Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estrés por Frío (página 3)

Enviado por Fabiana Aruta



Partes: 1, 2, 3


CAPÍTULO II

ESTRÉS POR FRÍO EN EL TRABAJO

2. Determinación del estrés por frío en el trabajo

2.1. Evaluación del riesgo por enfriamiento general del cuerpo Intercambio de calor entre el organismo y el ambiente

Para la evaluación del riesgo por enfriamiento general se propone el cálculo del índice IREQ (aislamiento requerido del atuendo). El IREQ es el aislamiento del vestido necesario para que se cumpla la ecuación del balance térmico, cuya expresión es la siguiente:

M - W = Eres + Cres + E + K + R + C + S (1)

Donde M es la actividad metabólica del trabajo, W es la potencia mecánica (la mayoría de las veces cuantitativamente despreciable), Cres y Eres son los términos de calor sensible y latente respectivamente debido a la diferencia de temperatura y humedad del aire inspirado y exhalado, E es el calor cedido por evaporación del sudor, K es el calor intercambiado entre el cuerpo y superficies en contacto con él (también es despreciable su valor frente a los otros términos y se considera asumida su influencia en el balance a través de los términos C y R, que son los términos de intercambio de calor por convección y radiación respectivamente, mientras que S es el calor acumulado por el organismo, cuyo valor permite conocer tiempos máximo de permanencia en un ambiente determinado.

El valor de cada uno de los términos mencionados (todos ellos se expresan como potencia por unidad de superficie corporal, watios/m2 ) viene determinado por las siguientes ecuaciones:

Cres = 0,0014 M (tex-ta) (2)

Eres = 0,0173 M (pex-pa) (3)

E = w (psks-pa)/Rt (4)

C = fcl hc (tcl-ta) (5)

R = fcl hr (tcl-tr) (6)

donde:

tex es la temperatura del aire exhalado, tex = 29 + 0,2ta

ta es la temperatura seca del aire

pex es la presión parcial del vapor de agua en el aire exhalado, que se calcula sabiendo que

pex = 0,1333 e [18,6686-4030,183/(tex +235)]

pa es la presión parcial del vapor de agua en el aire ambiente y se calcula mediante la expresión:

pa = (HR/100) 0,1333 e [18,6686-4030,183/(ta +235)]

siendo HR la humedad relativa en %.

w es la fracción de piel húmeda que participa en la evaporación del sudor. Su valor se encuentra entre 0,06 (no hay prácticamente evaporación) y 1 (piel totalmente mojada)

psks es la presión de saturación del vapor de agua a la temperatura de la piel y puede calcularse a partir de la expresión:

psks = 0,1333 e [18,6686-4030,183/(tsk +235)] ,

siendo tsk la temperatura de la piel.

Rt es la resistencia evaporativa del vestido y se obtiene de la expresión Rt =0,16 [fcl /(hc+hr)+Iclr]

fcl es un factor de superficie del vestido tal que fcl = 1 + 1,97 Iclr

hc es el coeficiente de convección,

hc = 3,5+5,2 var si var £1 m/s

hc = 8,7 var 0,6 si var >1 m/s

var es la velocidad relativa del aire, su valor se calcula a partir de

var = va+ 0,0052 (M-58)

siendo va la velocidad medida del aire.

hr es el coeficiente de transferencia de calor por radiación, que se calcula según la expresión

hr = s esk Ar /ADU [(tcl + 273)4-(t r + 273)4 ] / (tcl-tr),

donde s es la constante de Stefan Boltzman (5,67 · 10-8 w/m2 K4 ) y esk es la emisividad del atuendo (0,95). Si la temperatura radiante media (tr) es muy alta, esk varía claramente con el color de la ropa y debe ajustarse su valor.

Ar /ADU es la fracción de superficie corporal participante en los intercambios de calor por radiación y depende de la postura del cuerpo. Puede tomarse el valor 0,77 para la mayoría de situaciones.

Iclr es la resistencia térmica del vestido considerando las condiciones reales de utilización. Se obtiene a partir de la resistencia térmica del vestido (Icl) extraída de las tablas correspondientes (ver Norma ISO 9920 ó resumen en tabla 2) y teniendo en cuenta la actividad metabólica M de la siguiente forma:

Iclr = 0,9 Icl si M £ 100 w/m2

Iclr = 0,8 Icl si M > 100 w/m2

2.2. Tabla 6: Criterios para la determinación del IREQ y valoración del enfriamiento local

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales. Madrid.

2.3. Flujo de calor a través del vestido y cálculo del IREQ

El flujo de calor a través de la ropa de trabajo se lleva a cabo por conducción, convección y radiación (intercambio de calor seco) y por evaporación del sudor (intercambio de calor latente). El efecto del vestido en este último ya viene contabilizado por la expresión (4) mientras que el calor seco fluye dependiendo de la resistencia térmica de aquél (Iclr) y del gradiente de temperatura entre la superficie de la piel (tsk) y la superficie del vestido (tcl).

Como el flujo de calor seco (R + C,) a través de la superficie del vestido es equivalente al intercambio de calor entre la superficie del vestido y el ambiente, se justifican las ecuaciones (5) y (6) en el cálculo del balance térmico, pero también se pueden expresar los valores de C y R en función de la resistencia térmica del vestido de la siguiente forma:

(tsk tcl) / Iclr = R + C (7)

De la ecuación (1) se deduce que

R + C = M - W - Eres - Cres - K - E - S

donde el término K es despreciable.

El índice IREQ es el valor de Iclr que hace cumplir la ecuación del balance térmico con pérdida neta de calor nula (S = 0), de forma que representa la resistencia térmica del vestido necesaria para evitar el enfriamiento general del cuerpo, por lo que teniendo en cuenta además la expresión (7) se obtiene:

R + C = M - W - Eres - Cres - E.... (8)

y

IREQ = (tsk - tcl) / (M - W - Eres - Cres - E) (9)

La ecuación (9) contiene dos variables desconocidas (IREQ y tcl); de ella se despeja tcl :

tcl = tsk - IREQ (M - W - Eres - Cres - E)

Al sustituir t cl en la ecuación (8), los términos C y R contienen así mismo esa variable por lo que debe resolverse (8) por iteración.

2.4. Cálculo del IREQmin e IREQneutro

El hecho de que se cumpla la ecuación del balance térmico (S=0), no implica necesariamente que la situación sea confortable, antes bien, admite numerosas soluciones en las que la temperatura interna del cuerpo se mantiene constante (no son previsibles efectos adversos por estrés térmico o estrés por frío) pero el ambiente sería considerado de inconfortable por el individuo expuesto.

Se dice que existe confort térmico cuando la sensación es neutra respecto al ambiente térmico. La situación de confort térmico implica que los valores de la temperatura de la piel y la evaporación del sudor estén acotados entre ciertos límites. Para la evaluación de la exposición al frío mediante el índice IREQ, se propone el cálculo de dos valores de éste, IREQmin e IREQneutro.

El primero de ellos representa el aislamiento térmico del vestido (Iclr) mínimo para evitar el enfriamiento general del cuerpo. El segundo corresponde al Iclr que proporcionará además confort térmico.

