los distritos escolares, quienes trabajarían en coordinación con el maestro. Para esta época existían muy pocos orientadores.

Como puede notarse la época de los setenta pero sobre todo sus últimos años son de gran relevancia y magnitud en la cual se cambia de manera sustancial el área de Orientación en la educación Dominicana.

En el período de los ´80, se cuestionó la calidad de la educación que se ofrece en las escuelas dominicanas y se intentan elaborar planes de acción para la mejórala.

Para 1986 se creó el primer programa de orientación para los niveles inicial y básico. El orientador se concibe como un asesor y coordinador del programa, es encarga de indicar pautas a los profesores, coordinar actividades interinstitucionales y trabaja con todos los autores del proceso.

La correlación de fuerzas sociales, políticas, económicas y culturales fue fraguando las nuevas reformas educativas que como la Ley General de Educación 66- 97 desencadenan toda una serie de expectativas en cuanto a la calidad de la educación en la Republica Dominicana.

Ya en los ´90 la orientación se concibe como un servicio planificado y aplicado de manera sistemática como parte integral del centro educativo. La aplicación de la transformación curricular durante el año escolar 1994-1996 inicia un cambio en el sistema educativo.

A partir del 1990 con la puesta en marcha del Plan Decenal de educación es que se puede observar las primeras referencias de la intervención psicopedagógica en el currículo dominicano. Este dirige sus funciones hacia las diferentes funciones de la orientación según las diversas modalidades básicas, inicial, medio y adulto. Se a estructurado un modelo de intervención psicopedagógica especifico, puesto que lo presenta de manera general, dirigiendo su atención a las diversas funciones de la orientación según las diversas modalidades básicas, inicial, media y adulto.

En el año 1994 la Cátedra de orientación del departamento de pedagogía de la UASD, hizo una visión del plan de estudio de la carrera de orientación creando tres modalidades: orientación Educativa, Orientación Socio- comunitaria y Orientación Ocupacional.

A partir de la transformación curricular que se opera en el año 1995 en lo concerniente a la orientación educativa y psicológica, se organiza en la Secretaria de Estado Educación a través del departamento de orientación, un modelo de trabajo sobre los programas y servicios con el fin de optimarlos y adaptarlos a las necesidades del entorno. Se crea una estructura descentralizadas en cuatro áreas: Nacional, Regional, Distrital y Escolar.

La Ley Orgánica de Educación 66-97 en su capitulo 5 plantea una educación para formar seres humanos, hombres y mejores libres, críticos, creativos en donde se formen el desarrollo de los valores del hombre y las mujeres dominicanas; éticos, estéticos, intelectuales y religiosos. De igual manera en el artículo 59, acápite L asume la Orientación Educativa y Psicológica como "un Parámetro Determinante de la Calidad de la Educación en el sentido de que atiende a las necesidades escolares, familiares y sociales, facilitando el desarrollo armónico de la personalidad, la participación de padres, madres, tutores y amigos /as de los centros educativos, la atención a las particularidades del aspecto vocacional y todo aquello que fortalezca la formación integral. Por tanto, se justifica la importancia y la necesidad de que exista en cada centro educativo un /a profesional del área que reafirme con acciones y principio los fines del sistema educativo para la búsqueda de la calidad de la educación.

Esta ley regula y acomoda las estructuras educativas al nuevo orden político democrático. Con la puesta en marcha del Plan Decenal se producen numerosos documentos que contienen orientaciones valiosas para llevar a cabo la transformación curricular del sistema educativo de igual manera estos perfilan, sistematizan y legalizan el área de orientación Educativa entre estos documentos se encuentra la propuesta de Orientación Educativa y Psicología.

2.3.1.- INTERVENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA.

Como ya se ha establecido las primeras referencias a la intervención Psicopedagógica en el currículo se remontan al 1950 cuando se dictaron las primeras ordenanzas que reglamentan la orientación que como sucedió en otros países se inicio con la orientación vocacional.

