Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Análisis y evaluación de las repercusiones económicas del Modelo Económico Neoliberal en la ciudad de Arica (página 2)

Enviado por Damir Galaz



Partes: 1, 2, 3, 4, 5


  • La creación de la ZOFRI ( Zona Franca de Iquique ) lo cual aumentó la

Inversión pública y privada en la ciudad vecina, provocando como respuesta del Gobierno Regional de Tacna y el Estado peruano con la creación de la ZOTAC (Zona Franca de Tacna), lo cual convirtió a Arica en un reducto poco desarrollado rodeado de zonas con altas inversiones y actividad principalmente comercial.

Desde esta perspectiva, de ciudad en depresión, hemos notado los inherentes malestares por parte de la ciudadanía, la cual de manera organizada ha impulsado demandas en este sentido, y la actividad política local intentado establecer instancias orientadas a superar la circunstancias de precariedad y que han sido dirigidas al Estado, básicamente al Ejecutivo y Legislativo.

En estas circunstancias, en las postrimerías de la dictadura y en los gobiernos de la Concertación, se ha propendido aminorar el decrecimiento de la ciudad a través de políticas económicas que buscan posicionar de mejor manera a la ciudad de Arica en un mundo globalizado, de mayor cantidad y velocidad de flujos comerciales y mercancías, bajo un criterio de mejorar – y no cambiar - los desajustes del modelo económico Neoliberal. En este escenario, Arica se nos presenta como una ciudad excepcionalmente consentida, en comparación a otras ciudades de Chile, debido a los privilegios legales otorgados. Pero ¿estas medidas han sido exitosas, si bien no del punto de vista de la industrialización local existente en tiempos de la JAA, sino que dentro de la perspectiva neoliberal de desarrollo? Por ello es pertinente realizar una evaluación de dichas medidas, a través de indicadores socioeconómicos anteriores y posteriores a dicha intervención legislativa, y ver así si realmente han sido efectivas o no, intentando obtener como resultado un compilado de información útil en el momento de iniciar un proceso de planificación regional.

Objetivo General

1° Analizar y evaluar las repercusiones económicas del modelo económico Neoliberal en la ciudad de Arica.

Objetivos Específicos

1° Describir la actual situación socioeconómica de Arica frente a un polo de inversión adyacente: la ZOFRI.

2° Comparar la actual situación socioeconómica de Arica con la misma antes de la instauración del modelo neoliberal de desarrollo.

3º Describir los beneficios otorgados para paliar la crisis económica en Arica como resultado de la actividad legislativa y ejecutiva.

4° Evaluar las repercusiones de la Política económica avocada al problema socioeconómico estructural de Arica.

Hipótesis.

La reacción del Estado, respecto a la crisis económica estructural de Arica, ha fracasado en su intento de lograr un desarrollo inducido.

Marco Teórico.

  1. La variable explicativa del presente trabajo es la planificación del desarrollo regional. Por lo tanto, es imperativo aclarar algunos conceptos:

    "El concepto de planificación, entonces, se entenderá como una técnica para racionalizar y mensurar (si es posible) el proceso de toma de decisiones planificadoras. (…) y el concepto de desarrollo, se usará para denotar un proceso de cambio económico y social tanto cuantitativo como cualitativo, que hará de la toma de decisiones, un proceso permanente y secuencial por parte de los agentes y grupos sociales que intervienen en él: gobierno, individuos, empresas, comerciantes, etc.1.

    Por su parte, "lo regional, es uno de los niveles geográficos a los cuales se puede aplicar una metodología de planificación económica y social. Aparece en el lenguaje geográfico como una división clásica de la economía política; economía internacional, economía nacional y economía regional" (…). Entonces, la planificación del desarrollo regional es "el conjunto de acciones orientadas a racionalizar el proceso de tomas de decisiones que origina y controla el proceso de cambio económico y social en un sistema espacial, y que esta orientada al desarrollo integral de sus habitantes". 2

    Asimismo tenemos que aclarar y definir el concepto de Crisis; la enciclopedia Larousse define crisis como "Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes". Rescatamos de aquello la primera característica; la crisis es momentánea. Cualquier situación de carácter permanente no correspondería a la definición de Crisis. Desde el punto de vista filosófico la situación de crisis es múltiple, pues se entiende como un salto dialéctico que permite la evolución, el cambio, la modificación de situaciones dadas. Sin embargo para la economía regional Ariqueña, el término crisis toma una dimensión estructural, en el sentido de que ya son muchos los años en que esta presente este fenómeno recesivo.

  2. Marco conceptual

    Dentro del análisis y evaluación de los instrumentos legislativos con que el aparato estatal ha intentado inducir un desarrollo económico en la provincias de Arica y Parinacota, debemos considerar cuales han sido los fundamentos conceptuales, ideológicos y técnicos con que dicho centro nacional de decisiones políticas, económicas y sociales se ha asesorado en la toma de este tipo de decisiones, considerando para ello, los contextos, transformaciones políticas, crisis y contingencias que ha atravesado en los últimos tiempos.

    El modelo de desarrollo inducido en la zona estudiada, tiene su origen tanto a nivel estatal como internacional. Por un lado, encontramos lo que se denomina dentro de los círculos intelectuales de la ciencia geográfica, como "desarrollo desde arriba". Según Walter Stôhr1 "el concepto de Desarrollo desde Arriba supone que el desarrollo (mundial), sea este espontáneo o inducido, se inicia sólo en algunos pocos sectores dinámicos y agrupaciones geográficas, desde los cuales se extenderá (o se espera que se extienda) al resto de los sectores y áreas geográficas. Se supone que este proceso de filtración ( trickle-down ), también denominado genéricamente como " Chorreo", comienza a nivel global (de la demanda mundial, o de centros mundiales de innovación científica y tecnológica) y luego se transmite lentamente hacia abajo y hacia los lados a las unidades nacionales y regionales, ya sea a través de la primacía o jerarquía urbana (Berry 1972), de relaciones de insumo-producto (Perroux 1964), mediante los canales internos de organizaciones comerciales e industriales con múltiples plantas y oficinas (es decir sucursales de transnacionales), (Lasuén, 1973 ; Pred, 1977)1, o de organizaciones estatales de gran escala…." y, como es el caso de Chile, centralizadas.

    Como versa la cita anterior, el desarrollo se inicia en pocos sectores dinámicos, pero este dinamismo no es solo económico, sino también ideológico y funcional al modelo económico imperante. En este sentido, se ha evidenciado que Latinoamérica ha estado sujeto a relaciones de dependencia económica e intelectual con respecto a los países desarrollados.

    En el plano nacional, los modelos de desarrollo económico que se han planificado durante la segunda mitad del siglo XX en el país, obedecen a influencias políticas internacionales canalizadas por los partidos políticos y/o coaliciones que llegan al gobierno - sea por la vía democrática o fáctica – 2 y es el Estado el encargado de generar las condiciones para atraer la inversión y la instauración de modelos concebidos desde los centros decisionales.

