Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Historia de las Bolsas del mundo (página 2)

Enviado por Berenice Bohorquez



Partes: 1, 2, 3, 4


1- HISTORIA DE LAS BOLSAS FRANCESAS DE VALORES

Las bolsas de valores, pronto aparecidas en la historia económica de Francia, adquirieron su impulso en los siglos XIV y XV a la vez que se diversificaban las corrientes de intercambio entre estados, regiones y ciudades de la Europa occidental y empezaba a edificarse una economía moderna. Desde su origen y a medida que los agentes de banca y de cambio iban desarrollando su actividad, los reglamentos dictados por la autoridad real –carta de privilegios que en 1141 establecía el intercambio en el Gran Puente de París, ordenanzas de 1312 y edicto de 1572 sobre los "corredores", ordenanza del comercio de 1673, etc.- fueron proporcionando progresivamente al naciente mercado efectos comerciales, letras de cambio, pagares, así como ciertos rasgos característicos, alguno de los cuales se encuentra hoy día en vigor en el mercado de los valores mobiliarios1 como son: localización de las transacciones, intervención obligatoria de intermediarios especializados cuyo numero se halla limitado y que son nombrados por el poder publico, neutralidad de tales intermediarios en las negociaciones que les confié su clientela.

Como en otros muchos terrenos, la labor del consulado y del primer imperio fue en materia bursátil una obra calificadora de las practicas y reglamentos del antiguo régimen, a la luz de las enseñanzas suministradas por la revolución francesa. Los textos legislativos básicos fueron la ley del 28 ventoso año IX (19 de marzo de 1801) y sobre todo el código de comercio de 1807, cuyo articulo 74 distinguía por primera vez a los agentes de cambio de los corredores de mercancías, concediendo únicamente los primeros el derecho, en los términos del articulo 76, a "llevar a cabo las negociaciones de los efectos públicos y otros susceptibles de ser cotizados… así como hacer constar la cotización".

  1. LAS BOLSAS DE VALORES Y LOS AGENTES DE CAMBIO

La ley de 28 ventoso año IX (19 de marzo de 1801) había reconocido al gobierno la facultad de establecer bolsas de comercio en todos los lugares en donde no existieran y donde la autoridad publica juzgase oportuno instalar una. Dicha ley preveía asimismo que en todas las ciudades en que hubiese bolsa de comercio, podría ser designado agentes de cambio nombrados por el gobierno. Estas disposiciones fueron confirmadas en el código de comercio de 1807. En la realidad, si bien se crearon unas sesenta bolsas de comercio a principios del siglo XIX en las principales plazas del país, solamente se nombraron agentes en unas treinta de estas, de las cuales algunas ni siquiera tenían bolsas de comercio. La historia corporativa de los agentes de cambio comprende dos fases bien definidas:

  • La primera que se extiende hasta 1967, se sitúa bajo el signo de la pluralidad. Desde los primeros años del siglo XIX, se establecería una distinción entre, por una parte, los agentes de cambio que formaban entre ellos, en una misma plaza, una comunidad responsable como tal de una cotización y de un mercado, y que por tanto hacían de su bolsa un centro de negocios; y por la otra aquellos agentes que no consiguieron llegar a constituirla entidad original que es un mercado, solamente mantenían actividad en sus relaciones con la clientela. Hasta 1862, las autoridades locales fueron facultadas para decidir el establecimiento de un parquet en una bolsa; de 1862 a 1890 tal medida no podía ser tomada sino por decreto: el decreto orgánico de 7 de octubre de 1890 daba potestad al ministro de finanzas para crear por resolución un parquet en aquellas bolsas de valores que tuviesen un mínimo de seis nombramientos de agentes de cambio (numero mínimo reducido a cuatro en 1957). Se creo un parquet en París en 1801, a continuación en Lyón en 1845, y sucesivamente en Marsella, Burdeos, Lille, Toulouse, Nantes y por ultimo en Nancy en 1946.

Durante todo el siglo XIX, y en el XX hasta 1976, la distinción fundamental ha sigo, en consecuencia, la de los agentes de cambio ante las bolsas de parquet, y los agentes sin el. El último agente de cambio en una bolsa sin parquet la de Havre, desapareció en 1967. El 1 de enero de 1962. Cuando tuvo efecto la ley del 29 de julio de 1961 que unificaba la compañía de agentes de cambio de París con la corporación de valores mobiliarios, existían en Francia 8 bolsas con parquet: las 7 actuales a las que hay que agregar la bolsa de Toulouse. Cada una de estas contaba con un número diferente de agentes de cambio. La bolsa de Paris estaba por su parte dotada con el mayor número de ellos: 86. En cada una de las 8 bolsas, la compañía de agentes de cambio que actuaban en ella elegía una cámara sindical que regulaba la cotización y administraba el patrimonio común. Jurídicamente, la independencia era total entre las 8 compañías.

  • La segunda fase comenzó en 1976.

Sin anticipar nada sobre el desarrollo dedicado a las relaciones entre las bolsas de Paris y las bolsas regionales, conviene señalar desde ahora que la entrada en vigor de esta nueva regla de la unidad de cotización, prácticamente al principio de un largo periodo de depresión bursátil, ha puesto de relieve los problemas específicos de las bolsas de provincias y ha sido considerado por estas si no como el origen al menos como el acelerador de su relativo ocaso.

El poder publico quiso prevenir el desarrollo de tal evolución que corría el riesgo de alcanzar un sesgo irreversible. La reforma de 1966- 1967, puesta en vigor el 1 de mayo de 1967, si bien suprimía la bolsa de Toulouse y su compañía de agentes de cambio, reunió todas las demás compañías en una sola de carácter nacional y autorizo la fusión de puestos, hasta el momento vetada, con objeto de favorecer la constitución de "unidades de producción" sobre bases sólidas industriales y comerciales, simultáneamente, se levanto la prohibición a los agentes de cambio para tener representantes en diferentes plaza a aquella en la cual ejercían su actividad, tanto si la representación se instalase en Francia, como si lo fuese en el extranjero.

La historia de la bolsa de Francia en una adecuada explicación de las numerosas reformas aparecidas a lo largo de los siglos, especialmente de los XIX y XX y el largo camino de las instituciones y de los intermediarios hasta llegar a su unificación, que es donde probablemente se encuentra el carácter principal de una evolución en este campo que hoy día puede calificarse como perfecta.

______________________

Los textos legislativos y reglamentarios fundamentales que se refieren a la organización de valores mobiliarios son los siguientes: código de comercio art. 74 a 90; decreto 7 de octubre de 1890, que establece el reglamento de la administración publica, ley 14 de febrero de 1942 relativa a la organización y el funcionamiento de la bolsa de valores; ley del 11 de julio de 1972 que comprende diversas disposiciones de orden económico y financiero.

2- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES ALEMANAS

Las primeras bolsas alemanas se desarrollaron en el siglo XVI con su origen en los mercados comerciales igual que ocurrió en los Países Bajos, en Italia, en Francia y en Inglaterra. En esta época, Nuremberg y Augsburgo eran los centros comerciales más importantes de Alemania. Entre estas dos ciudades, Nuremberg fue la que mas se distinguió, por razón de su situación como encrucijada, constituyendo el principal mercado para los productos holandeses. En los siglos XV y XVI, aprovechando la actividad de las poderosas casas comerciales de las familias Fugger y Welse, Augsburgo adquirió gran importancia tanto económica como política, llegando a ser junto con Nuremberg los dos más importantes núcleos comerciales de Alemania, en el sur y en el norte respectivamente.