En la actualidad se promueve la función de diseñar y desarrollar procedimientos de intervención para prevenir y atender a tiempo las necesidades cognitivas, afectivas y sociales que presenta el estudiante tomando en cuenta su nivel de desarrollo evolutivo.

Según la propuesta realizada para el área de orientación educativa y psicopedagógica como parte de la transformación curricular. "La orientación educativa esta dirigida fundamentalmente a coadyuvar al éxito escolar de los estudiantes mediante el desarrollo de programas de refuerzo al trabajo que los educadores realizan en las aulas: cursos de técnicas y hábitos de estudio, lecturas comprensivas. Cómo examinarse, técnicas de relajación, entre otras, así como atención a dificultades especiales" (1995:2)

Como puede notarse en esta parte de la propuesta el modelo seguido en la transformación curricular del área de orientación es un modelo de intervención educativa. Otro de los modelos comprendido en la propuesta curricular es el modelo de servicio ya que suscita actividades como promover aprendizajes significativos, atención a dificultades de aprendizajes y coordinar actividades de consulta y consejería para los estudiantes

En el currículo vigente están plasmadas las funciones, principios y las tareas que deben realizar los orientadores, lo que viene a conformar el perfil y a dirigir el grado de competencias que deben tener los/las orientadores/as en las diferentes modalidades y niveles.

El Plan Decenal ha privilegiado una concepción educativa orientada a la atención del ser humano en su integridad y complejidad, teniendo como principal objetivo elevar la calidad de los servicios educativos.

La orientación educativa apoya el trabajo de los maestros y maestras en su labor de guía del proceso de aprendizaje de los y las estudiantes, y en su crecimiento personal y social de identidad, atendiendo el contexto en el que viven los estudiantes de manera que puedan producir aprendizajes significativos.

Por lo tanto la orientación educativa y Psicológica según la propuesta pretende apoyar, reforzar, dotar de conciencia las propuestas de las áreas transversales, sistematizando, coordinado y articulando acciones tendentes al desarrollo integral de los estudiantes para así estos logren una mejor adaptación al medios social en el que se desenvuelven.(1995:12)

Se pretende que los profesionales de la orientación formulen, desarrollen, evalúen para lograr el objetivo central que es coordinar los esfuerzos de todos los actores que, desde ámbitos diferentes, persiguen el logro de los fines y propósitos formulados en el nuevo currículo.

Este no será un servicio voluntario y ocasional de los profesores, sino una actividad planificada y desarrollada sistemáticamente según el programa de orientación del centro.

Los principios de la orientación establecidos en el currículo dominicano esta implícito en los antes expuestos y se privilegia en este trabajo el principio de intervención el cual es concebido como necesario para optimizar las capacidades de los estudiantes en lo personal- social, afectivo, cognitivo y de comportamiento.

El currículo establece que el orientador utiliza procedimientos de intervención tales como estrategias, programas y actividades, para atender a las necesidades socio-emocionales, cognitivas y conductual en los estudiantes a edad temprana y en adolescencia, tales como el rechazo, aislamiento, hiperactividad, entre otros. (1995: 14).

Una de las herramientas que se utilizan para organizar la orientación en el sector educativo es la Propuesta de Orientación Educativa y Psicológica del Plan Decenal de Educación en la cual se diseña, desarrolla y se pretende evaluar la orientación educativa para los diferentes niveles y modalidades de la Educación.

Una de las actividades que el orientador debe de ejercer según la propuesta es la de ser un mecanismos que posibilitan la coordinación de los esfuerzos que realizan todos los educadores desde sus áreas especificas y/o ámbitos de acción, para lograr el desarrollo humano integral, sugiriéndose por lo tanto la formación de un consejo de Centro en todas las escuelas. (1995: 5)

La orientación Psicopedagógica es un proceso que atiendan a la diversidad, a las diferencias y necesidades individuales presentes en toda la población estudiantil.