    En nuestro caso nacional, el desarrollo desde arriba busca crear una región integrada al mercado mundial y a la globalización cultural, utilizando el sistema de Libre Mercado como medio para la obtención de recursos y factores productivos, y su éxito será conforme a las ventajas comparativas estáticas (recursos naturales) o dinámicas (aumento y rentabilidad de los factores productivos, ciencia y tecnología) y a su competitividad productiva3. De esta manera la localidad y gobierno central aportan para que dicho proceso permanezca en el tiempo.

    Para conocer las causas de la depresión económica de Arica, debemos centrarnos en las organizaciones estatales y regionales de gran escala, y las iniciativas de particulares que han apostado por hacer empresa en la localidad; sus relaciones de poder y la naturaleza de su actuar, la burocracia, que de una u otra manera ayudaron a que se acentúe esta falta de productividad. Además, debemos fijarnos en las tomas de decisiones1 del centro administrativo del país, desde el gobierno de la Junta Militar hasta la década de los 90, y sus efectos provocados en las provincias de Arica y Parinacota.

  3. El Desarrollo "Desde Arriba".
  4. La Concentración Territorial (CT)

Se conoce como Concentración Territorial a la tendencia, persistente y generalizada, de la aglomeración de actividades productivas - y de la población ligada a ella - en un numero muy reducido de localidades de cada sistema regional, "lo cual ha dado origen a la conformación de estructuras desequilibradas en lo que respecta a la distribución espacial de las fuerzas productivas y al desarrollo diferenciado en distintas partes del espacio nacional "2 siendo esto consecuencia de la legislación económica y del régimen de gobierno que adopte cada país.

La aglomeración espacial de las actividades y de la población, son condición necesaria para el desarrollo de las fuerzas productivas en todo tipo de economía industrial, en donde la fuerte concentración del ingreso y del capital empresarial, la va haciendo cada vez más compleja y diversificada, en una lógica de:

  • Mayor accesibilidad a la mano de obra
  • Presencia de centros educativos para su capacitación laboral
  • Aumento de proveedores y demandantes de insumos y productos
  • Aumento de la rentabilidad de las comunicaciones, la información y el transporte.

Esto lleva a una reducción de costos de producción y existencia de un mercado de capitales, que se traduce en: una retroalimentación y renovación de los factores productivos más relevantes de una localidad determinada. "...es en las condiciones que ofrece la aglomeración geográfica, que la industria encuentra el fundamento para su crecimiento, expansión y reproducción."1. Esta descripción es justamente la que explica la política de industrialización que la JAA tenía como objetivo.

En los países capitalistas de industrialización tardía, como es el caso de los de nuestro continente, las estrategias de desarrollo adoptada desde el inicio de dicha industrialización, su crecimiento y expansión, terminarían estimulando tarde o temprano, directa o indirectamente, el crecimiento y consolidación de ciertos núcleos de Concentración Territorial, hasta el punto de aparecer como un requisito indispensable para su desarrollo. Sin embargo, la ampliación, profundización y retroalimentación de esta estructura territorial concentrada, si bien es un dato útil para establecer una regionalización, al mismo tiempo es un obstáculo para la irrupción de focos alternativos de concentración territorial.

No cabe duda que los agentes que adoptan las decisiones del uso del excedente económico, lógicamente, ven estas concentraciones como el lugar propicio para obtener mayores ganancias, tanto del gasto público como en el ámbito del libre juego de las fuerzas del mercado. "Este es un factor clave para la persistencia y retroalimentación de la Concentración Territorial".1. Es en este ámbito donde se complementan las acciones del centro administrativo del país y sus relaciones internacionales (desarrollo desde arriba) con la participación de la localidad en el desarrollo económico de la nación.

A partir del momento en que comienzan a intensificarse los efectos desfavorables de ciertos problemas de la concentración productiva en la ciudad principal (elevación desmesurada de la renta de la tierra, congestión de los servicios, dificultad para acceder a nuevos terrenos), la actividad y la población comienzan a requerir localizarse fuera de los limites de ella, pero en su proximidad, permitiéndose eludir aquellos problemas, pero al mismo tiempo, aprovechar la mayor parte de sus ventajas (mercado, servicios, infraestructura, red de transportes, etc.), observándose el mismo comportamiento en las urbes aledañas y de menor peso demográfico, las cuales se nutren de las bondades entregadas por la ciudad principal.

En vista a sus características, el proceso tiene límites espontáneos que se puede constatar "…en la aparición y aumento de deseconomías de aglomeración que, a partir de cierto momento, comenzarían a incidir negativamente sobre la rentabilidad de las empresas"2. Este efecto negativo los sufre la comunidad en su conjunto y los pequeños empresarios, más no el empresario con alta rentabilidad, ya que su negocio tiene mayor movilidad; Él pueden decidir su permanencia o su traslado hacia otro sector de Concentración territorial más ventajosa.

Pero este crecimiento también tiene límites planificados. Como una nueva medida de desarrollo, para evitar las desigualdades regionales de los ingresos, se intenta evitar una tendencia "…al redespliegue territorial de las actividades productivas y, en particular, de las industriales"1, principalmente a través de la intervención estatal; el acondicionamiento de otras ciudades a través de planes de desarrollo dirigidos al aumento de la infraestructura: mejoras en carreteras, puerto y aeropuertos, Construcción de viviendas y subvenciones diversas para la contratación y el consumo. Estos planes estarían determinados por la cercanía de la ciudad a acondicionar con respecto a la CT que se intenta limitar. Tal es el caso de las ciudades satélites ubicadas en las periferias de las grandes urbes.

  1. La Regionalización Neoliberal de 1974.

El espíritu de la ley de regionalización elaborada durante la dictadura militar, responde en parte a la connotación que adquirió el aumento frenético de las ciudades centrales de los países latinoamericanos (producto del fenómeno de la CT explicado anteriormente), como también a su doble postura administrativa: el centralismo y coerción que caracterizó al gobierno en lo político, y la descentralización o disminución de la injerencia estatal en las regiones. Bien podemos darnos cuenta que la capital nacional ha perdido peso demográfico relativo; pero la mancha urbana central, esto es, el sistema de comunas de la región metropolitana no ha cesado de crecer, producto de las transformaciones que trae la CT en la capital nacional.

La Concentración Territorial, constituye un epifenómeno*1 en países de industrialización tardía o tercermundista que vivieron el proceso global de concentración característico en economías capitalistas de lógica colonizadora, y como tal, fue un elemento fundamental en la regionalización de 1974, siendo criterio central de la CONARA (comisión nacional de la reforma administrativa) "…una fuerte intervención del Estado tendiente a reorientar a las fuerzas del mercado de acuerdo a objetivos preestablecidos…".2

En este sentido, la regionalización de 1974, de marcadas orientaciones neoliberales, respondía a los centros internacionales de innovación en cuanto a la iniciativa y planificación territorial productiva, que permitía una mayor entrada de la inversión extranjera que pudiese aprovechar las ventajas comparativas estáticas y dinámicas de la región (Walter Stôhr – 1981).3

Metodología

Para poder acotar nuestras herramientas técnicas, debemos recordar que el objetivo es describir, caracterizar y evaluar las reacciones mitigadoras estatales y sus orientaciones ideológicas y técnicas que lo llevaron elaborar, entre la década del 80 y 90, un cuerpo de legislaciones especificas para mejorar el desarrollo económico de Arica y Parinacota. Por lo tanto, nuestro rango de acción tiene alcances historiográficos desde el punto de vista social y legal, y geográficos, desde le punto de vista económico – territorial.