Para el cálculo de ambos índices se emplean valores diferentes de tsk (temperatura de la piel) en función de la actividad metabólica y de w (humedad de la piel) en la resolución de la ecuación (8), según el criterio de la tabla 2.

2.5. Cálculo del tiempo máximo de exposición y tiempo de recuperación

2.5.1. Tiempo máximo admisible

Un individuo trabajando en un ambiente frío cuya resistencia térmica del vestido (Iclr) sea menor que el IREQmin está expuesto a riesgo de estrés por frío con posibles efectos adversos para su salud al cabo de un tiempo determinado. En este caso la pérdida neta de calor del cuerpo es S ¹ 0, por lo que al cabo de un tiempo T la energía calorífica neta perdida (Q) será Q = SxT. Se admite un valor máximo de pérdida de energía calorífica neta, Qlim = -40wh/m2, para individuos físicamente sanos (ver tabla 2). Al principio de la exposición, y por un tiempo limitado (20-30 minutos), hay una pérdida neta de calor en los tejidos, mayoritariamente causada por enfriamiento de la piel y reducción de la circulación periférica, que corresponde a una pérdida de calor de aproximadamente 40 Wh/m2. Se equilibra entonces la temperatura del cuerpo y el almacenamiento de calor es nulo.

Para calcular el tiempo máximo de permanencia o exposición a un ambiente frío (para evitar el riesgo de enfriamiento general) debe conocerse el valor de S a partir de las expresiones:

R + C = M - W - Eres - Cres - E - S .... (10)

y

Iclr = (tsk - tcl ) /(M - W - Eres - Cres - E - S) (11)

derivadas de (8) y (9) cuando S ¹ 0. La resolución debe realizarse como en el cálculo del IREQ, por iteración.

Una vez conocido el valor S, se obtiene el tiempo máximo de permanencia en el ambiente frío a través de la expresión:

Tmax = Qlim /S (12)

2.5.2. Tiempo de recuperación

Desde el punto de vista preventivo es útil conocer el tiempo de recuperación necesario para que un individuo expuesto a ambientes fríos, en los que S < 0, recupere la energía calorífica que ha perdido. Es de suponer que el periodo de recuperación se llevará a cabo bajo condiciones diferentes a las de trabajo, es decir que las variables termohigrométricas, la actividad metabólica, y el aislamiento térmico del vestido, tendrán nuevos valores. Para que el organismo recupere energía calorífica, el término S´ debe ser positivo y se obtiene de las ecuaciones (10) y (11) como en el caso del cálculo de Tmax , sustituyendo los valores de las variables correspondientes al trabajo por las de recuperación. A continuación se emplea la expresión:

Trec = Qlim /S’ (13)

donde Qlim = 40 wh/m2

Los cálculos del tiempo máximo de exposición y de recuperación se pueden estimar tanto para prevenir el riego de enfriamiento general del cuerpo como para evitar el inconfort. En el primer caso se empleará un valor de tsk = 30°C y w = 0,06 y en el segundo, tsk = 35,7 - 0,0285 M y w = 0,001 M, tal como se estableció para el cálculo del IREQmin y del IREQneutro (ver tabla 2).

El cálculo exacto del IREQ, tiempo máximo admisible y tiempo de recuperación precisa la utilización de un programa informático o calculadora programable. En las tabla 8 se dan los valores del IREQ en función de la velocidad y la temperatura del aire y del nivel de actividad; en las tablas 9 a 13 se da una selección de los valores calculados de T max para distintos valores del aislamiento del vestido, de la temperatura del aire y del nivel de actividad. En el documento ISO/TR 11079:1993, se publica el programa informático adecuado para la resolución de todos los cálculos precisos.

2.6. Tabla 7: Valores de IREQ en función de la velocidad y la temperatura del aire y del nivel de actividad


Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.7. Tabla 8: Valores de Tmax (horas) en función de las características del vestido y de la temperatura del aire para M=80 w/m2 y distintos valores de la velocidad del aire, Var


Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.8. Tabla 10: Valores de Tmax (horas) en función de las características del vestido y de la temperatura del aire para M=115 w/m2 y distintos valores de la velocidad del aire, Var


Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.9. Tabla 11. Valores de Tmax (horas) en función de las características del vestido y de la temperatura del aire para M = 145 w/m2 y distintos valores de la velocidad del aire, Var


Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.10. Tabla 11: Valores de Tmax (horas) en función de las características del vestido y de la temperatura del aire para M=200 w/m2 y distintos valores de la velocidad del aire, Var

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.11. Tabla 12: Valores de Tmax (horas) en función de las características del vestido y de la temperatura del aire para M=250 w/m2 y distintos valores de la velocidad del aire, Va

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.12. Ejemplo de aplicación

Se desea valorar la exposición laboral al frío de un individuo que trabaja en un almacén frigorífico a -20 °C de temperatura del aire, realizando tareas de transporte con traspalé, manejo y clasificación de cajas de productos congelados. Su actividad metabólica se puede calcular teniendo en cuenta la siguiente distribución de tiempo (tabla 13).

2.12.1. Tabla 13. Actividad del trabajo

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

(*) Los valores de potencia calorífica y la división de la actividad en componentes son los correspondientes a la propuesta de la American Conference of Governmental Industrial Hygienists (ACGIH) para el cálculo de la potencia calorífica total debida a la actividad.

El atuendo o vestimenta del individuo se compone de las siguientes prendas:

Ropa interior (camiseta de manga larga y calzoncillos), camisa de manga larga de franela y pantalón del mismo tejido, pullover grueso, parka, calcetines gruesos, botas y guantes.

2.13. Tabla 14. Temperatura de congelación para diferentes valores de temperatura y velocidad del aire (en negrita los valores de tch que implican WCI ³ 1600)

La humedad relativa en el almacén es del 50%, la velocidad del aire de 0.2 m/s y la temperatura radiante es igual a la del aire (tr = ta).

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.14. Resolución

La actividad metabólica M se estima a partir de los datos disponibles de la siguiente forma (ver NTP-322.93):

M = 0.6x0.6 kcal/min + 0.4x2.0 kcal/min + 0.9x1.5 kcal/min + 0.1x2.5 kcal/min + 1x1 kcal/min = 3.76 kcal/min = 144.4 W/m2

El valor de la resistencia térmica del vestido según sus componentes, extraído de la tabla 4, es de Icl = 2.03 clo.

2.15. Tabla 15. Valores de la resistencia térmica específica del atuendo

1 clo = 0,155 m2 °C w-1

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

De las tablas 8 y 11 para M = 145 W/m2 y ta = 20°C obtenemos, respectivamente, para var = 0.2 m/s e Icl = 2 clo, los siguientes valores:

IREQmin = 2.20 clo

Tmax = 1,16 horas

El valor de IREQmin de 2.20 clo equivale a una vestimenta según tablas de 2.75 clo ya que se debe preveer un 25% más de resistencia térmica cuando los valores son teóricos. Como que el individuo en cuestión viste con 2 clo deberá proveerse al mismo de ropa que alcance mayor nivel de aislamiento térmico o reducir la exposición habitual hasta aproximadamente 1 hora, puesto que según el valor del IREQmin (<Iclr) existe riesgo de estrés por frío debido al enfriamiento general del cuerpo.