Las bolsas aparecieron en estas dos ciudades a partir de la primera mitad del siglo XVI. A continuación se fundaron las bolsas de Francfort, Hamburgo y Colonia; al principio del siglo XVIII, las de Konigsberg, Lubeck y Leipzig; y a comienzos del XVIII, la de Berlin. Como en otros lugares de Europa, al principio se traficaba con las letras de cambio y fue mas adelante cuando las transacciones se empezaron a realizar sobre títulos de empréstito negociables 1, u en particular sobre los del estado.

Las bolsas alemanas y entre ellas las de Berlín y de Francfort adquirieron su notoriedad en los albores del siglo XIX con ocasión de las numerosas emisiones de la Deuda del Estado.

Aproximadamente hasta 1886, las bolsas de Berlín y de Francfort tuvieron la misma importancia, pero cuando en 1871 Berlín llego a ser la capital del imperio alemán y el sistema bancario tomo auge, su bolsa ocupo el primer lugar ente las bolsas de valores alemanes. Si bien se llegaron a contar hasta 21 bolsas en Alemania, en 1935 solo quedaron 9 de estas: Berlín, Breslau, Leipzig, Munich, Stuttgart, Francfort, Dusseldorf, Hannover y Hamburgo. Cada gran región económica organizada, no poseía más que una sola bolsa.

La Republica Federal cuenta en la actualidad con ocho: Berlín, Brema, Dusseldorf, Francfort, Hamburgo, Hannover, Munich, Stuttgart. Las más importantes son en este orden las de Francfort, Dusseldorf, Hamburgo y Munich.

2.1- BOLSA DE FRANCFORT

Fue una de las primeras plazas alemanas en las cuales las operaciones con valores mobiliarios adquirieron enseguida una gran importancia. Hasta principios del siglo XVI, el trafico monetario y el crédito se apoyaron principalmente en el comercio de mercancías, que alcanzo gran prosperidad desde el siglo XIV con las ferias de la citada ciudad. En el trascurso del siglo XIV el comercio de la moneda y el crédito adquirieron gran importancia y Francfort llego a ser uno de los primeros centros financieros de Alemania.

Desde 1585, el comercio del dinero y del cambio se desarrolló allí según los usos y costumbres de la bolsa. Los comerciantes de las ferias se asociaron para constituir una "bolsa de intercambio". En esta fue donde se establecieron con carácter de regularidad los negocios de intercambio y de moneda.

Las primeras acciones admitidas en el mercado oficial fueron las del Banco Nacional de Australia. Hasta esta fecha, las transacciones no versaban más que sobre los empréstitos del estado, en cuyo terreno Francfort fue la primera bolsa alemana hasta la mitad del siglo XIX.

La bolsa de Francfort así como las restantes bolsas alemanas, resultaron fuertemente afectadas por al primera Guerra Mundial, las relaciones internacionales establecida con el trascurso del tiempo fueron aniquiladas por la confiscación de los bienes alemanes en el extranjero. Después de la ficticia prosperidad de las bolsas de valores en los años 20 sucedió la crisis económica mundial de 1930 con sus desastrosos efectos. En 1931, la bolsa de Francfort cerrara provisionalmente sus puertas. En el curso de los años siguientes, la reglamentación de los cambios paralizo las transacciones internacionales sobre los valores mobiliarios y culmino con la determinación del contingente de los cambios y tan bien con la fijación de precios de alza limitada en un intenso retroceso del volumen de las operaciones.

Al final de la segunda Guerra Mundial, la bolsa de Francfort fue la primera en reemprender sus actividades en septiembre de 1945, después de haber estado interrumpida por breve tiempo. En un principio el volumen de los negocios fue muy reducido y no volvió a recobrar su antigua importancia hasta después de la estabilización monetaria y la consolidación de la economía.

La bolsa de Francfort hoy día sin embargo, la primera plaza de Alemania y donde principalmente las transacciones internaciones 2 se han concentrado en el curso de los diez últimos años

2.2- LA BOLSA DE RENANIA-WESTFALIA EN DUSSELDORF

En Dusseldorf existía un gran mercado de cereales desde 1849 y uno de lana desde 1853. Las primeras negociaciones de valores inmobiliarios tuvieron lugar en 1865 y en 1874 se fundo una unión bursátil que se reunió por primera vez en asamblea, en enero de 1875. Sin embargo, la bolsa de Dusseldorf adquirió su importancia cuando la industrialización de Ruhr, pero no tuvo cu estatuto oficial hasta 1884. Mientras la bolsa de comercio pasaba poco a poco a un segundo plano, la bolsa de valores de iba desarrollando, convirtiéndose en amplia medida en el mercado de las acciones de las sociedades mineras y del acero como consecuencia de la gran mejora de la actividad en las minas.

Después de la Segunda Mundial, Dusseldorf se torno el centro financiero de su región y la Bolsa de Renania-Westfalia gano en importancia. Al final de 1973, las acciones de 235 sociedades alemanas y extranjeras se cotizaban en ella.

La bolsa de Renania-Westfalia, hoy día la segunda de Alemania, se creo en 1935 por un decreto de fusión de las Bolsas de Dusseldorf, Essen y Colonia.

2.3- LA BOLSA DE HAMBURGO

Desde su origen, la bolsa de Hamburgo fue muy variada. En ella se traficaban en comercio al por mayor de toda clase de mercancías, en moneda, cambios, seguros, fletes etc., y a partir del siglo XIX en valores mobiliarios.

Hasta la primera Guerra Mundial esta bolsa era totalmente "libre" todo "individuo varón" tenia acceso a los locales en que verificaban las operaciones sin que le afectase ninguna ordenanza de exclusión.

La bolsa de anseática de Hamburgo ha conservado siempre su carácter propio, independiente de la posición central que ocupaba Berlín en las transacciones bursátiles hasta el final de la segunda Guerra Mundial. Los múltiples aspectos de las interferencias económicas entre Hamburgo y el extranjero llevaron consigo importantes movimientos de capitales.

La bolsa de Hamburgo, tercera bolsa alemana fue indudablemente fundada por la "geminen Kopman" que tuvo su origen en la unión de las casas comerciales al por mayor de aquellas ciudad, que practicaban el comercio con ultramar. De las 8 bolsas que en nuestros días existen en Alemania la de Hamburgo es la mas antigua.

2.4- LA BOLSA DE MUNICH

El desarrollo de la bolsa de Munich tardo en llegar. Hasta la mitad del siglo pasado esta contaba únicamente con una audiencia local. A continuación de la guerra de 1866 pareció extinguirse totalmente, pero en 1869, 156 sociedades se unieron para constituir la Unión Comercial de Munich, libre asociación de la corporación de comerciantes. A partir de entonces la bolsa empezó a tomar impulso, favorecida en este momento por el florecimiento económico general.

Con ocasión de la reforma de las bolsas de valores en 1934, la bolsa de Augsburgo fue cerrada y fusionada con la de Munich, constituyendo la denominada "Bolsa bavara de Munich" que en 1945 fue la primera en abrir sus puertas.

La instauración de una bolsa de Munich se remonta a 1829. Desde 1830 se celebran con regularidad sus reuniones y se publica diariamente una lista de cotizaciones. Al principio, esta bolsa, prácticamente, solo aseguraba las transacciones de los bancos locales.

_______________________

El mercado alemán es uno de los pocos que ofrece la posibilidad de proceder sin límite a empréstitos extranjeros. Al revés de lo que ocurre en otras plazas mundiales, las bolsas alemanas acogen sin discriminación cualquier introducción de valores extranjeros, incluso admitiendo a los bancos de otros países en sus mercados.

2 La integración de las bolsas y de los bancos alemanes en las transacciones internacionales, se intensifico en el curso de la década de los sesenta, como consecuencia de la influencia conjugada por una parte del aumento de la flexibilidad de la política de créditos, por otra del flujo de capitales especulativos a corto plazo y por ultimo de los elevados excedentes de la balanza de las cuentas corrientes.

3- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE GRAN BRETAÑA

En Gran Bretaña, el Stock Exchange no ha estado nunca sometido a control gubernamental bajo la forma de una ley. El Stock Exchange de Londres 1 fue creado en virtud de un contrato llamado "Deed of Settlement" (escritura de convenio) de fecha 27 de marzo de 1802, en virtud del cual aquel pasaba a ser una persona jurídica autorizada. Este contrato fue enmendado de una manera fundamental en 1875, pero los artículos de asociación originales son aun validos el día de hoy. Este contrato es lo que ha servido de base jurídica a la unión de los Stock Exchange de Gran Bretaña e Irlanda en 1973.

En Dublín el Stock Exchange fue creado en 1799 por una ordenanza del rey Jorge III, y existe por otras partes muchos ejemplos de firmas que operaban sobre valores mobiliarios en Escocia así como en Londres en épocas anteriores.

3.1- LOS STOCK EXCHANGE DE PROVINCIAS

La primera lista detallada de las acciones cotizadas en la Bolsa de Liverpool, se publico en un periódico local el 12 de marzo de 1830. Esta bolsa, instalada en un local cerrado no abrió sus puertas hasta 1836, pero otras la siguieron rápidamente: Manchester así mismo en 1836, Sheffield, Leeds, Glasgow y Edimburgo en 1844 y 11 bolsas regionales mas en 1845.

Estas bolsas fueron creadas en su mayoría con el fin de satisfacer a las necesidades de los ahorradores y de los medios de negocios locales y en particular, para facilitar la financiación de las compañías de ferrocarriles. Pero sin embarga, estas tendieron también a su especialización: Manchester en los títulos de sociedades algodoneras; Glasgow en la de construcciones navales; Cardiff en los negocios sobre el carbón; Liverpool en los seguros, etc. Otras de ellas se vieron obligadas a cerrar con rapidez.

En 1890, los representantes de las bolsas de Glasgow, Manchester y Liverpool, se reunieron para constituir un "Council of Associated Stock Exchanges" (Consejo de las Bolsas de Valores Asociadas).

Otro Stock Exchange se creo en 1924 el Provincial Brokers Stock Exchange. Al contrario que en las otras bolsas en esas no existían el "trading floor" sobre el cual pudieran operar los diferentes intermediarios. En 1966, las bolsas todavía independientes de Birmingham, Bristol, Cardiff, Nottingham y Swansea, crearon el "Midlands and Western Stock Exchange" (alrededor de 200 miembros).

Si bien el volumen de negocios en todas las bolsas fue pequeño en comparación con el del Stock Exchange de Londres, aquellas realizaban en conjunto operaciones con una cuantía total equivalente a la de otros mercados del extranjero tales como Bruselas, Johannesburgo o Zurich.

_______________________

Una de las particularidades del Stock Exchange de Londres radica en la importancia de las operaciones que se realizan sobre fondos públicos, los cuales representan aproximadamente un 30% del valor nominal de los títulos cotizados, mientras que sus cambios representan un 60% del valor del volumen de negocios.

4- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN ITALIA

La historia de la bolsa de valores de Milán es relativamente más breve que las de análogas instituciones de varios de los grandes centros financieros europeos. Si bien su fundación se remonta a los primeros años del siglo XIX, ella no se inserta hasta mucho mas tarde como fuerza viva en el contexto económico financiero de la región y del país, mientas que las bolsas de Londres, de Nueva York y de Paris, así como otras varias se habían convertido desde hacia tiempo en los ejes esenciales de la economía de sus respectivos países.

En la península italiana es precisamente donde se puede encontrar las raíces históricas más lejanas de la institución de las bolsas de valores. La intensa actividad de comercio y de crédito que tuvo como protagonistas a las grandes casas de comerciantes y banqueros de los siglos XIV, XV y XVI, engendro las primeras organizaciones estables destinadas a facilitar y promover los intercambios. En los primeros años del siglo XVII, momento en que se inicia la historia de las bolsas de valores modernas, las circunstancias favorables que habían permitido a Italia superar la crisis debida a la apertura de las rutas comerciales atlánticas cesaron.

Convienen resaltar que la bolsa de valores milanesa se representaba con caracteres institucionales relativamente poco originales. Su estructura era y lo es todavía fuertemente influenciada por la tradición estadística francesa, es decir, por el modelo de la "Bolsa del Rey" fundada en 1724. Difería por consiguiente de las bolsas formadas por libres asociaciones de negociantes tales como los "Exchanges" que trabajaban en Londres y la bolsa de la calle Quincampoix que precedió a la citada "Bolsa del Rey" de París. No obstante, la que operaba en Milán se diferenciaba asimismo de su modelo en ciertos aspectos: en primer lugar, los agentes de cambio no disfrutaban de la posición de monopolio reconocida a sus colegas franceses y el derecho mismo de admisión a la bolsa. En segundo lugar la bolsa no era autónoma, sino que se hallaba vinculada a la Cámara de Comercio. Puede ser que esta singularidad, llamada a ser una característica permanente de todas las bolsas italianas, que en esos se asemejan a las alemanas, fue movida en su origen por el estado de atraso en que se encontraba la economía italiana y por la necesidad de confiar la organización de la bolsa de valores a un Instituto ya consolidado como la Cámara de Comercio. A partir de los primeros años del siglo XX la Bolsa de Milán comenzó a negociar ampliamente los títulos de empresas cuya actividad económica gravitaba alrededor de otras plazas bursátiles. Esta bolsa fue de este modo elevándose poco a poco hasta el nivel de un gran mercado centralizador de transacciones mobiliarias a escala nacional, precisamente en virtud de la progresiva extensión de su lista de cotización a títulos negociados en un principio en otras bolsas y emitidos por empresas que trabajaban de una manera local en el medio económico de esta.

Los decretos del virrey de fechas 16 de enero y 6 de febrero de 1808, instituyeron en efecto con carácter oficial la Bolsa de Comercio de Milán. No obstante los enormes progresos observados en la organización y el funcionamiento de las bolsas, el conjunto de las normas fundamentales que constituyen la reglamentación jurídica no han sufrido desde entonces cambios sustanciales, por lo que la mayoría de normas relativas a la bolsa italiana son ahora las mismas que en 1913.

5- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN BÉLGICA

5.1- PERIODO ANTERIOR A LA LEY DE 1867

La bolsa es una institución muy antigua en Bélgica. Desde el siglo XIII, Brujas entonces floreciente centro comercial de los Países Bajos, veía reunirse ante la mansión de la familia Van der, a los traficantes procedentes de las principales ciudades comerciales de la época y en especial de las muy prosperas Génova y Venecia

Debido a esto se considera a menudo que la palabra "bouse" (bolsa) tuvo su origen en Brujas, tras haber experimentado determinadas adaptaciones a la mayoría de las lenguas. Por otra parte se ha comprobado hacia 1515 la existencia de la primera bolsa de comercio en otra ciudad belga: Amberes, su existencia viene explícitamente confirmada en un edicto del rey de Francia Enrique II, hijo de Francisco I en 1549, documento que subraya la importación de la bolsa para la regulación y el desarrollo del comercio.

5.2- LA REFORMA DE 1867

La ley de 30 de diciembre de 1867, modificada y completada en 1883 y 1919, hace tabla raza de las disposiciones entonces en vigor que regían la profesión de agentes de cambio, la organización de las bolsas y las operaciones que en ellas se trataban. En el régimen decretado en 1867, las bolsas se convierten en mercados autónomos totalmente libres de toda autoridad gubernamental, con la única restricción de la policía de la bolsa. Este régimen de total libertad, cuyos primeros síntomas de decadencia, seguirían a la guerra de 1914-1918, no podría sobrevivir a la crisis de los años 1929-1933.