De igual manera esta propuesta de orientación promueve la elaboración de programa y acciones que enfaticen la formación ética-axiológica de los sujetos, de manera que desde la escuela se promueva el desarrollo de los valores que posibiliten la formación del ser humano libre, critico, autocrítico, responsable, con adecuados niveles e autoestima y con clara conciencia de su identidad individual y colectiva en este aspecto que tácito el aspecto de intervención educativa en donde se debe de reforzar por medios de técnicas y métodos no solo el mejoramiento pedagógico del estudiante sino su aspecto socio-afectivo y conductual. (1995:12)

Las estrategias de intervención deben posibilitar las adaptaciones curriculares requeridas para atender a las necesidades educativas especiales, a ritmos de desarrollo y aprendizaje diversos, a formas peculiares de construir conocimientos y a las dificultades o déficit académicos, emocionales o de comportamiento que presenten a los/las estudiantes.

Entre las estrategias deben de tomarse en cuenta de igual manera la elaboración de proyectos que promuevan vinculaciones de las familias con los centros educativos a partir e su integración a las actividades que desarrollen.

2.-3.2.- LA ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y PSICOPEDAGÓGICA EN EL MUNICIPIO DE SAN JUAN DE LA MAGUANA

En San Juan la carrera de Orientación inicia propiamente con la instalación de la extensión de la UASD en 1995, a pesar de que ya había profesionales del área egresados de ésta y otra universidad como la UNPHU, que cursaron sus estudios fuera de esta comunidad.

Aunque los pocos orientadores existentes realizaban un trabajo social, académico e intelectual en los centros donde laboraban este se veía empañado por el poco reconocimiento que se le daba al mismo tanto por los mismos centros como por las autoridades educativas.

Es con la primera graduación hecha en el año en el 2002 por el centro Regional CURO-UASD, que se empuja la orientación en el municipio de San Juan de la Maguana, puesto que se empiezan a nombrar más profesionales en el área y la misma comienza a tener estructura tanto en los centros educativos como en los distritos escolares.

En las escuelas donde no existen servicios de orientación escolar los profesores interesados por los problemas escolares de los alumnos, intentan diagnosticar e intervenir con técnicas básicas, pretendiendo resolver esos problemas mediante el contraste de diagnósticos y estrategias de actuación con la función de la mejora del desarrollo humano.

     En San Juan de la Maguana los equipos psicopedagógicos y departamentos de orientación no se han extendido a los niveles formativos fundamentales; indicadores de una limitada situación de la actividad orientadora, a lo que hay que sumar que los procesos de institucionalización avanzan a pasos lentos, a pesar de que la orientación educativa e intervención psicopedagógica es una necesidad imperante en las escuelas y cada vez requiere de mayor precisión técnica. 

2.4.- MODELOS Y TÉCNICAS DE INTERVENCIÓN EN ORIENTACIÓN Y PSICOPEDAGÓGICA

2.4.1.-INTERVENCIÓN PSICOPEDAGOGICA

La intervención es un proceso especializado de ayuda, en gran medida, coincide con la práctica de la orientación. Por tanto se propone complementar o suplementar la enseñanza habitual. El propósito puede ser correctivo, de prevención o desarrollo. (Bisquerra 1998: 17).

La intervención es "el conjunto de programas, servicios, técnicas, estrategias y actividades que, cohesionados por una meta y un conjunto congruente de objetivos, y programados intencional y previamente de modo rigurosos y profesionalizado, intenta cambiar el proceder de una persona o de un colectivo con la intención de mejorara su conducta personal y profesional." (Moreno 1998:239)

"La intervención psicopedagógica tiene que ver tanto con las necesidades psicológicas como con las educativas de uno o más alumnos. Complementa, o suple, la instrucción académica en las aulas, pero no se propone suplantarla. Cualquier persona del sector pedagógico, incluyendo a los propios profesores, puede aportar este tipo de ayuda, pero se suele diseñar y realizar en colaboración con los padres, psicopedagogos, asesores y orientadores, graduados y trabajadores sociales, y otros profesionales" (Maher, 1989).