Para conocer con exactitud el aumento de resistencia térmica del atuendo necesario o el tiempo de recuperación del individuo en las condiciones actuales después de la exposición máxima de 70 minutos, es necesario disponer de un programa informático.

2.16. Enfriamiento localizado

El enfriamiento de algunas partes del cuerpo especialmente manos, pies y cabeza, puede producir inconfort, disminución de la destreza manual y daños por frío.

La evaluación de los riesgos debidos al enfriamiento localizado se puede llevar a cabo a través del índice experimental WCI (Wind Chill Index), especialmente indicado para exposiciones al frío en exteriores basado en el poder de enfriamiento del viento.

El WCI (potencia calorífica perdida) se calcula a través de la expresión:

WCI = (hc + hr) (tsk-ta) (14)

El valor de hr es independiente del viento y es pequeño en relación a hc a altas velocidades del aire, por lo que la expresión (14), expresando WCI en w/m2 se transforma,

WCI = 1,16 (10,45 + 10(var)-1/2 -var) (33-ta) (15)

El valor máximo de WCI admisible para evitar daños por enfriamiento localizado, es de 1600 w/m2. (Tabla 2) Se define la temperatura de congelación (tch) como la temperatura ambiente que para valores de var £ 1,8 m/s, posee el mismo poder de enfriamiento que las condiciones existentes, se puede obtener de la siguiente expresión:

tch = 33 WCI / 25,5 (16)

En la tabla 5 se muestran los efectos del frío a diferentes valores de WCI y Tch , mientras que en la tabla 6 figuran los valores de tch según la temperatura del aire y la velocidad del viento.

2.17. Tabla 16. Efectos del frío para diferentes valores de WCI y tch

Fuente: Pablo Luna Mendaza. NTP 462. Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales

2.18. Cálculo de la temperatura del aire a partir de la del termómetro

Si hay fuerte carga de radiación, los errores en la medida de la temperatura del aire pueden ser considerables. Para lograr una medición termométrica lo más exacta posible, será conveniente recubrir el sistema termométrico con una pintura reflectante para reducir su coeficiente de emisión.

Todos los equipos poseen un tiempo de respuesta: tiempo que tarda en pasar desde una temperatura inicial T0 a una temperatura final TA. El tiempo de respuesta que puede ser calculado a partir de la constante de tiempo x= la constante de tiempo del instrumento es suministrada por el fabricante.

Tt = T0 + (TA - T0 (1 - e -q/x )

2.19. Instrumentos de medida de la temperatura del aire

Medida fundamentalmente por termómetros de diversos tipos:

a. Termómetros de líquidos: generalmente de mercurio. Útil de - 40º C hasta 350º C.

Inconvenientes: Fragilidad

Elevada constante de tiempo (200 a 800 sg)

Ventajas: Alta simplicidad del método

b. Termómetros de resistencia: se basa en una comparación con otras resistencias (la de referencia fija y constante durante la medida). Las más usadas:

- Hierro-níquel

- Platino

Presentan respuesta lineal

"x" = 390 sg.

c. Termómetros termoeléctricos: Empleados en estudios fisiológicos "x": 30-50 sg.

Inconvenientes: Precio alto

Mala sensibilidad

Ventajas: "x" pequeña

Permiten hacer medidas remotas en varios puntos simultáneamente.

Respuesta lineal

d. Termistores: son semiconductores.

Ventajas: uso sencillo

Sensibilidad elevada

Constante de tiempo 2x2 prácticamente nula

Inconvenientes: Elevado precio

Respuesta no lineal (obliga a calibraciones constantes)

2.20. Medida de la velocidad del aire

Interviene la velocidad del aire en los intercambios por convección y evaporación.

Sin difíciles de medir, los más adecuados son los basados en la transferencia de calor entre un cuerpo caliente y el ambiente.

Catatermómetro: Termómetro de dilatación de líquido (alcohol) con un bulbo de gran volumen. Cayó hace tiempo en desuso pues su forma, dimensiones y propiedades térmicas difieren notablemente de las del cuerpo humano.

Termoanemómetros: Basados en el mismo principio que el catatermómetro, pero mide la pérdida de calor por unidad de tiempo.

2.21. Medida de la humedad del aire

La humedad absoluta del aire controla la evaporación del sudor; si es elevada, éste se dificulta (es una barrera térmica para el organismo).

2.21.1. Psicrómetro

Formado por: Dos termómetros

Artificio para producir convección forzada del aire alrededor de los mismos.

2.22. Instrumentos para la medición de la humedad del aire

Se llaman higrómetros. Clasificados en:

Higrómetros de condensación: Alta presión y elevado precio, difíciles de manejar

Higrómetros de variación de la conductividad eléctrica

para humedad absoluta

para humedad relativa

Higrómetros de absorción: son pocos precisos, de bajo precio, necesitan frecuentes calibraciones y su medida es indirecta

2.23. Determinación de la temperatura equivalente de radiación

Este concepto permite el cálculo indirecto de los intercambios por radiación entre el hombre y el recinto.

Se la ha definido como la temperatura de las paredes de un recinto virtual para el que la temperatura de las paredes es uniforme y las transferencias por radiación en este ambiente son iguales a las transferencias por radiación en el recinto real.

Un aparato para la medición de esta temperatura es el termómetro de globo negro que consiste en una esfera negra, en cuyo centro se coloca el bulbo de un termómetro de mercurio o un termopar o una sonda de resistencia.

- Diámetro de la esfera: 15 cm.

- Construida la esfera en cobre o aluminio (buenos conductores del calor), su espesor debe estar comprendido entre 0,005 a 0,2 mm.

- Superficie exterior pintada de negro mate (absorbe la radiación proveniente de las paredes del recinto).

La temperatura equivalente de radiación puede calcularse a partir de la ecuación:

T 4

W = T 4

G + 2,8 . 10 8 (TG - TA)

CAPÍTULO III

FRIGORÍFICO ACONCAGUA

3. Caso práctico de estudio

3.1. Responsabilidad Social Empresaria

El Frigorífico Aconcagua S.A. (FASA) (con control accionario en manos de un empresario bonaerense vinculado a las frazadas, asociado a un bodeguero mendocino y a muchos accionistas chicos) es una sociedad anónima de capitales privados mendocinos que nace en junio de 1945 a partir de la necesidad de un grupo de productores de la Sociedad de Exportadores de Frutas Frescas, que decidió constituir una sociedad anónima con el objetivo de instalar y explotar un frigorífico para su producción de frutas.

Radicado en un predio emplazado dentro del departamento Godoy Cruz de la provincia de Mendoza, el frigorífico se caracterizó por el permanente crecimiento a lo largo de su medio siglo de existencia, acompañando al sector de frutas con mejoras y actualizaciones técnicas acordes a la nueva tecnología disponible en el mercado nacional. No obstante ello, durante los ´90 muchos productores, por contar ya con sus propios frigoríficos, dejaron de recurrir a Frigoríficos Aconcagua. Ello generó capacidad ociosa y una baja en la demanda de servicios, llegando a tener dificultades financieras a mediados de esa década porque los mayores productores recurrían a la firma sólo para colocar sus excedentes de producción.