5.3- LA REFORMA DE 1934- 1935

De forma natural, la crisis que estaba en 1929, provocando una conmoción extraordinaria y al mismo tiempo el hundimiento de tantas economías grandes o pequeñas incita a una reconsideración urgente de las condiciones de organización y funcionamiento de la bolsa. Desde 1930 se constituye por real decreto una Comisión con el fin de estudiar las medidas que aseguren una mejor protección del ahorro y un mejor funcionamiento de los mercados de fondos públicos. A raíz de ello, ha estimado que la bolsa había adquirido una importancia y un interés general tales, que existía una legislación precisa y una dependencia del poder central.

Las disposiciones consagradas en 1935 disponen:

  • La existencia en Bélgica de bolsas de fondos públicos y de divisas de Bruselas, Amberes, Gante y Lieja.
  • Atribuye al Rey el poder de crear una bolsa en otras ciudades
  • Dispone que la administración de cada bolsa este encomendada a una "comisión de la bolsa" elegida por los agentes de cambio definiendo su competencia.
  • Cada bolsa tiene asignado un comisario del Gobierno, nombrado por el ministro de Finanzas y cuya misión es velar por la observación de las leyes y reglamentos.

Esta característica de mercado bursátil belga, que contribuye con toda evidencia a su estabilidad, pero que constituyen también un elemento de protección del ahorro, debían ser puestos en evidencia. La razón reside, sin duda en uno de los rasgos esenciales de la reforma de 1935, cuyos principios Fundamentales siguen en vigor.

6.- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN HOLANDA

La bolsa de Ámsterdam es considerada como la bolsa más antigua del mundo. Nación con la fundación de la Campaña Unida de las Indias Orientales en 1602.

El comercio de los valores mobiliarios empezó así de forma muy primitiva al aire libre. Esta situación en realidad un poco extraña se prolongo hacia 1611. En este año se empezó a utilizar el edificio conocido bajo el nombre de "Bolsa de Hendrick de Keyser". Pero esta primera bolsa pronto pasó a no responder a las exigencias de un comercio que se expandía cada vez más. Después de haberse contentado, durante unos diez años con un pequeño edificio provisional de madera en el centro del "Dam" la bolsa se instalo en septiembre de 1845 en la "Bolsa de las Columnas" la cual no tuvo ocasión de gozar de larga vida, tras unos cuarenta años el edificio cayo en descrédito y en los círculos de la administración municipal se comenzaron a hacer proyectos para una nueva bolsa. Finalmente después de prolongadas discusiones, el consejo municipal decidió, tan solo en 1896, fundar una nueva bolsa donde se reservaba un determinado espacio para el comercio de valores. Después de haber sido inaugurada solemnemente esta bolsa en 1903 por la reina Guillermina, se pudo creer que este problema que había ocupado las mentes durante muchos años y que había hecho verter mucha tinta había encontrado una feliz conclusión.

En el siglo XVII, llamado el siglo de oro de la Republica de Países Bajos unidos, a pesar de la guerra de ochenta años contra España, el comercio de valores se desarrollo considerablemente. La republica conquisto un lugar entre las naciones cuando paso por su periodo de "boom" financiero, una época en la cual se asistió al préstamo por parte de la Republica de dinero a gobiernos extranjeros, volviéndose así un acreedor importante de estos últimos. La bolsa de Ámsterdam era entonces el corazón de las transacciones financieras.

Durante el siglo XVIII se observa un retroceso general provocado por una crisis económica y política por la que pasaron los Países Bajos en los últimos cincuenta años de dicho siglo. Durante el siglo XIX en la época durante la cual la técnica empezó a desempeñar un papel esencial, se observo un desarrollo importante del comercio de valores en Ámsterdam, particularmente durante la segunda mitad del siglo. Holanda paso de nuevo por un periodo de progreso económico y volvió a su desahogo monetario.

Después de la primera guerra mundial el carácter de la Bolsa de Ámsterdam comenzó a modificarse y empezó a crecer su importancia para la economía del país. La segunda guerra mundial provoca, por supuesto una disminución de la actividad bursátil, pro la bolsa de Ámsterdam pronto conquisto de nuevo su lugar de centro financiero internacional, después del conflicto. Además, la Bolsa de Ámsterdam confirmo de nuevo su reputación mediante sus arbitrajes, operaciones efectuadas a menudo por los expertos de Ámsterdam por su gran experiencia en la materia.

Actualmente se observa una clara disminución del número de títulos nacionales cotizados en la bolsa, esencialmente a causa de fusiones de empresas. En contrapartida crece el número de títulos extranjeros cotizados, volviendo a acentuarse así el carácter internacional de dicha bolsa.

7- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN LUXEMBURGO

La ley que creo la Bolsa de Luxemburgo solo contiene cinco artículos y se limita a enunciar la decisión de crear la Bolsa y la exención del timbre y de la tasa de transmisión respecto a las transacciones. La verdadera organización de la bolsa esta establecida en la orden gran ducal del 22 de marzo de 1928 comprendiendo el reglamento de ejecución de la ley 30 de diciembre de 1927. (Estatutos de la sociedad de la Bolsa de Luxemburgo, según acta notarial del 5 de abril de 1928) y el reglamento de orden interior, aprobado por orden ministerial del 12 de noviembre de 1928. Cualquier modificación de esta orden tiene que obtener la aprobación del ministro de finanzas.

La Bolsa de Luxemburgo debía en la idea de sus promotores, "volver a dar mas valor" a los títulos indígenas. Por lo demás, no disimulaban su intención de conferir una vocación internacional a la bolsa. Un régimen fiscal liberal y los costes poco elevados de las operaciones bursátiles, deberían en efecto incitar a la cotización de valores mobiliarios y atraer a los inversores internacionales.

La crisis económica del principio de los años treinta 1 vino a oponerse brutalmente a las ilusiones quizás un poco audaces de los Luxemburgueses.

La bolsa siguió viviendo hasta 1940; sometida a las autoridades alemanas durante la ocupación del país, volvió a abrir sus puertas el 1 de octubre de 1945. Sin embargo, el despegue tras la guerra fue bastante lento. De 79 títulos cotizados el 31 de diciembre de 1945, esta cifra se elevo hasta 108 del 31 de diciembre de 1950 y hasta 118 el 31 de diciembre de 1960. Hubo que esperar la eclosión del mercado del euro-emisión2, al principio de los años sesenta, para ver a la Bolsa de Luxemburgo alcanzar su verdadera grandeza. El 30 de junio de 1974, la bolsa cotizaba 848 valores, entre ellos 644 empréstitos internacionales. Por lo demás, más del 80% de los títulos cotizados representaban valores extranjeros.

La bolsa fue oficialmente abierta el 6 de mayo de 1929. La explotación, la administración y la dirección de la bolsa han sido concedidas por 99 años, a la sociedad de la Bolsa de Luxemburgo.

_______________________

La mayor parte de los agentes de cambio extranjero salieron de Luxemburgo durante la crisis de los años treinta. Tras la guerra, cuando la Bolsa volvió a abrir sus puertas, 9 establecimientos (8 bancos) y 1 agente de cambio volvieron a figurar como miembro de la bolsa.

2 Luxemburgo tiene el gran merito de haber sido la primera en lanzar la idea de tratar mediante ordenador el mercado secundario de las euro-obligaciones.

8- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN ESPAÑA

El mercado bursátil español comprende las Bolsas de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia. El origen de la bolsa de valores como institución se inicia hacia el siglo XVIII, aunque es a finales del siglo XV en las ferias medievales de la Europa occidental cuando empieza la práctica de las transacciones de valores mobiliarios. Así en 1460 se creo la bolsa de Amberes que fue la primera institución bursátil en un sentido moderno.