Es el "conjunto de actuaciones profesionales que realizan los psicólogos y pedagogos en contextos escolares de cualquier ámbito y modalidad y que tienen como objetivo, mediante su integración en el conjunto de actividades docentes conseguir una mejora en la calidad de la enseñanza y una mejor adecuación de ésta a las características de los alumnos" (Gómez-Castro (1991)).

Las funciones del profesional de la psicopedagogía se definen en el concepto de Intervención Psicopedagogíca, cuando dice que ‘desde un punto de vista genérico, podemos decir que el trabajo psicopedagógico está estrechamente vinculado con el análisis, la planificación, el desarrollo y la modificación de procesos educativos". (Coll 1996: 33)

Y siguiendo en esta línea, Solé define la intervención psicopedagógica como el "conjunto articulado y coherente de tareas y acciones que llevan a cabo los psicopedagogos en colaboración con los distintos sistemas y agentes del centro educativo, acciones tendentes a promover una enseñanza diversificada, atenta a los distintos usuarios y de calidad. Dichas acciones pueden situarse en diferentes planos relacionados entre sí: el organizativo, el curricular en sus diversos niveles de concreción, el de cohesión institucional y el de vinculación de la institución con su entorno". (1998: 27)

Todas estas definiciones y otras más inciden en definir la Intervención Psicopedagógica por las actuaciones profesionales del colectivo que trabaja en el área y no por unos contenidos específicos. Es decir, lo psicopedagógico se define desde el perfil profesional, y fundamentalmente por aquellas acciones realizadas en entornos escolares, por tanto desde las funciones o tareas que estos desarrollan. (García (1999: 37)

Coll mantiene que "existe un espacio de elaboración, investigación e intervención profesional con características propias y que no es, por definición, ni un subespacio de la Psicología ni de la Pedagogía, siendo la complementariedad de conocimientos provenientes de ambas disciplinas". (1996)

La intervención psicopedagógica es aquel conjunto de actividades profesionales que realizan los psicólogos, orientadores o docentes en contextos escolares de cualquier ámbito y modalidad y que tienen como objetivo, mediante su integración en las actividades docentes, conseguir una mejora en la calidad de la enseñanza y una mejor adecuación de ésta a las características de los alumnos.

Así pues toda intervención psicopedagógica hay que entenderla como una labor que contribuye, desde su ámbito específico de aportaciones, a promover soluciones realistas y adaptarlas a determinados problemas existentes en la Institución. Esto conlleva, necesariamente, el considerar la intervención desde una óptica tanto preventiva como correctiva para el conjunto de los problemas o disfunciones existentes en la institución escolar.

2.4.2.- MODELOS DE INTERVENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA

El concepto modelo suele utilizarse como una representación que refleja el diseño, la estructura y los componentes esenciales de un proceso de intervención en orientación (Bisquerra y Alvarez, 1998) o bien con la finalidad de caracterizar, comprender, en definitiva, dar sentido al complejo entramado de papeles, funciones y tareas realizadas por los sistemas de apoyo (Arancibia y Guarro, 1999).

Los modelos de orientación e intervención psicopedagógica son una representación que refleja el diseño, la estructura y de los componentes esenciales de un proceso de intervención en orientación. (Bisquerra: 19996: 16) y en los cuales se pueden distinguir tres categorías: modelos teóricos, básicos y modelos organizacionales.

Los modelos teóricos son formulaciones elaboradas por los autores encuadrados en las diversas corrientes; mientras que los modelos básicos de intervención se distinguen el de programa, consejería y el de consulta, por ultimo los modelos organizativos: formas de organizar la educación en un contexto determinado, en base a unos postulados teóricos.

Modelos de intervención se define por los supuestos en los que se asienta respecto a clientes y consultores, por sus metas, por los pasos o fases de realización, por las modalidades de intervención, que pueden ser directa e indirectas.