Este nuevo escenario obligó a FASA a salir a buscar nuevos clientes, a fin de compensar la creciente disponibilidad de espacio ocioso de cámaras con o sin frío. Frente a un panorama difícil, con cierto grado de parálisis institucional, un grupo de profesionales adquiere un volumen de acciones y reorienta la gestión comercial y operativa de la empresa entre los años 1998 y 1999.

"En 1998 FASA inició un necesario proceso basado en un enfoque moderno, profesional y sistemático de gestión, centrado en la calidad y basado en nuestra gente. Esto nos llevó progresiva y paulatinamente desde la implementación y certificación de sistemas de gestión de calidad, medio ambiente, salud y seguridad ocupacional, hasta la cooperación interempresaria en apoyo a solucionar problemas de nuestra sociedad, como es la participación en Inversión Social y Voluntariado en la Fundación Banco de Alimentos", destacó Osvaldo Roby, directivo de Frigoríficos Aconcagua.

Tras 50 años de vida como empresa de servicios vinculada a la actividad frutihortícola y como la mayor oferente de frío de la provincia (15% del mercado), el Frigorífico Aconcagua inició en el 2002, un programa de reestructuración empresaria que incluye la eliminación de la dispersión accionaria -a nivel de directorio-, la sustitución de importaciones de agroquímicos para los productores de frutas, la diversificación de actividades y la apuesta muy fuerte a la mejora y la calidad.

Se amplió la recepción de vinos finos que comenzó lentamente en 1998, y hoy una parte de las instalaciones de Avenida Costanera en Godoy Cruz se han convertido en guarda de espumantes y finos de todo tipo para 15 bodegas grandes, pequeñas y boutiques. "Hicimos inversiones blandas con vistas a generar muy buenas condiciones operativas en el parque de elevadores", confirma el gerente Osvaldo Roby. Ahora ha aumentado significativamente el número de cargas y descargas diarias, al punto que puede llegar a los 50 camiones y equipos diarios entre la carga y la descarga.

Al mismo tiempo se han debido acondicionar los elevadores ya que se trabaja con productos de alto valor agregado y nivel de fragilidad, en especial en materia de vino embotellado.

"Cuando movemos un palet que pesa 1.000 kg por el vino embotellado, estamos levantando en valor el equivalente a un auto cero kilómetro", destaca Roby.

Pero el Frigorífico Aconcagua también recibe en depósito vinos en etapas de proceso que necesitan temperaturas adecuadas. Es el caso del champán fermentado en botellas.

La empresa de frío decidió recostarse definitivamente sobre la vitivinicultura, luego de haber sufrido en el año 2001, el peor nivel de ingreso de fruta para depósito en frío. Y en este sentido agudizó las ventajas comparativas que ofrece el frigorífico en materia de ubicación (al lado de la Avenida Costanera), pensando en su posicionamiento como centro de distribución para los operadores logísticos.

Pero la diversificación hacia el área vitivinícola no implica una sustitución de actividades, ya que la empresa ratifica que su centro seguirá apuntando a la fruticultura.

En ese sentido, en su otro frigorífico en Tunuyán, ya instaló una planta de polisulfuro de calcio con vistas a sustituir importaciones y ofrecer este agroquímico a los productores de Tunuyán a un menor precio. "Esto garantiza un mayor nivel de sanidad, una mejor perspectiva exportadora y -para nosotros- un mayor volumen de ingreso de fruta al frigorífico", afirma Roby.

Se prevé producir 2.000 tambores de 200 litros a lo largo de este año. Y si bien esta actividad ha sido encarada como transitoria, todo indica que se mantendrá algunos años.

En el caso de Frigorífico Aconcagua, el cambio cultural fue arduo. "Concientizamos al trabajador para que ordene su lugar de trabajo antes de irse a su casa, que la suciedad no la podía tirar afuera del límite de la empresa. Tuvimos una resistencia que es natural en personas que están acostumbradas a desempeñarse de una forma determinada. Empezamos trayendo gente de afuera, a la que vimos hablar de la necesidad de sacar la empresa a flote. Esos referentes nos explicaron cómo está cambiando el mundo. Luego comenzamos una etapa de sensibilización de la gente en áreas específicas de calidad con charlas cortas de incentivación", explicó Roby.

Este proceso de reconversión de FASA genera las condiciones propicias para ordenar su gestión dentro del marco de normas y, en diciembre de 2002, se logra una triple certificación simultanea al cumplir dentro de una misma auditoría las normas ISO 9001/2000 (Sistema de Calidad) y 14001/1996 (Impactos y Riesgos Medioambientales) e IRAM 3800/2000 (Seguridad y Salud Ocupacional), constituyéndose en la segunda empresa del país en alcanzar la certificación de estas tres normas, hasta el momento sólo había sido obtenido ante IRAM por la filial argentina de la alemana Osram.

Este modelo de gestión es aplicado a los servicios de refrigeración de frutas, conservación de productos con o sin refrigeración, carga, descarga y consolidación de cargas, para lo cual se debió llevar a cabo una fuerte reingeniería de procesos en materia de planificación, ejecución, control y registración de actividades. La empresa debió repensarse operativamente, pasar por auditorías internas y contratar una certificadora para la auditoría externa.

"Hemos aplicado el principio fundamental de mejora continua, que consiste en abrir las puertas a la calidad y luego sostenerla en forma creciente", afirma el gerente Osvaldo Roby en Frigorífico Aconcagua. De aquí en más esta empresa mendocina tendrá la obligación de contratar auditorías de mantenimiento para poder reafirmar la condición de calidad: es decir que -hacia adelante- deberá revalidar títulos ‘rindiendo bien’ exámenes trianuales, so pena de perder la condición alcanzada.

Aunque en la empresa se destaca que la búsqueda de la calidad tiene por finalidad un mejor ordenamiento interno antes que un fin comercial, la triple certificación deja al Frigorífico Aconcagua en condiciones de dar respuesta válida a los análisis de riesgo y control de puntos críticos que deben superar las empresas agroalimentarias que quieran exportar a Estados Unidos (HACCP), o a las exigencias del manual de buenas prácticas agrícolas que se reclama a los exportadores a Europa. Ambos -junto con las disposiciones vigentes para productos orgánicos- son requisitos que se deberán aplicar en forma efectiva.

Siguiendo la línea de cumplimiento de buenas prácticas laborales, la empresa logra en febrero de 2004 la certificación de las normas IRAM 14102 (Buenas Prácticas de Manufactura) e IRAM 14104-HACCP (Análisis de Puntos Críticos), siendo la primera firma del país en alcanzar estas cinco certificaciones. Cabe destacar además que, en abril del 2005, la dirección de FASA adhirió voluntariamente al Pacto Global que promueve Naciones Unidas, comprometiéndose a incorporar los nueve principios dentro de la gestión de la empresa.

Con una dotación de 35 personas, la empresa -además de asistir a los productores de frutas frescas de la región- ha diversificado su cartera de clientes de manera acorde a sus instalaciones, proveyendo su servicio a supermercados, bodegas, productores avícolas y otros clientes afines al sector alimentos y bebidas que requieren de un espacio acondicionado para la guarda de sus productos en Mendoza.

3.2. Medidas preventivas de Frigorífico Aconcagua

"Básicamente, primero se hace una identificación de los peligros, y en una segunda etapa comienza la tarea de soluciones", comentó Roby.