¿Cómo llegamos a establecer el problema?

Identificamos una Crisis estructural en Arica a través de la comparación de:

1 - Su actual situación productiva – y por ende de desarrollo - con respecto a otro polo de desarrollo contiguo: Iquique, que se especializa en entregar servicios comerciales, convirtiéndose en plataforma que propicia la inversión extranjera. Del mismo modo, es una ciudad que está próxima a polos extractivos1°, de lo cual subyace una actividad comercial bastante fluida por la inyección de riqueza y el flujo monetario permanente.

2 - Su anterior auge económico, consecuencia del proyecto administrativo regional JAA y el Puerto Libre, practicado en un contexto político y económico orientado hacia la industrialización interna, y la actual administración y planificación regional, con base constitucional desde 1980, lo cual nos permitirá dilucidar si realmente debemos denominar crisis a la realidad socio - económica actual de Arica.

Para una mejor comprensión de ambos conjuntos comparativos, el primero de índole espacial, será analizado a través de indicadores económicos comparados entre Iquique y Arica. El segundo, de índole temporal, serán periodificados cronológicamente, constituyendo la parte historiográfica del trabajo, asimismo realizando comparaciones sociales y económicas.

Tomando en cuenta estas consideraciones, los pasos del presente trabajo serán:

  1. Identificar y recopilar variables y datos cuantificados: existen 2 formas de analizar y evaluar gráficamente las políticas económicas: a través de indicadores económicos -más objetivos- y mediante las percepciones de actores sociales - más relativas- .
  1. Conocer la legislación a través de documentación oficial establecida, para planificar el desarrollo de las provincias deprimidas económicamente - iniciada por mandato del Ejecutivo desde 1980 - y extraer de ellas los puntos más significativos y relevantes para promover el desarrollo productivo.
  2. Evaluar las leyes cuestionadas en base a, por una parte, sus aplicaciones a través del numero de beneficiados, cantidad de empresas y su tamaño en base a trabajadores, sectores productivos bonificados y montos asignados, cotejos entre Arica e Iquique y evolución de los beneficios a través del tiempo. Y por otra, sus efectos socioeconómicos, mediante índices de cesantía, pobreza, movimientos portuarios, aeroportuarios y financieros, evolución demográfica.

Capítulo II

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

EL CENTRALISMO EN CHILE.

Arica se inscribía, dentro de la regionalización llevada a cabo el año 1974, como una de las 4 provincias de la I región de Tarapacá, la mas septentrional de Chile junto con la provincia de Parinacota. Ambas comparten fronteras con los vecinos países de Perú y Bolivia, ambas con el departamento de Tacna - Perú, y la segunda además con el departamento de Oruro - Bolivia. No obstante, a contar del año 2007, Arica-Parinacota constituyen una nueva región; la decimoquinta, situación que vino a variar la planificación emanada en 1974, situación que en la practica significó la división de una región en dos.

La actual región de Arica y Parinacota, posee 2 grandes cuencas hidrográficas, Lluta y Azapa, que poseen aguas tanto de escurrimiento superficial como freático, en las cuales se practica la agricultura en forma intensiva, evidenciando un muy buen comportamiento productivo a pesar del poco suelo cultivable. También se registran actividades ganaderas en la parte alta y baja de los valles, como también en la quebrada de Acha.

La provincia de Parinacota por su parte, comprende una amplia zona correspondiente al altiplano centro sur andino, en el cual se practica el pastoreo, muy prospero para los habitantes de la zona y en la cual la cuenca del Lauca es la principal fuente hidrológica junto con los nacientes del río Lluta. Cabe destacar la presencia del parque nacional Lauca, que es reserva internacional de la biota.

Tenemos referencias de la anterior importancia comercial e industrial que llegó a prosperar en la ciudad de Arica, con instrumentos como el Puerto Libre y la JAA (Junta de Adelanto de Arica), que funcionaron en tiempos del plan ISI. Para encontrar las causas de su decrecimiento debemos observar la planificación regional proveniente del centro de decisiones político – económicas del país, sus influencias y orientaciones ideológicas, y las contingencias y crisis en que se veía envuelto aquel.

Dentro de la orientación económica que tomo el gobierno de la Junta Militar de 1973, en el momento de tomar una decisión entre maximizar la tasa nacional de crecimiento o equiparar los ingresos regionales por habitante, o una combinación de ambos criterios1, los problemas que gravitaron en la planificación del desarrollo de la región en cuestión, fueron:

  • La defensa de la integridad territorial del país.
  • El aprovechamiento de los recursos naturales de la región.

En cuanto a la defensa de la integridad territorial del país, ambas provincias, por encontrarse en zona fronteriza, se vieron reforzadas militarmente tanto por población - contingente militar, como por regimientos. El Perú, paralelamente, se vio envuelto en un proceso parecido: dictadura militar con objetivos claros de defensa nacional. Así, los departamentos sureños del Perú se vieron igualmente reforzados. Estos acontecimientos pusieron en tensión las relaciones con el país vecino, iniciándose por parte de Chile y del Perú, producción y compra de armas en el extranjero. Consecuentemente, las provincias de Arica y Parinacota fueron consideradas, en caso de ataques bélicos, como "zonas de guerra". Por lo tanto, el aprovechamiento de los recursos de la región sería insignificante producto de su condición de "frontera militar".

Un argumento que se esgrimió además, fue el del impacto ambiental que produjese la explotación de recursos naturales, lo cual seria perjudicial para el ecosistema del conjunto de parques nacionales existentes en la zona precordillerana, surgiendo de aquello zonas protegidas por el Estado como el Parque Lauca, el cual es muy difícil desafectar para la implementación de actividades económicas.

Siendo más fuertes en la planificación de la provincia, los fundamentos geopolíticos, Arica se convertiría entonces en el "lugar menos optimo" para las inversiones externas y privadas nacionales. Desde el DL 889 del año 1975 comenzó una disminución paulatina de las exenciones de derechos arancelarios e impuestos a la renta (además de la centralización de la recaudación de impuestos, que antes quedaban en la localidad), otorgándolas bajo la forma de Zona Franca, a la ciudad de Iquique. Para evitar que disminuyera la actividad comercial básica de la ciudad, el gobierno militar dio paso a medidas excepcionales para zonas extremas: la bonificación a la contratación de la mano de obra y la zona franca alimenticia. Aprovecharía la zona franca industrial por extensión desde la Zofri, para los rubros electrónicos, metal mecánico y químico, convirtiéndose en depósito franco. Estos beneficios serian complementados posteriormente, por la creación de las Leyes Arica 1 y Arica 2 a mediados de los 90’. 1

Antecedentes históricos del centralismo en Chile

Muchos autores han señalado que Chile es una suerte de referente directo del centralismo en Latinoamérica, Sergio Boisier nos señala que las causales son diversas, "desde la configuración geomorfológica del territorio nacional y la dificultad – de españoles primero, de chilenos después – para establecer la soberanía del Estado sobre la totalidad del territorio…" 2 . Esto, producto de la resistencia araucana como de las guerras externas en pos de la anexión de nuevos e importantes territorios (la Guerra del Salitre y la Pacificación de la Araucanía). Otros, citados por el mismo autor en la misma obra, hablan de la herencia jurídica y administrativa española, y del centralismo borbónico, hasta el punto de llegar a hablar "de una verdadera cultura centralista en Chile." (Veliz; 1984).