Los modelos de intervención serán conceptualizados como estrategias para conseguir unos resultados propuestos. A lo largo de la historia han ido surgiendo diversos modelos que el orientador debe conocer. La investigación ha contribuido en determinar la eficiencia de estos modelos.

Estos modelos son un continuo repetir desde hace tiempo a tras que se inicia con el psicoanálisis, sigue con el rasgo de factores, modelos conductistas y cognocitivista, humanistas (centrado en el cliente, existencialista, etc.) eclécticos (Patterson) y otros modelos teóricos (Osipow, 1976)

Estos eran la base de un modelo de intervención el cual era puramente clínico, luego de estos se desarrollaron los modelos institucionales basados en el servicio más recientemente los modelos de programas; constituyen la trilogía operativa que actualmente se utiliza en la practica de la orientación educativa.

Los siguientes autores han clasificado los diferentes modelos de intervención en orientación:

Rodríguez Espinar y otros (1993):

  1. Modelo de intervención directa individual (modelo de consejería).
  2. Modelo de intervención grupal (modelo de Servicios Vs. Programas).
  3. Modelo de intervención indirecta individual y /o grupal (modelo de consulta).
  4. Modelo tecnológico

Álvarez Rojo (1994):

  • Modelo de servicios
  • Modelos de programas
  • Modelos de consulta centrada en los problemas educativos.
  • Modelos de consulta centrados en las organizaciones.

Marchesi (1993):

1.- Modelo psicométrico: tiene como objetivo conocer las capacidades y aptitudes de los escolares y orientarles académica y profesionalmente.

2.- Modelo que deriva de la educación especial, cuya función principal es el diagnostico de los alumnos con algún tipo de deficiencia, la toma de decisiones sobre su escolarización y la elaboración de programas de desarrollo individual.

3.- Modelo de intervención psicopedagógica tiene como función principal la colaboración con los profesores en toda su programación educativa, tanto en el nivel del centro como en el aula.

Repetto lo clasifica de la siguiente manera:

  • Modelo de consejo, servicios, programas, de consulta y tecnológico.

Según Bisquerra y Álvarez (1996): Modelo Clínico, de servicios, de Programas, de consulta, tecnológico y psicopedagógico.

Los modelos que se repiten en todas las tipologías de modelos presentados de intervención son:

El modelo consejería:, centrado en la atención individualizada, donde la entrevista personal es la técnica característica; El modelo de programas, que se propone anticiparse a los problemas y cuya finalidad es la prevención de los mismos y el desarrollo integral de la persona; El modelo de consulta (donde la consulta colaborativa es el marco de referencia esencial), que se propone asesorar a mediadores (profesorado, tutores, familia, institución, etc.), para que sean ellos los que lleven a término programas de orientación.

Estos modelos antes mencionados serán destacados de manera más detallada ya que son los que las sustentantes consideran definen de manera precisa los modelos de orientación e intervención psicopedagógico.

2.4.2.1- Modelos Consejería: Es definido en el manual para el asesoramiento psicológico, como el proceso de intervención que facilita una comprensión significativa del yo y del medio y da como resultado el establecimiento y/o esclarecimiento de las metas y los valores con miras a la conducta futura".( Shertzer y Stone: 1972:46)

Este mismo menciona que este se concretiza en la relación orientador- orientado, tutor – alumno, orientador-padres y tutor- padres. Esta relación tiene como objetivo primordial satisfacer las necesidades de carácter personal, educativo y socio-profesional del individuo.

La consejería es una relación en la que el consejero procura al cliente un ambiente propicio a la comunicación, concediéndole oportunidad para entregarse al descubrimiento, estudio y síntesis de valores. (Gerald J. Pine 1976:48).

La consejería es la relación de persona que enmarcada en el servicio de guía da al alumno la oportunidad de conocerse, preparar sus decisiones hacer planes y resolver problemas personales (Santana 2003: 100).

Este modelo tiene como referencias teóricas los enfoques clásicos de la orientación (factores y rangos; eclecticismo y no directivo).