"Por ejemplo -continúa-, vimos que teníamos una escalera con escalones muy deslizantes y nos dimos cuenta de que ahí debíamos poner gomas para evitar accidentes".

Una de las herramientas clave que utiliza Frigorífico Aconcagua para motivar a su personal es el incentivo a capacitarse. "Al inicio de nuestra gestión (año ’98) invertíamos sólo una decena de horas por año en capacitación de nuestro personal. En el año 2002 pasamos a dedicarle 230 horas y este año pensamos ocupar alrededor de 270 horas en el tema", aseguró el responsable de la firma.

Asimismo, desde adentro de la empresa se impulsa a los integrantes de la misma a estudiar carreras técnicas relacionadas con su actividad, lo que permite la autorrealización del trabajador, uno de los pilares de la motivación.

En la misma línea, los directivos de la empresa comentaron que todo el personal tiene a su disposición un médico tres veces por semana.

"Además de la actitud que significa hacia el trabajador el tema de cuidar su salud, hay que tener en cuenta que un empleado que falta a su empleo tiene un costo para la empresa, pero más allá de esto, hay que recordar que esa persona tiene una responsabilidad dentro de la organización, y el hecho de que no esté altera todo el proceso. Una empresa es su gente, no es ni sus edificios ni sus negocios", explicó Roby.

En este sentido, también es política de la firma tener una relación abierta entre todas las personas que conforman la unidad económica. "Por ejemplo, nuestra empresa es muy dependiente de la electricidad. El año pasado, un operario generó una idea para disminuir alrededor del 20% de la factura de energía. Y nosotros, por nuestra parte, retribuimos esa actitud con el equivalente en dinero del 10% de ese ahorro", contó el ejecutivo.

Bajo la tutela de un médico, desde el año 1999 se inició una campaña sanitaria dentro del establecimiento, que dio paso al uso de libretas sanitarias y a la realización de estudios clínicos completos a todo el personal propio y eventuales trabajadores dentro del predio de FASA (como changarines y fleteros). Gracias a ello, se pudo detectar un empleado con enfermedad venérea y otro personal externo con diabetes, a los cuales se les dio un seguimiento particular desde la empresa. También, desde el 2000 la empresa desarrolla anualmente una campaña de vacunación, supervisada por un profesional; ésta comenzó con la vacuna antigripal y el año pasado se amplió para incluir la vacuna antitetánica y la de hepatitis B, abarcando tanto a personal propio como a subcontratistas, fleteros, changarines y personal de clientes que trabaja dentro del predio de FASA.

A ello se suma que, desde marzo de 2003, la empresa cuenta con un consultorio médico dentro del establecimiento: el médico dedica dos horas semanales, de las seis que tiene contratadas, a atender las consultas del personal y hacer el seguimiento de los casos particulares, además de brindar capacitación en primeros auxilios y socorrismo.

3.3. Capacitación al personal

En 1999 se reordena la estructura de la empresa mediante un plan de profesionalización de sus actuales empleados, acorde a su potencial y posición dentro del organigrama. Este programa se inicia becando y generando las facilidades horarias para que dos empleados seleccionados concurrieran durante los años 1999 y 2000 al ITU (Instituto Tecnológico Universitario) a cursar el Programa de Mantenimiento Industrial. Luego se capacitó a dos trabajadores para cumplir las funciones de implementadores y auditores internos, haciendo uso de un programa para PyMEs, que genera la Presidencia la Nación en conjunto con organismos alemanes (DGQ y PTB). Otros dos trabajadores fueron becados para realizar el curso de "Operación de Recipientes a Presión" en la UTN Regional Mendoza, y el programa se mantiene en el 2004 con dos empleados más.

También, continuando con su plan de capacitación y a través de la Oficina de IRAM en Mendoza, se capacita a todo el personal en la gestión de las normas de calidad certificadas (ISO 9001/2000, ISO 14001/96 e IRAM 3800). Finalmente, hay un trabajador becado para cursar la Tecnicatura en Higiene y Seguridad Industrial y dos en la Tecnicatura en Refrigeración Industrial a través de las Escuelas Newton.

La Dirección de FASA ha formalizado su compromiso con las universidades de la región, estableciendo distintos convenios de asistencia con la Facultad de Ciencias Agrarias y con el ITU de la Universidad Nacional de Cuyo. Cinco alumnos del área de calidad de las carreras de Bromatología y Ciencias Agrarias asisten anualmente a FASA para realizar prácticas rentadas durante la temporada de fruta. Este programa establece la asistencia de 4 horas diarias, de lunes a viernes, durante un período de 45 a 60 días.

Durante los años 2001 y 2002, alumnos de la asignatura Gestión de Calidad de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo asistieron a FASA a realizar pasantías durante un período de tres meses. Asimismo, alumnos de distintas carreras como Logística, Marketing o Mantenimiento Industrial, asisten a FASA para hacer prácticas no rentadas durante un período de uno a tres meses, fijándose un cupo de aproximadamente cinco alumnos por año.

Dentro de este marco, también se accedió a que cuatro alumnos del último año de la Escuela Secundaria 4-038 Arturo Jaureche, de la localidad de Ugarteche, asistieran a la empresa para realizar prácticas laborales.

3.4. Informe técnico de FASA

Objeto

Determinar las condiciones térmicas en la que realizan su labor los operarios de FASA en la Cámara 3 del cuerpo C, relacionada con las actividades del frigorífico y lo indicado la Resolución 295/03 de la SRT.-

Antecedentes

Los valores limites para el estrés térmico por frío están destinados a proteger a los trabajadores de los efectos más graves tanto por el estrés por frío (hipotermia) como por las lesiones causadas por el frío, y a describir las condiciones de trabajo con frío por debajo de las cuales se cree que se pueden exponer repetidamente a casi todos los trabajadores sin efectos adversos para la salud.-

El objetivo de los valores limites es impedir que la temperatura interna del cuerpo descienda por debajo de los 36°C y prevenir las lesiones por frío en las extremidades del cuerpo.-

Además de las previsiones para la protección total del cuerpo, el objetivo de los valores limite es proteger a todas las partes del cuerpo y en especial a las manos, los pies y la cabeza de las lesiones por frío.-

Resultados

Se evalúo la velocidad del aire en el pasillo central de la Cámara 3 del cuerpo C. Para ello se utilizó un velometro marca ALNOR Velometer jr.