Fue el ministro Diego Portales, el verdadero artífice del centralismo chileno el que "…hizo de los intendentes la pieza clave del centralismo, al transformarlos en agentes directos del Presidente de la República, nombrados por él, responsables ante él y ocupados ante todo, de ejecutar sus ordenes en el territorio a su cargo…"1, además de reforzar al figura del Presidente de la República, hasta el punto de llegar según nuestro autor, a un "cesarismo presidencial "2. El Intendente figuraría como agente del Presidente desde la ley de régimen interior de 1844, y nunca más dejara de figurar en el orden constitucional chileno.

Pero en la historia de Chile, también existieron pugnas entre centralización y descentralización, presente en los ensayos constitucionales de los primeros días de la República. El proyecto constitucional federalista de 1826 lo testifica, además de dos incidentes armados con características de guerra civil: en 1851, que enfrenta a la capital contra la provincia de concepción, y en 1859, que enfrenta la capital contra la provincia de Atacama3. Estos intentos descentralizadores fueron sepultados por el régimen presidencial a partir de la Constitución de 1925, antecedentes perceptibles aun hoy en la sociedad chilena.

1939 – 1973. La descentralización y la regionalización como herramientas de desarrollo.

Las discrepancias conceptuales entre centralización y descentralización pasaron del ámbito funcional político al de la distribución territorial del poder. Este cambio de interpretación se dio en el escenario del triunfo del Frente Popular (coalición de izquierda) y el consecuente término al periodo de crecimiento hacia fuera, abriendo un periodo de modernización y renovación de la política económica sin precedentes en Chile, y que duraría aproximadamente un cuarto de siglo, concretada con la creación de la CORFO (Corporación del fomento de la producción).

Esta corporación impulsa un fuerte programa de industrialización, análogo a los métodos de la reconstrucción europea de post-guerra, basado en los pasos sistemáticos de la industrialización sustitutiva. Esta macro organización estatal, y sus direcciones regionales, realizaron obras de regadío, generación y redistribución de agua potable y energía eléctrica, como también productos energéticos (petróleo) y de necesidad básica como el azúcar de remolacha, arroz, oleaginosos, etc.

Desde la publicación, por parte de la CORFO, de la obra "Geografía Económica de Chile", comienza a discutirse entre la clase dirigente y el espectro político chileno, la identificación de territorios en donde la concentración de la actividad productiva es evidente (y hasta dueños de una tradición productiva) , y su contraste con aquellos donde no la hay (que coinciden con zonas cada vez mas extremas del país), que aunque sus utilidades traen beneficios para el Estado, existe un desequilibrio en la distribución del ingreso aumentando la brecha entre ricos y pobres, principal preocupación de esta nueva coalición política. Surgen entonces, las primeras discusiones y la preocupación por el desarrollo regional, llegando a Chile estudios europeos adelantados en la materia, tomando especial auge la escuela geográfica francesa y su teoría del Polo de Desarrollo de Perroux. A la larga, el concepto de desarrollo regional terminará por incorporar – correctamente – la descentralización decisional, como un componente o como un requisito.

Habrá que esperar los años 60’ para que el gobierno de Jorge Alessandri Rodríguez, motivado por la asistencia de las secuelas de los arrasadores terremotos y maremotos que azotaron las provincias del sur, diera un paso mas en los temas de desarrollo regional; el Ministerio de Economía, conforme a las contingencias críticas del momento, pasa a llamarse Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, el cual asignará nuevas tareas y estrategias de desarrollo regional a la CORFO, y junto con ello, se crean los Comités Provinciales de Desarrollo, cuyo propósito era: "…equilibrar el desarrollo económico del país, eliminar los focos de centralismo, la concentración productiva y el crecimiento dispar de las actividades regionales del país" 1, lo cual, de paso, termina debilitando el desarrollo productivo de Arica llevado a cabo por el plan de desarrollo industrial de la JAA. Estos comités nunca funcionaron, pero la CORFO inicia un programa de investigación junto a la Universidad de Chile, para elevar la estructura productiva y evaluar los problemas y potencialidades de las distintas provincias, estudios que serán la impronta de las futuras políticas en la materia.

Posteriormente, en el gobierno de Eduardo Frei Montalva, se crea la Oficina de Planificación Nacional (ODEPLAN), la cual traspasa a su Subdirección de Planificación Regional (SUBDERE) las tareas que antes eran de la CORFO (análisis y viabilidad de políticas y estrategias, evaluación del impacto productivo, etc.). Comienzan entonces a aparecer indicios de descentralización en las tomas de decisiones productivas regionales. Sin embargo, estaba muy lejos de aminorar la "cultura del centralismo" 2 en Chile.

1973 – 1989. El Gobierno Militar y un nuevo Modelo Económico.

Los pilares en que se sustenta la estrategia económica de la junta militar para Chile son:

1 - Esquema liberal de desarrollo económico apoyado en procesos de privatización y apertura externa, en vías a la inserción de la economía chilena en el comercio internacional (lo que precipita el fin de los polos de desarrollo).

2 - Descentralización funcional y territorial del Estado3

3 - predominio del "Sistema de dominación extractivo", y fin del "sistema de dominación distributivo"4.

4 - Alta importancia a la seguridad nacional5.

Como podemos ver, dichos pilares no escaparon al virus de la redistribución del poder y de los ingresos que se fue gestando durante los periodos anteriores, reforzado además por la influencia de un grupo significativo de economistas chilenos egresados de la Escuela Económica de Chicago (los "Chicago boys") con una propuesta clara de estrategia económica a favor de un sistema descentralizado, entendiendo dicha descentralización en términos estrictamente económicos, prevaleciendo el sistema de mercado en cuanto a la asignación de recursos1. Es decir, una región tendrá más recursos si se empeña en aumentar su actividad productiva. Además, resulta mas expedita la inversión extranjera.

Como escenario externo a estos cambios políticos nacionales y de orientaciones del desarrollo regional, la economía interna se veía azotada por una baja del precio del Dólar, entre 1979 y 1982. El gobierno comienza a aumentar los créditos externos para la importación, y decreta una baja de aranceles para todos los productos de importación, llegando al 10% en 1979. Con esto, Chile deja de pertenecer al Pacto Andino de Naciones y renuncia a la multilateralidad latinoamericana, comenzando de lleno el proceso de apertura del país a la inversión externa.