La principal meta de este modelo es evaluar los diferentes rasgos de un sujeto mediante la aplicación de test y otros métodos de recolección de datos; definir a este individuo, conocerlo e interpretarlo para luego tratar de desarrollar todas las capacidades de este para el logro de una mejor integración personal y grupal.

Este modelo se concreta en la entrevista como el procedimiento característico para afrontar la intervención directa e individualizada. (Bisquerra 1996: 338) las fases de la misma son: Análisis, síntesis, diagnostico, prognosis y asesoramiento.

A)-Modelo de consulta / asesoramiento: en este modelo la intervención no es realizada directamente por el orientador, sino que es asumida por otros agentes significativos, directamente relacionada por el alumno. Este modelo sostiene que el orientador será el consultor, formador, estimulador de cambios del resto de agente implicado en el proceso de orientación.

El modelo de consulta en orientación se define como un proceso de intercambio de información e ideas entre el consultor y otra persona o grupo de personas que permita el consenso sobre las decisiones a tomar en cada una de las fases del plan de acción en aras a alcanzar los objetivos. (Rodríguez. 1986: 54)

Este modelo sostiene que el orientador no solo ha de centrar su atención sobre el sujeto, sino que ha de hacer de consultor del resto de agente implicados en la acción orientadora.

Los objetivos de las funciones de consulta son: a) función de consulta como actividad profesional de ayuda a los diferentes agentes o a la misma institución y b) función de consulta como estrategia de intervención y formación.

Las fases de este modelo son: parte de una información y clarificación del problema; se diseña un plan de acción; se ejecuta y se evalúa ese plan de acción y se dan sugerencias al consultante para que pueda afrontar la función de consulta.(M.O.T. 1996: 342-343)

Tanto Bisquerra y Álvarez (1996), Jiménez Gámez y Porras Vallejo (1997) han notado diferentes tipos de campo de consultas son tres:

El campo de salud mental

El campo de las organizaciones

El campo educativo

B)- Modelo de Programas: este modelo surge como superación al modelo de servicio desde la década de los 70’. Mediante este modelo es posible asumir los principios de prevención y desarrollo social y proporcionar un carácter educativo y social a la orientación

Las fases de este modelo son:

1.- Análisis del contexto para detectar necesidades.

2.- Formulación de objetivos.

3.- Planificación de actividades.

4.- Realizar estas actividades

5.- Evaluación del programa

Algunas de las ventajas del modelo de programa son: se pone énfasis en la prevención y el desarrollo, permite el cambio de rol del orientador, considerándole como un educador más del equipo docente: Estimula el trabajo en equipo, operativizan los recursos; promueve la participación activa de los sujetos; facilita la auto- orientación y la auto- evaluación; abre el centro a la comunidad; se establecen relaciones con los agentes y empresarios de la comunidad; Se aproxima a la realidad a través de experiencias y simulaciones y permite una evaluación y seguimiento de lo realizado. (Álvarez 1995).

El marco de intervención de la orientación psicopedagógica incluye las siguientes áreas de intervención y formación de los orientadores:

- Orientación profesional

- Orientación en los procesos de enseñanza-aprendizaje

- Atención a la diversidad

-Orientación para la prevención y el desarrollo.

Estos tres modelos básicos en estado puro tenderán a desaparecer al generarse un modelo más operativo, inserto en el tejido social, al mundo del trabajo y al sistema educativo, a fin de dar respuestas a las necesidades de las relaciones interpersonales, laborales y académicas de una sociedad cada vez más compleja u tecnificada. (Bernavent, 1999)

Se insiste en que no se trata de áreas separadas, sino que están interrelacionadas. Es precisamente su engarzamiento lo que da unidad a la orientación psicopedagógica. Muchas veces, cuando el orientador interviene, no tiene presente en qué área específica lo hace. Se dirige al individuo como un todo. Es decir, se incluyen todas las áreas en una misma intervención. Por eso, deben entenderse como áreas temáticas en la formación de orientadores, en el sentido de que éstos deben estar formados en cada una de ellas.