Temperatura de la Cámara 3. -2º C

Velocidad del aire en el pasillo central : 2 Km/h (velocidad estimada del viento).-

Velocidad del aire en contacto con autoelevadorista: 6 Km/h (velocidad estimada del viento).-

De la tabla 2 Estrés Térmico por frío de la Resolución 295/79 se observa que:

  • Para una velocidad estimada del viento (medida), de 2 Km/h, la Temperatura equivalente de enfriamiento es de –2,5 º C.-
  • Para una velocidad estimada del viento (medida), de 6 Km/h, la Temperatura equivalente de enfriamiento es de –3,5 º C.-

Puestos a evaluar

A - Autoelevadorista: Realiza trabajos de estibaje durante un periodo máximo de una hora, en el interior de la cámara o sino entra estiba o desestiba y sale a la antecámara, este ciclo dura aproximadamente unos dos minutos.-

En este puesto de trabajo, el autoelevadorista, esta sometido a una Temperatura equivalente de enfriamiento de –3,5º C, porque se encuentra expuesto a una velocidad de viento cuando el autoelevador se encuentra en movimiento de 6 Km/h

  1. A temperaturas del aire de 2°C o menos, es imperativo que el Autoelevadorista que trabaja en la Cámara, cuya ropa se mojó, se le permita cambiarse de ropa inmediatamente y se le trate la hipotermia, en caso de que la padezca.-
  2. Como el trabajo que efectúa el Autoelevadorista se realiza en un ambiente por debajo de los 4°C se debe proveer de protección corporal total o adicional.-
  3. En trabajos con exposición al frío a una temperatura de –1º C o inferior, se excluirá a los Autoelevadoristas que padezcan de enfermedades o estén tomando medicación que entorpezca la regulación normal de la temperatura corporal o reduzca la tolerancia del trabajo en ambientes fríos.-
  4. De acuerdo con la normativa vigente no se establece un plan de trabajo/calentamiento para turnos de cuatro horas porque se trabaja un máximo de una hora y la temperatura de la Cámara es superior a los -25º C (veinticinco grados centígrados bajo cero).-

B - Descongelador: Descongela el evaporador con agua, puede estar expuesto a salpicaduras, el tiempo de limpieza en el interior de la cámara es de un máximo de unos 45 minutos para descongelar los dos evaporadores.-

  1. A temperaturas del aire de 2°C o menos, es imperativo que el Descongelador cuya ropa se mojo, se le permita cambiarse de ropa inmediatamente y se le trate la hipotermia, en caso de este se encuentre afectado por la misma.-
  2. Como el trabajo que efectúa el Descongelador se realiza en un ambiente por debajo de los 4º C se debe proveer de protección corporal total o adicional.-
  3. En trabajos con exposición al frío a una temperatura de –1º C o inferior, se excluirá al Descongelador que padezca de enfermedades o esté tomando medicación que entorpezca la regulación normal de la temperatura corporal o reduzca la tolerancia del trabajo en ambientes fríos.-
  4. Como el trabajo en cuestión solamente es ligero y la ropa que lleva `puesta el trabajador puede mojarse en el lugar de trabajo, la capa exterior de la ropa que se use puede ser de un tipo impermeable al agua. Con trabajo más, fuerte en tales condiciones, la capa exterior debe ser hidrófuga, debiendo el trabajador cambiarse de ropa exterior cuando esta se moje. Las prendas exteriores han de permitir una fácil ventilación con el fin de impedir que las capas internas se mojen con sudor.-
  5. Si se realiza un trabajo a temperaturas normales o en un medio ambiente caluroso antes de entrar a una zona fría el empleado se ha de asegurar de que las ropas no estén húmedas a consecuencia del sudor. Si tiene la ropa húmeda, el empleado se deberá cambiar y ponerse ropa seca antes de entrar en la zona fría.-
  6. De acuerdo con la normativa vigente no se establece un plan de trabajo/calentamiento para turnos de cuatro horas porque se trabaja un máximo de cuarenta y cinco minutos y la temperatura de la Cámara es superior a los -25º C (veinticinco grados centígrados bajo cero).-

C - Personal de limpieza: Utiliza para realizar la limpieza de las cámaras una lavasecadora, tiempo máximo de trabajo una hora, después sale de la cámara durante 15 minutos.-

  1. A temperaturas del aire de 2º C o menos, es imperativo que el personal de limpieza cuya ropa se mojó, se le permita cambiarse de ropa inmediatamente y se les trate la hipotermia, en caso que se encuentre afectado por la misma.-
  2. Como el trabajo que efectúa el Personal de limpieza se realiza en un ambiente por debajo de los 4º C se debe proveer de protección corporal total o adicional.-
  3. En trabajos con exposición al frío a una temperatura de –1º C o inferior, se excluirá al Personal de limpieza que padezcan de enfermedades o estén tomando medicación que entorpezca la regulación normal de la temperatura corporal o reduzca la tolerancia del trabajo en ambientes fríos.-
  4. Como el trabajo en cuestión solamente es ligero y la ropa que lleva puesta el trabajador puede mojarse en el lugar de trabajo, la capa exterior de la ropa que se use puede ser de un tipo impermeable al agua. Con trabajo más, fuerte en tales condiciones, la capa exterior debe ser hidrófuga, debiendo el trabajador cambiarse de ropa exterior cuando esta se moje. Las prendas exteriores han de permitir una fácil ventilación con el fin de impedir que las capas internas se mojen con sudor.-
  5. Si lo Trabajadores de limpieza han realizado un trabajo a temperaturas normales o en un medio ambiente caluroso antes de entrar a una zona fría el empleado se asegurar de que las ropas no estén húmedas a consecuencia del sudor. Si tiene la ropa húmeda, el empleado se deberá cambiar y ponerse ropa seca antes de entrar en la zona fría.-
  6. De acuerdo con la normativa vigente no se establece un plan de trabajo/calentamiento para turnos de cuatro horas porque se trabaja un máximo de una hora, se descansa fuera de la Cámara y la temperatura de la Cámara es superior a los -25º C (veinticinco grados centígrados bajo cero).-

D - Temperaturista: Toma las temperaturas de las cámaras, por cada una se demora unos 5 minutos, las temperaturas son tomadas en 8 cámaras, en cada turno de trabajo. Tiempo total de exposición cuarenta minutos.-

  1. A temperaturas del aire de 2º C o menos, es imperativo que el temperaturista cuya ropa se mojó, se le permita cambiarse de ropa inmediatamente y se les trate la hipotermia, en caso que se encuentre afectado por la misma.-
  2. Como el trabajo que efectúa el Temperaturista se realiza en un ambiente por debajo de los 4º C se debe proveer de protección corporal total o adicional.-
  3. En trabajos con exposición al frío a una temperatura de –1º C o inferior, se excluirá al Temperaturista que padezca de enfermedad o estén tomando medicación que entorpezca la regulación normal de la temperatura corporal o reduzca la tolerancia del trabajo en ambientes fríos.-
  4. De acuerdo con la normativa vigente no se establece un plan de trabajo/calentamiento para turnos de cuatro horas porque se trabaja un máximo de cuarenta minutos y la temperatura de la Cámara es superior a los -25º C (veinticinco grados centígrados bajo cero).-