La Bolsa de Madrid, fundada oficialmente por el gobierno en 1831, es el mercado de valores más importantes del país y absorbe la mayor parte del volumen total de operaciones.

La Bolsa de Bilbao, fundada oficialmente en el mes de julio del año 1890, representa a poco más del 12% del volumen global.

El volumen de negociaciones del la Bolsa de Barcelona, fundada oficialmente en el mes de marzo del año 1915, sobrepasa el 16% del volumen total de operaciones de las tres bolsas.

Estas han sido precedidas por instituciones diferentes, pero de carácter análogo, que constituyen su base histórica. En el siglo XVII ya existían corredores (agentes) de comercio. Un despacho real creo en 1649 en Madrid, doce agentes (corredores) de comercio o de "Juros Reales" para negociar de forma exclusiva este tipo de operaciones. Fue Felipe IV quien, a través de otro despacho, creo en 1652 en esta villa una "Casa de Contratación".

En los primeros años la ubicación de la bolsa fue modificada varias veces. Pero una ley del 30 de junio de 1878 ordeno la construcción de un nuevo edificio situado en la plaza de la Lealtad, obra inaugurada solemnemente el 7 de mayo de 1883, destino que desde entonces permaneció inalterado. Actualmente, se halla en construcción un nuevo edificio, cerca del actual, detrás del palacio de comunicaciones. Destinado a acoger los despachos de liquidación y los servicios generales de la bolsa, su inauguración está prevista para 1976.

Los agentes de cambio, en cuanto tales, tienen como precursores a los "corredores de Lonja y Oreja ", que aparecen en Barcelona en el siglo XII. Eran, fundamentalmente, asociaciones de comerciantes que tenían como objetivo la defensa de sus intereses y la administración de justicia en los asuntos relacionados con su comercio. En 1989 empieza la reforma del mercado de valores español y se crea la Sociedad de Bolsas S.A. con una participación igualitaria del accionariado por parte de las bolsas de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia. A partir de aquí se ha producido una progresiva evolución del mercado hacia el sistema interconectado de contratación, que ha planteado la reducción de la negociación de viva voz en el mercado de Corros y la incorporación de importantes cambios en las funciones y proyección de las bolsas.

La actual bolsa de valores, en cuanta institución moderna, se crea por real decreto del 10 de septiembre de 1831. Esta es a la vez "Lonja" para las operaciones generales de los comerciantes y centro especial para la negociación de valores públicos.

9- HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN SUIZA

Al contrario de lo ocurrido en el resto de Europa, las bolsas suizas han sido creadas muy tarde. A mediados del siglo XIX, las principales industrias suizas estaban todavía en manos de familias, y recibían sus capitales directamente de personas físicas. En esta época los empréstitos federales y cantorales eran, por su parte, muy poco frecuentes y muy poco apreciado. El rápido desarrollo del comercio y de la industria, la creación de los primeros ferrocarriles, implicó el recurso a importantes capitales y exigió una ampliación de los mercados de títulos de distintas categorías. Las amplias inversiones hechas en Suiza en esta época ejercieron una influencia benéfica y condujeron ala creación de bolsas.

El comercio de los títulos se hace en Suiza en siete bolsas, siendo las más importantes, según el orden de antigüedad: Ginebra, Basilea y Zurich.

Las siete plazas bursátiles, unidas en la Asociación de las bolsas suizas son:

  • La cámara de la bolsa de Basilea ("Borsenkammer des kantons Basel-Stadt").
  • La unión de la bolsa de Berna;
  • La Camarada la bolsa de Ginebra;
  • La Bolsa de Lausanne;
  • La Bolsa de Neuchatel;
  • La Unión de bolsa de efectos de Zurich("Effektenborsenverein Zurich")
  • La bolsa de efectos de Saint-Gall.

Suiza no tiene legislación federal sobre bolsas. La ley de bancos, de 8 de septiembre de 1930 establece que el comerciante de título no esta sometido a la legislación de los bancos, en lo que se refiere a su campo de actividad. La única disposición valedera para todas las bolsas señala que la cotización de los títulos extranjeros tienen que ser presentada a la oficina suiza de admisión".Este acuerdo no tiene carácter legal, pero existe bajo la forma de un "consentimiento "entre las bolsas, el departamento federal de las Finanzas y el banco Nacional Suizo.

Las bolsas están organizadas, en cada plaza, bajo la forma de sociedades de derecho privado. Respecto a Basilea y Zurich, que tiene una legislación cantonal, esta asociación tiene una naturaleza limitativa y de monopolio que es de derecho público; el estado pone una bolsa a su disposición.

  1. La ciudad de Basilea, célebre a causa de su gran feria anual y de sus mercados, con su situación geográfica favorable al tránsito en todas las direcciones, ha tenido una fuerte actividad comercial desde la Edad Media. Los cambistas tuvieron un papel importante en las distintas transacciones monetarias que fueron el origen de los primeros negocios "bancarios". Dichos cambistas forman una asociación, y una carta de 1286 les había otorgado el privilegio del cambio y del comercio con dinero. A principios del siglo XVI había sido decidida la institución de un establecimiento de cambio.

    Las transacciones bursátiles, en el sentido actual del término, solo surgieron con la aparición de los valores mobiliarios. Solamente los corredores pueden ser considerados como los precursores de la bolsa actual. El ordenamiento que regia para ellos, del año 1683, estuvo en vigor hasta 1854. La actividad bursátil, que tuvo su desarrollo en al segunda mitad del siglo XIX, fue la causa de la creación, en 1876, de una "bolsa de subasta". La primera ley Basilea de la bolsa entró en vigor el 8 de abril de 1897; instituyó la Cámara de la bolsa.

  2. BOLSA DE BASILEA.

    Al contrario que en las instituciones semejantes, la Bolsa de Ginebra, la más antigua de Suiza, nació de una iniciativa privada. En el siglo XVII, "corredores de cambio" efectuaban a veces, al lado de la compra y la venta de efectos de cambio, contrataciones de los primeros valores mobiliarios que existían en el mercado. En 1719 se pensó en establecer una bolsa, pero el proyecto nunca fue ejecutado.

    Los corredores de cambio, o "agentes de cambio" existieron, por tanto, mucho tiempo antes que la bolsa. Un reglamento de 1787, sobre los agentes de cambio, les prohibía realizar cualquier negocio en descubierto y les imponía un registro de sus operaciones. De trece, en el momento de la anexión francesa, el Emperador Napoleón redujo su número a ocho y cada uno tenía que depositar una fianza de 12000 F. Por decreto imperial, se creó una bolsa en 1808. Este primer intento de instituir una bolsa por intervención del Estado no tuvo larga vida. En 1849, un corredor de cambio genovés publicó, por primera vez, una cotización personal de los cambios y de algunos efectos mobiliarios. El 28 de febrero de 1850, una convención firmada entre corredores creó la "Sociedad de los Agentes de Cambio". Su reglamento estaba inspirado por los que se encontraban en vigor en las Bolsas de Paris y de Londres. Esta creación implicó la apertura de una bolsa donde, al principio, se reunían 16 miembros. Las contrataciones se efectuaban en voz baja.

    El año de 1850 es, por tanto, la fecha oficial de la fundación de la Bolsa de Ginebra. Sin embargo, el gobierno se quedó resentido con la independencia de los agentes de cambio y, mediante su ley 1856, otorgó a cualquier persona el derecho a operar como agente de cambio, a través de su inscripción en la cancillería. La sociedad de los agentes de cambio se opuso a esta decisión, y después de negociaciones con el gobierno surge la ley 20 de diciembre de 1856 que establece que la bolsa esta abierta a todas las personas inscritas en la cancillería como agentes de cambio, pero impone la restricción de que solo la "Sociedad de los Agentes de Cambio" tendrá reservada una rueda de la bolsa; el gobierno delegará en uno o varios comisarios, y las sesiones serán publicas.