De manera implícita en la República Dominicana se usan los modelos de intervención de consulta y clínico puesto que los orientadores trabajan en el aspecto de asesorar y aconsejar a los estudiantes cuando estos presentas problemas conductuales. De igual manera los orientadores tratan de satisfacer las necesidades de los estudiantes y adaptarlos a su medio social en el cual se desenvuelven.

2.4.3.-TÉCNICAS O ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN

La orientación psicopedagógica se realiza en diferentes contextos por medio de técnicas que proporcionen los datos necesarios para elaborar un programa de intervención que puede ser específico o grupal.

Estas técnicas de intervención son el eje sobre la cual debe girar todo el diagnóstico e intervención de los problemas y situaciones encontradas para luego realizar una evaluación pedagógica con los mejores resultados para la mejora del estudiante.

Varios autores: Hastch-Costar (1988), Álvarez Gonzáles (1996), Rodríguez Espinar (1993), Bisquerra (1999), J. A. Mora (1998), Lázaro A. (2000), han clasificado las principales técnicas utilizadas para la intervención psicopedagógica en:

2.4.3.1.- Técnicas de orientación grupal: muchas de las intervenciones de orientación se hacen cuando los estudiantes se encuentran en grupo, de esta forma se puede aprovechar el tiempo y permite al estudiante que de manera individual se sienta apoyado e integrado a los demás estudiantes.

La orientación en grupo es como "el desarrollo de una red interpersonal caracterizada por la confianza, aceptación, respeto, cordialidad, comunicación y comprensión, a través de la cual un orientador y varios clientes entran en contacto para ayudarse mutuamente a confrontar problemas interpersonales, o áreas de conflictos en la vida del cliente, con el expreso deseo de descubrir, comprender e implementar medios de resolver estos problemas y conflictos". (Trotzer1 1977)

A) El sociograma:

La sociometría se constituye como una técnica o método para el estudio de las relaciones interpersonales de afinidad en los pequeños grupos. Un elemento esencial del método sociométrico es la técnica del sociograma, que consiste en representar gráficamente las relaciones interpersonales en un grupo de individuos, mediante un conjunto de puntos (los individuos) conectados por una o varias líneas (las relaciones interindividuales).

Con el sociograma se pretende representar gráficamente las relaciones de afinidad en pequeños grupos de individuos, con el fin de detectar los subgrupos y los líderes sociométricos. Una vez identificadas las redes sociales dentro de una organización, no sólo se pueden enfrentar mejor las crisis como consecuencia de los cambios (esperados o inesperados), sino que también ayudan a que el flujo de información sea más eficiente y con mayor rapidez.

2.4.3.2.- Técnicas de orientación Individual: se agrupan la observación, cuestionario, diarios, autobiografía, estudios de casos, fichas, entrevistas, test o pruebas estandarizadas.

Las siguientes son las principales técnicas de intervención psicopedagógicas utilizadas en orientación escolar en la Republica Dominicana y específicamente en San Juan de la Maguana.

a) La Observación: es la técnica más general y funcional de la orientación psicopedagógica, puede recoger datos y referencias para organizar un programa de intervención tanto individual como grupal.

Es un método de conocimiento que trata de penetrar en los actos humanos sin modificarlos. La observación debe limitarse a absorber aquellos aspectos más dinámicos de la conducta que escapan a toda previsión y resultan difíciles de valorar o medir con los tests e instrumentos de medida propios del método experimental. (Lázaro y Asenssi 19816:224)

Las técnicas de observación individual son procedimientos básicos para obtener datos de los alumnos. Es uno de los mejores medios para conocer lo que el estudiante hace, piensa o siente.

La observación utiliza como herramienta otros medios como son: registro de incidentes, lista de control, escala de estimación, cuestionarios y escalas actitudinales.

b) La Entrevista al igual que la observación es una de las técnicas más importante usada en los diferentes modelos de intervención como es el de consejería y el de consulta. En esta técnica se dirige la atención directamente a la indagación de un problema específico para luego con los datos obtenidos elaborar un programa de intervención educativa y conductual.