Condiciones generales para los puestos de trabajo antes enumerados

  1. Hay que proveer a los trabajadores de ropa aislante seca adecuada para mantener la temperatura del cuerpo por encima de los 36º C, si el trabajo se realiza a temperaturas del aire inferiores a 4º C.-
  2. Los trabajadores de más edad o aquellos que tiene problemas circulatorios, requieren especial protección preventiva contra las lesiones por el frío.-
  3. Si hay que realizar trabajos de precisión con las manos al descubierto durante mas de 20 minutos en un ambiente por debajo de los 16º C, se deben tomar medidas adecuadas para mantener las manos calientes (chorro de aire caliente, aparatos de calefacción, placas calientes, etc.)
  4. Para trabajos sedentarios para temperaturas menores de 16°C, trabajos ligeros con temperaturas menores de 4°C, los trabajadores deben usar guantes.-
  5. En las cámaras frigoríficas, la velocidad del aire se debe minimizar cuando sea posible, no sobrepasando el valor de 1m/seg en el lugar de trabajo, lo cual se puede conseguir mediante sistemas de distribución de aire diseñados de manera apropiada.-
  6. En todo lugar de trabajo en que la temperatura esté por debajo de los 16°C se debe disponer de termometría adecuada, para cumplir con los requisitos de los valores limites por temperatura.-
  7. Siempre que la temperatura del aire en un lugar de trabajo descienda por debajo de –1º C, cada 4 horas, por lo menos, se deberá medir y registrar la temperatura del bulbo seco.-
  8. En lugares de trabajo cerrados se debe registrar la velocidad del viento, por lo menos cada 4 horas, siempre que la velocidad de movimiento del aire sobrepase los 2 metros por segundo (8 Km/hora).-
  9. Si el trabajo se realiza en un medio ambiente a o por debajo de 4º C, hay que proveer protección corporal adicional. Los trabajadores llevarán ropa protectora adecuada para el nivel de frío y la actividad física cuando:
  • La velocidad del aire en el lugar de trabajo aumenta con el viento, corrientes o equipos de ventilación artificial, el efecto del enfriamiento por el viento se reducirá protegiendo (apantallando) la zona de trabajo o bien usando una prenda exterior de capas cortaviento fácil de quitar.-
  • Los trabajadores se cambiarán a intervalos diarios regulares de medias y de todas las plantillas de fieltro que se puedan quitar, o bien se usarán botas impermeables que eviten la absorción de la humedad.-
  • La frecuencia óptima del cambio de ropa se determinar de manera empírica, variando con el individuo y según el tipo de calzado que se use y la cantidad de sudoración de los pies del individuo.

3.5. Trabajo de campo

El personal trabaja 8 hs sin periodos de descanso preestablecidos.

Los elementos de protección personal son: ropa de abrigo normalizada por condición higrotérmica (mameluco térmico, gorro de abrigo queda descubierta la cara,), guantes de abrigo (moteado), zapatos de seguridad, campera de abrigo (croton), casco, según área de trabajo protección auditiva y antiparras, máscara completa con filtro de amoníaco y metilamina

Las temperaturas según las cámaras son:

  • Productos congelados: -20º C.
  • Frutas: -1º C y -2º C
  • Vinos 10º C y 12º C

En salud preocupacional se debe tener:

  • Placa mento nazo facial,
  • Vacuna antigripal,
  • Calendario vacunatorio completo (antitetánica) y vacuna hepatitis B

Dentro de las cámaras los operarios trabajan con radios porque a veces los trabajos son solitarios.

Encuesta realizada a empleados de Frigorífico Aconcagua S. A.

 

No

¿Conoce los riesgos del trabajo en ambientes frigoríficos?

   

La empresa, ¿Le entregado ropa adecuada?

   

¿Ha recibido algún tipo de capacitación, sobre trabajo en ambientes fríos?

   

¿Tiene un lugar de descanso caliente y seco?

   

¿Ha efectuado reconocimientos médicos previos?

   

¿Consume algún tipo de medicamento en forma periódica?

   

Riesgo del trabajo en ambientes frigoríficos

¿Conoce los riesgos del trabajo en ambientes frigoríficos?

Fuente. Elaboración propia.

Sobre un total de 35 empleados, el 94%, conoce los riesgos del trabajo en ambientes frigoríficos. Este alto porcentaje se debe a que la empresa tiene un gran compromiso con las normas de seguridad y con la información que brinda a sus trabajadores.

Ropa adecuada

La empresa, ¿Le entregado ropa adecuada?

Fuente. Elaboración propia.

La empresa hace entrega de ropa adecuada a todo el personal de la misma, dos veces por año.

Capacitación

¿Ha recibido algún tipo de capacitación, sobre trabajo en ambientes fríos?

Fuente. Elaboración propia.

El 71% de los empleados ha recibido algún tipo de capacitación específica sobre trabajo en ambientes fríos, en la empresa existen programas de capacitación que se realizan periódicamente, y se espera que en un futuro próximo el 100% de los empleados reciba la capacitación adecuada.

Lugar de descanso

¿Tiene un lugar de descanso caliente y seco?

Fuente. Elaboración propia.

Todos los empleados tienen una sala adecuada para gozar de periodos de descanso.

Consumo de medicamentos

¿Consume algún tipo de medicamento en forma periódica?

Fuente. Elaboración propia.

Si bien existe un 14% de los empleados que consumen medicamentos en forma periódica, ninguno de esos medicamentos es contraindicado para personas que trabajan en ambientes fríos.

CONCLUSIONES

De acuerdo al caso práctico seleccionado para el estudio del estrés por frío: Frigorífico Aconcagua S.A., a través de la observación directa, consultas realizadas al personal que trabaja en la empresa y según los estudios teóricos de investigación realizados, se puede llegar a las siguientes conclusiones:

La exposición laboral a ambientes fríos (cámaras frigoríficas, almacenes fríos, trabajos en el exterior, etc.) depende fundamentalmente de la temperatura del aire y de la velocidad del aire. El enfriamiento del cuerpo o de los miembros que quedan al descubierto puede originar hipotermia o su congelación.

El cuerpo humano genera energía a través de numerosas reacciones bioquímicas cuya base son los compuestos que forman los alimentos y el oxígeno del aire inhalado. La energía que se crea se emplea en mantener las funciones vitales, realizar esfuerzos, movimientos, etc. Gran parte de esta energía desprendida es calorífica. El calor generado debe mantener la temperatura del organismo constante.

Si el flujo de calor cedido al ambiente es excesivo, la temperatura del cuerpo desciende y se dice que existe riesgo de estrés por frío. Se generan entonces una serie de mecanismos destinados a aumentar la generación interna de calor y disminuir su pérdida, entre ellos destacan el aumento involuntario de la actividad metabólica (tiritones) y la vasoconstricción. Los tiritones implica la activación de los músculos con la correspondiente generación de energía acompañada de calor.

La vasoconstricción trata de disminuir el flujo de sangre a la superficie del cuerpo y dificultar así la disipación de calor al ambiente. Paradójicamente y debido a la vasoconstricción, los miembros más alejados del núcleo central del organismo ven disminuido el flujo de sangre y por lo tanto del calor que ésta transporta, por lo que su temperatura desciende y existe riesgo de congelación en manos, pies, etc.

Estos dos efectos principales del frío, descenso de la temperatura interna (hipotermia) y congelación de los miembros originan la subdivisión de las situaciones de estrés por frío en enfriamiento general del cuerpo y enfriamiento local de ciertas partes del cuerpo (extremidades, cara, etc.)

De acuerdo a lo observado en la empresa en la que se realiza el trabajo de campo, se puede inferir que Frigorífico Aconcagua S.A. tiene un gran compromiso con la seguridad laboral y con la capacitación de su personal, esto visto en la adhesión a las normas de seguridad y en la relación con las distintas universidades e institutos de capacitación del medio.