    La bolsa funcionará bajo este régimen de la Sociedad de agentes de cambio hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. Entre tanto los establecimientos de crédito abrieron sucursales en Ginebra. Se enfrentan dos conceptos: a la conservación del monopolio de los agentes de cambio independientes, se opone el sistema en vigor en las bolsas alemanas donde, en un mercado cerrado, los propios banqueros contratan a la "rueda". El estado designa una comisión de expertos encargada de estudiar una reorganización de la bolsa.

    Sobreviene un acuerdo que, en 1930, instituye la "Cámara de la Bolsa de Ginebra", una sociedad cooperativa de la que se hacen socios los bancos de la plaza y los agentes de cambio que forman parte de la antigua organización; no obstante, solamente dichos agentes tienen el derecho a ocupar una "rueda".

    Habrá que esperar hasta finales de 1944 para llegar a la organización actual, en la cual los agentes de cambio, los banqueros privados y los establecimientos de crédito tienen acceso a la "rueda".

    La ley de 1856, modificada por la ley de 15 de noviembre de 1958, precisa que "la bolsa es la reunión, bajo la autoridad de la ley, de los agentes de cambio y de los corredores de comercio, para la negociación de los distintos valores. Esta reunión tiene lugar en la cuidad de Ginebra, cada día no festivo, a la hora fijada por la Cámara de la Bolsa"

    El reglamento de ejecución de esta ley de 1856, modificada por la ley de noviembre de 1958, dispone que la bolsa de Ginebra sea administrada por la Cámara de la Bolsa", según los estatutos y un reglamento interior aprobado por el Consejo de Estado. Establece que la bolsa está abierta al público durante sus sesiones.

  3. BOLSA DE GINEBRA.
  4. BOLSA DE ZURICH.

Como consecuencia del desarrollo de sus empresas, la cuidad de Zurich, capital de un cantón donde se ha implantado la naciente industria en Suiza, se ha convertido en una plaza financiera que, como Basilea y Ginebra a principio del siglo XIV, poseía sus cambistas y sus corredores de valores.

Mucho antes de la creación de una bolsa oficial, existían una serie de reglamentaciones respecto a los "broker" y a los intermediarios en el negocio de los valores. Sin embargo, solamente es en 1877 cuando fue creada la organización que recibió el nombre de "Effektenbörsenverein Zurich" (Unión de Bolsa de Efectos de Zurich).

Existen pocos datos respecto a los primeros años de la bolsa de Zurich. La primera relación detallada que conocemos es del año1882. El 2 de diciembre de 1883, los electores de Zurich aprueban una ley respecto a los "broker" y a los representantes en bolsa. Poco después, una ley no menos importante conseguía una fuente de ingresos para el cantón de Zurich, estableciendo una taza sobre las transacciones bursátiles.

Al principio del siglo XX, una reforma de dichos reglamentos fue impuesta tras una fuerte baja de los valores poco seguros, recomendados por personas extrañas a la bolsa. Fue votada entonces una nueva ley el 22 de diciembre de 1912, siendo dicha ley la que todavía rige actualmente la Bolsa de Zurich.

Zurich, una metrópoli industrial y financiera de Suiza, ha visto a su Bolsa alcanzar una gran amplitud y convertirse en el mercado mas activo de ese país.

    HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN CANADÁ

    Desde principios del siglo XIX existían valores mobiliarios canadienses en manos del público. Al principio esos valores –esencialmente bonos y obligaciones- estaban en manos extranjeras. El desarrollo de las provincias occidentales del Canadá, por ejemplo, se debe principalmente a la ayuda de los bancos británicos.

    Durante los decenios de 1830 y 1840, y los principales centros comerciales de Toronto y Montreal, varias empresas que negociaban mediante comisiones muchas mercancías, también trataban en valores mobiliarios. Progresivamente algunas de estas empresas de comisionarios se especializaron en la negociación de valores mobiliarios, de forma que en 1842, se creó el "Montreal Board of Stock and Produce brokers" destinado a realizar contrataciones de valores mobiliarios. Seguidamente en 1863, se constituyó un "Comité de los Brokers", para determinar en sus líneas generales, las modalidades del cálculo de las comisiones, las condiciones de introducción en la cotización y, de forma general, las reglas a que debían obedecer los miembros. En Toronto, el "Toronto Stock Exchange" fue creada en 1852 y, en 1865, se constituyó un comité para autorizar la publicación semanal de la relación de los valores cotizados.

    En 1872, El "Toronto Stock Exchange" se convirtió en una sociedad, después de haber sido votada una ley por la provincia de Notario. Se estipularon comisiones uniformes sobre las transacciones, el 0,5 por ciento sobre las acciones y obligaciones, y la mitad (1/4%) sobre las transacciones cuyo importe fuera superior a 2000 dólares.

    El "Stock Exchange" de Montreal se convirtió en una sociedad tras la votación de una ley en Québec, en 1974. En dicha bolsa son cotizados 63 valores, entre los cuales 21 de bancos, 10 valores industriales y 9 bonos y obligaciones emitidos por el gobierno provincial y los municipios. El Montreal Stock Exchange continuó siendo el principal mercado canadiense de los valores mobiliarios hacia 1930, habiéndose contratado en esta fecha el volumen más importante de acciones desde la Primera Guerra Mundial. Las construcciones de los ferrocarriles en las provincias occidentales del Canadá, el descubrimiento de las minas de oro en la Colombia Británica y la demanda de "capitales de riesgo", condujeron a un alza considerable de las acciones industriales y mineras. Como consecuencia de ello, se creó, en 1896, el "Toronto Stock and Mining Exchange" (con 25 miembros), seguido en 1897 de la creación del "Standard Stock and Mining Exchange". Estas dos bolsas realizaron una fusión, en 1899, bajo el nombre de la segunda bolsa mencionada.

    En 1926, el "Montreal Curb Market" inició sus operaciones, y a continuación. Contrató todos los valores fuera de cotización, hasta entonces negociados en el "Montreal Stock Exchange". En 1953, el "Montreal Curb Market" cambió su nombre y se llamó el "Canadian Stock Exchange". El 1º de enero de 1974 fue absorbido por el Montreal Stock Exchange.

    Actualmente, además del "Toronto Stock Exchange", existen 4 bolsas mas canadienses; el Vancouver Stock Exchange creado en 1907, el Winnipeg Stock Exchange creado en 1903, que sin embargo sólo empezó a funcionar en 1909, el Calgary Stock Exchange que fue creado en 1913, desapareciendo en 1916 y volvió a abrir en 1926, cuando se manifestó nuevamente interés por los valores petrolíferos

    HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN JAPÓN

    La Bolsa de Tokio fue fundada en 1878 y su historia se identifica con la del mercado de los valores mobiliarios en Japón. Sin embargo, durante la primera mitad de su existencia no logró realizar más que de forma muy insuficiente las funciones propias de una bolsa. A medida que se iba desarrollando la economía del Japón, las empresas crecieron en número y en tamaño, pero en su mayoría, las mas importantes, estaban controladas por varias familias muy ricas –Zaibatsu- mediante "holdings", de forma que el público apenas podía participar en ellas. El papel de la bolsa como instrumento de inversión de ahorros de toda la nación y del desarrollo industrial fue, así, extremadamente limitado. En consecuencia las operaciones bursátiles se limitaban a operaciones especulativas limitadas a una gama muy restringida de títulos.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, las bolsas de valores mobiliarios estuvieron cerradas hasta 1949 y, mientras tanto, la economía japonesa fue reformada, sobre todo en lo concerniente al mercado de valores mobiliarios. Una de las reformas consistió en la disolución de los "Zaibatsu". Así, las acciones poseídas por los "holdings", los "Zaibatsu", los títulos en mano de los organismos estatales y de las corporaciones públicas suspendidas tras la derrota, las acciones de las empresas señaladas por la ley antimonopolios y la ley referente a la interdicción de una concentración excesiva de las fuerzas económicas de 1947 y, por último, una parte de las acciones del Estado, fueron ofrecidas al público.