Evidentemente, esta nueva estrategia de desarrollo rompió todo tipo de organización y estilo de desarrollo precedentes, especialmente el plan de Industrialización Sustitutiva de Importaciones, la protección de la industria interna mediante altos aranceles sobre la importación y la presencia altamente asistencialista y subsidiaria del Estado en materias educacionales, de salud pública, de fomento de la producción y de la planificación regional en materias de productividad y amplia estructura de dominación con fines distributivos de los ingresos, lo cual proyectaba cierta nivelación social.

Entonces, desde 1973, las nuevas bases políticas y económicas que predominarían en la República de Chile provenían, al igual que el periodo anterior, de influencias "desde arriba", esta vez de las nuevas estructuras económicas que comenzaron a predominar en el hemisferio occidental - con el imperio norteamericano como garante - desde 1948: el neo-liberalismo. Dicha apertura económica regional profesada desde las cúpulas del poder nacional como internacional, se convirtieron en uno de los "eslogan" del gobierno de facto de Augusto Pinochet. Sin embargo, "…el interés ideológico por la planificación regional de parte de un importante grupo de militares empapados de un pensamiento geopolítico que se entronizarán en la recién creada comisión nacional de la reforma administrativa (CONARA)…" 1 retornarían al centralismo tradicional chileno, ya que dicho "pensamiento geopolítico" significaba una intromisión de la idea de defensa, control y fiscalización tan arraigado en el espíritu militar.

1974: Una Nueva Planificación Nacional del Desarrollo Regional.

De la CONARA surgen los decretos leyes nº 573 y 575 de 1974, que establecerían la regionalización actual – con una descentralización mas económica que política - que como sabemos significaron una permanencia de figuras como el Intendente, pero también organismos de participación (que dicho sea de paso, tienen injerencia mínima en la toma de decisiones) como los CORE’s (Consejos regionales). Además, la descentralización se extiende también a nivel de las municipalidades, convirtiéndolas en verdaderas empresas de servicios públicos dedicadas principalmente a la atención primaria de salud y primarias de la educación, como también dirigir las obras de infraestructura para el desarrollo económico. 2

Pero, como dijo un miembro de la Junta Militar, el general F. Mathei: "la regionalización esta estancada". Existía una contradicción lógica entre la prédica descentralista en lo económico y político, y el régimen autoritario llevado a cabo, el cual por su naturaleza, quedaba incapacitado para entregar espacios de poder para ser llenados por fuerzas distintas a las que lo detentan.

No obstante, este "descentralismo" encontró dos ductos para encausarse dentro del régimen:

  • Los grupos económicos regionales, asociado al proceso de apretura externa y a la privatización; ingrediente que catalizaría la desconcentración regional de la actividad productiva y financiera.
  • Las universidades regionales, derivadas de la fusión de la Universidad de Chile y la Universidad Técnica del Estado o la UCN en el caso del norte del país, las cuales entregan investigaciones en la materia, avocadas a las problemáticas exclusivamente regionales 1 .

Además, podríamos anexar la proliferación de las ONG’s motivadas por la descentralización, y que intentan influir preferentemente en la actividad económica y el bienestar social de las nuevas regiones.

A parte del movimiento pendular que han tenido las políticas de planificación regional en chile – entre centralismo y descentralismo - la convergencia de opiniones dentro de la planificación regional esta en decidir si se desea una " maximización del ingreso nacional a través de un sistema de dominación extractivo o una equiparación de los ingresos por habitante a través de un sistema de dominación distributivo" 2, en vista a lo cual generalmente se adopta un equilibrio entre ambas estrategias. Estas decisiones tienen relación con las concentraciones territoriales (CT) de la actividad productiva en determinados puntos urbanos y extraurbanos, (problemática central de la regionalización de 1974) según la libre circulación de capitales en el mercado, proceso indispensable para permitir la retroalimentación del modelo capitalista de desarrollo: el aumento de la rentabilidad en el mercado financiero, incremento de las economías de escala y la especulación, el aumento de la ocupación, bajos costos de producción y la diversificación de la producción1.

El gobierno militar se impuso sobre un país que estaba alineado, como ya lo vimos, con los demás países del orbe latinoamericano y con claras influencias ideológicas provenientes tanto del hemisferio soviético, de la socialdemocracia europea y las encíclicas sociales del Vaticano, por lo menos en cuanto a lo referente a políticas sociales. Tenía una postura clara hacia el esfuerzo estatal por regular el crecimiento económico, bajo un sistema de dominación distributivo de la riqueza, que se expresaba territorialmente y que buscaba una nivelación social a nivel nacional. No obstante, intensificó criterios extractivos también en regiones con importantes recursos estáticos como es el caso del cobre y otros metales en el Norte Grande y Norte Chico, y la industria del acero en Huachipato, e intensificó nuevos Polos de Desarrollo encaminados hacia la industria interna, como receta para mejorar la equidad en la distribución del ingreso y en la acumulación de la riqueza.

En cambio, la estrategia de desarrollo fue radical durante la Dictadura, por el hecho de que primó el criterio de aumento de la riqueza nacional por sobre la distribución del ingreso. Esto se explica porque "(…) cuando en un país las estructuras de dominación se usan (predominantemente) con fines extractivos, no se aplicará la misma estrategia que cuando el componente distributivo ha adquirido importancia. (…) Sin embargo, las posibilidades que el componente distributivo sea grande (y exitoso) son apreciablemente mayores en países ricos que pobres"1. La inversión extranjera se volcó a las ventajas comparativas que entregaban principalmente los recursos naturales, con reservas escasamente explotadas, formándose en torno a su extracción y refinación, plataformas de servicios.2

La apertura de la economía a la importación terminó con la posibilidad de fijar Polos de Desarrollo industrial interno, por la falta de tecnologías y el alto costo de la producción, que era abismante en comparación con las producciones extranjeras, mucho más competitivas y de menor costo y precio.

Luego de la depresión económica nacional de 1982, comienza a manifestarse ya claramente las consecuencias del criterio extractivo - como en la mayoría de los gobiernos de los países pobres y subdesarrollados - en un alto grado de dependencia económica desde los grandes centros de demanda mundial de materias primas, "en una región o en pocas regiones"3.

Dentro de las limitantes de la labor distributiva que nos muestra Hilhorst, es, "la escasez de capital para financiar un programa global (o nacional), con altas inversiones infraestructurales" la que explica en gran parte el criterio extractivo adoptado. Por lo tanto, y obedeciendo a la condición de país subdesarrollado con respecto a sus relaciones funcionales con los grandes centros económicos mundiales, las energías productivas del país se vierten en la producción de materias primas a cargo tanto de las pocas empresas estatales y extranjeras, provocando una baja significativa en la rentabilidad de las empresas estatales, ocurriéndoles el conocido proceso económico de la "fagocitación".