Sin embargo, para realizar la prevención de las consecuencias del frío sobre los trabajadores, en general, es fundamental conocer y prestar atención a los síntomas derivados de la exposición al mismo, con el fin de adoptar las medidas preventivas y de protección propuestas seguidamente:

  • La organización del trabajo deberá permitir el descanso en lugar caliente y seco, debiendo realizar pausas siempre que sea necesario con el fin de recuperar la pérdida de energía calorífica, y planificando los trabajos en las zonas más frías (naves, espacios sombreados...) en las horas centrales y más cálidas del día, evitando además en lo posible mantener posturas estáticas.
  • Deberá cuidarse la alimentación, tratando de proporcionar al organismo la necesaria aportación de calorías, dado el incremento de la demanda experimentado para compensar la actividad laboral y las contracciones musculares.
  • Es importante el consumo de líquidos, debiendo incrementarse la ingestión de bebidas templadas, dulces, sin cafeína y no alcohólicas con el fin de compensar la pérdida de agua a través de los pulmones y la piel y prevenir de este modo una posible deshidratación. Minimizar especialmente el consumo de café como diurético para disminuir la pérdida de agua y evitar la vasodilatación.
  • La protección individual obligará a hacer uso de ropa adecuada, combinando diferentes capas en lugar de una única prenda con el fin de generar un efecto aislante, tratando de no dificultar la capacidad de movimiento del trabajador.
  • Controlar la exposición directa a las corrientes de aire y la humedad, haciendo uso de ropa cortaviento y sustituyendo las prendas humedecidas por su influencia en el riesgo de estrés por frío.
  • En relación con la vigilancia de la salud, es aconsejable consultar al Servicio Médico con el fin de detectar posibles disfunciones y especiales sensibilidades, así como, en su caso, valorar el efecto que sobre el trabajador puede tener el consumo de determinados medicamentos.
  • Estas medidas deberán complementarse con un periodo previo de aclimatación para los trabajadores de nuevo ingreso y para aquellos otros que se reincorporen tras un periodo de ausencia prolongada, llevando a cabo exposiciones sucesivas y de corta duración para ir progresando a lo largo de los días siguientes.

Medidas preventivas: La actuación preventiva frente al riesgo de estrés por frío pasa mayoritariamente por el control sobre aquellas variables que intervienen en el balance térmico, susceptibles de modificación.

  • Reconocimientos médicos previos. Detectar disfunciones circulatorias, problemas dérmicos, respiratorios, etc.
  • Excluir individuos con medicación que interfiera la regulación de temperatura. Evitar pérdidas excesivas de energía calorífica.
  • Medir periódicamente la temperatura y la velocidad del aire. Controlar las dos variables termohigrométricas de mayor influencia en el riesgo de estrés por frío.
  • Modificar la dirección de los difusores de aire (interiores, cámaras, etc.). Reducir la velocidad del aire.
  • Seleccionar la vestimenta adecuada. Facilitar evaporación del sudor. Minimizar pérdidas de calor a través de la ropa.
  • Protección de extremidades. Evitar enfriamiento localizado. Minimizar el descenso de la temperatura de la piel.
  • Utilizar ropa cortaviento. Reducir la velocidad del aire.
  • Controlar el ritmo de trabajo. Aumentar el metabolismo para generar mayor potencia calorífica evitando excederse, ya que podría aumentar la sudoración y el humedecimiento de la ropa.
  • Establecer regímenes de trabajo-recuperación. Recuperar pérdidas de energía calorífica.
  • Disminuir el tiempo de permanencia en ambientes fríos. La pérdida de energía calorífica depende del tiempo de exposición al frío. Se consigue de esta forma minimizar la pérdida de calor.
  • Ingestión de líquidos calientes. Recuperar pérdidas de energía calorífica.
  • Sustituir la ropa humedecida. Evitar la congelación del agua y la consiguiente pérdida de energía calorífica.

BIBLIOGRAFÍA

  • Bartual Sánchez, J. y otros. "Higiene industrial". Madrid: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). 1994.
  • Castejon, E. "El confort térmico y su evaluación". En Documentos Técnicos Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). Madrid. 14 Junio 1983.
  • Castejón, E. "Evaluación del ambiente térmico en higiene del trabajo". En Revista de Medicina de Empresa. Vol. IX, Nº 4. Madrid. 1974
  • Castejón, E. y Bernal, F. "Tensión térmica". Serie Manual Técnico de Higiene industrial, Servicio de publicaciones". Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). Madrid. 1983.
  • Chianta, M. A. Stoll, A.M. y Piergallini, J. R. "Protección a la radiación térmica por disipación del calor lateral". En Aerospace medicine. USA. Vol. 45, Nº 4, 1974.
  • Diario Los Andes. Los Andes On Line.
  • Farreras-Riznab. "Medicina interna". Edit. Marín. Barcelona. 1980.
  • Garrido, M. y Pérez, P. "El trabajo en ambientes de sobrecarga térmica". Servicio Social de Higiene y seguridad del trabajo. Serv. de publicaciones, 1981.
  • Gil, I.; Moreno, M. J.; Morandeira, J. R; Deus, J.; Laguena, U. "Hipotermia. Medicina Integral".1998.
  • Gil, I.; Moreno, M. J.; Morandeira, J. R; Deus, J.; Laguena, U. "Las congelaciones. Medicina Integral". 1999.
  • Guadix, J. "Problemas termohigrométricos. Análisis, evaluación y control". Curso de higiene industrial básica. Servicio de Publicaciones I.N.S.H.T. Sevilla, Madrid, julio de 1976.
  • Guyton, A. C. "Manual de fisiología médica". Edit. Interamericana. México, 1971.
  • Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). "Condiciones de Trabajo y Salud". Madrid:. 1990.
  • Lehman, G. "Fisiología práctica del trabajo". Edit. Aguilar. Madrid. 1960.
  • Mendaza, Pablo Luna. "Estrés por frío: evaluación de las exposiciones laborales". www.estrucplan.com.ar.
  • Menendez, M. y Arques, E. "Riesgos en ambientes de calor. Stress térmico". VIII Congreso Nacional de Medicina, Higiene y Seguridad en el Trabajo. Serv. Publicaciones del I.N.S.H.T. Madrid. Octubre, 1977.
  • Morandeira, J. R. "Estado actual de la fisiopatología de las congelaciones. Archivos de Medicina del Deporte". 1993. www.saludalia.com
  • Ortiz, A. y Mendez, A. "Fundamentos de fluidoterapia". Instituto Ibys. Madrid, 1978.
  • Silbo Magl, S. y Despopoulos, A. "Atlas de fisiología". Lab. Novag. 1982.
  • www.cirugest.com
  • www.estrucplan.com.ar.
  • www.iarse.org.
  • www.saludalia.com

 

 

 

Autor:

Lic. Fabiana Aruta

UNIVERSIDAD DEL ACONCAGUA

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS

LICENCIATURA EN HIGIENE

Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

Nombre de la Tutora

Patricia Collado

Mendoza, 2005


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Los antibióticos

    Breve historia. Mecanismos de acción. Mecanismos de resistencia. Criterios para la elección de un antibiótico. Principio...

  • Salud y Medicina

    Pagina dedicada a la medicina y la salud en toda su extension. Aqui tendras los mejores links sobre salud y medicina ...

  • Seguridad y manejo de residuos hospitalarios

    Medidas de bioseguridad. Medidas en caso de accidentes. Tratamiento de materiales e insumos contaminados. Manejo de sust...

Ver mas trabajos de General

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.