    El mundo bursátil, encargado de la venta de las acciones así "liberadas", ha encabezado una campaña de divulgación educativa a escala nacional a favor de la inversión en valores inmobiliarios para lograr colocar las acciones en un público que no estaba al corriente de este tipo de operaciones.

    Esta ha sido la "campaña de democratización de las acciones". Las acciones puestas en circulación, cuyo valor total equivalía al 45 por ciento de los capitales invertidos por las sociedades establecidas en Japón, han sido distribuidas a los inversionistas privados, abriendo así el camino al auge del mercado de los valores mobiliarios.

    Por otra parte, en 1948, fue promulgada la ley que reglamenta las operaciones bursátiles, estableciéndose en ella los elementos para una sólida protección de los intereses de los inversionistas, y desarrollo del mercado de los valores mobiliarios. Dicha ley, al igual que las leyes americanas sobre valores mobiliarios de 1933, y de operaciones bursátiles de 1934, ha sido instituida como la legislación fundamental que regula el mercado de los valores mobiliarios en lo referente a la emisión y a la circulación de los valores. Esta ley marcó un jalón en la historia del mercado de los valores mobiliarios de Japón, sobre todo e lo referente a los tres puntos siguientes: en primer lugar, quedó establecido el régimen de declaración en materia de suscripción pública de títulos; posteriormente, las bolsas de valores mobiliarios fueron reorganizadas bajo la forma de instituciones autónomas; por último, las operaciones bancarias y las operaciones bursátiles fueron aisladas.

    De acuerdo con la ley que regula las operaciones bursátiles, las bolsas japonesas han introducido en el boletín de cotización, a partir de 1949, las acciones adquiridas por el público tras la campaña de "democratización", desempeñando así el papel de bolsas al servicio del público. Se subraya que las bolsas, en el momento de su reapertura, no solo han modificado su estructura, sino también han realizado una modificación fundamental de la técnica de las operaciones, aboliendo el sistema de operaciones a plazo para realizar únicamente las transacciones al contado. Además los agentes de cambio han quedado obligados a realizar, en el mercado, cualquier operación referente a las acciones cotizadas, de forma que sea establecido un precio real, y que la circulación sea armoniosa.

    En 1951 fue promulgada la ley sobre "inversión fiduciaria" por lo que las sociedades de valores (agentes de cambio) garantizan desde entonces el servicio de "inversión fiduciaria". Este servicio, sobre todo desde 1955, al comienzo de un periodo de crecimiento intensivo de la economía japonesa, se convirtió en un potente motor del ahorro popular.

    El mercado de los valores mobiliarios ha conocido u período de "boom" desde 1960 hasta el primer semestre de 1961. A continuación ha sufrido un estancamiento, a causa de un cambio de orientación económica. De este modo el estímulo a la inversión ha disminuido, mientras que, por otra parte una fuerte de manda de capitales por parte de las empresas, lo que obligó a la emisión de nuevas acciones, rompió el equilibrio entre la demanda y la oferta, ocasionando un grave marasmo al mercado desde 1964 hasta 1965. Para evitar que la situación se vuelva aún mas grave, han sido tomadas medidas preventivas, especialmente las tomadas en el sistema de acumulación de los valores durante el periodo 1964-1965, con el apoyo del Gobierno y de las Autoridades Financieras.

    Desde 1965 la aplicación estricta de los reglamentos bursátiles ha mejorado las condiciones de las transacciones, a la vez que el aumento del número de los representantes públicos en la junta directiva, y la consolidación de los poderes del presidente de la bolsa, reforzaban el carácter público de la institución. En el campo legislativo, la ley que regula las operaciones bursátiles ha sido modificada en 1965 y las sociedades de valores están sometidas, desde 1968, al régimen de licencia, lo que ha contribuido a mejorar el comportamiento financiero de dichas instituciones.

    Después del estancamiento de 1965, la economía japonesa ha recobrado su ritmo intensivo, y el volumen de las transacciones en la bolsa ha alcanzado, en 1972, un nivel jamás conocido. Con la negociación de 338 millones de acciones en promedio diario. Desde 1965, el mercado está caracterizado por inversiones, cada vez más numerosas, de personas jurídicas nacionales y de inversores extranjeros. En relación con el aumento más débil de las transacciones practicadas por los accionistas particulares, de forma que el porcentaje de las acciones poseídas posparticulares tiene la propensión a disminuir. El aumento de la participación extranjera en el mercado, por una parte, y el aumento de las inversiones japonesas en valores extranjeros (debido al relajamiento del control de los cambios) por otra, se traducen en un notable desarrollo de los intercambios internacionales.

    El mundo de hoy esta en vías de internacionalización. Los negocios bursátiles no pueden ser la excepción. La bolsa de Tokio fue admitida en 1970 como miembro regular de la Federación internacional de bolsas de valores con el padrinazgo, en particular de la Bolsa de Paris.

    HISTORIA DE LAS BOLSAS DE VALORES EN SUDÁFRICA

    La bolsa de valores de Johannesburgo fue creada para hacer posible el intercambio de valores de empresas mineras y financieras, poco después del descubrimiento de las minas de oro de Witwatersrand en 1886.

    La bolsa data de noviembre de 1887 y fue creada por Benjamín Woollan. Hoy día es la única que existe en Sudáfrica. Su primera sede estuvo en la calle Simmonds, entre las de Market y Commissioner. En 18889, este edificio fue demolido para dar lugar a una bolsa de dos pisos situada en el mismo lugar. Dicha bolsa persistió hasta 1903, cuando se construyó una tercera bolsa en la calle Hollard que prestó sus servicios durante 54 años. Esta fue demolida en 1957 y se construyó e su lugar un edificio de 13 pisos –la sede actual del Johannesburgo Stock Exchange. Las operaciones se reanudaron en noviembre de 1960.

    En 1964 fue creada una división de inspección, presidida por un experto –contable. Las atribuciones de este departamento son:

    • Examinar los balances de inventarios dos veces al año
    • Verificar las cuentas mensuales presentadas por los corredores, de acuerdo con el reglamento "00" de la bolsa. Dicho reglamento determina las operaciones excepcionales que puede realizar la mayor cuantía que el capital dispone de un broker.
    • Controlar la situación de algunos corredores respecto a las exigencias del comité en materia de capital mínimo o de restricciones respecto al riesgo de ciertas operaciones.
    • Verificar, cada semana, las cuentas presentadas por los brokers de acuerdo con los términos de la sección 13 de la ley "Stock Exchange Control Act".
    • Visitar al azar y sin aviso previo, las oficinas de cualquier sociedad de África del Sur admitida a la cotización, para verificar su cumple con las exigencias de la ley "Stock Exchange Control Act", los estatutos y reglamentos.
    • En caso de necesidad, preceder bajo todas las formas posibles, el examen de los libros de contabilidad de una empresa de corretaje para examinar si existe fundamento en las denuncias formuladas contra un broker por un cliente o por otro broker.
    • Ejercer mediante un mandato dado por el comité una investigación referente a las acciones de cualquier sociedad cotizada en bolsa.
    • Y efectuar determinados estudios estadísticos.