Los elementos necesarios para la selección de las regiones que recibirían una mayor inversión del gasto público, principalmente en el ámbito infraestructural (medios de comunicación y de transporte, bonificación a la mano de obra y a la inversión), para así convertirlas en plataformas de inversión privada, serian:

  • La existencia en ella de recursos naturales, y una amplia oferta de fuerza de trabajo.
  • Importancia a nivel comercial: como plataformas de negocios y centros de embarque y desembarque marítimo, aéreo y terrestre.
  • Estar ubicada en una zona geográfica privilegiada, cercana a importantes núcleos urbanos, para realizar relaciones comerciales con el mercado mundial.

Estos elementos traerían como consecuencia la concentración territorial

(CT) de la actividad productiva privada, nacional y extranjera.

Pero tras este fuerte criterio extractivo, que actuaba a favor del desarrollo económico de las ciudades centrales (a nivel nacional como regional) , existe un elemento de cambio inherente en la "ideología de la modernización" que caracterizó al régimen militar, como a otros gobiernos de derecha del tercer mundo; ideología identificada con el liberalismo neoclásico, que "…..postulaba la necesidad de reformas socio-económicas que permitiesen a los países replicar el camino del progreso que había caracterizado a los países mas desarrollados" 1, cuya herramienta fue la descentralización administrativa "centralizada" del Estado y la desconcentración territorial "concentrada" de la actividad productiva.

Otro criterio económico utilizado en esta planificación regional, "…destaca la necesidad de definir las regiones de manera que tengan un tamaño económico lo suficientemente grande como para sustentar procesos de crecimiento no subsidiados…" 1, es decir, claramente cada región debe tener la capacidad de auto - solventarse económicamente, integrándose al mercado globalizado con una estructura económica sin participación del Estado y con una pauta de exportaciones diversificada como para "minimizar los efectos negativos de los ciclos depresivos causados por las bajas de la demanda externa" 2. Pero en muchas regiones, y se constata en el caso de Arica con respecto a la región de Tarapacá, se da una suerte de desequilibrio intraregional ya que la actividad económica de nuestras regiones - muchas veces poco diversificada - se concentra territorialmente en una (a lo mas dos) ciudades, estableciendo radios de influencia, y jerarquías que pueden resultar perjudiciales para el desarrollo de las ciudades funcionales a ellas, como la transformación de verdaderas ciudades dormitorios del recurso humano utilizado en la gran urbe, o que las condiciones económicas de la ciudad con mayor concentración territorial de la actividad productiva provoque "deseconomías" en las menos importantes y dependientes, por la baja diversificación y baja rentabilidad debido al bajo poder adquisitivo y posicionamiento poco estratégico de la actividad industrial. 3

El criterio de la seguridad nacional por su parte, llevó a la postración económica a las zonas militarmente mas vulnerables o en peligro de invasión, desde el punto e vista geopolítico de la Junta Militar, como lo fue Magallanes, Palena, Arica y Parinacota durante gran parte de la década de los 70’ y 80’.

1990 al 2000: El nuevo socialismo; entre una constitución centralista y los problemas del desarrollo regional.

Se puede identificar, posterior al gobierno militar, un criterio distributivo menor al extractivo, que podría intuirse como influencia de la denominada "izquierda renovada" y del general y público repudio a la dictadura, que demostraron tanto partidos políticos de izquierda, de centro – izquierda y también de Derecha, como la población civil en general; un nuevo socialismo que reiteraba la preocupación por equiparar lo mejor posible, los ingresos regionales (pero sin solucionar mayormente el crecimiento nacional y regional desequilibrado) y que identificó a la "Concertación de Partidos por la Democracia", coalición de partidos de centro-izquierda que llegó al poder luego del plebiscito de 1988.

Este replanteamiento del sector político implicaría una disminución de las diferencias regionales de producción, y proporcionaría oportunidades de progreso a los estratos más pobres de la sociedad, pero seria imposible dejar de lado las bases y estrategias de desarrollo económico centralizado que se heredaron constitucionalmente desde la dictadura y que seguía beneficiando a los grupos económicos regionales y nacionales.

Conforme a esta permanencia de las estrategias de desarrollo ya institucionalizadas, concentrar la mayoría de las inversiones del gasto público en las zonas menos desarrolladas o con escasos recursos era contraproducente, ya que no se multiplicarían las inversiones privadas, por lo que se necesitaría un mayor gasto público para incentivarlas en desmedro de otras regiones que ya habían demostrado su eficiencia. Pero "….se adoptaría una actitud diferente con respecto a inversiones en infraestructura social y económica (consultorios, mercados, escuelas, carreteras, etc.), y se ofrecerán mas servicios crediticios a los subsistemas periféricos (…) -tanto nacionales como regionales-. Es posible que aun así el crecimiento económico se concentre en el centro, simplemente porque allí hay mas oportunidades, pero se estará haciendo un esfuerzo consciente de acelerar la creación de oportunidades similares en la periferia"1.

Pero acontecimientos imprevistos interfirieron negativamente a las buenas intenciones de dicho socialismo renovado. Después de la aprobación de las Leyes Orgánicas de alcance tanto regional como comunal en el año 1991 (LOR 19175 y LOM 18695), la función de desarrollo regional del Estado fue puesta en un nivel burocrático inferior, a cargo de la División de Desarrollo Regional del Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN) y de la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo del Ministerio del Interior (SUBDERE). Al no ponerse dicha función a la altura de los ministerios, fue creándose una situación inconveniente de dualidad y competencia que impide el accionar eficiente del Estado2, en un sistema económico capitalista pleno, frente a la natural expresión física del proceso de concentración territorial (en la capital nacional como las regionales) de la actividad productiva.

La tarea de descentralización política y desconcentración productiva de los gobiernos de la concertación se abocaría a aumentar la destinación de recursos a cada región, conforme aumentaba el PIB relativo, junto con la participación en el uso de estos por parte de actores regionales públicos y privados.

Muchos fueron los planteamientos, desafíos e iniciativas concernientes a la gestión del desarrollo regional descentralizado, teniendo especial consideración por parte del Senado chileno, las presentadas por Sergio Boisier en la Dirección de Políticas y Planificación Regionales de la OEA3 . Estas son:

1.- Las Sociedades Mixtas: de desarrollo regional (no permitidas por la LOR del 91’) de corte mayormente económico. Puestas en funcionamiento con capital mayoritario de los gobiernos territoriales (regionales, provinciales y municipales), pero con fuerte participación de capitales privados y con normas de funcionamiento propias del mundo empresarial, es un camino para avanzar en la descentralización política efectiva y en la desconcentración territorial productiva con la ejecución de obras de infraestructura en las regiones. Su viabilidad es palpable actualmente por la puesta en práctica del sistema de construcción de infraestructura pública por parte del sector privado. Es algo análogo a lo que hoy conocemos como la Corporación para el Desarrollo de Arica y Parinacota.

2.- La Conducción Regional, de naturaleza más política.