Es la parte esencial del proceso de asesoramiento, y constituye una forma apta para ver la situación desde otros puntos de vista.

La entrevista es una situación de comunicación dinámica estructurada, que se caracteriza por establecerse principalmente por medio de la palabra, ser asimétrica, realizarse en un "grupo de dos", con el propósito de obtener y dar cierta información y ayudar al entrevistado a desarrollar cierta actitud ante la entrevista, sí mismo, el tema y el entrevistador.

Las entrevistas pueden ser estructuradas, semiestructuradas y no estructuradas.

c) La Técnica del Cuestionario: Esta consiste en obtener información a través de preguntas por escrito, respecto a un tema de estudio, un individuo o un grupo de individuos.

Según Lazaro y Asenssi el cuestionario "consiste en una serie de preguntas o cuestiones que el alumno o su familia debe responder, normalmente por escrito, referidas a determinar aspectos o hechos de la conducta, interés, preferencias, etc.

Mora dice que es un conjunto de preguntas previamente seleccionadas para perseguir la descripción de algunos aspectos o rasgos de la conducta, a los que el alumno contestara brevemente por escrito o eligiendo alternativas como son sí, no.

d) Diarios: Este es un instrumento cronológico de los sucesos significativos en la vida ser una persona, este puede ser escrito de manera espontánea o a solicitud del orientador, los mismos pueden revelar informaciones tales como; sentimientos, deseos, aspiraciones, ideas, hábitos, secesos etc.

Los diarios contienen observaciones, sentimiento, actitudes, reflexiones, análisis y cometarios. (Hook 1985: 128) .El uso del diario personal se puede emplear para fomentar la descripción, la interpretación, la reflexión y la evaluación de un estudiante.

e) La Autobiografía: Es una técnica destinada a posibilitar un mejor conocimiento del educando a través del relato de su propia vida. Existen varios tipos de autobiografía como son:

1.- Espontánea

2.- Dirigida

3.-La del futuro

4.- "Aquí a tantos años"

Este es un relato sistemático escrito por el alumno acerca de su propia vida, es un medio valioso para obtener información.

f) Registro Anecdótico: Son descripciones narrativas literales de incidentes y acontecimientos significativos que se han observado en el entorno del comportamiento en el que tiene lugar la acción.

Son registros de los alumnos que tienen carácter acumulativo y que se forman recogiendo todos los acontecimientos significativos de la conducta de los estudiantes ya sea positivo o negativo, materializándola en una descripción clara y definida. (Mora 1995:57)

g) Test o Pruebas estandarizadas: Estos están destinados a suministrar datos sobre la realidad psicológicas del estudiante. Estos son instrumentos destinados a registrar datos validos sobre la realidad del educando y que permiten efectuar diagnósticos y pronósticos para una verdadera intervención psicopedagógica. Los tests pueden ser: Inteligencia general, inventarios de interés profesional, proyectivos, sociograma, observación sistemática y el registro de conducta.

Por medio de esta técnica se puede determinar objetivamente la conducta o la carencia de uno de los componentes esenciales para lograr un mejor aprendizaje en el estudiante, de igual manera se puede comprobar el grado de madurez que presenta el estudiante para un nivel escolar determinado y las diferentes estrategias de intervención para trabajar con ese estudiante se pueden elaborar gracias a estas técnica de intervención psicopedagógica.

h) Estudio de casos. Una de las técnicas más usada en el proceso de intervención psicopedagógica es la del estudio de caso debido a que esta permite que el orientador registre un gran número de datos de un estudiante en particular y de esta manera se puede trabajando con este alumno y desde luego integrar a todos los actores del proceso de clase.

En esta técnica se realiza un estudio profundo y discreto de la actitud del estudiante en diversas situación es de la aula de clase, se registran situaciones tanto conductuales, sociales, familiares o personales.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.