    Anexos

    Cuadro 1. DIFERENCIA ENTRE LOS BROKERS Y LOS DEALERS

    BROKERS

    DEALERS

    Ponen en contacto a los compradores y vendedores de activos financieros actuando por cuenta de terceros.

    Ponen en contacto a los compradores y vendedores de activos financieros actuando por cuenta propia

    No toman posiciones en los mercados

    Toman posiciones en los mercados

    Sus beneficios vienen dados por el cobro de comisiones por las operaciones realizadas

    Sus beneficios vienen dados por la diferencia entre los precios de venta a los inversores y de compra en los mercados

    No incurren en riesgo de mercado ni de cartera

    Incurren en riesgo de mercado y de cartera

    Para su constitución no precisan de recursos financieros y garantías tan elevados como los dealers, dado que asumen menos riesgo

    Para su constitución precisan de un elevado volumen de recursos financieros y garantías, dado que incurren en riesgo de mercado.

    _______________________

    Fuente: LOPEZ PASCUAL, Juan; ROJO SUARÉZ, Javier. Los mercados de valores. Organización y funcionamiento. Pág. 150 (Cáp. 5: las Bolsas de valores)

     

    Cuadro No 2. CLASIFICACION DE LAS ACCIONES ATENDIENDO A DISTINTOS CRITERIOS

    CRITERIO

    CLASIFICACION

    CONCEPTO

    Según la forma de representación

    Títulos

    La propiedad de la acción viene representada físicamente por la posesión de títulos. Su importancia es residual con posterioridad a la ley del mercado de valores

    Anotación en cuenta

    La propiedad de la acción viene representada por un asiento contable en el registro correspondiente. Esta forma de representación facilita la movilidad del valor y su liquidez.

    Forma de emisión

    Sobre la par

    El precio de emisión es superior al valor nominal. Implica la existencia de una prima de emisión que engrosara la cuenta de reservas

    A la par

    El precio de emisión es igual al valor nominal.

    Bajo la par

    El precio de emisión es inferior al valor nominal. En España no están autorizadas legalmente.

    Acciones en contraprestación monetaria

    La contraprestación a la suscripción de la acción es dinero.

    Acciones en contraprestación en especies

    La contraprestación a la suscripción de la acción no es monetaria, sino que puede ser algún elemento patrimonial.

    Acciones liberadas

    No existe contraprestación. Son acciones repartidas gratuitamente entre los antiguos accionistas con cargo a las reservas acumuladas.

    En función del derecho al voto

    Acciones con derecho al voto

    incluyen el derecho inherente a la propiedad de las acciones de votar en junta general de accionistas.

    Acciones sin derecho al voto

    Excluyen a su propietario del derecho al voto. Como compensación suelen ofrecer un dividendo adicional, que puede tener el carácter de acumulativo o no acumulativo en el caso de que en algún ejercicio no se pueda repartir.

    En función de la existencia de derechos adicionales

    Acciones ordinarias

    Otorgan los derechos de índole económica y política ya comentados.

    Acciones preferentes

    Otorgan el derecho a la percepción de un dividendo fijo en todos los ejercicios, que tiene el carácter de acumulativo. Pueden ser amortizables periódicamente y, en caso de quiebra de la sociedad emisora, los accionistas preferentes cobrarán después que los acreedores, aunque antes que los accionistas ordinarios

    Fuente: LOPEZ PASCUAL, Juan; Los mercados de valores. Pág. 119-120 (Cáp. 4: las emisiones de activos de renta variable).

      BOLSA DE VALORES DE NUEVA YORK

        13.1- ENTORNO.

        Wall Street es una calle, una dirección en la ciudad de New York, que va exactamente es de Roosevelt Drive cerca del East River, hasta la vieja iglesia de la Trinidad. Pero esta no es la calle a la que se refieren cuando alguien pregunta "¿cómo funciona Wall Street?" ó "¿quién dice Wall Street?". Esta Wall Street es un mercado.

        Específicamente es un mercado donde los comerciantes agentes y clientes se encuentran para vender y comprar acciones y bonos. Se componen de todos los sitios individuales y de toda la comunidad de intereses que los une y la cual es vigilada muy de cerca por la Comisión de Valores e Intercambio – SEC. Siendo de esta manera una forma corta y conveniente de refererirse a la bolsa donde los valores se negocian en un proceso de subasta: la Bolsa de Valores de New York – NYSE, la Bolsa Americana de Valores – AMEX y las bolsas de valores regionales.

        También incluye la cadena nacional de corredores/negociantes conocida como el mercado fuera de bolsa OTC, las firmad de corredores y sus empleados, y una gran diversidad de inversionistas tanto individuales como institucionales. Wall Street también debe definirse con mayor presición de acuerdo con sus dos funciones más importante: proporcionar un mercado primario y un mercado secundario.

        13.2- HISTORIA.

        El camino de tierra adquirió su nombre Wall Street (Calle del Muro), debido a un muro de tapia construido a lo largo de éste, poco tiempo después de que NY fuera fundada como un centro de comercio holandés en el año 1.609. el muro más tarde mejorado con una cerca de madera, fue construido para mantener las vacas adentro y los indios afuera. Poco sobre su éxito con las vacas.

        13.2.1- RESEÑA HISTÓRICA

        La historia de la Bolsa de Nuevo York (NYSE) tiene orígenes que datan de más de 200 años, de la firma del acuerdo del Buttonwood de 24 corredores de bolsa y de los comerciantes de New York City en 1792.

        Los primeros comerciantes tuvieron muchos negocios. Compraban y vendían productos del sector agropecuario: tales como pieles, melaza y tabaco; comercializaban monedas extranjeras, aseguraban con mercancía y especulaban con tierra. Sin embargo no invertían formalmente en acciones y bonos ya que hasta la posesión de George Washington, Wall Street no tenía Bolsa de Valores.  

        La Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange, NYSE, en inglés) es el mayor mercado de valores del mundo en volumen monetario y el primero en número de empresas adscritas. Su masa en acciones fue superada por la del NASDAQ durante los años 90, pero el capital de las compañías listadas en la NYSE es cinco veces mayor que en el NASDAQ. La Bolsa de Nueva York cuenta con un volumen anual de transacciones de 21 billones de dólares, incluyendo los 7,1 billones de compañías no estadounidenses.

        Sus antecedentes se remontan a 1792, cuando 24 comerciantes y corredores de Nueva York firmaron el acuerdo conocido como "Buttonwood Agreement", en el cual se establecían reglas para comerciar con acciones.

        Fue creada en 1817, cuando un grupo de corredores de bolsa se organizaron formando un comité llamado "New York Stock and Exchange Board" (NYS&EB) con la finalidad de poder controlar el flujo de acciones que en aquellos tiempos se negociaban libremente y principalmente en la acera de Wall Street.

        En 1863 cambió de nombre por el de "New York Stock Exchange" (NYSE), nombre que conserva hasta nuestros días, y se establece en Wall Street esquina con Broad Street dos años después.

        En 1918, después de la Primera Guerra Mundial, se convierte en la principal casa de bolsa del mundo, dejando atrás a la de Londres.

        El jueves 24 de octubre de 1929, llamado a partir de entonces el Jueves Negro, se produjo una de las más grandes caídas en esta bolsa, que produciría la recesión económica más importante de los Estados Unidos en el siglo XX, la "Gran Depresión".

        Actualmente es administrada por el NYSE Group, que fue formado con la fusión de NYSE y Archipielago Holdings, una bolsa de valores electrónica. NYSE Group cotiza actualmente en su propia bolsa de valores.


        Partes: 1, 2, 3, 4


         Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

        Comentarios


        Trabajos relacionados

        Ver mas trabajos de Finanzas

         

        Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


        Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.