Orientada mas hacia la descentralización política, se traduce en permanentes y sistemáticos procesos de negociación "hacia arriba" ( con el gobierno nacional y otros agentes externos como las transnacionales ),"hacia los lados", es decir, con el conjunto de actores y agentes propiamente regionales ( cámaras de comercio, corporaciones regionales para el desarrollo productivo, social, etc. ) y "hacia abajo", con los municipios y otros actores de la población ( sindicatos, asociaciones, oficinas municipales e integrantes del CORE ).

3.- La Animación Regional de corte sociológico.

Tarea igualmente sistemática y permanente, se divide en dos funciones:

Una, la de agente "catalítico" capaz de hacer surgir sinergia a partir de reuniones permanentes de los agentes del desarrollo y otra, la función "informática" capaz de recoger, procesar y reestructurar el flujo de información "entrópica " que circula en torno a los agentes de desarrollo de la región, agentes que difícilmente pueden procesar tales flujos. Se supone que el gobierno regional esta en mejores condiciones para devolver la masa de información a los potenciales usuarios de manera estructurada (es decir, en función del propio proyecto de desarrollo de la región) a fin de reducir la incertidumbre decisional, y poner este en función de un cuadro estratégico.

¿POR QUÉ HABLAMOS DE UNA CRISIS ECONÓMICA EN ARICA?

Arica antes de la crisis: durante el periodo de

Desarrollo Inducido.

En este trabajo hemos partido de la premisa de que Arica enfrenta una crisis económica severa y permanente, lo cual es concebido como una crisis de tipo estructural. En este contexto nos surge la siguiente pregunta ¿Cuándo no había crisis o Cuando empieza esta? Por antonomasia popular -aspecto que también lo consideramos como valedero- el periodo concerniente a la implementación del Puerto Libre y luego con la instauración de la Junta de Adelanto, Arica vivió un periodo de apogeo espectacular, el cual abarcó todas la áreas de la ciudad como así también de la producción, pasando por la infraestructura, recreación, salud, educación, etc. Todos estos aspectos hicieron de Arica una ciudad prospera, emergente y prometedora. Todo este proceso de desarrollo no hubiese sido posible sin la instauración de una política de exención y de privilegio –en comparación con otras ciudades de Chile-, lo cual podemos entenderlo como desarrollo inducido o, en el contexto de nuestro trabajo como un Desarrollo desde Arriba.

La aplicación de las políticas de desarrollo de Arica a partir de 1953, con Puerto Libre, las leyes de excepción industrial y luego con la Junta de Adelanto, trae como consecuencias un crecimiento generalizado en todos los sectores de la actividad económica, acompañado de un crecimiento vertiginoso en la población.

La aplicación de estas políticas, convierte al Departamento de Arica en un centro de atracción migratoria ya sea a nivel regional como nacional, lo cual lleva a que el departamento de Arica crezca del año 1952 a 1970 en un 300%.

Producto de estas políticas, el sector industrial se ve fuertemente beneficiado, especialmente el automotriz y el electrónico, presentando las mayores tasas de crecimiento a nivel de departamento, de región y de país.

En el sector comercio y de servicios, se genera un leve estancamiento debido a la derogación en el año 1962, del decreto que declaraba el Puerto Libre. Por otro lado, la población activa del departamento de Arica crece mas rápidamente que el resto de la región. Algo parecido ocurre con los diversos sectores productivos del departamento: industrial, comercial y servicios.

La importancia del crecimiento económico es que su tasa de crecimiento acumulativo promedio anual, entre el año 1969 y 1970 del P.G.B, supera al de la región y al del país. A su vez, el desarrollo industrial se ve reflejado en la mano de obra que ocupa, sin considerar el sector servicios y comercio, que son altos por naturaleza. El sector industrial ha sido el rubro que generó mayor cantidad de empleos en el periodo.

Mientras tuvo vigencia y efectividad la JAA, los distintos sectores de la estructura productiva y de servicios del departamento, tuvieran un importante crecimiento: la industria, la pesca, la agricultura, la salud, la vivienda, la educación y la recreación. Estas áreas se vieron fuertemente beneficiadas por la labor de la JAA. Sin embargo, a partir del año 73, por la asunción al poder de la Junta Militar, y con la aplicación de un modelo neoliberal de economía, la JAA tendría que caer por su propio peso, pues no se ajustaba a los lineamientos del nuevo modelo. Desde allí la producción industrial, automotriz y electrónico empezarán un decaimiento paulatino y con ello se produjo un aumento considerable de la cesantía, y por ende el sector industrial dejó de ser predominante en la economía del departamento de Arica.

Desde la perspectiva histórica, Tres grandes iniciativas legales han modelado lo que es hoy la ciudad de Arica: el Puerto Libre, el Plan de Industrialización y la Junta de Adelanto. Esta última –como lo hemos señalado- ha sido la experiencia más inédita y exitosa de descentralización que se ha hecho en Chile y difícilmente será olvidada por los ariqueños.  

La ciudad y el crecimiento explosivo que produjo llevó a la necesidad de crear una nueva forma de administración, descentralizada, ágil y eficiente, la administración central simplemente no era capaz de seguir el paso del crecimiento de Arica y así fue como en el mismo gobierno de Ibáñez se aprueba la Ley 13.039 que creaba la Junta de Adelanto de Arica.

En sus comienzos la Junta de Adelanto trabajó por cuenta propia principalmente en la construcción de viviendas e infraestructura urbana, y a medida que los proyectos se hacían más complejos se creó la Comisión Regional de Planificación CERPLAN quienes se encargaban del diseño.

Con esta institución Arica experimentó un apogeo arquitectónico el cual es visible hasta el día de hoy. Estas son algunas de las obras relevantes de infraestructura:

El Puerto de Arica, El Campus de la Sede Arica de la Universidad del Norte en Saucache, El Campus de la Sede Arica de la Universidad de Chile en Velásquez, El Estadio Carlos Dittborn, El Casino Municipal de Arica, La infraestructura de la Playa La Lisera, El Parque Brasil, La Hostería del Valle de Codpa, El Edificio Plaza, El Terminal Rodoviario Nacional, La central hidroeléctrica de Chapiquiña, El Hipódromo de Arica, La red de alcantarillado y agua potable de la ciudad, Los planes de desarrollo agrícola y en especial el "Plan Andino", Diversas poblaciones y obras de infraestructura urbana. Asimismo se mejora la implementación del aeropuerto Chacalluta.

En lo que ha guarismos se refiere podemos dar el siguiente respaldo, a través de los Datos cuantitativos sobre el efecto producido por las políticas de desarrollo aplicadas a Arica entre los años 1953 y 1975.

Población nacional y regional entre 1907- 1970 (miles)

Ámbito/

Año

1907

1920

1930

1940

1952

1960

1970

Depto. prov. Arica

11.00

16.20

20.90

21.90

30.30

51.90

95.80

Prov. Tarapacá

121.10

117.20

113.20

104.20

102.70

123.60

172.90

Región metropolitana

547.60

718.20

967.60

1261.70

1755.00

2437.00

3230.00

Total país

3226.50

3726.20

4282.10

5023.30

5933.10

7374.00

8884.70

Tarapacá/total %

3.75

3.15

2.64

2.07

1.73

1.67

1.95

Depto. Arica/prov. Tarapacá

9.08

14.16

18.46

21.02

29.50

42.20

55.41

Fuente; Díaz y Méndez 1975

 

Entre los años 1907 y 1970 se puede apreciar un crecimiento continuo del Departamento de Arica. Si bien entre 1907 y 1952 el crecimiento fue moderado, desde 1952 a 1970 el crecimiento poblacional es brusco, del 29,5% al 55,41%, que en cifras significa un aumento de 30.000 en 1952 a 95.800 en 1970.

En cuanto a la población activa, se constata, según Méndez y Díaz (1970), que la región de Tarapacá reúne alrededor de un 2% de la población activa nacional, porcentaje que ha permanecido casi constante desde 1940.

De este 2%, la comuna de Arica aporta menos del 50% hasta 1960, alcanzando el 1,1% del total nacional a la fecha de 1970, que corresponde al 52% del total regional. En conclusión, entre 1940 y 1970, Arica presenta un aumento constante de la participación relativa de la población activa en la Región de un 17% en 1940, a un 52% en 1970. Si esta participación relativa con respecto al país se divide por sectores económicos, obtenemos el siguiente cuadro:

Ámbito-periodo

Minería

Servicios

Comercio

Industria

Agricultura

Arica-1940

0.1

0.6

0.4

0.3

0.1

1952

0.2

0.7

0.5

0.2

0.2

1960

0.5

1.1

1.1

0.6

0.3

1970

0.5

1.4

1.3

1.4

0.4

Tarapacá 1940

12.8

2.3

2.2

1.4

0.8

1952

9.1

2.0

1.7

0.9

0.8

1960

3.5

2.4

2.1

1.4

0.9

1970

3.0

2.5

2.2

1.9

1.2

 

En lo referente al P.G.B (producto geográfico Bruto) en la provincia de Tarapacá, mostró -en el lapso que se analiza del año 1952 a 1970-, un ritmo de crecimiento sostenido con la sola excepción del periodo 1967 – 1968. La tasa anual a la que creció su producto, ha sido casi siempre superior a la del país, solo el año 1961 y 1962, 1967 a 1969, el caso fue opuesto:

Tasa de crecimiento anual (%)

PERIODOS

REGIÓN

PAÍS

1952-57

4.1

3.2

57-60

4.8

3.5

60-61

8.0

6.0

61-62

3.9

5.1

62-63

9.7

4.7

63-64

9.2

4.0

64-65

9.3

5.1

65-66

17.8

7.3

66-67

4.8

2.5

67-68

0.3

2.4

68-69

2.7

3.3

69-70

4.9

3.1

 

La mayor tasa de crecimiento del PGB de la provincia se dio entre 1965-66, lo cual fue equivalente al 17%. Este se debe al crecimiento ocurrido en los sectores comercio, industria, agricultura y pesca.

La tasa de crecimiento industrial fue bastante superior al resto del país. La mayor tasa de crecimiento ha sido en los años 1961 – 1962 (24,1%), representando mas del doble de la tasa nacional, se debió al elevado ritmo de crecimiento que mostró la industria automotriz de esos años y la importancia que adquiere la industria electrónica.

Numero de empresas sector industrial de Arica: Fuente ASINDA

Industria

1970

1974

1976

Automotriz

11

5

2

Electrónica

25

21

15

Pesquera

4

4

4

Varias

65

43

36

Total

105

73

57

Fuente: Silva (1988)

De este modo, la industria automotriz, es la que se ve más perjudicada por esta política neoliberal: baja de 11 en 1970 a 2 en 1976. La industria electrónica baja en un orden del 40%.

El aporte de la JAA al sector vivienda constituyó un factor determinante en la construcción de conjuntos habitacionales-, sectores urbanizados y equipamiento comunitario. A través del convenio entre la JAA y el MINVU, se materializaron obras que paulatinamente fueron cambiando la fisonomía urbana de la ciudad.

Gastos de la JAA sector vivienda.

Año

Gasto %

1964

16,80

1965

22,86

1966

13,62

1967

20,06

1968

19,98

1969

16,00

1970

15,11

1971

14,70

Fuente: Silva (1988)

El gasto de vivienda realizado por la JAA entre 1964-1971 es relativamente equilibrado. Solo en los años65, 67 y 68 se observa un mayor gasto. Comparativamente, con los otros sectores, este ocupa el segundo lugar después del de obras públicas.

En el siguiente cuadro se pueden observar sectores beneficiados por la JAA entre 1964 y 1971.

Año

Pesca

Turismo

Energía

Servicios

1964

0,02

0,67

10,89

5,79

1965

0,02

0,65

9,82

6,15

1966

0,83

0,95

9,10

5,86

1967

0,38

2,04

5,50

2,41

1968

1,30

3,06

1,69

7,17

1969

1,05

6,34

1,63

12,85

1970

-

5,09

8,45

11,35

1971

-

8,90

9,34

9,47

Fuente: Silva (1988)

El sector pesquero es el que recibe menos aportes de la JAA, aumentando levemente desde el 64 al 69, sin embargo en los años 70 y 71 no hay aportes de la JAA. Los sectores que se mantienen relativamente estables son el de energía y servicios.

Producción industria electrónica Nacional y Regional 1963-73 (unidades)

Producto

1963

1965

1967

1969

1971

1972

1973

Tasa de crecimiento anual 65-69

Tasa de crecimiento anual 69-73

Televisores

País

7.240

1.700

70.000

102.000

158.381

190.170

153.543

56.51

10.77

Arica

7.241

17.000

55.000

90.642

127.499

156.351

116643

51.96

6.51

Arica/país

100.0

100.0

78.6

88.9

80.5

82.2

76.0

Tocadiscos

Arica/país

28.6

27.9

_

24.6

39.3

35.3

45.9

37.26

16.49

Fuente: cifras 1963-69; país Errázuriz, Leiva y Talba

Número de empresas y sus tipos en Arica entre 1974-76

Tipo de empresa

1974

1975

1976

Automotrices

5

5

2

Electrónicas

21

21

15

Pesqueras

4

4

4

Otros rubros

43

43

36

Total

73

73

57

s

Tipo de empresa

Mano de obra

1974

1975

1976

Automotrices

1892

662

1119

Electrónicas

3075

1764

1119

Pesqueras

850

991

1054

Otros rubros

210

1673

1251

Total

8.027

5.029

4.029

Fuente: ASINDA


Partes: 1, 2, 3, 4, 5


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • The new route: dollarization - The Argentine case

    A brief history of Argentina monetary procedures. The cost of the Seinoriage lost. Interest rates. The consumers in a do...

  • Comercio internacional

    El financiamiento y la asistencia internacional. Inversión extranjera directa. Organismos internacionales. Acuerdos come...

  • Modelo Económico

    Definición. Problemática económica que se pretende resolver. Estimación del modelo a priori. Variables, definición y mag...

Ver mas trabajos de Economia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.